Issuu on Google+

Primeros Pasos Para El

Discipulado Cristiano Por Ted Lindwall


Doctrinas de Vida Nueva

© 2003 por Ted Lindwall

La Iglesia en Marcha

15 Avenida 29-44, zona 5, Guatemala, Guatemala, C. A. Teléfonos: 2332 6399 ó 2478 2991 E-mail: correo@churchstarts.com


Contenido Lecciones Pre-Bautismales Primer Paso

Asegúrese Que Pertenece A Jesucristo Cómo Ser Salvo

Segundo Paso

Confíe En El Señor La Seguridad de la Salvación

Tercer Paso

Declare Su Fe Testimonio Personal y el Bautismo

Cuarto Paso

Únase al Pueblo de Dios Membresía en la Iglesia

Lecciones Post-Bautismales Quinto Paso

Obedezca A Su Señor Obediencia y Perdón de Pecado

Sexto Paso

Conserve Su Amistad Con Dios Lectura Bíblica Devocional y la Oración

Séptimo Paso

Utilice Sus Dones Espirituales Dones y Ministerios Personales

Octavo Paso

Sea Un Administrador Próspero Mayordomía Financiera


Ya Soy Discípulo de Jesucristo Introducción Jesús dio un mandato a su iglesia: Vayan y hagan discípulos ... bautizándoles y enseñándoles a hacer todas las cosas que he mandado. Mateo 28:19-20 La iglesia sólo puede discipular a aquellos que están dispuestos a ser discipulados y preparados. Usted mismo debe decidir si verdaderamente seguirá a Jesucristo y será un discípulo activo o si será apático y se volverá al mundo. Lo que usted haga ahora probablemente determinará su forma de vivir el resto de su vida con gozo y victoria en el Señor, o en fracaso, dejándose llevar por un egoísmo fatal. Este folleto le ofrece ayuda para tener un buen inicio al seguir a Cristo como su fiel y gozoso discípulo. Todo nuevo cristiano necesita ser discipulado urgentemente. Tristemente, muchos de los que han sido cristianos por años dicen que nunca han sido discipulados. Las experiencias que usted tendrá a través del estudio de las siguientes páginas juntamente con otras personas será una experiencia inicial y definitiva de discipulado que debe ayudarle en muchas maneras. Aún así, debe seguir aprendiendo y sirviendo como un discípulo de Cristo el resto de su vida. Otras experiencias discipuladoras que deberían estar a su disposición como miembro de una Iglesia en Marcha incluyen: estudios personales o familiares impartidos a través de la Campaña Nacional de Lectura Bíblica, estudios semanales en Amigrupos, desarrollo personal como miembro de 1


una ROCA y una participación activa en el Instituto Bíblico de la iglesia. El Estudio Bíblico en la Escuela Dominical es otra forma de discipulado continuo. Además de la necesidad de estudiar, es importante saber que muy pocos creyentes logran crecer en su vida cristiana sin asistir fielmente y servir activamente dentro de sus congregaciones. Decida ahora ser un discípulo activo de Jesucristo. Cuando haya completado los siguientes estudios, deberá estar en el camino de un discipulado victorioso en el conocimiento y el servicio de Jesucristo, su Señor. Una recomendación para estudiantes sabios: En esta y todas las páginas que siguen, haremos referencia a versículos clave de la Biblia. Por lo tanto, estaremos yendo a diferentes libros de la Biblia y a distintos capítulos y versículos. Mientras que esto es necesario para éste tipo de estudio temático, siempre es un poco peligroso, ya que los versículos pueden malinterpretarse fuera de su contexto. Por esta razón, instamos a que cada lector busque cada versículo estudiado después de la clase y lea los versículos que están antes y después de los versículos citados. De este modo, el lector no sólo se librará del peligro de malinterpretar un versículo, sino que enriquecerá grandemente la comprensión de los versículos dados. También es una manera poderosa de revisar personalmente el estudio que tuvo en clase y de familiarizarse con la Biblia por su propia cuenta.

2


Primer Paso

Asegúrese Que Pertenece a Jesucristo Sólo es posible ser discípulo de Jesús cuando le conoce personalmente y que realmente sea salvo. Por eso, el primer paso es de asegurarse que ya ha sido perdonado de sus pecados y ya es salvo. ¿Cómo Estar Seguro Que Es Salvo? Lo que Dios hace por salvarle: Mucha gente se esfuerza por ser aceptados por Dios. Van a la iglesia todos los días; ofrendan para la iglesia y los pobres; obedecen las reglas que se les han dado; y hacen muchas otras cosas. Algunos piensan que con sólo levantar su mano después de una predicación o por ser bautizados, serán salvos. Estas personas creen que por estas buenas actividades Dios debe aceptarles. Sin embargo, la Biblia dice muy claramente que no podemos salvarnos a nosotros mismos; sólo Dios puede salvarnos. La Biblia explica claramente lo que Dios ha hecho por salvarnos y cómo podemos recibir la bendición de la salvación. Efesios 2:8-9 Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte. 1. Este versículo dice que somos salvos de las siguientes maneras:

1por la bondad de Dios 1como un regalo de Dios 1por nuestra fe

1 1 1

por vivir una vida perfecta

por ser bautizado por pertenecer a cierta iglesia

2. ¿Por qué no podemos salvarnos por nuestras propias acciones?

1A Dios no le importa si vivimos bien o no. 1Nuestra salvación es un don, puro regalo, de Dios 3. ¿Cuál es la única forma en que podemos ser salvos?

1solo por fe 1pertenecer a la iglesia correcta 1nunca pecar 3


Este versículo nos deja varias preguntas, como: ¿Por qué necesitamos ser salvos? ¿Por qué la salvación de Dios sólo puede ser un regalo para aquellos que creen? Por qué necesitamos ser salvos: Romanos 3:23 ... todos han pecado y están lejos de la presencia salvadora de Dios. 4. De acuerdo con éste versículo:

1Todos han pecado. 1Nadie tiene la justicia que Dios desea. 1Algunas personas son salvas porque son mejores que otras. Romanos 6:23 … el pago que da el pecado es la muerte, pero el don de Dios es vida eterna en unión con Cristo Jesús, nuestro Señor. 5. Aquí, la Biblia enseña que:

1Merecemos la muerte (separación eterna de Dios) como justa paga por el pecado.

1Ahora, tenemos que vivir sin pecado para ser perdonados. 1A pesar de nuestro pecado, Dios nos regala la vida eterna Romanos 3:23-25a Pues todos han pecado y están lejos de la presencia salvadora de Dios. Pero Dios, en su bondad y gratuitamente, los ha librado de culpa, mediante la liberación que se alcanza por Cristo Jesús. Dios hizo que Cristo, al derramar su sangre, fuera el instrumento del perdón. 7. De acuerdo con la Biblia, ¿cuántas personas han pecado contra Dios y cuántas no cumplen con lo que Dios espera de ellas? __ __________________ 8. Somos contados como justos delante de Dios

1como algo dado a nosotros por la pura gracia de Dios, sin ganarlo. 1al precio de nuestros propios sacrificios y por actuar sin pecado. 1sólo por el sacrificio por el pecado hecho por nuestro Señor Jesucristo. Lo que debemos hacer para que Dios nos salve.

