Page 1


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

Relación y Plano de esta Ciudad Y

Ensayo sobre la defensa de Matamoros Por Santiago Nigra de San Martín

Compilación e investigación por:

Ing. Manuel Humberto González Ramos Cronista y Cartógrafo de la H. Matamoros


Primera Edici贸n Agosto 25 del 2010


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

PRESENTACIÓN Para ilustración de los matamorenses amantes de su terruño, en este libro se dan a conocer dos importantes manuscritos y un plano, que por afortunadas circunstancias logré reunir después de estar éstos documentos más de 130 años dispersos. Evitando así que hubiesen permanecido inéditos, quizás para siempre.

Esta historia da comienzo en marzo de 1854, cuando el Ylustre Ayuntamiento presidido por el C. Antonio Longoria Guerra, hizo un contrato por 1,500 pesos con el coronel de ingenieros D. Santiago Nigra de San Martín, para "el

levantamiento y formación de un plano topográfico de esta ciudad acompañado de una relación que esprese el estado actual de esta población y las mejoras que deben hacerse para su mayor comodidad, engrandecimiento, ornato, ventajas y salubridad". Es importante mencionar que Nigra de San Martín, de origen italiano, era un genio que igual hizo el plano de Yucatán en 1848, diseñó las fortificaciones de Campeche y propuso las de Matamoros, escribió un tratado de álgebra, fabricó pólvora, y elaboró en 1853 el mapa de Nuevo León, con una precisión que se ajusta al trazo actual En el archivo municipal expediente No. 14, caja 13, Presidencia 1853-1854, existe este interesante manuscrito con el titulo de Relación y Plano de esta Ciudad. Un nefasto día, el plano fue sustraído del archivo, yendo a caer a manos de un oficial del ejército Confederado, capturado por los "yanquis" durante la guerra civil en Estados Unidos de América (1861-1865). Afortunadamente, nuestro amigo el Sr. Thomas B. Carroll, Superintendente en 1998 del Palo Alto Battlefield National Historic Site, en Brownsville, Texas, nos proporcionó una copia del "Plano de Matamoros formado sobre los datos de Nigra de San Martín en 1854", por el agrimensor topógrafo J. D. Payan en mayo de 1864, cuyo original se encuentra en el Cartografic Division, U.S. National Archives, Record Group 77. El hecho de que un oficial Confederado tuviera en su poder este plano de Matamoros no era una simple casualidad. Hay que recordar que durante la guerra civil en los Estados Unidos del Norte, el bloqueo naval por la armada de la Unión de todos los puertos de los estados Confederados, predominantemente agrícolas, cuyo esfuerzo bélico dependía económicamente de la venta de algodón a Inglaterra y otros mercados de Europa, conocer Matamoros y sus fortificaciones era de crucial importancia. Por esta aduana se cruzaba el algodón "sureño" que por rápido trámite burocrático se convertía en "mercancía mexicana" para su exportación por el puerto de Bagdad, Tam. Esta situación fue posible porque México era un país neutral en dicha contienda y por la omnipotencia de las armadas inglesa y francesa que vigilaban dicho tráfico. En octubre 27 de 1854, Santiago Nigra de San Martín, utilizó este mismo plano para escribir un "Ensayo sobre la defensa de Matamoros". En el plano se agregaron los dibujos de las fortificaciones que el proponía fueran construidas para rechazar las "fuerzas revolucionarias". Este documento fue presentado para su aprobación al gobernador militar en Matamoros Gral. Adrián Woll (1795-1875), dos veces gobernador de Tamaulipas, del 2 de mayo de 1853 al 28 de enero de 1855 y del 4 de abril al 8 de septiembre de 1855. Quien fue enemigo jurado del grupo liberal, manteniéndose en el gobierno en continua lucha, hasta que cayó la plaza de Matamoros en septiembre de 1855, en poder de las tropas de Juan José de la Garza. Terminando así la influencia de Santa Anna en Tamaulipas. En febrero de 1982, el Sr. Guillermo Tréviño, hizo donación del manuscrito original al Centro de Estudio de Historia de México-CONDUMEX, San Ángel, D.F. Fondo CMLXI-I-19, 1954. Se agradece al Sr. Dr. Manuel Ramos Medina, Director de este Centro (en 1998), su autorización para hacer público este documento. Ing. Manuel Humberto González Ramos Cronista y Cartógrafo de Matamoros Tel Cel 86 81 206978 elcronistadematamoros@hotmail.com www.elcronistadematamoros.com

I


Ing. Manuel Humberto González Ramos

PRÓLOGO El diccionario define a la Cartografía como el "Arte y técnica que tiene como objeto el levantamiento, la redacción y publicación de mapas y planos". Todos sentimos cierta fascinación por los mapas y mas aún los mapas antiguos. Los mapas sentenciaba Robert Louis Stevenson en su clásica novela de aventuras La Isla del Tesoro, son "una inagotable fuente de interés para cualquiera con ojos para ver y dos centavos de imaginación". A través de la historia, los mapas han sido siempre considerados equivalentes a tener Poder, ya sea que describan tierras de caza, rutas de comercio, sitios militares, o tesoros enterrados. Aunque la mayoría de las personas tienen el concepto limitado de que un mapa es la descripción geográfica de un lugar, los mapas pueden tomar una miríada de formas. Una tomografía axial computarizada es un mapa del cuerpo humano. La lista del mandado es un mapa de un viaje al supermercado. Una solicitud de préstamo es un mapa que muestra la ruta desde la situación actual hasta el estatus financiero que se desea. Se pueden hacer mapas de ideas y conceptos tanto como de sitios físicos

Un Cartógrafo

Santiago Nigra de San Martin elaboró el plano del Matamoros de 1854, primero para ser utilizado por las autoridades civiles y después con propósitos militares. La lectura de los manuscritos y la observación de dicho plano revelan que este personaje tenía amplios conocimientos de las ciencias de su tiempo. En su descripción de Matamoros, utiliza expresiones de arquitectura, topografía, bioquímica, mecánica, militar, ideología, etc. y muestra que las necesidades de la población en el 2010, son prácticamente las mismas: en materia de arreglo de calles, drenaje pluvial, salubridad, entretenimiento, ornato y limpieza. Para conservar su "esencia", en la trascripción de los manuscritos se respetó la ortografía original, y en un esfuerzo para imitar la elegante escritura manuscrita utilizada en el siglo XIX, en su impresión se utilizó el tipo de letra llamado "Pristina".

II


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

El Autor Originario de la Ciudad de México, nació el 30 de abril de 1947, estudió las escuelas primaria y secundaria en H. Matamoros, finalizando en 1970 la carrera de Ingeniería Química Industrial en el Instituto Tecnológico de Cd. Madero, Tam. Con treinta y ocho años de experiencia en la Industria Química de Proceso, ha prestado sus servicios a Petróleos Mexicanos (PEMEX), Bayer de México, y Química Flúor. Actualmente es Consultor de Servicios de Seguridad para DuPont, S.A. de C.V.. Entusiasta de la historia regional, ha encabezado exploraciones en busca de piezas arqueológicas en los sitios de las extintas Villas de Bagdad, Tam. y Clarksville, Tx., y en los pasos del Río Bravo de La Burrita, La Lomita, El Longoreño y Las Rucias. Ha ofrecido conferencias en Matamoros, Reynosa y el Valle de Texas, sobre numerosos temas relacionados con la historia y geografía de Matamoros. Coleccionista de fotografías y litografías de todas las épocas de Matamoros y Brownsville, cuenta con un acervo de más de 3,000 imágenes de ambas ciudades. En el museo Casamata de historia regional se exhiben valiosas piezas de su colección particular del Puerto de Bagdad y de Matamoros. Libros publicados: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9.

Uso del Ácido Sulfúrico en la Agricultura (1989). El Sulfato de Calcio, 10 años después (1991). Historia del Casino de Matamoros (Coautor en 1999). Viva Matamoros (Coautor en 2002). Cartografía Histórica de Matamoros (Julio del 2004). Matamoros La Gran Puerta de México (Coautor en 2005). Historia del Puerto de Bagdad, Tam. México (Diciembre del 2005). H. Matamoros en la Revolución Mexicana (Octubre del 2009). Las Fortificaciones de la H. Matamoros, Tam., México (Julio del 2010)

Desde 1995 ha publicado crónicas de Historia, Geografía y Estadística de la H. Matamoros, Tam., en los periódicos El Bravo, El Mañana y El Expreso,

III


Ing. Manuel Humberto Gonz谩lez Ramos

El autor en el archivo hist贸rico municipal de la Heroica Matamoros IV


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

aGRADECIMIENTOS

Reconozco y agradezco el “empuje” de mi esposa Carmen. Su confianza en mi producción literaria, me obliga a no defraudarle. Tener a alguien como ella que confíe en uno, que nos anime a trabajar, que apadrine nuestro esfuerzo, es buena cosa para el escritor. Da seguridad y confianza en uno mismo y perfila el compromiso de acabar lo que de otro modo --a solas con uno mismo -- quedaría probablemente en mero proyecto, en inacabable esbozo.

Aunque sea difícil de creer todavía hay “gringos buenos”, y uno de ellos lo es mi amigo Thomas B. Carroll . Durante su estancia de 10 años en Brownsville, Tx., fue un entusiasta de la Historia de Matamoros, en particular del sistema de Fortificaciones que protegieron a la ciudad. En diciembre 15 de 1995 me proporcionó una copia en borrador de “Preliminary Reference Guide to the Centro Histórico de H. Matamoros, Tamauipas, México”, trabajo fruto de sus investigaciones bibliográficas y de campo. Era común verlo deambular por las calles matamorenses en busca de la información que confirmara sus hallazgos.

v


Ing. Manuel Humberto González Ramos

índice PRESENTACIÓN .......................................................................................I Prólogo..................................................................................................iI El Autor................................................................................................iii AGRADECIMIENTOS................................................................................ v índice .....................................................................................................vI Capitulo 1 Presupuesto y Contrato...............................................................................1 Capítulo 2 Relación y plano de esta Ciudad ..............................................................11 o

Capítulo 3 Comentarios al Capitulo 5. de la Relación y plano de la Ciudad..39 Capítulo 4 Ensayo sobre la defensa de MATAMOROS................................65 Capitulo 5 Comentarios a Ensayo sobre la defensa de Matamoros................71 APÉNDICE Glosario ........................................................................................... 83 Medidas Antiguas Mexicanas ...........................................................89 Reglamento del Hospital Civil en 1861............................................ 95 Fuentes bibliográficas e iconográficas ........................................... 102

VI


MATAMOROS FUTURO Aテ前 DE 1854

capitulo 1

Presupuesto y Contrato

1


Ing. Manuel Humberto González Ramos

Situación de la ciudad de Matamoros en 1854 Para entender la razón por la cual el cabildo de Matamoros, presidido por don Antonio Longoria Guerra, solicitó los servicios del coronel de ingenieros Santiago Nigra de San Martín para hacer mejoras a la ciudad, es necesario remontarnos a los tristes y desgraciados sucesos acaecidos durante la década anterior. En 1844 un fuerte huracán azotó la población, causando muerte y destrucción en Matamoros, Boca de Río y el puerto de Brazo de Santiago. Fueron muchos los edificios dañados, entre ellos la Casamata que perdió parcialmente su techumbre, la Parroquia perdió ambas torres, etc. Las aguas de la Laguna llegaron a dos cuadras de la Plaza de Hidalgo. A consecuencia del huracán de 1844, en el periódico “El Látigo de Tejas” publicado en Matamoros en Setiembre 12 de 1844, se publicó la siguiente nota... Un amigo de Matamoros nos escribe con fecha 6 del corriente lo que sigue: “Escribo á V. ésta para que cuando llegue á su noticia la catástrofe tan lastimosa que hemos presenciado en esta ciudad, sepa, sepa que por un favor singular de la Divina Providencia, hemos escapado todos no sin grandes peligros, trabajos y aflicciones. “En la noche del 4 al 5 del corriente un huracán mas tremendo que los de 35 y 37, asoló esta ciudad, echando por tierra las dos terceras partes de las casas, y dejando muy maltratadas las restantes. De las primeras son las de Lojero, viuda de Longoria, la de D. Joaquín López, de la calle del comercio que ocupó la aduana, las de Valdés, D. Tomas Devine, cabo Montes &c. &c. ¡Que noche tan terrible, amigo mío! La pasamos sujetando puertas y ventanas, una de las cuales se abrió al amanecer y rompió el aire cuanto había en la pieza, pues bastaba que el viento se colara por alguna parte para que destruyera cuadros, floreros, hasta sillas y las mesas”.

Las dos torres de la Parroquia fueron dañadas 3


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

“Todavía no se sabe a punto fijo las desgracias que habrán ocurrido, porque no ha habido brazos para levantar tanto escombro”. El Brazo de Santiago y la Boca del Río que se habían vuelto á poblar, pues en el último punto se contaban mas de trescientas almas, han sido completamente esterminadas, pereciendo en ambos lugares como doscientas personas: del primer punto solo se salvó el guarda Treviño, el patrón , dos marineros y un criado en una lancha, y del segundo apenas han llegado hasta ahora dos personas en un estado tal de perturbación que no aciertan á dar razon de nada. Parece que ha perecido Buentello con su familia que estaba encargado de la seccion de la aduana, y los celadores Guevara, Fuentes y Escalante con el patrón José María y los marineros de la falúa del resguardo. “Todos los sembrados de algodón han sido destruidos, las cercas, las casas de campo y los jacales de las orillas del río y esteros han sido derribados. En resumen, todo es desolación y ruinas”. Grandes é incalculables deben ser las pérdidas resentidas por los vecinos de aquellas desgraciadas poblaciones, y muchos años transcurrirán antes que puedan repararlas. Matamoros había sustituido por encanto á una antigua congregación que solo contaba una que otra casa y porción de miserables chozas y algunas horas antes de la catástrofe que lamentamos, era una ciudad bien delineada, con hermosas habitaciones, animada y provista no solo de las cosas necesarias para la vida, sino aun de cuantos artículos ha inventado el mas refinado lujo. Hoy según las escasas relaciones que tenemos, ha quedado reducida á un montón informe de escombros, y la mayor parte de los vecinos reducidos, como los antiguos babilonios, á contemplar al pié de las ruinas de sus hogares, la desaparición de su anterior fortuna. No es esta la vez primera en que los habitantes de aquella costa sufren los efectos de los huracanes. Recordamos haber tenido otro por los años de 1820 ó 1821. Que arrancó de raíz árboles robustos, arrasó las habitaciones, y trajo botes y lanchas del fondeadero con tal violencia, que se encontraron algunos colocadas en los tejados de las casas que resistieron á la furia de los vientos. Supuesto, pues, que se ha padecido un mal inevitable, y que á él están espuestas periódicamente aquellas poblaciones, creemos que acaso sería conveniente hoy, que hay necesidad de hacerlo todo de nuevo, variar su situación á lugares inmediatos, que entendemos no faltan, en que se pudiera procurar un mayor abrigo contra los huracanes, y mas seguridad para preservarse de las inundaciones y de los golpes de mar. Esto unido á mas sólidas construcciones, acaso evitaría la repetición de semejantes catástrofes. Matamoros por ejemplo, elevado en el lugar en que se halla, sin una meditada elección de terreno, no habiéndose considerado al formarse la actual población, otras circunstancias acaso, que la de la antigua pequeña población, y el aliciente del comercio, y aun contrabando que facilitaba el curso del río Bravo, que entonces pasaba por las puertas de las casas, y hoy se ha alejado como media legua ó mas, de la ciudad, pudo muy bien erigirse en el frontón de Santa Isabel, posición no muy distante, elevada de terreno sólido y susceptible de ser fortificada por el arte. Mas parece que prevaleció un interés inmediato á la conveniencia futura, y se desechó esta idea. Sobre este punto aventuramos nuestros conceptos con la mayor desconfianza, solo fundados en los informes de algunos amigos, y sin otro fin que el que se mediten detenidamente, y deseosos de que lo que se resuelva sea el resultado de la ilustrada reflecsion. Mas sea de esto lo que fuere, de todos modos la desgraciada población que acaba de sufrir tan horrorosa catástrofe, reclama imperiosamente los ausilios de los ciudadanos y del poder público, 4


Ing. Manuel Humberto González Ramos

¿Se vería en México, acaso tranquila y despiadadamente una de nuestras poblaciones arrasada y millares de nuestros conciudadanos arruinados, perdidos sus bienes, y careciendo de un asilo en que reclinar la cabeza ?¿ No sin duda: los mexicanos, naturalmente generosos y filantrópicos, manifestarán en esta vez que no ceden á pueblo alguno de la tierra, en la práctica de tan dulces virtudes; y así, aguardamos que el supremo gobierno mande abrir en todos los Departamentos, una suscrición voluntaria a favor de las víctimas de Matamoros. La humanidad y patriotismo de los mexicanos, hará lo demás, y nuestros desgraciados compatriotas recogerán de esta suscrición, que según hemos tenido el placer de ver por el periódico oficial, ha comenzado ya en algunas oficinas. Y esto no será todavía bastante, sino que además es preciso que las supremas autoridades de la nación se ocupen inmediatamente de este mal, no solo por la consideración que merecen los habitantes de Matamoros, sino también por la importancia de esta población en el estado actual de la cuestión de Tejas. Suponemos que el supremo poder ejecutivo habrá ya dictado las providencias que son de su resorte y creemos que una de ellas debiera ser la de pasar á las cámaras el conocimiento del negocio para que estas se ocuparan de él sin demora. Sea que Matamoros se reedifique en el lugar en que está, ó en el que se escoja como mas á propósito, es necesario conceder a la nueva ciudad una proteccion ilimitada, una protección que consiga la mas fácil y pronta reparación de los males que causó su ruina y para la que se necesita la acción del poder legislativo. En nuestro concepto, sería conveniente : 1º. Esceptuar de derechos á la madera. 2º. Permitir la introducción de casa de madera y de todos los útiles necesarios para construir habitaciones de ésta ó de cualquier clase. 3º. Esceptuar de contribuciones por cierto tiempo á los habitantes de la ciudad que se va á reedificar, y aun disminuir los derechos de importación. Sería también muy útil que se dedicara un vapor con objeto de que por cuenta del gobierno se remolquen por el río los buques hasta Matamoros, pues habiéndose destruido el Brazo de Santiago y Boca del río, será imposible que ningún cargamento pueda en mucho tiempo conducirse á la población. Estas medidas no solamente tienden á aliviar la suerte de los habitantes de Matamoros, sino que redundarán en provecho del mismo erario. Pues de otra manera, el comercio se paralizará y no con ningún recurso en aquella aduana y estan sobre todo ecsigidas por los mas respetables principios de humanidad y de política nacional. Confiamos con seguridad en que los supremos poderes llenarán los deseos de los mexicanos en este gravisimo asunto. Menos de dos años después, cuando Matamoros todavía no se resarcía de los daños ocasionados por el ciclón de 1844, fue ocupado por dos largos años por el ejército invasor de los Estados Unidos del Norte, desde 1846 a mediados de 1848. El puerto de Brazo de Santiago fue usurpad y junto con Boca del Río fue bloqueado para el tráfico mercante mexicano. Una vez acabada la injusta intervención militar, se inició la guerra de los aranceles, que siendo más bajos en Brazo de Santiago, hacía que los comerciantes utilizaran este puerto en perjuicio del de Boca de Río. Aunado a esto, se presentó una epidemia y sequía en el año de 1849. Contrabando de ganado menor hacía el Norte del río Bravo y emigración hacía la recién fundada población de Brownsville. Al comenzar la década de 1840, Matamoros era una ciudad prospera y con gran futuro. En 1842 tenía 16,372 habitantes. Para 1850 la población había disminuido a 11,033 personas. 5

Familia matamorense viendo marchar por la calle a los soldados invasores


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

Esta situación de crisis y sufrimiento propició que el pueblo solicitara al Ayuntamiento de Matamoros pidiéndole pidiera al gobierno federal exención de impuestos en los artículos de primera necesidad tales como: harina, maíz, aceites, grasas siendo el gobierno del Presidente José Joaquín de Herrera quien autoriza una reducción por un período de tres años. El beneficio resultó ineficáz pues la crisis continuó y como consecuencia de ésta se inició un movimiento revolucionario encabezado por los Generales Don José Ma. De Jesús Carvajal y José Maria Canales, quienes en 1851 publicaron el Plan de la Loba en el que proponían la creación de una zona de libre comercio y el retiro del ejército mexicano, idea con la que simpatizaban la mayoría de los fronterizos. Pero como en el ejército rebelde participaban un gran número de extranjeros y se rumoraba que pretendían la creación de la República del Río Grande, con los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, el alcalde de Matamoros, Macedonio Capistrán y el Gral. Francisco Avalos, convencieron a los matamorenses de que podría repetirse el caso de Texas. La población tomó las armas y defendió la plaza con gran valor durante los días del 20 al 30 de octubre de 1851

Macedonio Capistrán de la Garza

Los alzados capturaron el Fortín Paredes , mientras que el general Francisco Ávalos se mantuvo en el interior de la ciudad, apoyándose en las fortificaciones que se levantaron en la Plaza Hidalgo y el fortín Guerrero, que no pudieron capturar las fuerzas de Carvajal. Después de derrotados los atacantes, la ciudad quedó casi destruida, ganando con el valor y la sangre de sus hijos los títulos de Invicta y Heroica otorgados por el Congreso del Estado el 7 de noviembre de ese año. El 28 de mayo del siguiente año, el Congreso Federal le otorgó “por haber merecido bien de la patria en la bizarra defensa que sostuvo contra los traidores que la sitiaron en octubre de 1851” , el título de Leal , que hasta la fecha conserva. Entre el saqueo e incendio de casas y almacenes, el más trascendental fue el de la Aduana, que en aquel entonces estaba localizado en la calle de Comercio, hoy de general Manuel González Flores, a media cuadra de la Plaza de Hidalgo. Gran cantidad de valiosas mercancías de importación se perdieron. En 1910 se ve a la derecha y en primer plano, el edificio de dos pisos que en 1851 era la Aduana Marítima y Fronteriza de Matamoros.

