Page 1

ENTREVISTAPÁGS 8 y 9 El analista político de la USB, John Magdaleno, en entrevista exclusiva, nos ofrece su visión de los sucesos del 2 de diciembre de 2007.

DR. PUERTAPÁG 5 El profesor Jesús Puerta describe la jornada de homenaje a los acádemicos adscritos al Programa de Promoción al Investigador.

YVAN SERRAPÁG 6 Yván Serra, politólogo de la UCV, describe los tres aspectos que explican la derrota del SI en el referéndum aprobatorio de la nueva constitución.

HORROR(2)PÁG 11 Orlando Arciniegas nos ofrece la segunda entrega de su visión de lo que fueron los horrores de los sistemas totalitarios en Alemania y la Unión Soviética.

PARAPETOPÁG 12 El historiador Manuel Caballero nos explica el objetivo primordial de la reforma y cómo ganó el NO, a pesar de un CNE viciado.

ARTE TAURINOPÁG 15 Helena Acosta describe el arte taurino; y Fabio Vásquez observa con agudeza una de las retratadas en Las Meninas de Veláquez.

Esta obra del artista belga René Magritte (1898-1967) pone de relieve el "realismo mágico" que caracteriza su trabajo en este interesante cuadro, La Idea, de 1966.

“Ahora el petróleo es de todos”... PDVSA


2

Cuadernos nº 8

Febrero, 2008

De la crisis de las tarjetas prepagadas, Misión Imposible (CADIVI) y otras minucias.

¡Dame mi barril de petróleo! Quien haya intentado alguna vez inscribirse en CADIVI (Comisión de Administración de Divisas), imprimir la planilla y finalmente recibir el beneficio de dólares a precio oficial (BsF 2,15, por ahora) sabe que es poco menos que la Misión Imposible de las series televisivas. Este año, además de las dificultades habituales (la página web no se abre, la página tiene error, la página no se imprime, etc.) nos encontramos con dificultades adicionales, como veremos. En primer término, los usuarios (personas naturales) deben restringir los días de acceso, según el último número de su cédula: 0, 1, 2 y 3 4y5 6y7 8y9

Lunes Martes Jueves Viernes

Los miércoles, sábados y domingos tienen acceso todos los números. Pero el horario, para personas naturales, está restringido entre las 3:00 y las 10:00 pm. Atrás quedaron aquellas noches en las que, aprovechando el poco tráfico, se podía acceder a la página web en las madrugadas... Por si esto fuera poco, el gobierno tomó dos decisiones que van en contra de las personas que necesitan acceder a su cuota de divisas: se redujo el cupo de compras por Internet de $3000 a $400; y se eliminaron las tarjetas prepagadas. Ambas decisiones han sido rechazadas por los usuarios de CADIVI, en especial la eliminación del uso de las prepagadas: muchos venezolanos se han quedado varados en el extranjero sin la posibilidad de usar sus tarjetas y, lo que es más grave, sin previo aviso. Los resultados de esta decisión han producido dramas humanos con la consiguiente dosis de impotencia, rabia y desconcierto. La reducción del cupo de compras por Internet es claramente anticonstitucional, pues disminuye un derecho adquirido y está en contra de la progresividad claramente enunciada en la Constitución del 99. En cuanto a la aliminación de las tarjetas prepagadas, esto atenta contra las personas de menores recursos, trabajadores independientes, estudiantes, amas de casa y personas mayores que por una razón u otra no tienen acceso a una tarjeta de crédito normal. La eliminación de este producto dejó discriminados y en situación de desigualdad a ese 70% de venezolanos, atentando contra la ley (art. 21 de la Constitución Bolivariana).

efectivo y declarar en qué nos gastamos el dinero, lo cual atenta contra nuestros derechos constitucionales a la vida privada y derecho a la confidencialidad (art. 60 CRBV).”

Regulación = corrupción Conocemos el caso de varios estudiantes que se encuentran en el extranjero o que tenían planes de viajar en 2008, algunos de ellos con ahorros producto de muchos meses de su trabajo, que contaban con sus cupos de divisas para costear parte de sus gastos en el exterior. Muchos de ellos han tenido que discontinuar sus estudios y regresar al país o iniciar los complicados trámites para la ayuda a estudiantes. Por otra parte, muchas personas que deseaban viajar, bien sea por placer o para visitar a un familiar, se ven ahora impedidos de hacerlo, pues no hay forma de conseguir los tan necesarios dólares, al menos al precio establecido oficialmente. La organización no gubernamental ANAUCO (Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores), dirigida por Roberto León Parilli, está impulsando una demanda ante el Tribunal Supremo de Justicia a los fines de restituir los derechos de los ciudadanos. Los interesados en el tema pueden visitar su página web:

http://www.anauco.org.ve/ donde encontrarán información sobre este y otros asuntos de interés. Como parte de la cruzada en defensa de los ciudadanos, ANAUCO indica en su página: “Del mismo modo hemos demandado el cese de CADIVI en una serie de prácticas que atentan con nuestros derechos constitucionales, como lo son: emisión de listas acusatorias y sometimiento a procedimientos sin otorgar el derecho a la defensa, violando la Constitución (art. 49 CRBV); limitaciones al libre tránsito al establecer restricciones en el acceso a dólares para destinos como Panamá, Aruba o Curazao (art. 50 CRBV); solicitud de recaudos de imposible cumplimiento como consignar recibos con características exigidas por leyes venezolanas, cuando los emiten proveedores extranjeros que tienen otras leyes; probar en que se gastó el

Cada vez que el gobierno intenta regular en forma desproporcionada el normal flujo del mercado, se crea un nicho para la distorsión y la corrupción. El diferencial entre el dólar oficial y el innombrable (está prohibido mencionarlo) es cada vez mayor. Eso crea la irresistible tentación de obtener un beneficio y, por supuesto, se presta a actos de corrupción en pequeña, gran y muy gran escala (¿de dónde salieron los $800.000, en billetes, del maletín de Antonini Wilson?). Las historias de corrupción en la obtención de divisas son de vieja data. En la época de RECADI, sólo se recuerda al famoso chino, que pagó por todos los demás. Durante el gobierno de Caldera, las agencias de viajes pagaban el pasaje a cualquier ciudadano que tuviera pasaporte y le daban una propina a quien quisiera ir a Europa con tal de echarle el guante a los $4000 que otorgaba el gobierno (en billetes, con sólo el sello del banco en el pasaporte y sin más trámite). Por eso vemos como los más pobres, buscando mejorar sus ingresos han solicitado (y obtenido) tarjetas prepagadas y venden sus “cupos” de Internet; los comerciantes avispados pagan el viaje de ida y vuelta a Curazao o Panamá como parte de la compra del “cupo” de los $5.000. Dice el refrán que “la culpa no es la del ciego sino el del que le da el palo”. La distorsión hace, como dijimos, irresistible el tráfico de cupos. Ahora bien, ¿qué culpa tienen los ciudadanos que usan sus dólares correctamente por el supuesto “abuso” en la venta de cupos? ¿Acaso el cupo no es un derecho de todo los venezolanos a adquirir dólares a precio preferencial y en consecuencia el ciudadano puede hacer con esos dólares lo que mejor venga en gana? ¿No deberían todos los ciudadanos, con tarjeta o sin ella, tener acceso a dólares a precios preferenciales? Por eso decimos “¡dame mi barril de petróleo!” pues el dólar es producto de la venta del oro negro. Recordemos el eslogan del gobierno bolivariano: “El petróleo ahora es de todos...” los que tienen acceso: remember Antonini.

Declaración universal de derechos de usuarios de ser vicios bancarios y financieros Puede resultar irónico, pero recientemente diputados de la Asamblea Nacional (AN) recibieron en la sede del Parlamento Andino la Declaración Universal de Derechos de Usuarios del Sistema Bancario y Financiero, documento propuesto por la Asociación Internacional de Usuarios de la Banca (Ausbanc Internacional), con el fin de proteger a los usuarios de los servicios de las instituciones financieras. Las Declaración Universal de Derechos del Usuario del Sistema Bancario y Financiero fue suscrita por más de 18 países, entre ellos Venezuela, que estuvo representada por el presidente del Instituto para la Defensa y Educación del Consumidor y del Usuario (INDECU). Esta declaración, fechada en Salamanca, España el 29 y 30 de Septiembre del 2005 predica sobre la “existencia de un sistema financiero racional y liberalizado” y, coloca esta circunstancia, como un “instrumento decisivo para la consecución del bienestar económico y social de los individuos”. Igualmente, enfatiza que “la existencia de un sistema financiero estable y no intervenido por los poderes públicos constituye un elemento esencial e indispensable en el devenir de la economía”. Como principio general, este manifiesto señala explícitamente que “los usuarios tienen derecho a que los servicios y productos financieros se presten en el seno de un mercado abierto y de competencia leal, que optimice la calidad de dichos productos y servicios y establezca los costes adecuados” El espíritu y letra de esta declaración va a contrapelo de las decisiones que en esta materia ha tomado la actual administración y, en este sentido, proporciona una evidencia más de las incongruencias presentes en el diseño de políticas públicas en el ámbito financiero por parte del Gobierno Venezolano.


Febrero, 2008

Autoridades de la Universidad de Carabobo María Luisa Aguilar de Maldonado Rectora

Jessy Divo de Romero Vicerrectora Académica

Cuadernos nº 8

Comentarios al sistema nacional de ingreso a la Educación Superior

Víctor Reyes Lanza Vicerrector Administrativo

Pedro Villarroel

Pedro Villarroel, Secretario de la UC

Secretario

Cuadernos de la Secretaría Una publicación de la Secretaría de la Universidad de Carabobo

Pedro Villarroel pedvill@gmail.com Director

Miguel A. Megias miguelangelmegias@gmail.com Editor en Jefe

Nelson Acosta Espinoza ancosta@cantv.net Editor Asociado

Comité de Redacción José Napoleón Oropeza jno1310@hotmail.comt Freddy Carquez Márquez carquezf@yahoo.es Jorge Castro jocasde40@hotmail.com Ciro Vargas cirovargas@hotmail.com Orlando Arciniegas oarcinie@cantv.net Gustavo Miranda hdlmt15@hotmail.com Fabio Vásquez Royett fabiorvr@hotmail.com Elsie Pérez García elsiepg@hotmail.com Ever Osorio osorioever@hotmail.com

Periodista: Mariandreína Ruiz Roa mariandreinaruiz@hotmail.com

Colaboradores: Alecia Castillo Henríquez Ascander Contreras Uzcátegui Jesús Puerta José Díaz Retali Jorge Preciado Pablo Polo Domingo Sifontes Gustavo Guevara Pablo Baricelli Argenis Urdaneta Helena Acosta Mariño María C. Arcila Franceschi

Envíe sus artículos a: cuadernos.uc@gmail.com

Impreso en Publicaciones Degal, C. A. Tiraje: 5.000 ejemplares Política editorial: Cuadernos de la Secretaría no se hace responsable por las opiniones emitidas por los columnistas. Todos los derechos reservados. Copyright ©Cuadernos, 2007

l Ministerio de Educación Superior ha puesto sobre la mesa, para su discusión y evaluación, una interesante propuesta para crear el sistema nacional de ingreso a la Educación Superior Universitaria. En relación a esta propuesta, nos ha parecido conveniente comentar algunos aspectos de la misma, gracias a este medio de difusión, que es Cuadernos de la Secretaría. Es preciso comentar que esta preocupación no es nueva. La discusión de los problemas implícitos en la admisión a los estudios superiores en las universidadaes siempre ha estado presente en la definición de políticas de ingreso a la educación superior. Desafortunadamente, la masificación de la educación en el país se llevó a cabo sin tomar en cuenta la planificación del crecimiento de nuestras universidades. Esta circunstancia, generó un divorcio entre los sectores de educación media y superior. Además, la deficiente calidad de los aspirantes a ingresar a la universidad ha repercutido sobre los índices de repetición de materias y sobre la deserción. Parece razonable entonces, que el gobierno y las universidades, conjuntamente, posen su mirada sobre un Sistema Nacional de Ingreso, con discusión y debate de los problemas de fondo. Y de dicha discusión, se generen propuestas y soluciones viables y aceptables tanto para el sector afectado -los estudiantes potencials- como para la comunidad universitaria y el gobierno, cuya labor es la protección de los derechos a la educación de calidad de todos los ciudadanos. En sintonía con el documento presentado por la Universidad Simón Bolívar, en el Núcleo de Secretarios del CNU, el 16 de Junio del 2007, consideramos que este instrumento debería satisfacer requerimientos tales como: articular la educación media y las diferentes modalidades de la educación superior; formar parte de un proyecto

E

de desarrollo de la educación media y de la educación superior; y, finalmente, contribuir a mejorar la inclusión, entre los sistemas de educación superior y el sistema de formación para el trabajo. La creación de un año (o semestre) preuniversitario nos parece muy pertinente. Esta solución puede contribuir significativamente a elevar la tasa de prosecución de los bachilleres dentro de nuestras universidades. Desde luego, es necesario asegurar los consensos para que esta propuesta llegue al nivel de políticas para la educación superior en el país. En relación al tema de equidad y justicia, finalizamos estos breves comentarios recalcando que la Universidad de Carabobo, en su Reglamento General de Admisión e Ingreso, ya contempla una importante novedad: la asignación preferencial de plazas de estudio a quienes que se hayan destacado en el ámbito cultural, artístico, científico o deportivo. Concluimos afirmando que es fundamental que hagamos los esfuerzos necesarios para formular, consensuadamente, una política nacional de admisiones.

