Page 1

BOLETÍN ¡UNID@S AVANZAMOS! Coordinadora de Trabajadores/as de la Minería - Número 4 - Diciembre 2019

OCUPACIÓN DE MUJERES EN MINERÍA AUMENTA 18,5% Trimestre móvil junio-agosto registró 21.607 trabajadoras en el sector, representando el 10% de la fuerza laboral en minería. El periodo también anotó una disminución de la tasa de desempleo del rubro. Sin embargo, que no nos encandilen estos números, puesto que actualmente trabajan directamente en la minería unas 222.000 personas, de las cuales el 90% son hombres y 10% corresponde a mujeres.

PEROSÓLO 10% DE LOS TRABAJADORES DE LA MINERÍA SON MUJERES Y SUS INGRESOS SON UN 24,5% INFERIORES Boletín Brechas de Género del Observatorio Laboral establece que si bien la participación femenina aumentó 3,2 puntos porcentuales entre 2010 y 2018, la brecha salarial entre hombres y mujeres es muy importante en las principales actividades. Y si nos detenemos en la brecha la realidad aún no repunta, puesto que la brecha salarial es de un 24,5% según el informe, donde las mujeres ganan un promedio de $3.753 versus los $4.969 de los hombres, esto aún cuando las mujeres tienen un promedio de años de escolaridad superior de 13,69 en comparación a los 13,11 de los hombres.

¡A IGUAL PEGA IGUAL PAGA! Es positivo que cada vez seamos más las mujeres que ocupamos puestos en el mundo de la minería, sin embargo esto debe ir de la mano con eliminar las brechas salariales que afectan a miles de trabajadoras a nivel nacional en las distintas mineras e industrias asociadas al rubro. Hoy más que nunca queda en claro que somos capaces de esto y mucho más, e incluso de ocupar puestos dirigenciales en sindicatos representando a nuestros pares, por lo mismo continuamos en la importante lucha por la igualdad, el respeto y defensa de nuestros derechos laborales ¡Unid@s, avanzamos!


MÁS ALLÁ DEL TECHO DE CRISTAL

¿POR QUÉ LAS EMPRESAS NECESITAN A LAS MUJERES EN PUESTOS DIRECTIVOS?

Hoy, las mujeres están más instruidas y más activas en el mercado de trabajo que nunca, y cada vez con mayor frecuencia desempeñan funciones directivas. Pese a estos logros, su presencia en cargos directivos en las empresas sigue siendo inferior a la de los hombres. Compartimos la siguiente información emanada por la Organización Internacional del Trabajo y descubre por qué el equilibrio de género en todos los niveles empresariales es más benéfico para las empresas y para la economía en su conjunto. A nivel mundial, aproximadamente el 50% de las mujeres en edad de trabajar forman parte de la población activa, frente al 75% de los hombres. Pero por sí solas, estas cifras no ilustran toda la situación.También en la educación terciaria la presencia femenina está superando a la de los hombres. África es hoy la única región del mundo en la que las mujeres adquieren menos competencias de nivel universitario que los hombres, y solo por un margen reducido. ¡Romper con el techo de cristal! Desde 1991, las mujeres han ido incorporándose a cargos directivos con más rapidez que los hombres, en particular en los países de ingreso alto, sin embargo, los datos indican que falta mucho para que las mujeres estén en igual número que los hombres en esos cargos.También se tiene que lograr algo parecido al equilibrio de género en los niveles más altos del mundo empresarial, en puestos ejecutivos y en los consejos de administración. Además, cuanto más grande es una empresa, menos probabilidades existen para que las mujeres accedan a cargos importantes.

Tanto en los países de ingreso alto como en los de ingreso bajo, las mujeres siguen asumiendo la mayoría del trabajo doméstico y el cuidado en el hogar, incluso cuando tienen un empleo remunerado de tiempo completo. Esto claramente nos pone en una situación de desventaja.