Creo que una vez expuestos los hechos anteriores, debe quedar claro al lector que la intención del Alcalde Antonio Longoria Guerra fue recuperar el “lustre y esplendor” que por años había distinguido a nuestra ciudad. Hay que aclarar, que al paso del tiempo muchas recomendaciones contenidas en el reporte de Nigra de San Martín se hicieron realidad, algunas con funestas consecuencias como la de desecar los esteros que embellecían a Matamoros. O construir la bocatoma de las bombas que suministran agua del río a la ciudad en el recodo del río que él tanto temía. 6


Ing. Manuel Humberto González Ramos

Presupuesto del gasto que eroga el levantamiento y formacion de un plano topográfico de esta ciudad acompañado de una nivelacion que debe señalarse en otro plano aparte y de una relacion que esprese el estado actual de la poblacion y las mejoras que deben hacerse para su mayor comodidad, engrandecimiento, ornato, ventajas y salubridad.. Para la formacion de todo lo dicho el que suscribe necesita costear a un inteligente que le acompañe, varios sirvientes e individuos conocedores del terreno, y cubrir ademas otros gastos que son consiguientes a semejantes operarios y por la mala disposicion en que se hallan las calles de la poblacion, las curvas que hacen, sus continuos parages entrantes y salientes, sus ángulos desiguales y las muchas sinuosidades del río que rodea en gran parte la poblacion es empresa ella algo ardua, que el que suscribe no puede hacerla menos de 100 pesos, con la condicion de que se abone una tercera parte al dar principio á ella, y lo restante al entregar las obras de que se hace referencia. Matamoros febrero 8 de 1854 Sant.o Nigra de S. Martín

7


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

El Y. Ayuntamiento de esta Ciudad representado por su presid..te el no o C. Ant. Longoria y el Ingeniero D. Santiago Nigra de San Martín han convenido y pactado en las proposiciones q.e siguen. 1. a Se compromete el último á levantar un plano topográfico del estado actual de esta Ciudad y sus egidos. Señalando en él la rectificacion de las calles. 2. a De la misma manera se compromete el mismo Ingeniero á dár la nivelacion e de todas las calles, fijando en cada uno de los cruceros, 2 estacas q. la demarquen ë indicando por escrito y circunstanciadam.te La manera de llevarla á efecto sin perjudicar los edificios existentes. a 3. A este fin señalará con doble estacada ó de una manera mas indicativa la nivelacion de dos cuadras en la calle denominada del Com.o a 4. Hará constar en el mismo plano el nombre, y número de las calles y los números correlativos de las cuadras y solares. a 5. Formará asimismo una noticia por escrito de todas las obras materiales que deban construirse á efecto de mejorar la salubridad, comodidad, ornato y seguridad de esta poblacion, las cuales se señalarán de la manera conveniente, con el mismo plano. 6.a Los materiales para llevar á cabo las obras indicadas, serán por cuenta del Ingeniero, quien se compromete á entregar estas últimas á satisfaccion del Y. Ayuntamien.to previa calificacion de peritos si fuera necesario. 7.a Por las obras antedichas el Y. Ayuntamiento se compromete á satisfacer al te contratista, la suma por mil quinientos ps. pagaderos del fondo municipal de la manera sig. 8.a Al ratificarse y Aprobarse este contrato por el Sup. o Gob. o del n to Departamento, la Corporac. entregará al Contratista á buena cuenta de su Presup. la Suma de trescientos cincuenta pesos. 8


Ing. Manuel Humberto González Ramos

9.a Concluidas y recibidas por la Corp.n las obras indicadas, de conformidad con las presentes condiciones, se le abonaran ademas al Contratista cuatrocientos pesos, recibiendo en lo sucesivo cien pesos mensuales hasta el completo pago de los mil quinientos pesos q.e importan. Y por que asi lo cumplirán Una y Otra parte en lo q.e relativam.te las concierne firman de mancomun y por duplicado el presente docum.to, sugetandolo á la aprobacion del Sup. o Gob. o de este Departamen.to p.a su mayor validac.n y firmesa. H. Matam.os a Marzo 10 de 1854

Ant.o Longoria

Sant.o Nigra de S. Martín

El que suscribe se compromete, por la cantidad de 1500 pesos, formar un plano de esta Ciudad, colocar en cada esquina de sus calles unas estacas que señalen su nivelamiento, y escribir una relacion que esplique el modo en que debe ejecutarse dicha nivelacion y todas las mejoras para el ornato de la poblacion y su engrandecimiento. Dicha cantidad se satisfará del modo siguiente: 380 pesos al estipularse el contrato, 400 al concluir la obra, y lo restante pagadero en lo sucesivo a razon de 100 pesos cada mes. Matamoros 6 de Mayo de 1854 Sant.o Nigra de S. Martín

9


MATAMOROS FUTURO Aテ前 DE 1854

el centro de matamoros en 1854-1864

10


Ing. Manuel Humberto Gonz谩lez Ramos

capitulo 2

Relaci贸n que acompa帽a al plano y nivelaci贸n de la Ciudad de MATAMOROS

11


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

Informe del agrimensor sobre la nivelación y desagüe de las calles de esta ciudad 1854 Previa anuencia del Exmo. Gobernador y comandante General del Departamento, fui comisionado el día 10 de marzo próximo pasado por el Ayuntamiento, representado por su digno presidente que reg.a entonces, D. Antonio Longoria, para levantar el plano topográfico de la Ciudad, proceder a su nivelacion, señalando con estacas en los cruceros de las calles, y acompañar ambas obras de noticias relativas á ellas y otras distintas, según constan en el contrato estipulado con el espresado Sr. Longoria; y deseando cumplir en todo lo que me sea posible á tan honrosa confianza, he formado las presentes instrucciones, no con los minuciosos detalles que pudieran practicarse, respecto de dichas obras, porque serían demasiado fastidiosos y superfluos, cuando en vista del plano que acompañan y la nivelacion trazada en el terreno por medio de piquetes, es muy fácil para quien tenga medianos conocimientos y que solo reuna la práctica en esta clase de trabajos, poder llevarlos á cabo con la mayor exactitud, y vencer cuantas dificultades se le presenten en el discurso de las operaciones. El mismo plano ofrece tambien por si solo los medios de imbuir las ideas de proyecto para cualquier arreglo que se quiera dar a la ciudad; y respecto de la obra de nivelacion, no hay necesidad de mas esplicaciones que las siguientes, que para mayor claridad, dividiré en capítulos. Cuando las obras encierran alguna dificultad, incumbe al artista la obligacion de dar á conocer prolija y circunstancialmente cuanto se crea necesario; pero como aquí se trata nada mas que de rectificar calles, abrir otras nuevas, componer las actuales por medio de una nivelacion trazada; por consiguiente se hace por demas entrar en pormenores tan materiales. _____ Capitulo 1.o _____ _______ Calles _______ Las calles de la Ciudad no están bien delineadas. Las mas rectas padecen el defecto de que varias habitaciones se avanzan demasiado sobre la linea que está ya demarcada, y otras no conservan el paralelismo que deben tener. Las que se encuentran en este último estado, porque su posicion es defectuosa; pero que no perjudica el delineamiento, por hallarse fuera de él. Las calles 13


Ing. Manuel Humberto González Ramos

que se alejan del centro de la poblacion, son las mas irregulares, aunque su irregularidad no es muy sensible, y estas son por consiguiente fáciles de remediar, sin perjudicar á los propietarios. Hay algunas calles, ó por decir mejor callejones, que no merecen el nombre de tales, ya sea por estar despobladas ó por carecer de cercas que indiquen su trazamiento. Un defecto que se denota en todas ellas, defecto muy grave, es que no están trazadas por ángulos rectos, y son por consiguiente el origen de que las habitaciones no estén cuadradas. Otros defectos son los altos y bajos que se advierten en varias partes de ellas, y en otras no se distingue sino un plano perfecto, y esta es la causa; 1.o que las aguas en tiempo de lluvia se detienen formándo charcos; 2.o que impiden completamente el paso, porque todo se aniega. La mayor parte de las calles carecen de banquetas; y por este motivo las habitaciones cuyos pisos se encuentran á nivel ó mas bajos que las mismas calles, nunca pueden mantenerse secos, a causa del agua que está filtrandose por sus cimientos.

La calle de Morelos tenía declive hacia el estero de los Cuarteles

Las banquetas están defectuosas sobremanera porque no conservan su respectivo declive; algunas son muy altas, y otras muy bajas, y forman de repente una especie de gradas para subir ó bajar, muy perniciosas en tiempo de noche é incomodas de día; y esto sucede en una misma cuadra. 14


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

El ladrillo de que se vale la vecindad para formar las banquetas, debe ser bien escogido, y no servirse de un material que por lo común es el mas ordinario. Si la Ciudad tuviera en sus inmediaciones piedra menuda de rio ú otra propia para el empedrado de las calles, seria por cierto una ventaja muy grande para la población; porque se preservaría de las grandes masas de polvo que levanta diariamente un viento constante y fuerte. Para remediar pues, lo mas que se pueda, tamaño inconveniente, sin esperarse á impender muchos sacrificios, podria adoptarse el sistema de endurecer el terreno, haciendo de cuando en cuando rodar por las calles por medio de bestias, un cilindro, hecho de Las banquetas se construían con ladrillos intento, lleno de plomo ó de fierro, cuyo diámetro no fuera inferior de 1½ vara, y de longitud de dos; con obligación á los vecinos de limpiar y regar diariamente el frente de sus casas, en las calles que tienen relación al centro de la ciudad, es decir á la parte mas poblada, y prohibir con rígidas penas echar basura en las calles. Cualquier calle que se quiera abrir, débese siempre procurar no trazarla por los cuatro puntos cardinales, para no esponerse á recibir al medio día los rayos solares. Las calles actuales se hallan, por este sentido bien demarcadas. Esta Ciudad, por hallarse situada en un clima cálido, no debe, respecto de su demarcación, sujetarse á las poblaciones en los climas templados ó fríos. 15


Ing. Manuel Humberto González Ramos

Toda calle nueva, y las que no están todavía pobladas deben trazarse en ángulos rectos con las existentes, aunque no vayan en linea recta con ellas; porque lo que se debe preferir es la hermosura de los edificios, particularmente en su interior, y no en la rectitud de una calle. No se estraña en una población ver en una calle describir un ángulo en un punto cualquiera, mas si demasiado, mirar en cada esquina de manzana y en cada pieza de habitación, formar en un lado, un ángulo muy obtuso, y en otro muy agudo. Toda calle debería tener de ancho catorce varas, comprendiendo las dos banquetas que deben constar de dos varas cada una. Una calle de once varas, se le dará la banqueta una y media, y la de diez (que debe ser la mas angosta), la banqueta tendrá poco menos de una vara. Las calles deben ser rectas lo mas que se pueda, para cuyo fin se clavarán unos piquetes en el medio de ellas en toda su longitud, lo que debe servir de base para que de un lado y otro y á distancias iguales puedan los vecinos fabricar sus casas, poniéndose siempre en linea de las que sirven de modelo, ó de otras estacas que puedan clavarse de propósito en ambos lados.

Calles rectas y con banquetas altas. 16


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

Toda habitación ó cercado situado dentro de una calle, no estando esta bien delineada, no debe tumbarse con perjuicio de su dueño; porque no es culpa suya si la calle no esta bien trazada. Si por el contrario, una calle se halla bien delineada, y si el vecino posee en ella, ya sea una vivienda ó una cerca, no habrá por cierto derecho á reclamo si se manda demoler. En las calles que forman ángulos ó describen curvas, se medirán las manzanas que las forman para poder ponerlas en rectitud, si estas últimas se hallan despobladas. (Algunas calles describen unos ángulos ó curvas que, aunque aparecen en el terreno muy sensibles, no lo son en un plano de corta extensión, por ser la diferencia tan pequeña de no poderse distinguir ni trazar en un papel. Por este motivo no debe estrañarse que tal ó cual calle del plano no presente la vueltecita ó la curbecita igual á la que se distingue en el terreno. (Hago mención de esta circunstancia para los que no son inteligentes en materia de planos). Si para rectificar una calle se necesita demoler una habitación de valor, se respetará, cuanto se pueda por ahora la propiedad particular, si su posición no es muy entrante en la calle. Los vecinos cuyas viviendas dejan un vacío para la calle, se les invitará á ponerse en linea lo mas pronto posible, pero no se le podrá obligar á ello.

Los jacales deben estar en línea respecto a la calle

Los jacales es fácil mandarlos tumbar con muy poco perjuicio. Los vecinos que fueron obligados á ello se les remuneraran con admitirlos en la lista de exentos de servicios municipales por un tiempo determinado. 17


Ing. Manuel Humberto González Ramos

Todo jacal ó habitación vieja en el centro de la ciudad se debe mandar demoler, como asimismo las ventanas de madera, señalándose un tiempo prudente para el efecto, con el fin de que se eviten perjuicios en cuanto se pueda.

Gruesos tablones mantenían en su sitio las banquetas de ladrillo

Las cercas, sean de ladrillo ó de palo, sitas dentro de una calle, se tumbarán inmediatamente, y todo solar, debe, por el lado de la calle, estar cercado, con el fin de que demarque la misma calle. En esta clase de empresas, cuando trátese de corregir una falta grave, que han cometido otros, no debe pagar la culpa el inocente. Si la planta de la ciudad ha sido errada desde su fundación, y si hubo hasta ahora un descuido en delineamiento de las calles, ¿Que culpa tendrá el propietario si no ha colocado su vivienda en la verdadera linea que debe tener su calle? Enhorabuena si esta hubiera sido demarcada con piquetes ú otra señal que hubiese indicado el delineamiento; pero nada de esto existe, y solo si se advierte en casi todas ellas una confusion de viviendas sin regla, sin principios, sin orden, sin poder conocer, cual de ellas se halla, o no, bien situada, si no es por medio de un trazamiento de una base en medio de la calle; pero las mas veces, la misma base para nada sirve, por ser incierta, dudosa, porque las manzanas no conservan la misma igualdad; pues las que hay; unas son muy grandes, y otras muy pequeñas. Este mal es imposible ahora. Lo único que dicta el buen sentido y la razon, consiste en que se corrija actualmente lo defectuoso lo mejor que se pueda, teniendo en todos casos presente, que el obrar con severidad y rigidez por do quiera es cosa detestable, y que donde reyna la buena armonía existe la fuente mas segura, y es el mejor resorte para hacer florecer a una población. 18


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

o

_______ Capitulo 2. _______ _____ Nivelación _______ Para nivelar las calles, es decir, darles su regular declive, á bien de que las aguas en tiempo de lluvia no se estanquen y corran á reunirse en un punto señalado, se hace indispensable construir primero las banquetas, están son las que deben de servir de base para arreglar después las calles, formando los terraplenes y excavaciones que sean necesarias. La banqueta es, pues de primera necesidad que se construya inmediatamente en todas las calles de la ciudad, principalmente en donde haya habitaciones, después de haber delineado las calles.

La mitad de la calle estaba enladrillada frente a las Casas Consistoriales, ca 1867 19

Toda calle debe formarse de modo, que tenga su corriente en el medio ó en sus costados, para que desagüe las aguas llovedizas. Las calles de esta ciudad no admiten sino el primer modo de construcción, por el grave inconveniente que hay, de que no pueden empedrarse por falta de material, es verdad, que se podrían formar de ladrillo las dos corrientes, únicamente, pero tampoco no se puede efectuar esto, si no es que toda calle esté lo mismo: porque las corrientes tendrían muy poca duración por su pequeñez, á causa de la angustura de las calles, y pronto se obstruirían por el fango que arrastra el agua al tiempo de llover. Otra causa que impide también que se adopte el otro método, es el aumento de gastos que sufrirían las arcas municipales.


Ing. Manuel Humberto González Ramos

Estos son, pues los motivos que hicieron resolverse á dar la corriente á las calles en el medio de ellas. De este modo se consigue mejor éxito en la ejecución de la nivelación trazada y habría mas facilidad en cada crucero á las aguas para que tomen las direcciones que sean mas cómodas, y que están demarcadas en el terreno. Hay cuadras que tienen poco, ó diré ningún declive, á causa de que estas cruzan unas calles que sirven de base para el desagüe; y en este caso el declive se le dará á sus dos extremos, y esto se consigue con elevarlas un poco en su mitad. Se debe advertir que el individuo que se elija para la dirección de la obra de nivelación y para delinear las calles, debe ser de toda confianza, honrado y preferible el que tenga conocimientos teóricos al que reúna nada mas que las prácticas; porque la obra surtir á mejor efecto, ya sea respecto de su hermosura que por su duración y economía. La nivelación debe practicarse con mucho esmero, cuidando primeramente de que los instrumentos para nivelar sean exactos y que las operaciones sean siempre dirigidas por el mismo individuo encargado, ú otro que tenga los mismos conocimientos, si se ausentare ó faltare este. Los albañiles son los operarios mas á propósito para la ejecución de las obras de esta clase. Habrá, pues, para esta empresa un director, sobrestantes, albañiles y operarios.

Teodolito y nivel

El director tendrá á su cargo la inspección de todos los trabajos, promover cuanto sea útil y económico para su mejor ejecución, fijar las estacas que deben servir de base para el declive que se debe dar á las calles, arreglándose á las banquetas, y formar una nota de todos los gastos que se eroguen diariamente. Este individuo será elegido por el Y. Ayuntamiento; y disfrutará de un sueldo prudente por la responsabilidad que debe tener. Los sobrestantes serán nombrados por el director, y cuidarán de que los albañiles y operarios cumplan con sus deberes. Los albañiles son los que ejecutan la obra bajo las reglas que les dá el director. Estos serán pagados semanalmente. Los operarios pueden ser presidiarios, y estos se ocuparán de los trabajos materiales, como son, terraplenes, excavaciones, transportes, ect. 20


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

La mano de obra es la que mas se debe cuidar, porque de ella depende todo. Se debe, pues, en los terraplenes procurar comprimirlos cuanto sea posible, como asimismo, en las excavaciones, haciendolas rodar por largo espacio de tiempo el cilindro de que se ha hecho mención, mojando antes un poco el terreno para que, formando una especie de pasta, se haga por este medio mucho mas duro y sólido. Este terreno es muy á propósito para esto, particularmente cuando esta mesclado con ladrillo. Se debe tener mucho cuidado que en todo terraplén, no se eche basura ú otro material esponjoso, mas si que se forme de pura tierra escogida muy compacta y de ladrillo deteriorados. Para que toda calle se mantenga en buen estado, es indispensable atenderla cada vez que llueva porque se advierte entonces al instante la localidad que se debe componer, y esta operación debe ejecutarse por individuos elegidos de propósito el cabildo.