3

Editorial A dos meses del referéndum

S

on diversas la enseñanzas que pueden desprenderse de los resultados del referéndum del 2 de diciembre de 2007. Debemos ser acuciosos para leer adecuadamente este acontecimiento. Una primera interpretación apunta a señalar lo pequeño de la diferencia de votos entre las dos opciones en juego y la enorme significación cultural y política que puede desprenderse de esta mínima distancia en la votación. En efecto, por un lado, estos resultados ponen fin a la carrera presidencialista del comandante y, por el otro, abren las compuertas para el surgimiento de nuevos liderazgos, tanto en el ámbito del llamado socialismo bolivariano, como en el campo de la oposición. Introduce, no cabe la menor duda, un componente de competencia y azuza nuevas ambiciones políticas de cara a las venideras elecciones de gobernadores, alcaldes, parlamentarias y concejales. Los resultados del 2D reflejan la madurez que, como sociedad, ha ejercitado el pueblo venezolano. Se derrotó un proyecto de país y se mandó una señal clara y diáfana de lo que no queremos. Se derrumbó el mito, a pesar de un Consejo Nacional Electoral polarizado a favor del gobierno, de que Hugo Chavez es invencible. Y esto animará al electorado a ejercer su derecho al voto en elecciones futuras. Se puso en evidencia ese voto ciudadano que añora fuentes de trabajo estables, la certeza de un ambiente de seguridad para la familia, una propuesta de país moderno y una universidad que cumpla con su misión de de “la casa que vence las sombras”. La pérdida de 3 millones de votos significa, entre otras cosas, que buena parte del país ya no está dispuesto a darle un cheque en blanco al Presidente. No podemos errar la lectura de este acontecimiento político y cultural. Debemos pulsar con nuestras energías académicas “el mar de fondo que busca con ansias una nueva playa”. Transformemos esta compresión en las bases para una nueva conducción universitaria y punto de partida para la construcción de una inédita moral pública. El país así nos lo demanda.

La victoria del NO reflejada en los diarios Venezuela y el mundo. (Foto Cortesía de AP)


4

Cuadernos nº 8

Febrero, 2008

Los sucesos del 2 de diciembre de 2007 Fermín Freddy Carquez Márquez

Los resultados del 2 de diciembre constituyen la derrota política más importante que hasta el presente ha recibido el proyecto autoritario chavista, la migración del 43% de su votación presidencial en menos de un año de gestión, expresa el profundo rechazo que nuestra población siente por la forma como el Comandante Chávez los ha engañado. Son un testimonio más de frustración y desesperanza para con un gobierno al cual han apoyado con particular lealtad, muy parecida a la que en sus mejores tiempos la población venezolana le expresó a los partidos integrantes del Pacto de Punto Fijo. Las cuentas son muy claras, en apenas 11 meses el proyecto presidencial perdió más de tres millones de electores, que tomaron la inteligente decisión de no acompañarlo en su insensatez continuista, que decidieron quedarse en sus casas para observar el panorama político de la nación después de su contribución crítica. Particular comportamiento que ilustra el progreso político de nuestra sociedad, cuya capacidad de flexibilizar sus conductas y despegarse a tiempo de la incondicionalidad es creciente, sigue reduciéndose el atávico efecto cultural campesino, feudal, caudillesco y militarista en la cultura de nuestra población, pareciera que la lección ha sido suficiente.

Una herida grave al proyecto autoritario Que compromete incluso su existencia si en el seno de sus conductores no se produce una revisión autocrítica severa, que le permita corregir a fondo las prácticas políticas antidemocráticas, el culto a la personalidad, la ineficiencia administrativa del Gobierno, la arrolladora corrupción que lo devora y las aventuras y desventuras internacionales del Comandante. Castigando además el discurso político delirante que tanto le gusta al Presidente y que tanto daño le hace a la salud mental de los venezolanos y a los intereses nacionales e internacionales del país, fenómeno este último que identifica la intervención fidelista en nuestra política interna, poniendo en tela de juicio la autonomía política del Ejecutivo y la soberanía nacional. Esta es la segunda derrota de la gestión chavista, mucho más sólida y contundente que la anterior, por que en la primera (abril del 2002), una mezcla de inexperiencia y estupidez condujo a los conductores a privilegiar una solución vanguardista clási-

ca, cocinada de espaldas a la población, desconociendo los cambios progresistas que se han producido en la conciencia social.

Continúa el conflicto nacional De nuevo nuestra vida pública se ha polarizado, generándose una aguda confrontación entre el poder conservador gubernamental y la voluntad democratizadora de la sociedad venezolana, pleito que gira alrededor de las intenciones autoritarias del Presidente, expresadas por enésima vez en la pretensión continuista, amenaza que sólo desaparecerá con la derrota definitiva del ciudadano Hugo Chávez. Aspiraciones que se hacen públi-

El Presidente Chávez no ha hecho otra cosa que repetir el conocido y catastrófico error del Presidente Pérez en su segundo mandato...

cas y oficiales, un poco después de las elecciones presidenciales de diciembre de 2006, cuando el Comandante envanecido por los resultados electorales, resuelve convocar a la población a ¿reformar la Constitución?, para perpetuarse en la dirección política del Estado, “ignorando” que su compromiso principal es Gobernar con eficiencia. El Presidente Chávez no ha hecho otra cosa que repetir el conocido y catastrófico error del Presidente Pérez en su segundo mandato, cuando abandona sus compromisos electorales contraídos en su campaña presidencial durante 1988, sustituyéndolo por un programa económico profundamente conservador, el cual fue rechazado en forma contundente por la población, dándole jaque mate a su protagonismo político.

La catástrofe política de 2007 El ciudadano Presidente espantó tres millones de electores apenas en un año de realizaciones, fenomenal autogol, porque siguiendo el mal ejemplo referido, se dedicó a partir de enero de 2007 a la ejecución de una acción política completamente divorciada de las aspiraciones de los

venezolanos, que leal y mansamente le volvieron dar un cheque en blanco para su administración. Y los resultados de la presente acción de gobierno al igual que la segunda gestión Perecista han sido malos, muy malos. Han transcurrido 8 años de espera, tiempo más que suficiente para que nuestra sociedad concluya que su inversión política ha llegado al final, dejándole la puerta abierta al comandante de Sabaneta para que se retire con dignidad.

El Presidente aprende poco Peor aún, porque en la medida en la cual el tiempo sigue, el ciudadano dueño de la “Bicha”, amo de la Asamblea Nacional, señor del Tribunal Supremo de Justicia y apoderado de PDVSA, sigue inventando, con riesgos mayores dada la creciente desviación por la cual se desliza. Sus iniciativas en materia económica y social son cada día peores, porque lo único que crece es el desempleo, la violencia, el hambre. En su afán protagónico-narcisista, su reflexión inducida por la Habana en torno a la soberbia derrota sufrida el 2/12/07, lo ha conducido a construir un proyecto político internacional de beligerancia en contra de la hermana República de Colombia, utilizando para tales fines una estructura organizativa armada, integrada por neogranadinos dedicados al bandolerismo (secuestros por dinero, extorsión a los productores del campo a ambos lados de la frontera, asesinatos en la población, tortura de los prisioneros).

Personas que fueron muy, pero muy otrora, románticos combatientes de la Utopía Socialista, cuya manifiesta incapacidad de comprender la inviabilidad de su proyecto político-militar, los ha transformado en prósperos comerciantes en el oscuro mundo del narcotráfico y de los armamentos. Enterrando para ellos la posibilidad de contribuir con el desarrollo democrático de su sociedad, pero contribuyendo en forma paradójica con el crecimiento del crimen organizado.

Las Mil y Una Noches Comparar al Presidente con Sherezada no es posible, sería un insulto a la imaginación y a la belleza, pero si es posible que lo comparemos con los Ayatollas iraníes, por lo cual no es un cuento “chino” que revisemos la experiencia conflictiva del Gobierno Iraní y la contrastemos con lo que nos ocurre comenzando el 2008. Se repite la retórica violentista y maximalista, agrediendo al vecino para esconder el fracaso interno, la incapacidad presidencial y la absoluta ineficiencia de su partido. Sin permitir que nos atrape la paranoia, resulta indispensable tomar en serio la política internacional pleitista del chavismo, denunciando la exaltación chovinista, patriotera y los efectos en los negocios armamentistas que contiene, pero además explorando la intención de confusión y desorden que las acompaña, por lo que es muy importante recordar que: “cuando el río suena es por que piedras trae”. carquezf@yahoo.es


Febrero, 2008

O

currió en noviembre del año recién pasado, en el acto en homenaje a los PPI de la Universidad de Carabobo. Se escogió (ni quién, ni cómo se escogió es importante ahora) para decir el discurso de los homenajeados a un académico y académica fue su alocución. Seguidamente, le correspondió tomar la palabra a la autoridad “magnífica”. No pudo ser mayor el contraste. El académico se refirió a una discusión epistemológica en boga desde los años setenta, cuando los filósofos de la ciencia y la crema de la ciencia mundial llegaron a la conclusión de que el verificacionismo (y en consecuencia, toda forma de positivismo) era insostenible. El cuento lo ha echado el Dr. Miguel Martínez en varios libros de necesaria lectura. En todo caso, la reflexión del académico en el acto que comentamos pretendió (y en cierta medida lo logró) aproximarse a esta discusión epistemológica de cuyas consecuencias en la práctica misma de la ciencia y en los modos como se la enseña, todavía no se han percatado en nuestra casa de estudios (ni en ninguna en Venezuela, creo). En el discurso del académico fueron mencionados los autores que han tenido que decir en esta controversia: Popper, Kuhn, Lakatos, etc. Un plato suculento para cualquier pensador y adecuado al selecto auditorio del acto que, supuestamente, reunía a lo más granado de la investigación que se hace hoy en día en la UC. En la segunda parte de su discurso, el académico se refirió a lo que pudiéramos llamar el “Programa Histórico de la Universidad de Carabobo”. Además del reiterado y no por eso menos justo reclamo de mayores recursos para la investigación, que no es más que la otra cara de la protesta porque todos los rectores han usado al CDCH como la caja chica de desarrollos de la planta física en beneficios de sus amigos contratistas, el orador recordó las promesas que

Cuadernos nº 8

5

El programa histórico de la Universidad de Carabobo Jesús Puerta consuetudinariamente, desde hace varias décadas, se han hecho en todas las elecciones rectorales. Se trata de una lista, no por corta, menos importante. Cada reivindicación tiene su historia y merece un comentario largo. Aquí no tenemos espacio para ello. Comenzando por el de la construcción de una biblioteca central, toreada y evadida siempre a nombre de un Centro de Documentación del cual no nos quejamos, pero que no sustituye a aquella; la creación de una Facultad de Humanidades donde tenga su espacio el saber del Hombre en sociedad; el estímulo de nuevas publicaciones científicas (a cualquiera da vergüenza saber que en nuestra universidad, las revistas científicas son cada vez menos). En general, hacer una universidad más académica y menos politiquera, menos plataforma para otros proyectos, incluido el de hacerse rico y poderoso. Por cierto, esta queja acerca de la historia universitaria ha figurado, con todas sus letras o en un lenguaje conceptual refinado, en todas las publicaciones que han hecho todas las comisiones de reforma o reflexión universitaria que todos los rectores desde hace unos períodos rectorales a esta parte han designado, para decir que están preocupados por el conservadurismo de la institución y ver si piensa en cierta, pequeña, reforma universitaria. Hay hasta una lista de “sabios” pensadores de la universidad que han reiterado una y otra vez el problema de la degeneración de la institución porque lo académico ha

Maqueta del Aula Magna de la Universidad de Carabobo, en proyecto y construcción desde 1992, cuando se fundó Egreamigos con esta finalidad. ¿Cuándo se dará inicio y cuándo se concluirá la construcción de la gran Biblioteca de la UC?

quedado subordinado (en el mejor de los casos) por los políticos profesionales. Aquí van algunos nombres de colegas cuyas plumas se han desgañitado, por decirlo de alguna manera, acerca de este tema: Angel Orcajo, Frank López, Luís Bermúdez, Roque Carrión, Ovidio Charles, Rolando Smith, y muchos más. El discurso del académico en el acto del PPI, en resumen, no tenía desperdicio, ni desde el punto de vista de la discusión epistemológica, ni como resumen de las aspiraciones de los académicos auténticos de la Universidad. Todo demasiado bueno, como para que se resaltara el contraste, como ya decía en el primer párrafo. La autoridad “magnífica” comenzó su discurso haciendo contabilidad. Hablando de plata, de gastos, de inversiones, en equipos de deportes a los empleados, en edificaciones, en pagos. Una cosa es querer hacer aterrizar a esos científicos de su mundo de teorías, y otra es que el conserje decida tirarlos del globo sin paracaídas. La cosa siguió así un rato, hasta caer en otra constante discursiva: el reclamo al gobierno. Como si se tratara del gobierno de Lusinchi o de Caldera, se habló de deficiencias presupuestarias, de deudas. Y todo para rematar con una arenga para defender la postura electoral particular de las autoridades. Ni siquiera hubo una consideración detallada de la propuesta de reforma del claustro universitario para hacer participar más ampliamente a los estudiantes, para cambiar la distribución del poder en la institución. Nada. Aquello parecía “Aló Ciudadano”. Popper, Kuhn y Lakatos quedaron para masturbaciones de los científicos. Aquí de lo que se vino a hablar fue de cómo derrotar a Chávez y cómo la autoridad magnífica invertía, como si fuera de ella, la plata. Lo peor es que de nuevo el programa histórico de la UC quedó como un montón de palabras en el viento. Lo cual no era de extrañar en realidad, porque ya van varias décadas que los mismos mandan en la Universidad, utilizándola como plataforma política, burlándose de los académicos, regañándolos casi por no cantarle loas a la rectora o al rector. Supongo que ahora que aspiran a la alcaldía, les será de gran ayuda el servicio comunitario. Digo, porque hasta “méritos políticos” ahora reconocen en sus actos, los mismos que han mandado a quién sabe dónde el programa histórico de la UC.

