Page 1

Guía Nacional Programa prevención y apoyo a niños, niñas y jóvenes en situación de calle y en comunidades de alto riesgo PANICA

“Mejorando la vida de las Personas Vulnerables Movilizando el poder de la Humanidad, Cambiando Mentalidades”


Sociedad Nacional de la Cruz Roja Colombiana

Fernando José Cárdenas Presidente Nacional Walter Ricardo CotteWittingan Director Ejecutivo Nacional Lic. Angela María Sánchez Ossa Representante Nacional de Juventud Lic. Fabio Betancur Director Nacional del Voluntariado Ing. Alex Vladimir Murcia Jurado Coordinador Nacional de Juventud TS Martha Alicia Ruiz Castro Coordinadora Nacional de PANICA


GUÍA NACIONAL DEL PROGRAMA PANICA

Dirección General:

Fabio Betancur Ramírez

Editada por:

Sociedad Nacional de la Cruz Roja Colombiana. Cruz Roja de la Juventud.

Realizada por:

Martha Alicia Ruiz Castro Comisión Técnica Bogotá

Revisión:

Alex Vladimir Murcia Jurado Coordinación Nacional de Juventud

Fotografías:

Seccionales Cruz Roja Colombiana

Diagramación:

Alex Vladimir Murcia Jurado Alfonso López Tovar

Primera edición (1° Ed.) Bogotá. 2011 Cruz Roja de la Juventud. Cruz Roja Colombiana.

NOTA: La totalidad o partes de la presente guía podrán ser copiadas, por cualquier medio, o utilizadas para fines didácticos siempre que se cite la fuente.


PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DEL MOVIMIENTO INTERNACIONAL DE LA CRUZ ROJA Y DE LA MEDIA LUNA ROJA* HUMANIDAD El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, al que dado nacimiento la preocupación de prestar auxilio, sin discriminación, a todos los heridos en los campos de batalla; Se esfuerza, bajo su aspecto internacional y nacional, en prevenir y aliviar el sufrimiento de los hombres en todas las circunstancias. Tiende a proteger la vida y la salud, así como a hacer respetar a la persona humana. Favorece la compresión mutua, la amistad, la cooperación y una paz duradera entre todos los pueblos. IMPARCIALIDAD No hace ninguna distinción de nacionalidad, raza, religión, condición social ni credo político. Se dedica únicamente a socorrer a los individuos en proporción con los sufrimientos, remediando sus necesidades y dando prioridad a las más urgentes. NEUTRALIDAD Con el fin de conservar la confianza de todos, el Movimiento se abstiene de tomar parte en las hostilidades y, en todo tiempo en las controversias de orden político, racial, religioso e ideológico. INDEPENDENCIA El Movimiento es independiente. Auxiliar de los poderes públicos en sus actividades humanitarias y sometidas a las leyes que rigen los países respectivos, las Sociedades Nacionales deben, sin embargo, conservar una autonomía que les permitan actuar siempre de acuerdo con los principios del Movimiento. VOLUNTARIADO Es un Movimiento de socorro, voluntario y de carácter desinteresado. UNIDAD En cada país sólo puede existir una Sociedad de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja, que debe ser accesible a todos y extender su acción humanitaria a la totalidad del territorio UNIVERSALIDAD El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, en cuyo seno todas las Sociedades tiene los mismos derechos y el deber de ayudarse mutuamente, es universal. Adoptado por la XXV Convención Internacional de la Cruz Roja en Ginebra en el mes de Octubre de 1986


PRESENTACIÓN La Cruz Roja de la Juventud Colombiana dentro de su marco de acción humanitaria en la institución debe enfocar sus programas, proyectos y actividades hacia las comunidades más vulnerables, especialmente niños, niñas y jóvenes, y es el programa de PANICA una oportunidad para encontrar los espacios para llegar a éstos niños, niñas y jóvenes con altos niveles de vulnerabilidad social, derivados de los problemas sociales del país. Por lo anterior la Coordinación Nacional del programa ha escrito la presente guía que se presenta como una herramienta para fortalecer el trabajo del programa y donde el voluntario de la Cruz Roja Colombiana pueda identificar los aspectos más importantes en el desarrollo del programa. Esta guía es además una recopilación de años de experiencia de diferentes voluntarios que con ahínco y amor han venido trabajando en las diferentes líneas del programa y que han estado construyendo una metodología que les permita hacer una intervención lo más técnica posible, apoyado por profesionales de las áreas social y de salud. En este documento el lector podrá encontrar información valiosa para comprender los fundamentos, objetivos, organización, ejes estratégicos, protocolos de intervención, capacitación de los voluntarios del programa PANICA, cuya información se puede complementar con el libro técnico y práctico del programa. Por último quiero invitar a los voluntarios de la Cruz Roja Colombiana y especialmente a los voluntarios juveniles que hacen lectura de esta guía, que la conviertan en un documento de permanente consulta para desarrollar mejor las acciones del programa y por ende beneficiar de una forma más efectiva a los niños, niñas y jóvenes en situación de vulnerabilidad.

Alex Vladimir Murcia Jurado Coordinador Nacional de Juventud


CONTENIDO PRESENTACIÓN........................................................................................................................... 5 INTRODUCCIÓN .......................................................................................................................... 7 PROLOGO ...................................................................................................................................... 9 NIÑOS Y ADOLESCENTES POBLADORES DE LA CALLE ................................................... 9 PARTE 1. PROCESO Y CONTEXTO ........................................................................................ 12 NATURALEZA DEL PROGRAMA ....................................................................................... 12 ORIGEN Y FUNDAMENTACIÓN ......................................................................................... 12 PARTE 2. OBJETIVOS Y EJES ESTRATÉGICOS ................................................................... 15 OBJETIVO GENERAL ............................................................................................................ 15 OBJETIVOS ESPECÍFICOS ................................................................................................... 15 ESTRATEGIA DE INTERVENCIÓN “de la Calle a la Vida” .............................................. 15 PROCESO DE INTERVENCIÓN PSICOSOCIAL DE LAS SIETE ETAPAS ..................... 17 PARTE 3. PROTOCOLOS DE INTERVENCIÓN PSICOSOCIAL ........................................... 24 PARA TRABAJO DE CALLE Y COMUNIDAD ................................................................... 24 LAS AGENDAS DE TRABAJO.............................................................................................. 25 PARTE 4. CAPACITACIÓN DEL PERSONAL ......................................................................... 29 PERFIL DEL VOLUNTARIO QUE INGRESA AL PROGRAMA ........................................ 29 FACILITADOR ........................................................................................................................ 30 COORDINADOR ..................................................................................................................... 31