4

Sólo Dios puede


salvarnos de nuestros pecados, pero ¿qué debemos hacer nosotros para que Él pueda salvarnos? Los versículos que ya estudiamos muestran claramente que la única cosa que nos salva es creer en Cristo Jesús como nuestro Señor y Salvador dependiendo exclusivamente en el poder de su sacrificio en la cruz para salvarnos. Eso significa que no debemos confiar en nadie ni nada más para que nos salve, porque confiar en nuestras propias buenas acciones o actos religiosos es desconfiar del poder exclusivo de Cristo para salvarnos. Sin embargo, a menudo surge la pregunta: ¿Qué clase de fe en Cristo necesito para ser salvo? La Biblia misma dice: Tú crees que hay un solo Dios, y en esto haces bien; pero los demonios también lo creen y tiemblan de miedo. Santiago 2:19. Mucha gente dice sinceramente que cree en Dios, pero no muestran de ninguna manera que realmente le pertenecen a Dios o que han sido salvados por Él. Los Apóstoles, al predicar, dejaban claro qué clase de fe es necesaria para que Dios nos salve. Pedro predicó, Dios cumplió de este modo lo que antes había anunciado por medio de todos sus profetas: que su Mesías tenía que morir. Por eso, vuélvanse ustedes a Dios y conviértanse, para que Él les borre sus pecados. Hechos 3:18-19a. 9. Pedro dijo, con estas palabras, que

1La muerte de Cristo por nuestros pecados fue predicha por los profetas. 1Debemos responder arrepintiéndonos y volviéndonos a Dios. 1Todo lo que debemos hacer es aceptar la doctrina de que Jesús murió por nosotros. En este mismo mensaje, Pedro dijo, Vuélvanse a Dios y bautícese cada uno en el nombre de Jesucristo, para que Dios les perdone sus pecados, y así Él les dará el Espíritu Santo. Hechos 2:38 10. Pedro le dijo a su audiencia:

1que se arrepintieran de su antigua manera de vivir 1que demostraran su arrepentimiento al ser bautizados públicamente 1que sólo levantaran sus manos mostrando que creían en Jesús 1que Dios daría la Persona y el poder del Espíritu Santo a todos los que sinceramente se apartaran de sus pecados.

5


¿Cómo cambiarán nuestras vidas al estar Cristo en control? El Apóstol Pablo menciona algunas cosas que dejaremos atrás y cosas con las cuales nos revestiremos en el poder del Espíritu Santo, quien viene a todos los que verdaderamente se arrepienten. Para dejar atrás: Ahora dejen todo eso: el enojo, la pasión, la maldad, los insultos y las palabras indecentes. Colosenses 3:8 Para revestirse: Dios los ama a ustedes y los ha escogido para que pertenezcan a su pueblo. Vivan, pues, revestidos de verdadera compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia. Colosenses 3:12

Su Evaluación Espiritual Personal Marque tantas como sinceramente le sea posible:

1Sé que soy pecador y que nunca podré ser tan bueno en mi propio poder para ser aceptado por Dios.

1Sé que Dios dio a su único Hijo para que muriera por mis pecados. 1Sé que solo arrepintiéndome y confiando en Cristo puedo ser salvo. 1Me arrepiento de mi vida llena de pecado y me entrego a Dios, recibiendo Su perdón y su Espíritu Santo, confiando sólo en Cristo para mi salvación.

1Estoy seguro que Dios me ha perdonado y me ha dado vida eterna. 1Deseo ser bautizado como muestra de mi fe en Cristo y del inicio de mi nueva vida en Dios.

6


Segundo Paso

Confíe en el Señor Somos salvos cuando nos arrepentimos de nuestros caminos de pecado y confiamos por completo en el Señor. La fe salvadora no es algo que tenemos sólo al principio de la vida cristiana. La fe salvadora es la fe duradera de todos los que son verdaderamente salvos. El mundo, la carne y el diablo le dicen que no debería confiar únicamente en el Señor para tener su salvación, sino que debe depender de cosas inciertas, como sus buenas acciones, sus actos religiosos o su fidelidad implacable. Nunca tendrá usted todo esto a la perfección sino hasta el Día de Jesucristo, cuando Él le transformará totalmente a su imagen. Sólo su fe en Cristo puede salvarle y mantenerle salvo. ¿Por qué sólo puede confiar plenamente en el Señor para su salvación? La Biblia está llena de promesas que prueban que usted puede confiar únicamente en el Señor para que le salve. A continuación hay dos de estas promesas: El que cree en el Hijo, tiene vida eterna; pero el que no quiere creer en el Hijo, no tendrá esa vida, sino que recibirá el terrible castigo de Dios. Juan 3:36 1. Aquí, la Biblia dice que el que cree, es decir cualquier persona que crea, en Jesús:

1Puede ser que algún día reciba vida eterna si es lo suficientemente bueno y fiel.

1Ya tiene vida eterna. 1Quizá reciba vida eterna cuando muera. 2. ¿Quién no verá la vida eterna porque la ira de Dios aún está sobre él? ______________________________________________________________ Les aseguro que quien presta atención a lo que yo digo y cree en el que me envió, tiene vida eterna; y no será condenado, pues ya ha pasado de la muerte a la vida. Juan 5:24

7


3. ¿Cuál asegura Jesús que es la verdad acerca de quien presta atención a lo que Él dice y cree en la promesa divina de salvación?

1Esa persona ya tiene vida eterna 1Esa persona podría tener vida eterna, eventualmente si tiene suficiente fe. 1Es menos probable que esa persona sea condenada. 1Esa persona no será condenada. 1Esa persona ya ha pasado de la muerte a la vida. La mayoría de la gente reconoce que sólo Dios tiene derecho a adoptarnos y hacernos sus hijos. ¿Pero cómo obtenemos ese derecho? Vino a su propio mundo, pero los suyos no lo recibieron. Pero a quienes lo recibieron y creyeron en él, les concedió el privilegio de llegar a ser hijos de Dios. Juan 1:11-12 En cumplimiento con sus promesas, Dios envió al Salvador a su pueblo escogido, Israel, el cual le rechazó al extremo de crucificarle. 4. ¿Ahora a quiénes da Dios, como un regalo, el derecho de ser sus hijos?

1a quienes merecen ser hijos de Dios por ser buenos 1a quienes han sido bautizados 1a quienes han recibido a Jesús en sus corazones y sus vidas 1a los judíos 5. ¿Tiene usted vida eterna ahora? ¿Por qué sí o por qué no? ______________________________________________________________ ____________________________________________________ __________ ¿Qué sucede con usted cuando confía en el Señor? Dios hace cosas maravillosas para usted cuando confía plenamente en su Hijo para que le salve. Vea por usted mismo cuáles son estas

8


cosas: Y también ustedes, cuando oyeron el mensaje de la verdad, el anuncio de su salvación, y creyeron en Cristo, fueron unidos a Él y sellados como propiedad de Dios por medio del Espíritu Santo que Él había prometido. El Espíritu Santo es la garantía de que recibiremos la herencia que Dios nos ha de dar cuando haya completado la liberación de los suyos. Efesios 1:13-14 6. Estas palabras hablan acerca de tres cosas que suceden a quienes han sido salvos. Según el texto, son las siguientes:

1Escuchan el mensaje de la verdad, las noticias de cómo ser salvos. 1Creen las noticias, confiando en Cristo. 1Tienen visiones y manifestaciones extrañas. 1Son sellados como propiedad de Dios por el Espíritu Santo. 7. ¿Qué tenemos como garantía de haber recibido la herencia que Dios nos ha prometido? ____________________________________________________ Todo el que es hijo de Dios vence al mundo. Y nuestra fe nos ha dado la victoria sobre el mundo. El que cree que Jesús es el Hijo de Dios, vence al mundo. 1 Juan 5:4-5 8. ¿Cuál poder vence al mundo y su tendencia a separarnos de Dios?

1nuestra determinación por no fallarle a Dios 1nuestra fe en el poder de Hijo de Dios para salvarnos 9. ¿Quién vence el poder del mundo? Sólo aquél que:

1nunca peca. 1confía en Jesús como el poderoso Hijo de Dios. 10. Opiniones. ¿Qué tipo de creencia es necesaria para que esto suceda en la vida de uno?