Notese la pasarela de madera para cruzar la calle

Las banquetas deben de hacerse por cuenta de los propietarios de fincas, respecto al centro de la ciudad ó parte poblada, y el arreglo de las calles á espensas municipales, como asimismo las banquetas de los parages despoblados. 21


Ing. Manuel Humberto González Ramos

El material mas económico para la formación de las banquetas, es el ladrillo, este debe ser de muy buena clase para que resista el agua; se coloca de canto por lo que respecta la linea interior, y en lo demas de plano con declive muy suave á la calle para dar corriente á las aguas pluviales. La nivelación que se práctica en las poblaciones d€ siempre origen á algunos perjuicios, por grandes que sean los esfuerzos que se adopten para evitarlos; y estos quienes lo sufren, son los vecinos dueños de aquellas habitaciones, cuyos pisos se van después ha encontrar muy bajos ó mas altos que las calles. Los primeros tendrán que levantar otros suelos nuevos, puertas y ventanas si quieren ponerse al abrigo de la humedad y ver sus casas colocadas sobre un pie decente; y los segundos cuidar la seguridad de los cimientos de las casas si no quieren esponerse á verlas arruinadas. Ese gran principio de que toda obra pública debe resultar en beneficio público, y de que ante este beneficio debe ceder el bien particular, es lo que he tenido por norma para trazar mis operaciones de nivelación; y después de un maduro examen, estudio y análisis del terreno, he venido á conocer que el mejor sistema que debe ponerse en práctica en esta ciudad, para evitar en todo lo posible dichos perjuicios y al mismo tiempo adquirir de un modo mas evidente la economía que se busca, es el que esta trazado con piquetes en cada crucero de la población; y en donde la calle presenta muy poco declive se hace preciso abrir unas cisternas como depósitos para recoger las aguas de lluvia; así es que el volumen de agua se reducirá en cada crucero de dichas calles á nulidad, y no habrá que emprender tantas excavaciones ó terraplenes, evitándose de este modo muchos perjuicios que resultarían de esta manera a los vecinos, ahorrando tiempo y gastos al Municipio. Dichas cisternas hechas a modo de pozo, deben ser de un tamaño equivalente al volumen de agua que pueda reunirse en ellas. En lo general pueden tener de dos á dos y media varas de diámetro y de cinco á seis de profundidad. Débense construir de ladrillo, de forma redonda, y cubiertas por la parte superior de una gran piedra, ó tapa de madera muy gruesa y sólida, y que solo deje abierto por debajo de ella un agujero. ó mejor agujeritos como colador por donde entre el agua. La nivelación general está fundada sobre reglas adecuadas al terreno, teniendo en consideración los edificios existentes; de modo que, para conseguir este orden de cosas, ha sido indispensable dar á varias cuadras, y también á algunas calles una dirección contraria de la que deberían tener, para desaguar sus aguas, ó tener que cambiarles de dirección solamente por un largo ó breve curso; así que ha resultado bastante complicada una nivelación, que de otro modo habría sido mas espedita y fácil, pero impracticable en esta ciudad; por motivos varios: 22


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

1.o Por ser los dueños de fincas casi todas pobres. 2.o Por falta de recursos al Municipio para pagar los perjuicios. 3.o Por estar, ya de por si, mal trazada la población. 4.o Por no poderse empedrar esta. Los verdaderos puntos en donde deben desaguarse las aguas de la ciudad son los Esteros y la Laguna Seca. El estero del norte debe recibir casi todas las aguas que vienen desde la calle que pasa por el lado oriental de la plaza de los Arrieros, entre el río y la calle del Puente; y las demás aguas, al poniente de dicha plaza, van por este rumbo á desaguarse en los bajos sitos entre el fortín Paredes y la Laguna. El otro estero, que llaman del sur ó de los Cuarteles, es el desagüe de los callejones que le son inmediatos y de las calles de las Ladrilleras. La Laguna recoge generalmente las aguas que bajan de N. á S. desde la calle del Puente.

En este mapa de 1847 se señala a La Laguna, y al estero de los cuarteles 23


Ing. Manuel Humberto González Ramos

El río, por tener la orilla elevada, respecto de O. y N. de la ciudad, ofrece muy poco, ó por mejor decir, ningún desagüe, y por otra parte, cualquiera excavación que se practicara en las inmediaciones, daría lugar en una de sus crecientes á una inundación. La nivelación de la Ciudad, para que no encuentre tropiezos, debe ejecutarse segun el orden de declive que va tomando cada calle, empezando á nivelar desde la Laguna, las que se estienden de S. á N. hasta la calle del Puente. La calle de Cárdenas, que va por el mismo rumbo, es la mas baja de todas ellas, y que reúne mas aguas; y esta empieza desde la plaza de los Arrieros. En seguida se nivelarán las de E. á O. que se hallan por la misma banda, por ser esta parte de la Ciudad de mas comercio. Como las actuales estacas que demarcan la nivelación general están destinadas nada mas que para indicar la altura que deben tomar las banquetas (oportunamente se fijarán las que deben después servir de regla para nivelar las calles), y para concluir toda esta obra se necesita algún Las estacas están clavadas, una opuesta á la otra, en los cruceros de las calles, al pie o dentro de las banquetas; y en donde no existen dichas banquetas, se encuentran en dos esquinas, ó ángulos de cada cuadra, conforme a lo estipulado. Debo advertir, que una parte de ellas se puede subir ó de una, dos, y hasta tres pulgadas, y si fuera necesario aun mas, cuando se tratara de salvar el perjuicio de una ó varias fincas de valor. (hablando de las calles de mayor declive). La persona encargada de la dirección de la obra de nivelación, una vez conocido el declive del parage en cuestión; tendrá obligación de equilibrar con mas escrupulosidad los daños que se sigan; pero débese en todo tiempo tener presente que, como dichas estacas no indican sino la altura de las banquetas, las calles por consiguiente deben estar mas bajas que ellas, para dar corriente a las aguas, y si las banquetas se encuentran ya demasiado bajas, particularmente las inmediatas á los esteros y á la laguna, seria dar lugar á que las calles se anegaran con el tiempo. Hay parages en la nivelación trazada, que se encuentran demasiado mas bajos que otros, si se atiende á la proporción de declive adoptada para los demas puntos de nivelación de una misma calle, cuyos parages parecen á la vista mal establecidos; pero si se examina las habitaciones que los rodean, y si se calcula el perjuicio que resulta, si se levantan dichos puntos, no deja por cierto lugar á duda. Los 24


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

perjuicios mayores son siempre dignos de tomarse en consideración mas que los menores. Por otra parte, no hay cosa que engañe mas a la vista que una nivelación, aun á la persona mas práctica en la materia; y nadie puede formar criterios, respecto de un punto de nivelación de un pueblo, si no se examinan todos los puntos que rodean el punto en cuestión: solamente de este modo se viene á conocer lo exacto, ó no, de una obra artística. La principal norma que ha guiado á los ilustres Mandatarios, al encargarme la nivelación de la Ciudad, ha sido de no perjudicar los edificios existentes; asi lo espera también el contrato. Hay otros parages, mas bajos todavía, que fuerza es levantarlos cueste lo que costare á los edificios allí existentes. Uno de ellos es el crucero del tendajo conocido con el nombre de Cárdenas. En este caso el perjuicio es irremediable.

Casas en el ejido El Soliseño

Como la nivelación total de la Ciudad va á cambiar de faz todas las banquetas, y como toda esta obra va á ser emprendida por los dueños de las fincas, una parte de ellos (hablando de los que ignoran la utilidad de una obra de esta clase), son otros tantos enemigos en la actualidad que gritan y critican, á cual mas, contra las autoridades y contra los empresarios, (así es la costumbre de toda obra pública), hasta tanto que se haya apreciada por el público la comodidad y hermosura de la población, y el aumento de valor de las fincas. 25


Ing. Manuel Humberto González Ramos

______ Capitulo 3.o _______ _______ Salubridad _______ Para que la Ciudad pueda disfrutar de buena salud, débese sobre todo respirar el aire mas puro y sano, y este, para que asi sea, debe contener 1/5 de oxigeno y 4/5 de azoe. Si estos dos agentes no están combinados de este modo, el aire no es ya sano, y puede poco á poco ser el germen de algun mal. El aire puro es el alimento de nuestra respiracion. Una de las cosas que mas producen la impureza de la atmósfera son las miasmas que exalan las aguas estancadas, particularmente en un pays caliente. Las inmundicias, los animales insepultos, toda putrefaccion son venenos miasmáticos, son el foco por donde manan con el tiempo las enfermedades epidémicas que afligen tanto al género humano. Estas enfermedades las produce un sin número de seres animados extremadamente pequeños, invisibles á la vista, y de distintas especies, entre los que se encuentran algunos muy venenosos, y estos son los que engendran el cólera asiático, tifo, ect. según la especie á que pertenecen. La experiencia nos enseña que en los payses en donde reyna el mayor aseo, retirado de las miasmas y de las aguas, jamas se ha experimentado epidemia alguna; y la epidemia igualmente nos dá á conocer, que siendo una epidemia ataca á un pueblo, hace siempre mayor estrago en los lugares situados á orillas de las aguas, que en los retirados de ellas, y mas en los pobres que en los ricos, á causa del aseo de estos últimos. Esta Ciudad adquiriría un clima sano y puro, y salvaría á muchas victimas si se adoptara lo siguiente:

Letrina o escusado de pozo

1.o Dar corriente á las aguas estancadas. 2.o Asear semanalmente todas las calles, patios y solares. 3.o Blanquear interior y exteriormente todas las habitaciones sucias. 4.o Transportar las basuras de la ciudad en un punto muy retirado de ella. 5.o Castigar con graves multas á los que echasen animales muertos en las calles, ó que los dejaren insepultos dentro ó fuera de la Ciudad. 26


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

6.o Cuidar de que las familias pobres tengan aseo y limpieza, y se preserven de la humedad, obligándolos á levantar el piso de sus habitaciones. 7.o Evitar todo mal olor que pueda emanar de sustancias en putrefacción. 8.o Cuidar sobremanera la clase de comestibles, vinos, licores, pan, carne y toda especie de vegetales que se expendan en la Ciudad. Muchos de ellos venenosos. Los vinos artefactos, los licores mal preparados los comestibles de mala clase, el pan revuelto con otra sustancia, la carne de un animal viejo, ect. son todos artículos de consumo que deben llamar la atención de las autoridades. El carbunclo deriva de la carne de un animal que al tiempo de matarlo se hallaba enfermo de este mal. Otras infinitas enfermedades emanan de los malos alimentos. o 9. Limpieza constante de los útiles que contienen agua potable. 10.o Prohibir la quemazón en la Ciudad de basuras ó toda otra sustancia que exhale mal olor. 11.o Prohibir la venta de remedios venenosos sin receta de un facultativo. 12.o Impedir el uso del mercurio, y que solo se pueda administrar por los facultativos en las enfermedades sifilíticas de gravedad.

Carretón para recoger la basura

27


Ing. Manuel Humberto González Ramos

______ Capitulo 4.o _______ _______ Ornato

_______

El ornato de una Ciudad es lo que tanto la distingue, porque de allí nace el comercio, la industria, la prosperidad y la riqueza de una población, y por ella se estima el mayor ó menor grado de cultura de sus habitantes. Todo pays que se conserve in status quo jamas tiene aprecio ni atractivos; por consiguiente si un pueblo quiere adquirir consideración y marchar por el camino del progreso, es menester que emprenda obras que tiendan € hermosear sus plazas, calles y todos los edificios públicos y particulares. La plaza principal nada tiene que apetecer. Las demás son las que son susceptibles de algunas mejoras, particularmente la de los Arrieros.

Plaza de Hidalgo en 1863

Las calles se deben componer, agrandar, rectificar lo mas que se pueda, sin perjudicar á los vecinos. Los edificios públicos se componen de la Casa Municipal, Cárcel, Parroquia, Escuela, Rastro de Carne, Cementerio y Puente. La Aduana, Cuarteles, Capilla, Correo, etc. son edificios que pertenecen a particulares por cuyo motivo no se hará mención de ellos. 28


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

La Casa Municipal debería tener un frontispicio que la distinguiera de las habitaciones particulares, quiero decir, que tuviera una gran puerta de entrada en el medio con columnato de orden dórico, que sus puertas y ventanas fueran mas elevadas y bien simétricas, y que el frente total llevara en su parte superior un trofeo ó emblema victorioso. A través de los años la fachada de las Casas Consistoriales o Presidencia Municipal, construida en 1831, fue modificada en en varias ocasiones. Se dan ejemplos de las más representativas.

1846

1868

1928 29


Ing. Manuel Humberto González Ramos

1934 Remodelación después del ciclón de 1933

1959 El edificio de 1831 fue demolido

1980 Nueva fachada después de ser incendiada en 1979

30


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

En la remodelación de 1995 se siguieron las recomendaciones de Nigra de San Martín, “ que

tuviera una gran puerta de entrada en el medio con columnata de orden dórico, que sus puertas y ventanas fueran mas elevadas y bien simétricas, y que el frente total llevara en su parte superior un trofeo ó emblema victorioso.. Sin embargo, en la parte superior se instalaron una campana y astabandera

s

.

Teniendo este arreglo, sus piezas interiores deben tomar una forma distinta, mirando siempre de acompañar con la comodidad, la duración y la economía. La cárcel debe situarse fuera de la plaza, y el local que sirve ahora con este objeto puede despues destinarse para cuartel. La parroquia es un edificio muy simple, no concluido aun. El culto divino carece de aquella protección y apoyo que se le debe dar. Le falta, pues, para su conclusión, parte de la fachada y parte de una torre, y en su interior carece de ventilación, por estar sus ventanas constantemente cerradas, cuando debieran continuamente abrirse en todas estaciones, menos en los días friso de invierno. El suelo debe ser de madera y no de ladrillo, por ser este último material muy frío, y por consiguiente dañoso en los días calientes. 31


Ing. Manuel Humberto González Ramos

La escuela es un edificio que va tomando diariamente mas hermosura y comodidad, merced á las reparaciones que se están haciendo.

La cárcel estaba adyacente a las Casas Consistoriales. En1950 se trasladó a un predio ubicado en las calle 21a. entre las de Morelos y de González. En el año 2001 fue demolida y sustituida por el CERESO 2 en el ejido Santa Adelaida

El rastro de carne es digno de encomio; y debe de evitarse una cosa muy repugnante á la vista y es las cercas de manzanas enteras construidas con cuernos de res.

El cementerio fue establecido en 1826

El cementerio se halla muy mal situado al S., por estar la Ciudad espuesta á este viento, que es el mas dominante. Su mejor posición es el O. retirado de la orilla de la población. El puente es obra sencilla, pero de mucha utilidad. Los edificios particulares deben estar en linea recta por el lado de la calle, y si se puede, también simétricos, es decir, que las puertas y ventanas disten igualmente unos de otros, y conserven igual altura. 32


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

_______ Capitulo 5o. _______ ______

Mejoras _______

Las que puede tener esta población son varias y todas ellas de interés no común. Hablaremos, pues, de algunas que se pueden poner en ejecución paulatinamente, sin esponerse á emprender de un golpe gastos cuantiosos. Por primero, se propone el proyecto de conducir el agua del río á la Ciudad por medio de caños de plomo. Cada plaza tendrá en su centro unos hermosos depósitos circulares, que se construirán de intento, para suministrar el agua potable á los habitantes. Esta se traerá desde la orilla del río, cerca del fortín Paredes, por medio de una bomba puesta en movimiento por una máquina de vapor, ó por mulas, ó molinos de viento. 2.o Abrir desde la orilla de la población, por la calle que va á Brownsville, un ancho camino en linea recta hasta el paso del río, el cual se dividirá en tres partes, la del medio será para ruedas. (que después se construirá de fierro por empresa de los mismos tenedores de carruages destinados en este tráfico), y los dos al costado se destinarán para la gente de á pie, todos cubiertos por corpulentos árboles de mucho sombrío, con sus respectivos fosos. 3.o Que en ambos lados de este camino se repartan solares para habitaciones. 4.o Desaguar los esteros por medio de un canal ó acequia que se abrirá por la parte de rio abajo, en un punto endonde el rio amenaze la orilla opuesta. En esta obra se debe tener presente, que el desagüe debe efectuarse en tiempo de seca, y una vez conseguido el objeto, se sierran unas puertas que se formarán de gruesa madera que resista el agua, encajadas en unas grandes pilastras del mismo material, puestas estas verticalmente y clavadas con atravezaños horizontales á corta distancia del rio, para impedir que este vuelva en su creciente á llenar otra vez los Esteros. Ahora, si en una corriente muy abundante, el rio sale fuera de su caja, é inunda la orilla de la Ciudad, los esteros se llenarán por consiguiente otra vez; pero con abrir las puertas, de que se acaba de hacer mención, volverán á desagüarse inmediatamente tan luego que el rio disminuya, y la obra que se hizo desde un principio, servirá para siempre, con tal con que se mantenga limpio el canal; y como son raras las épocas de una fuerte inundación, por este motivo se hace mas importante una empresa, que tiene por objeto evitar á la vecindad la causa que le origina unos miasmas que le son fatales.. 33


Ing. Manuel Humberto González Ramos

Adquirir un terreno, que cedido en renta para ser cultivado, proporciona fondos al Municipio, y por ultimo, aumentar el ornato á la Ciudad. 5.o Erigir un hospital civil por suscripcion en todo el Departamento, y por medio de fondos que puedan crearse para el efecto. Debiendo el establecimiento estar provisto de botica, la cual proporcionará con su despacho fondos para su sostén. 6.o Levantar un edificio para colegio, endonde se enseñe la jurisprudencia, medicina, cirugía, arquitectura; (comprendiendo esta la agrimensura), matemática, dibujo lineal é idiomas Francés é Inglés. Este edificio podrá ejecutarse poco á poco, es decir, a proporción que se vayan reuniendo fondos para ello .

El Gobierno por su parte; todo lo que le permitan sus circunstancias, el Y. Ayuntamiento y los principales vecinos, padres de familia, deben cooperar para llevarlo á efecto. El Ayuntamiento podrá ademas adquirir fondos por medio de loterias de edificios para particulares, que el mismo mandará á construir de propósito. Un colegio es obra digna de la mayor protección, por ser en alto grado muy honroza á un pays civilizado. Dirijase una simple mirada, desde esta Ciudad al otro lado del río, y pronto entrará en todos los ánimos el amor y entusiasmo para los establecimientos de esta clase, pronto se disiparán todas dificultades que pudieran alegarse para no llevarlo á efecto. Aquella es obra de un solo hombre. Nada se opone al hombre si el quiere. La apatia y la indiferencia adquiridas por costumbres antiguas, y por un no sé que, quieren colocar algunas veces á los mortales en la misma esfera en que nació, y obligarles á no salir de élla. Dejar las cosas como están, es el dicho común cuando se forma algún proyecto de adelanto. El siglo en que vivimos es el siglo del verdadero progreso por donde dirija uno sus ojos, por doquiera encuentra grandeza, magnificencia, encanto, maravillas, y Ý porque estamos nosotros condenados á ser olvidados de los demás ! ¿á ser mirados como hombres tímidos y estacionados? cuando podríamos ser la gloria y la envidia del mundo entero. ¿Nos faltarán acaso recursos? ¿Nos faltará talento? Eso si que no. Las riquezas están en nuestras manos, el talento brilla por doquiera que se prepara la instrucción. Si no, diganlo los grandes colegios de matemáticas de Francia y los de pintura de Roma, y entonces muy pronto se disiparán aquellos temores. Otras varias mejoras que vamos a proponer, son también de mucho interés para dar impulso á la Ciudad, y son 1.o Una lonja ó sociedad mercantil formada por subscripción entre el comercio y 34


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

principales individuos, provista de obras de instrucción y de periódicos del pays y extrangeros. destinadas al fomento del comercio, en la que cada domingo se formarán tertulias 2.o Una plaza para corrida de caballos, que servirá también para circo, elegantemente hecha de ladrillos con asientos de madera, cuyos palcos estén al abrigo de las intemperies. 3.o Formación de una compañía de aficionados para cursos de representaciones dramáticas. Todas estas diversiones deben tener por objeto, no tan solo dar mas impulso á la Ciudad, mas también hacerla mas amena y alegre, formar mas compacta la unión de los vecinos, inspirar en sus ánimos el amor á las empresas, y proporcionar distracción á las gentes; lo cual libertará de incurrir en vicios. Estas indicaciones, creo serán bastantes para dar una idea rápida de las mejoras que pueden adoptarse en esta Ciudad, mejoras grandes, todas ellas de la mayor importancia, para su aumento y adelanto. Ahora, para que estas consigan el brillo que se apetece, y que dén mas impulso al comercio, no puedo pasar en silencio un asunto de mucha trascendencia, que es la baja de aranceles. Si Matamoros no se pone casi á nivel con su vecino no podrá esperar jamas el adelanto que apetece. Es pues obligación muy importante de las autoridades hacer al Gobierno Supremo de la nación, patente semejante asunto, y el gobierno nada pierde si accede á ello; porque no es posible que las aduanas sufren con la baja de aranceles en los payses endonde reyna por doquiera el contrabando, por grandes que sean los esfuerzos de los Resguardos para impedirlo. La nación debería, pues, ponerlo en práctica si fuera nada mas que para un ensayo., hasta un tiempo determinado. Obrando asi se satisfacé á toda la nación, se complace sobremanera á los pueblos marítimos, y si los resultados no corresponden al buen éxito, la nación calla entonces muy contenta y resignada, bendiciendo al Gobierno, y el Gobierno entonces con mas apoyo que nunca se hará mas fuerte y duradero. Conclusión Antes de concluir, debo llamar la atención sobre un punto que, sin duda alguna, es el mas interesante, y sin el cual cualquier obra que se haga en beneficio publico ó particular, cualquier empresa por útil que sea, nunca podrá estar bien cimentada, si no se adopta lo que voy á proponer, y es lo siguiente: : 35


Ing. Manuel Humberto González Ramos

Esta Ciudad se halla, respecto de su situación, muy poco, ó diré mas bien, nada segura, si no se atiende á defenderla, en cuanto se pueda, de una fuerte creciente del río. Por do quiera que uno dirija sus miradas vé el peligro. No se ignora que este lugar ha sido repetidas veces inundado en sus orillas, y cualquier individuo que tenga conocimientos de geología no puede negar que este terreno ha sido formado por el rio, hecho y deshecho, ya por aqui, ya por allá, lo que sucede en todo terreno de aluvión. El parage mas temible para la Ciudad, y que puede traerle mas pronto consecuencias fatales por dos causas, se halla a cortisima distancia mas arriba del fortín Paredes: la primera por ser el terreno en dicho punto arenoso como en otros, y á la cabeza de la Ciudad; y la segunda por recibir alli toda la fuerza de la corriente por el ángulo tan agudo que forma el río.