El Programa de Promoción al Investigador (PPI) Este programa, originalmente propiciado por el antiguo CONICIT (Consejo Nacional de Investigasciones Cientifícas) actualmente patrocinado por la Oficina Nacional de Ciencia y Tecnología (ONCTI) tiene como objetivo “contribuir a darle visibilidad a la actividad científica y tecnología que realizan los investigadores radicados en el país.” (SIC) Como un estímulo a los investigadores, se les otorga una beca que oscila desde BsF 713 hasta 3.569 trimestrales, cifras estas totalmente ridículas. Estamos hablando, en términos de “dólares fuertes” de entre $110 y $553 mensuales, con los que, a duras penas se pueden comprar algunos libros u otros materiales de utilidad al investigador, habida cuenta que una laptop está en el orden de varios miles de BsF. Pero más grave aún es que no haya distinción entre investigadores, salvo los niveles; es decir, que los montos son “homologados”. Así, da igual ser científico muy dedicado o un investigador casual. El hecho es que los trabajos que realizan los investigadores difieren en calidad o en intensidad de trabajo, es decir no son iguales; y en consecuencia, tampoco los montos deben ser iguales ni “homologados”. A mayor producción o mayor complejidad de un trabajo, se debiera obtener un mayor ingreso. ¿Es esto razonable? Al menos ese sistema funciona así en la vida real. Lo que estamos diciendo es que en la universidad, como en todas partes, se debe propiciar la meritocracia y esto nos lleva a inevitablemente a la heterologación, no a la homologación. El investigador, además de su “heterologación” por haber sido distinguido en el PPI debiera, además, recibir de la insititución un salario diferencial, en función de su labor.


6

Cuadernos nº 8

Febrero, 2008

El politólogo Yván Serra analiza el 2D

“Al pueblo le gusta Chávez, pero no la radicalización de los procesos” Mariandreina Ruiz Roa

El hecho de que la reforma de la constitución haya sido una propuesta personal, que en ella se plantearan cambios “muy radicales”, y que la oposición difundiera entre la población afecta al oficialismo los aspectos que el gobierno prefirió “no publicitar”, hicieron que el 2 de diciembre una parte de los electores dijera “No” en el referéndum aprobatorio, y que otra buena parte se abstuviera de ir a las urnas. A juicio de Yván Serra, politólogo de la UCV, los tres aspectos detallados anteriormente hicieron que Chávez perdiera las elecciones, a pesar de que él mismo pensaba que tenía cerca de siete millones de personas que –tal como sucedió en los comicios presidenciales– le darían su voto. “El Presidente obtuvo una victoria en el 2006 con siete millones de votos, por lo que hace la propuesta partiendo de que tiene un gran aval que pudiese aprobársela”, explica el analista. Sin embargo, y tal como lo detalla Serra, cuando Chávez “lanza” planteamientos muy radicales sus seguidores los rechazan. “A la gente le gusta Chávez, su liderazgo, sus programas sociales, pero la radicalización de los procesos no le atrae”, acota el docente universitario, subrayando que además ésta era “su propuesta”, y que ni siquiera había nacido con el apoyo del PSUV, el MVR o la Asamblea Nacional. “La reforma tenía dos grandes objetivos. El ir hacia una sociedad socialista, y la reelección permanente o continúa”, este último propósito fundamentándose en que “la idea de esa sociedad la tiene él” y por lo tanto, tiene que mantenerse a largo plazo. Esta nueva idea de organización social –que nacería gracias a la modificación de una serie de artículos– fue tomado por los factores de la oposición, quienes se encargarían, según explica Serra, de analizarla junto a la población. “El triunfo de la oposición estuvo en llevar el proceso constitucional, a un proceso racional. En decirle a la gente qué era lo que se tenía antes y lo que se estaba proponiendo, interpretando lo que significaba cada artículo, pues consideraron que la nueva constitu-

ción no era democrática, porque alteraba principios claves, y poco a poco empezaron a llevar esas ideas, y a decirle a la gente que antes de aprobar lo que Chávez estaba proponiendo, se debía analizar y promovieron foros de discusión”, señala el docente universitario, haciendo la salvedad de que éste no fue un movimiento liderado por partidos políticos, sino por una oposición “más madura” que contó con el apoyo de una gran fuerza emergente que fueron los estudiantes, quienes son “mensajeros creíbles”. La derrota del Sí, para el analista, fue igualmente el resultado de un producto que fue mal vendido y mal publicitado. “El mismo gobierno reconoció que no tenía un buen producto para vender, que el producto no era del agrado de la mayor parte de la población y sencillamente se dedicó –durante toda su campaña– en vez de resaltar la virtud de toda la constitución, a resaltar sólo dos o tres artículos referidos a la reducción de la jornada laboral, o a la seguridad social de los comerciantes informales. Pero no hablaban que la constitución iba a permitirle al Presidente se quedara para siempre, o que se iban a nombrar los vicepresidentes regionales. Esas cosas se callaron y formaban parte de la propuesta constitucional. Se la callaron porque sabían que no contaban con el afecto de la gente. Sólo vendieron algunas partes, y ese tipo de publicidad dice de alguna manera que el gobierno reconoce que estos planteamientos no eran lo que la gente lo que estaba buscando. No todo era vendible”.

¿Creció la oposición? Para Serra, en estos momentos el panorama electoral está bastante confuso, situación que no se vivía antes del 2D cuando se podían notar claramente las tendencias políticas. “En el referéndum participó un grupo de 4 millones de personas a las que no le gusta Chávez y obviamente ellos no iban a aprobar la reforma, a este grupo se le sumó –por diferentes razones– algunos nuevos votantes. La oposición como tal no creció mucho, pero hubo la importante reducción de tres millones de votos del chavismo que no se manifestaron. Ahora nadie sabe qué va a pasar con esas tres millones de personas en las elecciones regionales”. Por lo tanto, según explica el analista, surge la incógnita de cuál será la posición que tomarán estos tres millones de electores que perdió Chávez en un año... “¿Se van regresar al chavismo, se van a ir a la oposición o se van a seguir absteniendo? Me encantaría saberlo”, admite Serra. No obstante el politólogo reconoce que sí hay algo que está claro luego de estos comicios, es que se cayó el mito

de que “no se podía” con el Consejo Nacional Electoral (CNE) y de que Chávez era “invencible”. Explica Serra que independientemente de que el directorio del CNE “es cuatro a uno a favor del bando oficial”, existió una plataforma tecnológica “transparente” que “equilibra esta posición” y que aunado a las auditorias aleatorias realizadas y la información de la página web, se pueden verificar que los resultados son ciertos, por lo que si el gobierno pretendiera hacer “trampa electrónica” sería muy fácil comprobarlo. De allí, que en la actualidad hay “un gran atractivo” a la hora de generar alternativas de posturas políticas. De hecho, según señala Serra “ya hay una gran efervescencia de precandidatos para las elecciones regionales y locales, pues ahora todo el mundo cree que existen posibilidades de ser alcalde o gobernador”.

Gobierno está en decadencia Una “nefasta” política económica que pasa por controles de precios o leyes “castigadoras”, están haciendo que la percepción del pueblo hacia el gobierno sea peor cada día, incluso por su misma gente. “Si bien tenemos una política económica que le está dando muchos ingresos al Gobierno Nacional -que lo lleva a la economía a través del gasto público- y que genera demanda, porque a la gente le llega dinero, y por lo tanto quiere comprar, se contrarresta esa necesidad por la disminución de la oferta de bienes y servicios”, señala Serra, responsabilizando al gobierno de esta mengua de ofertas. “Tenemos de un lado mecanismos muy engorrosos en CADIVI, que han eliminado rubros de importación que eran importantes para la producción, como materias primas o maquinarias, impidiendo que ciertas empresas puedan seguir produciendo. Por otro lado hay desestímulo a la actividad productora. A través de la Ley de Acaparamiento y Especulación los comerciantes no pueden vender a precios razonables y tienen que vender por debajo de los costos”, reprocha el universitario, aseverando que “quien tenga un dólar no lo va a invertir en Venezuela”, añade el también especialista en Economía del IESA. “En el país se tiene que vender a los precios que el Gobierno quiera, los empresarios no pueden tener una política de inventario, porque si el Gobierno ve que hay un inventario mayor puede creer que estoy acaparando, además no los deja exportar sus productos. Esta panorama no es atractivo para ninguna empresa”, enfatiza. Las consecuencias más directas: desabastecimiento e inflación. Situaciones que ya la gente empezó a sentir, y

que está obligando al Presidente a tomar algunas acciones, aplicadas a través de las 3R que -según explica Serrano están atacando de raíz el problema. “Ya tenemos 9 años de la revolución, y el gobierno tiene desde el 2004 sin enemigos, ya no hay a quien echarle la culpa. El argumento de que el responsable es el imperio o los oligarcas es muy poco creíble, y que la oposición lo quiere tumbar también lo es . Entonces el único responsable de lo que está pasando -lo bueno y lo malo- es el gobierno, es su presidente”, analiza el politólogo. “Ahorita Chávez está tomando algunas medidas para el desabastecimiento, pero son medidas que no van a la médula del tema que son los precios, la producción, y los costos. Son medidas para que la gente sienta que está haciendo algo. Pero no creo que va resolver el tema sino se sinceran los precios en Venezuela”, refiere el especialista, quien considera que este problema “se le salió de las manos” al Presidente. “Las medidas económicas que se tomaron en un principio se dejaron por mucho tiempo y ahorita cuando hay que desmontarla el costo es muy alto”, concluye Serra, agregando que además hay un componente ideológico muy severo que no permite que Chávez aplique una buena política públicas en materia de distribución de bienes y servicios. “Si estás pensando que los empresarios son ladrones, y que cualquier exceso de precio es porque ellos te quieren robar, no es nada saludable”. Por último, el universitario pronostica que los resultados de las elecciones regionales van a depender en gran medida del tipo de campaña que se hagan, de si en verdad hay voluntad unitaria por parte de la oposición, y del hecho de que los candidatos logren aceptar los problemas del gobierno pero desvincularse de los mismos, y así poder vender una gestión exitosa, hacer buenas propuestas. “La gente lo que quiere es que se monten gobernantes que solucionen los problemas del día a día. Es decir, que yo pueda ir al mercado y conseguir leche, que el salario no se me vuelva sal y agua por la inflación y que pueda llegar a mi casa”, admite el analista, no sin antes hacer la salvedad de que Chávez “está preocupado por unas cuantas gobernaciones”, y que le está haciendo un llamado estilo “amenazas” a esas tres millones de personas que no lo apoyaron durante la reforma. “Sencillamente el puede pensar que esos tres millones es sólo un comienzo, y que sus seguidores pueden seguir bajando. Les está haciendo un llamado para decirle que si además pierde la gobernación y los alcaldes, ‘ustedes que me quieren ya no me tendrán, porque el próximo que va a salir soy yo’”.


Febrero, 2008

Cuadernos nº 8

7

Rita Levi-Montalcini, neuróloga Entrevista

Rita Levi-Montalcini Nació en Turín Italia en 1909 y obtuvo la licenciatura en Medicina obteniendo un doctorado en Neurocirugía. Por su ascendencia judía se vio obligada a abandonar Italia poco antes del comienzo de la II guerra mundial. Emigró a Estados Unidos en donde trabajó en el Laboratorio Viktor Hamburger del Instituto de Zoología de la Universidad de Washington en Saint Louis. Sus trabajos, conjuntos con Stanley Cohen, sirvieron para descubrir que las células sólo comienzan a reproducirse cuando reciben la orden de hacerlo, orden que es trasmitida por unas sustancias llamadas factores de crecimiento. Obtuvo el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en el año 1986 que compartió con Stanley Cohen. En la actualidad se desempeña como senadora vitalicia, designada por el presidente italiano Carlo Azeglio Ciampi. A sólo un año para que cumpla 100, presentamos este material para la reflexión.

- ¿Cómo celebrará sus 100 años? - Ah, no sé si viviré, y además no me placen las celebraciones. ¡Lo que me interesa y me da placer es lo que hago cada día! - ¿Y qué hace? - Trabajo para becar a niñas africanas para que estudien y prosperen ellas y sus países. Y sigo investigando, sigo pensando... - No se jubila. - ¡Jamás! ¡La jubilación está destruyendo cerebros! Mucha gente se jubila, y se abandona... Y eso mata su cerebro. Y enferma. - ¿Y cómo anda su cerebro? - ¡Igual que a mis 20 años! No noto diferencia en ilusiones ni en capacidad. Mañana vuelo a un congreso médico... - Pero algún límite genético habrá... - No. Mi cerebro pronto tendrá un siglo..., pero no conoce la senilidad. El cuerpo se me arruga, es inevitable,

