Issuu on Google+

El Culo del Mundo ______________________________ Revista de literatura alternativa

Nº 5 – Diciembre 15 de 2009

Cuento – Poesía – Crónica – Epístola – Ensayo


El Culo del Mundo SUMARIO

[El hoyo negro]

Volpi: the new generation (Continuación) [6] Hamburguesas y cicatrices [11] Tu ausencia pura [14] Reconversión del poeta maldito [14] Hombre planta (Continuación) [15] Después de la tormenta [19] Definición [20] Otra definición [21] El amor es Pedro Infante cantando en un cd pirata [22] El campeonato del Santos [24] Oración para un dios muerto [26] Voz: parque del insomnio [28] Todos quieren ser Bukowski [29] The last beautiful free soul on this planet [31] Cabezas y hombros [32] Respuestas físicas a la música [33] Aliteración anónima [35] Lima y Cusco [35] Poem Light II [39] Luz húmeda [39] A mi pequeña Marionette [45]

[Culos, ergo sum]

La disonancia de la desnudez [48]

-2-


El Culo del Mundo

Culeristas:

En portada:

[H. Consejo Editorial]

Tristana Landeros

Armando Pacheco

Luis Valdez

Ricardo Paredes

[Coordinación general]

Adán Reyes Román

[Difusión]

Luis Valdez

[Contacto] cudemun@gmail.com

Sin Título Jazmín Matías Bravo

http://cudemun.blogspot.com http://twitter.com/cudemun

-3-


El Culo del Mundo Nota editorial

¿Cuánto cuesta la navidad?, o mejor dicho, ¿cuánto costará la navidad este año? Y más aún, cómo pensar en la navidad cuando

el

año

que

comienza

se

abalanza

como

un

toro

embravecido con las puyas eléctricas de los impuestos, la insensatez e inhumanidad de quienes deciden quien paga y quien no, claro, nunca ellos. Todo esfuerzo

será

más

caro,

para

ser

conseguido,

inexistente

suplirán

las

todo

marcas

necesitará las de

un

cartas

Mattel,

plus al

Mi

de

santo

Alegría,

Xbox, por las marcas Nissin, La Moderna, Nutrileche, y comenzarán

a

escribirse

desde

febrero

(o

en

lo

que

se

termina el pavo sobrante de la cena de Año Nuevo). Y ¿quién sufre más? Pues mire usted, el pueblo que para eso está. ¿Quién se aprieta las tripas para que la (medio) comida que le toca al día sea suficiente? Pues verá usted, ¿caso la gente no tiene esa obligación para mantener las sacrosantas cuentas de los señores que van al congreso? Pues no, pero así

nos tienen, y mientras tanto los que se

tienen que joder son los que menos tienen (como siempre). En esta ocasión El Culo del Mundo tiene ese aire de protesta literaria, de irreverencia que se rehúsa a ser subyugada

bajo

formas

establecidas

y

potencialmente

cercenadoras de la libre expresión. Si las cartas al santo barbón no le traen resultados, hágalas llegar a El Culo del Mundo, por lo menos nos reímos entre todos para no perder el sentido del humor ante una realidad que nos pica las costillas con el descaro del ladrón descubierto que sólo ríe como idiota, escondiendo la mano y diciendo “yo no fui”, mirando a los ojos. Bienvenidos sean a El Culo del Mundo, con las cartas por delante. Adán Reyes Román

-4-


El Culo del Mundo

El Hoyo Negro

-5-


El Culo del Mundo Volpi: the new generation [Continuación] Monchie

[…] Al terminar de culear Naty abrazó muy fuerte a Volpi: -¿Qué pasa Naty? -Es que hay algo que no sabes de mí, amor Volpi si lo sabía -No te preocupes, no te juzgaré por nada de tu pasado. -El punto es que no puedo contártelo, y no sé si algún día pueda hacerlo. Volpi tuvo una erección prolongada y entonces Naty lo tomó con más fuerza aún y le empezó a hacer sexo oral precipitadamente y chillando. -Todo estará bien mi niña- dijo Volpi mientras Naty le hacía sexo oral chillando, y éste no podía hacer nada más que imaginarse una y otra vez el video de ella. Se vino dos veces en su boca, y sintió que algo había sido estropeado dentro de él, que tras su semen había dejado escapar su vida, que la persona que estaba ahí era otro Volpi, uno más orejón y feo. Por ese tiempo Volpi empezó a cultivar la poesía, en parte porque a Naty le gustaba y en parte porque un cholo le había regalado un compilado de poemas de Arthur Rimbaud, no muy malo. Sus primeros poemas eran más bien darkies, algo así como: Estas manos de rojo están manchadas por todas las veces que yo en mis sueños te he asesinado con tanta pasión Enjuagaremos aquellas veces que dijiste que me amabas un poco de veneno y aguarrás

-6-


El Culo del Mundo sumérgete un poco más Porque tú muerta ya estás muerta estará puedes estar tranquila pues sólo en sueños me atrevo a matar Claro que conforme iba incrementando sus lecturas y ejercitando su escritura, Volpi se adentraba más en el mundo de la poesía, elevando el nivel de los temas que trataba

y

la

manera

de

abordarlos,

para

él

era

una

revelación espiritual, no sabía que el arte podía tener el poder de cambiar vidas. De ahí en adelante, con el apoyo incondicional de Naty, participó en varios concursos de poesía,

de

Universidad.

esos Por

que

sólo

suerte,

o

ganan quizás

los

maestros

debido

a

la

de

la

calidad

incuestionable de su obra, ganó el primer lugar del Primer Concurso de las Flores Varias del Pueblo, de Puebla. El poema que daba inició al poemario se llamaba La existencia está en otra parte y era un homenaje a Rocío Dúrcal: Sé que está en algún lugar mejor en donde no hay abuso fuera de este mundo quiero encontrar el medio para yo poder hablar con ella poder decirle a ella que aquí todo está peor que al igual que ella mi voluntad también murió le quiero platicar que todo sale mal que yo la alcanzaría teniendo la oportunidad Sé que ella se siente mejor allá no hay suplicio sería muy impulsivo

-7-


El Culo del Mundo el utilizar el medio y llegar a lo desconocido sentirla al lado mío y decir que todo está peor que al igual que ella mi esperanza se murió la quiero abrazar que todo sea igual mi vida ya es tan triste nunca jamás se marchará. Me debería de acordar debo yo recordar y sentir que es mejor no creer en el amor así como ella lo oyó la debería de odiar por dejarme aquí pero ella lo escogió soy un simple amante loco yo he aprendido mi lección. Desde ese momento Volpi se dio cuenta que no había limites en su talento, por lo que comenzó a practicar de igual modo el ensayo y la novela, llegando a participar en concursos nacionales, de esos que sólo ganan directores de los institutos de cultura, y también en éste rubro corrió con suerte, en uno de esos golpes del destino Editorial Alfaguara le ofreció publicarle una novela y un libro de ensayos. La condición era que la novela debía tratar un tema “muy mexicano” y la colección de ensayos debía versar en

torno

a

desentrañar

los

sistemas

políticos

de

Latinoamérica. Volpi rechazó la oferta porque pensó que las condiciones

que

imponía

la

editorial

mermarían

su

creatividad, así que con sus ahorritos decidió formar una editorial

independiente.

Ediciones

-8-

Botadero

comenzó

sus


El Culo del Mundo actividades con el nuevo milenio acercándose, sus primeras publicaciones fueron la novela de Volpi 1999 ¿Fin de la mexicanidad?, y su texto ensayístico Latinoamérica es un pinchi pueblo culero al sur de Estados Unidos. Volpi siguió escribiendo cada vez mejor, pronto obtuvo el

reconocimiento

intelectuales volvió

del

de país,

familiar

frentes rostro

para

que

entusiastamente no

su

hasta

analfabetas,

pero

los

era

todos

feliz,

se los

compraban sus

audiolibros,

hasta

le

salieron

almorranas de la tristeza. Volpi no comprendía por qué a raíz de su accidente había ido metiéndose en esa telaraña literaria, que era una mierda, y empezaba a apestar cada vez

más.