Ahora, como por desgracia, la misma disposición ó clase de terreno se extiende por do quiera, como lo manifiesta su misma superficie y las escavaciones practicadas en todas direcciones de la Ciudad, esta puede ser entregada fácilmente con el tiempo á una calamidad completa, ó ser destruida poco á poco; ó de golpe si el rio se abre allí„ paso por la Laguna, y entonces la Ciudad se volverá Norte Americana. Esta profesía no esta fundada sino en principios de la misma experiencia. La Ciudad de Matamoros ha presenciado en un corto espacio de tiempo grandes mudanzas del río: lo he visto, hace muy pocos años, retirado del mismo fortín, y ahora parte de él se halla ya destruido: lo ha visto por la 36


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

banda del E. correr á distancia de una milla de la Ciudad, y actualmente este ya amenazando su orilla, faltándole muy poco para que vuelva otra vez á ocupar su antigua cama, que es el estero, cosa que sucederá muy pronto por ser allí el terreno demasiado arenoso. No se debe, pues, esperar á que aparesca el infortunio para empezar € discutir el modo de ponerle remedio. ¡Cuantas poblaciones después de un largo transcurso de años han sido de repente victimas de una inundación, por un mero descuido de los que podían salvarlas cuando era tiempo! Sabinas Hidalgo del Depto. de Nuevo León es una de ellas. El agua es un elemento mucho mas temible, mas traidor y mas fuerte que el fuego, por consiguiente es necesario tenerle mas miedo, mucho recelo, estar con cuidado con ella. El agua es como la seca. Hay en el transcurso del tiempo épocas en que esta última se hace interminable, y hay otras de copiosas lluvias. Una seca, que aqui no tiene ejemplo, se experimentó en estos últimos años aun sigue todavía. Tiempo vendrá, y muy pronto sin equivocarme en que aparecerán grandes aguaceros, que originaron espantosas inundaciones. La Ciudad de Matamoros se gloriará entonces de haberse salvado, si desde ahora empieza sus obras de salvación. Toda población situado en plano sobre un terreno de aluvión, rodeada de agua y sin defensa, tarde ó temprano debe ser victima de una fatal catástrofe. Si Matamoros quiere asegurar su bienestar y sus fincas debe ahora, lo vuelvo a repetir, proyectar el modo mas conveniente y económico de ponerse al abrigo de una inundación.

Varias épocas cuenta, pues, esta Ciudad desde su fundación, es decir, en el corto espacio de años, de haberse inundado sus orillas. Últimamente (el año de 1846), los habitantes fueron alarmados, á causa de que las aguas penetraron casi al centro de la población; pero afortunadamente el alarma no era grande, porque la población estaba entonces muy limitada; pero si llegara hoy dia semejante apuro........ ¡Cuantas maldiciones se fulminarían por toda la población sobre ...sobretodo contra el que suscribe, por no haberlo manifestado. Las épocas de inundación no se pueden olvidar, débense tener presentes cada vez que se reuna la masa representante del pueblo, hasta que se desvanesca todo temor por las obras de defensa que se hayan construido. Si esta masa duerme, ella será responsable ante Dios, por las victimas á que dió lugar. 37


Ing. Manuel Humberto González Ramos

Para conocer esta clase de obras, débense examinar los puntos endonde el rio sale en sus mayores crecientes fuera de su caja, los que no pueden resistir á su choque, y los que son susceptibles á darle paso. Una vez analizados dichos puntos, se estudia el modo mas á proposito y menos costoso para asegurarlos por medio de materiales, que colocados en la misma orilla ó echados al pié de ella en la mera caja del rio, como son: ladrillos, mesquites con sus ramas, ébanos y toda otra sustancia pesada que resista el agua, se consigue por este medio que este material penetrándose en el terreno, forme una resistencia tal, capaz de obligar á la corriente á cargarse inmediatamente sobre la orilla opuesta. En los terrenos bajos se deben practicar escavaciones, endonde mejor convenga, para dar corriente á las aguas que pueden allí reunirse en tiempo de lluvia. No hago aquí mención de las calles de la Ciudad que fueron anteriormente inundadas, por lo bastante conocidas por todos los vecinos, y solo diré, que estos accidentes siempre traen consigo calamidades mas grandes, pero no difíciles de prevenir. No hay mas que leer algunas páginas de la historia para estremecerse de los males que por un mero descuido ó tenacidad de un solo hombre ha causado una inundación á tantos infelices; y de las grandes dichas que disfrutó el pueblo que ha sido prudente y cauto, por haber tenido la felicidad de que el gefe que lo administraba fuese también cauto y prudente. Basta lo espuesto para que el hombre menos inteligente y práctico en la ciencia respectiva conosca cual es el partido que debe tomarse en los diferentes puntos que he tocado ligeramente, reservandome, dar las esplicaciones que me pidan sobre los que se crean mas convenientes. Con una simple meditación sobre los remedios que propongo se conocerán sus ventajas y conveniencias. He querido adoptar en la esposicion el lenguage mas claro y comun absteniéndome del técnico, para que sea fácilmente comprendido. Por lo tanto, solo me resta el deseo de que mis escasos esfuerzos sean del agrado de la Y. Corporación y de los amantes de la Yl. Ciudad, y con esto quedará mi ambición satisfecha. H. Matamoros Mayo 30 de 1854 Sant .o Nigra de S. Martín 38


MATAMOROS FUTURO Aテ前 DE 1854

capitulo 3 Comentarios al o

Capitulo 5. de la Relaciテウn y plano de la ciudad

La Capilla

39


Ing. Manuel Humberto González Ramos

Hay quienes consideran que reconstruir la historia es un encuentro con nuestras raíces, con nosotros mismos, y que tiene la virtud de que se aumente nuestra autoestima. Algunos otros piensan que el conocimiento de la historia de las calles, de los barrios por donde uno transita regularmente es como descubrir parientes lejanos. La historia nos provee de identidad al acercarnos a lo que somos, a lo que nos hermana como parte de una ciudad, región o país. En el caso de la Relación que se ha descrito, creo que si a partir de 1854 los sucesivos Y. Ayuntamientos de Matamoros hubiesen tenido el atrevimiento y los recursos necesarios para llevar a cabo todas las propuestas de Mejoras que hizo Santiago Nigra de San Martín, es probable que hoy a inicios del siglo XXI, la ciudad y sus habitantes tuviesen una idiosincrasia diferente y mejor. Para averiguar cuando se realizaron algunas de las Mejoras, por años he hurgado los viejos documentos y amarillentos periódicos resguardados en el Archivo Histórico de la ciudad. Basado en la información que encontré, hago a continuación una serie de comentarios a las Mejoras:

Por primero, se propone el proyecto de conducir el agua del rio á la Ciudad por medio de caños de plomo. Esta se traerá desde la orilla del rio, cerca del fortín Paredes, por medio de una bomba puesta en movimiento por una máquina de vapor, ó por mulas, ó molinos de viento. El ministro de Fomento del Imperio de Maximiliano de Habsburgo, ingeniero Luis Robles Pezuela, expone en su informe de trabajo Memoria de Fomento 1865, que “La escasez de agua potable en la ciudad de Matamoros me decidieron cuando estuve allí con la investidura de Comisario Imperial, a autorizar al Ayuntamiento para que, procurándose los recursos pecuniarios que el mismo cuerpo propuso, estableciese un acueducto subterráneo a fin de introducir las aguas del río Bravo, elevándolas con una máquina de vapor a 10 metros, para que lleguen a los segundos pisos de las casas. Sin embargo, con todo y que Robles Pezuela manifiesta en dicho informe: “yo personalmente me ocupé de los pormenores del proyecto y del pedido a los Estados Unidos”, y que cierra el tema tributándoles reconocimiento al alcalde de Matamoros, Manuel Reyes Apresa, a D. Dimas Torres y al doctor McManus, “por el ardor y buena voluntad con que abrazaron este proyecto de mejora”, no hay vestigio físico, ni referencia alguna en los archivos, que este plan de “acueducto subterráneo” se haya concretado. Es probable que los magros recursos del municipio se hayan destinado a mejorar a las fortificaciones de Matamoros (de lo qué si se tiene evidencia), ante los constantes ataques de las fuerzas republicanas. 41


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

En junio de 1866 los imperialistas abandonaron la plaza y este proyecto de introducción del agua potable quedó en el olvido. El servicio de distribución del agua a los domicilios continuó siendo proporcionado por los denominados “piperos” o “barrileros”. La población también se proveía del agua de norias y aljibes, que había en la mayoría de los hogares y en sitios públicos como la Cárcel que estaba en la parte interior del Palacio Municipal, el Parián, los hoteles y en el rastro de la ciudad. En norias, aljibes y barriles, se almacenaba el agua de lluvia que se colectaba en los techos de las casas. Patio y aljibe en la cárcel municipal

Es un hecho bien documentado que los matamorenses del siglo XIX, eran muy limpios en sus personas. Era una escena común ver a familias enteras bañarse en la ribera del río o en los esteros. Había un sitio señalado para este propósito en la ribera del rio, en el cual los caballos, m u j e r e s y hombres tenían asignado su lugar, en ese orden, corriente abajo del río. 42


Ing. Manuel Humberto González Ramos

Había un sitio señalado para este propósito en la ribera del rio, en el cual los caballos, mujeres y hombres tenían asignado su lugar, en ese orden, corriente abajo del río. Transcurrió el tiempo, y el 10 de febrero de 1912, el coronel Eleuterio Reyna García, hizo una solicitud al Ayuntamiento para "establecer unos depósitos de agua" (cerca del río Bravo, por la calle Ocho), con fines comerciales, la cual fue aprobada. En esa misma sesión los señores Manuel García Treviño, Emilio J. Puig y Manuel Escamilla, solicitaron una concesión para la entubación y abastecimiento de agua potable en esta ciudad. Según consta en el Acta de Cabildo

Sesión ordinaria del sábado 10 de febrero de 1912. Presidencia del C. Dr. Alfredo Pumarejo. A las 6 p.m. dió principio la sesión con asistencia de los Sres. F. Schreck, Hernández, Labausat, López, Cárdenas (hijo), Pérez, García, Gárate, Sáenz González, Perciviche y Lic. Pérez. Leída el acta de la sesión anterior celebrada el 27 del pasado enero, se sometió al debate y sin él fue aprobada. En seguida la Secretaría dio cuenta con lo siguiente: Con un oficio del Gobierno del Estado acusando recibo del corte de caja General practicado por la Tesorería Municipal con motivo del movimiento de caudales habido en el año que terminó el 31 de Diciembre ppdo.= Archivo. Con otro ídem de igual procedencia que el anterior transcribe una nota del C. Juez del Registro Civil de esta Ciudad en la cual participa que se pondrá especial empeño en el aseo del panteón. De enterado. Con otro idem del Director del Hospital Civil remitiendo los documentos que previene el Artí. 41 del citado establecimiento. Pasen a la Comisión de Hacienda para su revisión. Con una nota del Superintendente Interino de las Líneas Nacionales participando que en el plazo fijado por este R. Ayuntamiento se presentará a arreglar los asuntos para los que ha sido citado. De enterado. El C. Federico de la G. Ramírez acepta el cargo de Pro-Secretario en la Junta de Mejoras Materiales. Archivo. 43


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

Con una nota del C. Comandante de la Gendarmería Municipal en la que comunica a este R. Cuerpo que ha recibido varias quejas en contra del Gendarme de a pie Eusebio Picazo. Destitúyase del cargo que desempeña. El Alcaide de la Cárcel Pública, Sr. Miguel Garza Ramírez hace formal renuncia de su empleo. Aceptada y dénsele las gracias. El C. Eleuterio Reyna solicita permiso para establecer unos depósitos de agua y expender el líquido a los "aguadores" de la ciudad dando gratuitamente el agua para todos los establecimientos del municipio. Como lo solicita y dénsele las gracias por el obsequio. Los señores Manuel García Treviño, Emilio J. Puig y Manuel Escamilla, solicitan una concesión para la entubación y abastecimiento de agua potable en esta ciudad, bajo las bases que adjuntas remiten a su solicitud. Pase la solicitud y bases al estudio de una Comisión que se formará por los señores Lic. Pérez, F. Schreck y Perciviche. El C. Manuel Garza González solicita el vacante puesto de Alcaide de la Cárcel Pública de esta ciudad.= Como lo solicita. El C. Alberto Hinojosa solicita el empleo de Alcaide de la Cárcel Pública de esta ciudad. No ha lugar a lo que solicita por estar ya cubierta la plaza. Los vecinos de la sección 15ª solicitan se nombre recaudador de contribuciones de aquella sección, al C. Eugenio de la Rosa.= Como lo solicitan. El C. Presidente interpeló a las Comisiones para que dieran cuenta con sus cometidos. La de Ornato y Mejoras Materiales informó que se están arreglando con toda actividad las calles que dan acceso al cementerio. Acto continuo se acordó aumentar a dieciséis centavos la suma de trece que percibía cada preso para su alimentación. Se acordó nombrar 1º vocal de la R. Junta de Instrucción Pública al C. Dr. Antonio G. Padilla en sustitución del Sr. José Arrese.

44


Ing. Manuel Humberto González Ramos

Se acordó comunicar a los vecinos de las secciones foráneas la obligación que les impone el art. 158 del Bando General de Policía. Y no habiendo otro asunto de que tratar se levantó la sesión a la que no concurrió el Sr. Sada por enfermedad. Dr. A. Pumarejo A. C. Perciviche F. Schreck Alejandro López E. Cárdenas hijo Isidoro Pérez Baltazar G. García Raúl Gárate Miguel Sáenz González Eufrasio Pérez M. Espinoza. A resulta de este acuerdo, se abrió una zanja por la calle ocho para tender la tubería de hierro de cuatro pulgadas, desde los depósitos que se tenía a la orilla del río hasta la calle general Manuel González, en donde se instaló un hidrante para surtir el preciado líquido a los usuarios del centro de la ciudad y a los aguadores. Por contrato con el Ayuntamiento se suministraba de manera gratuita a las escuelas, instituciones públicas y de caridad, a las fuentes de ornato de la Plaza y al aljibe que estaba en el Palacio Municipal. La solicitud hecha por los señores Manuel García Treviño, Emilio J. Puig y Manuel Escamilla, contó con la autorización del Congreso del Estado, a través del decreto 132 expedido el 2 de enero de 1913 “Conforme a las bases presentadas por los

solicitantes y reformadas por el R. Ayuntamiento, con la condición indispensable de que los concesionarios paguen la contribución de escuela que corresponda al capital que inviertan”. El 28 de enero de 1926, en las actividades para celebrar el primer Centenario de ostentar la ciudad el nombre del generalMariano Matamoros, se incluyó la inauguración de una "fuente higiénica" en la Plaza de Hidalgo por el Gobernador de Tamaulipas Lic. Emilio Portes Gil y se inicia la construcción de las dos primeras redes de distribución del agua, siendo presidente municipal don Jesús María Cárdenas. 45


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

La inauguración, de las dos primeras redes de distribución de agua, incluyendo dos lagunetas de almacenamiento y sedimentación y dos casetas para el bombeo del agua que fueron construidas en terrenos adyacentes al puente del ferrocarril, se hizo el 8 de abril de 1927, tocándole a don Valentín Ramírez hacerla – los alcaldes en ese tiempo duraban un año en su cargo-. Desgraciadamente, don Valentín Ramírez muere en funciones el 31 de mayo, y es sustituido por don Alfonso C. López para terminar la administración municipal de 1927. En su informe de trabajo don Alfonso tuvo el gesto por su trascendencia histórica, de incluir el informe, que a su vez le presentó don Salvador Cárdenas, encargado de instalar las primeras redes de distribución del agua, y quien había sido Alcalde de Matamoros en 1920. Don Salvador Cárdenas, concluye su informe con esta declaración: En su informe de trabajo don Alfonso tuvo el gesto por su trascendencia histórica, de incluir el informe, que a su vez le presentó don Salvador Cárdenas, encargado de instalar las primeras redes de distribución del agua, y quien había sido Alcalde de Matamoros en 1920. Don Salvador Cárdenas, concluye su informe con esta declaración: “El establecimiento de esta importante mejora en esta ciudad, hace época en la Historia de Matamoros, tanto por la necesidad de este líquido tan imprescindible en la vida diaria, asi como completada su obra dará futuros rendimientos al erario municipal, que servirán de base para mejoras importantes”. Aún hoy día, el servicio de proveer agua por tubería a la población no ha llegado a todos los hogares, a causa del rápido crecimiento poblacional. Todavía se utilizan los llamados "piperos" para distribuir el agua para consumo domestico. Las modernas "pipas" son grandes tanques de acero o plástico, montados en vehículos automotores. A pesar de este avance tecnológico, hay quienes todavia transportan el agua para su venta a domicilio, en uno o dos tambores de 200 litros de capacidad, metálicos o de 46


Ing. Manuel Humberto González Ramos

polietileno, instalados sobre carretas de tracción animal. Pero eso si, en lugar de ruedas de madera utilizan modernos neumáticos, que aligeran un poco la carga a la pobre bestia.

Pipero, en julio del 2008

2.o Abrir desde la orilla de la poblacion, por la calle que va á Brownsville, un ancho camino en linea recta hasta el paso del río. Durante la guerra de los Estados Unidos de América contra la Nación Mexicana (1846-1848), cuando el ejército norteamericano aún estaba en posesión de Matamoros y antes que se firmara el Tratado de Paz en febrero de 1848, se construyó bajo la dirección de Mr. William Chapman (Alcalde de Facto), un camino que partiendo de la calle del Cesar (actual calle Sexta, 6.a) llegaba hasta la margen del río Bravo, en donde se estableció un cruce llamado posteriormente de Santa Cruz, para comunicar a Matamoros con el Fort Brown, alrededor del cual surgió un caserío que hoy es la ciudad de Brownsville, Texas. Pronto el pueblo la apodó "Calle de los americanos". Consultando el mapa de Matamoros de 1865, se puede observar que este camino daba un rodeo por la ribera norte del estero del Bravo, siguiendo un trayecto similar al de la Avenida general Álvaro Obregón actual. 47


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

En el mismo mapa de 1865, se muestra al este del estero del Bravo, el “Nuevo camino para Santa Cruz”, que iniciaba en la calle de Abasolo y seguía un derrotero parecido al de la hoy calle Tamaulipas, hasta llegar a Santa Cruz. Este camino estaba construido a un nivel alto y libre de inundaciones, ya que el agua pluvial escurría hacia los esteros. En nuestros días se tiene la experiencia que la Ave. Álvaro Obregón se inunda cuando las estaciones de bombeo no pueden desalojar rápidamente el agua llovediza de la colonia Jardín. Aunque algunos pueden argumentar que la calle Primera también se encharca, esto se debe a que los dos esteros y el canal que los comunicaba se han aterrado. Dificultando así el drenado del agua. Esto sucede a pesar de la tubería que se instaló recientemente para desaguarlas hacia el cauce del río Bravo.

48


Ing. Manuel Humberto González Ramos

“el cual se dividirá en tres partes, la del medio será para ruedas. (que despues se construirá de

fierro por empresa de los mismos tenedores de carruages destinados en este tráfico), y los dos al costado se destinarán para la gente de á pie, todos cubiertos por corpulentos árboles de mucho sombrío, con sus respectivos fosos”. Con el decreto No. 67 del Gobierno del Estado de Tamaulipas, y siendo Gobernador el C. Servando Canales, en junio 21 de 1871 se autorizó al C. Domingo López de Lara, construir y establecer un ferro-carril urbano, Matamoros-Santa Cruz, partiendo de la plaza principal para terminar en la garita de Santa Cruz. En donde se construirían los edificios de madera con techos de tejamanil, para las oficinas de la administración, almacenes, caballerizas, taller de herrería y las habitaciones para los empleados.

Estación de tranvías y Garita de Santa Cruz

Modelo de tranvía de mulitas 49


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

Se sembraron altos árboles en ambos lados del trayecto de las vías férreas y en la margen del río una frondosa alameda, la cual era un paseo predilecto de los matamorenses.

50


Ing. Manuel Humberto González Ramos

De acuerdo al plano de la Estación de Santa Cruz, en 1876 se contaba con una fábrica de hielo que anteriormente había estado establecida en el de Puerto de Bagdad, Tam. y que fue la primera de su tipo en todo el continente americano. Para lograr el enfriamiento necesario para congelar el agua se utilizaba una peligrosa y tóxica mezcla de amoniaco y salmuera. Años más tarde la maquinaria fue vendida a una compañía de San Antonio, Tx.

Este medio de transporte con rieles de fierro de vía angosta y carros halados por mulas o caballos, fue inaugurado el 16 de marzo de 1873. El cobro por el transporte de pasajeros en primera clase por persona; 8 cs, en segunda 5 cs, por bulto de 8 a 6 arrobas; 12 cs. de 2 a 6 arrobas; 6° cs.,de 1 a 2 arrobas; 3° cs.

51


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

Entre 1923 y 1926 los carros con carrocería de madera que eran halados por caballerías, fueron reemplazados por autovías con motores de combustión interna.

Por la calle 6a. instalando rieles de mayor calibre para el transito de autovías, en 1923

A pesar de este esfuerzo para modernizarse, la compañía del transporte urbano Matamoros-Santa Cruz cesó de operar en c. 1930, debido a la fuerte competencia que le hicieron los cada vez mas rápidos automóviles.