1sólo creer la doctrina de Jesús como Hijo de Dios 1creer que Jesús es el Hijo de Dios, confiando sólo en Él para salvación Los nuevos cristianos, así como los más antiguos, saben que son débiles para

9


hacer frente a las muchas tentaciones que vienen a ellos. ¿Qué esperanza tienen para resistir tales tentaciones cuando éstas vengan? Dios da a sus hijos una promesa especial: Ustedes no han pasado por ninguna prueba que no sea humanamente soportable. Y pueden ustedes confiar en Dios, que no les dejará sufrir pruebas más duras de lo que puedan soportar. Por el contrario, cuando llegue la prueba, Dios les dará también la manera de salir de ella, para que puedan soportarla. 1 Corintios 10:13 11. De acuerdo con esto, ¿enfrenta usted tentaciones que nadie ha enfrentado

1 No jamás? 1 Sí 12. ¿Cómo actúa Dios para permitir que usted resista cualquier tentación que le venga? 1Dios mismo me guardará de ser tentado más de lo que pueda resistir. 1Dios no permitirá que yo sea tentado. 1Dios me dará una forma de escapar de la tentación. 13. Opiniones: ¿Por qué caen en la tentación los cristianos, a pesar de la ayuda de Dios?

1Creen que ceder ante la tentación les conviene más que obedecer. 1No se dan cuenta de cuánto dolor y daño traerá la desobediencia. 1Culpan a Dios por la tentación o por las circunstancias en que Él los pone. 1Culpan a Dios por ser ellos “muy débiles” para resistirla. 1No se esfuerzan por huir de la tentación y así evadir su poder. Para obedecer a Dios no basta simplemente resistir la tentación. Más importante aún es HACER todo lo que Él quiere y tiene preparado para su vida. El siguiente paso en su discipulado le ayudará a comprender la voluntad de Dios para su vida y a cumplirla con éxito.

10


Tercer Paso

Declare Su Fe Jesús dijo, Si alguien se declara a mi favor delante de los hombres, yo también me declararé a favor de él delante de mi Padre que está en los cielos. Mateo 10:32. Cuando entregamos nuestras vidas a Cristo, es natural que le contemos a otros acerca de ello, que “declaremos” nuestra relación con Cristo a los demás. Esto lo hacemos de muchas formas. Por ejemplo, lo hacemos a través de cambios notables que trae Dios a nuestras vidas; le decimos abiertamente a otros que somos de Cristo; y dramatizamos nuestra recepción de Cristo como Señor al bautizarnos. La Biblia nunca menciona “cristianos secretos” porque es imposible que un verdadero cristiano mantenga en secreto su experiencia con Jesucristo. Una de las historias más conmovedoras de la Biblia es la del hombre poseído por una multitud de demonios, pero que fue librado de todos ellos por el Señor Jesús. Él le pregunto a Jesús si podría ser añadido al grupo de los Apóstoles y seguirle a dondequiera que fuere. En respuesta a esto, la Biblia dice: Pero Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: “Vete a tu casa, con tus parientes, y cuéntales todo lo que el Señor te ha hecho, y cómo ha tenido compasión de ti.” El hombre se fue, y comenzó a contar por los pueblos de Decápolis (diez ciudades) lo que Jesús había hecho por él; y todos se quedaron admirados. Marcos 5:19-20 1. ¿Qué dice la Biblia acerca de esta experiencia?

1Jesús pensaba que lo más importante que el hombre podía hacer era ir a casa y contarle a su familia acerca del poder de Jesús en su vida.

1El hombre tuvo miedo de contar lo que le había sucedido. 1El hombre no sólo le contó a su familia, sino que fue a las diez ciudades vecinas, Decápolis, contando lo que Jesús hizo por él.

1A la gente no le interesaba lo que el hombre les decía. Declaración de una vida nueva. Claro, la mayoría de nosotros no ha experimentado un cambio tan dramático de vida como el endemoniado. Sin embargo, la Biblia dice claramente: El que está unido a Cristo es una nueva

11


persona. Las cosas viejas pasaron; lo que ahora hay, es nuevo. 2 Corintios 5:17 2. Su Opinión: ¿Por qué es cada cristiano una nueva criatura? Porque:

1ha sido perdonado de todos sus pecados. 1recibe el derecho a ser hijo de Dios. 1ha cambiado repentinamente de estatura y peso. 1ahora tiene vida eterna y paz con Dios. 1ahora tiene al Espíritu Santo morando en él. 1tiene un nuevo propósito en la vida. 1tiene un nuevo destino eterno: el cielo en vez del infierno. 3. Usualmente, la gente se impresiona más por:

1los cambios que pueden observar en nuestras vidas. 1los argumentos que les podamos dar para que ellos cambien. 4. ¿Qué cambios ha hecho Jesús en su vida que pueda contarle a otros? _____________________________________________________________ ¿A quién puede contarle estas cosas ahora? __________________________ Todo nuevo cristiano ha sido cambiado por Dios. Y mientras siga al Señor, su vida seguirá cambiando. Aún el carácter de uno y su apariencia empiezan a cambiar. Esto será evidente incluso para aquéllos que quizá se opongan a que usted sea cristiano. Pedro y Juan fueron arrestados y llevados con los mismos gobernantes judíos que habían condenado a Jesús a muerte. Unos días antes, Pedro había negado a Jesús, pero ahora escúchelo contar a los enemigos acerca del poder salvador de Jesús. En ningún otro hay salvación, porque en todo el mundo Dios no nos ha dado otra persona por la cual podamos ser salvos. Cuando las autoridades vieron la valentía con que hablaban Pedro y Juan, y se dieron cuenta de que eran hombres sin estudios ni cultura, se quedaron

12


sorprendidos, y reconocieron que eran discípulos de Jesús. Hechos 4:12-13 5. ¿Cuál es el mensaje que dio Pedro acerca de Jesucristo? ______________________________________________________________ 6. ¿Qué notaron los enemigos acerca de Pedro y Juan?

1que obviamente eran egresados de la universidad 1que eran muy valientes para hablar como lo hacían 1que habían estado con Jesús Declaración del bautismo cristiano. Hoy en día, hay muchas ideas distintas acerca del bautismo. Durante muchos siglos, los bebés han sido bautizados con la idea de que esto los salva del pecado original, aunque la Biblia nunca lo dice. Durante casi 1000 años, el bautismo ha sido cambiado de inmersión a aspersión por muchas iglesias. Nunca debe ser nuestro propósito discutir con aquéllos que creen y practican tales cosas, pero es nuestra responsabilidad aprender lo que la Biblia dice acerca del bautismo y lo que debemos hacer como consecuencia. Sobre todas las cosas, debemos notar que el bautismo cristiano es una manera de testificar que ahora pertenecemos a Jesús. Las últimas palabras de Jesús para su iglesia fueron: Vayan, pues, a las gentes de todas la naciones, y háganlas mis discípulos; bautícenlas en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Mateo 28: 19-20a 7. Analice cuidadosamente este mandato y decida su significado:

1Los de la iglesia deben ir al mundo y hacer discípulos a la gente. 1La gente de la iglesia debe esperar a que el mundo venga a ellos para escuchar el evangelio.

1El bautismo debe seguir la enseñanza de la gente acerca de Jesús. 1La iglesia es responsable de bautizar a aquéllos que reciben a Cristo como Señor.

1La iglesia debe hacer del bautismo algo difícil para los que creen. 1Después del bautismo, los nuevos creyentes deben ser enseñados a 13


obedecer todo lo que Jesús nos mandó.

1Después del bautismo, no es muy necesario enseñar más a la gente.