7

INTRODUCCIÓN El programa PANICA responde a una vulnerabilidad local (y regional) abordando las áreas de mayor impacto e identificando los factores de riesgo que inciden en generar conducta de situación de y en calle y sobre éstos factores construye una estrategia de aprendizaje dinámico y permanente concertación con la comunidad para prevenir que los niños, niñas y jóvenes dejen casa y apoyar para que sea la familia, que con el reconocimiento y protección social, sea la mayor fortaleza para reducir al máximo los niños, niños y jóvenes en situación de calle. El Programa PANICA opera desde la Coordinación Nacional de Cruz Roja de la Juventud y se integra coherentemente con otros programas de ésta misma e igualmente se nutre de los recursos humanos y técnicos de otros programas. (ver gráfico No. 1) Gráfico 1 MARCO DE ACCIÓN DE LA CRUZ ROJA DE LA JUVENTUD COLOMBIANA PROGRAMAS ESPECÍFICOS

APOYO A DIRECCIONES Y ÁREAS

PROGRAMAS AL SECTOR ESCOLAR

DOCTRINA Y PROTECCIÓN

PROGRAMA PAZ ACCIÓN Y CONVIVENCIA

SOCORRO NACIONAL

RECREACIÓN

SALUD

AIRE LIBRE

COMUNICACIÓN E IMAGEN

INFANTILES Y PREJUVENILES

DOCENCIA

PANICA

VOLUNTARIADO

TIC´S

ADMINISTRATIVA

Así PANICA es un programa que no sólo da respuestas concretas frente a una necesidad sentida en la comunidad sino que se articula directamente desde la Coordinación Nacional de Juventud con los fundamentos, principios y plan de acción del Movimiento de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (Estrategia 2020)


8

De esta manera la presentación del Programa a través de éste documento nos ayuda a comprender precisamente la estrategia operativa para lo cual esperamos sea de gran utilidad cuando se piense en apoyar o facilitar acciones dirigidas a esta población vulnerable donde además de la situación de calle son víctimas de toda la desatención, el abuso, la explotación y el maltrato (en todas sus manifestaciones) no solo de una comunidad que los ve deambular sino de una corresponsabilidad del Estado.


9

PROLOGO NIÑOS Y ADOLESCENTES POBLADORES DE LA CALLE Análisis de su situación: La historia de los habitantes de la calle coincide con la de las grandes concentraciones urbanas. Diversos estudios han intentado establecer la magnitud de esta problemática y su comportamiento en el tiempo, Sin embargo la obtención de estadísticas exactas es una utopía al considerarse ésta población como flotante. Sin embargo el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar a través de diversas fuentes, estableció que en el país podría, fluctuar entre 15.000 y 30.000 niños, niñas y adolescentes en el país pobladores de la calle, incluyendo los llamados "Gamines" "Largos" y explotados sexualmente igualmente en 1997 la Alcaldía Mayor de Bogotá determinó que hay 4515 personas en calle donde 1079 son niños y niñas, es decir un 23%. Por nuestra parte la Cruz Roja Colombiana en los últimos 3 años de Acción en sus estadísticas reporta 1900 niños, niñas y jóvenes en situación de calle. En los últimos años este fenómeno se ha magnificado por causas como la migración forzosa a las ciudades de numerosos grupos desplazados, que al encontrar respuestas rápidas para subsistir muchos de ellos deambulan por la calles solicitando apoyo de la gente, encontrándose familias completas en donde los niños van teniendo un amañamiento en la calle, creando otro tipo de amistades que les van alejando de sus familias. En cuanto a niños, niñas y jóvenes en situación de calle, los estudios realizados coinciden en los siguientes aspectos; la mayoría de los niños pobladores de la calle son de sexo masculino (más del 85%), la edad crítica para abandonar el hogar son los 8 y 9 años, la principal causa por la cual salen de casa es la necesidad económica y la violencia intrafamiliar en especial el maltrato al que son sometidos. En la Sociedad Nacional de la Cruz Roja Colombiana en el Programa PANICA ha encontrado que un 70% de los chicos salieron a la calle por maltrato pero en especial se notó la ausencia de afecto en este momento por parte de los miembros de la familia y el no manejo de una autoridad y la existencia de una violencia intrafamiliar. Igualmente encontramos que, antes y después de habitar la calle, le son violados sus Derechos Humanos. Son víctimas del maltrato físico verbal y psicológico, se les


10

explota económica y sexualmente, no tienen las mismas garantías para el acceso a los servicios básicos de salud educación y vivienda y la posibilidad de recibir o generar ingresos es mínima. Con el fin que los menores obtengan mejores oportunidades de vida la Sociedad Nacional de la Cruz Roja Colombiana viene propiciando atención en salud a los menores de Calle, como atención integral del menor desde consulta médica hasta la nivelación del mismo en sus áreas de recreación y educación, como acción preventiva de patologías, entre otras como la del consumos de sustancias psico-activas la cual está presente, aproximadamente en un 85% de esta población donde el consumo de droga, alcohol o sustancias Psicoactivas se constituyen en un medio para soportar el hambre, el frío, cansancio, la tristeza y presiones que le rodean. El consumo es progresivo y aumenta la probabilidad de utilizar sustancias más fuertes con la edad, es decir que a mayor edad en calle mayor consumo de droga, lo cual les exige acudir al robo con mayor frecuencia. Ante la magnitud del problema, y al ser multicausal, la atención a menores se ha especializado, cambiado paradigmas frente a la estructura asistencialista. Con estrategias definidas como la Participación Social, la vinculación definitiva de la familia como sostén afectivo y psicológico de los niños y adolescentes y participación comunitaria en el desarrollo de acciones concretas que promuevan la gestión social, la unidad y el desarrollo humano. Existen diferentes modalidades de atención para estos jóvenes desde acercamiento y motivación en calle hasta reeducación, recuperación y rehabilitación sin embargo los programas y acciones se ven limitados ante lo cambios actuales de la problemática y la falta de creación de políticas sociales que den piso a las acciones cotidianas con la población. Ante esta situación, la Sociedad Nacional de la Cruz Roja Colombiana inicia su proceso de cambio en su estructura teniendo en cuenta la atención a la población, pero haciendo más énfasis en la prevención de la problemática educando en factores de deserción de los niños a las calles y buscando junto con los padres alternativas de solución.

Condiciones de vida del niño/a y joven en situación de la calle Desde el punto de vista del niño, en la calle se ve sometido a diferentes condiciones de vida: maltrato, influencia del grupo o gallada, deseo de aventura, droga; consecución de dinero fácil, diferentes formas de trabajo como limpia brisas, venta de dulces, mendicidad entre otras porque paulatinamente se va desvinculando de su hogar, hasta que finalmente la calle se convierte en su habitar y su forma de vida.


