Page 15

andéndos

Ley de vida SALEN sigilosamente de las habitaciones de sus hijos después de haberles arropado y de haberles dado un beso, la tibieza de la piel sonrosada todavía en los labios, el tacto sedoso del cabello infantil aún en los dedos. Todas ellas tienen una sonrisa triste porque saben que esta es la última noche que arropan, besan y tocan: mañana ellos ya serán hombres que huyen de sus madres.

Indicios o esperanzas PERO nunca, sin saber bien por qué, dejarán de mirar hacia arriba. Porque era de noche cuando desapareció todo: primero, las plantas y las flores; después, los animales. Desde entonces ya no se escucha a las vacas mugir ni a los perros ladrar. El silencio se adueñó de las calles y un viento helado se coló por cada rendija de las casas. La gente se acostumbró a caminar entre la niebla, con la espalda encorvada. Se fueron encogiendo, disminuyendo, diluyendo. Aunque no pueden evitar seguir escudriñando el cielo en busca de una señal.

tw Microrrelatos inéditos, pertenecientes a la serie "Microrrelatos para leer en el tren" Lidia Sanchis Sorribes. Burriana, 1967. Licenciada en Ciencias de la Información por la Universitat de València. Empezó su andadura profesional en la Cadena SER. Colaboradora en diversos periódicos de la Comunitat Valenciana: Castellón Diario, Las Provincias, Levante EMV. Delegada en Castellón de Mini-Diario. Redactora en el Periódico Mediterráneo. Los últimos quince años ha trabajado como editora, locutora y redactora en Ràdio 9, en la delegación de Castellón de RTVV, hasta su cierre el 29 de Noviembre del 2013.

15

Cuentos para el andén Nº45  

Si lees este número de Cuentos para el andén iniciarás un viaje, varios en realidad, y te arriesgarás a descubrir que un beso en una estació...

Cuentos para el andén Nº45  

Si lees este número de Cuentos para el andén iniciarás un viaje, varios en realidad, y te arriesgarás a descubrir que un beso en una estació...

Advertisement