Revista Acte Virtual nº 18

Page 1

ACTE VIRTUAL

Revista de la Asociación canaria de escritores Acte

5 - marzo - 2021 - Número 18


Índice Dirige: Rosario Rodríguez Vidal Tesorera de Acte Canarias

Con la colaboración de: Luisa Chico Editorial: Rosario Rodríguez Vidal INFORMACIÓN: * Agenda Acte Canarias * Acte Canarias en marzo - Felicidad Batista ^Presentación virtual del libro de Quintín Alonso Méndez ^Tertulia «La hora del ChocolaTe», de Félix Díaz * Novedades literarias Pedro Glez. Cánovas Albertine Orleans Juan Francisco Santana Isa Hernández Antología ACCA-AOC COLABORACIONES: * María Teresa de Vega (Sin título) * Isa Hdez. (El viaje) * Isabel Vidal (Hilos de plata) * Jesús Abreu (Yo sostengo...) * Emilio Fernández (4 sonetos para Quevedo)


ACTE VIRTUAL nº 18

5 - abril - 2021

Editorial Rosario Rodríguez Vidal Tesorera de Acte Canarias y Directora de Acte Virtual

Nunca olvidaré la primera vez que compartí tres días en Marte. Para quienes integramos Acte Canarias, Marte, tiene un significado especial, conocí el trabajo que realizaba la directiva y a muchísimas personas aportando a aquella convivencia el brillo que cada una iba dejando minuto a minuto. Aquellos días me devolvieron ilusiones perdidas, entre ellas escribir, volver a esa etapa de mi vida con los sentimientos a flor de piel, aquella vida adolescente que nunca salió de mi. La pasión que siento por la cultura y el arte en general me dan el amor que necesito, y cuando el alma se llena es necesario dar para poder volver a recibir y así fue como comenzó mi andadura en la asociación. Gracias a Luisa Chico conocí el trabajo dentro de Acte Canarias y ahí terminé de enamorarme de un magnífico proyecto, han pasado dos años de aquellos días y sin embargo los sentimientos y el compromiso siguen intactos, ahora de la mano de Felicidad Batista a quien también agradezco que me haya dejado continuar vaciando y llenando mi alma. No sabemos cuándo volveremos a Marte, estamos viviendo momentos difíciles pero lo importante es estar unidos, dar y recibir para calmar y sobrellevar estas circunstancias y que la cultura sea el referente de nuestras vidas para curar heridas y una puerta a la felicidad. Gracias a todos los que hacen posible que Acte Canarias sea un punto de encuentro y que podamos seguir Avanzando Juntos.

Rosario Rodríguez Vidal


Información Toda la información sobre eventos organizados por Acte Canarias y noticias del trabajo de nuestros asociados/as


ACTE VIRTUAL nº 18

Agenda ACTE CANARIAS

Conoceremos las publicaciones de nuestros autores, día a día, a lo largo del mes de abril en nuestras redes sociales y canal de YouTube


ACTE VIRTUAL nº 18

5 - abril - 2021

ACTE-CANARIAS EN UN MARZO DE GRANDES EVENTOS* Acte Canarias continúa en su empeño de visibilizar las publicaciones de sus asociados y asociadas, pero también de significar y poner en valor la cultura en todas sus vertientes y, especialmente, en la literaria. Además de las presentaciones de los últimos libros editados en las colecciones de la Asociación, como Alegato del alma de Balbina Rivero, El contrario tiene algo en común de Miguel Ángel Reyes Lemus, Los años en la Tierra de Mary Luz Fariña, Ensayo sobre una luna de 24 días de Quintín Alonso Méndez y próximamente Retazos de Elena Padrón, se suman otros eventos. El 28 de enero fue la celebración del Homenaje a José María Millares Sall en el centenario de su nacimiento, con una magnífica presentación de Juan Francisco Santana Domínguez y la participación de un gran número de socios con la lectura original y creativa de los poemas del libro Sillas. Le siguió el 21 de febrero el Día de las Letras Canarias dedicado a Natalia Sosa Ayala con textos de la autora en las voces de Matale Arozena y Lali Marcelino. Y marzo ha sido un mes, si cabe, con más actos. Comenzamos el 8 de Marzo con el Día Mundial de la Mujer con el lema “Mujer y Literatura”. Inició el acto una lúcida e interesante conferencia de Puri Santana. Al que se unió la masiva participación de nuestros asociados. Se implicaron con el envío de vídeos en los que reivindicaban y visibilizaban a mujeres poetas, escritoras, narradoras, cuentistas, ensayistas, mujeres anónimas canarias de tradición oral que contaban sus historias a la lumbre de unos pocos, escritoras de las Islas y de diferentes lugares del mundo. Un enriquecedor evento de visibilidad, poesía y reivindicación del olvido o la marginación de tantas mujeres creativas. Aún resonaban las voces del 8 de marzo, cuando celebramos el Día Mundial de la Poesía. La primavera se asomó al evento con toda la grama cromática y de luces en la “Suelta de poemas”. Los socios y socias colocaron, dejaron o lanzaron al viento un poema para que alguien lo encontrara.


