Cuentos para el andén Nº53

Page 13

andéntres

son grandes, me quedan grandes, son alemanas, mamá. Ella cruza las piernas. Las descruza. Su pelo teñido de rojo se estira en las puntas, se arquea el vello depilado de sus cejas. A mí me quedan perfectas, me dice. Suena un clic. Otro clic. Clic, clic. El definitivo clic. Y el salpicadero se enciende en mi coche pequeño. Se alarma de que una de las dos no lleva puesto el cinturón de seguridad. La miro a ella, en mi pie derecho su miedo. Y acelero. Me pasa siempre que recibo un regalo de los suyos. Mi madre es alemana. Tiene unas piernas larguísimas. Una casa grande. Y no soporta las zapatillas. No me soporta a mí. Pero tampoco la velocidad.

twMicrorrelatos inéditos. Lola Vivas pertenece a la cuarta promoción del Máster de la Escuela de Escritores donde actualmente es profesora. Autora de dos novelas, Hola tesoro y Oscilación, algunos de sus relatos han sido publicados en varias antologías. Actualmente trabaja en un libro de relatos.

13