11

Bajo estas condiciones podemos hablar de niños en situación de calle, que aún no han roto sus vínculos familiares pero permanecen la mayor parte del tiempo en la calle, confundiéndose fácilmente con niños/as y joven que ya habitan en las calles. Estos últimos han tenido desvinculación total o relaciones esporádicas con las familias, consumen algún tipo de droga y utilizan la mendicidad y el robo para su subsistencia. El fenómeno del “Niño en situación de calle” es considerado como multicausal por factores socioeconómicos, familiares e individuales y dentro de los cuales existe una estrecha relación. Los siguientes son aspectos sobre los que hay que puntualizar, como factores de riesgo que se pueden presentar para que el niño/a o joven opten por la calle como una forma de vida. Aspectos familiares y socioeconómicos Como factores de riesgo, fácilmente detectables se encuentra la satisfacción insuficiente de necesidades primarias (de subsistencia y primarias), la descomposición del núcleo familiar por ausencia total o parcial de alguno de los progenitores especialmente la figura paterna, la cual es sustituida en la mayoría de los casos por un padrastro. Las relaciones intrafamiliares muy pobres e inestables en las cuales la comunicación entre los miembros es deficiente y el comportamiento agresivo es permanente, la inestabilidad laboral, por la escasa preparación para cumplir un trabajo, horario y baja remuneración. Exigencia al menor de vincularse desde muy temprana edad, a cualquier quehacer productivo. La ausencia de control efectivo por parte de padres o tutores sobre las actividades diarias que realizan los hijos, los frecuentes abusos de todo orden contra los hijos menores de edad, sobre quienes descarga injusta y desmedidamente la agresividad de los padres o tutores, las condiciones sanitarias, alimentarías y asistencias deficientes, lo cual se relaciona con los altos índices de enfermedades que se presentan, el bajo nivel educativo de padres o tutores reflejado en la poca importancia que le dan a la educación de los menores entre otros. Sin embargo de éstas condiciones puede decirse que no solo una causa hace que el niño/a o joven abandone el hogar para refugiarse en la calle, como tampoco la presencia conjunta de todas ellas, pues aún no se ha establecido ni una causa, ni un conjunto de causas que explique la situación del niño/a o joven en situación de calle en un ciento por ciento. También hay que tener en cuenta que no todas las familias pertenecientes a estratos bajos son generadores de niños de la calle pues además de las condiciones mencionadas ha de influir otras de peso similar entre esas el maltrato, para que se presente el hecho de que un niño/a o joven decidan finalmente sustituir su hogar por la vida de calle.


12

PARTE 1. PROCESO Y CONTEXTO NATURALEZA DEL PROGRAMA El programa de Prevención y apoyo a niños, niñas y jóvenes en situación de calle es emanado de la Sociedad Nacional de la Cruz Roja Colombiana que teniendo en cuenta los principios de Humanidad e Imparcialidad promueve acciones de trabajo en áreas de salud, bienestar y desarrollo social, de apoyo, colaboración y protección encaminadas a la población en alto riesgo (niños en situación de calle) que persigue, con el desarrollo de los valores humanos, el reintegrar a los niños de la calle a un espacio familiar adecuado y el fortalecer las familias desde la construcción social preventiva para que los niños no dejen su casa por el medio de calle, para lo cual utiliza procesos de promoción generadores de cambio permanente permitiendo así un proceso de aprendizaje significativo a niños, niñas, jóvenes y sus familias hacia la construcción y realización de proyectos de vida dignos, en convivencia y solidarios en lo personal, familiar y comunitarios. ORIGEN Y FUNDAMENTACIÓN Historia del Programa Prevención y Apoyo a niños, niñas y jóvenes en situación de Calle La Cruz Roja Colombiana cumpliendo con su misión humanitaria, inició en 1973 el Plan Gamines para darles atención a los niños de la calle en Primeros Auxilios y posteriormente actividades en recreación, luego se buscó la financiación de la Cruz Roja Noruega, teniendo un servicio de atención en salud más especializado. Contando con consulta médica, servicios de laboratorio, atención odontología, servicios que eran acompañados de actividades recreativas directamente en calle. Hacia el año de 1986 el Programa se empieza a denominar Programa de Atención al Menor de la Calle, para lo cual se contaba con un vehículo, que los niños denominaron La Gamina, y el lema: "Nuestro único objetivo y fin es el niño de la Calle, su superación y el respeto por la vida". Los voluntarios conscientes de su compromiso, los fines de semana ubicaban los niños, les reforzaban su apoyo para evitar la deserción y brindaban un programa recreativo. Para este proceso se recibió la ayuda de la Cruz Roja Holandesa, y se invirtió en un nuevo vehículo. Hacia el año de 1990 el programa realiza un receso y en el año de 1992 la Sociedad Nacional de la Cruz Roja Colombiana a través del Departamento de Salud y junto con


13

un grupo de voluntarios que trabajaron en esa época redactaron un informe de necesidades del Plan de trabajo 1986 - 1992 donde las más importantes fueron: 1. Falta de intercambio de experiencias institucionales a nivel de trabajo. 2. Desatención de los menores de 0 a 12 años con consumo de sustancias psicoactivas. 3. La falta de una institución en la calle dedicada a la atención de salud. Después de esta evaluación se da nuevamente inicio al Programa desde el trabajo de calle y para el año de 1993 se adelanta la primera evaluación denominada Exploradores de la Selva Gris, de este encuentro el mayor resultado fue el definir un proceso de intervención psicosocial a través de unas fases o etapas que nos permitieran discernir los pasos que se adelantaban en calle, los cuales eran confusos al ser un trabajo donde se involucraban varios factores. Es así como a partir de esta época el programa promueve, a través de tareas multidisciplinarias acciones con procesos generadores de cambio en las áreas de salud, recreación, bienestar social, apoyo y colaboración dirigidos a los niños de la calle; para desarrollar en ellos los valores humanos y ofrecerles un proceso de aprendizaje significativo y no formal basado en un proceso de intervención psicosocial definido en las siguientes siete (7) etapas, el cual se estrenaría en el año 1994, ellas son: 1. Presentación y exploración 2. Conocimiento mutuo 3. Diagnóstico Inicial 4. Intervención 5. Diagnóstico Diferencial 6. Proceso medio. 7. Proceso y diagnóstico final. Hacia el año de 1999 el programa, hace una nueva evaluación y empieza a redireccionar sus labores a nivel administrativo - operativo, y ya para el año 2000 quedan establecidas y definidas las siguientes líneas de acción: 1. Trabajo en calle mediante acciones de Prevención y apoyo. 2. Trabajo en comunidad mediante acciones de Prevención y promoción. De esta manera se le dio el nombre de Programa de prevención y apoyo a niños, niñas y jóvenes en situación de Calle y en comunidades de alto riesgo. PANICA. El cual continúa enmarcado en el proceso de intervención de las 7 etapas que redefinidas a partir del año 2000 quedaron de la siguiente manera: 1. Presentación y exploración 2. Conocimiento mutuo