Moderno autovía en la estación de Santa Cruz 52


Ing. Manuel Humberto González Ramos

3.o Que en ambos lados de este camino se repartan solares para habitaciones. En el plano de 1936 elaborado por el Sr. Alfredo C. Ledezma, Ingeniero de la Ciudad, el área de terrenos baldíos aledaños a los caminos que iban a Santa Cruz se muestra con el nombre de Colonia Buenos Aires, la cual estaba en proyecto. En este plano ya no se muestra el trazo de la vía de ferrocarril urbano.

Iniciando en 1942, a lo largo del antiguo trazo del ferrocarril urbano, hoy Avenida Álvaro Obregón, la empresa "Urbanizadora de Matamoros" integrada por los señores D. Prisciliano Elizondo, D. Julio Galván, D, Tomas Williams, y D. Rubén A. Martínez, fraccionó para su venta en lotes, los terrenos comprendidos entre el poblado de Santa Cruz y Matamoros. Desgraciadamente, incluyeron la porción norte del estero del Bravo, sin haber ejecutado los trabajos de relleno, nivelación y drenaje necesarios para prevenir las inundaciones cuando la lluvia es torrencial en lo que hoy es la colonia Jardín. 53


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

Durante la década de 1940 se repartieron los terrenos

4.o Desaguar los esteros por medio de un canal ó acequia que se abrirá por la parte de rio abajo, en un punto endonde el rio amenaze la orilla opuesta. La propuesta de desecar los esteros tenía el propósito de eliminar las mal olientes aguas estancadas y combatir la proliferación de los mosquitos causantes de la fiebre amarilla o paludismo.

Panorámica de un estero al sur de la villa de Matamoros, ca. 1828 54


Ing. Manuel Humberto González Ramos

Sin embargo, con el tiempo se ha demostrado que la recomendación de desecar los esteros fue contraria al bienestar de la población. A partir de la cuarta década del siglo XX con el progresivo crecimiento de la ciudad, los esteros fueron paulatinamente "urbanizados". Con esto quiero decir que sobre los antiguos lechos de los esteros se pavimentaron calles y se construyeron edificios. El agua de lluvia sigue acumulándose en las partes más bajas de esas áreas.

En esta vista de 1940 se ven los esteros denominados de Los Cuarteles, del Bravo, Laguna de Matamoros, de San Pablo, otro más pequeño cerca del Puente Nuevo, agua acumulada entre la vía del ferrocarril y la calzada Álvaro Obregón.

El estero de San Pablo localizado al noroeste de la ciudad fue parcialmente cubierto con casas y pavimentos. Una gran parte de este cuerpo de agua se modificó para ayudar a controlar las frecuentes avenidas del rio, llamándosele Control No. 3. Actualmente en ese lugar hay una laguneta de sedimentación del agua que se extrae del río Bravo, administrada por la Junta de Aguas y Drenaje (JAD).

55


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

Laguneta de reserva y sedimentación de agua, y el canal del Soliseño

Una situación similar sucedió en 1950 cuando el Sr. Francisco Ramírez, vendió 80 hectáreas en 80,000.00 pesos a D. Amador Garza González (quien falleció el 14 de septiembre de 1952). Este terreno situado al sur de la ciudad, era la parte mas honda y extensa de la Laguna de Matamoros, mencionada por Nigra de San Martín para recibir las aguas llovedizas. Un sondeo hecho en 1847 por M. A. Haynes del ejército de ocupación de los EE.UU., dio una profundidad de 4 pies. Este terreno, antiguo lecho del río Bravo fue fraccionado en lotes para su venta. La constructora Brown & Root hizo los trabajos de "urbanización" de lo que hoy es la colonia San Francisco. Desgraciadamente, los incautos compradores fueron condenados a sufrir para siempre innumerables molestias y graves pérdidas materiales, por las periódicas inundaciones del gran estero que todavía existe, pero que ahora se encuentra pavimentado. La historia se repite en 1958 con la urbanización del ejido agrícola Buenavista, por el residente de la Ciudad de México, Lic. y Prof. Juan Torres Vivanco, amigo personal del Presidente Miguel Alemán Valdez, quien influyó para que este señor consiguiera el "negocio" de crear la colonia Buenavista. Los pobres colonos están expuestos a ver como inevitable y que periódicamente, el agua de lluvia se introduzca a sus hogares.

56


Ing. Manuel Humberto GonzĂĄlez Ramos

La colonia Buena Vista fue planeada cuidadosamente

En 1980, se vuelve a cometer el mismo tipo de error, aunque mejor es llamarlo crimen, con el fraccionamiento Los Sauces, lugar hacia donde escurren las aguas pluviales de las otras dos colonias antes mencionadas, causando inundaciones aĂşn mas severas, como las ocurridas en 1992 y 1996 y en el 2010.

Toneladas de basura obstruyen las tuberĂ­as de drenaje 57


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

Por ambición e ignorancia en Matamoros nos quedan únicamente cinco esteros en el área urbana. En Brownsville, Tx. no se cometió el error de desecar y urbanizar los esteros, actualmente cuentan con 21 resacas (así le llaman ellos a los Esteros) naturales y artificiales, muchas interconectadas con canales. Las resacas sirven para almacenar agua y para evitar o regular las inundaciones, encausando hacia ellas las aguas llovedizas.

Escenas en el Estero del Fort Brown, se distingue la estructura del Puente Nuevo

Para evitar inundaciones en Matamoros, o al menos poder desalojar más rápidamente el agua pluvial que se acumula en los esteros que fueron pavimentados, ha sido necesario construir 22 gravosas, pero siempre insuficientes estaciones de bombeo.

Año del 2009 Año de 1909

Transcurrido un siglo la situación sigue igual. 58


Ing. Manuel Humberto González Ramos

5.o Erigir un hospital civil por suscripcion en todo el Departamento, y por medio de fondos que puedan crearse para el efecto. Debiendo el establecimiento estar provisto de botica, la cual proporcionará con su despacho fondos para su sostén. El 8 de febrero de 1855, siendo Alcalde primero D. José M.a Cavazos; segundo, D. Vicente Lira y tercero, D. Ramón Lafón, el General Adrián Woll Gobernador militar del Departamento de Tamaulipas, (cuya sede estaba en Matamoros), inició la construcción de un hospital, que se localizaba por la actual calle 8a. entre las de Iturbide e Hidalgo. En donde hoy se alberga el Instituto Regional de Bellas Artes de Matamoros. En abril de 1861, se redactó el Reglamento del Hospital Civil de Nuestra Señora del Refugio. En el apéndice de este libro se tiene una copia transcrita del manuscrito original. En 1873, siendo Alcalde D. Dionisio Cárdenas, el Gobierno Federal reclamaba como propio el terreno y el edificio, en tanto que el Ayuntamiento manifestaba que le pertenecían por derecho. Finalmente en 1905 el municipio compró a la Federación dicho inmueble. Durante la revolución de 1910, el hospital fue incautado por el ejército para emplearlo como Enfermería Militar. Al termino de la cual volvió a funcionar como Hospital Civil.

Enfermería militar 59


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

Hospital civil y enfermería militar de Matamoros, 1855 a 1969.

Siendo Director del Hospital el Doctor Florencio Anaya Ruiz, al practicar este noble cirujano una operación quirúrgica en un gangrenado, fue infectado, falleciendo el 15 de abril de 1936. Poco tiempo después, la H. Junta de Asistencia y la Administración Civil que encabezaba el señor Roberto F. García, acordó imponerle el nombre de "Florencio Anaya Ruiz" al Hospital Civil. Llamándosele así hasta 1969, cuando fue construido el Hospital General.

Este nosocomio esta ubicado en la avenida general Servando Canales y lleva el nombre de otro distinguido matamorense "Doctor Alfredo Pumarejo". 60


Ing. Manuel Humberto González Ramos

6.o Levantar un edificio para colegio, endonde se enseñe la jurisprudencia, medicina, cirugía, arquitectura; (comprendiendo esta la agrimensura), matemática, dibujo lineal é idiomas Francés é Inglés. El 15 de septiembre de 1858 el Gobernador de Tamaulipas, el Lic. y Gral. Juan José de la Garza, decretó la fundación del Instituto Científico y Literario de San Juan, el cual con la ayuda del alcalde D. Leocadio Muñoz y el Ayuntamiento, abrió sus puertas en enero de 1859. Su primer director, D. Juan Pedro Fernández, implantó un programa de estudios en español, inglés, latín, francés, historia, geografía y cronología, dibujo, filosofía, matemática, ciencias naturales, derecho y economía política.

La casa del coronel D. Francisco Lojero, construida en 1828, fue Cuartel, Palacio del Gobernador de Tamaulipas en 1864 y sede del Instituto de San Juan

En lo referente a Medicina fue necesario esperar 107 años, cuando en 1961, se fundó la Facultad de Enfermería y Obstetricia por el Doctor Porfirio Gutiérrez López. El 18 de octubre de 1972 fue inaugurada la Facultad de Medicina de Matamoros, siendo su primer director el Dr. Ernesto Chanes Chanes, con una matricula de 110 alumnos y una planta docente de 11 profesores. Ambas escuelas dependen de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

Otras varias mejoras que vamos a proponer, son también de mucho interés para dar impulso á la Ciudad, y son 1.o Una lonja ó sociedad mercantil formada por suscripcion entre el comercio y principales individuos, provista de obras de instrucción y de periódicos del pays y extranjeros, destinadas al fomento del comercio, en la que cada domingo se formarán tertulias Aunque no es necesariamente una sociedad mercantil, una corporación similar a la predicha por Nigra de San Martín, dio inicio cuando un grupo de distinguidos vecinos se reunieron el 5 de mayo de 1871, para formar una asociación que se denominó "Sociedad Aurora", siendo electo presidente el Sr. D. Francisco de Asís Molas. Esta sociedad pasó a ser el "Casino Unión" y en 1872 "Casino Matamorense, nombre que conserva hasta la fecha. 61


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

En el Art. 1.o del reglamento de 1872, se especifica que “Esta Sociedad es de carácter privado y tendrá por objeto animar el desarrollo del espíritu social y facilitar las distracciones que ofrecen la sociedad y el progreso”. Desde entonces en el seno de esta sociedad de abolengo, generaciones de matamorenses han efectuado reuniones de negocios, de esparcimiento y elegantes bailes. Se sabe que el Casino contó con una excelente colección de periódicos y libros, que por hurto y negligencia se ha perdido.

Edificio del Casino matamorense en 1915

El 10 de marzo de 1917 se fundó la Cámara Nacional de Comercio de Matamoros, el Presidente Municipal D. Rafael González tomó la protesta a la Directiva de ese organismo que encabezaba D. Baldomero Urtusástegui. 62


Ing. Manuel Humberto González Ramos

2.o Una plaza para corrida de caballos, que servirá también para circo, elegantemente hecha de ladrillos con asientos de madera, cuyos palcos estén al abrigo de las intemperies. No se tiene noticia que se haya construido una plaza dedicada para corrida de caballos. Sin embargo, a principios del siglo XX había una plaza de Toros, aproximadamente en lo que es hoy el crucero de las calles 14ª y Morelos.

Otra plaza de Toros, también construida de madera, que perteneció a Mr. Puig, estaba ubicada en el poblado de Santa Cruz y fue incendiada el 3 de junio de 1913, durante el ataque y toma de Matamoros por las fuerzas revolucionarias Constitucionalistas.

63


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

Al iniciar la década de 1920 se construyó también con madera la Plaza de Toros Bienvenida. Estaba ubicada en la esquina de las calles 21ª y Bravo y tenía una capacidad para 7,000 espectadores. A inicios de la década de 1960 fue demolida para construir en su lugar el Jardín de niños; “Profa. Carolina Balboa”.

Existió también la plaza de Toros “Matamoros”, y después que esta se incendió, las corridas de toros se han continuado haciendo por los aficionados, en lugares y ruedos improvisados

3.o Formacion de una compañia de aficionados para cursos de representaciones dramáticas. En el censo de 1854 se incluyó el "Coliseo" propiedad de don Vicente Lira, ubicado en el predio que hoy ocupa la Guarnición de la Plaza que se localiza por la calle Gral. González entre las 8ª y 9ª. Era un edificio de madera con techo de tejamanil y en el se llevaban a cabo representaciones circenses y teatrales por compañías de comediantes itinerantes, años antes que se terminara de edificar en 1864 el Teatro de la Reforma. Durante la administración del alcalde Oscar Guerra Elizondo, se fundó en 1970 el Instituto Regional de Bellas Artes de Matamoros (IRBAM), bajo la dirección del maestro Jaime Garza Salinas, ofreciendo instrucción en actuación, pintura, piano, guitarra, danza y gimnasia rítmica. Este Instituto esta ubicado en el que fue el edificio del hospital civil, en la calle 8ª entre las de Hidalgo e Iturbide. 64


Ing. Manuel Humberto González Ramos

capitulo 4

Ensayo sobre la defensa de Matamoros

Fortín Paredes y al fondo el Fortín de Bravo, año de 1863

65


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

Ensayo sobre la defensa de MATAMOROS ________________________________

Matamoros, para que pueda rechazar cualquier ataque que intentare hacerle la fuerza revolucionaria, no necesita emprender muchas obras, en el ramo de fortificación, por varias causas que voy a referir. 1.o El enemigo no cuenta con piezas de artillería y si las tubiere nunca seran de grueso calibre. 2.o Su falta de disciplina le impide dar un ataque con orden y vigoroso. 3.o La ninguna instrucción de sus gefes en el arte de la guerra para poder bien combinar un asalto y ponerlo en ejecución. 4.o Sus recursos pecunarios no puede conseguir una fuerza numerosa ni aguerrida. 5.o El ningún prestigio que tiene un enemigo que huye de su pays para conspirar contra él, un enemigo que no hace mas que robar, violar y engañar. 6.o La recién derrota que acaba de esperimentar y sus hechos de dar libertad a tantos criminales que asaltan todos los caminos, lo hace mas aborrecido, impotente é incapaz; y si una fuerza aventurera americana se le agregare para darle auxilio, esto daría lugar á que todo el Departamento en masa ó diré mas bien, la Nacion entera se levantase contra los traidores. 7.o Por último estando esta ciudad guarnecida de tropa bien disciplinada y entusiasta, dirigida por quien conoce la verdadera táctica y el valor, son otras tantas causas para que las obras de defensa que se hagan, sean sencillas y de poca consideración. Por otra parte, la ciudad se halla ya de por si defendida naturalmente por un gran costado, que es el río. El costado opuesto, que es la Laguna, es un campo raso muy plano cubierto solamente de vegetación herbácea ahora casi intransitable, endonde la artillería hacen el mayor estrago; y este jamas será el punto por el cual se avanze una fuerza no disciplinada á no ser que esta fuerza intente nada mas un ataque falso. Los flancos son pues, los únicos que deben tomarse en consideración, particularmente el de la izquierda, á causa del Estero de San Pablo, punto por el cual puede el enemigo cruzar el río en su estremo occidental durante una noche oscura, llamando al mismo tiempo la atención sobre el flanco derecho, avanzar por el mismo estero ocultamente, y caer de sorpresa sobre la orilla de la ciudad. El otro flanco esta ya de por sí casi defendido por las ladrilleras, por ser cada una de ellas un pequeño reducto. Soy, pues de parecer que se establescan el punto A del plano de esta ciudad que acompaño, un pequeño reducto lam.a 1.a fig.a 1.a colocado de tal modo que los lados a b baten el estero de San Pablo, a , c , d el camino que va por la orilla del rio, y b, e , g el que va para Reynosa. Unas pequeñas baterías situadas de sorpresa en B, C, del mismo plano tiran,de enfilada sobre los susodichos caminos. El fortín Paredes, en unión de la batería B, defiende el camino que va parala orilla del rio. El reducto D lam.a 1.a fig.a 2.a defiende el camino viejo de Monterrey, y ayuda con sus tiros cruzados al reducto A. 67


Ing. Manuel Humberto González Ramos

En E es suficiente una pequeña bateria, igual á las dos anteriores, para cubrir el camino nuevode Monterrey, que, se hará de sorpresa. En el punto F se colocará un pequeño reducto semicircular: sus tiros cruzarán los de la bateria E y los del cementerio que le está inmediato, el cual sirve de otro reducto para cubrir la Laguna ayudado por las flechas G, ,H, I, lam.a 2.a fig.a 1.a puestas de sorpresa; y otras que se establecieren por este frente. La figura 2.a enseña el modo y como deben obrar entre sí: a es la flecha b el tiro, y c un cercado de espinos ó chaparros trazados de una flecha á otra. Este cercado, ó por mejor decir, una buena estacada colocada de una fortificacion á otra alrededor de la ciudad con su respectivo foso, seria lo que deberia practicarse si se tratare de un enemigo fuerte. En K habrá reducto semicircular con baterías de sorpresa: esta deberá tirar de enfilada sobre el camino nuevo de S. Fernando. La Ladrillera municipal meridional sirve de reducto. En el punto I habrá una flecha que se hará de sorpresa: M es reducto lam.a 1.a fig.a 2.a son dos baterías de sorpresa que cubren el camino que va para la Boca del rio, y el que va á la labor de Macedonio Capistrán; esta última batería, esta ayudada por la Capilla de la Santa Cruz. N es otro reducto igual al anterior con baterías de sorpresa perpendicular al camino que va al Bado de los Tomates. Este flanco derecho está sostenido, ademas, por las ladrilleras, que empiezan desde dicha capilla hasta el rio. El parapeto O colocado de sorpresa, con su foso P impide la entrada, á los que intentaren avanzarse por esta banda. El costado Norte de la Ciudad no merece ser defendido, porque la guarnición de Brownsville nunca permitirá que el enemigo atraviese el rio frente de sus cuarteles, es decir, á vista de sus piezas de artillería. Las fortificaciones que deben hacerse por ahora, según se advierte, son pues seis: A, D, K, M, N. Las demás se harán de sorpresa según las circunstancias lo exijan, quiero decir, al momento que se necesiten. Todas estas obras deben estar abiertas por atrás, según lo manifiestan las figuras, con el fin de ahorrar gastos en su construcción, y también, si dado el caso que no se sostengan como es debido, logrando el enemigo posesionarse de algunas de ellas, sea facil desalojarlo por la artillería, situando esta en un punto conveniente desde una calle ó solar de la Ciudad. Antes de trazar cualquiera fortificación débese primeramente desmontar el terreno á distancia de 100 varas fuera de la orilla de la Ciudad para poderla bien distinguir, y escoger en seguida el verdadero punto en que debe situarse las obras de defensa, á fin de poder batir al enemigo con ventaja; y este campo desmontado no debe presentar obstáculos por donde el enemigo pueda ocultarse. Con los chaparros de dicho desmonte se cubrirá el mismo terreno, dejando abierto nada mas que los caminos. El reducto A, por ser el mas importante, debería construirse de ladrillo. Los terraplenes se pisorán, una vez humedecidos, con mazos de madera, para que se formen mas compactos y las piezas de artillería de campaña que deberán guarnecerlo obrarán para mayor economía, sobre dos anchos tablones, que se colocarán á lo largo por debajo de cada rueda en lugar de plataforma ó esplanada. Los demás reductos que deben construirse ahora, se harán con gruesas estacas de mesquite ó ébano, bien bien clavadas en el suelo, y amarradas á unos atravesaños horizontales que deben penetrar de una banda á 68


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

otra del parapeto. Para sostener el terraplén se usará de faginas bien amarradas entre sí á las estacas. Las obras de sorpresa, se harán con simples faginas, ó sacos llenos de tierra, estacados entre sí en piquetes, ó en su lugar, con barriles o cajones. Todo este material se tendrá almacenado en lugar conveniente, para poderlo colocar al momento oportuno en los puntos arriba mencionados, y por do quiera que se necesite. Las cercas de los solares son también un material exelente para esta clase de obras. La de las labores que comprende el terreno desmontado pueden también servir para el mismo objeto; si no, se quemarán en tiempo oportuno. Respecto de la extensión que deberán tomar todas estas obras de fortificacion, diré que esta depende de la fuerza disponible, que hay para defenderlas, y sobre todo de los fondos que se destinan para ello. Los gastos de construcción para las fortificaciones actuales serán de poca consideración, si se emplea parte de la tropa que se guarnece en esta Ciudad siquiera cinco horas diarias, es decir tres por la mañana y dos en la tarde, y si se obliga también al pueblo á contribuir por medio de faginas; porque ademas del deber, la tropa, no hace mas que defenderse á ella misma; y el pueblo, sus hogares, bienes y familias. Para auxiliar con la mayor prontitud posible los puntos fortificados, suponiendo ahora numero de enemigo, se deben establecer tres cuarteles, uno en la plaza de los Arrieros para defender el flanco izquierdo, es decir, el fortin Paredes, y los puntos B, A, C, D, E; otro en la plaza de la Capilla para cubrir el frente; es decir, los puntos F, G, H, y el cementerio; y el último en la de los Cuarteles para el flanco derecho, es decir los puntos I, K, L, M, N, O; ladrilleras y capilla. La plaza de armas, en cuyo punto debe estar el cuartel general, auxiliará los cuarteles, y se ocupará de la segunda linea de defensa, la cual se vé, trazada en el plano, representada por los números 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12. La tercera linea, debe comprender, si es posible, la plaza de armas y la del Mercado, con comunicación directa entre ambos puntos. Parte del pueblo estará destinado á las obras de fortificación y transporte de materiales, para cuyo fin se destinarán todas las carretas de la Ciudad. La otra parte del pueblo cubrirá con las armas a la mano los puntos menos importantes. H. Matamoros Octubre 27 de 1854 Sant.o Nigra de S. Martin V.o B.o

Woll Este ensayo de fortificacion me parece á proposito p.a ponerlo en practica con el objeto de defender á Matamoros y presenta la ventaja de ser practicable á poco costo. 69


Ing. Manuel Humberto Gonzรกlez Ramos

70


MATAMOROS FUTURO Aテ前 DE 1854

capitulo 5

Comentarios al Ensayo sobre la defensa de Matamoros

Plaza del Mercado

71


Ing. Manuel Humberto González Ramos

Debido a su situación geográfica y a su riqueza basada en el comercio marítimo internacional, la ciudad de Matamoros incitaba el deseo de ser asaltada y saqueada por aventureros de toda laya. En la década de 1830 se construyeron obras militares para su defensa: bordos, zanjas, y fortines como el de Paredes, de Guerrero, Redondo y Casamata.