Fue

la

primera

vez

que

Volpi

pensó

dejar

de

escribir, pero aquello era más fuerte que él, como una droga, por cierto... Una noche Volpi y dos de sus amigos escritores fueron a un hotel barato, y por 50 pesos compraron una dosis de droga, que él apadrinó. La habitación no te causaba mucho, ahí, las tres personas apenas cabían, a medio sentar sobre una cama distendida y en el centro una especie de papelito plateado. En ese hotel no se intercambiaba amor, sólo dosis perfectas

de

transparencia

perturbación en

el

empaquetada,

devenir

como

fluía

dedos

de

algo,

una

los

pies

hinchados. No prevalecía la amabilidad y la cortesía de los mundos

artificiales,

pero

la

superficie

insensible

(y

porosa) de sus cuerpos emitía figuras dolorosas, nada había que

se

pudiera

ocultar,

lamentablemente

esa

imagen

no

resultaba de las apariencias, era estúpidamente real, una angustia que se precipitaba en el ambiente como cuchillos ultrafilosos, no sudaron ni se dirigieron mucho la palabra, los comentarios eran más bien gestos semiarticulados que todo

mundo

dio

por

entendidos, -9-

el

hecho

no

fue

muy


El Culo del Mundo memorable ni les dejo un gran aprendizaje, ni siquiera una consideración sobre las decisiones a tomar con respecto a su estilo de vida, sin embargo, como un hecho totalmente aislado, a todos les dio por escribir un libro, el mismo libro... -A mi se me antoja una historia llena de enredos innecesarios, algo de los 90s que tenga que ver con drogas. -Qué te parece escribir un relato autobiográfico de nuestra adicción a las drogas, eso si que patearía culos... Hubo un silencio profundo y Volpi comenzó a hablar: -Desde que Danny Boyle se vio en la necesidad de rechazar la realización de la segunda parte de Trainspotting, el uso de los estupefacientes como fuente motora de la anécdota en una narración se ha vuelto motivo de burla entre las clases cultas de nuestro país. Para todos es evidente que el tema de las drogas forma parte de la limitada parafernalia del Siglo XX, en la que los autores buscaban justificar la mediocridad

de

sus

ideas

bajo

el

estandarte

de

la

“experimentación”. Hoy esas ideas suenan tan ridículas como los conceptos de literatura feminista o literatura gay. Los

dos

amigos

de

Volpi

se

prendieron

de

un

curioso

aluminio y expresaron al unísono: -Volpi, no cabe duda ERES EL PUTO REY DEL CRACK

Ese

día

Volpi

se

levantó

de

manera automática, dio varias vueltas al vecindario y terminó cagandose en la

puerta

desde

ese

de

la

momento

casa

del

volvió

a

vecino, ser

el

imbecil de antes, y publicó 3 novelas más. Por novela

cierto, de

- 10 -

sobre

Volpi,

la el

última crítico


El Culo del Mundo especializado Christopher Domínguez escribió: A pesar de tener una línea argumental contundente, y de llegar en momentos a la genialidad, Volpi la caga al final... Y es que (continuaba Christopher) Volpi parece ser profundo en un primer instante, nos engaña con su lenguaje sobrio y desprovisto de emociones, es un embustero del idioma, vive ofreciéndonos falsas metáforas prefabricadas, pero al final nada termina de cuajar, Volpi la caga. Al

día

siguiente,

sin

saber

por

qué,

Christopher

Domínguez se levantó, dio varias vueltas al vecindario y se cagó

en

la

puerta

de

su

vecino.

Lo

más

raro

era

que

Christopher se había encontrado desde su nacimiento en un estado de estreñimiento permanente. Esa ocasión algo dentro de él se liberó, y en todas las personas que decidieron dejar

escapar

desde

entonces

esa

mierda

que

cubría

agresivamente sus corazones.

* * *

Hamburguesas y cicatrices María Montelongo

He probado tu mitad, después de amarte una vez, no me ha parecido tan mal comprobar la otra mitad de vez en vez. Hamburguesas y cicatrices es lo que has dejado sobre la mesa. Te has ido hace un par de horas, con la promesa que volverás del supermercado donde has ido por cigarrillos y goma de mascar. Han pasado las horas y el semen de nuestro encuentro se escurre como aderezo a lo largo de la mesa.

- 11 -


El Culo del Mundo Esta mañana antes de tu visita,

he aseado la casa y

me he puesto loción en todo el cuerpo. Llegas con tus tacones que se clavan en la espalda y una falda que te aprieta los pesados glúteos que se apoderan de mi pelvis, moviéndose de arriba hacia abajo. El teléfono suena, timbra algunas veces y se acciona la contestadora. Te reportas en una larga fila de autos, han

atropellado

a

un

chico

repartidor

que

iba

en

motocicleta y te has sentido mal, así que has tomado otra ruta y llegarás más tarde de lo esperado. Cuelgas. Pienso en momentos antes de que te fueras para mitigar la desesperación de estar atado y el ardor en las muñecas. Tú, tremenda e inagotable sobre mí, como un pan suave sobre la

carne

de

hamburguesa,

mordiendo mis extremidades. Te has portado mal toda la semana y

has

salido

temprano

del

trabajo con el pretexto de ver al

médico.

Llamas

antes

de

llegar a casa y me provocas con las cosas que salen de tu boca. Picosa, te has puesto hoy de sobrenombre y dices que estás caliente como un bollo recién salido

del

panadero.

horno

Sucia

ha

de

algún

sido

otro

día y extremadamente pegajosa, difícil de detener y despegar de este cuerpo que ahora me arde. La punta de tus tacones sobre mi espalda, el calzón de seda sobre mi rabo y tu cuerpo

esplendoroso

y

fornicado

por

los

mismos

dioses que me han dejado atar por ti, hermosa gorda.

- 12 -

grandes


El Culo del Mundo EL

teléfono

suena

nuevamente y de la ruta en

donde

venías,

te

ha

entrado una llamada del trabajo y has tenido que regresar, las

me

dices

que

de

las

llaves

esposas están debajo de mi espalda. Cuelgas, tan cachonda como siempre. He pensado levantar la

espalda

y

darme

una

vuelta como la carne en el

asador,

funcionará, el

aparato

no

pienso

con

ya

frío

porque no vendrás hoy de vuelta. Muevo la espalda como si me untarán aderezo, hago presión sobre la altura del pecho, levanto y dejo caer la espalda como cuando estabas encima y tan clavada en mí, dando y dando como un martillo a un clavo. Te has subido tanto a esta mesa, enfurecida de amor y de pasión, que se ha provocado un gran colapso y como cada mañana cuando vuelvas a oler mi loción, te encontrarás con la sorpresa que has dejado, un tremendo trozo de madera que me atraviesa como una pala de carne para asar.

- 13 -


El Culo del Mundo

Tu ausencia pura Juan Miguel González

Vengo de ver el mar, vengo de verme mirar lo que me duele si lo miro. Vengo del desaliento y del suspiro que todo exhala, por compadecerme.

Vengo de recordarte y malquererme, la sien avergonzada, porque el tiro en noche no cuajó, porque respiro en todo cuanto quiere retenerme.

Vengo del mar y de morder las rosas, de buscarte, Señor, en la basura, desde donde me llamas y me acosas.

Vengo de tu olvidad sepultura, del otro lado vengo de las cosas, del centro mismo de tu ausencia pura.

* * *

Reconversión del poeta maldito Juan Miguel González

El distinguido ruiseñor del cieno que cantaba en la roja guillotina, ya no sigue tu estrella, Prosperina, ni a Lady Macbeth le amorata el seno.

- 14 -


El Culo del Mundo

Su delicado pensamiento obsceno, nada corrompe, a nadie contamina. Hoy, sobre el busto de Pancracio afina su ominoso graznar, crédulo y bueno.

Madrugador, sensato, necesario, ha trocado el graznido del infierno por el cacarear del funcionario.

Progreso, Estado, Bonoloto y yerno, causa y prebendas son del perdulario reconvertido, al fin, por el Gobierno.

* * *

Hombre planta (Continuación) Ernesto Conde

Plantea-mientos (1)

Por fin puedo decir que ya estoy en casa, preguntándome por ese “¿y ahora qué?” La vida pasada, la del aroma a bosques, de la traviesa luz que se asomaba entre las nubes, la noche acompañada del bosque profundo de un cabello, las lágrimas que escapan ante la poesía, las canciones del alma y el misterio de la ausencia son y serán los recuerdos que ahora se quedarán conmigo. Y lo demás, lo demás ahora no importa, no sé sí lo volveré

a

vivir,

pero

ahora

eso,

¿qué

más

da?