14

3. Conozco mi realidad 4. Proceso de Crecimiento 5. ¿Que pude cambiar y que no? 6. Buscando como mejorar 7. Definiendo Alternativas de vida. Y las cuales se conservan hasta la fecha. En el año 2005, el programa en búsqueda de la estandarización y la prestación de servicios con calidad, ingresa al proceso de certificación que desarrolla la Sociedad Nacional con ISO 2001. Estableciendo así 3 Unidades de Trabajo: Unidad de Trabajo de calle, Unidad de Trabajo de comunidad, Unidad de Integración y seguimiento y una Unidad de Análisis. Posteriormente hacia este año se empieza implementar en otras ciudades como Manizales, Armenia, Cali, Santa Marta, Barranquilla y Cartagena. Y al tiempo adelantando su publicación del libro práctico y técnico denominado “Siete etapas para la intervención Social y Psicológica a niños, niñas en situación de calle o en alta vulnerabilidad”


15

PARTE 2. OBJETIVOS Y EJES ESTRATÉGICOS OBJETIVO GENERAL Contribuir en la protección y apoyo humanitario a niños, niñas y jóvenes en situación de calle o en riesgo de huir de casa generando estrategias y procesos de intervención que aporten al fortalecimiento de factores protectores a nivel individual, familiar y comunitario. OBJETIVOS ESPECÍFICOS En la Unidad de Trabajo en Calle: Ejecutar de manera oportuna y eficiente las acciones planificadas para la población usuaria en situación de calle buscando iniciar el proceso de las 7 etapas del programa PANICA. En la Unidad de Seguimiento e Integración: Consolidar de manera oportuna y eficiente el proceso de las 7 Etapas del Programa PANICA con los casos remitidos por las unidades de trabajo en calle y comunidad u otras instituciones del área social. En Unidad de trabajo en Comunidad: Hacer seguimiento y mejora del proceso de prevención de la población en alta vulnerabilidad de convertirse en población en situación de calle, fortaleciendo los factores protectores Individuales, Familiares y comunitarios. ESTRATEGIA DE INTERVENCIÓN “de la Calle a la Vida” La estrategia de intervención de PANICA denominado “de la Calle a la Vida” se enmarca dentro de dos líneas de acción básicas, un trabajo de calle y un trabajo en comunidad, retroalimentadas por la unidad de seguimiento e integración. Las cuales nos deben integrar la posibilidad de fortalecer desde la comunidad la familia como fuente máxima de recuperación y reintegro de los niños y niñas y jóvenes en situación de calle (ver gráfica No 2 - de la calle a la vida).


16

Esta Estrategia, como veremos, busca que nuestros proyectos de intervención Psicosocial logren su máximo impacto cuando se insertan en la comunidad y desde ahí se potencian las estrategias para que niños, niñas y jóvenes participantes en el programa no dejen su casa o no vuelvan a huir de casa. Por eso el programa PANICA es totalmente valido cuando logra el reconocimiento de la comunidad y se produce el compromiso con la problemática de tal manera que sea la misma comunidad la que autogestionariamente sea capaz de idear las alternativas de trabajo social en la prevención de los factores de riesgo y la promoción de los estilos de vida en familia, en comunidad y en sociedad. De ahí que el equipo de trabajo (facilitadores) de la Cruz Roja inicia su intervención desde la calle pero sin perder el norte y es que debemos no solo recuperar a los niños, niñas y jóvenes sino lograr su reinmersión final, con un proceso de formación humana permanente. Gráfica No. 2. Estrategia de intervención: “de la calle a la vida” COMUNIDAD EN ACCIÓN

FAMILIA

NIÑOS, NIÑAS Y JÓVENES EN SITUACIÓN DE CALLE

Esta estrategia de intervención psicosocial está organizada en tres Unidades de Trabajo y una Unidad de Análisis. Las Unidades de Trabajo son más operativas y de relación con la población, teniendo como fin el desarrollo de las actividades enfocadas a generar factores protectores, como también la recolección de información necesaria para visualizar los avances en la consecución de las 7 etapas del proceso de intervención psicosocial. La primera se denomina trabajo en calle la cual se basa en el modelo de intervención: Prevención y Apoyo, y se ejecuta a partir de la detección de los niños, niñas y jóvenes que la habitan, con ellos una vez detectados y registrados se inicia el proceso de intervención de acercamiento y motivación.


17

La segunda denominada trabajo de comunidad, basada en el modelo integral de Prevención y Promoción, la cual se apoya en alianzas estratégicas con los centros educativos y la participación de la comunidad en aquellos sectores populares donde se detecta mayor índice de vulnerabilidad para que los niños, niñas y jóvenes huyan de casa. Y la Tercera Unidad de seguimiento e integración, basada en el modelo de Prevención, Promoción y Apoyo, la cual se desarrolla bajo la intervención, retroalimentación y seguimiento de los casos que son remitidos por las dos anteriores unidades u otras instituciones del área social en búsqueda de mejorar la calidad de vida de cada una de las familias. Es de tener en cuenta que estas unidades de trabajos basan su proceso de intervención según las siete etapas propuestas por el programa (ver gráfica No.4) complementado con los apoyos adicionales que fortalecen el proceso, considerando los proceso de recuperación y de reintegro al núcleo familiar que deben producirse de manera integral y durante el desarrollo del proceso. La Unidad de Análisis: es el espacio donde se integra la información recolectada por las unidades de trabajo, analizándolas bajo los objetivos, metas, indicadores del marco operativo del programa, aplicando los planteamientos teóricos desde las ciencias humanas, ciencia de la salud y de las ciencias sociales. Permitiendo así diseñar y planificar el trabajo operativo de las unidades de trabajo. Gráfica No.3 Líneas de acción de la estrategia de intervención

LÍNEAS DE ACCIÓN

PROCESO DE PREVENCIÓN Y APOYO * Dirigido a Niños, niñas y jóvenes que deambulan en sectores de calle. Unidad de seguimiento e integración: Dirigido a los niños/as que empiezan o llevan un proceso Psicosocial

TRABAJO DE COMUNIDAD

PROCESO DE PREVENCIÓN Y PROMOCION * Dirigido a niños, niñas, jóvenes y sus familias que residen en sectores populares de alta vulnerabilidad, a través de instituciones educativas y organizaciones comunales