Fue un hermoso día de domingo de 21 de marzo con una gran participación que sobrepasó los cuarenta de asociados. Por primera vez ACTE-Canarias en su objetivo de ser dinamizadora y difusora de la cultura en general y la canaria en particular, celebramos el Día Mundial del Teatro el 27 de marzo. Un emotivo día con un completo y seductor programa de mano. Se inició con un vídeo del discurso de la actriz británica de cine, teatro y televisión, Helen Mirren, en la voz de la escritora María Teresa de Vega. Siguió una grabación que realizamos al escritor, poeta, narrador, novelista, dramaturgo, actor, director de teatro, profesor de arte dramático, etc., Alberto Omar Walls. Agradecemos su generosa participación y permitirnos grabar y editar una inmensa, intensa, enriquecedora e histórica entrevista para conocimiento, divulgación y para nuestro patrimonio cultural. La visión, la mirada, las vivencias, la trayectoria teatral de este autor para Acte Canarias. Continuó un programa de radio elaborado por Rosario Rodríguez Vidal en su emisora de “micro a micro” con la emisión de una obra radiofónica, La Carta, una de las muchas que grabó para Radio Nacional de España en los años ochenta. El Día Mundial del Teatro se cerró con la puesta en escena de la obra ¡Aquí no paga nadie! de Darío Fo, por Platónica Teatro y dirigida por Alberto Omar Walls, desde un enlace de Youtube. En ACTE Canarias queremos agradecer a todos nuestros asociados y a nuestros colaboradores por su trabajo, implicación y seguimiento de cada uno de nuestros eventos. También a quienes generosamente nos cedieron su tiempo, sus palabras y documentada participación como han sido Juan Francisco Santana Domínguez en el Homenaje a José María Millares Sall; Matale Arozena y Lali Marcelino en el Día de las Letras Canarias; Puri Santana en el Día Mundial de la Mujer, Alberto Omar Walls, María Teresa de Vega y Rosario Rodríguez Vidal en el Día Mundial del Teatro. Seguimos trabajando por hacer de ACTE Canarias un referente literario y cultural en nuestras Islas. *Todos estos eventos se pueden ver en el muro de Acte Canarias en Facebook y en el canal de Acte en Youtube.

Felicidad Batista Presidenta de Acte Canarias


ACTE VIRTUAL nº 18

5 - abril - 2021

Presentación virtual del nuevo libro de Quintín Alonso Méndez "Ensayo sobre una luna de 24 días" El pasado día 25 de marzo tuvo lugar, de forma virtual, a través del muro de Facebook de Acte Canarias, la presentación de un nuevo título que pasa a formar parte de la Colección Teide, "Ensayo para una luna de 24 días", de nuestro compañero Quintín Alonso Méndez. Inició el acto nuestra presidenta Felicidad Batista con un vídeo de presentación del mismo. A continuación conocimos el libro en la voz del propio autor acompañado de: Jaime Almeida, Beatriz Sicilia y Alberto Mel. Cerraría el evento un vídeo con la lectura de un fragmento del libro en la voz de nuestra tesorera Rosario R. Vidal. Felicitamos a Quintín por ese nuevo libro que pasa a formar parte de su extensa bibliografía personal.


Fragmento del libro... Acto o día cero. El discurso de la prosa. "Siempre me quedan cuentas pendientes con la prosa, y de la prosa conmigo, y será inquietud, desazón, sensación y confirmación de la inconsistencia de mi inútil vida, hasta que no regrese a ella o ella no me abra las puertas. En eso estaba pensando, en lo que miraba y veía caerse la tarde, y eso escribo ahora, ya con la tarde vencida cayéndose detrás del mostrador húmedo del atardecer, un atardecer de diamantes encarnados y violáceos. La prosa no es una barca -eso es la poesía-, la prosa es una terraza de medianías desde la que se vislumbran las sonámbulas barcas que peligrosamente se balancean en un mar voluble de arenas movedizas. O puede que sea todo lo que desconozco, o que no exista, y a lo que me aventuro de manera inconsciente a darle existencia y consistencia, el hálito de la materia. En estos momentos que escribo, me vengo a mí y pienso que la prosa es el banco de la plaza bajo el árbol donde te espero. Y recuerdo entonces lo que rezongaba mi abuela materna como en un rezo, sin mirarme, yo sentado a su lado en silencio, extasiado en su magia y en las raíces de mis futuros fracasos, mientras sus metódicos y cíclicos dedos de misas y rosarios entrelazaban las tiernas y lisas hojas de palma, frescas de lluvia, tiernas y frescas como labios jóvenes, haciendo un cesto, «cuando esperes a una mujer, espérala sentado, vendrá cuando nieve en agosto» (no era necesaria sobraba- la sonrisa burlona. Y no sonreía...". Pueden ver todos los vídeos en el Facebook de Acte Canarias y en nuestro canal de youtube: https://www.youtube.com/channel/UC_gozzGdA7uaI_CakXMIr4Q

Puntos de venta: Librería Lemus (La Laguna), Librería El Paso (La Laguna), Librería Más que Papel (Los Naranjeros, Tacoronte), Librería Aldayo (Tejina) y Bazar Bajamar.