Querida niña, no sé sí en el futuro podré ser su amigo, o siquiera sí volveré a platicar algún rato con

- 15 -


El Culo del Mundo usted sentados en el piso de algún nada bohemio bar; no lo sé, pero gustaría decirle que, siendo la primera vez que hablo con Usted fue, y ha

sido,

maravilloso.

Por

ahora es cierto, por ahora, no

le

pido

seguir

nada,

como

oyendo

al

yo

hasta

viejo

podré ahora

bandoneón

llorar su pena, oyendo a las aves gozar de un nuevo día, yo,

yo

tratando

de

pescar

una historia en los rincones vacíos

de

para

nuestra

poderlas

ciudad hacer

literatura. No sé sí alguna ocasión volvamos ahora

a

en

ahora

un

hablar,

quizá

café,

quizá

Cortázar,

Milan

Kundera, Borges o cualquier otra cursilería

del mundo sea nuestro tópico, pero eso

nadie lo sane más que Usted y yo. Usted todo esto lo sabrá responder.

El Hombre Planta antes del fin del mundo

Las tardes de frío siempre eran difíciles para Adán, antes que nada, tenia que preparar bien la leña, ver que el fuego no

retrocediera

y

perderse

en

el

azul

profundo

de

su

habitación en el segundo piso de aquella casa en aquella colonia, que aunque no carecía de nada, tampoco se le podía catalogar de ser de las más ostentosas de la ciudad.

- 16 -


El Culo del Mundo En las tardes de frío Adán prefería abrazar a Samantha como si estuviesen en un delirio; perderse en esos ojos oscuros, en su pequeña nariz que, aunque chata, no perdía esa

belleza

agresiva

de

las

hembras

en

celo,

en

esas

manitas pequeñas que nunca parecieron de médico, sino más bien,

de

una

delicada

y

elegante

artista

plástica

que

jugaba con el cuerpo cada vez más rígido y verde de Adán. Los dos perdían sus miradas en el azul profundo de la habitación,

unían

sus

manos

y

sus

sexos

en

un

juego

inmediato y violento. “Sólo necesito un poco de agua”, solía decir Adán en los momentos de extrema plétora. En esos

momentos,

habitación, mientras

el

Adán

se

recorría

volvía

el

cuerpo

el

mundo

de

azul

solo

Samantha

profundo

cerrando lo

de

los

la

ojos

apresaba

a

él

discretamente, juntos eran agua, muchas veces aire, pero eran agua corriendo por las bóvedas de la tierra a un paso lento y liquido. Esa tarde era fría, Adán apenas podía enlazar las ideas de día. Era difícil situarse, saberse en el-fin-delmundo, en esa sociedad del Armagedón que solo esperaba desilusionada el día del final, sí el final, el final tan frío y azul profundo como aquella habitación al lado del parque

donde

máximo

esas

Adán

respiraba

bocanadas

de

con

aire

el

que

cuello

estirado

necesitaba

aún

al

para

sobrevivir. Adán sentía su fin, pero él sabía que el fin, su fin, aún estaba lejos, no por algo las plantas mueren de pie, siempre de pie y verdes como la vida. Adán sentía a veces, que le gustaría morir azul, así para ser llevado en trompa de un delfín y no perdido en la inmensidad del mar que ahora era su habitación. Adán tomó un camión a las nueve menos treinta de hoy. Fue

ahí

cuando

lo

supo;

estábamos

hundidos

ya

en

el

Apocalipsis, el aroma a azufre, los cantos que ya no caían en lo pagano o lo blasfemo, sino en lo indiferente y en lo

- 17 -


El Culo del Mundo pesimista, “aún sigo prefiriendo la melancolía” decía él para sus adentros. Ese muchacho de ahí no dejaba de verle el pecho a la chica

de

blanco,

hablaban?,

¿acaso

¿por si

qué

creían

no

se

que

las

mejores frases de amor están entre dos personas que no se dicen nada? Por fin Adán sentía que ese día no sería difícil, más sin embargo sería solemne, callado y hostil

como

estaríamos nuestra

los ahí

demás,

nada

llorando

alegría

y

cambiaría,

desgarradamente

festejando

nuestro

tormentoso dolor, besaríamos una vez más nuestras cadenas y nadie se daría cuenta de él, de Adán, El Hombre Planta, quizá uno de los hombres más buenos del mundo, quizá el venció al Dragón que amenazaba nuestro nadie

pueblo,

se

daba

pero, cuenta

nadie, de

él,

realmente apenas

lo

percibían, alguno que otro se reía del tono verde de su piel, quizá alguno le llamaba la atención las hojas que le empezaban

a

crecer

entre

la

cabeza

y

el

cuerpo.

Quizá

alguno, pero, en realidad a nadie le importaba El Hombre Planta. Tres calles adelante el camión casi choca contra un auto particular, no faltaron los improperios naturales de la ocasión, Adán, El Hombre Planta, solo esperaba llegar a trabajar

a

tiempo,

en

la

oficina

lo

esperaba

una

gran

cantidad de trabajo, ese día, en la noche, en ese futuro que es nuestro presenté, en casa, nadie lo esperaría, hoy, Samantha estaría de guardia y no habría oportunidad de hacer el amor o ser el delfín que cruza los mares en el azul

profundo

de

una

habitación

aquella colonia.

- 18 -

a

lado

del

parque

en


El Culo del Mundo Después de la tormenta Ernesto Conde

Aquella noche no había sido tan calurosa como las demás. Rubén mantenía siempre una luz encendida para Edna. Rubén limpiaba cuidadosamente una arma de fuego mientras Edna se imaginaba

ver

estrellas

en

el

techo

de

la

recamara

de

Rubén. Si, es cierto, Edna una vez imaginó que en esa misma recamara, una vez, caían copos de nieve a montón, y que, ella y Rubén podían jugar con esa nieve, también es cierto que

Rubén

sólo

había

reído

y

disfrutado

por

el

mero

compromiso. Sin embargo, aquella noche Edna era muy feliz y disfrutaba de sus estrellas pegadas

en

el

techo.

Esas

estrellas

brillaban como lo hacían por las noches de los

bosques

de

Gerona,

como

en

aquel

bosque donde conoció a Rubén. Su hermano tres noches antes había sido ejecutado en Zaragoza; Edna huyo hacía Lérida con rumbo a

Barcelona,

sabía

que

El

Batallón

Barcelona le daría el auxilio y el refugio que ella buscaba. Rubén y otros soldados le recibieron. Fue cuestión de tiempo para que ella se enamorara de él, siempre le habían

gustado

los

tipos

insensibles

y

fríos. “Eso le traerá problemas serios a tu

corazón”,

siempre

le

advirtió

su

hermano, incluso poco antes de morir. Y era cierto, incluso Rubén era un tipo de duro

carácter,

semental

humano,

casi por

un

espécimen lo

menos

de eso

reconfortaba un poco a Edna, Rubén sabía hacer el amor muy bien pero, después de la tormenta de

- 19 -


El Culo del Mundo sangre jamás llegaba el amor, Rubén nunca había tenido la decencia de preguntarle a Edna como se sentía o siquiera platicar de cualquier tema con ella. No, jamás había tenido la decencia, a pero eso si, él sabía empuñar muy bien su arma y matar a un gran número de soldados enemigos pero, un beso, un abrazo o una simple señal de calor humano parecía ser imposible para él. De

pronto

ante

la

mirada

de

ojos

claros

de

Edna

pareció brillar más una estrella sobre las demás. Rubén se levanto

lentamente

y

besó

la

frente

de

Edna

¿Él

había

besado su frente? La sorpresa de Edna fue mayúscula. “No me esperes tardaré en regresar”, dijo Rubén a Edna con fúnebre voz. “Tardará más de tres meses, las batallas han sido duras”, dijo para sus adentros Edna mientras rodaban un par de lágrimas por sus mejillas, Rubén no lo noto jamás. De pronto aquella estrella que ilumino los ojos de Edna dejó de

brillar

y

aquella

habitación

se

torno

totalmente

obscura.

* * *

Definición Alberto Paciano

No quiero definir la vida, Pero la vida es una mujer, Un espejo tal vez Donde se ve Tan sólo esa mujer.

No quiero, es decir, No puedo definir ni tan sólo

- 20 -


El Culo del Mundo Una hora de la vida, Pero más o menos Diría que es una mujer, Aunque eso ya lo dije.

