Page 13

andéndos

El sacrificio Silvia Fernández

NO era sencillo encontrar la ocasión para matarlo. Desde que mamá había traído al cerdo, Marian y yo comprendimos que debíamos sacrificarlo. Un mal paso podía resultar funesto, pero a ninguna de las dos iba a asustarnos. Fue una tarde lluviosa. Dos horas antes, cuando mamá entró en casa canturreando, sospeché que algo le ocurría. Siempre ha odiado la lluvia y aquella vez no se entretuvo en secarse el pelo. Me llevó al cuarto de estar. Tuve que sentarme a su lado y, con voz remilgada, me dijo: «Hija, tienes que entenderlo. Quiero que viva con nosotras». Intenté librarme de sus manos, que siempre me sujetaban cuando quería convencerme. «Mariana, somos una familia, ¿verdad? Ahora iré a buscarlo». Marian y yo nos compenetrábamos a la perfección sin necesidad de hablar. Ella permanecía oculta tras la lámpara de pie del vestíbulo, tan sorprendida como yo, sin terminar de creerse lo que escuchamos. Inmóvil. Su cuerpo delgado de pronto se irguió. El perfil tenso y sus puños cerrados eran mi vivo reflejo. Mientras se abrochaba el impermeable, mamá añadió: «Solo te pido que lo cuides cuando me vaya al trabajo». Al salir a recogerlo, las baldosas del comedor seguían mojadas. Pero no las fregamos. Nos apetecía trepar al árbol y sentarnos en el hueco de las ramas. No, ese cerdo no debía vivir con nosotras. Acabaríamos con él. Ya nos imaginábamos empuñando los cuchillos y matándolo juntas. Desde las alturas, vimos a mamá volver con el cochino. Mi madre se reía al saltar de la furgoneta. Una risa estúpida, un maldito grajo graznando. Cuando se cansó de gritar «¡Mariana!» al pie del árbol y se dirigió a casa, dejé de hacerme la sorda y descendimos. Noté hambre. Al entrar en la cocina, me encontré al cerdo atiborrándose. Emitía unos gruñidos repugnantes pero a

13

Cuentos para el andén Nº49  

Julio Jurado nos trae un lobo feroz que nos pondrá patas arriba, Silvia Fernández nos habla de los conflictos de compartir casa con el ganad...

Cuentos para el andén Nº49  

Julio Jurado nos trae un lobo feroz que nos pondrá patas arriba, Silvia Fernández nos habla de los conflictos de compartir casa con el ganad...

Advertisement