¡pero no el cerebro! - ¿Cómo lo hace? - Gozamos de gran plasticidad neuronal: aunque mueran neuronas, las restantes se reorganizan para mantener las mismas funciones, ¡pero para ello conviene estimularlas! - Ayúdeme a hacerlo. - Mantén tu cerebro ilusionado, activo, hazlo funcionar, y nunca se degenerará. - ¿Y viviré más años? - Vivirá mejor los años que viva, que eso es lo interesante. La clave es mantener curiosidades, empeños, tener pasiones... - La suya fue la investigación científica... - Sí, y sigue siéndolo. - Descubrió cómo crecen y se renuevan las células del sistema nervioso... - Sí, en 1942: lo llamé nerve growth factor (NGF, factor de crecimiento nervio so), y durante casi medio siglo estuvo en entredicho, ¡hasta que se reconoció su validez y en 1986 me dieron por ello el premio Nobel! - ¿Cómo fue que una chica italiana de los años veinte se convirtió en neurocientífica? - Desde niña tuve el empeño de estudiar. Mi padre quería casarme bien, que fuese buena esposa, buena madre... Y yo me negué. Me planté y le confesé que quería estudiar... - Qué disgusto para papá, ¿no? - Sí. Pero es que yo no tenía una infancia feliz: me sentía patito feo, tonta y poca cosa... Mis hermanos mayores eran muy brillantes, y yo me sentía tan inferior... - Veo que convirtió eso en un estímulo... — Me estimuló también el ejemplo del médico Albert Schweitzer, que estaba en África para paliar la lepra. Deseé ayudar a los que sufren, ¡ése era mi gran sueño...! - Y lo ha hecho..., con su ciencia. - Y, hoy, ayudando a niñas de África para que estudien. Luchemos contra la enfermedad, sí, ¡pero todo mejorará si acaba la opresión de la mujer en esos países islamistas...! - La religión ¿frena el desarrollo cognitivo?(del

conocimiento) - Si la religión margina a la mujer frente al hombre, la aparta del desarrollo cognitivo. - ¿Existen diferencias entre el cerebro del hombre y el de la mujer? - Sólo en las funciones cerebrales relacionadas con las emociones, vinculadas al sistema endocrino. Pero en cuanto a las funciones cognitivas, no hay diferencia alguna. -¿Por qué todavía hay pocas científicas? - ¡No es así! ¡Muchos hallazgos científicos atribuidos a hombres los hicieron en verdad sus hermanas, esposas e hijas! - ¿De veras? - No se admitía la inteligencia femenina, y la dejaban en la sombra. Hoy, felizmente, hay más mujeres que hombres en la investigación científica: ¡las herederas de Hipatia! - La sabia Alejandrina del siglo IV... - Ya no acabaremos asesinadas en la calle por monjes cristianos misóginos, como ella. Desde luego, el mundo ha mejorado algo... - Nadie ha intentado asesinarla a usted... - Durante el fascismo, Mussolini quiso imitar a Hitler en la persecución de judíos..., y tuve que ocultarme por un tiempo. Pero no dejé de investigar: monté mi laboratorio en mi dormitorio... ¡y descubrí la apoptosis, que es la muerte programada de las células! - ¿Por qué hay tan alto porcentaje de judíos entre científicos e intelectuales? - La exclusión fomentó entre los judíos los trabajos intelectivos: pueden prohibírtelo todo, ¡pero no que pienses! Y es cierto que hay muchos judíos entre los premios Nobel... - ¿Cómo se explica usted la locura nazi? - Hitler y Mussolini supieron hablar a las masas, en las que siempre predomina el cerebro emocional sobre el neocortical, el intelectual. ¡Manejaron emociones, no razones!

- ¿Sucede eso ahora? - ¿Por qué cree que en muchas escuelas de Estados Unidos se enseña el creacionismo en vez del evolucionismo? - ¿La ideología es emoción, es sinrazón? - La razón es hija de la imperfección. En los invertebrados todo está programado: son perfectos. ¡Nosotros, no! Y, al ser imperfectos, hemos recurrido a la razón, a los valores éticos: ¡discernir entre el bien y el mal es el más alto grado de la evolución darwiniana! - ¿Nunca se ha casado, no ha tenido hijos? - No. Entré en la jungla del sistema nervioso ¡y quedé tan fascinada por su belleza que decidí dedicarle todo mi tiempo, mi vida! - ¿Lograremos un día curar el alzheimer, el parkinson, la demencia senil...? - Curar... Lo que lograremos será frenar, retrasar, minimizar todas esas enfermedades - ¿Cuál es hoy su gran sueño? - Que un día logremos utilizar al máximo la capacidad cognitiva de nuestros cerebros. - ¿Cuándo dejó de sentirse patito feo? - ¡Aún sigo consciente de mis limitaciones! - ¿Qué ha sido lo mejor de su vida? - Ayudar a los demás. - ¿Qué haría hoy si tuviese 20 años? - ¡Pero si estoy haciéndolo! Ayudar a otros a ayudarse a sí mismos.


Entrevista con el profesor John Magdaleno “La reforma traspasó un punto de no retorno”

John Magdaleno: “El centro político se va a imponer en Venezuela ” El hecho de que Chávez se “desnudara ideológicamente” en su propuesta de reforma hizo que una parte de sus seguidores no lo apoyara, y lo que es más significativo, permitió que los sectores moderados del oficialismo y la oposición dialogarán entre sí y que naciera en el país una nueva mayoría que reconfigura la opinión pública. Mariandreina Ruiz Roa

Una lectura incorrecta de los resultados obtenidos en las elecciones presidenciales de 2006, fue lo que condujo al presidente Chávez a proponer la reforma de la constitución de la República. No obstante, y tal como lo indica el analista John Magdaleno, esta nueva propuesta no representaba el modelo de país socia-

lista que él había “mercadeado” y “legitimado” desde finales de 2004, es decir, aquel que se asociaba con las misiones, la solidaridad, etc, sino que esta vez “se quitó la máscara” y expuso el modelo socialista “que desde siempre tenía en mente”. Según recuerda Magdaleno, “en los primeros discursos en los que Chávez empieza a legitimar y hablar del socialismo del siglo XXI, presentaba un modelo duro, parecido al modelo del socialismo del siglo XX. Es decir, los referentes teóricos son la vieja izquierda, el marxismo leninismo, el materialismo histórico, y la revolución permanente. No obstante, los estudios de opinión sobre estos discursos mostraron que la gente los rechazaba, por lo que en poco tiempo se cambia las estrategias de comunicaciones para legitimar el socialismo del siglo XXI. Ya no empieza a ser mercadeado con el modelo inspirado en Marx, Lenin, Engels, Trotsky, sino en un modelo vinculado a las misiones. Ataca al capitalismo, relacionándolo con la muerte, las guerras, y dice que el socialismo -por el contrario- representa vida. Allí está la misión Barrio Adentro, la misión Mercal”. Explica el analista que Chávez hizo al principio un encuadramiento a la campaña presidencial, que obviamente era favorable al socialismo, escondiendo la verdadera naturaleza del modelo que él quería, es decir, el que se revela en la reforma.

“Chávez pareció olvidar que legitimó un modelo que no era precisamente el contenido en la reforma”, enfatiza el docente universitario, agregando que el Presidente Chávez sobrestimó la capacidad de ejercer influencia sobre la opinión pública en Venezuela, pues en diciembre de 2006 el tuvo una victoria holgadísima, 66 a 37. -¿Cuál fue el error en la lectura de los resultados de las presidenciales? - Si Chávez tiene dos años legitimando el socialismo y luego vienen las elecciones presidenciales y obtiene 63% del total de votos válidos, él pensó que la gente quería este modelo. La pregunta es... ¿cuál modelo, el que efectivamente mercadeó, o el que originalmente pensó? Luego de las elecciones presidenciales, Magdaleno detalla que el Presidente, igualmente, realizó una serie de acciones que generó más rechazo que apoyos. “Habrá que recordar el anuncio del PSUV, luego vino el del cierre de RCTV, y antes se anunciaron los 5 motores a principios de año. Incluso también en el discurso que el dio ante la Asamblea Nacional habló de reducir los sueldos y salarios de funcionarios públicos”. En síntesis, estas circunstancias, aunadas a un análisis de la reforma por parte de un sector del oficialismo que “logró leer la reforma” y entender que establecer un estado socialista era una clara amenaza a la democracia -pues el Estado ya no es el de los venezolanos, sino que pasa a ser el Estado del partido- provocaron la derrota del Sí.

Podemos, Baduel y María Isabel Según indica Magdaleno, la clave para entender el resultado del 2D es comprender el conjunto de hechos adicionales que ocurrieron durante el año pasado, ya que hasta la fecha el oficialismo se había planteado como un bloque monolítico, y si bien habían algunas diferencias y disidencias en el interior de la coalición del Gobierno, la mayor parte de esa diferencia no había trascendido públicamente. “El pronunciamiento de Podemos con una línea dura en la Asamblea Nacional, la aparición de María Isabel en una entrevista en las que hacía unas críticas a la reforma comunicacionalmente muy bien

planteadas y que le permitían hablar al propio chavismo, más los pronunciamientos del general Baduel, también tuvieron mucho que ver con el resultado final. Aparecían las fracturas, las fisuras”. Como lo indica Magdaleno, lo estrecho del resultado se debió a la abstención, que desde antes de las elecciones y según las encuestas, ya se sabía que iba a rondar en 40%. “La participación de gente que no estaba convencida de ir a votar, y la abstención de una parte de los partidarios del Presidente fueron decisivas para que el resultado fuese estrecho”. Tal como lo expone Magdaleno, según las encuestas, una gran mayoría de los electores que votaron a favor del Sí, “no tenían ni idea, y ni se interesaron en leer el texto constitucional, votaron con una solidaridad automática, cuyo origen es básicamente el carisma del presidente Chávez, el carisma que tienen acerca de su imagen. Hay que recordar que en la opinión pública gobiernan las percepciones, no las realidades”, puntualiza. Esta situación, según indica Magdaleno plantea una situación preocupante en términos de existencia de democracias reales. ¿Cómo tener electorado que crea y defienda la democracia si no se preocupan de informase sobre el debate público? Por lo tanto, los resultados pueden analizarse “desde la perspectiva del vaso medio lleno, o del medio vacío”. Explica el analista que “desde el punto de vista medio lleno significa que hubo una rectificación de valores democráticos en Venezuela”, pero “si vemos el vaso medio vacío, significa que ha habido un proceso de destrucción de valores democráticos, porque cerca de la mitad de la población no sólo no leyó el texto constitucional, sino que ni le interesaba la temática que se planteaba, y además votó a favor de una reforma que atentaba contra la propia democracia política”.

El muro se viene abajo Con el triunfo del No se destruye el mito de que era imposible derrotar electoralmente a Chávez, lo que va a estimular a que mucha más gente asista a las consultas electorales. Explica Magdaleno que ésta es la primera derrota política de envergadura que sufrió el Gobierno, por lo que la gente se entusiasma y quienes for-


Entrevista con el profesor John Magdaleno man parte del universo no chavistas, es decir, opositores y no alineados, perciben la oportunidad de ganarle al gobierno en algunas localidades y estados. Subraya Magdaleno, que la otra significación que tiene la derrota, es que los sectores moderados del gobierno y de la oposición lograron establecer -por primera vez en mucho tiempo- interlocución. “Empezaron a dialogar, a espaldas del gobierno desde luego, sin hacerlo público, haciéndolo de manera privada, por las eventuales consecuencias que eso pudiera llegar a tener. Eso significa que aquel muro gigantesco que se había levantado y que separaba a gobierno y oposición se le abre un hueco”, comenta el universitario, resaltando que este acercamiento tiene consecuencias de importancia medular.

"Es decir, allí hubo un acuerdo tácito muy importante, y es que no estamos de acuerdo con al reforma constitucional, esto quiere decir que no están de acuerdo con un modelo radical, ese es el mensaje latente. “La verdadera lectura que hay que hacer del resultado del 2D es que ganó una nueva mayoría que reconfigura la opinión pública, porque esa mayoría se nutre de partidarios del gobierno y de la oposición. Dicho de otra manera, lo que ocurre el 2D es que es la primera señal de que el centro político se va a imponer en Venezuela, que el debate se puede abrir entre sectores moderados de ambos lados, entre aquella gente que no está radicalmente casada con una tesis ideológicas, que puede ser de centro izquierda, o centro derecha, o definirse como del centro político, pero

También en El Nacional... La periodista Gloria M. Bastidas entrevistó al profesor Magdaleno y publicó en El Nacional, el 20 de enero de 2008, (en la sección Siete Días) un interesante texto que complementa lo comentado en nuestra entrevista. El politólogo y profesor de la Universidad Simón Bolívar cree que el Presidente está dispuesto a todo para preservar su utopía socialista. Piensa que la oposición todavía no ha construido una alternativa poderosa, que sea irresistible para los electores. “Para eso debe decodificar demandas políticas que no son explícitas, pero están en el ánimo de la gente. Magdaleno sostiene que los resultados del referéndum reflejaron una cooperación tácita entre la oposición y el chavismo moderado. Con apenas 32 años, Magdaleno se ha ganado espacio como analista de hondo calado. La mirada de este politólogo egresado de la UCV es de largo alcance: parece que en lugar de ojos tuviera unos potentes binoculares. ”El socialismo tiene, en sí mismo, un fermento antidemocrático. Eso está en su ADN, no en los actores que procuran su realización. Está adentro, en su naturaleza, porque el socialismo se alimenta de utopías irrealizables. De una visión de sociedad que no se puede construir en la práctica y que, si se construye, atenta contra la democracia. Hay un detalle que revela la vocación autoritaria de este Gobierno: si la soberanía reside en el pueblo, y el pueblo mayoritariamente rechazó la reforma, ¿por qué se insiste en el tema de la reelección indefinida?" Magdaleno, que actualmente combina la docencia en la USB con el trabajo de consultoría en asuntos públicos y estrategia, se desempeñó en el pasado como director de la encuesta Ómnibus de Datanálisis. Mientras habla, va pasando las páginas digitales de su laptop. Explica, gráfico tras gráfico, qué ocurrió el 2D. Y, partiendo de esa fecha, dibuja el país que viene.

–¿No cree que uno de los factores cruciales para que el No resultara victorioso fue el espíritu democrático que caracteriza al venezolano y que fluye en el inconsciente colectivo como una conquista histórica?