* * *

Otra definición Alberto Paciano Esto es la vida... Pero si me dieras dos vidas más Una mujer menos, Digo, tan solo para pensarlo...

Bueno entonces Allí tienes lo que es la vida.

La verdad es que no me quejo Digo que sí que no Es sólo por decir que esto Es la vida.

Pero dame dos segundos para Pensarlo mejor. O peor.

Mientras tanto esto es la vida.

- 21 -


El Culo del Mundo El amor es Pedro Infante cantando en un cd pirata Nazul Aramayo

Una vez me enamoré de una vendedora de bolsas de plástico. Se llamaba Priscila. Era una muñequita: chiquita, menudita, sabrosa, carita linda, sonrisa preciosa, un bomboncito de la 1º de mayo, colonia pegada al cerro de las Noas, zona caliente. La conocí poco antes de Navidad. Antes de las balaceras

en

la

Durangueña

y

en

la

Alianza.

Nunca

los

balazos me trajeron recuerdos tan hermosos como los de un corrido. Me dijo que su colonia era un lugar tranquilo, que ahí no balaceaban a nadie y que le gustaba el hip hop. En ese

entonces

yo

vendía

playeras

en

Rock

T-Shirt.

Nos

veíamos todos los días y nos sonreíamos de lejos. Éramos unos cursis de mierda. Todavía andaba con Delia: una hembra de corazón, de esas que si quieren a un hombre por él pueden dar la vida, hijas herederas morales de Camelia la Texana. Tenía miedo de dejarla. Ya conocen el final de la canción: sonaron siete balazos Camelia a Emilio mataba. No me

llamo

importante

Emilio es

pero

que,

para

el

nombre

ella,

la

es

lo

traición

de se

menos. paga

Lo con

sangre. Tal vez por eso Priscila y su colonia sin balaceras me atraían tanto. Además de sus nalguitas y su dulce olor a menarquía. Era menor de edad y me pasaba un resto. Casi tanto que por momentos pensé en llevármela de gira por la Paz, puerto de adicción para dar rienda suelta a nuestro amor y a mi nariz. A Priscila y sus balas de plata le dediqué

unos

versos

“para

la

sonrisa

más

preciosa

del

centro de Torreón y la morrita más roladooooooota”. Estaba ganchado casi como a la soda. O era eso que otros expertos en psicoanálisis llaman “sublimación”. Cambiaba mis deseos de autodestrucción por una vida de felicidad y hip hop a lado de Priscila y sus muertos por las balas en la 1° de mayo. Pero esos pendejos no saben nada de música. Desde que

- 22 -


El Culo del Mundo la conocí prometió quemarme una selección matona de rolas hip hoperas. Le creí y esperé. No contaba con que días después los Zetas levantarían a los vendedores mayoristas de discos vírgenes. Sencillo: o les compraban a ellos o chingaban a su reputa madre. El compromiso

era

total:

vendían

únicamente los discos que ellos querían y a la gente que ellos decidían

a

cambio

protección. cerraron. cd’s

Muchos

negocios

Desaparecieron

vírgenes

junto

de

con

en

los

Torreón.

Y

la

virginidad

discográfica,

las

relaciones

sentimentales

a

canciones

amor

recuerdo.

de Uno

vendedores

de

de

base

de

y

del

los

cd’s

antiguos

fue

a

la

tienda de playeras y nos avisó Van por los demás negocios, panaderías,

gorditas,

hamburguesas,

burritos,

comida

corrida, joyerías, bazares, playeras, papeles, todos, van por todas las canicas. Priscila no pudo quemar el disco y sin música no había meneo ni vida ni nada. El encanto acabó pronto y no pasó de manita sudada y beso de piquito. La morra tenía novio y no estaba dispuesta a ponerle el cuerno o sí, pero ya estaba harta de mí y mi silencio musical. Yo había perdido el encanto,

la

cachondería,

el

fierro

fierro

fierro.

De

Priscila sólo me quedó la sonrisa al otro lado de la calle y la voz de Pedro Infante cantando en un extinto cd pirata. Después

de

esto

regresé

con

Delia.

Regresé

moral

y

emocionalmente con ella aunque muchas veces imaginé que me cogía

a

Priscila.

Imaginaba

su

- 23 -

cuerpo

de

17

años,

su


El Culo del Mundo sonrisa

perfecta,

sus

pantalones

entubados

y

su

ropa

decorada con estrellas y calaveras. Pero la verga no me dejaba mentir y en cuanto veía las estrías en la panza de Delia se aguadaba sin eyacular. Creo que lo más honesto de mi persona es mi pito.

* * *

El campeonato del Santos Nazul Aramayo

Era el año cuando el Santos ganó su tercer campeonato. Las calles eran pura fiesta pero estaban limpias de drogas. Y yo quería un poco de la buena. Quería una ciudad donde la droga me cayera del cielo sin temerle al ejército y a los federales. Quería cocaína y la quería pura. Y en Torreón era imposible. Por eso decidí huir sin más. Tenía dinero, ganas y nariz cachonda. Pero tuvieron que pasar varios meses para lanzarme en la búsqueda de la ciudad perfecta. Volví con mi novia Delia después de múltiples peleas y agasajes durante 1 año y medio. Nos gustaba la mala vida. Era un decir: nos gustaba eso de estar juntos, amarnos y jodernos; lo más típico de una relación entre una izquierdista y un yonqui. Era una época en que no le pedía nada más a la vida. En eso llegó el amor o volvió. Y en eso también llegó el ejército.

La

cosa

estaba

cabrona.

Ahora

se

hablaba

de

secuestros y balaceras., pero lo que nadie decía y todos sabíamos era que los adictos nos habíamos jodido. La droga se volvió un asunto político y como tal se echó a perder. Y como siempre el pueblo jodido y yonqui se dejó empinar y ensartar. Ay cómo duele, pero la cosa era así y no se

- 24 -


El Culo del Mundo podían organizar marchas ni mítines para que nos regresaran la droga que nos quitaron de las calles. Quise empezar un movimiento. Intenté organizar a la raza, pero me di cuenta que la gente hecha mierda sólo sirve para chingarse a sí misma y para chingarse a los demás. Pura chingadera… Después empecé

una

banda

protesta: Cáncer:

de

rock

Tropicalísimo un

powertrio.

de de

Yo

me

encargué de la guitarra y la voz.,

compuse

que

exigían

favorables droga,

algunas

circunstancias

para

sin

letras

conseguir

temor

a

la

que

nos

chingaran con tanto retén que había por la ciudad; calidad en el producto químico, estábamos hartos de comprar cápsulas con pura cal o no sé qué mierda; tocamos puras mamadas que nunca pegarían decir

que

funcionó.

en

la

el

radio.

grupo

Todos

Debo

nomás

éramos

no

unos

adictos atascados y nerviosos y con

síndrome

de

abstinencia.

Así: mejor tener una novia que un grupo. El sexo a veces lo puede

todo.

Y

si

no

siempre

están

los

problemas

para

ponerle pimienta al asunto. La novia ya la tenía. Lo demás fue pura cogedera y discusión. Me harté. No podía sacarme de la cabeza la idea de

huir.

Alguna

ciudad

de

México

tendría

que

ser

zona

libre, zona de tregua, un lugar para las ilusiones de un yonqui emprendedor que sólo quiere echarse un buen polvo a

- 25 -


El Culo del Mundo la nariz y construir una vida de placer. Los narcos no podían ser tan ojetes con el país que les dio todo. Ese

año

también

gané

una

beca

con

mi

poemario

Me

levanté con el condón puesto. Poesía cachonda para morritas de barrio, mis preferidas. El tipo de nena que me hubiera gustado llevar a la final del Santos, rolarnos hasta la madre de mota y salir a la calle a gritar, brincar, cantar, hacer desmadre como Dios manda, en medio de la gente, la fiesta

y

la

locura,

el

verde

y

el

blanco

y

el

pisto

desbordándose por todos los rincones de la Laguna: Torreón, Gómez, Lerdo, San Pedro y las demás mierdas dizque ciudades hechas un frenesí futbolero, como si nos dieran un pedazo de nalga de Selena o de Cristo y nosotros, convertidos en devotos tex mex judeocristianos oficiáramos la celebración de la segunda llegada de nuestra puta madre. Pero a una morrita no le interesaría eso. A mi tipo de morrita sólo le hubiera importado que toda la cheve de la Laguna se acabó.