ACTE VIRTUAL nº 18

5 - abril - 2021

Nueva Tertulia literaria de Acte Canarias coordinada por Félix Díaz

La Hora del ChocolaTe Nuestro blog: https://chocolatero2021.blogspot.com/

La Hora del ChocolaTe es una tertulia literaria que pretende seguir la senda iniciada con Alisios de Verso y Prosa. Por ahora es una reunión virtual, a través de un grupo de Whatsapp, los jueves a las 5 pm. En ella, los participantes van leyendo, por turno, textos de su creación (normalmente, se graban primero y se comparte el archivo sonoro); a continuación, los demás van dando su opinión. Y luego sigue otro, y así hasta terminar. Como moderador tenía que poner un nombre. Recordando la tradición de consumir chocolate en las reuniones de Alisios, y dado que es a las 5, la hora de té de los ingleses, propuse el nombre tal y como está escrito: Hora del ChocolaTe. Cada sesión tiene una temática común, que suelo plantear a finales de la sesión anterior. Es lo que en Alisios se llamaba un reto. Los temas son de lo más variado: el barrio o pueblo, las mascotas, las mascarillas que debemos usar por la pandemia, unos zapatos rojos, una peluca dorada de carnaval, una playa, la siesta, la primavera, una caja de cartón… El número de participantes, por ahora, es de unos nueve, todos veteranos de Alisios. Espero que en unos meses podamos volver a las reuniones físicas… lo que obligará a buscar un sitio, desafío que anhelo, por cierto. A continuación podrán leer algunas de las creaciones de los chocolateros. Me gustaría poder incluirlas todas, pero no es posible, así que hago una selección a mi manera. Las que no aparecen no es por ser peores, eso que conste.


ACTE VIRTUAL nº 18

La Hora del ChocolaTe Sobre las mascotas, Carlota escribió este poema:

Nicolás Pequeño cantor alado, ágil y ligero. Tan ligero y etéreo como un bello pensamiento. Tus vuelos elevan las miradas, tus canciones inundan las estancias de alegría, y el corazón late en la ternura. Cabes en el hueco de una mano, pero... tu canto... Tu canto ¡hace parpadear al sol! Es la voz del ángel la que traes impresa en notas que el Gran Director emitió al crear las estrellas. ©Carlota sosa


ACTE VIRTUAL nº 18

La Hora del ChocolaTe Acerca de las mascarillas, tenemos esta creación de Cele:

La mascarilla ¿ Mas-carilla? Sin duda más carilla, porque para tenerla hay que pagarla y por el alto precio que tiene llevar la cara tapada. Mascarilla, mascarita, enmascararse, o sea, ponerse una máscara. Ahora la llevamos de forma obligada. En Carnaval la elegíamos de forma voluntaria. Ahora lo que queremos es quitarla, que caiga la máscara y ver de nuevo las caras, las bocas, las sonrisas, las palabras pronunciadas. Ahora son los ojos los que hablan pero queremos devolverle su protagonismo a la boca y elevar al infinito su mensaje con la mirada. ©Cele Díaz


ACTE VIRTUAL nº 18

La Hora del ChocolaTe Y esta otra de Haydée Bourzac

La mascarilla Hoy no puedo ver la vida como la miraba ayer nos han puesto mascarilla y todo lo veo al revés Me ha quitado la sonrisa no me deja respirar mi cara se ve muy triste esta es hoy mi realidad Es como una pesadilla que te abruma sin cesar la maldita mascarilla que en tu cara siempre está Ese pequeño artefacto te quita la identidad te da aspecto malvado y te roba libertad. Yo quiero que llegue el día en que pueda disfrutar quitarme la mascarilla para poder saludar. ©Haydée Bourzac


ACTE VIRTUAL nº 18

La Hora del ChocolaTe El tema de los zapatos rojos fue fructífero. Aquí van los dos textos que he seleccionado, un poco al azar. Luisa Chico escribió:

Mis zapatos rojos Mientras pasaba el cepillo por la larga melena color azabache, haciendo tiempo para comenzar a vestirse, miró los zapatos de altos tacones finos con diseño hopar de rombos rojos y blancos, que la esperaban al pie de la cama. Nunca había tenido unos zapatos rojos y menos tan altos, mucho se temía que le dificultaran aquella noche de baile en el pueblo pero… había que intentarlo. ¡Lucían tan bonitos! Devolvió la vista al espejo y al pelo liso y sedoso que casi le llegaba a la cintura. Se sentía muy orgullosa de él. Había dedicado la tarde a hacerse “la vuelta” para dejarlo más lacio aún. Un par de horas envuelto en la cabeza hacia la izquierda y el mismo tiempo hacia la derecha. Ahora se veía espléndido y sedoso. Sonrió satisfecha. El viento llevaba sonidos musicales desde los altavoces de la plaza hasta su casa en la Tambora de arriba, anunciando el evento al que estaba deseando llegar. Al fin y al cabo, como decía su padre, era una bailona. Este pensamiento la hizo fijarse de nuevo en los zapatos rojos y blancos. Aquellos tacones le iban a fastidiar el bailoteo pero por una vez no le importaba, las jóvenes casaderas, a veces, debían hacer sacrificios si querían encontrar el amor, y aquellos zapatos complementaban muy bien el vestido que su madre le había confeccionado para asistir a la verbena de las fiestas patronales que estaba deseando disfrutar ese año.


ACTE VIRTUAL nº 18

La Hora del ChocolaTe Bajaría el empinado camino de tierra con las lonas viejas puestas y se los calzaría, casi llegando a la carretera general, luego escondería las lonas en algún agujero de la pared de piedra para el regreso a casa, igual que lo habían hecho siempre sus antepasadas. Las dificultades no iban a impedir que estrenase aquellos preciosos zapatos el día de la Fiesta. ©Luisa Chico

Y la aportación mía:

Zapatos rojos Me encanta verla con sus zapatos rojos. Cuando se los pone, siento que su fuego inflama todo mi cuerpo. Esos zapatos de tacón altísimos, brillantes, color rojo pasión, me vuelven loco. Los beso, los acaricio, pierdo el tino. Ella lo sabe, así que solo los usa en ocasiones especiales. Entonces, viste los zapatos rojos y nada más. ¿Para qué ha de llevar otras prendas, si no las veo? Mis ojos solo son capaces de ver los zapatos rojos. Lo demás, no cuenta.

