Page 12

mitos de la h. matamoros, tam. méxico

1.3 EL CUCO MATAMORENSE VOX PÓPULI En aquellos ya lejanos tiempos cuando no existía la televisión, los niños matamorenses eran felices en su inocencia, pero muy crédulos. Padres y abuelos por igual, los instruían en la existencia de un viejo gordo y de rojas vestimentas, llamado Santa Clos; quien habitando en el lejano Polo Norte, cada navidad salía a recorrer el mundo entero para dar obsequios a los niños que se habían “portado bien”, durante los 365 días del año. El mito de Santa Clos coexistía con el de los orientales Reyes Magos, la creencia en que La Cigüeña que traía a los hermanitos desde la francesa ciudad de París y el terrorífico Cuco El Cuco o coco como algunos prefieren llamarle, es un fantasma que da pavor y fue creado por la imaginación popular para generar temor en los niños. Aunque en algunas ocasiones se le atribuyen características humanas, la criatura no tiene descripción física concreta, de modo que cada pequeño matamorense lo imagina a su modo. Lo que sí se sabe es que es un Ser maligno.

Las madres matamorenses invocan al Cuco como amenaza si el obstinado huerco no se duerme, se niega a comer, se chupa el dedo, desobedece las órdenes de los mayores, explora lugares marcados como prohibidos, se entrega a vicios solitarios o anda fuera de casa a deshora (especialmente después de medianoche). El Cuco se esconde en la habitación, ya sea detrás de una puerta o debajo de la cama, para luego esperar a que se apague la luz y atacar a su víctima. Las acciones más temidas por parte del Cuco son dos: devorar al niño travieso; si no”te comerá…” o llevárselo a un lugar muy lejano, del que no se da retorno ”te llevará”... Meciendo en sus tiernos brazos al fruto de sus entrañas, la madre susurra lenta y amorosamente: Duérmete mi niño,/ duérmete ya,/ que si no viene el Cuco/ y te comerá Una variante de la rima anterior es: Duerme niño, duerme,/duerme, que viene el Coco,/ y se lleva a los niños/que duermen poco. Desesperada la madre al no poder controlar el comportamiento de su huerco, exclama: ¡Termina de comer todo lo que tienes en el plato!/ O si no…viene el Coco/ y te lleva a los Tomates (el panteón)

Moraleja: Con tanto decirle a mi niño/que viene el Coco, le va perdiendo el miedo/poquito a poco. 5

Libro sobre los Mitos de la Heroica Ciudad de Matamoros, Tam. México  

Volumen I de la trilogia Mitos, Leyendas y Mentiras de la H. Matamoros, Tam.

Libro sobre los Mitos de la Heroica Ciudad de Matamoros, Tam. México  

Volumen I de la trilogia Mitos, Leyendas y Mentiras de la H. Matamoros, Tam.

Advertisement