Page 9

andéndos

Preocupaciones de un empleado de oficina Fernando Cañero

SI en el transcurso de esta tediosa mañana de otoño Lasa irrumpe en la oficina del modo enérgico y huracanado que le caracteriza, grita qué hay, buenos días a todos, mientras se deshace del sombrero -que permanece todavía un buen rato batiendo el aire desde una percha-, se desabrocha mediante un golpe de muñeca el botón superior de la blazer, abre y cierra las manos dos veces de esa forma que tiene Lasa de abrir y cerrar las manos, como si estuviese diciéndole hola a un niño, se lanza hacia su mesa con su aire deportivo y algo brutal de cada mañana y -a mitad de trayecto- se detiene ante mi escritorio para saludarme mediante el habitual aplauso ante mis ojos, me veré impelido a asesinarle. En efecto, en el caso de que Lasa aparezca por aquí en el transcurso de esta tediosa mañana y obre del modo antedicho, yo -se lo juro a ustedes por mis muertos- me levantaré con parsimonia de mi silla giratoria, tomaré en mis manos esta Olivetti tan grande y de apariencia tan contundente -acero, carbono, aluminio- que tengo ante mis narices y la hundiré sin demora en su cráneo de un único y descendente golpetazo. Será fácil hacerlo. En realidad es incluso posible que nadie -excepción hecha del propio Lasa- se dé cuenta de nada, al menos en un primer momento. Quizás -es un suponer- la primera que advierta el suceso sea la señorita Rusa. Tarde o temprano le llevará una taza de café al malogrado Lasa y, para hacerlo, se verá obligada -como a mitad de camino- a pasar ante mi mesa. Entonces le verá. Lo más probable es que pegue un grito y que se ponga hecha una loca, la señorita Rusa tiene pinta de ser bastante histérica. En caso de que sea eso lo que suceda, el día terminará de forma embarazosa y multitudinaria, entre declaraciones juradas y amenazas familiares. Un fastidio. Pero yo prefiero pensar que lo que ocurrirá será muy diferente.

9

Cuentos para el andén Nº35  

Este Cuentos para el andén trae novedades: publicamos un relato de Cuentos como Churros inspirado en una de las fotografías que ves en el mu...

Cuentos para el andén Nº35  

Este Cuentos para el andén trae novedades: publicamos un relato de Cuentos como Churros inspirado en una de las fotografías que ves en el mu...

Advertisement