Page 17

cuentoscomochurros

la saliva acaba impregnando el cuello, baja por la nuez de Adán o de Eva, organiza una expedición a la clavícula, y cuando quieres darte cuenta la mano se va sola y los dos novios ruedan por el suelo, es inevitable, mordiscos y botones que saltan por los aires, y es aparatoso levantar la falda de la novia, las capas de tul y de candidez, respiración entrecortada y caníbal, la fría piedra de la escalera del altar contra el omoplato indefenso, y el párroco que no sabe qué decir y que no dice nada, y la gente extra-

ñamente silenciosa, las niñas que segundos antes cargaron el anillo con ilusión prístina ahora con la boca abierta, descubriendo en vivo y en directo el milagro que une a un hombre y una mujer, los dedos que apartan las bragas de encaje, y jadeos y convulsiones y un chupetón que seguro dejará marca, y muy cerca el fotógrafo duda, porque esto no es algo que pase todos los días, pero a fin de cuentas él es un profesional, así que se acuclilla junto a la pareja, busca el ángulo más evocador, hace zoom y salta el flash, la escena queda inmortalizada, la cara

17

Cuentos para el andén Nº34  

En esta edición de Cuentos para el andén iniciamos una andadura en paralelo con Cuentos como Churros, que envolverán un rico desayuno en est...

Cuentos para el andén Nº34  

En esta edición de Cuentos para el andén iniciamos una andadura en paralelo con Cuentos como Churros, que envolverán un rico desayuno en est...

Advertisement