Issuu on Google+

1 Tomo con las manos mi insignificancia, Y acaricio lo más profundo de mi pequeñez. Por eso escribimos Porque el silencio abunda Y su lánguido ruido nos destierra.


2 Alguien retorna su búsqueda Las palabras queman No sé a dónde fuiste, Solo la lluvia


3 Ahora que hago Con esta tristeza que se acurruca. He vuelto como la noche Junto al cuerpo sucumbido


4 Hice de mi alma una barca Para vagar sobre el olvido


5 La muerte sue単a morir La muerte vive muriendo


6 Es el viento. Es escupir con una bala a rojo sangre Lo que se va y no regresa. Es tu cuerpo absoluto Matando a veces En mis memorias perdidas.


7 La grieta sangra La noche habla. Grito hacia dentro. Enmudezco.

Afuera oscuro Busco luz Solo encierro.


8 La profundidad Estテ。 cerca Es algo como mis llagas 窶電icenAl parecer tampoco tienen raテュz


9 Es inalterable el espacio. Es cada vez más opaca la niebla. Temo decir. Deseo unos brazos que se abran Para socorrer a los míos (Pues están muy cansados de Constreñir la ausencia)


10 Las tempestades llevan tu nombre. Te amo en la tierra porque Es lo mรกs cercano a humanidad que nosotros, Seres desorbitados y crueles, Podemos conocer


11 Dije silencio Y tu sombra embebi贸 esta p谩gina (Vi a mi tristeza hundirme el lagrimal.)


12 Yo no sĂŠ nombrar al sigilo. Yo no sĂŠ llorar con la lluvia. Dulce tormento, vivir para la muerte


13 Nombrarte no es sino desnudarse Con las prendas vivas del que murió Y prometió volver. Despojarse de los espacios sin espera De las cosas sin su sombra De las voces sin su eco. Nombrarte es sentirte En el agujero oscuro Donde antes yacía mi corazón. Nombrarte. Gélido escalofrío.


14 Mis voces desentierran la ausencia Porque estรกn cansadas De rasgarse y hacerse trizas Ya volverรกn los desgarrados por La noche Y serรก demasiado tarde, Demasiado tarde


15 Ella se abrió ante la inmensidad de su cuerpo -Fue ése el poema más hermoso que jamás se vio–


16 Para no morir deja que muera en vos Bajo la luna, bajo el cielo infinito. Nosotros ante todo. Nosotros ante la nada, Para no morir


17 He dejado un beso bajo tu vientre He vagado sobre tu sombra

El amor Es siempre sanguinario


Escrito en la niebla