* * *

Oración para un dios muerto Daniel Maldonado

Dios está en su cielo Todo está bien con el mundo Robert Browning

Señor tú que moras en el silencio oscuro de tu muerte tú que resguardas a tus curas violadores pederastas

- 26 -


El Culo del Mundo a tus obispos gordos de poder en sus carros blindados a tus pastores que maman en tu nombre hurgando con espectáculo las monedas de su rebaño tú que nos dices que la buenaventura nos compensará tras la muerte que hay que aguantar y aguantar y resignarse en este año de aumentos de precios y desgracias Sólo te pido resucites en el árbol de los días y por fin emerjas en cofre de luz lo sostenido en tus promesas milenarias Sólo te pido, dios mudo si es que existes que por fin tu reino se despeñe hacia este mundo y bajes desde el cielo mental en el que reinas y desaparezcas de esta tierra que te aguarda ignorada por tu gracia.

Señor tú que no vives aquí tú que no esperas naufragando la quincena ni viajas destartalado en camión urbano ni vives al día con salario mínimo ni te han esclavizado en las horas de trabajo y no sabes que el fruto de la ciencia te ha castrado sólo te pido un silbido un susurro que crezca hasta los gritos que desvanezca el misterio la mentira de tu inescrutable designio

- 27 -


El Culo del Mundo y que compruebe que ya no eres el fantasma de la esperanza en la sesera sepultada.

Señor tú que no has vivido más que en el silencio en las palabras de tus apóstoles por más de dos mil años desaparece por las cloacas por las calles tu farsa y si vives, si existes habla habla habla manda tu espada de fuego erigida entre las calles por las masas y ya no nos pidas resignación, serenidad, paciencia ni someternos ni agachar la cabeza ni calzarnos la correa de la esperanza.

* * *

Voz: parque del insomnio Daniel Maldonado

Hace tiempo que no puedo volar más que en los sueños mi patria está en tinieblas es imperioso que lo diga me valen madre, padre hijo y espíritu santo la gramática los poemas que quieren entrar en lo divino cuando la tierra se nos pudre y no cantan el llamado al hervor de la alarma

- 28 -


El Culo del Mundo No puedo hacer otra cosa cargo la fusca en las palabras disparo al sueño la voz parque de insomnio me empecino en la al arma en el portal abierto a la denuncia al levantón de la indiferencia

Mi patria huele a chiquero a nalga paseada su fulgor abstracto e inasible me daña Cuál es la canción revive muertos Los vestigios del futuro erigen con temblores el látigo que las premoniciones palpitaban Hombres de maíz sus bardos han de crisparse y palomear su pólvora dejar correr el fuego de la idea contagiarla acribillar la infamia.

* * *

Todos quieren ser Bukowski Jesús R. Félix Rodríguez

Todos

quieren

ser

Bukowski

y

contar

a

detalle

la

experiencia de sus vidas con fecha de caducidad. Narrando las escenas de sexo que transforman la narrativa en un rostro deforme más entretenido que el sexo. Todos

quieren

ser

como

ese

viejo

alcohólico

que

vanagloria la banalidad, decir con anagrama: puta, burdel, chisme, polvo, polla, hijoputa, coño, dios, jodido, mear, mierda, tipejo, culo, podrido, Burroughs…

- 29 -


El Culo del Mundo Todos

quieren

ser

Bukowski

y

repudiar

el

reconocimiento, competir por saber quien es el que más ha perecido en el suplicio del hedonismo o quien encuentra placer en la vida subterránea. Todos hipódromos,

quieren

ser

Bukowski

mala

suerte,

ser

y

anti

hablar todo

de y

caballos,

anti

nada,

sentirse como poeta maldito por despertar orinado en el suelo. Todos quieren ser Bukowski y seguir la línea trazada por el mercado literario que esta vacío y busca llenarse de más vacuidad, aferrar sus manos fáciles a los muslos de una mujer difícil para sentir que la partes por la mitad aunque ella te este partiendo a ti por la mitad. Todos queremos ser Bukowski y hacer de nuestra vida la

mentira,

emular

al

genio

de

las

multitudes

no

para

cambiar nuestra realidad con la ficción sino para cambiar la ficción con la realidad, todos queremos ser Bukowski y regodearnos en lo efímero con el sonido de nuestras propias palabras.

- 30 -


El Culo del Mundo The last beautiful free soul on this planet Jesús R. Félix Rodríguez

La industria del látex, nuestro concepto de felicidad, un condón

jumbo,

hotel

de

paso,

espejos

en

el

techo,

el

prepucio, el sida, la vagina rasurada, el vello facilita la fricción, yo te digo que puedes encontrar amor en el cine, eyaculación precoz, hasta donde puedes sentir según los lineamientos sociales, en las novelas, en la ficción, el orgasmo

fingido,

silicón,

aumento

de

busto,

labios

de

colágeno, el salto del tigre, el orgasmo prolongado del cerdo, tantra, medicamentos, inmunodeficiencia lubricante, labios

adquirida,

vibrador,

mayores,

tratamiento del síndrome de

parche

labios

pastillas

anticonceptivas,

anticonceptivo,

menores,

m

construcción

force, de

la

femineidad, punto g, el misionero, clítoris, divorcio, el crecimiento desmedido de la población, el cuerpo del poder y el sujeto del poder, votox, herpes, sífilis, sexo casual, sexo

oral,

sexo

anal,

sexo

ombligal,

sexo

auditivo,

masturbación, la postura anti sexual de la iglesia con la que se enriquece la industria pornográfica, probar de todo y conservar nada, la liberación sexual femenina que la ha transformado en un objeto de placer sin mucha libertad, ocho pulgadas, el perrito, la postura anti aborto de la iglesia que enriquece a los médicos sin ética que violan a las mujeres de clase baja, (las ricas se van a Tucson). ¿Donde esta pues la libertad cuando las redes sociales diseñadas por la mercantilización nos determinan en el tipo de relaciones que intentamos establecer? ¡¡¡¡un espíritu libreeee!!!! ¡On dit la verité ici mon freré, il ny a pas de liberté!

- 31 -


El Culo del Mundo Cabezas y Hombros Cristöfor

SACRIFICASTE UN GALLO DE SINCRONÍAS POR EL PESCUEZO AGUDO LECTOR DE ANHELOS SACRIFICASTE SUS COAGULOS MANCHAN MIS OJOS TUS OJOS COLMA DE UMBRALES HONDOS SU SANGRE

Ves cómo me dirijo a la salida no digo nada. Dices

‘para qué arrastras lo implícito al exceso’. Lo atropello tras la cerradura

de momento tu boca dormida en tu rodilla no morderá los cabos que nos vinculan

aunque, cierto tu mazo de olvido pulveriza cada obra

- 32 -


El Culo del Mundo de nuestro espacio cuatro por cuatro.

Me alejo en un tranvía, pasajero de segunda hombros raídos, cabezas más abajo.

* * *

Respuestas físicas a la música Cristöfor

Camino Trazo mapas de ciudades futuras Corro Un hilo de precoz aliento Brinco Rebaso praderas y entumecimientos Bailo Piezas a dos pies izquierdos

- 33 -


El Culo del Mundo Flexiono En la convicción de no ser un atleta, mis junturas

Entrados en confidencias Hablo Un poco demasiado Un poco Con natural frecuencia En voz alta A riesgo de echar de cabeza Mi locura

Porque todo movimiento ocupa Y todo pensamiento abarca Respuestas físicas a la música.

- 34 -


El Culo del Mundo Aliteració anónima Magdalena López Cruz

Alguien, aferrándose al astrágalo astillado, absorbe aguas de antiguos y aislados agujeros acuosos. Antes amarado al astrolabio

azaroso,

agnóstico

y

andariego

de

mi

alma,

ansiaba atemperar aquel ateísmo. Aleluya, aleluya! Ahora, agradecido, adivinador de mis acontecimientos ascendentes: abdico de antaño. Atine al acceder al abrigo azas amoroso. Blasfemas

Bacantes

bailan

buscando

bonanzas

y

beatitud.

Bólidos buscan bombardearme. Bullicio y balbuceos baratos de

bocas

bárbaras

buscan

batir

briosas

barreras.