Supervisada y retroalimentada por la unidad de Análisis

PROCESO DE INTERVENCIÓN PSICOSOCIAL DE LAS SIETE ETAPAS

TRABAJO EN CALLE


18

Las siete etapas del proceso de intervención El proceso de intervención de las Siete Etapas se ejecutan de manera secuencial en donde cada una integra servicios específicos y apoyos adicionales (ver grafico No.5 apoyos adicionales) hacia el logro de una mejor calidad de vida de los niños, niñas y jóvenes en situación de calle, que son contactados en sus lugares habituales y que con el apoyo de un equipo interdisciplinario (facilitadotes) especialmente de voluntarios y funcionarios se ofrece un servicio integral. Gráfico No 4. Las siete etapas del proceso de intervención

APOYOS ADICONALES QUE FORTALECEN EL PROCESO

DEFINICIÓN DE ALTERNATIVAS

PROCESO DE INTERVENCIÓN PSICOSOCIAL

DE VIDA BUSCANDO MEJORAR QUE PUEDO CAMBIAR PROCESO DE CRECIMIENTO CONOZCO MI REALIDAD CONOCIMIENTO MUTUO PRESENTACIÓN Y EXPLORACIÓN

Con el trabajo en comunidad se complementa la intervención psicosocial que nos permite garantizar un programa integral y que asegura que los objetivos se cumplan. Este proceso actualmente tiene como estrategia para reunir a la comunidad, trabajar desde centros educativos ubicados en las zonas de mayor influencia (según el registro de procedencia de los niños encontrados en la calle), es decir trabajamos especialmente en aquella zonas más vulnerables, de deterioro social porque es de esos lugares donde principalmente los niños, niñas y jóvenes huyen de casa. El trabajo consiste en realizar una alianza estratégica con las instituciones educativa y otras instituciones de influencia en el sector, y es a través de los docentes como se reúne a la comunidad y se motiva a participar de un proceso de formación que involucra a padres de familia y alumnos, los cuales son seleccionados con el criterio que sean familias más vulnerables, y que exista evidencia de factores de riesgo como


19

la violencia intrafamiliar, el maltrato, el abandono, la incompetencia familiar, etc. Con ellos el programa se va insertando en la comunidad a través de mecanismos como la conformación del grupos de participación comunitaria donde semanalmente el equipo de facilitadores de la Cruz Roja asiste al colegio y se realizan jornadas de trabajo las cuales deben ser planeadas con anterioridad teniendo en cuenta las estrategias lúdicas-pedagógicas tanto para padres como para niños y la continuidad en un proceso temático fundamentado en acciones formativas. Cada jornada de trabajo actualmente tiene una duración de dos horas aproximadamente y el objetivo general es propiciar un espacio donde la comunidad se va empoderando del proyecto mediante acciones educativas y lúdicas. El contenido temático está orientado a fortalecer los factores protectores a nivel individual, familiar y comunitario, de tal manera que puedan prevenir o disminuir los factores de riesgo y mejorar así la calidad de vida de estas familias para que los niños recuperados logren la reinserción familiar y los que aun viven en el interior de sus hogares vivan mejor y jamás huyan de casa. Apoyos adicionales Gráfica No. 5 aportes adicionales que fortalecen el proceso

APOYOS HUMANITARIOS APOYOS DE PROTECCION PROMOCIÓN Y PREVENCIÓN

SALUD Y OTROS

1. Atención en salud y prevención (Medicina y/o Odontología) 2. Kit escolar. 3. Kit de Aseo

ÁREA SOCIAL Y PSICOLÓGICA

1. Educación y Crecimiento Personal. 2. Atención y Seguimiento Social y Psicológico. 3. Socio- Laboral (Madres y Jóvenes).

4. Apoyos Uniformes 5. Económico Educativo.

4. Actividades especiales y de utilización del tiempo libre.

6. Económico en transportes 7. Alimentario

5. Conformación de grupos de Interés. (Deportivos, culturales, voluntarios otros)


20

Acciones de Apoyo Humanitario: son aquellas acciones que permiten consolidar y mantener el proceso de los niños, niñas, jóvenes y sus familias en cada una de las unidades de trabajo y que apunta a cubrir una necesidad carente y que es de vitalidad para el ser humano sin tornarse en acciones asistencialistas. En salud, se presta atención en primeros auxilios, realizada por el personal voluntario del programa y se realiza acciones orientadas a la recuperación de la salud con el diagnóstico precoz de la enfermedad y el tratamiento de la misma a través de la consulta médica y el tratamiento químico (medicamentos), servicios básicos de laboratorio atención en primer y segundo nivel en odontología. Las acciones humanitarias de la Cruz Roja y aportes de otras instituciones que han sido donadas permiten dar un apoyo e incentivo al proceso con la población beneficiaria, como artículos de aseo, elementos educativos, y otros regalos los cuales son entregados directamente a los niños, niñas, jóvenes y sus familias. Acciones de Prevención y Promoción. Las acciones orientadas a la prevención y promoción son las actividades dirigidas por el área social según grafico N5 Por ello la prevención comunitaria se centra sobre los factores de riesgo, procurando reducir la frecuencia y la masificación. Estableciendo tres tipos de prevención Primaria, Secundaria y Terciaria. La prevención primaria detecta y actúa sobre los factores de riesgo de menor incidencia para impedir que se incrementen o aparezcan otros. Se desarrolla intervención primaria con los niños, niñas, jóvenes y familias que dada su condición económica y social tienen niños con una alta vulnerabilidad de permanecer en la calle o huir de sus hogares, por la presencia de factores de riesgo de menor incidencia pero aún no han iniciado este tipo de conductas. (Consulta factores de riesgo Libro Técnico PANICA) La prevención secundaria hace referencia a la actuación frente al problema cuando este ya ha aparecido y se pretende retardarlo, evitando que se desarrollen o evitar


21

residías del mismo en las personas. Se realiza prevención secundaria con aquellos niños, niñas y jóvenes que han iniciado su permanecía en calle o presenta una incidencia de término medio de los factores de riesgo, enfocándonos en el trabajo de manejo del tiempo libre, como puede ser escolarizándolos, capacitarlos en temas específicos entre otros, todo acompañado en el procesos con sus padres. En cuanto a la prevención terciaria aparece cuando se busca impedir la cronificación del problema y la aparición de secuelas que se origina del mismo. En cuanto a la prevención terciaria, cuando los niños se encuentran en el medio de calle y posee problemas de consumo, de conductas y que habitan en la calle se desarrollan los siguientes procesos: Proceso de recuperación Se da de manera simultánea en el desarrollo de las siete etapas básicas, es además de la protección y el apoyo humanitario, un objetivo básico en el proceso de reintegro de los niños, niñas y jóvenes dentro de la familia y su comunidad. Para esto mantenemos la FAMILIA (ver grafico No, 6 - proceso de recuperación) como principal y máxima fuente, y alrededor de ella el equipo de facilitadotes gestiona la búsqueda del apoyo interinstitucional, para el ingreso de los niños, niñas y jóvenes a programas que fortalecen su proceso con reeducación, protección y apoyo psicoterapéutico. El apoyo interinstitucional se busca cuando se necesita cambio de actitudes y comportamientos coherentes con las normas y cultura ciudadana existente, para esto son importantes instituciones especiales y el sistema educativo nacional que debe brindarles acceso y continuidad, generalmente el apoyo psicoterapéutico se busca cuando existe evidencias de consumos de sustancias psicoactivas, conductas delictivas, cuando debe hacer un trabajo de recuperación o rehabilitación familiar, y en general patologías de la salud mental de la población beneficiaria; para lo cual son indispensables la instituciones especializadas que prestan este servicio de manera estatal , las cuales deben brindarles su atención y seguimiento necesarios o gestionar los servicios con ONG´s existentes.