–Eso es muy importante porque una de las cosas que estaba en juego era precisamente medir cuán potente había sido el esfuerzo que se hizo durante cuarenta años en materia de socialización política en reglas y prácticas de la democracia. De hecho, el resultado electoral refleja que la prueba fue dura porque se logró conquistar a una parte de los venezolanos alrededor de una pérdida de valores asociados a la democracia. –¿Cuál es el valor más importante que los venezolanos privilegian cuando piensan en democracia? Múltiples estudios señalan que la principal significación que le otorgan a la democracia es la libertad. Esto se ha simplificado muchas veces en el debate público: se ha traducido libertad por libertad de opinión, por libertad de expresión, por libertad de disentir. Y esa es una dimensión, pero no es la única. La otra gran dimensión es la libertad de elección. -¿Vamos a ver a un Chávez moderado durante todo el año? No, porque sería un doble error. Si desde la lógica de Chávez ya es un error aceptar la importancia relativa que tienen estos temas de políticas públicas que no han sido abordados por el Gobierno, un segundo error sería abandonar su agenda políticoideológica. Si él abandona el esfuerzo de penetración y de persuasión política alrededor de la tesis del socialismo, socava las bases de sus apoyos. El tercer impacto que tienen los resultados del 2D es que la tendencia moderada que existe al interior del oficialismo ha resultado fortalecida. La incapacidad del oficialismo para procesar las diferencias que surgen en la coalición, por el costo que entraña la disidencia en sus filas, da lugar a lo que yo llamo “dinámicas políticas ocultas”.

que eso no le impide reconocer y llegar acuerdos con el otro”. Añade Magdaleno que con los re-

...una gran mayoría de los electores que votaron a favor del Sí, no tenían ni idea, y ni se interesaron en leer el texto constitucional, votaron con una solidaridad automática”.

sultados se evidencia que hubo un acuerdo entre líneas, y este podría ser el primero de una serie de acuerdos que podrían concretarse gracias a este diálogo que empezó a generarse entre ambos sectores a partir de la discusión de la propuesta de reforma. Escenario este nada atractivo para el Gobierno. Por último, el universitario reitera que no cree posible que estos tres millones de apoyos que perdió Chávez vuelvan a respaldarlo, porque al plantear la reforma traspasó “un punto de no retorno”, ya que la misma se “desnuda ideológicamente y hay una parte de los partidarios del gobierno que logra retratarlo, algo que no habían podido hacer antes porque Chávez se había mantenido en un terreno de ambigüedades, que le había permitido mantener esos “apoyos”

John Magdaleno en breve... Es politólogo egresado de la UCV, Maestría en Ciencia Política por la USB y Especialista en Análisis de Datos en Ciencias Sociales por la UCV. Con su trabajo La caída de la democracia pactada. Ineficacia y deslegitimación del sistema político venezolano, optó al título de Maestría en Ciencias Políticas con mención sobresaliente. Otra investigación por destacar es ¿Existe un Clivaje Sociopolítico en Venezuela? Un análisis sobre opiniones políticas de los venezolanos a partir de los resultados de una encuesta nacional de opinión pública (UCV). Ha sido conferencista de congresos y seminarios nacionales y es autor de diversos artículos en publicaciones periódicas. Se especializa en áreas de investigación de teoría de la democracia, ideologías políticas, opinión pública y comunicación política, sistema político venezolano y planificación por escenarios.

Magdaleno también se desempeñó desde el año 2000 hasta 2003 como Consultor Asociado de Datanalisis, y como Consultor Senior hasta marzo de 2006. Es profesor invitado de Análisis de Entorno y Construcción de Escenarios del IESA, miembro de la directiva del Capítulo Venezolano del Club de Roma. En esta oportunidad, el investigador político ofrece para "Cuadernos" un análisis de lo que -para él- ocurrió el pasado dos de diciembre de 2007, fecha en la que el pueblo venezolano votó a favor del No y decidió rechazar la propuesta de reforma constituiconal propiciada por el presidente Chávez. “Es muy difícil que el Presidente logre recuperar los apoyos que tenía hasta el año 2006, porque con la reforma Chávez se desnuda ideológicamente, y la gente logra identificar el modelo que desde siempre tenía en mente”...


10

Cuadernos nº 8

Febrero, 2008 Si queremos, podremos

La Universidad de Carabobo hacia el siglo XXI

(I) Investigación y desarrollo Miguel A. Megias

Siempre hemos creido que universidad es sinónimo de investigación. Sin investigación, la universidad es una caricatura, un liceo grande; y sin investigación no puede haber desarrollo tecnológico. Si las universidades quieren ayudar a resolver los problemas –del país y de la humanidad– el primer asunto a tratar, el primer estrato a descubrir, analizar y rehacer, es la investigación. Esta es, ha sido y, seguramente seguirá siendo una aspiración de la sociedad y del Estado, sea este de signo socialista o neoliberal. Así lo han comprendido las naciones que han avanzado. Veamos cómo nace y se desarrolla la investigación universitaria en Carabobo.

1. Tesis de grado El nivel más básico de investigación la realizan los estudiantes. Los temas tratados suelen ser de libre elección de los universitarios, con el concurso y apoyo de los “tutores”. Este primer nivel de investigación puede y debe ser reformado.

2. Trabajos de ascenso Para “subir en el escalafón” y pasar del nivel de instructor a asistente, asociado, agregado y, finalmente, titular se requiere que cada profesor –en solitario o en asociación con otros– defina un tema, lo trabaje y finalmente escriba sus resultados y/o conclusiones en una monografía denominada “trabajo de ascenso”. Repito lo dicho anteriormente, es preciso reformar este segundo nivel para que sea más efectivo.

3. Tesis de postgrado En algunas carreras, los profesores puede realizar estudios de cuarto y quinto nivel. En esos casos, se les exige la preparación de tesis de maestría o doctorales, donde se vierte parte de los nuevos conocimientos adquiridos. Estos trabajos pueden estar relacionados con trabajos de ascenso del profesor o ser temas no relacionados, en especial cuando las maestrías o doctorados se llevan a cabo en universidades del extranjero y en culturas muy distintas a la nuestra.

4. Trabajos de investigación independientes Los profesores con inclinación hacia la investigación –la minoría, lamentablemente– pueden realizar, fuera de sus horas normales de docencia, trabajos de investigación en los más diversos tópicos. El convenio de trabajo que rige para los profesores permite un cierto numero de horas dedicadas a la investigación; tam-

bién se acepta, como parte del horario, trabajos administrativos tales como dirección de departamentos o escuelas, membresía en los consejos de escuela, facultad o en el consejo superior universitario.

Organización y coordinación La investigación pura y/o aplicada es amplísima; cientos de miles de temas y subtemas compiten por el interés del investigador. En algunos casos, el conocimiento es tan especializado que sólo unas pocas personas, en todo el planeta, pueden comprender o manejarlo. Podemos afirmar que, salvo honrosas excepciones, en la Universidad de Carabobo no hay coordinación entre las tesis de grado, los trabajos de ascenso, las tesis de postgrado o los trabajos de investigación independientes. El talento se dispersa en tópicos interesantes para el individuo, pero que no son nada útiles al país. De manera que lo primero que tendría que hacer la universidad es determinar los temas prioritarios para el país –considerando el entorno donde se desenvuelve- y las fortalezas de la institución. Los temas prioritarios deben ser arropados, protegidos, fomentados y estimulados hasta lograr excelencia en un asunto determinado. Desde luego, no se debe impedir el interés individual, al fin y al cabo, somos los individuos, y no el colectivo, quienes descubrimos, innovamos e inventamos.

Los incentivos Todo trabajo de investigación debe ser incentivado. El incentivo económico –o la ayuda económica– es fundamental. Desarrollar una idea, contrastarla, escribirla y publicarla lleva tiempo y consume dinero. Por tanto, comenzando por el nivel más elemental -las tesis de grado de estudiantes- la universidad debe aportar recursos materiales y estimular la creatividad mediante premios y asignaciones. Recientemente, estudiantes de Carabobo ganaron premios en Eureka. Esto debe ser estimulado y apoyado moral y materialmente. Nuestros estudiantes son el vivero de -¿por qué no?- futuros premios Nóbel. Entre los incentivos para profesores, debe haber un sueldo diferenciado (heterologado) o un suplemento dinerario. Por ejemplo, la hora de investigación pudiera contar más que la hora de docencia, como un suplemento al sueldo, tal como ocurre ahora con el Programa de Promoción al Investigador (PPI). Y cada artículo publica-

do en revistas arbitradas, ponencias en conferencias, simposios o congresos, debe ser estimulado y, de algún modo, agregado al sueldo ordinario.

El rol del CDCH

Reflexión inicial En este y los siguientes números de Cuadernos, presentaremos temas que creemos son de importancia para la comunidad universitaria. Estas reflexiones son coyunturales, porque se aprovecha que con las elecciones de autoridades, a celebrarse en los próximos meses, se puedan plantear y debatir los temas para propiciar una universidad distinta a la que tenemos. Los temas que trataremos son: ü Investigación y desarrollo ü Heterologación de sueldos ü Departamentalización universitaria ü Autoridades prescindibles ü Autoridades electas vs. contratadas ü Tecnologías de la información ü Acceso a carreras universitarias ü Descentralización administrativa ü Simplificación de procedimientos ü Publicaciones –libros y revistas Iniciamos la discusión con una serie de tópicos que me han preocupado durante los 43 años que llevó laborando en nuestra institución: investigación y desarrollo tecnológico.

El Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico (CDCH), creado por Ley, es el organismo donde debe residir el apoyo a la investigación y desarrollo de las facultades (o departamentos). Lamentablemente, una de las mayores debilidades de los sistemas sociales en Latinoamérica, en general, es la tendencia a “centralizar”. Esto, con la finalidad de tener “control” de la situación. La centralización está bien en organizaciones pequeñas, para conservar energías sin tener que repetir burocracias en cada instancia. Pero en organizaciones de gran tamaño, como la UC, que maneja 40.000 estudiantes y 3.000 profesores, la descentralización funcionaría mucho mejor. Pues a nivel de cátedra, de departamento y de facultad se conoce mucho más en detalle los planes, proyectos, fortalezas y debilidades que a un nivel burocrático centralizado. Tanto los aportes a la UC, provenientes de la Ley Orgánica de Ciencia Tecnología e Innovación (LOCTI), que según información oficial superan ya los 10 millardos de bolívares y el contacto con las empresas y sus requerimientos deberían ser canalizadas por el CDCH, en conjunción con las facultades y departamentos.

El tema de la biblioteca Con el advenimiento de Internet, hay quienes sostienen que basta con una buena conexión de banda ancha para disponer de la más magnífica biblioteca jamás creada. Nada más falso. Ciertamente, Internet ayuda y nos tareas, pero no es suficiente. Es preciso reconocer que la universidad -y esto nos causa vergüenza confesarlo- no tiene una biblioteca ni central ni sectorial digan de ese nombre, ni posee instalaciones adecuadas. La biblioteca es el templo del saber. Es inadmisible que la Universidad de Carabobo se conforme con FundaCID y su eslogan: “aspiramos ser la biblioteca de la Universidad de Carabobo...” ¿Hasta cuando?

Conclusiones 1. La investigación en una universidad debe delimitarse a unos pocos temas tomando en cuenta la vocación, fortalezas, en entorno y las necesidades de la nación. Se requiere, pues de un “Plan de Desarrollo”, escrito por los actores, y esos temas serán tratados como prioritarios. 2. La institución debe aportar los recursos materiales para que todos y cada uno de los diversos trabajos de investigación, desde el más básico a más avanzado, cuente con recursos. 3. El CDCH debe reformarse, descentralizarse, llegar al nivel de facultad y departamento y debe manejar los recursos provenientes de la LOCTI 4. Debe generarse un “proyecto de biblioteca”, a ser construida a mediano y largo plazo, tal como se ha venido haciendo con el esfuerzo que Egreamigos ha aplicado para la construcción del Aula Magna. Continuará… miguelangelmegias@gmail.com


Noviembre, 2007

Cuadernos nº 8

Los archivos del horror (Parte II y fin) Orlando Arciniegas

De Stalin quizá se conozca lo suficiente. De este ex seminarista es proverbial su crueldad sin límites y su demoníaca ambición de poder. Stalin superó con creces la peligrosidad que advirtiera Lenin en su testamento político, el cual fue mantenido oculto por aquél y sólo conocido mucho después. Desde 1922 hasta su muerte, en 1953, fue Secretario General del PCUS, posición que convirtió en el cargo más poderoso tanto del partido como del Estado. Con maña fue desplazando y liquidando a la vieja guardia bolchevique que había dirigido la Revolución de Octubre; el último fue Trotsky, asesinado en México en 1940. Contra ellos, Stalin levantó la infamante acusación de ser “traidores a la patria” y “cómplices de los imperialistas”. En un mar de intrigas se les hizo aparecer como seres degenerados, y se les torturó hasta obtener la confesión de sus “crímenes”. Sus familiares cargaron entonces con la deshonra y la persecución. Stalin marcó para mal la promisoria esperanza de construir un socialismo para la igualdad, la libertad y el bienestar humanos. La URSS, bajo su conducción, tomó la forma definitiva de un estado policial, en el que los ciudadanos, privados de sus más elementales derechos, fueron educados bajo el terror de los servicios secretos y el tenebroso régimen carcelario conocido como el GULAG (abolido en 1960). Un verdadero “fascismo de izquierda” donde la más mínima disidencia, incluso en el campo del arte, era severamente castigada. Se calcula que millones de personas perecieron en el holocausto soviético. Por ejemplo, entre 1930 y 1956, según los “Archivos del Horror”, había 1.606.748 de prisioneros políticos y comunes, cifra que no incluye las 800.000 ejecuciones de “contrarrevolucionarios” del período del Gran Terror (a finales de la década de 1930). Asimismo, el estalinismo marcó indeleblemente al movimiento comunista internacional y las experiencias socialistas surgidas después de la Segunda Guerra Mundial. Entre 1989 y 1990, durante la “era Gorbachov”, cuando se quiso liquidar definitivamente todo signo estalinista, fueron cayendo uno a uno los distintos gobiernos socialistas autoritarios, despreciados por sus ciudadanos cansados del acoso policial, la corrupción, la falta de libertades, y las privaciones impuestas por el pésimo desempeño de la economía colectivista y estatista. Aún subsisten las experiencias estalinistas de Cuba y Corea del Norte, pues los casos de Vietnam y China pasan hoy por transicio-

nes nada ortodoxas, aunque bajo el monopolio del poder por parte de sus respectivos partidos comunistas. El nazismo, el fascismo y el comunismo estalinista nos han mostrado hasta el paroxismo cómo puede ser encumbrada la figura del gobernante. En plena modernidad hemos visto el regreso a las formas de poder absoluto, donde el límite a su ejercicio es la voluntad del jefe supremo, como en los tiempos de las monarquías absolutistas. Mussolini, Hitler, Stalin, Mao, Kim Il Sung, Pol Pot, Ceaucescu, Castro, etc., son ejemplos de este tipo de poder. De hecho, Corea (República Democrática Popular de Corea) y Cuba son casi formas políticas dinásticas: a la muerte de Kim Il Sung, en 1994, fue sucedido por su hijo Kim Jong Il; y Raúl Castro ha entrado en la franca sucesión de su hermano Fidel. Este encumbramiento de la figura del gobernante, hecha con los más variados recursos mediáticos y canalizado a través del aparato educativo, es conocido como el llamado culto a la personalidad. Así se procura el en-

“El poder tiende a

corromper, el poder abosoluto corrompe absolutamente.

