Page 9

andéndos

La campanilla Carmen Peire

TRAS muchos años sin volver, evasivas y excusas, estoy ante la casa familiar, dispuesta a recuperarla con calma, abriendo los rincones para que cuenten el por qué de mi ausencia. La brisa mece recuerdos, al salir de la escuela, almendrucos robados, de vuelta del río, regresando siempre. ¿Por qué no he seguido? Era parte de mí, muy dentro, cobijo y rechazo. ¿Qué predomina? Las noches de verano en el porche eran los grillos y el canto de las lechuzas. Al subir los escalones he cerrado los ojos, como cuando niña, por si controlo aún el espacio. Pero mi zancada ahora es más grande. Por las contraventanas he mirado al interior, las manos, orejeras sobre el cristal, todo dormido, la luz que empieza el rescate. Siento resistencia en los goznes, aunque no vence: consigo abrir la puerta. La cocina parece más pequeña, ahí está la mesa familiar donde comíamos o temblábamos de miedo con historias de mayores, yo con calcetines, balanceando los pies y tapándome la cara para no asustarme. Naftalina y leche de cabra, un respiro para continuar, un café.

9

Cuentos para el andén Nº28  

En este número 28 de Cuentos para el andén publicamos a los 10 seleccionados del I Concurso Colaborativo, participaron entre 213 textos de 8...

Cuentos para el andén Nº28  

En este número 28 de Cuentos para el andén publicamos a los 10 seleccionados del I Concurso Colaborativo, participaron entre 213 textos de 8...

Advertisement