Bebí

borbotones bautismales, bálsamos: beso en brisa bienhechor: bella basa de Belén. ¡Bendíceme!

* * *

Lima y Cusco Fernanda del Monte

Odio a los taxistas, es un hecho, no sólo te cobran más SIEMPRE, si no que en definitiva cuando uno se sube a un taxi, te vuelves vulnerable, depende uno completamente de ellos,

y

eso

fue

lo

que

nos

pasó

cuando

salíamos

de

Huanchaco para la estación en Trujillo. No pasaban las micros que nos tenían que llevar, y ya cansados de la espera, un taxi insistía en llevarnos por

muy poco, (otra

señal que aprender, un taxi no va a querer llevarte por poco, si no es que tiene otras intenciones), así que nos subimos,

y

el

taxista

comenzó

a

hacer

cosas

extrañas,

primero movió el espejo para mirarme directamente, yo traté de ponerle cara de mala y ruda, y al final movió el espejo

- 35 -


El Culo del Mundo de

vuelta;

en

medio

de

la

carretera donde no hay nada más que arena, bajó la velocidad, yo

ahí

este

dije,

taxi

yo

me

salgo

de

antes

de

que

nos

agarre. Bueno, minutos después volvió a acelerar, y ahora iba más

rápido

que

un

rayo,

llegamos a Trujillo y el señor decidió

dar

una

vuelta

MUY

EXTRAÑA por la periferia. ¿Qué estaba

buscando?,

no

podía

sacarnos más dinero porque no tenía taxímetro, en fin que le preguntamos

¿a

Tenemos

ir

que

dónde a

la

va? calle

España, AHHH si ahora llegamos. Llegamos de milagro, asustados, enojados y todavía el señor le dice a Damián: Pensabas que te iba a estafar, ¿verdad?

Qué

pedo, bueno el chiste es que tal vez se apiadó de nosotros. El autobús a Lima normal diría yo. En la noche una señora caminaba por el pasillo y “casualmente” se encontró con la mochila de Damián, que intentó sacar de su lugar, pero Damián se despertó y le dijo EHHH y la señora asustada regresó a su lugar diciendo “Perdón me equivoqué”. Si como no… Llegamos

Lima, la entrada fue impactante. Pensé que

en México había miseria en la periferia de l, pero durante una hora, vi en la madrugada de la ciudad, camiones que llevaban

gente

y

gente

al

centro

- 36 -

de

la

ciudad.

Casas


El Culo del Mundo derruidas,

más

casas

de

cartón,

toneladas

de

basura,

inmundicia, soledad, hacinamiento, WOW, muy cabrón. Cuando llegamos a la estación en Lima,

Victor Vesga

un titiritero, papá de Victoria, la chava que nos alojó en Manizales, nos recogió en la estación junto con su mujer Rosario, y como ellos no podían alojarnos porque no tenían espacio nos quedamos tomando café hasta las 9 de la mañana, llamó un amigo suyo y nada, no podía alojarnos tampoco. Pero todavía teníamos la opción de ir a casa de Mariajose una amiga de mi hermana, que no estaba pero estaba el esposo. José nos recibió súper, vivía en Barranco que era uno

de

los

barrios

más

bonitos

de

Lima,

así

que

nos

quedamos encantados tres días por Lima, recorriendo las calles, con Víctor y Rosario que nos dieron un tour por la ciudad. Conocí dos Limas, nosotros entramos por la oscura y llegamos a la paradisíaca, con casonas de principios de siglo hermosas, un lugar que le llaman el Balcón

de

los

Suspiros,

donde

hay

restaurantes y la vista al mar. El malecón, Miraflores, San Isidro, que son barrios muy bonitos donde se puede caminar y admirar la belleza de la arquitectura. Intentamos buscar donde presentarnos, y aunque Victor consiguió el contacto con un Cuentacuentos, al final no salió nada, así que tomamos un lindo autobús hacia Cusco. Después de tres días en Lima muy felices. El viaje a Cusco fue mortal. Mortal porque aunque en un principio el autobús tenía asientos de piel, y nos daban “cena” y “desayuno”, fueron 22 horas de cruzar los Andes. Yo creo que llegamos como a 4000 o 5000 metros de altura, porque en un momento, después de haber visto como 5 películas, empecé a marearme pero más que eso, a desmayarme. Damián estaba a tres asientos, todo oscuro, yo no sabía qué hacer, fui al baño pero no podía ni

- 37 -


El Culo del Mundo vomitar, decidí regresar al asiento y respirar, pasó una hora y yo seguía con el patatus, y de pronto empezó la orquesta del mal de montaña. La cagaba,

chava

de

lloraba,

atrás

vomitada,

gritaba,

Damián

el

bebé

no

de

hablaba

adelante porque

se

mareaba, yo respiraba para no desmayar, el gringo borracho sin zapatos que había perdido su bolsa en la borrachera, insistía en un español bastante precario que su bolsa tenía que estar allí. La cena y el desayuno fueron escasos diría yo, café de calcetín y todo eso. Llegamos

a

Cusco,

con

nuestro

mal

de

montaña,

encontramos un hostal muy bello, nos tomamos un té de Coca, dormimos

y

dormimos

y

a

la

mañana

siguiente

salimos

a

recorrer la ciudad. Cusco es como San Cristóbal pero más bonita, yo creo, la ciudad está edificada con ladrillo que evidentemente viene de la misma tierra de la montaña, roja, la Catedral, La Compañía de Jesús, y las otras iglesias están hechas de piedra roja, al igual que las baldosas de la Plaza de Armas y las demás plazas del lugar. Las casas son de teja y paredes

blancas.

El

turismo

es

impresionante,

los

servicios, miles de restaurantes de todos tipos, agencias de viajes, bares, y lugares donde comer súper barato como el Mercado que es muy limpio y la gente es muy amable. En Perú la gente me ha parecido muy amable, y por lo visto muy ladrona, pues tambien, la primera noche en Cusco encontramos

a

un

pobre

japonés

que

quería

vender

una

flautas bolivianas pues le habían sacado su cartera con todo: tarjeta de crédito, dinero, no tenía nada, eran ya las

ocho

de

Pobrecito!!!

la Y

noche así

y

debe

no

sabía

haber

dónde

miles.

Así

iba que

a

dormir. nuestros

ángeles guardianes tienen que estar en guardia por acá un rato más, mientras nosotros seguimos disfrutando de este lugar hermoso.

- 38 -


El Culo del Mundo Poem light II René Rojas

Beer Garden Ladies Bar Night Club Table Dance Show Girls Hotel Oh! Hospital.

* * *

Luz húmeda Xerenthiu Llamas Mangin [Hedonista Corrosiva]

“Envía un latido al vacío que llora a través de ti, revive las imágenes que ya han pasado Ahora nos levantamos solos El mundo se ha perdido… y somos carne y sangre desintegrándose, sin nada más para odiar. ¿Hay luz donde tú te encuentras?...”

- 39 -


El Culo del Mundo “Y en tu hora más oscura… mis viejos secretos descansaron, podemos observar el cielo devorándose en su dolor…”

“El último de un linaje de últimos…”

“Y ahora viene El Reino, resonando hacia abajo desarmado. Y soy El Señor en un lugar de nada… de retroceso y gracia…”

“El tiempo se detuvo antes que nosotros, el cielo no puede ignorarnos…”

[Traducción de algunos fragmentos de El Inicio es el fin es el inicio] por: Billy Corgan Periplaneta

americana.-

centímetros.

Aunque

tiene

Llega la

a

medir

facultad

para

hasta volar,

cinco este

visitante desagradable suele correr con sus largas patas y desaparece a toda prisa en las grietas. Es de aspecto grácil y coloración ocre. Se reproduce durante todo el año, el número de crías anuales por hembra oscila en torno a las trescientos. Son un grupo muy antiguo

- 40 -


El Culo del Mundo cuya

apariencia

cambiado

muy

ha

poco

en

320 millones de años. Poseen bucales

piezas masticadoras

muy desarrolladas. Pueden tener o no alas, pero incluso las especies aladas no siempre vuelan. Son sensibles a la luz,

muchas

permanecen permiten humedad.

prefieren ocultas.

descubrir Son

imperceptibles

la Sus

oscuridad

del

de

aire.

durante

desarrollados

cantidades

capaces

y

diminutas

detectar Una

el

sentidos de

les

alimento

movimientos

cutícula

día

aceitosa

y

casi las

protege de la deshidratación. Están activas de noche y se alimentan de restos de comida, basura, papel, jabón e incluso disfrutan del canibalismo. Durante

siglos,

en

silencio

han

levantado

su

imperio. Invaden todo, ensucian. Siempre adictas a vivir junto al ser humano.