Lord Acton (1834-1902) diosamiento de personalidades, casi siempre medianías, sobre las cuales se construye una “grandiosidad” que hace del gobernante un ser “libre de toda sospecha”, la “encarnación de la voluntad del pueblo”, por tanto intérprete exclusivo de lo que conviene a una sociedad, situado por encima de los ciudadanos y, si es preciso, de su misma ley, y cuyo pensamiento “sacralizado” da lugar a una verdadera escuela para la sumisión, el cinismo y la adulación. Pues bien, ¿cómo entender que hayan podido erigirse en nuestro tiempo formas de poder sin contrapesos capaces de aplastar la dignidad humana de millones de seres? El poder como forma de dominio sobre la gente, sobre todo cuando es extraordinario o absoluto, capaz de producir sorprendentes cambios en la conducta y la vida de quienes lo ejercen y lo sufren, constituye una fascinación para múltiples investigadores. Ríos de tinta han sido vertidos en el análisis del fenómeno autocrático y la personalidad autoritaria. A ello han contribuido enormemente

11

las ciencias sociales y las disciplinas, como el psicoanálisis, al que le debemos prácticamente mucho de lo que hoy entendemos acerca de la personalidad de los “monstruos del poder”. El estudio desde la perspectiva del pasado y el presente, la historia, afirmado en la gran documentación que nos ha quedado de las varias ex- En esta imagen, un oficial soviético ajusticia a dos ciudadnos periencias que durante el régimen de Joseph Stalin. condujeron tanto a la erección de En conclusión, todo poder restricpoderes autocráticos o totalitarios, ti vo de la libertad humana nos invita así como a su desmontaje, en distina plan tearnos el tema de la naturaletos escenarios históricos y geográfiza del poder construido por los homcos, va dejándonos algunas enseñanbres, a preguntarnos: ¿es que acaso zas. Los casos a mencionar bien puese po der puede continuar basándodieran ser los totalitarismos del siglo se en jus ti fi caciones ajenas a los prinXX, el salazarismo, el franquismo, y ci pios mo ra les de la justicia, la liberlas viejas y últimas dictaduras latitad y el bie nes tar de los seres humanoamericanas. nos?. En todos esos casos es posible adLos recientes casos de Abu Ghraib vertir la institución de un poder con el mínimo de contrapesos. La su- y Guantánamo, verdaderos gulags, y puesta necesidad de un poder fuerte, las licencias de la Administración centralizado, bien sea de carácter Bush para emprender un terrorismo corporativo (en el partido o la fuerza de Estado, nos advierten acerca de la armada) o crudamente en las manos necesidad, cada vez mayor, de no adde un líder supremo, constituye el mitir ninguna forma de poder que leitmotiv de fuerzas que se anuncian pretenda justificarse en causas ajeportadoras de procesos de regenera- nas a la dignidad de los seres humación social o nacional. Esto conlleva, nos. Simplemente entender, como lo en ciertos casos, reformas constitu- decía Martín Luther King, que el fin cionales, legales e institucionales que no justifica los medios porque los fiabren paso a formas políticas en las nes deben preexistir en los medios. que el Estado se convierte en el alfa y omega de toda la vida social, en los casos de abierto totalitarismo, o en una instancia de rígido control sobre la vida de los ciudadanos, en el caso Sinopsis de las llamadas “democracias autoritarias”. En el número anterior de Cuadernos Como fuere, ello significa severas apareció la primera parte de este trabarestricciones a las libertades públicas jo del profesor Arciniegas. Refería el auy a la ciudadanía crítica. Además, la tor la apertura del mayor de los archivos intimidación que dimana de un Estanazis, el de Bad Arolsen, Alemania, en do de escaso control, ostentoso de su el que se han reunido 30 millones de componente represivo, contribuye a documentos correspondientes a los campos de concentración y detención la instalación en la sociedad del mienazis, y por los cuales hemos sabido de do y la autocensura de los medios de las atrocidades del régimen hitleriano. comunicación. Este cuadro autoritaCosa similar ha sido posible a partir rio lo completa la total subordinade los menos organizados archivos del ción de la justicia a los dictados del ho rror del régimen soviético, que nos poder dominante. El resultado no es han ido develando las crueldades del otro que la indefensión del ciudadasis te ma co munista a partir de los meno y la legalización de la exclusión nos organizados archivos del horror del política. La educación, en lugar de régimen soviético, que nos han ido deuna institución para la formación de velando las crueldades del sistema cociudadanos críticos, se convierte en munista gobernado con puño de hierro el espacio social para la edificación por Joseph Stalin. de una “ciudadanía de la obediencia” El resultado es, hasta ahora, una y, en los casos más graves, para la divasta literatura victimista en la que, fusión de petrificadas concepciones poco a poco, va emergiendo la idea de sobre la historia, la sociedad y el poun “holocausto soviético”, una gran mader. Y en la política, sin el clima para tanza, perfectamente comparable en su el debate que necesita toda sociedad, desprecio por la vida humana, sus métoaparecen desnudas las tendencias a dos de crueldad y su cuantía a la practicada por el régimen nazi. la imposición y la exclusión.


12

Cuadernos nº 8

“La oposición gana si saca más votos que Chávez. Como decía una copla española de la edad media... 'Vinieron los Sarracenos y nos molieron a palos. ¡Que Dios ayuda a los buenos cuando son más que los malos!”... Manuel Caballero Mariandreina Ruiz Roa El mensaje dado por Chávez al oficialismo días antes del referéndum consultivo del 2D -al mejor estilo del rey absolutista francés Luis XIV- en el que revelaba que “la reforma soy yo”, significó, a juicio del historiador Manuel Caballero, “el peor error” que el Presidente pudo cometer y quizás el que le costó la derrota. “Chávez, a última hora, siguiendo los consejos de sus áulicos, decidió ponerse al frente, y decir que el que votara en contra de la reforma, lo hacia en su contra. Al hacer esto quedó al descubierto, se desenmascaró más. El mensaje era ‘es por mí o contra mí’ y la gente votó en su contra”, explica el académico. A su juicio, este discurso de Chávez revelaba que la mayoría de los artículos que se proponían modificar en la constitución, tales como los de la propiedad privada o los referidos a la libertad de expresión, eran, para él –a diferencia de lo que significaba para los electores– una especie de relleno sin importancia, ya que el único que le preocupaba era el referido a la elección indefinida. “Eso lo que indicaba era que toda esa reforma era un parapeto, porque a él sólo le interesaba, y lo ha demostrado ahora, era que se aprobara la presidencia vitali-

U

n hecho político de magnitud que precedió a la aparición del totalitarismo en Europa fue la difusión de la cultura anti-judia la cual consistía en una teoría y ciertos métodos. La teoría, como se sabe, comprendía cosas como, por ejemplo, que los judíos eran una raza que conspiraba para apropiarse de las tierras y de los empleos de los europeos; y los métodos o procedimientos eran, por ejemplo, los pogroms , que eran pobladas que se convocaban contra los judíos, de las cuáles siempre salían algunos muertos y heridos (todos, por supuesto, judíos). La cultura de los pogroms fue desarrollada hasta tal punto que los estudiantes fascistas la usaban regularmente contra los profesores que no satisfacían sus aspiraciones… de pasar en los exámenes sin ningún control de calidad. Entre los muchos ca-

cia. Todo lo demás era basura para él”.

“No podemos caer en triunfalismos” El 2D, según indica Caballero, “moralizó al electorado de la oposición, e igualmente demostró que la matriz democrática del venezolano permanece intacta”. No obstante, el profesor advierte que también hay un aspecto negativo, pues, si bien la oposición no retrocedió en cantidad e incluso se ganaron “unos cuantos votos”, el país quedó dividido en dos partes casi iguales con una ligera ventaja a favor de los adversarios del gobierno, pero ésta no “fue una victoria aplastante”, explica Caballero, por lo que subraya que es necesario “no caer en el triunfalismo”, y hacer un llamado a la prudencia. “Esto indica que la oposición no avanzó vertiginosamente, pero que

El objetivo de Chávez era la presidencia vitalicia...

ni se estancó, ni mucho menos retrocedió. Mientras que Chávez retrocede y perdió nada menos que tres millones de votos. Eso indica que poco a poco –o ni tan poco a poco– el electorado va perdiendo esa confianza de que la Chávez se jactaba durante tantos años. Creo que hay que tomar en cuenta las cifras del referéndum para saber que todo el trabajo no está hecho y que hay que arrancar por lo menos 4 millones de voluntades que están detrás de Chávez”.

Febrero, 2008

Manuel Caballero: La reforma era un “parapeto” El historiador admite que la victoria del No es un primer paso para la derrota del Presidente, pero reitera la imperiosa necesidad, de que se entienda que éste es el primer paso de una cadena previa que no necesariamente habían sido derrotas, sino acciones anteriores que se habían dado. “Por confusión de la gente, esos pasos habían sido percibidos como derrotas, porque los venezolanos decían a cada momento 'Ahora o nunca'. Esta vez no se dijo 'Ahora o nunca', sino que es un primer paso”.

Ganamos pese a la “inmundicia del CNE” En sí, el sólo hecho de que la opción del No haya ganado, tiene una “gran significación” para la oposición, pues “aparte de que veníamos de una derrota aplastante durante las elecciones presidenciales que le habían dado una confianza extrema al Presidente, éste fue vencido pese al juego ventajista y al fraude continuo del gobierno”. Caballero explica que lo contundente en estas elecciones fue que la gran movilización del electorado impidió que ni el propio Consejo Nacional Electoral (CNE) pudiese darle el triunfo al Sí.

“Yo a ningún miembro del CNE -la regla por excepción es Vicente Díazle compraría un carro de segunda mano. No tengo la menor confianza en ellos. Son unos tramposos puestos allí por Chávez. Pero el problema no es el CNE, el problema es la movilización del electorado, de la calle. Esta vez la gente salió y logró ese triunfo del dos de diciembre. A pesar de esa inmundicia del CNE. Eso hay que repetirlo”. Por último, Caballero insiste en que hay que pelearse la victoria todos los días, admitiendo que si obviamente el pueblo no “puede estar eternamente” en un mitin, el hecho de organizarse y “pensar” en el tema ya es una manera de mantenerse activo en esta lucha.

Las tácticas del totalitarismo: las “pobladas” chavistas en Venezuela Jorge Preciado sos que se dieron en la Universidad de Torino, durante los años 30, se recuerda el del un eminente profesor de matemáticas (ganador del Premio Nóbel años después) quién se vió obligado a pasar a todos sus alumnos, porque no pudo resistir a una poblada de estudiantes que le reclamaban el hecho de que había aplazado a todos en un examen parcial. A raíz de ello, el profesor renunció y nunca volvió a dar más clases. Esto es similar a los actos de Lina Ron recorriendo las calles de Caracas al frente de una poblada de chavistas, bien sea para evitar un acto de los co-

peyanos o adecos en la Plaza Bolívar de Caracas; para hacerle saber al Cardenal Urosa que no están de acuerdo con alguna posición de la iglesia en relación a Chávez; o frente a El Nacional, porque no comparten la línea editorial de ese periódico; o frente a Globovisión por lo mismo. El paralelo es exacto, excepto que ni copeyanos, ni adecos, ni el Nacional, ni Globovisión se han retractado. Pero viven aún bajo esa amenaza que puede activarse en cualquier momento. Estamos seguros que Lina Ron y sus seguidores ignoran que están

usando un método fascista. Pero probablemente sí lo saben quienes los dirigen desde lo alto. Un movimiento democrático nunca puede usar este método. Chantajear, reprimir la conciencia de otro, eliminar todo vestigio de disidencia aprovechando una posición de ventaja que se tenga, nunca son procedimientos válidos en la lucha política. El fascismo es una tentación para quienes ejercen el poder. Y Chávez no ha podido sustraerse a esa tentación. jpreciadoc@yahoo.com


Febrero, 2008

Cuadernos nº 8

Arturo Uslar Pietri: La estética del cuento contemporáneo (Par te III y fin) José Napoleón Oropeza