22

Gráfica No. 6 Proceso de recuperación APOYO INTERINSTITUCIONAL

REEDUCACION FAMILI

A

CRUZ ROJA PROTECCIÓ COLOMBIANA

N

FAMILIA PSICOTERAPIA

PROTECCIÓN

La protección, se debe buscar especialmente cuando la familia no presenta las condiciones mínimas para hacerse cargo del niño, niña o joven en riesgo en el país existe el ICBF, como instituto máximo de protección con el que se debe gestionar los trámites necesarios para que esto se produzca. Proceso de reintegro familiar Gráfico No. 7 Proceso de reintegro

COMUNIDAD

FAMILIA

REINTEGRO CON RECONOCIMIENTO Y PROTECCIÓN SOCIAL


23

El objetivo final es que el niño, niña o joven una vez hayan sido beneficiados por el proceso de recuperación lo ideal es que logre llegar nuevamente al seno de su familia, con reconocimiento y protección social (ver grafico No. 7- proceso de reintegro). Dadas las condiciones de vida de estos niños, niñas y jóvenes en medio de unas mejores condiciones de vida, de posibilidades y potencialidades personales, familiares y sociales, y una mayor disposición personal con posibilidades concretas de optar estilos de vida saludables en pro de su propio proyecto de vida, la reinserción cumple con sus propósitos. Pero ésta sería incompleta sino se sigue trabajando para que sea la comunidad la que mediante la promoción de factores protectores y prevención de los factores de riesgo socialmente se le brinde a la familia reconocimiento y protección de tal manera que, aunque latente el problema, los niños, niñas y jóvenes no huyan de casa. En cuanto a la Promoción va dirigida al trabajo sobre los factores protectores, desarrollando y generando espacios que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Donde la intervención familiar es importante en especial la prevención en violencia Intrafamiliar Para ello se tiene en cuenta la prevención y promoción en salud en los servicios y encuentros que se realiza con la población beneficiaria. Nuestro proceso se basa en la enseñanza de estilos de vida saludable como autocuidado personal, salud oral, prevención en consumo de Sustancias Psicoactivas, primero auxilios, enfermedades venéreas y VIH / SIDA. En el fortalecimiento de los autoesquemas, proyecto de vida, relaciones interpersonales y crecimiento personal, relaciones familiares entre otras. Todo ello no se da de forma magistral sino a partir de las vivencias, experiencia y necesidades de la población el facilitador entra a realizar una plantación que le permita dar respuesta al proceso de la población. . Por ejemplo: La necesidad inicial es de establecer una empatia, para ir generando un clima de confianza y de amistad a través de diferentes actividades lúdicas, recreativas que permitan implementar los temas sin llegar a convertirse en talleres tan formales que son dictados al común de la gente, en donde se debe estar abierto para desarrollar otras actividades de acuerdo a las disposición y necesidad de la población.


24

PARTE 3. PROTOCOLOS DE INTERVENCIÓN PSICOSOCIAL PARA TRABAJO DE CALLE Y COMUNIDAD Los protocolos de intervención están bajo la responsabilidad del coordinar de turno, quien velará por su estricto cumplimiento e informará al coordinador del programa (y anotará en la respectiva bitácora del servicio) sobre las novedades encontradas durante su desarrollo. Antes del servicio Revisar la bitácora con el fin de identificar las novedades presentadas en servicios anteriores que puedan relacionarse con el servicio a realizar. Verificar que todo el personal porte de manera correcta el uniforme y documentos de identidad, incluido el carne de servicio médico. Velar por que el servicio inicie a la hora exacta programada e igualmente termine dentro de los horarios establecidos. Verificar que las personas que han sido designada para cada área posean la capacidad para desempeñar las funciones a realizar (aspecto físico y psicológico). Verificar el estado de las portátiles (radios de comunicación) y dotación completa de botiquín, camilla, material de recreación y demás elementos; asignar las personas responsables de éstos elementos (al iniciar y terminar el servicio). Escribir el número de peto (con el emblema de la Cruz Roja) asignado a cada una de las personas. Revisar el estado del vehículo en presencia del conductor asignado. Verificar ruta del servicio, minimizando los posibles riesgos de cada zona, e informar a todo el personal a cargo las eventuales estrategias o cambios a seguir. Definir y comunicar a todos los asistentes sobre señales de alerta y alarma que puedan ser utilizadas durante el servicio. Establecimiento de una reunión previa para identificar lo anterior y orientar la agenda de trabajo a llevar a cabo durante el servicio.

Durante el servicio Delimita zonas o áreas de trabajo, verifica que cada persona se encuentre desempeñando su labor dentro de los parámetros de seguridad. Se encuentra a la expectativa ante posibles riesgos.


25

Retira a la(s) personas del servicio, si se encuentran realizando procedimientos inseguros. Ante riesgo evidente, SE CANCELA EL SERVICIO.

Al finalizar el servicio Resalta aspectos positivos y negativos de los diferentes procedimientos realizados durante el servicio. Deja anotación en la bitácora de aspectos a mejorar para futuros servicios. Deja anotación en la bitácora de labores preventivas y correctivas con respecto de los elementos de trabajo. Se diligencia la evaluación por servicio. LAS AGENDAS DE TRABAJO Cada servicio (calle o comunidad) esta previamente planeado -por los coordinadoresy consignado en una agenda de trabajo que conocerá todo el equipo de facilitadores antes de salir al servicio Esta agenda debe tener como mínimo los siguientes indicadores. 1. 2. 3. 4. 5.