En este mapa hecho por don Louis Berlandier en ca. 1840 se aprecia el primitivo vallado fortificado.

Fortín Paredes en 1846

Barracas de Casamata en 1846

73


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

En víspera de la guerra de los Estados Unidos del Norte contra la Nación Mexicana, se hizo en 1845 un reporte de la Situación de las Fortificaciones de Matamoros: A La derecha del Brabo 4 a DIVISION MILITAR 2 aB r i g a d a

C.S. Por personas fidedignas se me ha comunicado que las tropas enemigas se allan en un numero de cinco mil hombres que acaban de desembarcar el día 2 de este y aseguran también, que han recibido ordenes de su gobierno para avanzar al Bravo, y tomar cuarteles de invierno en esta Plaza para librarse de las enfermedades en Corpus Cristi. Lo que me ha parecido conveniente manifestar a V. E. Haciéndole un relato circunstanciado del estado positivo que guarda esta Plaza para las providencias que tenga á bien dictar, para cubrir mis responsabilidades y que V.E. cubra la suya con la Nación, que está en la falsa inteligencia de ser esta como Plaza fuerte, e inexpugnable por su fortificación. Esta ciudad considerada como fronteriza es por desgracia difícil de defenderla. Sus edificios todos de ladrillo unidos por una mezcla generalmente de mala calidad, de adobe ó de carrizos, los techos la mayor parte de sacate ó de palma en los extramuros y también por desgracia como interpoladas y esparcidas en toda la Población perjudican mucho a la defensa. Las tropas que guarnecen esta Plaza tienen muy pocas casas capaces de resistir á un ataque tenaz y prolongado: aun las mejores construcciones son tan débiles que se puede asegurar que no sirven sino para resistir la fusilería, y muy pocas ó mas bien ninguna al fuego de la artillería. Para dar una idea de esta Población heterogenia á donde existen construcciones tan diversas, me limitare á repartirlas en tres clases principales, y se podrá fácilmente juzgar de la utilidad que se puede sacar de dichas casas en el caso de que el Enemigo se presenta como se espera en sus inmediaciones. En el centro de la ciudad, y algunas esparcidas á lo lejos, se encuentran ciento cincuenta casas de ladrillo con azotea, capaces de recibir tropas y susceptibles de abrigo, y a donde se podrán practicar troneras: treinta y una Casas cuyas murallas mas ó menos firmes, a donde también se pueden abrir troneras, pero en las cuales la tropa no puede subir por tener techos inclinados, de posarras, sinque ó tejas, y seis cientas ochenta y siete Casas de ladrillo ó Corrales inútiles por tener techos inflamables ó ser de palos, carrisos y todo aun nocivas para la defensa. Debe añadirse que á estas ocho cientas sesenta y ocho casas y corrales que se hallan repartidas en una inmensa superficie cuyo recinto por el Norte formado por el Río, y el Sur por un pequeño fozo tapado tiene mas de cuatro mil cien varas. En este recinto hay grandes solares algunos abandonados, y numerosas cercas de ramas y carrizos, que si bien no son utiles á los Defensores sirven de mucho a los agresores y cubren sus movimientos, por lo expuesto suponiendo que el foso fuese util, y capaz de ser defendido, asi como los caidos fortines, empleando toda la guarnicion disponible que existe en la actualidad no dejando ninguna reserva en las Plazas principales para acudir a los puntos amenazados dejando tambien toda la orilla del Río y Esteros secos á donde se esta 74


Ing. Manuel Humberto González Ramos

construyendo la Casa Mata descubierto sería menester dejar entre cada soldado un espacio de cinco varas, y si se cubren los puntos arriba señalados cada hombre tendrá entre si un espacio de siete varas de descubierto. Si se concentran las fuerzas serán tan pequeñas ó distantes, que ó el Enemigo las batirá ó pasará entre ellas, y se introducirá en la Población. que los agresores se encuentran acuertalados, y disponiendo de todo lo que en la Ciudad se encuentra. Sin una fuerza de tres mil hombres no se podrá cubrir Matamoros, y aun con esta fuerza un Enemigo astuto y activo que tenga igual ó menos fuerza, siempre tendrá ventajas contra los Defensores, y podrá sin mucho trabajo incendiar sus habitaciones. La presencia de un campamento de mas de cuatro mil hombres á la rivera del Río de las Nueces, la facilidad con que este campamento puede ser aumentado violentamente por agua, ponen en la precisa obligación á todo Comandante de esta Plaza y de la 1ra Línea avanzada sobre el Enemigo, de hacer presente a su digno General en Gefe del verdadero estado en que se encuentra para no tener mas que la responsabilidad que con justicia se le puede hacer cargo en las presentes y miserables circunstancias. Por conclusión C.S. podré asegurar á V.E. que cualesquier Guarnición que se halle en esta Plaza, vale menos que la mitad de la que ataque, no temo equivocarme, porque este ramos de nuestra carrera, esta sujeto á principios infalibles, y esperar otra cosa, es una ilusión que mancharía el brillo de las armas Mejicanas, y darían días de luto á la Patria. Debo repetir á V.E., que Matamoros no es defendible por su posición y menos hoy que se halla sin fortificación de ninguna especie, y sin dinero para levantarla, se ha perdido el tiempo mas precioso en que debió verificarse, colocándose siete ó nueve Reductos en su circuito que consta de mas de ocho mil varas de estencion, y nada se ha hecho. Hoy faltan los elementos mas precisos para defenderla del ataque que espero, que no se pueden suplir con el mas vivo deseo, ni el mas ardiente celo por el bien del Servicio. No queda mas recurso en mi humilde concepto para salvar a la Población, y el honor de las armas Nacionales, que batirse en campo abierto aumentando esta Brigada con buena Caballería mientras llegan las tropas de San Luis. Acepte V.E. con este motivo las seguridades de mi aprecio y respeto. Dios y Libertad, Matamoros, Octubre 6 de 1845 Franco Mejía C.S. General en Gefe D. Mariano Arista Es copia Matamoros Octubre de 1845 . Antonio Sistos Srio De la lectura de este documento, se deduce que la ciudad no estaba preparada para resistir el embate del norteamericano, numeroso y con recursos casi ilimitados. Por esta razón se decidió abandonar Matamoros. 75


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

Mapa de Matamoros 17 de mayo de 1846 Que se utilizó como memoria de su evacuación por el ejército mexicano

Al terminar la guerra en 1848, se reanudo la lucha entre las fuerzas centralistas y los partidarios de una republica federal. En 1851 las fortificaciones y cuarteles fueron utilizados durante el ataque filibustero de José María Carbajal, quien bajo el Plan de La Loba intentó la ocupación de Matamoros. Pero el levantamiento es rechazado y finalmente disuelto. Por esta acción la ciudad recibe los José María de Jesús Carbajal

títulos de "Leal, Heroica e Invicta”. 76


Ing. Manuel Humberto González Ramos

En 1853 el general Adrián Woll (1795-1875), partidario del centralismo, asume el gobierno militar en Matamoros, que ejerce a la manera dictatorial. Fue dos veces gobernador de Tamaulipas, del 2 de mayo de 1853 al 28 de enero de 1855 y del 4 de abril al 8 de septiembre de 1855. Siendo enemigo jurado del grupo liberal, se mantuvo en el gobierno en continua lucha, hasta que cayó la plaza de Matamoros en septiembre de 1855 en poder de las tropas de Juan José de la Garza. Terminando así la influencia del generalísimo Santa Anna en Tamaulipas. En octubre 27 de 1854, Santiago Nigra de San Martín utilizó el mismo plano elaborado para el Ayuntamiento, para escribir en esta ocasión un "Ensayo sobre la defensa de Matamoros". En él se agregaron los dibujos de las fortificaciones que él proponía fuesen construidas para rechazar las "fuerzas revolucionarias". Este documento contó con la aprobación General Adrián Woll del general Woll. Observando con detenimiento el Plano de 1854- 1864, seguiremos lo expuesto por Nigra de San Martín, para entender su razonamiento para la defensa de Matamoros, sin necesidad de construir grandes obras militares. En aquel entonces la ciudad estaba rodeada por el río Bravo al norte, el arroyo del Tigre y el estero de San Pablo la limitaban al oeste, los esteros de Bravo y de los Cuarteles al este, y la gran Laguna de Matamoros al sur; la cual en tiempos de sequía se convertía en un extenso matorral. Ubicadas al extremo sur, él consideraba las ladrilleras del Municipio como reductos defendibles. En el punto 7.o menciona que "Los flancos son pues, los únicos que deben tomarse en

consideración, particularmente el de la izquierda, causa del Estero de San Pablo, punto por el cual puede el enemigo cruzar el río en su estremo occidental durante una noche oscura, llamando al mismo tiempo la atención sobre el flanco derecho, avanzar por el mismo estero ocultamente, y caer de sorpresa sobre la orilla de la ciudad ". Esta afirmación basada en la experiencia resultó cierta en el futuro: ya que el rumbo del Estero de San Pablo fue el preferido por algunos asaltantes para atacar la ciudad, como sucedió con la aventura de José María Carvajal en 1851; las dos ofensivas de los republicanos dirigidas la primera por Manuel Negrete y la segunda por Mariano Escobedo, durante la guerra de intervención francesa en 1865; la Toma de Matamoros por Porfirio Diaz Mori en 1876; la Toma de Matamoros en 1913 por Lucio Blanco Fuentes; y el fallidoAsalto de los villistas en 1915. 77


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

Por esta razón se puede ver en el mapa la sugerencia de construir de inmediato varios parapetos y reductos pequeños identificados como A, D, K, M y N como primera línea de defensa Comenzando en el punto A cercano al fortín de Paredes. La plaza de armas se consideraba el cuartel general, desde donde se auxiliaría a los otros cuarteles establecidos en la Planta de los reductos A (fig. 1) y plazas de los Arrieros D (fig. 2) o de La Libertad, la Allende o de la Capilla, en el cementerio general (hoy Viejo) y en la de La Libertad denominada también de los Cuarteles, la Ladrillera y la capilla de la Santa Cruz. Formando así la segunda línea de defensa. La tercera línea de defensa comprendería la Plaza de Armas (A) y la del Mercado (H) con comunicación entre ellas. Se desconoce si lo propuesto

Lámina 2. Figura de los reductos G, H, I, por el imperialista Tomás Mejía. 78

en el Ensayo sobre la defensa de Matamoros se llevó a cabo. Sin embargo, fue durante la guerra de intervención francesa que el general Juan N. Cortina, gobernador de Tamaulipas, dio en 1864 un nuevo impulso a la construcción del vallado fortificado de Matamoros. No obstante, esta línea defensiva fue mejorada y concluida en 1865 durante la ocupación de Matamoros,


Ing. Manuel Humberto González Ramos

Relación de las fortificaciones Las fortificaciones en 1865 empezaban a poca distancia de la orilla del Río Bravo por el camino que conducía al Paso de Los Tomates, donde se construyó el fortín que se llamó del Estero, seguía la línea hacia el Sur hasta llegar al fortín Puertas Verdes, donde existía un puente levadizo comunicando al camino a Bagdad y ranchos circunvecinos, uno de ellos el de Puertas Verdes; de allí seguía el bordo de tierra en una línea oblicua rumbo al Suroeste hasta llegar al fortín de Matamoros y de éste continuando en la misma dirección y cruzando el camino a la población de San Fernando (hoy calle tercera) hasta llegar al Fortín y Garita de San Fernando, de este fortín seguía rumbo al Noroeste hasta llegar al Fortín Hidalgo, continuando en la misma dirección hasta llegar al Fortín Iturbide, siguiendo la línea hasta llegar al Fortín de Monterrey en donde existió un puente, y de este punto seguía al Norte cortando el antiguo camino a Monterrey por la calle de Bravo, hasta el Fortín del Bravo donde estaba la salida a Camargo, lugar de donde partía la línea hasta llegar al antiguo Fortín Paredes y de éste hasta la orilla del Río Bravo. Total 9 fortines y en el exterior de las trincheras un profundo foso. En el interior de este perímetro defensivo existieron además de la Casamata, los Fortines Guerrero e Independencia.

Por años el vallado delimitó el crecimiento urbano de Matamoros, y fue durante la década de 1940 cuando las colonias como la Industrial, Moderna, Euskadi y Lucero se establecieron fuera de su contorno. 79


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

.

Juan Nepomuceno Cortina G (1824-1894). Militar y Político. Nació en Camargo, Tamaulipas. Durante la guerra de intervención americana se incorporó al ejército de Arista y participó en las primeras acciones militares de 1846 en Palo Alto y Resaca de Palma. Vivió durante algunos años en Brownsville, Texas donde en julio de 1895 mató a un policía teniendo que refugiarse en el rancho Santa Rita, propiedad de su madre. Los días 28 y 29 de septiembre de 1859 ocupó la ciudad de Brownsville con su gente, derrotó a los "rangers" y fue hasta mediados de diciembre del mismo año cuando tropas federales americanas batieron las fuerzas de "Cheno", que así se le conocía, obligándolas a cruzar el río Bravo hacia México.

En 1860 se unió Cortina a las fuerzas del general José María Carvajal y cuando se inició la intervención francesa se incorporó a la defensa nacional, participando en diversas guerrillas, acciones y combates en Puebla y en Tamaulipas. Del 26 de septiembre de 1864 al 17 de abril de 1865 se pasó a las filas imperialistas para reincorporarse después a la república y participar activamente en los sitios de México y Querétaro. Del 12 de enero de 1864 al 26 de septiembre del mismo año fue gobernador de Tamaulipas y volvió a gobernar el Estado desde fines de 1865 hasta marzo de 1866. Se adhirió al Plan de Tuxtepec.

Juan Nepomuceno

En mayo de 1877 fue procesado, recluido primero en la prisión militar de Santiago Tlatelolco y finalmente, hasta que murió, se le dio el beneficio de la reclusión domiciliaria. Su carrera militar la inició como soldado raso reconociéndosele como general de brigada en 1864 con ratificación en 1870. Fue un personaje pintoresco y popular distinguiéndose por su valentía y arrojo. Murió en Atzcapozalco, Distrito Federal.

Tomás Mejía (1821-1867) Militar. Nacido en Pinal de Amoles, Querétaro. Alférez miliciano en noviembre de 1841. se distinguió en la defensa de Monterrey contra el invasor estadounidense en 1847; comandante de Escuadrón en 1849; en junio de 1854 teniente coronel. El 2 de diciembre de 1855 lanzó el Plan de la Sierra Gorda en contra del Plan de Ayutla, apoyando al clero y al ejército. Combatió a los liberales y reconoció como jefe a López Uraga; Doblado lo derrota en Sombrerete y en el cerro de la Laja, fue batido y disperso pero se recuperó y tomó Querétaro en dos ocasiones, combatiendo desde el lado de los conservadores. En marzo de 1858 fue ascendido a general de brigada y reconoció a Zuloaga como presidente. Tras encabezar diversos triunfos para la causa conservadora fue ascendido a general de división. En mayo fue derrotado en Apaseo, Guanajuato, y en San Juan del Río. Al triunfo del gobierno liberal se refugió en las faldas de la Sierra Gorda. En 1861 el Congreso lo declaró fuera de la ley y puso precio a su cabeza. En octubre se unió a Márquez y Zuloaga, quienes fueron derrotados por Ignacio Mejía en Real del Monte. En marzo de 1862, a través de Almonte se puso al servicio del imperio de Maximiliano de Habsburgo y luchó en su defensa, siendo uno de sus más fieles y eficaces defensores. En 1863 fue nombrado por la Junta de Notables gobernador de Querétaro. Maximiliano lo nombró comandante militar de Tamaulipas. Arribó a estas tierras por el mar. El general Juan N. Cortina era gobernador de Tamaulipas con sede en Matamoros, cuando le avisan de algunas embarcaciones frente a las costas. Los franceses Tomás Mejía atacan el Puerto de Bagdad y lo toman el 22 de agosto de 1864; fue entonces que, previa capitulación con el 26 de septiembre de 1864 el general imperialista Tomás Mejía entra pacíficamente al puerto de Matamoros de gran movimiento económico, pues la guerra civil americana (1861-65) le permitió ser puerto para los Confederados, debido a que los Yanquis les tenían bloqueados sus puertos por el Atlántico, por lo que representó un fuerte bastión del imperio de Maximiliano. Tomás Mejía hizo muchas mejoras a la ciudad, como terminar el fuerte Casamata y el Teatro Reforma, entre otras cosas. Por supuesto, los liberales organizaron fuertes combates para que des-alojara la plaza, como los dos ataques infructuosos de 1865, llevados a cabo por el general Miguel Negrete y el apoyo de Servando Canales y Juan N. Cortina. Fue hasta la batalla de Santa Gertrudis, Camargo, el 16 de junio de 1866, que las fuerzas del general Mariano Escobedo derrotan a un convoy con mercancías fuertemente custodiadas, que iban de Matamoros a Monterrey, logrando que los intervencionistas franceses apostados en Matamoros decidieran abandonar la plaza. Para ello, Mejía acordó capitular con los generales republicanos Juan José de la Garza y José María Carvajal, que se hallaban en Brownsville,Tx. quienes convinieron que Mejía y sus hombres abandonaran pacíficamente Matamoros, lo que se hizo el 23 de junio de 1866 en el buque Antonia . Mejía se va a Tampico. En enero de 1867 Maximiliano le otorga el mando del tercer ejército. El 15 de mayo, junto con Maximiliano se rindió al general Mariano Escobedo, en Querétaro. Se le formó consejo de guerra y se le juzgó conforme a la ley de 25 de enero0 de 1862. Condenado a muerte, fue fusilado junto a Maximiliano y Miramón el 19 de junio de 1867.

80


Ing. Manuel Humberto Gonzรกlez Ramos

รกPENDICE

81


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

GLOSARIO A ACEQUIA. Zanja o canal por donde se conducen las aguas para regar y para otros fines. ASILO.Lugar privilegiado de refugio para los perseguidos. AGRIMENSOR. Profesional que se dedica a la medición de las superficies de las tierras. ALBACEA. Persona a la que el testador confía la ejecución de su testamento. ALJIBE. Cisterna o depósito subterráneo para el agua llovediza. ALUVIÓN. Dicese de los terrenos o depósitos de tierra acumulados por la acción mecánica de las corrientes de agua. ANACUA. Anacahuita, árbol propio de México y Texas. Su fruto es comestible y la madera que es muy dura, se utiliza para hacer ruedas y mangos de herramienta. En Matamoros existió el Paso del río de la Anacuita y el barrio del mismo nombre. ÁNGULO Figura formada por dos semirrectas o lados que se cortan en un punto. Rincón. ARANCEL. Tarifa oficial que determina los derechos que se han de pagar en varios ramos, como el de costas judiciales, aduanas. Significa también tasa, valoración, ley. ARCAS. Caja de caudales, es decir donde se guarda el dinero. ARCHIVO. Local donde se guardan documentos. Conjunto de estos documentos. ARQUITECTURA. Arte de proyectar y construir edificios. ARRIERO. El que conduce las caballerías de carga. ARTILLERÍA DE CAMPAÑA. Un cuerpo militar que apoya directamente con sus fuegos, a las otras secciones del ejército. ATRAVEZAÑOS. Mejor dicho Travesaños: pieza de madera, hierro u otro material que une dos partes opuestas de una cosa. AUTOVÍA. Ferrocarril propulsado por un motor de combustión interna. AYUNTAMIENTO. Corporación compuesta por un Alcalde y varios concejales para la administración de un municipio. AZOE. Nombre dado al nitrógeno por Lavoiser, químico francés.