©Félix Díaz


ACTE VIRTUAL nº 18

La Hora del ChocolaTe Con el tema de la playa favorita también sirvió de inspiración. Pero me quedo con lo que escribió Luisa:

Mi playa favorita Mi playa favorita es cualquier rincón de la orilla donde pueda acercarme al mar y dejar que él me abrace, me acoja y acaricie mi piel. Añoro su cercanía, respirar el salitre, quedarme adormecida con el arrullo de las olas acariciando la arena, sentir como el agua me va arropando a medida que me sumerjo en él y dejar que se adueñe de mi cuerpo. El mar ha sido una constante en mi vida, como buena isleña. En ningún lugar me siento tan yo como en la playa, cerca de él. Playas del norte o del sur, del oeste o, quizá mis favoritas, las del este. Rumor de mar… rumor de vida, eso es lo que siento cuando me tiendo en alguna playa de esta preciosa isla. Ojalá muy pronto pueda volver a su lado, añoro cada segundo pasado allí, sentada en la arena a la sombra de una palmera, con un libro entre mis manos y la música deslizándose en mis oídos acompañando la lectura. El roce de la arena bajo mis pies. Ver el sol descender hacia el horizonte irremediablemente, tiñendo de color algún cálido atardecer. Playa, arena y mar… con papá Lorenzo observando desde lo alto insuflándonos calor y vida. ©Luisa Chico


ACTE VIRTUAL nº 18

La Hora del ChocolaTe Acerca de algo tan hispano como la siesta, me quedo con lo que escribió Mercedes:

La siesta La siesta, es una de los momentos del día que la mayoría de las personas necesitan, de esos treinta minutitos, para relajarse y recuperar energías. La siesta, no es una moda, ni una rutina, pero si es verdad que el ritmo de vida, ha cambiado mucho y, el cuerpo necesita de ese descaso. Hay quienes la realizan en el sillón con la cabeza, apoyada en el respaldar, o bien dando cabezadas a ritmo de ronquidos. Creo que la siesta, la hace cada uno según se lo pida el cuerpo, o la cabeza. Es un bálsamo para seguir, trabajando o disfrutar, de esas horas que restan para culminar el día. ©Mercedes González


ACTE VIRTUAL nº 18

La Hora del ChocolaTe Y para terminar esta muestra, incluyo lo que las musas dictaron sobre algo tan carnavalero como una peluca dorada (aunque hubo quien le cambió el color). Escribió Cele:

La peluca azul Entré en la tienda con la convicción de llevarme una “peluca azul”. Preciosa mi peluca brillante, de azul eléctrico, media melena y pelo liso. Preciosa. Hacía juego con mi disfraz de hippie: pantalón de campana y blusón de flores multicolores, predominando el azul. Además de la peluca me puse un anillo azul que se iluminaba al apretarlo y, el toque estrella, mis enormes y onduladas pestañas azules. Mi cara estaba cubierta por una fina película de purpurina azul. Me sentía plena: guapa, alegre, juguetona. Pasé unos carnavales inolvidables, no paré de mover las pestañas y de colocarme mi peluca azul, sólo con ese gesto era feliz… reía y hacía reír. ©Cele Díaz


La Hora del ChocolaTe Y termino con mi aportación:

La peluca La compró en un chino. Eusebio buscaba una peluca azul o violeta, pero el chino dijo: —Solo quedal pelucas lubias. También compró dos prótesis. Una tenía unos pechos abundantes, la otra un culo exagerado. Para el disfraz, se puso una blusa blanca ajustada y bastante escotada, y una minifalda roja. Completó la imagen con medias, sobre unos muslos afeitados, y sendos zapatos negros de tacón mediano: no quería tener problemas a la hora de caminar. Se puso la peluca y se miró al espejo. Sin duda, parecía una rubia despampanante. Pasó al maquillaje, que aplicó sobre un rostro bien afeitado. Se puso un antifaz y una mascarilla del modelo quirúrgico. Cogió el bolso y salió a la calle. Era Carnaval, sí, pero descafeinado. Por la calle no se veía un solo disfraz. Llegó al local y para poder entrar tuvo que aplicarse el dichoso gel. Con las uñas postizas se le hacía difícil aplicárselo, pero lo consiguió. Dentro, todos guardaban las distancias hasta para bailar. Todo el mundo llevaba mascarilla, y solo la apartaban para tomar un sorbo de bebida. El aforo aún no estaba completo, por lo que podía llegar gente nueva. Llegó un turista. Uno de verdad, no alguien disfrazado de guiri. De inmediato, se fijó en Eusebio. Bailaron y conversaron a duras penas. Él era japonés y quería invitarla (Eusebio dijo llamarse Emelina) a su casa en Tokio. Salieron del local, y de inmediato Eusebio se vio rodeado por tres tipos vestidos de negro. Lo secuestraron, metiéndolo en una furgoneta. Allí estaba el japonés. —Yo sel alto mando de Yakuza. Tú no lesistil. Te llevalé a Japón y selás mi esposa. Un atónito Eusebio replicó: —Hay un serio problema. Yo no soy una mujer, sino un hombre —se quitó el antifaz y la mascarilla. El capo japonés se quedó mirándolo. —No impoltal. Nadie sel pelfecto. ©Félix Díaz


