Page 9

andéndos

Te q Carlos Frontera

NO tiene sentido dejar de quererse. Es un disparate dejar de quererse, una aberración. Que hayas querido tanto y ya no. Que te hayan querido tanto y ya no. Que te baste algo de dinero y las llaves para salir de casa. Que seamos capaces de captar el eco del Big Bang y que yo no pueda volver a escuchar tu risa en la cocina. Huellas del Big Bang, joder, que ocurrió hace 14.000 millones de años, y que de las rojeces de tus arañazos no quede ni rastro. Me dices "te quiero" y el eco de tu declaración permanece una, dos, tres, ocho primaveras, y en seguida se transforma en óxido, en bruma, en nada. Algo de dinero y las llaves. No es lógico. Arena en los ojos, ceniza en los bolsillos. Es de locos dejar de quererse. Y sin embargo. Sin embargo me llamas, con una voz que no acaba de ser la tuya me llamas para comunicarme lo del banco. Lo del banco. Es demencial. Que para el banco siga existiendo tu voz en la cocina y yo tenga que conformarme con este aullido distorsionado. Que haya sobrevivido con un puñado de monedas y unas llaves todo este destierro sin ti. No tiene sentido. Lo del banco entonces.

9

Cuentos para el andén Nº27  

Este mes en Cuentos para el andén sólo hemos publicado relatos inéditos, estrenamos web, publicamos al ganador del II Concurso de Relato Bre...

Cuentos para el andén Nº27  

Este mes en Cuentos para el andén sólo hemos publicado relatos inéditos, estrenamos web, publicamos al ganador del II Concurso de Relato Bre...

Advertisement