Fecha Ubicación del servicio Coordinador de turno Nombre del o los anotadores Nombres completos de todo el equipo de facilitadores (con número de cédula, número telefónico y RH) 7. Objetivos del servicio 8. Actividades a desarrollarse a. De recreación y motivación (las cuales se basan en los principios de aprendizaje experiencial, que nos invita a general aprendizajes a través de la aventura, y cuyas actividades están directamente relacionadas con los temas formativos a tratar. b. De formación: de acuerdo al contenido temático que se este trabajando y la línea de acción que corresponda se debe tener claro que temas, metodología y estrategias pedagógicas a utilizar. Describiendo claramente los procedimientos, recursos, e indicadores de evaluación y seguimiento. c. De retroalimentación y autoevaluación: acción específica que refuerza el proceso de aprendizaje y que nos permite verificar el aprovechamiento por parte del grupo. Como también el establecer tareas con la población que facilita una apropiación del proceso.


26

d. De apoyo: se refiere a los servicios de salud (médico y odontológico), área social e incentivos, que generalmente se desarrollan desde el inicio del servicio mientras se desarrollan las otras actividades. 9. Evaluación: se refiere al proceso de retroalimentación exclusivo del grupo de facilitadores, donde se revisan si se cumplieron los objetivos, se dejan a notadas las observaciones y sugerencias tanto del servicio en general, la agenda y los protocolos. Parámetros para diligenciamiento de la bitácora Debe ir la fecha del servicio. El nombre de las personas que asisten al servicio (el coordinador debe anotar la hora de llegada de cada persona con su respectiva función). Precisar el recorrido a realizar. Objetivos de cada área en el servicio. Anotar la hora de llegada a cada lugar y describir los procedimientos realizados según la agenda y plan de trabajo. Al finalizar las actividades programas se debe anotar el total de usuarios atendidos por áreas, anotar cantidad de pacientes en medicina y odontología y los pendientes por atender en cada sector (tener en cuenta el libro de citaciones médicas y odontológicas). Escribir la evaluación general, (con la presencia de todos con todos los miembros del equipo de trabajo), teniendo en cuenta ideas principales referentes al desempeño del coordinador, profesionales y demás voluntarios en cada una de las áreas, también sobre el cumplimiento de los objetivos propuesto en las agendas de trabajo para cada servicio. Al finalizar se debe colocar (con firmas) el nombre del coordinador que llevó el libro. Anotar la hora de finalización del servicio con las novedades pertinentes. Teniendo en cuenta que si hay vehículo de la cruz roja, se debe anotar la hora de terminado el servicio en el lugar de trabajo, la hora en que termina al transporte de los miembros del grupo de trabajo en sus hogares y la hora en que el vehículo se entrega en la sede de la Cruz Roja.


27

Proceso de evaluación La evaluación consiste en la función de hacer una apreciación, tan sistemática y objetivos como sea posible sobre el proyecto en curso o acabado, un programa o un conjunto de líneas de acción su concepción, su realización y sus objetivos. Gráfica No. 8. Proceso de evaluación

PRODUCTO

OBJETIVOS DE

RESULTADO

VARIABLES LOGROS

Factores de Riesgo Factores Protectores INDICADORES

EFECTO

IMPACTO DE GESTION

ACTIVIDADES

PROCESO

TIEMPO

PRESUPUESTO

Se trata de determinar la pertinencia de los objetivos y su grado de realización, la eficiencia en cuanto al desarrollo, la eficacia, el impacto y la viabilidad. La evaluación en PANICA es permanente, en todos los momentos, contextos, acciones y procesos debe hacerse de manera rigurosa y sin perder nuestra visión estratégica para potenciar y fortalecer nuestros proyectos, y más aun cuando la gestión organizacional moderna nos plantea nuevos desafíos y compromisos que desbordan el empleo de los indicadores económicos de productividad y sostenibilidad como criterios de éxito. El nuevo reto de la calidad y la excelencia trasciende la vieja perspectiva de la ganancia y confronta a las instituciones, sus proyectos y sus acciones con la ética social, con el impacto social, con la ganancia social; y allá debemos apuntar. Es por eso que la noción de fortalecimiento rebasa también los referentes económicos y se constituye en un mecanismo para afectar positiva y multidimensionalmente nuestra razón de ser: el ser humano, dentro y fuera de nuestra institución.


28

Por esta razón el esquema utilizado para el seguimiento e evaluación (ver grafico No.8 ) nos permite evidenciar claramente cada uno de los indicadores que se integran en el desarrollo del programa, para cual hay que tenerlos en cuenta cada uno y determinar desde el inicio del programa las unidades de medida para cada indicador.

Para el manejo y el proceso de sistematización documentos para la recolección de información como: 1. Historias Psicosociales. 2. Diario de Campo. 3. Cuantificación de niños, niñas y padres. 4. Evaluación por servicio. 5. Formato de Grupos Focales.

de la información maneja


29

PARTE 4. CAPACITACIÓN DEL PERSONAL El personal voluntario debe ser capacitado inicialmente en los antecedentes y proceso Metodológico para calle y/o comunidades en alta vulnerabilidad a través del proceso de las 7 etapas. Posteriormente en temas especializados, como niños y niñas con problemas de conducta. Lectura de contexto, consumo de sustancias psicoactivas, abuso y explotación sexual, código de infancia y adolescencia, rutas de atención existentes para la atención de la Población. PERFIL DEL VOLUNTARIO QUE INGRESA AL PROGRAMA Grupo de facilitadores Además de contar con personal remunerado el programa cuenta con personal voluntario para adelantar sus acciones en cuanto al carácter voluntario que es un movimiento de socorro voluntario y de carácter desinteresado. El equipo de facilitadores Para el diseño y ejecución de PANICA es indispensable contar con un equipo interdisciplinario con características humanas y profesionales idóneas y sensibles a las necesidades y características de la comunidad y del programa; por ello se hizo necesario desarrollar ciertas actividades que permitieran seleccionar, capacitar, entrenar y retroalimentar a los integrantes del programa. Definiendo así Perfiles y funciones basándose en los requerimientos del programa y los lineamientos establecidos por la Sociedad Nacional. Por lo tanto el programa ubico una prueba Psicológica que permitiera evaluar al personal y ubicarlo según el puntaje establecido para el Programa El equipo de trabajo de PANICA puede estar integrado de la siguiente manera: Un coordinador general del programa Un odontólogo Un médico Un psicólogo y/o trabajador social Un Coordinador Operativo Un Coordinador de turno Personal de instituciones externas a la Cruz Roja, por ejemplo las alianzas con universidades que nos proporcionan practicantes en psicología, trabajo social, etc.


