El día que Mariquita dibujó una pelusa gigante

Page 1

El día que

dibujó una pelusa gigante

José Carlos Román Zuriñe Aguirre




A mi hermana Nuria. Gracias por confiar siempre en mí. — José Carlos Román — A mi pelusa favorita, KoxKa, siempre fiel, queriéndome, siempre a mi vera... ¡ojalá estés siempre! — Zuriñe Aguirre —

Cuento de Luz™ se convirtió en 2015 en una Empresa B Certificada©. La prestigiosa certificación se otorga a empresas que utilizan el poder de los negocios para resolver problemas sociales y ambientales y cumplir con estándares más altos de desempeño social y ambiental, transparencia y responsabilidad.

El día que mariquita dibujó una pelusa gigante © 2020 del texto: José Carlos Román García © 2020 de las ilustraciones: Zuriñe Aguirre © 2020 Cuento de Luz SL Calle Claveles, 10 | Urb. Monteclaro | Pozuelo de Alarcón | 28223 | Madrid | Spain www.cuentodeluz.com ISBN: 978-84-16733-89-7 Reservados todos los derechos


El día que

dibujó una pelusa gigante José Carlos Román Zuriñe Aguirre



En el bosque, el día comenzó como cualquier otro día. Todos los animales se levantaron muy temprano, desayunaron y se prepararon para ir a la escuela. Bueno, todos menos el pequeño y lento Caracol que, como siempre, era el último en acabar su desayuno.


La mañana transcurría de lo más normal en el aula: resolvieron problemas de matemáticas, descubrieron el nombre de bosques lejanos, aprendieron una nueva canción y anotaron en su agenda la tarea para el día siguiente: —Pequeños, tenéis que traer todos el dibujo de un elefante —les mandó Doña Libélula.




Al día siguiente, la maestra revisó uno a uno los preciosos elefantes que sus alumnos habían dibujado:

A mí me ha ayudado mi papá —dijo Luciérnaga. —Mi hermana me lo ha dibujado y yo lo he coloreado —comentó Escarabajo pelotero. —¡A mí no me ha dado tiempo a acabarlo! —gritó pequeño Caracol.


—Vuestros dibujos son todos preciosos. ¿A ver tu elefante, Mariquita? —Yo lo he dibujado sola, maestra.


—Pero... pero... ¿esto qué es? —gritó Doña Libélula. —¡Una pelusa gigante! —respondió Mariquita.






El día que Doña Libélula le pidió a sus alumnos que dibujaran un elefante, Mariquita sorprendió a todos dibujando una pelusa gigante, creando una gran preocupación entre todos los animales del bosque... ¿Por qué habría hecho algo así? El día que Mariquita dibujó una pelusa gigante es una historia sobre el valor de la creatividad, la imaginación y la libertad de expresión.