Page 27

entrecocheyandén

junto al cobertizo donde metieron a Pintu. Sin pensarlo, sacó del abrigo el hacha que llevaba siempre consigo. Abrió la puerta y vio a Pintu en el suelo, a punto de perder su aliento. Un matarife iba a acabar con sus relinchos para trocearlo y colgarlo en unos ganchos metálicos. Xurde lo olía, lo sabía. Ya se lo había bramado cien veces su padre. Ahora lo comprendía. De un salto se plantó ante el carnicero. Soltó un aullido de guerra y le abrió el cráneo con un solo golpe de hacha. Manchado de sangre, liberó a Pintu, montó sobre él y escaparon al bosque como estrellas fugaces. Mucho sudaron esa vez hasta poder esconderse. Se refugió en una cabaña solitaria, de esas que solo usan los vaqueiros de alzada en verano. En su cabeza retumbaban las palabras mil veces vociferadas por su padre hasta desgañitarse. Las que tanto incendiaban sus oídos. "¡No hagas tanto el indio!" "¡Sé una persona normal!". Su destino no le abandonó. Xurde por fin lo era. Siempre lo había querido. Un indio normal cuidando de su amado caballo, que nunca, nunca, sería troceado salvajemente por nadie.

tw Xuan Porta nace en Gijón/Xixón en 1971 y es licenciado en Biología por la Universidad de Oviedo/Uviéu. Dirigió la revista cultural El Canciu'l Cuélebre. Ha publicado artículos en prensa asturiana y múltiples revistas y, junto a otros autores, la recopilación Xuegos infantiles p'anguañu, y Llagares de sidra natural de Nava y Villaviciosa. Ha recibido varios galardones de relato, microrrelato y poesía.

27

Cuentos para el andén Nº50  

Amores compartidos y solitarios, miedo, crítica al clasismo, algo más de miedo y un poco de reflexión sobre las ciudades que nos ¿acogen? To...

Cuentos para el andén Nº50  

Amores compartidos y solitarios, miedo, crítica al clasismo, algo más de miedo y un poco de reflexión sobre las ciudades que nos ¿acogen? To...

Advertisement