Casi el 75% de las empresas del mundo aplican políticas de igualdad de oportunidades, diversidad e inclusión.Sin embargo, nuestro estudio indica que la aplicación de esas políticas no es suficiente para solucionar el desequilibrio de género en los niveles máximos de las empresas. Ello se debe a que el típico techo de cristal no es el único obstáculo que afrontan las mujeres en el ascenso de su carrera profesional.

Fuente: Organización Internacional del Trabajo - OIT


MÁS ALLÁ DEL TECHO DE CRISTAL

¿POR QUÉ LAS EMPRESAS NECESITAN A LAS MUJERES EN PUESTOS DIRECTIVOS?

El término “paredes de cristal” se refiere al fenómeno de segregación ocupacional según el cual las mujeres con un cargo directivo tienden a concentrarse en funciones de apoyo administrativo, tales como recursos humanos, finanzas y administración. En dichos cargos, la mujer tiene un poder de decisión limitado y escaso margen para realizar aportaciones estratégicas, y, por lo tanto, escasas posibilidades de ascender en la empresa.En cambio, los directivos de sexo masculino predominan en las áreas de investigación y desarrollo, pérdidas y ganancias, y operaciones. Estas áreas suelen considerarse más “estratégicas” y por lo general conducen a cargos de adopción de decisiones en niveles más altos. La brecha salarial basada en el género no desaparece cuando las mujeres se desplazan hacia puestos directivos. De hecho, de los 93 países sobre los que se dispone de datos, dicha brecha es mayor en el caso del personal directivo que en el de los asalariados en 43 países.La brecha salarial basada en el género sigue siendo un indicador persistente de desigualdad entre las mujeres y los hombres en el mundo del trabajo.

Entonces, ¿Sabes cuáles son las ventajas del equilibrar la balanza? La importancia comercial de un lugar de trabajo equilibrado entre los géneros está reforzándose continuamente. Dos terceras partes de las empresas encuestadas por la OIT coincidieron en que las iniciativas en materia de diversidad mejoraban sus resultados comerciales. Cuando las empresas ponen en práctica una cultura empresarial inclusiva y políticas de inclusión, la probabilidad estimada de lograr: Mayor rentabilidad y productividad es del 63% Aumentar su capacidad de atraer y retener el talento es del 60% Impulsar su creatividad, innovación y apertura es del 59% Mejorar la reputación de la empresa es del 58% Incrementar su capacidad de calibrar el interés y la demanda de los consumidores es del 38% Cuando en los consejos de administración hay equilibrio de género, las empresas tienen casi el 20% más de probabilidades de tener mejores resultados comerciales.

Reparar la fuga de talento femenino requerirá entonces promover el equilibrio entre trabajo y vida privada, captar la atención para las políticas activas de igualdad en las empresas, aprovechar el factor atracción de talentos y ¡olvidarse de los prejuicios sociales! La mayoría de las empresas harán todo lo que esté a su alcance para conseguir un 2 o un 3% de mejora de los márgenes de ganancia. De las empresas encuestadas por la OIT que controlan el impacto de la diversidad de género en la dirección, más de dos tercios dan cuenta de un aumento de sus beneficios de entre el 5 y el 20%.En una empresa no se pueden ignorar los resultados económicos. Y en el clima económico incierto actual, la diversidad de género en la dirección es necesaria para lograr un rendimiento empresarial competitivo.