PENSAMIENTOS (ERRANTES) POSTAPOCÁLIPTICOS

¡No sé qué día es hoy!… el tiempo transcurre antinatural y engañoso. Quién hubiera imaginado hace cientos de lunas que esto que ha sucedido fuera posible.

- 41 -


El Culo del Mundo Los

jinetes

materializados.

hicieron

su

Desintegraron

con

gloriosa fuego,

aparición,

corroyeron

con

agua, derrumbaron con aire, mutilaron con roca. Si Dios existe ha decidido hacerme participe de la más cruel de sus burlas, producto de un exquisito y encorvado sentido del humor. En estos días mi más preciado pasatiempo es recurrir a los pensamientos aleatorios… [random mode] ____________________________ Baaaah!... Es esta enervante sensación de VIVIR la que debería ser natural en cada ser humano. Siento la vida.

Ahora en… Estado: Conectado.

Esta noche deja un buen sabor de boca, son de esas noches

en

las

que

se

comparten

de

manera

natural

dos

personas, lentamente, analizando, escuchando, observando. Me siento bien e inspirada. Busco una metamorfosis… quisiera poner mi mente en blanco, cerrar los ojos y dedicarme a sentir mi respiración por tres días enteros. Sin

hablar,

solo

escuchar.

Sentirme

morir

y

renacer. Siempre

he

corrido,

siempre he huido.

- 42 -

siempre

he

soñado,


El Culo del Mundo

Sssssss…

esas

“deliciosas

salidas

fáciles”,

incontables

noches llenas de esas “deliciosas salidas fáciles”…

(you

know what I mean) – [suspiro] – -

[recuerdo cuando esos eran mis pensamientos recurrentes,

anhelaba cambiar el mundo, pero no

hubo tiempo de nada…]

Que rico era poder estirar los brazos [largos] con fuerza y dirigirlos con las manos abiertas hacia el cielo, poder ver el sol, observar las nubes y brincar con fuerza para intentar

acariciarlas.

(pensaba

y

volteaba

Quizá

hacia

arriba

pertenecemos buscando

La

al

cielo

Verdadera

Casa) donde podría envolverme en la oscuridad del cosmos; la naturaleza llama a volar.

Ó pudiera ser que simplemente

era

porque

envidia

a

las

aves,

como

seres

egoístas

encarcelábamos sus sagradas voces cortándoles su derecho a existir en el aire. O quizá estoy conectada a todo y esa es la espontánea sensación que me invade cuando me pierdo hacia adentro… muy hacia adentro.

[…ahora todo es relativo y efímero] También

pensé

que

descendimos

de

antiguos

entes

marinos. Siento y sé que el Mar guarda muchos misterios a pesar de que el hombre le perdió el respeto. Aún ruge su poder

en

cada

ola.

Intimida

- 43 -

indomablemente

y

a

su

vez


El Culo del Mundo seduce

excitando

la

sangre

para

que

el

alma

desee

humedecerse en él. Imposible, inalcanzable. La Casa en el Abismo: donde está el inconsciente del planeta.

Pienso que de ahí provienen todos esos entes

sobrenaturales

que

me

visitan

en

los

sueños,

su

inconsciente es mi inconsciente. Lo único que me queda. Ahí también

viven están

en en

la mi

profundidad cabeza,

y

y…

en

por la

de

consecuencia los

que

aún

quedamos... aunque sea más cómodo ignorarlo.

[algo se arrastra…]

Recuerdo

que

era

muy

fácil

la

ceguera

voluntaria,

llevar el protocolo existencial como lo llevaba la mayoría para

que

nunca

se

diera

la

opción

de

conocer

el

fluorescente resplandor de la verdad, creo que simplemente el hecho de aspirar a ella ya es algo valioso, es aceptable y poco común en los fragmentos restantes de la Humanidad. ¿A mí?...

A mí me da un motivo para vivir.

Muchos morirán, si.

Haaaa!

pero

existencial,

querían nada

de

el

cómodo

esfuerzo,

- 44 -

protocolo nada

de


El Culo del Mundo carencias, nada fuera de lo “normal”. ¿El final? , jajaja… nunca! , eso es imposible… Qué risa me da recordarlo ahora. A veces me siento estúpida teniendo estas pláticas dobles, ¿pero qué más da?... Ahora

muchas

cosas,

si

antes

lo

hubiéramos

imaginado. Nunca pensé que con mis propios ojos, pudiera ver tanta belleza y destrucción… es casi poético.

[Continuará…]

* * *

A mi pequeña Marionette Noe Álvarez Maldonado

Ambas siempre fueron iguales, Siempre les gusto jugar, Pero no importa de mucho eso ahora, A todos nos gusta jugar, Pero nunca me divierte la sobria paciencia, La tolerancia insípida, La existencia y la vanguardia, Sabes muy bien que en casa tengo un pequeño teatro, Y ahí suelo hacer lo que el dictador dice, Ahí he probado las más dulces frutas, ¿Y del poder?

El dictador le conoció, Mi pequeña Marionette, Siempre me tuviste, - 45 -


El Culo del Mundo Y se que como lo dice el dictador, Tu obedecerás y siempre a mi ritmo, Te moverás cuando las cuerdas lo dispongan, Siempre te tendré en escena, Mi pequeña Marionette, Tú siempre serás, A mi regreso te buscaré, Pero se rumora que los exilios, Son eternos, El dictador lo dijo en el manifiesto cualquiera, No entiendo muy bien que es lo que pretende, Pero la certeza que tengo es; ¡El limite es el fracaso, y el que trascienda ese limite; conocerá la trivialidad!

- 46 -


El Culo del Mundo

Culos, ergo sum

- 47 -


El Culo del Mundo

La disonancia de la desnudez Adán Reyes Román -Sí; somos hermanos gemelos, ¡oh Noche!, pues tú descubres el espacio y yo descubro mi alma. 1

La locura es esa disonancia que ofende lo cotidiano, que transgrede lo convencional y que mira desde los suburbios de la sociedad establecida, con una sonrisa cercenadora, irónica,

las

muletillas

conciliadoras

y

rutinarias

del

trato entre personas. La imagen del loco es un golpe seco al rostro de la moral y las buenas costumbres que el hombre se ha impuesto para no morir en el lecho pasional; cada uno de los impulsos volitivos han de ser reprimidos y, antes bien utilizados, para el sano control de las relaciones humanas

y

el

sano

desarrollo

de

la

vida

dentro

de

un

Estado. Así es como surgen las superestructuras de dominio delegadas desarrollo

al en

control pro

del

de

la

mismo

dinámica aparato

social de

y

poder.

de

su

Bien

lo

denuncia Foucault en su Historia de la locura en la época clásica, el loco o la locura, como sustituto de la figura simbólica de la lepra, es motivo de exclusión y vergüenza para la gente normal. La desaparición física de la lepra no implica que haya desaparecido del imaginario social aquella figura del no-deseado, sino que esta imagen persiste y se vuelve una necesidad para los grupos sociales, como un estigma doloroso que ha de recordarles la gracia de Dios y la misión de cada uno de expiar sus culpas por los malos actos

cometidos

en

este

mundo.