B BADO DE LOS TOMATES. Debe decirse VADO: Lugar o paraje de un río o corriente de agua con fondo firme y poco profundo, por donde se puede pasar. Se refiere a un paso del río Bravo al oriente de la Ciudad, por el rumbo del rancho de Los Tomates, que hoy estaría localizado en la Avenida México y la entrada a la 2da sección del fraccionamiento Río, al este del "panteón nuevo" municipal o de "Los Tomates. De 1998 al 2000 se construyó el Puente de los Tomates, llamado oficialmente Mariano Escobedo, en un lugar cercano corriente abajo del río. BAGAJE. Equipaje militar de una fuerza o ejército en marcha. Fig. Conjunto de conocimientos de que dispone una persona. BANDO. Mandato solemne, publicado por la autoridad para dar a conocer sus disposiciones a todos los ciudadanos. BATEN. Dan golpes, derrumban, derrotan al enemigo. BATERÍAS. Unidad táctica de artillería o lugar donde se concentran los cañones, obuses, etc. dispuestos para una misma misión. BIOQUÍMICA. Parte de la química que estudia la constitución de la materia viva y sus reacciones. BLANQUEAR. Aplicar capas de cal o yeso diluido en agua a las paredes o techos, con prop0sitos estéticos o sanitarios. BOTICA. Depósito, almacén. Farmacia. Conjunto de medicamentos. BROCAL. Pretil de la boca del pozo.

C CAJA. (del río).Espacio por donde corren las aguas del río, a las orillas se les llama riberas.

83


Ing. Manuel Humberto González Ramos

CAPILLA. Iglesia pequeña, con altar y advocación particular. CAPILLA DE LA SANTA CRUZ. En 1854, estaba localizada en la esquina de las calles de México y de Donceles, hoy calles Santos Degollado y República de Cuba. CAPILLA DE NUESTRA SEÑORA DEL REFUGIO. En 1844, costeada por la familia García Cisneros, se terminó la construcción de una capilla dedicada a Nuestra Señora del Refugio, en el costado oriente de la actual Plaza de Allende, sobre la calle décima. CALLE DEL PUENTE. Llamado también Puente Blanco. Se refiere al primer puente construido en Matamoros con mampostería a prueba de agua. Se localizaba en la calle Abasolo, entre las actuales calles 1a. y 2a. para cruzar el canal que comunicaba los Esteros del Bravo (al norte) y el de los Cuarteles (al sur). Todavía existe y funciona para el desalojo de las aguas pluviales dicho canal, sobre el cual se han construido varios edificios, dejando túneles o tuberías en sus cimentaciones para el paso del agua. CARRETÓN. Carro pequeño tirado por caballerizas. CARTOGRAFÍA. Arte de trazar mapas geográficos. CASAS CONSISTORIALES. o casa consistorial, edificio donde esta instalada la administración municipal y donde se reúne el ayuntamiento. CASAMATA. Reducto abovedado para instalar artillería. Abrigo subterráneo. En Matamoros, edificio construido en 1838 y en 1864 y que formaba parte del sistema de defensa militar. Hoy es el Museo de Historia Regional CATAPLASMA.Sustancia blanda y pastosa que se aplica sobre alguna parte del cuerpo con fines sedativos. CEDALES. Hilo o cinta que introducido por un trayecto subcutáneo facilita la evacuación de una supuración. CINAPISMOS. Debe escribirse sinapismo: Cataplasma o emplasto con polvo de la semilla de la mostaza negra. COLISEO. Teatro. Edificio de madera con techo de tejamanil, estuvo ubicado en donde hoy se encuentra el edificio de la Guarnición de la Plaza COMISIÓN. Conjunto de personas elegidas o designadas por una autoridad para realizar una tarea. COMPILACIÓN. Acción y efecto de compilar: reunir en un solo cuerpo de obra extractos de diferentes libros, documentos, etc. Colección de varias noticias, leyes o materias. CONTRATO. Pacto entre dos o más personas y documento en que consta. El celebrado entre Santiago Nigra de San Martín y el Ayuntamiento fue por la cantidad de 1500 pesos, para formar en 1854 el plano de la Ciudad. CORRIDA. De toros es un espectáculo que consiste en lidiar varios toros bravos, a pie o a caballo, en un recinto cerrado para tal fin, la plaza de toros. CUARTEL. Edificio destinado a la tropa (grupo de militares).

D DEPARTAMENTO. Cada una de las partes en que se divide un territorio. En 1854, Matamoros tenía 12,300 habitantes y era la cabecera del Distrito Norte del Departamento de Tamaulipas. DIETA. Régimen de alimentación, en particular el prescrito a un enfermo. DOCTO. Erudito: que tiene amplio conocimiento.

E EGIDO (EJIDO) Propiedad rural colectiva. ESCUELA DE PRIMERAS LETRAS. Perteneciente al municipio, estaba localizada en la calle de César (hoy calle 6ª, entre las de Matamoros y Bravo). Actualmente se llama Escuela Primaria D. Josefa Ortiz de Domínguez. ESTACADA. Obra hecha de estacas clavadas en la tierra. Defensa construida por filas de pilotes. ESTERO. Zona inundable. Cada uno de los brazos que forman los ríos que enlazan unos cauces con otros. En Brownsville se les llama equivocadamente "resacas". La resaca

84


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

es el movimiento en retroceso de las olas del mar al llegar a la orilla. ESTERO DEL BRAVO. Antes llamado ESTERO NUEVO con aproximadamente 24 ha. de extensión, hoy estaría delimitado entre las calles Matamoros al sur, la Hidalgo al norte y de la 5a.a la 1a. ESTERO DE LOS CUARTELES. Antes llamado ESTERO DE SAN JUAN. Se llamaba de los Cuarteles porque cerca de el estaba el cuartel de la Guardia Nacional Sedentaria 1a Compañía de Caballería, la Casamata y el Fortín Guerrero, era un cuerpo de agua de forma alargada semicircular. Por medio de un canal se comunicaba el estero del Bravo. La orilla norte comenzaba en la calle del Comercio (hoy Gral. Manuel González), al sur terminaba en la calle Independencia y de las actuales calles 2a. a la de República del Salvador. ESTERO DE SAN PABLO. Estaba localizada al norte de la ciudad, al poniente de lo que hoy es la calle 15, a la altura de las calles Hidalgo e Iturbide. De forma alargada se extendía por 1,200 varas hacia el poniente, hasta donde hoy se encuentra la colonia Estero de San Pablo, al oeste de las lagunetas de almacenamiento y presedimentación de la Junta de Aguas y Drenaje de la ciudad. ESTERO PUEBLO VIEJO. Tiene una extensión de 4 ha. se localiza en entre las calles 3a., la Solidaridad y la Estero Seco. ESTERO SECO. Con una extensión de 90 ha. en 1965 fue rescatado por la Junta Federal de Mejoras Materiales para construir y terminar en 1970, la Unidad Cultural "Doctor Emilio Martínez Manautou", que consta del Jardín de Niños "Estefanía Castañeda", parque infantil "Niños Héroes", Escuela Preparatoria "Lic. y Gral. Juan José de la Garza, estadio de béisbol, chapoteadero, zonas arboladas y un Lago (el del lado norte). En julio de 1976, Don Simón A. García donó el Lago Sur al parque infantil.

F FACULTATIVO. Médico o cirujano. FAGINAS.Hoy se dice FAJINAS, haces de ramas muy apretadas que se usan para revestimientos. FINCAS.Superficies delimitadas de terreno, pertenecientes a uno o varios propietarios. FLEBOTOMO. Encargado de realizar incisiones en las venas para que salga determinada cantidad de sangre. FLECHA. Obra de fortificación compuesta de dos caras y dos lados, que suele formarse en tiempo de sitio a las extremidades de los ángulos entrantes y salientes del glasis; sirve para estorbar los aproches. FOMENTO. Paño caliente empapado en agua o en un medicamento usado, por lo general, para acelerar la formación de pus. FORTIN. Fuerte pequeño. Obra que se levanta en los atrincheramientos de un ejército para su mayor defensa. FORTIN PAREDES. Llamado así en honor del Coronel Mariano Paredes y Arrillaga, quien en 1832 ordenó su construcción al oriente de la Ciudad, junto al estero de San Pablo. Era de forma pentagonal, con bordos de tierra, casamata y rampa de ladrillo) y tenía el propósito de proteger el Paso de la Anacuita en prevención de algún ataque por parte de los ingratos rebeldes Texanos. Posteriormente en ese lugar se construyó en 1904 la planta de la Compañía Eléctrica de Matamoros. Actualmente (2010), es un patio de almacenamiento de la Comisión Federal de electricidad (CFE) por la calle Galeana. FOSO. Excavación profunda que circuye una fortaleza.

G GARITA. Caseta de madera, u otros materiales que se destina para abrigo y comodidad de centinelas o vigilantes. GARITA DE SAN FERNANDO. En donde se controlaba el acceso de personas y mercancías por el sur de la ciudad. En 1854 era un edificio de madera con techo de tejamanil, localizado en la calle de San Fernando y calle de Puebla, hoy calles 3ª y Ocampo respectivamente. Posteriormente, estuvo entre las calles 4a. y general Carrera Torres.

85


Ing. Manuel Humberto González Ramos

GENEALOGÍA. Conjunto de los antepasados de un individuo. GLOSARIO. Vocabulario, léxico. Lista de palabras con su significado.

H HIDROLOGÍA. Ciencia que trata de las propiedades mecánicas, físicas y químicas de aguas marinas y de las continentales. HILAS. Conjunto de hebras de un trozo de tela que se coloca sobre una herida para facilitar la supuración.

I IDEM. Significa el mismo o lo mismo. Se abrevia id., y se utiliza para evitar repeticiones. IN STATUS QUO. La misma situación. IMBUIR. Inculcar ciertas ideas y pensamientos. IMPENDER. Gastar, invertir. INSEPULTOS. No sepultados, no enterrados.

J JACAL. Choza o casa humilde, hecha de adobe, carrizos y lodo, de techo de palma, o zacate. En Matamoros se utilizaba el zacahuistle que abundaba en las riberas del río y esteros. JUNTA DE AGUAS Y DRENAJE (JAD). JURISPRUDENCIA. Ciencia del Derecho. Enseñanza doctrinal que dimana de los fallos de las autoridades gubernativas o judiciales.

L LADRILLERA MUNICIPAL. En donde se producía el ladrillo para obras públicas y de particulares. Se localizaba al este de las actuales calles 1ª y Ocampo. También se le llamó Ladrillera de la Nación. LAGUNA. Extensión natural de agua, dulce o salada, estancada, más pequeña y menos profunda que el lago. LA LAGUNA. Posteriormente llamada Laguna de Matamoros En 1846 tenia una profundidad de 1.20 m. y abarcaba una gran área que hoy estaría comprendida al norte por las Avenidas Cuauhtemoc y Gral. Servando Canales, al oriente la calle 4a. y al poniente la calle 21a., al sur las Avenidas Plan de Ayutla y Calixto de Ayala. En 1854, después de varios años de sequía esta laguna estaba "seca". LANCETA. Instrumento formado por una hoja de acero con corte por ambos lados y una punta muy aguda, que se usa para sangrar, abrir tumores y otras operaciones. LAVATIVAS. Operación de introducir líquidos en los intestinos, a través del ano, para lavarlos o evacuarlos. LAZAROS. Hombres muy pobres y vestidos de andrajos. LONJA. Edificio o lugar oficial de reunión periódica de comerciantes, para realizar sus contratos sobre mercancías, fletes y seguros marítimos.

M MAPA Representación convencional, sobre un plano, de la distribución de fenómenos geográficos, geológicos, etc. MAPOTECA. Colección de mapas y planos. Lugar donde se resguardan. MECÁNICA. Estudio de las máquinas, de su construcción y de su funcionamiento. MERCURIO. Metal liquido de color blanco plateado. En medicina se usan sus sales, como el cloruro mercúrico, óxido mercúrico, el mertiolato de sodio, cianuro de mercurio. Pero la toxicidad de las sales de mercurio es alta y su uso riesgoso. MIASMAS. Emanación que se desprende de sustancias o vegetales en descomposición. MILITAR. Relativo a las fuerzas armadas o a la guerra: disciplina militar, autoridad militar. MOLENDERA. Persona que muele o lleva una cosa para moler a los molinos.

86


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

MOLINO DE VIENTO. Máquina que cuenta con cuatro (u ocho) grandes aspas y que es movida por la energía del viento que incide en ellas, que en Matamoros es fuerte y constante la mayor parte del año. En 1845, había un molino de viento utilizado para moler trigo importado. Para aprovechar mejor el viento del sureste, fue construido en la orilla noroeste del estero Nuevo (estero del Bravo), en lo que hoy es esquina de calle 5a. e Iturbide.

N NIVELACIÓN. Acción y efecto de poner un plano o superficie en posición horizontal: nivelar el suelo. NORMA. Regla general sobre la manera como se debe obrar o hacer una cosa, o por la que se rigen la mayoría de las personas.

O ORNATO. Adornos, decoración.

P PADRÓN. Lista de vecinos de una población. Censo. PAJIZA. Hecho o cubierto de paja. De color de paja. En el padrón de 1854 se refería a las casas con techo de palma, carrizo, lirio o zacate. PALACIO DE GOBIERNO. La casa que fuera del insurgente coronel D. Francisco Lojero y su esposa D.ª Loreto Allende. Fue construida en 1828. En el año de 1837 el Gral. D. Nicolás Bravo vivió en este edificio que le sirvió de Cuartel General. En 1854 fue sede del Gobierno del Departamento de Tamaulipas, durante el mandato del Gral. Adrián Woll. En enero de 1859, se estableció en ese lugar una escuela de estudios superiores llamada Instituto Científico y Literario de San Juan. En 1854 fue valuado dicho edificio en 20,000.00 pesos, siendo el de mayor valor en ese entonces. Estaba localizado en la esquina de las actuales calles 4ª. y Gral. Manuel González, antes llamadas de Victoria y Comercio, respectivamente. En este inmueble se instaló la Escuela Secundaria Federal No. 13, la cual se convirtió en la Escuela Secundaria Federal Lic. y Gral. Juan José de la Garza. En 1997 albergaba la Secundaria Federal No.1, Lic. Guadalupe Mainero. Actualmente es el Colegio de San Juan (escuela de música). PARIAN. o Plaza del Mercado. Actualmente es el Mercado Juárez. PASOS DEL RIO. En 1845, existían en Matamoros dos "pasos del río" los conocidos como Anacuita (entre las actuales calles 12a.y 13a.) y el de Paso Real, Vado Real o Paso del Rio (al oriente de la calle Herrera) protegido por el Fortín Redondo. Estos "pasos" comunicaban con el camino a Frontón de Santa Isabel y a la barra de Boca Chica. Se utilizaban botes, chalanes o barcazas para transporte de personas, animales y mercancías a través del Rio Bravo o Rio Grande del Norte. Después de concluida la guerra contra los Estados Unidos de América (1846-1848), y habiéndose perdido el territorio del Estado de Tamaulipas comprendido entre el Rio Bravo y el Rio Nueces, Matamoros pierde el Puerto de Frontón de Santa Isabel y Brazo de Santiago. La ciudad de Brownsville se funda en 1854 y en 1854, por Bando de Antonio Longoria, presidente del Y. Ayuntamiento de la Ciudad de Matamoros, se establecen como pasos del río en esta Ciudad y su jurisdicción los conocidos con el nombre de Garita de Santa Cruz (en lo que hoy es el Puente Nuevo y Puerta México) y Fortín Paredes; el del Longoreño, Burrita y Boca del Rio por el oriente, y al poniente el del Tahuachal, Capote y la Palma Grande. PILASTRAS. Pilar (soporte vertical) adosado a la pared. PIQUETES. Estaquillas puntiagudas que se clavan en la tierra para diversos usos. PIZARRA. Roca sedimentaria de grano fino, color gris o azulado y que se divide facilmente en lajas, o losetas delgadas, preparadas especialmente para escribir sobre ellas o para techar. PLANO. Representación grafica, en proyección horizontal, de las diferentes partes de una ciudad, un edificio, de una máquina.

87


Ing. Manuel Humberto González Ramos

PLANTA (de la Ciudad). Plano de distribución de las calles. PLAZA DE LOS ARRIEROS. Lugar a donde llegaban a la Ciudad las mercancías transportadas por caballerizas. También llamada Plaza Jiménez (1845), Plaza Libertad (1854), Plaza Mariano Escobedo (1936). Estaba localizada en donde hoy es la escuela Franklin D. Roosevelt, entre las calles Bustamante y Herrera, entre 12a y 13a. PLAZA DE LA CAPILLA. En 1842, se terminó la construcción de una Capilla dedicada a Nuestra Señora del Refugio, de ahí ese nombre. En 1845, se llamaba Plaza de Aldama. Desde 1854 a la fecha se llama Plaza de Allende (Ignacio) en honor al Insurgente, se localiza en el "barrio de la capilla", entre las calles Morelos, Guerrero y las 10ª, y la 11ª. PUNTOS CARDINALES. Los cuatro puntos de referencia que permiten orientarse: norte, sur, este y oeste. PUTREFACCION. Acción y efecto de podrir o pudrirse.

R REDUCTO. Lugar que presenta condiciones para encerrarse o defenderse. Obra fortificada aislada y cerrada. RESGUARDO. Acción de resguardar: defender o proteger.

S SABIHONDOS. Que presume de saber mucho y que asume tono de persona culta. SABATINO. Del día Sábado. SANGRÍAS. Acción y resultado de sangrar o sacar sangre a una persona con fines terapéuticos. SANGUIJUELAS. Gusanos anélidos de cuerpo negro y aplastado, dotados de una ventosa bucal que utilizan para succionar sangre a los enfermos. SIFILITICAS. Relativo a la sífilis. Enfermedad venérea. SUFICIENTES. Pedantes, presumidos, envanecidos con su propio saber.

T TEJAMANIL. Tabla delgada que se coloca como teja en los techos de las casas. TERTULIA. Reunión de personas para hablar, discutir de un tema o jugar. TERRADO. Azotea: cubierta plana de un edificio. En Matamoros se construyó este tipo de techo, que consistía en vigas de madera, que sostenían un tablado cubierto con una capa de ladrillos, sellados con cemento. TERRAPLENES. Masas de tierra o de material excavado para elevar un terreno o rellenar un hueco. TIFO. (TIFUS).Enfermedad contagiosa que cursa con un cuadro febril grave y estupor. TOPIGUERO.Enfermero.Persona encargada de la aplicación de tópicos en los hospitales. TOPOGRÁFICO. Disposición, relieve de un terreno. TRANSCRIPCIÓN. Acción y efecto de copiar un escrito con el mismo o distinto sistema de escritura.

V VARA. Antigua medida de longitud equivalente a 0.8356 m. VENTOSAS ESCLARIFICADAS. Vaso o campana, comúnmente de vidrio, que se aplica sobre una parte cualquiera de los tegumentos, enrareciendo el aire en su interior al quemar una cerilla, una estopa, etc. VEGIGATORIAS. Vejigatorias: dicho de un emplasto o de un parche de cantáridas u otra sustancia irritante: Que se pone para levantar vejigas. VINOS ARTEFACTOS. Bebida alcohólica ordinaria de baja calidad, por ser artificial o adulterada. YLUSTRE CORPORACIÓN. Con este nombre se conocía al grupo de personas que gobernaba a Matamoros: compuesto del Alcalde 1º, Alcalde 2º. Secretario, y los Concejales. Equivalente al Ayuntamiento actual.

88


MATAMOROS FUTURO Aテ前 DE 1854

MEDIDAS ANTIGUAS MEXICANAS

89


Ing. Manuel Humberto González Ramos

El 15 de marzo de 1857, cuarenta días después de jurada la nueva constitución federal. México adoptó el sistema métrico decimal. Las antiguas unidades de medida, en cierto modo arbitrarias y flexibles, se prestaban al abuso y al fraude. En 1525, el capitán general y gobernador de la Nueva España, Hernán Cortés, dispuso que en cada población se nombrara un fiel o almotacén, una persona que contrastaba las pesas y medidas utilizadas en las transacciones de comercio. Las unidades básicas fueron la arroba, el cuartillo , la libra, el siglo. En 1536 el virrey Antonio de Mendoza estableció como medida de longitud la vara . Tales ordenanzas estuvieron en vigor hasta 1857, aunque bien entrado el siglo XX, en algunos lugares aislados todavía se utilizaron algunas de ellas, como el almud. medidas de tiempo La mayor división del tiempo es el siglo que tiene cien años se divide también en 12 lustros , el lustro en cinco años. El año común en 12 meses ó en 52 semanas ó en 365 días ó 366 días si no es común sino bisiesto. El día natural en 24 horas, la hora en 60 minutos. El minuto en 60 segundos, &c. Es necesario advertir que los meses no tienen exactamente 4 semanas, sino que tienen, además, una fracción de ella, y además que no tienen tampoco todos los meses 30 días, sino que unos tienen 30 y otros 31, y Febrero que trae 29 ó 28 según si el año es ó no bisiesto, verificándose lo primero cada 4 años. Para fijar bien los días que traen los meses daremos la siguiente regla general: comenzando por Enero que tiene 31 días se alternan todos de 30 y 31 a a &c., con dos excepciones: 1. Que Febrero tiene 31 días si es bisiesto. 2. Que solo Julio y Agosto son los meses juntos que tienen 31 días. MONEDAS Aunque en la República mexicana, lo mismo que en todos los demás pueblos de la América española, la moneda reguladora para toda clase de transacciones es el peso fuerte de ocho reales de plata, hay en ella diversas piezas de oro, plata y cobre, cuyos valores son los siguientes: De ORO: la onza, 16 pesos, la media onza, 8; la cuarta de onza, 4; la octava, 2; y la diez y seisava ó escudo, 1. De PLATA: el peso fuerte, ocho reales; el tostón ó medio peso, cuatro reales, la peseta, dos reales; el real sencillo; el medio, y el cuarto de real. 90


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

De COBRE: no hay de este metal más que una moneda, cuyo valor es de la octava parte de un real, ó la sesenta y cuatroava de un peso. Se utilizaron el tlaco y el pilón que era 1/2 de un tlaco. La ley del oro acuñado es de 21 quilates, y la de plata de 10 dineros 20 granos. Por consiguiente, para conocer la diferencia del valor intrínseco de estos dos metales reducidos ya á moneda, respecto del que tiene el oro y la plata puras, basta saber que la ley del oro puro es de 24 quilates de á 4 granos, y la de plata de 12 dineros de á 24 granos. pesos y medidas Pesos. En primer lugar tenemos la tonelada, que tiene 20 quintales, cada uno se divide en 4 arrobas de á 25 libras, de á 16 onzas, de á 16 adarmes, de 3 tomines, de á 12 granos. En la Minería se usa el marco para el oro y la plata. El marco de oro se divide en 50 castellanos de á 8 tomines, de á 12 granos. El de plata en 8 onzas de á 8 ochavas, de a 6 tomines, de a 12 granos. Los ensayadores, para determinar la pureza de estos dos metales, usan del mismo marco.- Para el oro, se divide el castellano en 24 kilates de 4 granos de ley, y cada uno de estos granos de ley equivale á 50 en el peso.- Para la plata, se divide el marco en 12 dineros de a 24 granos de ley, y cada uno de estos granos equivale á 16 en el peso. Los lapidarios, para el ensaye de piedras preciosas, usan el quilate, que es la décima parte de una onza. Los farmacéuticos usan la libra medicinal, que se divide en 12 onzas comunes de á 8 dracmas, de á 3 escrúpulos, de á 24 granos.