Fuente: Organización Internacional del Trabajo - OIT


¡MÁS MUJERES LÍDERES EN LOS SINDICATOS! CAROLINA FLORES DEL SINDICATO DE PROFESIONALES DE ENAP

Carolina Flores Vargas tiene 43 años y es Ingeniera Civil Química titulada de la Universidad Católica del Norte, Antofagasta). Cuenta con un Magister en Gestión y Planificación Ambiental de la Universidad de Chile. Oriunda en Chuquicamata su familia le enseñó el oficio minero a partir de su padre, quien trabajó en la División Chuquicamata de CODELCO. Sus prácticas profesionales las realizó en mineras y su trabajo fue en la Asociación de Industriales de Antofagasta. Después de un año de juntar dinero decidió especializarse en el área del Medio Ambiente en la ciudad Santiago, aún con la claridad que en las mineras en esos años había mucho machismo y debía buscar otros caminos para desarrollarse en su profesión siendo mujer. En Santiago trabajó en una consultora ambiental y realizó su Magister obteniendo una beca para hacer la parte experimental de su tesis en España. El tema que eligió se enfocó en la problemática que levantó durante en los proyectos que realizó en las mineras: Aprovechamiento energético por pirolisis de neumáticos usados de los camiones mineros. Una visionaria para su época. Actualmente vive en Concepción, es casada y trabaja en el Departamento de Medio Ambiente de ENAP Refinería Bio Bio. Son 11 años los que ya trabajando y hace 2 años decidió ser dirigente sindical del Sindicato de Profesionales. Es la segunda mujer en integrar el directorio sindical y actualmente la única mujer, esto pues el sindicato no tiene y nunca ha tenido mujeres en su Directiva.

-¿Por qué decidió trabajar en esas funciones? -Me enamoré del medio ambiente y me apasiona el tema de la energía, ambos temas están íntimamente ligados y para un ingeniero químico la complejidad de los procesos de producción de combustible es muy enriquecedor y un desafío diario, porque prácticamente tienes todas las operaciones unitarias y muchas variables ambientales que controlar. -¿Cómo ha sido trabajar en un ambiente altamente masculinizado? -Fue difícil al principio porque como parte de mi formación tuve que trabajar en turno y la empresa no contaba con la infraestructura mínima para poder tener condiciones tan básicas como baños y ducha para mujeres en las plantas, porque había solamente hombres. También hubieron barreras culturales como por ejemplo que mis compañeros en las comidas en las plantas tenían una mujer sentada a la mesa. También la cantidad de mujeres era muy menor de lo que es actualmente. Sin embargo tuve muy buenos compañeros que me apoyaron mucho. -¿Cree que actualmente las condiciones laborales compatibilizan la vida del trabajo con la personal y familiar? -Si bien en mi empresa tenemos un horario muy bueno y alternativa de horario flexible, todavía se puede avanzar en opciones de adaptabilidad especialmente orientado a la conciliación familiar, como por ejemplo el tele-trabajo, especialmente en el caso de los profesionales donde puede ser compatible sin afectar la productividad y apostar por una mejor calidad de vida.

-¿Qué diferencias o desigualdades usted detecta en su lugar de trabajo o en el rubro de la minería en general? -Si bien se han logrado muchos avances en materia de género, donde ya hay cargos de mayor jerarquía ocupado por mujeres, todavía hay áreas donde hay pocas mujeres o no las hay, la pregunta es cómo ayudar a fomentar una empresa más diversa y que tenemos que hacer para abrir caminos tanto en cantidad de presencia femenina como oportunidades de desarrollo -¿Qué la motivó a ser dirigenta sindical? -Estoy agradecida de la empresa y sentí que podía aportar desde otra posición al bienestar colectivo, hoy vivimos como sociedad mucho individualismo y hay falta de credibilidad en la política e instituciones, lo que da como resultado una baja participación activa en este tipo de organizaciones, sin embargo, no podemos desconocer la historia, todos los beneficios que ahora tenemos es gracias al esfuerzo de los que estuvieron antes, por lo que el mejor reconocimiento es seguir aportando a mantener el legado con una visión amplia, profesional y humana. -¿Qué mensaje le entregaría a otras mujeres trabajadoras que están indecisas para integrar un sindicato? -El mensaje es que si queremos tener mayor participación en la empresa y en la sociedad, potenciarnos, complementarnos con nuestros colegas, porque juntos mujeres y hombres, podemos aportar; entonces al menos debemos ser capaces de ganarnos los espacios, promover la sororidad y dialogar libremente con nuestras diferencias y similitudes. Efectivamente, no es fácil ser dirigente, para nosotras puede tener mayores costos, sobre todo desde el punto de vista familiar, pero el balance final es que como mínimo hay un crecimiento personal, cambio de perspectiva y lo más importante la satisfacción de ayudar al bienestar colectivo.