1Los bebés son buenos discípulos

y por eso

necesitan ser bautizados. ¿Cuáles son los únicos requisitos para el bautismo y cómo debe ser administrado el bautismo? Hay numerosos ejemplos en el libro de los Hechos de los Apóstoles. Uno es cuando el diácono Felipe se encuentra con un hombre en un camino desierto y le habló acerca de Jesús como Salvador. De pronto el hombre hizo una importante pregunta: Más tarde, al pasar un sitio donde había agua, el funcionario dijo: aquí hay agua; ¿no podría yo ser bautizado? Felipe le dijo: Si cree usted de todo corazón, puede. Y el hombre contestó: creo que Jesucristo es el Hijo de Dios. Entonces mandó parar el carro; y los dos bajaron al agua, y Felipe lo bautizó. Hechos 8:36-38 8. ¿Qué enseña este pasaje acerca del bautismo?

1El único requisito que Felipe dio para el bautismo fue que el hombre creyera en Jesucristo con todo su corazón.

1Felipe dijo que el hombre debía ser probado antes de ser bautizado. 1El hombre tenía muchas dudas acerca del evangelio. 1El hombre confesó personalmente su fe en Jesucristo. 1Felipe tomó un poco de agua y salpicó al hombre. 1Felipe y el hombre bajaron al agua y Felipe sumergió al hombre en el agua. Nota: Expertos de la Biblia de todas las iglesias reconocen que el bautismo en los tiempos del Nuevo Testamento era por inmersión total en agua. El término griego para “bautismo” es la palabra “sumergir”. En Romanos 6:1-11, Pablo explica que el Bautismo por inmersión simboliza la muerte a la vida antigua y la resurrección a la vida nueva de quien se bautiza. Alrededor del año 1000, la Iglesia Católica Romana permitió el bautismo por aspersión aún cuando las iglesias Ortodoxas del Este siguen bautizando por inmersión hasta la fecha. Testimonio Personal:

14


Cuarto Paso

Únase al Pueblo de Dios Parece ser que el bautismo de un creyente era muy importante en el tiempo de los Apóstoles. Mientras que muchas Escrituras nos enseñan que somos salvos sólo por arrepentimiento y fe en el Señor Jesús y que, por lo tanto, el bautismo no salva, también vemos en las Escrituras que todos los que recibían a Cristo como Señor eran bautizados subsecuentemente y recibidos como miembros de la iglesia. A continuación tenemos un ejemplo de esto: Con estas y otras palabras, Pedro les habló y les aconsejo, diciéndoles: “¡Apártense de esta gente perversa!” Así pues, los que hicieron caso de su mensaje fueron bautizados; y aquel día se agregaron a los creyentes unas tres mil personas. Hechos 2: 40-41 1. En estos dos versículos vemos que:

1La fe salvadora en Jesucristo incluye una decisión moral de dejar las malas prácticas del mundo.

1Muchos de los que aceptaron a Cristo fueron bautizados. 1Todos los que aceptaron a Cristo fueron bautizados. 1Aquéllos que fueron bautizados fueron agregados a la membresía de la iglesia. Estaría bien que más tarde se tome tiempo para leer todo el sermón de Pedro en esta ocasión en Hechos 2:14-40. Dos cosas resultan evidentes en este y otros pasajes de la Biblia que podemos estudiar. 1) El bautismo es la forma normal de declarar que ahora pertenecemos a Cristo, que hemos muerto a nuestra vida antigua y nos hemos levantado a una nueva vida. 2) No sólo el bautismo es la experiencia normal de quienes son verdaderamente salvos; la membresía también lo es.

15


Y cada día el Señor añadía a la iglesia los que iban siendo salvos. Hechos 2:47 2. La Biblia nos dice en este pasaje que:

1todos los que eran salvos eran agregados a la iglesia. 1sólo quienes eran salvos eran recibidos como miembros de la iglesia. 1sólo los mejores entre los salvos llegaban a ser miembros de la iglesia. 1la membresía en la iglesia es la voluntad de Dios para todos quienes sean salvos.

1la membresía en la iglesia es dada sólo a los que prueban ser fieles. 3. Su opinión: ¿Por qué es que quienes sean salvos deben bautizarse y convertirse en miembros de la iglesia?

1La iglesia necesita cuidar espiritualmente a todos aquellos que son salvos, tanto los débiles como los fuertes. Despreciar a los débiles es negarse a aceptar la responsabilidad de cuidarlos.

1Ser salvo por el Señor significa convertirse en un miembro de su cuerpo. 1La Biblia dice que no todos los que son salvos deben ser miembros de la iglesia pueden traer vergüenza a la iglesia más tarde.

1Todo cristiano necesita ser parte de su familia espiritual para así tener un lugar donde crecer y servir.

1Somos salvos por gracia; así mismo nos convertimos en miembros de la iglesia de Cristo por gracia. La vida como miembro de la iglesia. Es casi imposible que un cristiano crezca espiritualmente fuera de la comunión de una iglesia hecha al patrón del Nuevo Testamento. La membresía en la iglesia no sólo ayuda enormemente a su crecimiento espiritual, pero también le prepara y le da oportunidades especiales para servir al Señor en compañerismo con otros. La verdadera membresía de la iglesia significa mucho más que sólo tener su nombre escrito en la lista de miembros. La membresía en la iglesia significa que usted se reúne regularmente con los miembros en adoración y en otras reuniones y esfuerzos. El autor de Hebreos escribe: No dejemos de asistir a nuestras reuniones, como hacen algunos, sino démonos ánimos unos a otros; y tanto más cuanto que vemos que el día del Señor se acerca. Hebreos 10:25

16


4. Aquí, la Biblia dice que: 1 da igual si somos fieles o no en reunirnos.

1aún en los tiempos del Nuevo Testamento, algunos tenían el hábito

de no

asistir regularmente a la iglesia.

1necesitamos reunirnos para animarnos unos a otros mientras esperamos el regreso del Señor. La Biblia es muy clara acerca de los diferentes tipos de trabajadores en la iglesia y cómo son colocados allí para ayudarle a usted como miembros de la iglesia. Él mismo (Jesucristo) constituyó a unos, apóstoles (misioneros); a otros, profetas (predicadores); a otros, evangelistas; y a otros, pastores y maestros, a fin de capacitar al pueblo de Dios para la obra de servicio para edificar el cuerpo de Cristo. Efesios 4:11-12 (NVI) 5. Estos versículos nos dicen que:

1Dios da a la iglesia distintos tipos de trabajadores. 1el objetivo de todos estos trabajadores es preparar al pueblo de Dios para servir al Señor.

1este servicio pretende edificar el cuerpo de Cristo, la iglesia.

1es poco probable que Dios tenga una tarea de servicio para cada uno de nosotros.

1como cristianos, es nuestra responsabilidad hacer nuestra parte en la edificación de la iglesia. El Nuevo Testamento dice mucho acerca de cómo la membresía de la iglesia nos ayuda personalmente y cómo debemos vivir en la iglesia. Los siguientes pasajes de las Escrituras son algunos ejemplos. Dios los ama a ustedes y los ha escogido para que pertenezcan a su pueblo. Vivan, pues, revestidos de verdadera compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia. Tengan paciencia unos con otros, y perdónense si alguno tiene una queja

17


contra otro. Así como el Señor los perdonó, perdonen también ustedes. Sobre todo revístanse de amor, que es el perfecto lazo de unión. Colosenses 3:12-14 6. ¿ Cómo dice el Señor que debemos vestirnos en la iglesia? 1 Los hombres deben usar corbata y las mujeres vestidos largos.

1Debemos estar “vestidos” con compasión, bondad, humildad, mansedumbre y siempre ser pacientes unos con otros. 7. Opiniones. ¿ Por qué se habla tanto acerca del perdón en la iglesia?