ACTE VIRTUAL nº 18

5 - abril - 2021

Novedades literarias de nuestros socios Nuevo libro de Pedro González Cánovas

Tierra

Tierra es el séptimo libro de los que componen hasta hoy la obra literaria en solitario de este autor, que vuelve tras Fauna callejera y otras bestialidades (2020) con otra entrega de relatos cortos. Tierra tiene momentos sobrios, hasta románticos, que parecen destinados a sacar emociones del lector. Pero también contiene un notable bloque de relatos, aunados bajo el título de Las historias de don Juan, el Juanche, que se encarga de dibujar sonrisas o extraer risas del consumidor de estos cuentos de carácter costumbrista. En ellos, se narran las peripecias de un hombre de edad avanzada con toda la alegría que permite la consciencia de un impacto entre la sociedad urbanita y la rural del Archipiélago. Posiblemente, se podría encontrar símiles en la américa del sur donde nativos y renegados de sus raíces o foráneos chocan para encontrar puntos de encuentro con notable dificultad. Tan humanos todos y a veces parecemos distintas especies.


De tal forma, esta publicación que se abre con la propuesta de una nueva interpretación de leyendas aborígenes y que duplican su interés cuando se destripan en el epílogo, y llaman a la empatía con nuestros propios orígenes, no dejan prever el giro al que llevarán las historias de El Juanche. Pero el aire fresco que aportan las narraciones de las vivencias y experiencias del auténtico mago tinerfeño, se agradecen y se mastican con tal facilidad que si nos descuidamos saben a poco. El epílogo viene respaldado por la mano de un investigador histórico reconocido como es Eduardo Pedro García Rodríguez. Se trata de un señor con mayúsculas que lleva décadas haciendo públicos sus estudios sobre la antigüedad de Canarias y que, a día de hoy, seguramente es el mayor especialista en religión y costumbres del ramo de los aborígenes. Eduardo García y Pedro González comparten su actual asentamiento geográfico en La Laguna (o Aguere, como ellos prefieren) y por eso y otras cuestiones que no vienen al caso presentan este trabajo conjunto. Tierra, además de la ilustración diseñada en exclusiva por Joel Gallego para la portada, llega con un pequeño prólogo de Eduardo y una introducción del propio Cánovas que nos habla un poco de algún lector cero y mucho del autor. También encontramos en la trasera de la edición en papel varias citas sobre la obra de personas como Isidro Cedrés o la escritora Cleopatra Pérez,

que

parecen

coincidir

en

la

importancia de narraciones que unen la actualidad con unas raíces que a veces, por estar tan a la vista, parece que pasamos por alto.


ACTE VIRTUAL nº 18

5 - abril - 2021

Novedades literarias de nuestros socios Nuevo libro de Albertine Orleans

La pasión del colibrí Albertine Orleans es una agricultora ecológica, protectora de la flora y la fauna canaria y reforestadora de vocación, que decidió ponerse manos a la obra hace casi dos décadas concienciada por el cambio climático. Ha vivido rodeada de lírica desde los 5 años de edad, escuchando recitar a su abuela y descubriendo en la adolescencia la poesía materna. Entre sus ascendientes, cuenta con el poeta Pedro Perdomo Acedo, Juan del Río Ayala y Néstor Álamo. Ha publicado catorce poemarios y dos cuentos infantiles, con Beginbook dentro del marco da las colecciones literarias AOC y Chinija. Con ACTE he editado En cien palabras, libro de microrrelatos. Ha participado en antologías y prologado libros. Se define como promotora

de

arte

y

P.M.D.,

(Presentadora,

Maestra

de

ceremonias

y

Dinamizadora). Es presidenta y fundadora de la asociación mecenas y cultural AOC (Asociación Orientada a la Cultura), cuyo fin es ayudar a los artistas y a las ONG. Albertine colabora con diferentes entidades, tanto culturales como humanitarias desarrollando su labor en las redes sociales y medios de comunicación. Entre sus proyectos a corto plazo está publicar el cuento titulado DRACOLANDIA. Como ser humano afirma que las personas están por encima de las estructuras. Como persona su máxima es: la muerte es el motor que impulsa mi vida. Y como mujer expresa sin temor su sentimiento genuino: Estoy aquí, liberada en la existencia, a corazón abierto, sin límites, sin armas ni escudos.


Fragmento del libro... Vivamos, Lesbia mía, y amemos, y las habladurías de esos viejos tan rectos, todas, valorémoslas en un solo as. Los soles pueden morir y renacer: nosotros, en cuanto la efímera luz se apague, habremos de dormir una noche eterna. Dame mil besos, luego cien, luego otros mil, luego cien una vez más, luego sin parar otros mil, luego cien, luego, cuando hayamos hecho muchos miles, los revolveremos para no saberlos o para que nadie con mala intención pueda mirarnos de través, cuando sepa que es tan grande el número de besos. Cayo Valerio Catulo 84 – 54 a. C.