Así

como

el

leproso

es

excluido de la esfera social, confinado a los espacios lejanos, la figura del loco toma la estafeta y es entonces

1

Jalil Gibran, G., El loco, Ed. Época, México, 1976, p. 106

- 48 -


El Culo del Mundo (después

incluso

enfermos

de

los

venéreos)

el

objeto de este aparato de supresión y reserva. Qué la

extraña

locura,

para es

el

qué

misterio

hombre

el

loco

desnudo

resulta

por

cotidiano que

los

pasea

campos

y

qué violencia de la imagen el placer y desparpajo con que lo hace. Por eso había que

encerrarle,

desarraigarle común,

de

la

enviarle

donde

no

vida lejos

perturbara

conciencias

las

normales,

“sanas”. Pero no había de ser

a

un

lugar

definido

como los leprosarios, pues este nuevo mal era de una naturaleza

distinta

lepra,

una

de

a

la

naturaleza

aparentemente distinta a la del propio cuerpo, este nuevo mal

tenía

que

ser

de

otro

mundo,

de

otro

orden

completamente ajeno al conocido. Así surgen Las naves de los locos, esas embarcaciones designadas a transportar de un

lado

a

otro,

indefinidamente,

a

estos

singulares

pasajeros cuya conciencia y razón se hallan errantes en el decurso de su propio desarrollo como personas; por eso el mar, por eso la navegación como símbolo de una existencia errante,

del

nomadismo

como

modo

de

ocurrencia

de

los

locos. De este modo la exclusión no tiene ya una sede o punto específico dentro de un mapa, sino que se confina a

- 49 -


El Culo del Mundo los locos a la vida errática de las embarcaciones, a la dinámica

de

la

indeterminación,

justo

como

el

carácter

íntimo que lleva en sí misma la imagen del loco y los imaginarios formados en la conciencia colectiva a partir del mismo. Pero la navegación agrega un elemento más a la figura del loco; el hecho de “venir del mar”, de venir de un lugar desconocido, viajar a otro igualmente desconocido, partir y atracar

indefinidamente

en

fechas

desconocidas,

resulta

colisionante con la cotidianidad de la tierra firme. La indeterminación del agua, lo místico de la imagen marina, concede al loco que baja del navío un aire de extrañeza respecto de los hombres de tierra firme; representa un ser llegado de otro mundo, un ser de un “más allá” que no se explica

desde

sus

propios

conceptos

pues

estos

son

errantes, su naturaleza es la incertidumbre, la duda, la sin razón que le caracteriza. El loco viene del mar y es lo radicalmente otro; viene del mar y de la lunática esfera que

el

agua

significa,

como

de

un

estado

que

pende

temblorosamente entre el mundo terrenal y el mundo celeste (o

místicamente

desconocido

y,

por

tanto,

temido

y

abominado). Ahora bien, ¿de qué manera la figura del loco atenta contra el orden social y obliga a las estructuras de poder a emplearse para su exclusión y regulación? Pensando en las descripciones que hace el propio Foucault hemos de decir que esa imagen formada a finales de la Edad Media y forjada con mayor fuerza durante y después del Renacimiento, tiene una acepción similar en la sociedad del siglo XXI. Nos es tan familiar como le era a los hombres del s. XV o XVI o XVII, etc. El loco es el imprudente, el desmesurado que grita y escandaliza en los lugares comunes; el loco es el que canta y baila donde no hay que hacerlo, el de esa mirada turbia e inquisitiva sobre quien se ha espantado del

- 50 -


El Culo del Mundo aspecto desaliñado o contrastante; el loco es la ausencia de compostura y propiedad, con la lengua suelta sobre lo que es, o bien con un profundo silencio sobre todo. El loco es

extremo,

no

hay

puntos

medios,

no

hay

lugares

intermedios, está siempre lejos de la comprensión común, siempre distante de todos. Siempre se ha vinculado al loco con la figura del azotador de la sociedad, emparentada con el saber, la locura como enigma es siempre considerada un peligro,

pero

no

sólo

por

la

denotación

de

enfermedad

impredecible, sino además por el peligro que representa el loco de ser quien diga las cosas tal cual son, perturbando el sano orden de la vida cotidiana. Tantos personajes de la antigüedad y de todas las épocas han sido el reflejo fiel de esta concepción tan arraigada ejemplo,

en es

la

sociedad.

una

muestra

El

Licenciado

clara;

Vidriera

Vidriera, está

loco

por por

creerse de cristal, pero además está loco porque dice las cosas tal cuales son sin importarle la forma hierática que esto signifique y, como dice Foucault, explica el amor a los

enamorados,

desenmascara

los

avatares

de

la

vida

conyugal, dice al necio lo simple que es el mundo, etc., y esta

misma

característica

reconocerse

en

virtud

es

que la

en

que

algún le

momento

lleva

a

su

podría propia

desgracia. Vidriera cruza a ese extraño dominio que se establece sobre lo que hay que callar, sobre lo que el dominio normalmente excluye. Decir todo lo que hay que callar es ponerse en ruptura de legalidad. Lo que se pone en

juego

frontera,

en

esa

será

la

transgresión,

en

destrucción

del

ese

crimen

último

de

reducto

lesa del

2

secreto […] . Claro que Cervantes es un heredero de la tradición erasmiana, la cual se consterna igualmente por la resolución de la locura como verdadero motor del mundo; la

2

Hénaff, Marcel, Sade, la invención del cuerpo libertino, Ed. Destino, Barcelona, 1978, p. 83

- 51 -


El Culo del Mundo locura

se

“inocente

ha

mostrado

bobería”,

como

“saber”,

desprovisto

de

el

mesura

loco, y

en

su

prudencia,

aventaja en esto al hombre racional pues la verdad que resulta lacerante a la sociedad común no representa para él más que aquello que se tiene delante de sí, tan fácil, tan a la mano, que sería incomprensible no decirlo o mostrarlo. El loco lo es, precisamente, por representar ese muestrario de verdades desnudas, por ser esa vitrina por donde asoma la sonrisa lúdica del mundo libre de la moral establecida. La

locura

que

elogia

Erasmo

es

esa

fuente

que

se

ha

revelado sustancial para el florecimiento y conservación de la vida, es el abrevadero de las oscuras pasiones humanas que la edad media trató de excluir, suprimir y relegar al olvido

a

través

de

los

preceptos

de

prudencia

y

la

prescripción del pecado como mal del mundo. Desde entonces se ha considerado a la locura como uno de los altos vicios o

debilidades

humanas

y

se

le

ha

confinado

a

las

oscuridades de lo desconocido y lo temido. La Edad Media le satanizó

y

le

vinculó

a

los

males

surgidos

por

la

desobediencia y los pecados de los hombres, pero en el mundo moderno hasta nuestros días se le ha patologizado y es

ahora

que

la

locura

forma

parte

del

acervo

sintomatológico de la sociedad contemporánea. La locura pasó de ser un mal desconocido a ser una enfermedad

que

se

diagnostica

desde

la

medicina

psiquiátrica y que como tal es controlable. Pero de esta condición se ha dado bien cuenta el aparato de poder, el Estado,

y

le

ha

utilizado

del

mismo

modo

que

fueron

utilizados en su momento el discurso de la redención y las catástrofes apocalípticas. El sentido de exclusión respecto del loco perdura en nuestra sociedad, pero ahora hay que controlarle, dosificarle, manipularle, para maniatar toda posible contingencia. La nueva sociedad crea incluso nuevas formas de locura –como ya apuntaba Erasmo– sobre las cuales

- 52 -


El Culo del Mundo actuar y controlar los focos de disonancia. Se han creado los complejos de histeria, las depresiones, las bulimias, las

anorexias,

las

manías,

los

sidas,

las

distensiones

neuronales, las nuevas filias con sus fobias, los autismos, etc. El sistema de represión que usa el Estado va creando nuevas

patologías

expresión

y

de

conforme

soltura.

surgen

Los

nuevas

nuevos

locos

formas lo

son

de por

prescripción médica, por diagnósticos elaborados al margen del

orden

social,

de

la

misma

manera

que

en

la

época

clásica, pero ahora las nef des fous son la realidad creada a partir de los mass media y las políticas de intercambio cultural, donde el fundamento de lo “sano” es la pragmática del Estado, lo más conveniente para el mismo. La nave de los locos contemporánea se presenta como la explotación

de

esos

impulsos

humanos

que

antaño

se

reprimían, la administración de los placeres y la falsa idea de libertad subyugada por el poderío económico, sujeta a lo ancho del crédito bancario y las posibilidades de sustentarlo. Se es libre en la medida que se tiene la solvencia económica para serlo, se es loco en la medida en que se quiere serlo sin tener esa capacidad económica. El diagnóstico evaluación

foucoltiano de

nuestra

nos

abre

propia

la

posibilidad

contemporaneidad

y

de

una

de

las

nuevas formas de hacer de la locura un escaparate donde se acrisolan

los

dispositivos

de

poder,

de

exclusión

y

represión, con que nos mantenemos dentro del orden de lo social, de lo moral, de lo normalmente establecido como lo “sano”.

* * *

Arte: Luis Domínguez Vázquez [Imágenes interiores]

- 53 -


Nº 5 de El Culo del Mundo