1Como en cualquier familia, no nos debe sorprender cuando algún miembro dice o hace algo que ofende a otros.

1Como en una familia,

perdonamos y olvidamos los errores de otros, y deseamos que olviden nuestros errores también.

1Amor entre todos es lo que más necesitamos en la iglesia. 1Como los miembros de la iglesia son perfectos, no se necesita el perdón. Que la paz de Cristo dirija sus corazones, porque con este propósito los llamó Dios a formar un solo cuerpo. Y sean agradecidos. Que el mensaje de Cristo esté siempre presente en sus corazones. Instrúyanse y anímense unos a otros con toda sabiduría. Con profunda gratitud canten a Dios salmos, himnos y canciones espirituales. Y todo lo que hagan o digan, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de Él. Colosenses 3:15-17 8. ¿Qué le dice está parte de la Biblia acerca de disfrutar la paz de Dios?

1Tenemos derecho a decir lo que queramos en la iglesia, sin importar si lastima a algunos que estén allí.

1La vida cristiana debe ser una vida de paz. 9. ¿Qué nos dice la Biblia que debemos hacer en la Iglesia? Subraye en el texto anterior las palabras o frases que dan sus respuestas.

18


Quinto Paso

Obedezca A Su Señor Antes de conocer a Cristo, éramos “hijos de desobediencia” por naturaleza, viviendo apartados de Dios y de su voluntad para nuestras vidas. Cuando recibimos a Cristo como Señor, prometimos seguirle y servirle a Él, entrando a una vida de obediencia a Dios. Nos arrepentimos de nuestra vida de pecado y desobediencia y tomamos una vida de obediencia y las muchas bendiciones que esta clase de vida ofrece. El Mandato a Obedecer y las Promesas para los Obedientes. El mandamiento final de Jesús a Su pueblo fue el siguiente. Vayan, pues, a las gentes de todas las naciones, y háganlas mis discípulos; bautícenlas en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Mateo 28:2920a 1. En este gran mandamiento o comisión para su pueblo, Jesús nos dijo que:

1vayamos a la gente de todos lados para enseñarles. 1bauticemos a quienes deciden seguir a Jesús. 1instruyamos a quienes son bautizados a vivir como deseen. 1instruyamos a quienes son bautizados para obedecer a Jesús en todo lo que Él mandó. 2. Sus Opiniones: ¿Por qué cree que es tan importante para Jesús que le obedezcamos en todo lo que nos ha mandado? Comparta con el grupo. Muchos siglos atrás, Dios escogió a Josué para realizar una gran tarea: guiar al pueblo de Israel a la Tierra Prometida. Le dio las siguientes instrucciones, que también son útiles para todos nosotros. Lo único que te pido es que tengas mucho valor y firmeza, y que cumplas toda la ley que mi siervo Moisés te dio. Cúmplela al pie de la letra para que te

19


vaya bien en todo lo que hagas. Josué 1:7 3. Marque con un cheque las instrucciones que Dios dio a su siervo Josué:

1Sé firme y lleno de valor mientras sigues a Dios. 1Obedece la ley y las instrucciones que Dios ya dio a Moisés y a su pueblo escogido.

1No te preocupes si te descuidas de seguir de cerca a Dios. 1Si sigues cuidadosamente a Dios en su camino, tendrás éxito seguro en todo lo que hagas. 4. Sus Opiniones: ¿Qué tanto tuvo que ver la obediencia de Josué a Dios con el gran éxito que tuvo en la vida? 5. ¿Quién es más probable que ande más temeroso en la vida?

1quien tiene cuidado de hacer lo que Dios quiere

1quien vive de acuerdo con su propia sabiduría y sus decisiones egoístas Jesús mismo hizo una gran promesa para quienes le obedecen: El que me oye y hace lo que yo digo, es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca. Vino la lluvia, crecieron los ríos y soplaron los vientos contra la casa; pero no cayó, porque tenía su base sobre la roca. Mateo 7:24-25 6. Jesús deja claro que:

1es prudente escuchar y cumplir sus enseñanzas y mandatos. 1los verdaderos cristianos nunca tendrán que pasar por tormentas. 1las tormentas llegan a la vida de todos, incluso a la de los cristianos. 1aquél que vive de acuerdo con las enseñanzas de Jesús, no caerá cuando venga la tormenta. El Peligro de la desobediencia. Jesús siguió con esta advertencia:

20


Pero el que me oye y no hace lo que yo digo, es como un tonto que construyó su casa sobre la arena. Vino la lluvia, crecieron los ríos, soplaron los vientos y la casa se vino abajo. ¡Fue un gran desastre! Mateo 7:26-27 7. ¿Qué dijo Jesús que pasaría con aquellos que escuchan sus mandamientos pero prefieren vivir a su propia manera? Perdón a cambio de desobediencia. Sabemos que pecamos antes de aceptar a Cristo como Señor. Pero, pronto nos damos cuenta de que, aún cuando decidimos seguir a Cristo, seguimos fallándole y pecando a pesar de ser cristianos. ¿Puede Dios perdonarnos si pecamos siendo ya cristianos? Pablo dijo: En su gran amor, Dios nos ha liberado por la sangre que su Hijo derramó, y ha perdonado nuestros pecados. Efesios 1:7 8. Escribiendo a cristianos, Pablo dice lo siguiente:

1Jesús pago por nuestros pecados a través de su sacrificio de sangre por nosotros.

1A nosotros los cristianos nos es dado el perdón de nuestros pecados a través de Cristo.

1Es difícil para nosotros obtener el perdón de Dios. 1Dios derramó su gracia sobre nosotros, incluyendo el perdón de todos los pecados. Sabiendo que los cristianos pecan aún después de conocer a Cristo, ¿cómo podemos obtener el perdón de Dios? Juan nos da la respuesta: Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y no hay verdad en nosotros; pero si confesamos nuestros pecados podemos confiar en que Dios hará lo que es justo: nos perdonará nuestros pecados y nos limpiará de toda maldad. 1 Juan 1:8-9 9. Juan deja claro lo siguiente:

1Los cristianos que dicen que no han pecado únicamente se engañan a sí mismos.

1Cuando nos encontramos pecando, deberíamos detenernos y confesar a 21


Dios cuál es nuestro pecado.

1Según Juan, hay varios pecados que Dios no puede perdonar. El costo de toda desobediencia. Algunas personas piensan equivocadamente, “Si Dios puede y va a perdonarme todo pecado que cometa, está bien que cometa cualquier pecado que quiera y sólo debo recordarme de pedirle su perdón.” Ese tipo de persona no sabe lo que significa ser un cristiano, porque un cristiano es una persona que se ha arrepentido de su vida pecaminosa para seguir el camino de Jesús y no vivir para sí mismo. Aún así, aquellos verdaderos cristianos que pecan y sinceramente se presentan ante Dios para recibir su perdón, necesitan saber que hay un precio a pagar por cada pecado, incluso por pecados que Dios ya perdonó. Pablo escribe:

No se engañen ustedes: nadie puede burlarse de Dios. Lo que se siembra, se cosecha. Gálatas 6:7

10. Sus Opiniones: Si un cristiano decide tomar licor, fumar o usar drogas, será que el perdón de Dios guardará a esa persona de enfermarse, arruinar su vida o de morir a temprana edad? 11. Marque las formas en que una persona puede sembrar en la vida y luego cosechar terribles consecuencias:

1negando la amistad con cristianos y teniendo la mayoría de sus amistades con personas que no conocen a Dios

1siendo deshonestos en el lugar de estudio, trabajo o negocio 1teniendo “aventuras” sexuales de cualquier tipo 1viviendo egoístamente en vez de vivir para el Señor y para bendición a los demás

22


Sexto Paso

Conserve Su Amistad Con Dios Desde este momento, la calidad de su vida dependerá, ante todo, del crecimiento de su amistad con Dios. Por esta razón Pedro escribió: Pero conozcan mejor a nuestro Señor y Salvador Jesucristo y crezcan en su amor, 2 Pedro 3:18. Jesús mismo le dijo a los cristianos, Mira, yo estoy llamando a la puerta; si alguien oye mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaremos juntos. Apocalipsis 3:20 1. De lo que Jesús dijo, podemos entender lo siguiente:

1Jesús está apartado de nosotros la mayor parte del tiempo. 1Jesús está siempre cerca de nosotros y desea entrar en nuestras vidas, pensamientos y acciones.