Dame la boca, la mano o la cintura. ¡Cuéntame los besos como Catulo! Vamos a andar por no se sabe dónde: un caballo de mar y una colibrí. ¡Amigos! Les pido silencio para escuchar el ruido de nuestros pasos a orillas de un río, más puro que un paraíso, más puro que la ilusión de un niño. Dame el pecho, la espalda o los labios hasta el fin del trayecto, porque ahora toca la belleza y coincide que estamos aquí sostenidos por la vida: mi claro latir ingrávido, que te persigue constante y tu libre albedrío que me ata, para luego correr la misma suerte.


ACTE VIRTUAL nº 18

5 - abril - 2021

Novedades literarias de nuestros socios Nuevo libro de Juan Francisco Santana

"Reflexiones con el arco iris"

Miembro, entre otras, de la Asociación cultural canaria de Escritores Acte y uno de los fundadores de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica y del Municipio de San Lorenzo de Tamaraceite, así como Cronista Oficial de dicho municipio. Socio de Honor de la Escuela Luján Pérez de Las Palmas de Gran Canaria. Delegado en Canarias de la Academia Norteamericana de Literatura Moderna. Capítulo Internacional New Jersey, Estados Unidos. "Reflexiones con el Arco Iris" es su último libro publicado. El mismo posee un prólogo de poeta Manuel Díaz García y una portada de Manolo Ruiz, el insigne pintor grancanario. El prologuista dice, entre otras muchas cosas, de esta obra: "Si partimos de la premisa que nos dejaba Edmund Wilson: "No hay dos personas que lean el mismo libro", obviamente querido lector, no verás ni sentirás lo mismo que yo en esta maravillosa obra en la que pasarás, probablemente algunos de los mejores momentos que te brindará el mundo de la literatura en toda tu vida."


Fragmento del libro... El cielo cercano Dormitaba y alguien, a mi lado durmiente, sin estar, me ofrecía en el cielo indagar, muy juntos de la mano, en los tesoros que no ansío. Sobre un malva unicornio me quise alejar más no quiso trotar y allí me quedé… meditando. ¿Por qué a mí? – le dije, lleno de curiosidad; incluso Sonrisa me pidió, con ternura, poder asomarse a mi cara…, evidentemente, le dije (a mi sonrisa) que sí y es que NO manifiesta, obstinado, su preferencia de quedarse en su rincón, leyendo siempre a Adorno, pues asevera, plenamente convencido, sentir admiración por el filosofar del alemán y me deja solo, aunque, a decir verdad, casi nunca le echo de menos. Saben que no soy yo de los que a dioses se acerque, si acaso, en ocasiones, consulto, algo incrédulo, a Chaxiraxi y también a Magec pues cercanos, desde siempre, les sentí aunque he de decir que también sentí como Guayota, en ocasiones, me tiraba de la mano y no quise, a su fuelgo, negarme pues en él me empapaba de saberes. Me dolía, otrora, su soledad y esa misión imposible para los mortales de poder alojarse en vivos cráteres y departir, incluso retozar, a todas horas, ¡dichoso él!, con sinuosas sombras vestidas de rojo satén que le hacían vibrar y hervir, vertiendo humores sobre los cuerpos temblorosos que allí esperaban su ígneo embate. Desperté pero Alguien, me supongo, decidió, ante mi respuesta, irse a otro catre a dormitar o a volar, posiblemente buscando el favor de alados dioses de torsos desnudos, revolcándose así en húmedos y placenteros sueños. Decidí gozar de las pequeñas alegrías, esas que cita Hesse: serenidad, amor, poesía, observación del placentero vuelo de las aves; del cambio de los colores en una pared al ser toqueteada por los dedos lujuriosos del Sol… y, también, de la Luna.../... Te invitamos a terminarlo en el propio libro.


ACTE VIRTUAL nº 18

5 - abril - 2021

Novedades literarias de nuestros socios Nuevo libro de Isa Hernández Nacida en Santa cruz de La Palma, reside en Santa Cruz de Tenerife. Es enfermera, y licenciada en Derecho por la Universidad de La Laguna. Comenzó su andadura de escritora a partir de su jubilación en 2017, participando en varios concursos de relatos y poesía, algunos seleccionados y publicados; participa y colabora en revistas digitales internacionales de habla hispana. También ha publicado en algunas Antologías. Escribió su primera novela de narrativa “El Viaje de Alba Bernal”, que fue publicada por la editorial Letrame, en 2019, ya en segunda edición. Su segundo trabajo se publicó en diciembre de 2020, también por la editorial Letrame “Cuentos y relatos de mis noches”, es una recopilación de historias cortas, con gran contenido emotivo, escrito durante 2017 a julio de 2020, algunas durante la pandemia.


Fragmento del libro... Reseña: Isa Hdez. nos trae su nueva obra CUENTOS Y RELATOS DE MIS NOCHES, el cual es una recopilación de inquietudes, fantasías y certezas de vivencias que pueden extrapolarse a cualquier momento personal, temporal o sentimental. Corazón, cuerpo y cerebro, transitan por historias sencillas con letra simple, amable y humilde hacia el mundo de los deseos. Con la intención de compartir fantasía y realidad en la creencia de que cada ser le dará el valor que considere según sus circunstancias o escenarios. La reflexión y la quimera pueden ir al unísono, al igual que la diversión, el ocio o la conclusión. Fragmento del libro:

Los amantes del palmeral La tarde lluviosa invitaba a quedarse en casa leyendo en la mesa camilla tras la ventana, mientras contemplaba el palmeral que salpicaba de perlas los paraguas de los transeúntes del paseo. Sara y Jonay se resguardaban tras una de las palmeras, la más alejada del lugar, pero los delataba su perro negro azabache, Lino, que siempre iba con Jonay a todas partes y no se movía de su lado. Se conocían desde la escuela y siempre andaban juntos como si de dos amigos de la infancia se tratara, pero pasaban los años y ya eran dos adolescentes que cada domingo se veían en el palmeral, donde se robaban los besos y se prometían el universo. Ella rubia como el trigo con el cabello por la cintura con los ojos azul cielo, espigada y grácil, a sus diecisiete años parecía toda una diosa; él un mozalbete apuesto de la misma edad, moreno con ojos grandes oscuros como la noche de mirada fija de esas que traspasan y no pasan inadvertidas. Afable y sencillo, muy cercano con todos los conocidos pese a ser de clase social alta, decían los que lo conocían...


ACTE VIRTUAL nº 18

5 - abril - 2021

Novedades literarias Nuevo libro de AOC y ACCA "Antología canario-argentina" (Colectivos vinculados a Acte Canarias)

El proyecto ANTOLOGÍA CANARIA-ARGENTINA es una colaboración entre ACCA y AOC basada en el altruismo y en el deseo tangible de unión y divulgación de la actual literatura femenina canaria, junto a la literatura femenina argentina y los actuales ilustradores de ambos lados del mar. Este proyecto surge desde AOC con la ilusión de expandirnos fuera del marco de nuestras fronteras, dándole oportunidades a artistas de otros países, con una propuesta de promoción literaria y de ayuda humanitaria. Este hermanamiento de Costa a Costa navega por el mejor rumbo posible, lo impulsa la energía del corazón. Descubrimos en esta obra manantiales de los que brota la cultura a borbotones. Argentina y Canarias, entre un océano de ilusiones, como fuentes de las que emana la vida, van al encuentro de organizaciones que luchan por mantenerla, dignificarla y acompañarla por el camino del amor. En esta ocasión PEQUEÑOS GUERREROS en Argentina y PEQUEÑO VALIENTE en Canarias.


Algunas ilustraciones del libro...

Ilustración del poema MARCOS REDONDOS. Sin título. Tinta sobre papel. Autor Santos Capello.

Ilustración del poema DAME. Sin título. Autor Martín Rive.

Ilustración del poema LABERINTO DE POBRES

Ilustración del poema TANGO

Título: LABERINTO DE POBRES. Autor: Óscar Valido

Título: TANGO. Autor: Guillermo Roura


Colaboraciones Un espacio para disfrutar de los poemas y relatos de nuestros asociados/as


ACTE VIRTUAL nº 18

5 - abril - 2021

Colaboración María Teresa de Vega

Una señora de buen ver todavía, levantó la mano para narrar su cuento. Iba sola, y los mal pensados rufianes del grupo decían que buscaba pescar un pez gordo. A mí me hizo recordar a la viuda de Bath, de los cuentos de Chaucer, casada cinco veces, y que era lista como una urraca.. A esta señora le adjudicaban lascivia, pues signo de ella era tener los dientes separados. Y a los que aseguraban que en remedios de amor era maestra, les espetaba: la virginidad es meritoria y alabable, pero decidme ¿a qué fin fueron creados los órganos reproductores? Voy a proceder, profirió haciéndose la culta nuestra viuda de Tenerife, a relatar lo que un pájaro que rondaba mis árboles, al oído me dijo: Ah, casi me caigo de la rama, oh, mujer, olvidado en la contemplación de tus nalgas. Corro con mis patitas de ave por el muro para verte por delante, desparramados tus pechos que nada sujeta. ¡Cómo me gustaría que bajo mis asaltos amorosos exclamaras con esa voz ahogada, herida de gozo mortal: ¡AUXILIO! ¡AUXILIO! ¡VIRGEN SANTÍSIMA! eso que exclamas cuando tiene lugar el "tema" con tu hombre. (Y aquí el vocabulario de la viuda se tornó pudoroso.) Pero siguió: Y que gritases refiriéndote a mí, ave que te desea: ¡AVE! AVE! ¡AVE MARÍA PURÍSIMA! Igualmente transportada a regiones de grandísimo fruir.


Ya entonces, considerando que en aquella peregrinación iba gente religiosa y muy santa, la atajé con la excusa de que ya era muy tarde, casi noche. Y con gesto recatado se subió el chal a la cabeza, como un velo y mirando al suelo siguió caminando, no sin antes proclamar: Una virtud es la moderación de los apetitos que dicen que dijo Epicuro, no se crean que todo es gozar y bailar. Y copular en las playas de por aquí. Dios mío, dije para mí, Virgen de Candelaria, ayúdanos a apagar nuestros fuegos. Amén.


y se fundirían sus cuerpos, en la hondonada de la madrugada.