¡MÁS MUJERES LÍDERES EN PAMELA BORDONES DEL LOS SINDICATOS! SINDICATO DE SUPERVISORES MINERA CANDELARIA

Pamela Bordones Olivares tiene 49 años y es oriunda de Copiapó, geóloga de profesión egresada de la Universidad Católica del Norte, Antofagasta. Su familia la conforma su pareja, quien también es minero, sus dos hijas de 15 y 26 años, y su nietecito de 6. Estudió y trabajó en la Segunda región de Antofagasta, trabajando en No metálico para luego retornar a su ciudad natal en donde lleva 15 años trabajando, casi todos en Minera Candelaria, durante 2 meses en proyecto Cerro Negro, para luego retornar a Candelaria donde actualmente se desempeña como Geóloga de Mina Subterránea, además de ser la Presidenta del Sindicato de Supervisores. -¿Por qué eligió trabajar en esas funciones? -Desde esta posición como supervisora un día 21 de Octubre del 2017 constituimos el Sindicato, suceso que rompió 25 años sin sindicato de supervisores en la minera. En el marco de nuestra gestión hemos puesto un sello de lucha por la equidad e inclusión. Hemos emplazado a la compañía a firmar el compromiso con el decálogo minero y norma 3262. -¿Cómo ha sido trabajar en un lugar altamente masculinizado? -Es una realidad, que estamos recién llevando la cultura y la conciencia empresarial a estas pautas, que marcan emparejar el terreno entre hombres y mujeres. -¿Qué diferencias o desigualdades usted detecta en su lugar de trabajo o en el rubro de la minería en general? -Existe diferencia salarial entre hombres y mujeres para idénticas funciones, muy baja promoción a cargos gerenciales o jefaturas, esa es nuestra realidad hoy en la compañía, situación en la cual estamos trabajando. -¿Qué la motivó a ser dirigenta sindical? -Yo me comprometí con las bases tomando esta bandera de lucha. Alguien una vez me dijo "ustedes están donde pocos quieren estar”, quizás sea así, pero lo hacemos con compromiso y cariño sincero por nuestros pares.

-¿Qué mensaje le entregaría a otras mujeres trabajadoras que están indecisas para integrar un sindicato? -Mi mensaje y llamado a todos y todas es ser cada dia mejor supervisor, mejor profesional y mejor persona. Luchar por nuestros derechos y por los de todos los que trabajan para lograr el desarrollo y con ello un mejor futuro personal. Un llamado especial a las mujeres a no ser meras expectadoras del futuro, ser constructoras, con la fuerza que nos caracteriza, desde la posicion de socia o dirigenta.


En un mundo del trabajo en pleno proceso de cambio, en el que se prevé una escasez de competencias para los decenios futuros, las empresas tienden a pasar por alto el potencial de liderazgo femenino, con el riesgo que ello conlleva. Los datos son claros: el equilibrio de género –en especial en los niveles de adopción de decisiones– no solo es conveniente desde el punto de vista comercial, sino que además abre paso a empresas más diversas y más productivas que benefician a los trabajadores, a los empleadores y a las sociedades en su conjunto. (Organización Internacional del Trabajo)

BOLETÍN ¡UNID@S AVANZAMOS!

Dirección: Carolina Zumarán Robles Comité Editorial: CTMIN 2019 Diseño y diagramación: Claudia Moreno Pastenes Contacto: ctmin.chile@gmail.com

Profile for ctmin.chile

Boletín Unid@s Avanzamos #4  

Último Boletín 2019 de la Coordinadora de Trabajadores/as de la Minería / CTMIN - Chile

Boletín Unid@s Avanzamos #4  

Último Boletín 2019 de la Coordinadora de Trabajadores/as de la Minería / CTMIN - Chile

Profile for ctmin
Advertisement