1Jesús entrará en nuestras vida, lo queramos o no. 1Jesús compartirá una amistad con nosotros únicamente si nosotros se lo permitimos.

1Es importante estar atentos al Señor, escucharlo cuando nos habla e invitarlo a participar en nuestras vidas.

1Jesús quiere intimidad con nosotros, como si estuviese sentado en una mesa comiendo con nosotros. Debemos preguntarnos, ¿cómo podemos invitar a Jesús a nuestra vida diaria y disfrutar de una amistad con Él? De forma práctica, ¿cómo puede ser esto posible? La respuesta es que necesitamos tener una comunicación constante con Él, tanto escuchándole como hablándole. La forma en que podemos escuchar a Dios: A veces, el Señor nos hablará y se revelará a sí mismo en cosas que pasan en nuestras vidas o a través de aquellos con los que vivimos. A veces, Él nos dará un fuerte sentimiento de lo que desea, hablando directamente a nuestro espíritu. Sin embargo, podemos confundirnos cuando nos apoyamos principalmente en nuestros sentimientos, y confundir el Espíritu del Señor con otros espíritus. Por esta razón, el Señor nos ha dado su Palabra inspirada e inequívoca que es la Biblia.

23


Repetidamente, Dios nos dice que le escuchemos y que obtengamos nuestra llenura espiritual directamente de la Palabra de Dios. Nuevamente escuchamos de Pedro que escribió: Como niños recién nacidos, busquen con ansias la leche espiritual pura, para que por medio de ella crezcan y tengan salvación, si es que realmente han llegado a darse cuenta de que el Señor es bueno. 1 Pedro 2: 2-3 2. Aquí se nos dice que:

1como cualquier bebé que clama por leche, constantemente debemos clamar por la leche espiritual pura de Dios que es la Biblia.

1esta leche nos ayudará a crecer espiritualmente. 1si hemos sido salvos y descubrimos que el Señor es bueno, no necesitamos más de la Biblia. Jesús le contestó: “No sólo de pan vivirá el hombre, sino también de toda palabra que salga de los labios de Dios.” Mateo 4:4 3.

Jesús nos dice que:

1la Palabra de Dios es “Pan” que nos da vida y fuerza. 1nuestra principal preocupación debe ser nuestro estómago físico, y debemos procurar no perder ninguna comida. Esto significa que cada día, tal vez varias veces al día, debemos abrir nuestra Biblia y leerla. Algo extraño acerca de la Biblia es que en casi todo lo que leamos, nos encontraremos a nosotros mismos y nuestras circunstancias allí. Por lo que leamos, el Señor podrá hablarnos acerca de nuestras necesidades y situaciones actuales. ¡Esto no significa, sin embargo, que debemos únicamente abrir nuestra Biblia y con nuestros ojos cerrados, poner un dedo al azar donde creemos que debemos leer! Es importante tener un plan para leer la Biblia sistemáticamente. Hay muchos buenos planes disponibles, inclusive puede consultar a su maestro o pastor acerca del plan que ellos usan. Algunas ideas son: empiece en el Nuevo Testamento, especialmente en los Evangelios, leyendo y pensando acerca de Jesús, su ejemplo, sus enseñanzas y su amor. Después lea algunas de las cartas más

24


pequeñas de los Apóstoles, como Filipenses, Colosenses y 1 Pedro. Luego adore al Señor meditando en los Salmos y descubra los consejos prácticos de Dios que se encuentran en Proverbios. En seguida lea cada día algo del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento, empezando con Génesis y talvez los Hechos de los Apóstoles. Con tiempo, lea toda la Biblia, de pasta a pasta. Entonces, ¡comience de nuevo! Cuando Josué empezó su gran trabajo, Dios le habló directamente acerca de cómo alcanzar la victoria. Él dijo: Repite siempre lo que dice el libro de la ley de Dios, y medita en él de día y de noche, para que hagas siempre lo que éste ordena. Así todo lo que hagas te saldrá bien. Josué 1: 8 4. ¿Qué dijo Dios mismo acerca de su Palabra?

1Debemos hablar de su Palabra a otros. 1Debemos pensar en su Palabra cuidadosamente de día y de noche.

1Ya sea que le pongamos o no le pongamos atención a Su Palabra, por ser cristianos seremos exitosos y prósperos en todo lo que hagamos.

1Si meditamos en ella, podemos ser exitosos haciendo lo que ella dice. La Forma En Que Podemos Hablar Con El Señor Nosotros no sólo estamos para escuchar a Dios, sino también estamos para hablarle a Él libremente. Recuerde que Dios sabe cada uno de sus pensamientos y todas las cosas que hace. Así que sea sincero con Él y háblele con regularidad. Pablo nos dice cómo deben ser nuestras oraciones: Den gracias a Dios por todo, porque esto es lo que Él quiere de ustedes como creyentes en Cristo Jesús. 1 Tesalonicenses 5: 18 5. ¿Cuál debe ser nuestra actitud mientras hablamos con Dios?

1Tenemos razón para estar siempre gozosos al tener al Señor de nuestro lado.

1Debemos hablarle al Señor tan frecuentemente como lo hacemos con nuestro(a) mejor amigo(a) en la tierra.

1Debemos darle las gracias a Él en cualquier clase de circunstancia, sabiendo que Él nos librará.

25


1Realmente a Dios no le importa si hacemos nuestras oraciones de esta manera o no. Jesús oraba continua y efectivamente. Por eso sus discípulos le pedían que les enseñara cómo orar. Él entonces les enseñó la oración modelo, no como algo que debe repetirse sin siquiera pensar en su significado, sino como una guía de elementos que debemos usar en cada oración que elevamos. Ustedes deben orar así: Padre nuestro que estas en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra, así como se hace en el cielo. Danos hoy el pan que necesitamos. Perdónanos el mal que hemos hecho, así como nosotros hemos perdonado a los que nos han hecho mal. No nos expongas a la tentación más líbranos del maligno. Mateo 6:9-13 6. ¿Qué ideas encontró en esta oración modelo?

1Debemos hablarle a Dios como a nuestro Padre. 1Debemos empezar pidiendo lo que nosotros queremos. 1Debemos primero reconocer el poder, la gloria y la santidad de Dios. 1Debemos pedirle que Él se encargue de todo y que nos dirija. 1Debemos pedir que todo sea hecho de acuerdo su voluntad y no de acuerdo a la nuestra.