ACTE VIRTUAL nº 18

5 - abril - 2021

Colaboración Isa Hernández EL VIAJE Sentía el temblor de su pecho al mirar su fotografía, el marco gastado evidenciaba el paso del tiempo, sus ojos azul cielo lo observaban como si quisieran hablarle, pero las palabras se quedaron suspendidas en sus labios grana, y las perlas de su boca le sonreían evocando la felicidad vivida. El cabello dorado como el trigo le escondía el arrebol de sus mejillas, y sintió como un escalofrío al acariciarla, unas lágrimas rodaban por los surcos de su cara y caían sobre el cristal, añoraba ilusiones, alegrías y vivencias contenidas en aquella imagen. Ella se adelantó en el viaje y lo dejó sumido en la honda tristeza y, no ha logrado soportar el vacío de su ausencia, la miraba como si pareciera un ser que ya no está en su mundo, pero deseaba navegar a su universo porque ya culminó la batalla. Ya no lucía el sol ni se iluminaba la luna, y la noche era larga y oscura, sus ojos ya no lo miraban ni sonreían y, sus pasos eran lerdos, sus brazos caídos no tenían fuerza, no se elevaban y no abrazaban, solo soñaba con la cara del retrato y tenía prisa por tocarlo. No recordaba bien si le dijo todos los te quiero, ni si le recitó aquellos poemas que siempre dejaba para después, sabía que ella lo esperaba y que pronto el viento lo llevaría a su lado. Y volvería a iluminarse la luna y las estrellas bailarán al mismo son de antaño, resurgiría la sonrisa y los besos, y los abrazos, imaginaba de nuevo la alegría y, el fervor en el silencio se avivaría, y se fundirían sus cuerpos, en la hondonada de la madrugada.


Colaboración

ACTE VIRTUAL nº 18

Colaboración Isabel Vidal HILOS DE PLATA Las nubes entrelazadas A ambos lados del camino Nos guían por el sendero Que se abre en el azul cielo Las estrellas por la noche Trabajaron con esmero Y cogidas de la mano Dibujaron el sendero Trenzando hilos de plata Hicieron una cadena Tejiendo un puente de luces Brillante como la seda Y aquí vamos presurosas Caminando por el cielo Desde Tenerife a Asturias Guiadas por el lucero


ACTE VIRTUAL nº 18

5 - abril - 2021

Colaboración Jesús Abreu YO SOSTENGO… (Día Internacional de la poesía) Que existe un lugar en mí al que llaman, llamo, poesía. Es un ático sin ascensor al que accedo por la escalera de incendios. Desde ella miro hacia abajo, con la mirada de un ingrávido cosmonauta, con la vista de un neonato sin contaminar. En ella me busco, en ella me encuentro, con ella tropiezo y vuelvo a empezar, y cuando subo es mi casa, mi hogar. Y cuando la habito me destierro, me impongo una carta de expulsión de mí mismo y a ella pido asilo, sin egoísmo, sin interés, sin pasado sin futuro siempre es hoy. Asáltame Poesía en la compañía de la soledad, en el asiento de un taxi, en la mirada del otro, en las mañanas de invierno, en el váter, en el ascensor, cuando arden las tardes, en el dolor del indigente o del oprimido, en el sabor de la bruma de otoño, cuando sueño despierto o cuando estoy Poesía contigo.


ACTE VIRTUAL nº 18

Colaboración Emilio Fernández

4 SONETOS PARA QUEVEDO ¡¡DONDE SE TOMAN, LAS DAN!! Mucho de negativo, ser podría, Que se gestara mientras nacieras, Viendo llegar otoños, primaveras Ansiaras, sin llegarlas todavía. Tal vez no fuese aquel, el mejor día Y que, en la oscuridad tal, lo sintieras, Tal vez no fuesen como tú creyeras, Las maneras de hallarse en la alegría. Obras maestras de tu pluma ví, También burla tirada con afán, Que avergonzado… nunca compartí. Recalcando con gusto aquel refrán, Pero con mis respetos hacia ti, Digo que: donde se toman las dan.

5 - abril - 2021


Versea tu hábil mente con enojo, Que bien parece pócima letal, Como si produjera tu alma el mal, Por casi serlo ciego… o serlo cojo. Si fuese el corazón quien por antojo, Tomase posesión del habla, cual Valiente y fiel guerrero, entonces tal Poeta igual, sería no tan flojo. Porque es el corazón para nosotros, Quien nos hace amar, más te hace feliz Y te da libertad entre los estotros. Pero necio será aquel infeliz Que feliz sea viendo a muchos otros Desdichados o con mucha nariz.


Pediste un corazón, también nuevo hombre, Más, autocriticaste ante Dios, males Tuyos, que al admitirlos, no eran tales, Más bien engrandecías tu buen nombre. Hoy haces que la historia nos asombre, Con tus escritos tan universales; Grabados quedarán en los anales De aquel gran escritor… ¡Y que se alfombre!. Pues, aunque torpes sus pies anduvieran, Merecedor es de un suave camino, Y andar como él, ya tantos lo quisieran. Y si en estos sonetos que combino, Premios para el poeta no se vieran, Afinen los sentidos que defino.


Francisco de Quevedo, más Villegas, Caballero de la Orden de Santiago, Al tu vida mirar, reverencia hago, Agradecido porque hasta mí llegas. Rica oratoria a tantos pueblos legas, En opúsculos sátiros que halago, Y sonetos burlescos que propago, Como aquel gongorita que tú niegas. Bajo un pelo ondulado negro y gris, Y sobre piernas sin capacidad… Tras bigote y cristal, se que dormís. Plasmad los sentimientos. La verdad. Y orgullo sentiréis cuando decís, El Señor de la Torre ‘e Juan Abad.


Síguenos en: Página web

www.actecanarias.es

actecanarias@gmail.com Acte Canarias

671168903

Acte Canarias letras birmagen birmagen

ACTE VIRTUAL nº 18