Page 5

andénuno

Un pasajero bebé Bram Stoker

UNA noche nos hallábamos viajando al oeste de las Rocosas en un tren nocturno que amenazaba con hacernos saltar los dientes cada vez que se alteraba el deslizamiento del coche cama sobre la vía. Viajar por esa parte del mundo, desde luego en los tiempos a que me refiero, resultaba bastante duro. Los viajeros eran casi siempre hombres, todos agotados por el trabajo, todos muy irritables e intolerantes con cualquier incidente que interfiriese en el tiempo dedicado al descanso y menoscabase sus energías. Cuando se viajaba de noche las camas de las literas se hacían muy pronto y, como los trenes nocturnos estaban integrados en su totalidad por coches cama, lo único que uno podía hacer era acostarse enseguida y dejar transcurrir el tiempo durmiendo. Esa medida le convenía a todo el mundo, pues la mayoría de los pasajeros solían estar extenuados por el trabajo diario. Es de comprender que en tales circunstancias las mujeres y los niños pudiesen constituir elementos perturbadores. Afortunadamente, era raro que viajasen de noche y las mujeres, además, con esa consideración hacia las necesidades de los hombres de su familia que siempre he percibido en las trabajadoras norteamericanas, solían dedicarse a mantener a los críos en silencio. El tiempo era inclemente y los estornudos y las toses estaban a la orden del día. A los ocupantes de las literas, todos hombres, ese barullo les provocaba cierta irritación, y más aún porque la mayoría de ellos participaba en el coro general de ruidos, que sonaban amortiguados por edredones y cortinas, de modo que era imposible localizar a ningún culpable específico de la profanación colectiva. Al cabo de un rato, sin embargo, los diversos cambios de postura, a medida que nos reclinábamos o tumbába-

5

Cuentos para el andén Nº38  

Este número comprobamos cómo el creador de Drácula, Bram Stoker, también trabajaba el relato breve abandonando el género fantástico para ade...

Cuentos para el andén Nº38  

Este número comprobamos cómo el creador de Drácula, Bram Stoker, también trabajaba el relato breve abandonando el género fantástico para ade...

Advertisement