30

Personal voluntario de la Cruz Roja (Juveniles, Socorristas, Damas Grises) Personal Socio colaborador (son aquellas prácticas que luego haber desempeñado sus labores universitarias desean continuar con el programa) La integración del equipo de facilitadores se basa principalmente en el Plan de Acción a ejecutar, es decir su contenido temático y sus estrategias de intervención, para luego ver las necesidades y buscar la sinergia requerida que garantice no solo un trabajo interinstitucional sino una eficacia en su desarrollo FACILITADOR Definición: Persona que propicia el dialogo, la reflexión en forma respetuosa, cálida, afectiva, agradable, con el fin de analizar e identificar problemas, capacidades, potencialidades, buscando alternativas en forma conjunta, para facilitar los procesos de desarrollo: personal, familiar y/o comunitario. Rol: Encargado en canalizar las necesidades e inquietudes expresadas por el grupo, orienta las discusiones presentadas en la ejecución de los talleres, apoya el proceso de interacción y provee información cuando lo considera oportuno. Funciones: 1. Prepara y desarrollar los talleres y/o encuentros 2. Estimula la Reflexión. 3. Orienta las discusiones. 4. Pregunta, recoge e integra los aportes. 5. Integra a todos los participantes, generando ambientes participativos. 6. Descubre conflictos latentes y los orienta de manera positiva para enriquecer el taller. 7. Es atento a las señales verbales y no verbales que expresan los participantes de la sesión. 8. Establece normas de convivencia y respeto que permite conducir el desarrollo del taller y su debido cumplimiento. 9. Monitorear el trabajo de los participantes durante toda la sesión, resolviendo dudas e inquietudes. 10. Adelanta la evaluación junto con los voluntarios del servicio y los participantes sobre los objetivos planteado para la sesión. Perfil: Persona con actitud de servicio. Compromiso con la comunidad. Aceptación por parte de sus compañeros. Buenas relaciones interpersonales. Capacidad y Agilidad Mental. Autoridad Natural.


31

Capacidad o Talento para transmitir. Conocimiento del tema. Conocimiento de técnicas de interacción. Entusiasmo y emoción. Actitud positiva hacia los participantes. Manejo de sus propias emociones. Evalúa situaciones o expresiones antes de hacerla. Poseer un nivel académico superior al bachillerato COORDINADOR Definición: Se define como la capacidad de una persona en facilitar un proceso tanto comunicativo, como en el control que se pueda ejercer y transmitir sobre una planificación de actividades operativas de uno o varios servicios establecidos para un mes o varios, teniendo la agilidad en la delegación de actividades, tareas, funciones, evaluación y ajustes sobre la misma para posteriores servicios. Rol: es quien orienta y canaliza esfuerzos, habilidades y aptitudes individuales con respecto a una situación(es) determinada con el fin de lograr una acción unificada hacia el cumplimiento del objetivo. Funciones: 1. Realizar reunión previa al servicio junto con el coordinador técnico para informar a las personas asistentes de lo que se planeo para el servicio. 2. Asignar tareas de acuerdo al trabajo a realizarse y requerimientos del servicio. 3. Vigilar el cumplimiento de las responsabilidades designadas con el apoyo del voluntariado. 4. Promover y orientar el trabajo en grupo en beneficio de la población que se atienda. 5. Establecer una ruta funcional para realizar en la noche las visitas a calle y repartir el personal en sus casas 6. Estará presente para mediar conflictos en la parte operativa con el funcionario que acuda al servicio. 7. Determinar el tiempo en cada sector de común acuerdo con el grupo de trabajo. 8. Revisando al final del servicio todo el material y quede en perfecto orden. 9. Revisar los uniformes de las personas asistentes al servicio, que sean portados de manera correcta e identificación personal vigente y completa (Cédula y carné médico). 10. Nombrar un acompañante a la persona que va por primera vez al servicio. Perfil: Nivel alto de compromiso para ejercer sus responsabilidades Toma decisiones y logra que sean cumplidas. Facilidad para delegar funciones


32

Capacidad y Agilidad Mental. Buen observador Habilidad para inducir y guiar a los compañeros de grupo en forma propositiva. Capacidad para transmitir información. Entusiasmo y emoción. Manejo de sus propios sentimientos. Poseer nivel profesional Es importante resaltar que se manejan 2 tipos de coordinadores que son: Coordinador Operativo y Coordinadores de turno. Y dentro del protocolo de calle se hace la diferenciación. Coordinador Operativo Responsable de establecer la comunicación entre los encargados y el grupo de voluntarios Realizar reporte mensual de los voluntarios que asistieron al servicios teniendo en cuenta horas administrativas. (Presentación de esta información a la coordinadora del programa en los cinco primeros días de cada mes. Divulgar la información que se requiera (Capacitaciones, reuniones, servicios extras, entre otros), teniendo en cuenta la cadena de comunicación. Orientar y asesorar al grupo de voluntarios, coordinadores de turno para cada servicio. Programar y convocar las reuniones de coordinadores de turno para estar evaluando el plan operativo y realizar propuestas de mejoramiento en el trabajo operativo. Programar turnos de coordinadores u otras necesidades pertinentes. Encargado del área social Coordinar actividades y estrategias psicosociales apoyándose con los profesionales de Psicología, Trabajo social y del área de salud. Promover espacios de discusión y reflexión sobre los casos que se encuentren en seguimiento. Mantiene comunicación permanente con las personas que tengan responsabilidades en el seguimiento de los casos o tareas para realizar actividades con los niños. Recoger y consolidar la experiencia en comunidad (sugerencias) de los voluntarios y los practicantes para el desarrollo exitoso de la capacitación. Encargado de hacer la correspondiente remisión de los niños, niñas y/o jóvenes que presentan las características para ingresar a la unidad de seguimiento e integración. Presentar informe mensual de las labores que se han hecho en las unidades de trabajo


33

Diligenciar la planilla de cuantificación de niños/as teniendo en cuenta los ítems establecidos para saber en que servicios participaron. (Conoce el protocolo para su debido diligenciamiento).

Encargado de Salud Coordinar con el profesional, los materiales e insumos necesarios como: (Equipos, Papelería, Medicamentos) que sean necesarios en el servicio y en las actividades especiales. Coordinar con el profesional lo pertinente a la capacitación y programación de actividades del área. Coordinar con las otras áreas las actividades de prevención y capacitación. Tener al día existencia de medicamentos y papelería, realizando pedido trimestral. Apoyar a los profesionales en salud a clasificar las historias médicas y crear el archivo muerto de las mismas. Apoyar al profesional del área en la preparación del material e insumos necesarios para el servicio y diferentes actividades. Colaborar en el mantenimiento de equipos y materiales utilizados y así mismo en la organización del consultorio y del material al finalizar los servicios. Apoyar al profesional en los procedimientos que él solicite. Colaborar en el servicio junto con los voluntarios de otras áreas en las diferentes actividades. (cuando se requiera) Llevar la planilla de relación de pacientes.


Guía Nacional de Panica  

La Cruz Roja de la Juventud Colombiana dentro de su marco de acción humanitaria en la institución debe enfocar sus programas, proyectos y ac...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you