Sinopsis En los números 6 y 7 de Cuadernos, el profesor José Napoleón Oropeza nos ofrece su visión sobre la estética del cuento contemporáneo, en los escritos del gran novelista y escritor Arturo Uslar Pietri, fallecido recientemente. En esta última entrega, Oropeza analiza el relato El Viajero. El Viajero se nos ofrece como un relato sobre un extraño personaje que llega a un pueblo, entrada ya la noche, en un coche tirado por caballos, ante la curiosidad de los habitantes que se preguntan, unos a los otros, a quién de entre ellos buscará a aquel personaje; cuál es el propósito de su visita. Recorre las calles que se repiten como si se tratase de la misma calle, mientras tras las celosías y postigos la gente del pueblo prosigue en sus elucubraciones sobre él. Algunos se interesan por saber porqué ha arribado de noche, otros sencillamente se interrogan sobre la razón de su paso o llegada al pueblo. Algu-

nas mujeres detallan su físico atrayente, su vestimenta: todos comentan el misterio de aquella llegada, aun cuando, al principio, algunos se muestren indiferentes a los comentarios, ajeno a disquisiciones y murmullos: “—¿Quién llegó, hijo?—preguntó entre sus bigotes espesos— el director de Catastro. “—Él. “—¿Quién es él?. “—El que tenía que llegar. “—¿Quién? ¿Tú lo conoces? “—Nadie lo conoce.” Continuaron los diálogos que delataban la intriga en el alma de cada uno de los habitantes. Nadie permaneció ajeno a la influencia de aquel personaje que, sin ellos saberlo, ni siquiera imaginarlo, ni tampoco soñarlo, cambió sus vidas para siempre, en un instante. Un mozo que creía permanecer ajeno a aquel bullicio, luego de cumplir con su faena diaria como farolero del lugar, y dejar a oscuras todo el pueblo, tan pronto llegó al cuarto detalló los objetos que lo acompañaban como enseres o adornos que mantenía en su habitación: mapas, compases, cuadros y algunos libros de aventuras abiertos o cerrados: “La vuelta

al mundo en ochenta días”, “Historia de un vagabundo”, “El pirata verde”, entre otros. El no tenía nada y podía, distinto a su padre, dejar el pueblo al amanecer. Justo como aquel viajero que había visto entrar, hacía un rato, un instante. Todo lo vivido aquella noche, luego de la llegada del personaje al pueblo, creaba un vivo tormento en su espíritu. No sabía ahora, semejante a todos los habitantes de la aldea, si ese deseo de partir había sido estimulado por los libros de aventura, como si todo fuese ahora un remolino, una resaca, o había sido provocado por el extraño visitante. Lo mismo que en los seres de aquella comarca, aquel personaje había significado, como la poesía, un conocimiento pleno en un instante, a ras de vuelo, a ras de quemadura. Una puerta desconocida que se abría y alteraba el ritmo de la vida en un instante, con un batir de hojas y una música para el alma no oída nunca antes, jamás. “Tal vez sea un viajante de comercio. Telas o víveres…”, afirmaba alguien, ya no en voz baja sino proclamando aquella aseveración como una verdad férrea. “O algún pobre enfermo que viaja rápido”, exclamaba otra persona. “Otros vendrán,

13

como ha venido él, sin que esto signifique nada”. El muchacho se marchó del pueblo a la mañana siguiente, dejando, a sus espaldas, la música de los murmullos, de los comentarios semejantes a rezos. Una música tenue, una música que apagaba sus notas a sus espaldas. Relato magistral, nudo de la creación cuentística de Arturo Uslar Pietri, que buscó, a través de la forma en sus cuentos, plantear o resolver el enigma revelador de sus temas mediante diversas anécdotas. Ellas estimulan y generan en el lector conceptos e imágenes sobre lo real social. Revelan nociones y aspectos que, antes de las propuestas estéticas de Uslar Pietri, no advertimos en la inmensa mayoría de las obras de tendencia y estética criollista, de gastada forma, a comienzos del siglo XX. Fue necesaria, entonces, ante la ausencia de la fuerza sugerente y maravillosa de la ambigüedad poética en las últimas obras de tendencia costumbrista y criollista, el surgimiento de esa fuerza sugestiva y magnética que, sin poner a un lado el planteamiento de la problemática social, Uslar Pietri presenta en sus relatos como visiones proféticas, visiones maravillosas que sólo crean lo mágico, lo mítico, la fuerza y significación plural de la palabra poética. De esa manera, abrió otra puerta a nuestra narrativa, un nuevo amanecer, como el vivido por el farolero del cuento El Viajero. Otra percepción de los temas sociales a partir de sus cuentos: la visión poética de un mundo real como tejido de imágenes y símbolos que postula, en esencia, el significado plural de todo planteamiento.

Ahora. Caracas, 12 de febrero de 1936, p.

Crisis de la responsabilidad

E

n Venezuela poco o nada podremos hacer mientras subsista esta vieja y grave crisis de responsabilidad de que adolecemos. Es algo peor que el miedo físico, que la prudencia cobarde, que el ansia criminal de seguridad impune y holgazana. Queremos todos que las cosas se hagan a nuestro gusto, según nuestras ideas pero sin asumir la responsabilidad de iniciarlas y sostenerlas. Necesitamos sentirnos secundados, protegidos y hasta aplaudidos. Antes, bajo la Dictadura, no osábamos sugerir nada, sin contar previamente con una acogida favorable por temor de disgustar al Gobierno y sentir su fuerte y despiadada mano. Todo estaba abandonado al azar. Hoy, aun los que piensan más honradamente, ya libres del pánico al Gobierno, temen decir ciertas verdades necesarias, hacer advertencias justas y salvadoras, por temor de no hala-

gar el vago instinto del pueblo. Todo está nuevamente entregado al azar. No hay orientación, hay tropel, porque vamos todos ciegamente a la zaga de la masa sin atrevernos a la actitud responsable y directiva, que puede perder individualmente a alguno, pero que también puede salvarnos a todos. Toda fuerza humana necesita dirección que la encauce, toda aspiración necesita hombres que la expresen. En los grandes momentos y en los graves asuntos los pueblos solicitan consejo y enseñanza. Honrado y viril consejo y enseñanza valiente y útil. El pueblo apenas presiente o adivina los caminos que pueden sacarlo de sus miserias y males. Es entonces cuando necesita las voces responsables que lo alertan contra los errores de rumbo o los peligros de su instinto. Tiene necesidad de conductores y en manera alguna de entes pacatos o cobardes, que den por satisfecha su

consciencia, con una tímida aprobación sin riesgos. Casi todos nuestros males vienen de los hombres que no saben sino seguir la corriente. Marchar dentro del rebaño sin angustia del derrotero. De los hom- Ya en 1936, Arturo Uslar escribe sobre un tema que, 72 bres que no quieren años después, sigue siendo de total actualidad: la resdescontentar al po- ponsabilidad individual. deroso, llámese Goacuerdo con sus pensamientos, osen bierno o pueblo. De los hombres que decirlos sin disimulo ni oportunisno quieren asumir responsabilidamo, que se arriesguen ante la cólera des. de los pocos o de los muchos poderoPor ello, naturalmente, nuestra visos. da de pueblo se ha deslizado siempre Necesitamos gente honrada que por la línea de menor resistencia, en no adultere sus propias ideas, que se complacientes sinuosidades de agua atreva a llamar al error por su nommansa, cada vez hacia un nivel más bre, venga de donde viniere, gentes bajo de reposo y de sueños. que prefieran la impopularidad a la Es necesario que por lo menos al- traición a la propia conciencia. En gunos hombres se atrevan a obrar de una palabra, gente responsable.


14

Cuadernos nº 8

Febrero, 2008

Desacralizar la política (A propósito de Nicolás Maquiavelo y Antonio Gramsci) Nelson Acosta Espinoza

El Príncipe Volver a Nicolás Maquiavelo (1469-1527). Un viaje de esta naturaleza podría resultar incómodo e, inclusive, hasta pudiera evocar algunas de las prácticas inconfesables que han caracterizado nuestra vida pública en el pasado reciente. El término maquiavelismo, por ejemplo, ha sido utilizado erróneamente para significar experiencias políticas de dudosa factura e impregnadas de un practicidad a ras de tierra. Probablemente esta distorsión obedezca a la circunstancia que, con la publicación de El Príncipe (Il Principe, 1513), la reflexión en torno a este ámbito comenzó a alejarse de los horizontes metafísicos, éticos y teológicos dentro de los cuales la política había sido pensada desde la antigüedad greco-romana. Sin lugar a dudas, a partir de Maquiavelo lo político comenzó a ser considerado como un orden autónomo, estructurado en torno a tres grandes ejes, a saber: las relaciones de poder y su conservación; la política como un conjunto de técnicas, tácticas y estrategias en función del control del poder; y el discurso político como una instancia autónoma, secularizada, anti-utópica y pragmática, corde con el realismo de las ciencias modernas. Su apuesta reposó, entonces, sobre un realismo histórico y psicológico a través del cual intentaba codificar la experiencia de los hombres en el ejercicio del mando y, en este sentido, ofrecía una radiografía de lo que El Príncipe pudiera ser capaz cuando está de por medio la conservación del poder por el poder.

La hegemonia como política Con Antonio Gramsci (1891-1937) esta reflexión alcanza un mayor grado de sofisticación. A pesar de su militancia dentro del marxismo, este intelectual italiano aborda la cuestión del poder con gran frescura teórica. Su punto de partida es la definición de la sociedad como un sistema hegemónico y su revalorización del concepto de Estado. Esta apreciación opera en un doble sentido: por un lado, implica romper definitivamente con aquellas concepciones que percibían al Estado como la expresión del momento abstracto de la fuerza y la represión. Y, por el otro, encontramos un esfuerzo por teorizar esta di-

mensión en su relación con la sociedad civil. Esta doble apreciación abre la posibilidad de comprender los mecanismos que facilitan la producción de la hegemonía política y cultural de un grupo social en particular. Esta diferenciación entre sociedad política y sociedad civil es crucial para comprender la complejidad de la dimensión del poder hegemónico en una sociedad. La distancia que separa los momentos de dominación y consenso expresa el relativo equilibrio de las fuerzas sociales que se encuentran en juego en un momento histórico determinado. La distinción gramsciana es vital. En este sentido sería posible afirmar que toda estrategia que no asuma al Estado como una síntesis que expresa ambos estadio de la política; que soslaye la complejidad de las instancias privadas que conforman la sociedad civil, y concentre su atención exclusivamente en el momento de la dominación, inexorablemente pasará por alto las formas democráticas y las libertades constituidas a nivel de la sociedad civil. Sobre este desconocimiento, bueno es recalcarlo, se alza el edificio conceptual que asume las formas democráticas como expresión del momento de dominación y, en consecuencia, conciben esta expresión política como una fórmula vacía revestida de un carácter meramente formal. Las consecuencias de esta visión están a la vista. Los totalitarismos europeos (fascismo, stalinismo y nazismo); los regímenes autoritarios en América Latina y los neo populismos actuales comparten esta concepción que circunscribe la política exclusivamente al ámbito de la dominación y practican un estilo restringido de democracia. Antonio Gramsci fue heredero de esta tradición intelectual iniciada por Nicolás Maquiavello y, sin duda, sus aportes dieron pie para una reflexión teórica dentro del marxismo que intentó “pensar” lo político en sus propios términos: vale decir, respetando su positividad real.

El discurso heroico El desarrollo de las ciencias humanas, en especial la lingüística y el psicoanálisis, han proporcionado un gran empuje a la reflexión teórica sobre la política. Uno de sus aportes significativos consistió en abordar la

materialidad de lo político a partir de los discursos dentro de los cuales se constituían los actores colectivos. Esta afirmación fue crucial. A partir de ella la reflexión sobre este ámbito se ubicó en el campo de la producción de los sistemas de significación. En otras palabras, lo político, desde esta perspectiva, abarcaría la complejidad de prácticas que se entrecruzan para conformar un dispositivo simbólico: es decir, “máquinas para hacer ver y para hacer hablar” En el marco de estas ideas pudiéramos calificar como heroico el dispositivo dentro del cual se ha desplegado la actividad pública en el país. Se “ve” y se “habla” en estos términos epopéyicos, intentando siempre “ganarle el oro al amanecer”. Heroicidad, en consecuencia, que siempre será inapelable y, desde luego, alejada de los compromisos consustanciales con la actividad política. No en balde, la vida pública en el país ha sido pensada en términos guerreros; abrazada a una concepción que no admite adversarios, tan sólo enemigos. El heroico, en consecuencia, es un discurso aristocrático, intimidante y

coercitivo. Figuras como El Che, Simón Bolívar y otros personajes han sido elevados a la condición de héroes homéricos, arropados con la fatalidad de un destino inexorable que no permite escape alguno. La frase “esa humanidad que ha dicho basta y ha comenzado a andar” recoge a plenitud la vocación heroica que aplasta la individualidad, refuerza las formas autoritarias de dominio social y cancela la política. Regresar a Maquiavello y Gramsci implicaría, entre otras cosas, asumir la política como una actividad civilizadora que sirva para encausar razonablemente los conflictos sociales. No debemos concebirla como un instrumento para obtener plena armonía social o consenso absoluto. El tránsito de una sociedad heroica a una que ya no lo es requiere, sin lugar a dudas, elaborar una nueva cultura que enseñe a apreciar tanto la política como para no demandar lo que ésta no puede garantizar. Reto complejo y sencillo. Se trata de desacralizar y destotalizar esta actividad.