1No debemos pedir por cosas materiales, como comida, ropa y un hogar. 1Debemos pedirle que nos perdone. 1Debemos perdonar a aquellos que nos han hecho mal. 1Debemos pedirle que nos aparte del camino del enemigo y la tentación. En la oración modelo Jesús nos dice que Dios nos perdona en la misma medida en que nosotros perdonamos a aquellos que nos han hecho mal. Esta es una condición para la oración exitosa. Otra condición es ser limpiados por Dios de cualquier pecado que se afecte nuestra comunión con Él. Dios habló a su pueblo rebelde de Israel, diciendo: El poder del Señor no ha disminuido como para no poder salvar, ni Él se ha vuelto tan sordo como para no poder oír. Pero las maldades cometidas por ustedes han levantado una barrera entre ustedes y Dios; sus pecados han hecho que él se cubra la cara y que no los quiera oír. Isaías 59: 1-2

26


Séptimo Paso

Utilice Sus Dones Espirituales Cuando usted fue salvo, el Señor hizo muchas cosas en su vida. Esto incluye el perdón de todos sus pecados, sellándole con su Espíritu Santo, vino a morar en su vida con su Espíritu y dándole una parte de la herencia eterna de Jesús. Es el propósito de Dios que cada hijo suyo pertenezca a su familia espiritual que es la Iglesia y el Señor mismo le incluyó en la iglesia. Esto ha sido cierto desde el principio: Y cada día el Señor añadía a la iglesia los que iban siendo salvos. Hechos 2:47b Regalos que ha recibido del Espíritu Santo: Cuando usted fue salvo y añadido por el Señor a su iglesia, Él le concedió dones especiales a través del Espíritu Santo que ahora vive en usted, para compartirlos con la iglesia. Estos dones son habilidades especiales que Él le ha dado a usted para el beneficio de toda su familia espiritual. A la vez, los dones que Él dio a otros miembros de la familia son para beneficio suyo. Pablo explica claramente: Así también nosotros, aunque somos muchos, formamos un sólo cuerpo en Cristo y estamos unidos unos a otros como parte de un mismo cuerpo. Romanos 12: 5 1. Comenten: ¿Cómo se compara nuestro cuerpo físico con la iglesia? 2. Sus opiniones: ¿ Por qué son diferentes entre sí los miembros del cuerpo humano? ¿En qué sentido “pertenece” cada miembro del cuerpo humano a los demás miembros de ese cuerpo? Pablo habla acerca de nosotros como “miembros” o partes importantes de la iglesia y de cómo estas partes deben trabajar en unidad. Dios nos ha dado diferentes dones, según lo que Él quiso dar a cada uno. Romanos 12: 6a 3. ¿Qué podemos saber acerca de nuestros dones espirituales?

1Cada persona en la iglesia tiene diferentes dones espirituales. 1No son ganados, son regalos de Dios dados de acuerdo a la gracia que recibimos de Él.

27


1Son ganados por aquellos que más los merecen. Por lo tanto, si Dios nos ha dado el don de comunicar sus mensajes, hagámoslo según la fe que tenemos; si nos ha dado el don de servir a otros, sirvámoslos bien. El que haya recibido el don de enseñar, que se dedique a la enseñanza; el que haya recibido el don de animar a otros, que se dedique a animarlos. El que da, hágalo con sencillez; el que se ocupa de un puesto de responsabilidad, desempeñe su cargo con todo cuidado; el que ayuda a los necesitados, hágalo con alegría. Romanos 12:6b-8 4. Subraye los siete dones mencionados en este pasaje. ¿Cuáles de estos dones cree usted que ve en los compañeros de grupo? 5. En resumen, ¿qué dice Pablo que debemos hacer con nuestros dones espirituales?

1A Dios no le importa si los usamos o no los usamos. 1Debemos ministrar de acuerdo al don o dones que tengamos. 1Debemos usar nuestros dones de la mejor manera posible. Hay varios pasajes en el Nuevo Testamento que hablan acerca de los dones Espirituales que son otorgados a cada cristiano. Al menos 22 diferentes dones espirituales son mencionados en el Nuevo Testamento. Sólo Cristo Jesús tuvo todos estos dones. Cada cristiano tiene al menos un don y la mayoría de cristianos tiene varios. Estos dones son provistos por el Espíritu Santo quien ahora mora en usted y en cada cristiano. Son diferentes de los talentos naturales. Sin embargo, pueden estar relacionados con ellos. Por ejemplo, una persona puede tener el talento natural de hablar bien frente a un público. Pero sólo el don del Espíritu le puede permitir ser un “profeta”, una persona que predica o habla por Dios. El Apóstol Pedro está de acuerdo con Pablo acerca de los dones espirituales. Él escribió: Como buenos administradores de las variadas bendiciones de Dios, cada uno de ustedes sirva a los demás según los dones que haya recibido. Cuando alguien hable, sean sus palabras como palabras de Dios.

28


Cuando alguien preste algún servicio, préstelo con las fuerzas que Dios le da. 1 Pedro 4:10-11a 6. ¿Qué dice Pedro acerca de los dones Espirituales?

1Nuestro ministerio personal debe estar basado en los dones Espirituales que tenemos.

1Nuestros dones Espirituales nos son dados con el propósito de permitirnos servir a otros.

1Nosotros no somos propietarios , sino simplemente administradores de estas distintas evidencias de la gracia de Dios en nuestras vidas.

1Podemos usar los dones Espirituales como queramos; pues son nuestros, y principalmente para nuestro beneficio propio.

1Cuando

usamos nuestros dones espirituales, debemos usarlos confiando en el poder de Dios.

Cómo saber cuáles son sus dones Espirituales. La Biblia no nos dice específicamente cómo saber cuales son nuestros dones espirituales. Estos dones son manifiestos a nosotros y a los demás mientras crecemos en el Señor y en su servicio. En 1 Corintios, capítulos 12, 13, 14, Pablo escribe en forma extensa acerca de los dones dando los nombres de muchos de ellos. Su énfasis en esos capítulos es que los dones Espirituales deben ser usados para el beneficio de los demás. El don más grande de todos, como escribe en 1 corintios 13, es el don del amor de Cristo en nuestros corazones. Este es un don Espiritual que debemos usar cada día para bendición de otras personas. Aquí hay algunas sugerencia prácticas en cuanto a cómo usted puede saber cuáles sean sus dones Espirituales: 1) Por bendición del Señor, casi siempre disfrutamos al usar nuestros dones Espirituales. Por ejemplo, la persona que tiene el don de servicio, simplemente le encanta servir. Estas personas son siempre las primeras en apresurarse a ayudar en la cualquier forma en que puedan. Una persona que tenga el don de la profecía (habla por Dios) ama las oportunidad de hablar. Simón Pedro, por ejemplo, que se convirtió en un gran predicador, era por lo general el primero que hablaba entre el grupo de los Apóstoles. 2) Sus amigos y familia espiritual le pueden ayudar diciéndole qué dones especiales o habilidades ven ellos en su vida. Usted mismo se dará cuenta de

29


muchos de estos dones. 3) Pruebe diferentes ministerios donde su ayuda sea necesaria. Los dones Espirituales se desarrollan con el uso. Por ejemplo, la mayoría de cristianos tienen el don de enseñanza, si tienen materiales que son fáciles de usar. Mientras más enseñan se convierten en mejores maestros. Si usted trata de llevar a cabo un ministerio, pero no se siente bendecido, o siente que otros no se benefician del mismo, busque otro ministerio en el que usted y los demás sean bendecidos. No acepte permanentemente responsabilidades en las que no sienta bendición sino sólo frustración. En vez de eso, busque ministerios en los que pueda crecer y sentir las bendiciones de Dios. La recompensa de un ministerio fiel. A pesar de que sus dones Espirituales son importantes, es necesario recordar que éstos son únicamente herramientas que Dios le ha dado para su ministerio personal. Cada cristiano ha sido “Salvo para Servir” y es lo que el Señor tiene derecho de esperar de usted. Él lo compró con su propia sangre y le ha llamado a Su servicio. Usted voluntariamente le recibió como su Señor, y el propósito para su vida es ahora servirle a Él de la mejor manera posible y en cualquier forma necesaria. Jesús contó, en el capítulo 25 de Mateo, una parábola acerca de un amo que le dio grandes sumas de dinero a tres siervos para que obtuvieran ganancias. Dos de los siervos fueron fieles y el tercero simplemente escondió el dinero para devolverlo al amo sin ninguna ganancia. Aquí escucharemos lo que el amo le dijo a uno de los dos siervos fieles: Mucho tiempo después volvió el jefe de aquellos empleados, y se puso a hacer cuentas con ellos. Primero llegó el que había recibido las cinco mil monedas, y entregó a su jefe otras cinco mil, diciéndole: Señor usted me dio cinco mil, y aquí tiene otras cinco mil que gané. El jefe le dijo: muy bien, eres un empleado bueno y fiel; ya que fuiste fiel en lo poco, te pondré a cargo de mucho más. Entra y alégrate conmigo. Mateo 25:19-21 7. ¿Qué piensa que Jesús trataba de decir en esta parte de la parábola?

