Page 5

andénuno

Tres microrrelatos de Ernesto Ortega

Desesperando “A la cola, como todo el mundo”, nos dijo un señor de corbata. Como mi mujer estaba embarazada y le resultaba incómodo pasar tanto rato de pie, prefirió esperarme en casa. Mientras avanzábamos salió de cuentas. El día que dio a luz no me atreví a ir al hospital, no fuera que me quitasen el sitio. Ahora viene todas las tardes con el niño a traerme un bocadillo de lomo. Así lo veo. En mayo hará la primera comunión. A ver si para entonces… De momento, aquí seguimos. Cada vez falta menos, aunque ya no recuerdo por qué habíamos venido.

Génesis NOS conocimos en la barba de un hipster. ¿Que cómo fuimos a parar a allí? Ninguno de los dos lo sabe con exactitud. Era una época en la que andábamos desorientados, sin saber muy bien qué hacer con nuestras vidas. Yo acababa de salir de una relación muy absorbente y ella se había marchado de casa porque no soportaba a su padrastro. Al principio nos evitábamos. Era una superficie tan frondosa y extensa que había espacio suficiente para que cada uno hiciese su vida. Pero una tarde que nos aburríamos, empezamos

5

Cuentos para el andén Nº52  

Con este número cumplimos cinco años, 1.825 días dedicados al relato, más de 500 cuentos publicados que suman más de 1.000 minutos llenos de...

Cuentos para el andén Nº52  

Con este número cumplimos cinco años, 1.825 días dedicados al relato, más de 500 cuentos publicados que suman más de 1.000 minutos llenos de...

Advertisement