91


Ing. Manuel Humberto González Ramos

Medidas de longitud. La que sirve para regular todas las medidas mexicanas, es la vara, cuyo tamaño es tomado de la vara castellana de Búrgos, segun el modelo que ecsiste en el fiel contraste del ayuntamiento de México, marcado con el año 1721, la cual se divide en dos medias, tres tercias ó piés, cuatro cuartas, seis sesmas, ocho ochavas, treinta y seis pulgadas, ó cuarenta y ocho dedos. Cada pulgada se divide en doce líneas, cada dedos en nueve líneas y cada línea en doce puntos. Cincuenta varas forman una medida que se llama cordel, la cual sirve para la medición de terrenos.- La legua mexicana tiene 100 cordeles ó 5.000 varas. 119 y 33 centavos varas mexicanas equivalen á 100 metros. medidas agrarias Para la distribución de los terrenos se tiene que una hacienda que tiene 25000 varas de largo por 5000 de ancho. Un fundo legal para pueblo, tiene 1200 varas de largo por 1200 de ancho. Una labor que tiene 1000 varas de largo por 1000 de ancho. El sitio de ganado mayor, que es un cuadrado que tiene 5000 varas por lado, y se divide en cuatro criaderos de ganado mayor, que son cada uno de ellos un cuadrado de 2500 varas por lado. El sitio de ganado menor, es un cuadrado que tiene 3333 1/3 varas por lado y se divide en cuatro criaderos de ganado menor, que es un cuadrado que tiene 1666 2/4 varas por lado. La caballería de tierra, es un rectángulo que tiene 1104 varas por un lado y la mitad por el otro, es decir 552. Se divide en cuatro partes que se llaman suertes de tierra, que tiene cada una por lado552 varas, y por otro 276 varas. Cada suerte de tierra se divide en tres fanegas de sembradura de maíz, cada una de ellas tiene por un lado 276 varas, y por otro 184 varas. No hay que olvidar que el solar para casa, molino ó venta, es un cuadrado con 50 varas por lado. 92


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

Superficie en varas cuadradas. ________________ Sitio de ganado mayor............................................................................... 25.000.000 Criadero de idem idem ................................................................................6.250.000 Sitio de ganado menor ....................................................................... 11.111.111 1/8 Criadero de idem idem ....................................................................... 2.777.777 1/9 Caballería de tierra .......................................................................................... 609.408 Media caballería ...............................................................................................304.704 Cuarto de caballería ó suerte de tierra............................................................152.352 Fanega de sembradura de maíz ........................................................................50.784 Solar para casa, molino o venta .......................................................................... 2.500 Fundo legal para los pueblos ...................................................................... 1.440.000 medidas de aguas De las medidas de Hidromensura la primera es el buey de agua que es un espacio que tiene por superficie una vara cuadrada. Extensión superficial en pulgadas cuadradas

___________________

1 buey ó 48 surcos .................................................................................................1.296 1 surco ó tres naranjas .............................................................................................. 27 1 naranja ú ocho reales ó limones ..............................................................................9 1 limón ó 18 pajas .................................................................................................1 1/8 1 paja ....................................................................................................................0 1/16 Una paja produce en cada minuto un cuartillo ó libra de agua, y por consiguiente catorce y medio quintales en un día natural. medidas de capacidad para áridos. La principal es la carga que tiene 2 fanegas, la fanega dos medias, la media dos cuartillas, la cuartilla 3 almudes, el almud 4 cuartillos. Así que la carga tiene 4 medias, 8 cuartillas, 24 almudes, y 96 cuartillos . El Cajón para cebada 25 pulgadas 11 líneas de longitud en la boca, 17 idem 1 idem de longitud en el fondo, 14 idem, 5 idem de latitud, 12 idem 9 idem de profundidad. 93


Ing. Manuel Humberto González Ramos

Media: 24 idem 2 de longitud en la boca, 18 idem 8 idem de longitud en el fondo, 14 idem 5 idem de latitud, 12 idem de profundidad. Cuartilla, 20 idem de longitud en la boca, 16 idem 3 idem de longitud en el fondo, 11 idem 6 idem de latitud, 8 idem 10 idem de profundidad. Media cuartilla, 16 idem 5 idem de longitud en la boca, 12 idem 6 idem de longitud en el fondo, 10 idem 4 idem de latitud, 6 idem 4 idem de profundidad. Almud, 10 idem 2 idem de longitud en la boca, 6 idem 2 idem de profundidad. Medio almud 7 idem 11 idem de longitud en la boca, 5 idem de profundidad. Cuartillo 6 ídem 6 idem de longitud en la boca, 3 idem 9 idem de profundidad. Medio cuartillo,5 idem 6 idem de longitud en la boca, 2 idem 8 idem de profundidad. Cuarteron, 4 idem de longitud en la boca, 2 idem, 6 idem de profundidad. Octavo 3 idem de longitud en la boca, 2 idem de profundidad. Diez ochavo, 2 idem 2 idem de longitud en la boca, 2 idem de profundidad. La media fanega de 24 cuartillos es la medida más usual para las compras y las ventas por mayor de las semillas. Cuatro de estas medias hacen una carga, y las dimensiones son las siguientes, tomadas con la vara de Burgos. Media fanega 24 cuartillos

Longitud en la boca 24 pulgadas 2 líneas, idem en el fondo 18 idem 8 idem. Latitud 14 idem 2 idem. Profundidad 12 idem. 2 idem. Medidas para los líquidos Todos los líquidos con excepción del aceite, tiene como unidad de medida el cuartillo. Existen unidades mayores y menores: la mayor es el barril que tiene 9 jarras ó sean 162 cuartillos. Para el aguardiente, vino y otros líquidos es la jarra, contiene 18 cuartillos de á libra ó 16 onzas de agua destilada en la temperatura de su mayor densidad. Distinguense los barriles de aguardiente en medidos y redondos: los primeros tienen 162 cuartillos, y los segundos 160.- El barril de vino redondo tiene 150 cuartillos . Pare el aceite debe advertirse, que como su densidad varía según su clase, se vende y se compra por mayor al peso; pero para el menudeo se usa un cuartillo especial en el que caben 17 onzas 9 adarmes de agua destilada. Para el aceite de olivo, se usa el mismo cuartillo que para el aguardiente, vino &c. 94


MATAMOROS FUTURO Aテ前 DE 1854

to

Reglamen. del Hospital Civil de Ntra. Sora. del Refugio, de esta H. Ciudad, adaptado por el Y. Ayuntamien. to o a n remitido al Gob. del Estado p. su aprob.

Secretaria del Y. Ayuntamiento

Aテアo de 1861

95


Ing. Manuel Humberto González Ramos

Del Hospital o

Art. 1. o Este Establecimiento será administrado y dirigido por el Y. Ayunt. o te

de

r

esta Ciudad quién cuidará inmediatam. de él p. la comision especial nombrada de su seno. Todos y cada uno de los miembros que forman esta comision pueden entrar al establecimiento a cualquier hora del día ó de la noche estando autorizados para inspeccionar todos los ramos, informando al o

Y. Ayunt. sobre las faltas que noten para que sean corregidas. o

Art. 2. o Todos los menesterosos que soliciten la curación de sus enfermedades seran admitidos en el Hospital previo el permiso u órden de las autoridades respectivas de la comision de hospital, mas aquellos cuyas enfermedades sean contagiosas ó perjudiciales á los demas enfermos del Establecimiento como lazaros, dementes &. Se procurará colocarlos en paraje apartado.

Art. o 3. o Todo enfermo

está obligado á observar una conducta decorosa sometiendose á lo que ordene el facultativo y á las reglas del Establecimiento para la conservacion del buen Orden. El enfermo que falte a estas prevenciones será amonestado por el Admor. y sí continua faltando se le obligará a mudarse usando de los medios compatibles con las dolencias que que sufra dando cuenta á la comision para que ésta disponga lo que sea conveniente.

Art. o 4. o

to

Todo individuo que fallezca en el establecimien. sera sepultado en el término de 16 á 24 horas despues de su fallecimiento, cuyo plazo se aumentará ó estrechará á juicio del facultativo. El Admor. dará aviso te inmediatamen. al Juez civil de las personas que fallezcan conforme á la ley de registro.

Art. o 5. o

Cuando se reciba algun cadaver, el Admor. dará en el acto parte á la autoridad respectiva para que despues de practicadas las diligencias necesarias pueda conducirse el cadaver al campo-santo.

Art. o 6. o

o

Para el Serv. interior del Hospital habrá los empleados siguientes que seran nombrados, removidos ó separados unica y esclusivamente por 96


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

el Y. Ayuntamiento con ecepcion de los mozos sirvientes que podrá cambiarlos el Admor. con acuerdo o dando aviso á la comision de Hospital. Un facultativo Profesor de medicina y cirujía que tenga los títulos legales examinado y aprobado por la facultad médica conforme lo previenen nuestras leyes con sueldo de $ 80. mensuales Un admor. con sueldo de $40. mensuales. Un practicante mayor con sueldo de $ 35 mensuales. Un flebotomo con sueldo de $ 20. mensuales. Un topiguero enfermero con sueldo de $ 15 mensuales. Además los enfermeros, mozos, sirvientes, labandera, cocinera, y molendera que se juzguen necesarios al desempeño del servicio del Hospital. o

o

Art. 7. De la comision de Hospital. 1. a Una vez nombrada la comision de hospital procederá á recibir el estableci-miento con cuanto le pertenece, y bajo inventario de la comision que céra quien estará obligada á informar a la entrante de todo aquello que pueda contribuir a to a mejorar el establecim. y por consiguiente á la humanidad afligida. 2. a Dará cuenta en cada Sesion Ordinaria que haya en la semana pudiendo a citar á Sesion extraord. si asi lo juzgare conveniente á mejor desempeño de su cargo en aquellos raros y ecepciomales que puedan presentarse. 3. a La comision recibirá del Admor. un estracto mensual de entradas y salidas de los enfermos con espresion de las enfermedades que padecen para que S.S. lo hagan publicar si á bien lo tubieren.

Art. o 8 o

Del administrador.

Son sus atribuciones y deberes. 1. El admor. es el gefe del Hospital. Todos los empleados de este establecimiento le están subordinados y le obedecerán sus órdenes en todo o lo relativo al Serv. . Es tambien el inmediato responsable de la observancia de este reglam. to y de las faltas que ocurran ya sea respecto o del Serv. de los empleados, ya por la clase de alimentos, el aseo de las enfermerías la falta de economía en los gastos. a

2. a No podrá separarse del establecimiento ni de día ni de noche sino es en 97


Ing. Manuel Humberto González Ramos

casos necesarios para el Serv. o del mismo Hospital dejando en su ausencia encargado alguno de los demas empleados. Tanto el practicante como los demás empleados y sirvientes deberán estar constantemente en el establecimien. to y no podrán ausentarse sin permiso del Admor. 3. a Llevará un libro en que asiente con claridad y limpieza por sus fechas las entradas de los enfermos, espresando su sexo, nombre, procedencia, edad, estado, y previo el juicio del facultativo la clase de enfermedad que tenía a su entrada, asi como alguna otra sí le sobreviniese durante su permanencia. En el mismo libro al frente de las entradas anotará las fechas de salidas ó fallecimiento. En otro libro que se denominará de inventarios, constarán todos los muebles, ropa, enceres, medicinas, instrumentos de cirujía, utiles de cocina y cuanto pertenezca al establecim. to cuidando de dar cuenta á la comision de hospital de lo que se inutilize ó pierda, aciendo asi constar, asi como todos los muebles y enceres que vayan ingresando en el establecimim. to .

En otro libro anotará con minuciosidad los gastos diarios que rebisará la comision de hospital y rubricará uno de sus miembros.

4. o Asistirá á las visitas del facultativo á las diversas salas, en donde igualmente se hará presente á las horas en que se distribuyan los alimentos los que probará antes para serciorarse de su buen estado y sason. Vigilará la conducta de todos en el desempeño de sus deberes y en general inspeccionará to escrupulosamente todo el establecim. a fin de que pueda dar un informe circunstanciado y esacto de todo al Y. Ayuntam. to á la comisión de hospital. te Oirá las quejas que le den los enfermos e inmediatam. dispondrá que se remedie cualesquiera falta que aparezca. o

o

5. a El día último de cada mes, y con el V. B. del Sr. Presidente del Y. Ayuntamiento formulara el presupuesto de los sueldos vencidos en el mismo mes de todos los empleados y sirvientes del hospital lo presentará te para su pago en la Tesorería mpl. distribuyendo inmediatam. cada uno lo que le corres- ponda mediante el correspond. te recibo. 6. a No permitirá visitar los enfermos por personas de fuera del Establecimiento sino en los días y horas que se fijan en este reglamento y siempre con presencia de alguno de los empleados ó sirvientes, para evitar la introducción de alimentos, licores ú otras cosas que puedan serles nocivo, 98


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

7. a Recibirá en deposito el dinero ó prendas que lleven los enfermos al Hospital anotándolas en un libro especial, y ningún pretesto será permitido á los demas empleados admitir este encargo. 8. a Tanto el Admor. Como el practicante Flebotomo y Cirujano del Hospital, tomarán sus alimentos en el mismo establecimiento costeados por éste de donde no es permitido estraer víveres ó enceres de clase alguna sino despues de califacados inservibles ó nocivos. 9. a En fin de cada mes y de acuerdo con el facultativo presentará al Y. Ayunt. o un estado de entradas, salidas y existencia de enfermos con clase de enfermedades que padezcan y cumplir ademas con cuantas prevenciones le ordene el Y. Ayunt. o la comision de hospital.

Del facultativo. Art. 9.

0

Sus atribuciones y deberes son 1. Será considerado como el Gefe en todo lo concerniente al ramo de medicinas y cirujía y como tal le están subordinados el practicante y demás empleados encargados de la inmediata asistencia de los enfermos, siendo él responsable de cualquiera omisión o falta en la asistencia y curación de los enfermos. a

2. a Hacer dos visitas diarias á todos los enfermos del hospital, una por la mañana a las 6 ½ y otra por la tarde de 5 a 6 en tiempo de verano y en invierno la de la mañana a las 7 y la de la tarde de 4 ½ á 5 y á mas las que en el día y noche sean necesarias por ocurrencias particulares ó casos extraordinarios, practicando dichas visitas debidam. te, haciendo que el flebatomo y enfermero asi como el practicante le informen con esactitud de las novedades que hayan notado en cada uno de los enfermos, é inquiriendo de los mismos si les han admini trado los alimentos y medicamentos que hubiese ordenado en su visita anterior. 3. a Hará que en las visitas se guarde el mayor silencio para que no interrumpan la atención de los que ocurran á élla y puedan bien enterarse cada uno en su caso. Tanto en las prescripciones de medicinas como en la de 99


Ing. Manuel Humberto González Ramos

alimentos esplicará prolijamente el metodo que deba seguirse, las cantidades y horas en que se hayan de darse á cada enfermo. Los defectos que note dará parte al Admor. para que inmediatam. a

a

te

los remedie.

te

4. En la 1. visita que pase á los nuevam. entrados, caracterizará las enfermedades que adolezcan y hará que el practicante les anote en el recetario, el cual revisará escrupulosamente para corregir cualquiera equivocación que pueda haber, firmándola al terminar la visita. Firmará te igualm. las recetas ó pedidos que se hagan á la Botica que comprobará con la presente. a

5. Indicará al Admor. los enfermos que se hallen graves para que si estos solicitan ó quieren recibir auxilios espirituales disponga el Admor. que se les administren según el culto que profese cada enfermo. o

Art. 10.

Del practicante. Son sus atribuciones y deberes.

a

1. Supuesto apto para el desempeño de su encargo según la calificación del facultativo, ejecutará y hará ejecútar cuando este ordene en todo lo concerniente á medicina y cirujia sin variar en cosa alguna sus prescripciones, tanto en la admon. de las medicinas como en la curacion de cirujia y distribución de las dietas. 2. a A mas de la libreta para el recetario tendrá otra en que sentará por su n numeración respectiva las enfermedades de cada individuo seg. las indicaciones del facultativo, y concluida la visita es de su deber cuidar que se administren las medicinas y cuanto haya prescrito el facultativo á las horas que señale, siendo responsable de cualquiera omisión ó falta. a 3. Será de su deber y tendrá especial cuidado de conservar en buen estado los tos aparatos é instrum. de cirujía y medicina asi como tener siempre todo lo necesario como vendajes, compresas, hilas, tijeras, espátulas, pinzas, sondas, hilo, agujas, &. dando parte al Admor. cuando sea necesario reponer algun instrumento para procurarlo. a 4. En todo lo que no sea concerniente á medicina y cirujía estará a las órdenes del Admor. 100


MATAMOROS FUTURO AÑO DE 1854

o

Art. 11 Del flebotomo y topiguero Son sus atribuciones y deberes 1. Del flebotomo aplicar sangrías de lanceta, de sanguijuelas cuidando de conservar éstas en buen estado, aplicar ventosas esclarificadas y hacer la curacion tópica de fuentes, cedales, vegigatorios y heridas. Son obligaciones del enfermero topiguero aplicar labativas, fomentos, cataplasmas, cinapismos, unturas, repartir las medicinas y alimentos á los enfermos cuidar de la limpieza de las salas, y de las camas. Hacer que pasen oportunamente los cadaveres de las enfermerías al deposito que se destine para este efecto, y le estarán subordinados los sirvientes necesarios al desempeño de este servicio te cuidará igualm. del alumbrado y de que siempre haya un mozo encargado de velar á los enfermos. a

De las prevenciones generales a

1. Siendo el hospital un asilo de caridad, sufrimiento y clemencia ningún empleado se atreverá á injuriar con el mas leve hecho ó palabra a los enfermos por molestos que sean, tratándolos siempre con benignidad y agrado. 2.

a

Es deber de todo empleado que note alguna falta en el buen serv. o del

establecim.

to

ponerlo en conocimiento del Admor. para su pronto remedio.

a

3. Según las circunstancias, el Y. Ayunt. o podrá aumentar o disminuir el num. de empleados y sus dotaciones.

o

4. a Todos los sábados de 4 á 6 de la tarde pueden entrar á visitar á los enfermos a

o

sus deudos ó amigos observando lo prevenido en la parte 6. del Art. 8. o cuando se halle en un estado de gravedad un enfermo ó por algun negocio muy urgente podrá ser visitado por sus parientes y amigos previa licencia del Admor. quien determinará la hora y tiempo que dure la visita. 5.

a

El presente reglamento se pasará con atento oficio al Supremo Gob. o del

Est. o para aprobación por el Y. Ayun.

to

de esta Ciudad.

H. Matamoros 101

Abril de 1861.


Ing. Manuel Humberto González Ramos

fuentes bibliográficas e iconográficas Álbum de las Fiestas del Centenario de la H. Matamoros, Tamps. 18261926 Editado por el periódico “La Antorcha”. Director Ignacio Torteya. Enero de 1926 Archivo Histórico Municipal de la H. Matamoros, Tam. González Ramos Manuel Humberto. Colección de mapas y fotografías. González Ramos Manuel Humberto. Las Fortificaciones de la H. Matamoros, Tamaulipas, México. Impreso en PrintaColor, S.A. de C.V. Calle 4a. No. 149. Col. Euzkady, C.P. 87370 H. Matamoros, Tam. Año 2010 Rivera Saldaña Oscar. La junta de Aguas y Drenaje de Matamoros El empeño de un Pueblo 1949-1999.Apuntes inéditos.

102


MATAMOROS FUTURO 1854  

En 1854 Nigra de San Martín previó el futuro de la Heroica Ciudad de Matamoros

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you