1Algún día, el Señor vendrá a nosotros y querrá cuentas de cómo usamos nuestras vidas y los dones Espirituales que Él nos dio.

1Al Señor le es indiferente si somos fieles o no al servirle. 1El Señor expresará su alegría ante las ganancias que nuestras vidas le dieron 30


Octavo Paso

Sea Un Administrador Próspero Muchas personas creen que el trabajo de Dios en nuestras vidas sólo está relacionado con cuestiones del Espíritu y de la eternidad pero que está poco relacionado con nuestro bienestar financiero, físico y material. Y en esto están seriamente equivocados, porque el Señor quiere bendecirnos en ambas situaciones, tanto en nuestra vida financiera, física y material como en nuestra vida espiritual. El Señor prometió bendiciones: Jesús dijo, Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Juan 10:10b 1. Opiniones: ¿Qué cree usted que quiso decir Jesús con esta promesa?

1Estaba hablando de la vida en todos sus aspectos. 1Hablaba únicamente de la vida eterna. 1Su propósito no es sólo que tengamos vida en Él sino que sea una vida plena. Pablo tenía una gran confianza en el deseo y habilidad de Dios para satisfacer todas las necesidades de su pueblo. Él escribió a los cristianos fieles en Filipos: Mi Dios les dará todo lo que les falte, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús. Filipenses 4:19 2. ¿Qué dijo Pablo que Dios haría por su pueblo fiel?

1Satisfaría únicamente sus necesidades espirituales 1Satisfaría todas sus necesidades 1Él prometió no sólo satisfacer sus necesidades sino también darles todo lo que desearan. Dios es dueño de todas las cosas. Dios es capaz de prometer que Él satisfará todas nuestras necesidades pues Él es el dueño de todas las cosas. Míos son la plata y el oro. Hageo 2:8 Esto significa que Dios es dueño de todo lo que poseemos. Él es el Dueño de nuestro cuerpo, nuestra vida, nuestra familia y nuestras posesiones. Él es el

31


Dueño porque Él creo todo, y Él también es Dueño por el derecho que obtuvo al comprarnos en la cruz. Pedro escribió: Pues Dios los ha salvado a ustedes de la vida sin sentido que heredaron de sus antepasados; y ustedes saben muy bien que el costo de esta salvación no se pagó con cosas corruptibles, como el oro o la plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, que fue ofrecido en sacrificio como un cordero sin defecto ni mancha. 1 Pedro 1:18-19. Nuestra pasada forma de vida estaba llena de pecado y nos separaba de Dios. El sacrificio de la sangre de Cristo nos salvó de esto y nos hizo completamente suyos. Por esa razón, nosotros le llamamos “Señor”, pues Él pagó por nosotros y ahora somos de Él. Pablo deja claro lo siguiente: Porque Dios los ha comprado por un precio, por eso deben honrar a Dios en el cuerpo. 1 Corintios 6:20 3. Pablo nos dice que:

1somos personas compradas y no más dueños de nuestras vidas. 1somos libres de vivir como queramos. 1nos corresponde honrar a Dios con nuestro cuerpo. 4. Opiniones: ¿Cómo podemos honrar a Dios con nuestros cuerpos?

1sirviendo a otros en formas positivas y prácticas 1alejándonos de inmoralidades sexuales 1ganando nuestro sustento y el de la familia que Dios nos ha dado 1cantando y alabando a Dios con nuestras voces 1bebiendo alcohol, fumando y usando drogas 1cuidando nuestra salud Usted es un administrador de Dios. Si Dios es el dueño de todas las cosas,

32


33 entonces es obvio que realmente no somos dueños de nada. Entonces, ¿cuál es nuestra relación con aquellas cosas que pensamos eran de nuestra propiedad? En muchos versículos, la Biblia nos dice que nosotros somos “administradores” o “mayordomos” de lo que tenemos. Nosotros somos los “encargados” de lo que el Señor ha puesto bajo nuestro control. Y Pablo escribe que El que recibe un encargo debe demostrar que es digno de confianza. 1 Corintios 4:2 5. Opiniones: ¿Qué cree usted que significa ser un “administrador” o “el encargado” de lo que Dios ha puesto bajo su control?

1No soy dueño de ninguna de estas cosas. 1Soy responsable de lo que haga yo con estas cosas. 1Puedo hacer lo que a mí me parezca con ellas. 1Debo ser fiel en administrarlas en la manera que a Dios, el verdadero Dueño, le parezca justa. El ser un administrador de Dios es un gran privilegio y bendición. Esto significa que nuestras vidas financieras y materiales realmente le pertenecen a Él y que cuando reconocemos esto, Él acepta la responsabilidad total de nuestro bienestar. Por supuesto, está bien que nos interese suplir las necesidades básicas de la vida. Jesús dijo: Busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. Mateo 6:33 (NVI) 6. Opiniones: Yo creo que Jesús estaba diciendo que:

1mi preocupación principal debe ser amar y servir a Dios con todo mi corazón. 1es mejor que cuide mis propios intereses antes que pensar en lo que Dios quiere.

1Dios premia a aquellos cuya meta principal es servirle, proveyéndoles de todo lo que necesiten. 7. Opiniones: ¿Cómo cree usted que Dios le proveerá para sus necesidades?

1Nunca más tendré que trabajar para tener lo que necesito. 1Dios me prosperará en mi trabajo. 1Dios me guiará y me bendecirá mientras vivo para Él.


34 La prueba y la promesa de diezmar. Es muy fácil decir que todo lo que tenemos y hacemos es para Dios. Pero, esto puede o no ser cierto. Dios ha puesto a prueba nuestra sinceridad, y nos da a la vez, una gran promesa. Empezando con Abraham, el pueblo de Dios siempre le ha dado el diezmo (10%) de sus ingresos como señal de su sincera mayordomía y como una provisión para el trabajo de Dios en la tierra. En respuesta, Dios hace una promesa maravillosa a aquellos que le den el diezmo que corresponde. Traigan su diezmo al tesoro del templo, y así habrá alimentos en mi casa. Pónganme a prueba en eso, a ver si no les abro las ventanas del cielo para vaciar sobre ustedes la más rica bendición. Malaquías 3:10 8. Opiniones: ¿Qué cree que debe significar este versículo para su vida?

1Sólo el 10% de lo que tengo le pertenece a Dios. 1Todo lo que tengo le pertenece a Dios, pero al menos un 10% debe ser otorgado a Él para que haya “alimentos en su casa”.

1Dios tiene hambre y debemos darle de comer. 1La casa de Dios es el templo, en donde Dios quiere que haya provisión para que “alimentemos” a toda persona que llegue allí.

1El diezmar grandes o pequeñas cantidades, tiene la misma importancia ante



Primeros Pasos Para El Discipulado Cristiano