Febrero, 2008

Cuadernos nº 8

De lo taurino en el arte Helena Acosta Mariño

L

a imagen del toro ha estado presente dentro de la simbología de las culturas más antiguas de la humanidad. Ha sido emblema del origen de la vida, la fertilidad, potencia generadora del hombre y fuerza bruta, entre otras connotaciones. Las representaciones más antiguas se encuentran en las cuevas de Altamira, España En los albores de la cultura griega este bovino se encuentra representado en un hermoso fresco denominado Salto del Toro, ubicado en el Palacio de Knossos, en la isla de Creta. El Minotauro, los toros de Gerión o los trabajos de Hércules, son algunas de las narraciones de la literatura y mitología clásica vinculada a la relación del hombre y el toro. España tiene los antecedentes prehistóricos ya mencionados. A finales del siglo XVIII las corridas de toros se transforman en el festejo y expresión cultural que conocemos hoy en día. Básicamente el espectáculo consiste en el lidiar de varios toros bravos, a pie o a caballo, en una plaza cerrada. Este tema alcanzará su esplendor de la mano del gran maestro Francisco de Goya y Lucientes (1746–1828). El aporte más significativo que legó Goya a la iconografía e historia taurina lo constituyen las estampas de su célebre Tauromaquia (1816) y las cuatro litografías de los Toros de Burdeos, realizadas dos años antes de su muerte. La Tauromaquia, en su versión final oficial, reúne las 33 estampas de 1816 y otras 11 posteriores que la completan. La primera está conformada por ilustraciones literales de algunos de

Wladimir Zabaleta, Toro solo.

los soportes argumentales de su obra más célebre, el Guernica realizado en 1937 (hoy en el Museo Nacional Reina Sofía, Madrid). La temática taurina es abordada desde el ámbito simbólico en muchas de sus obras, bajo la forma del Minotauro, de la mujer torera, como representación de la gracia y potencia del animal o como expresión de la virilidad y sexualidad. La Tauromaquia de Picasso logró igualar el esplendor de su antecesor Francisco de Goya. Wladimir Zabaleta nos presenta, en esta ocasión, la serie de la Tauromaquia realizada para los carteles que engalanaron la VII Feria Internacional de Valencia, 2007. En estas obras, este artista captura la belleza, fuerza, nobleza del toro y el dramatismo de la fiesta brava. Plasma, con gran carga expresionista, las fuerzas más puras que encarnan este ritual: el encuentro del hombre y el animal en un entorno que le es ajeno a ambos. Zabaleta, a través de tensos subrayados en rojos vinosos, negros, naranjas, azules y magen-

los datos e informaciones publicadas en La Carta Histórica sobre el origen y progresos de la fiesta de toros en España. Documento elaborado en el año de 1777, por su amigo Leandro Fernández de Moratín. Luego se encuentra otra serie que recoge algunas de las suertes o costumbres vigentes en su época. Y, finalmente, una restante que conmemora las hazañas y muertes trágicas de toreros. Vale la pena resaltar que este artista fue testigo de algunas tragedias taurinas, como por ejemplo, la muerte en el ruedo del torero sevillano Pepe-Hillo. En el siglo XIX el tema taurino se incorporó como uno más dentro de la pintura costumbrista española. Este contenido fue abordado desde diversos ángulos; no sólo limitado a lo que acontece en la fiesta brava o los retratos de las figuras más importantes del espectáculo, sino también a partir de escenas campesinas, tipos populares y paisajistas. En el siglo XX, será Pablo Picasso la segunda gran Wladimir Zabaleta, El espontáneo. personalidad que hará del toro y lo taurino elementos simbólicos sig- tas, articula de manera fragmennificativos de su producción, con- taria el campo visual y agrega tenduciendo a esta temática más allá sión dramática a las escenas. El del registro etnográfico. Interesa- trazo logra deformaciones nerdo desde niño por el espectáculo, viosas que construyen de manera como lo certifican sus dibujos in- audaz a las figuras, legando a esta fantiles conservados en el Museo importante fiesta taurina una oPicasso de Barcelona y en su ma- bra intensamente expresiva. Las escenas taurinas que condurez y vejez asiduo concurrente a las plazas de toros del sur de forman esta serie son todos moFrancia, Picasso hace de la rela- mentos emblemáticos de la faena. ción del toro y el caballo uno de En la obra El Espontáneo, Zabaleta recrea al personaje sesgado e irreverente de la fiesta. El invitado indeseable, que inevitablemente existe y nunca ha sido referido en la representación de este tema en el arte. El Espontáneo hace hincapié en la libertad de los individuos de escoger su destino y muerte, lejos de técnicas o de contratos. Esta serie agrega un capítulo más al desarrollo del arte nacional. Es invalorable que en esta ocasión se conjugue los talentos de la fiesta con uno de los grandes artistas venezolanos. Sin duda, Wladimir Zabaleta es orgullo del gentilicio nacional y regional.

15 Fábulas de Velázquez Fabio Vásquez Royett n una lluviosa y fria mañana de enero, tuve la suerte de visitar nuevamente el Museo del Prado, donde se exhibe una extraordinaria muestra del gran artista español Velásquez. Se celebra allí la exposición, Fábulas de Velásquez, dedicada al pintor excelso, mostrando facetas de pintor narrativo que nos pasea por el Velázquez naturalista, clasicista y cortesano. Con 12 pinturas de otros reconocidos museos del mundo, se exhiben 28 obras de Velázquez, junto a 24 de otros dieciséis artistas tales como Nicolás Poussin, Caravaggio, Peter Paúl Rubens, Tiziano, El Greco, Ribera y Zurbarán. Junto a mi familia, sentí la emoción de observar y detallar estos trabajos, estas manifestaciones, frutos del ingenio humano. Es grandioso lo que transmiten, lo que describen, también lo oculto en ellas, lo que no podemos entender o descifrar. Todo es vivificante. Cierra el recorrido en el espacio más admirado: Las Meninas. Contemplar de nuevo esta maravillosa obra, observar lo que plasmó el artista, ubicarse en el tiempo y el espacio para extraer del mismo significados, explicaciones económicas, sociales o políticas... Es un ejercicio intelectual y se corre el riesgo de torcer lo pintado hacia particulares formas de ver y analizar el entorno. Aparte de estas reflexiones y viendo detalladamente a la Infanta Margarita de Austria, recuerdo haber leído en alguna parte en la que se referían “a una Infanta con ligeros rasgos mongólicos”. La infanta tuvo numerosa prole y no se conoce que alguno de sus miembros haya manifestado somática o genéticamente rasgos mongólicos o defecto alguno. Existen muchas y respetables opiniones y a cualquiera se la va un tiro. ¿Cuestión de apreciación?, ¿Subjetividad? Todo es posible. Esta es la octava o novena vez que apreciamos esta pintura y, definitivamente, absolutamente, la Infanta no tiene rasgos mongólicos. Para concluir esta corta crónica sobre la exposición Fábulas de Velázquez y finalmente en Las Meninas hay un personaje que nos parece muy interesante y enigmático, que fue incluido por Velázquez en el cuadro: la enana Maribárbola, quién tuvo una hija normal, y supuestamente dada en adopción a unos nobles de la alta sociedad madrileña, despierta inquietantes preguntas. Velázquez pintó varios enanos, con tal maestría que pareciera que hablan a quienes las observa. Sobre la enana Maribárbola, la escritora María Teresa Álvarez publicó la excelente novela El secreto de Maribárbola, editado por Ediciones Martínez Roca, en 2004 Quedan muchas cosas por conocer...

E

fabiorvr@hotmail.com

María Agustina Sarmiento haciendo una reverencia y ofreciendo en una bandeja plateada un jarrito o búcaro rojo a la infanta Margarita de Austria. Las Meninas, Museo del Prado, Madrid.


cuadernos de la secretaría -- número 8, febrero 2008 “Una noche amanecí en un cuarto en el que se había puesto una jaula con un pájaro dormido. Un magnífico error hizo que viese en la jaula un huevo en vez del pájaro. Así, de pronto me encontré en posesión de un secreto nuevo y asombroso, puesto que la conmoción que sentí se debía a la afinidad entre dos objetos-la jaula y el huevo-, mientras que hasta ese momento la conmoción la provocaba el encuentro entre dos objetos dispares”(Magritte, 1979) Rene Magritte (1898-1967), pese a compartir la sensibilidad surrealista que surgió en década de los años 20, no aplica “la escritura automática”, directa del inconsciente propuesta por André Bréton. Su ejecución es muy consciente. Obedece a una estrategia eficaz y con intención de propósitos. Su finalidad es asociar objetos y datos de la realidad de manera insólita o fortuita; originar desplazamientos semánticos que invitan a una permanente resignificación de las imágenes. El mundo que nos parece evidente ha de ser trastocado por el pensamiento del artista, que en sus cuadros se hace visible. La realidad es trastornada y fundada por la mirada, por la conciencia del autor que se materializa en el lenguaje. Para transformarse en pintura, este pensamiento o mirada no puede ser cualquiera: es un pensamiento que ve y que puede ser descrito visiblemente, ya que una obra es “la imagen visible del pensamiento invisible de su autor”. Este pensamiento invisible que se hace visible a través de su pintura es libre. Magritte mismo describió sus cuadros como “signos materiales de la libertad del pensamiento”, sin las restricciones de la realidad ni de la razón.

La continua visibilidad de lo invisible Una reflexión política a propósito de la propuesta plástica de René Magritte

realidad. Afirmación contundente, difícil de asimilar para quienes hacen de esta actividad un ejercicio práctico no atento a los “espejos” a través de los cuales sus miradas son reproducidas y reflejadas. Acceder a lo invisible y proporcionarle debida visibilidad constituyen tareas fundantes para la elaboración de un nuevo discurso político en el país. Las preguntas vienen a boca de jarro. ¿Cuál imagen colectiva ha quedado excluida de este juego de espejos? ¿Cuáles soterrados recursos narrativos harán posible la construcción de una nueva realidad política en el país? ¿En fin, practican los venezolanos la política que imaginan?

Cultura y política

Una indagación se impone. Aquella que se interroga sobre las relaciones que vinculan la cultura con la política. Probablemente en el marco de esta relación pudiéramos encontrar las claves para dilucidar estas interrogantes. Nos enfrentamos, sin lugar a dudas, a una temática compleja. Su abordaje implica, entre otras cosas, indagar sobre las circunstancias (históricas, sociales, etc.) que pudieran facilitar o obstaculizar la visibilidad de un determinado cosmo de sentimientos y creencias. Un acercamiento de esta naturaleza exige, en consecuencia, una visión menos exComo hacer visible lo invisible pectante de la política y una concepen la politica. ción menos estética de la cultura. Las definiciones elaboradas el anEl político, a semejanza del pictótro pólogo Clifford Geertz llenan sarico, es un relato que funda su propia tisfactoriamente estas dos exigencias. Para este intelectual la dimensión cultural de una sociedad debe ser entendida como las “estructuras de significación en virtud de las cuales los hombres dan forma a su existencia” y, la política, como “uno de los principales escenarios en que se desenvuelven públicamente dichas estructuras” Por su parte, el antropólogo francés Claude Levi Strauss sostiene que las creencias (por supuesto, se entiende este término en clave etnográfica) proporcionan los contenidos sustantivos que han de ser defendidos por la dimensión política de la libertad. En otras palabras, la visibilidad de lo invisible, por así expresarlo, exige una cierta complementariedad entre la dimensión de la cultura y la política. El lienzo de la actividad pública, en consecuencia, debería articular al mundo de los apegos primordiales, vale deRené Magritte, “Magia negra”, (1933- cir, aquellos que provienen de los 1934), Musée Royaux des Beaux-Arts, hechos dados de la existencia cultural: vínculos inefables, vigoroBrussels, Belgium

sos y obligatorios en sí mismos.

¿Practican los venezolanos la politica que imaginan? ¿Las estructuras de significación que dan forma a nuestra existencia adquieren visibilidad en el espacio público de la política? Insistimos en la tema ¿practican los venezolanos la política que imaginan? Preguntas sustantivas cuyas respuestas apuntarían a una revisión de nuestra historia. No es posible adelantar una afirmación conclusiva sobre este tema. Muy compleja la temática para el corto el texto que escribimos. Sólo podemos elaborar algunas conjeturas. La modernidad en Venezuela se ancló sobre una suspicacia óntica en nuestras posibilidades como pueblo. La frase “moral y luces son nuestras primeras necesidades”, enfatiza, por un lado, la importancia de la educación como prioridad nacional y, por el otro, evidencia una desconfianza en la capacidad organizativa y creativa que se asienta sobre el saber popular. Esta pretendida ausencia de moral y luces en nuestro pueblo ha sido una constante histórica que da cuenta del ostensible fracaso de nuestros distintos proyectos de modernidad. La libertad política no ha sido ejercida para proteger los contenidos sustantivos que se desprenden de nuestras creencias y “apegos primordiales”. Nuestras revoluciones, incluyendo la bolivariana, lejos de articular, han acentuado la disociación existente entre la estructura formal de lo público y lo que efectivamente ocurre en el entreverado cultural que nos define como pueblo. La reivindicación de lo popular, tan en boga en la actualidad, no escapa de los rasgos que tradicionalmente han definido la vida pública en nuestro país: fantasmagoría, apariencia, ficción y cáscara de orden, chabacanería en el trato, corrupción e incompetencia y una imposibilidad de ir al encuentro de nuestra dimensión de Ser que se halla soterrada en el alma, colectiva e individual, de los venezolanos. Con Ortega y Gasset creemos que “lo que es no se encuentra en la superficie ni en los usos del día, sino enterrado en las profundidades y expectativas de los hombres” El reto político es hacer visible estas invisibles estructuras de significación que se encuentran “enterradas en las profundidades y expectativas” de los venezolanos El lienzo de la política, entonces, ha de ser la imagen visible del pensamiento invisible de su colectividad.

René Magritte, “Encuentro con Van Gogh”

Hacer visible lo invisible René Magritte es un pintor belga, figura principal del movimiento surrealista. Nació en Lessines y estudió en la Académie Royale des Beaux-Arts, Bruselas. Su primera exposición individual fue en Bruselas en 1927. Para entonces Magritte había ya empezado a pintar en un estilo cercano al surrealismo, que predominó a lo largo de su larga carrera. Diestro y meticuloso en su técnica, es notable por obras que contienen una extraordinaria yuxtaposición de objetos comunes en contextos poco corrientes dando así un significado nuevo a las cosas familiares. Esta yuxtaposición se denomina con frecuencia realismo mágico, del que Magritte es el principal exponente artístico. Buena muestra de su magnífico hacer es el cuadro La llave de los campos (1936, Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid), expresión francesa que sugiere la liberación de cualquier restricción mental o física. Aparte de elementos fantásticos, exhibía un ingenio mordaz, creando versiones surrealistas de obras famosas, como en su lienzo Madame Récamier de David (1949, colección privada), en la que el famoso retrato de Jacques Louis David es parodiado, al substituir a la mujer por un elaborado ataúd. Murió el 15 de agosto de 1967 en Bruselas.

Cuadernos Nº 8, Febrero 2008  

Publicación periódica de noticias de la Universidad de Carabobo, Valencia, Venezuela.