Issuu on Google+

.COM.AR

DOMINGO 5 de enero de 2014

Espárragos

Ricos en fibras, con pocas calorías Pág. 2 test

DISCAPACIDAD

¿Te cuesta demostrar afecto? Pág. 4

Respeto y toma de conciencia Pág. 4

Cuando comer es molesto Poco conocida, la disfagia es una secuela no frecuente de ciertas intervenciones quirúrgicas.

Pág.

2

CS Crónica Crónica Salud Salud

Visitanos en

cronica. com.ar


2

.COM.AR

domingo 5 de enero de 2014

La disfagia, una secuela inesperada TRASTORNO. Su tratamiento necesita la evaluación de varios especialistas

De la redacción

L

salud@cronica.com.ar

a disfagia no es una enfermedad, sino una secuela de cirugías o tratamientos oncológicos. Muchas veces se presenta como la sensación de no poder comer, de que la comida “no pasa” por la garganta. Lo sufre entre el 6 y el 9 por ciento de los argentinos. Según su ubicación, la disfagia puede clasificarse en orofaríngea o superior –corresponde a la primera y segunda etapa de la deglución– y en esofágica o inferior –tercera etapa–. Las primeras representan el 80 por ciento del total. Quienes padecen disfagia suelen manifestar que les cuesta comer, que tosen cuando lo hacen o bien que la comida “no les pasa”. Muchos, inclusive, llegan a atragantarse.

La deglución

“Se le llama deglución al proceso complejo por el cual el alimento pasa de la boca al estómago. Involucra tres etapas: la primera y voluntaria es la oral. Las otras dos, que son involuntarias, son las fase faringe-laringe y esofágica”, explica Rubén Castaño, jefe del Servicio de Kinesiología del Hospital Universitario Austral. En el proceso de

tragar intervienen treinta músculos, seis pares craneales, saliva para la producción del bolo y la integridad de las estructuras anatómicas involucradas. Pero la etapa de la deglución “se comparte” con la vía respiratoria, razón por la cual cualquier falla o deficiencia en este movimiento o en la acción muscular puede generar que el alimento pase al pulmón en forma de aspiración. “Las disfagias provocan dos tipos de alteraciones: por un lado, los trastornos de la eficacia que generan desnutrición y deshidratación; y por el otro, los trastornos de seguridad, relacionados con las infecciones pulmonares y, en algunos casos, la muerte”, agrega Castaño. Entre las enfermedades que generan disfagia se encuentran el ACV, el mal de Parkinson, distintos tipos de distrofias, la esclerosis múltiple, la diabetes y el cáncer de laringe. De todas maneras, el especialista explica: “También puede desarrollarse una disfagia por cirugías de cabeza y cuello, tratamientos con radioterapia en la cavidad oral y uso de asistencia de un respirador por más de 48 horas, entre otras”. Ante esto, Castaño aclara: “Los profesionales que participan en la evalua-

Los síntomas, en primera persona A José Izquierdo le detectaron un cáncer de pulmón hace unos años. Luego de someterse a cirugía para que le extrajeran el tumor, comenzó a sentir dificultades para comer. Luego los médicos le explicarían lo que había sucedido. “En mi caso el trastorno de la deglución se presentó mediante la falta de aire, no cuando dormía o estaba en reposo, pero sí al caminar o moverme, después de haber sido operado hace dieciséis meses de un cáncer de pulmón y ya estar de alta. Aparentemente, el problema surgió durante la anestesia previo a la intervención”, contó Izquierdo, paciente del Hospital Universitario Austral. ción y tratamiento son especialistas en cabeza y cuello, oncología, otorrinolaringología, nutrición, gastroenterología y radiología. Además intervienen enfermeros, psicólogos y fonoaudiólogos”.

el dato CURA

La disfagia no tiene curación definitiva pero sí tratamientos eficaces que mejoran la ingesta.

Me gusta! hacete amigo f/crónicadiario

curativas Canela

NO ENGORDAN

Té común

Esta especia aromática, que surgió en China y hoy se la encuentra en todo el mundo, además de saborizar tanto postres como, en algunos país, platos salados, ayuda a metabolizar la glucosa, algo importante para la diabetes.

Esos brotes verdes, alargados y a la vez sabrosos, poseen muchas cualidades: aportan escasas calorías y contienen fibra, minerales como el potasio, el calcio y el magnesio, además de vitamina E. Y se los puede comer de mil maneras.

Otra planta que tiene su origen en Asia, el té, es clave en la alimentación oriental, aunque desde siglos sus virtudes recorren el mundo. Más consumido que el vino y el café, estimula el ritmo cardiaco, previene enfermedades del sistema nervioso.

Aromática y muy sana

Sí a los espárragos

Bueno para el corazón


D O M I N G O 5 D E ene r o de 2 0 1 4

4

AMOR. Descubrí si te cuesta demostrar lo que sentís

¿Sos expresivo con tus afectos?

¡panra ! pe sar

C

rónica Salud te invita a responder las siguientes preguntas y con el puntaje obtenido sabrás cómo sos a la hora de demostrar tus sentimientos.

ocasión muy especial. 6

¿Creés que la gente que es expresiva resulta empalagosa?

a) Sí, sin duda alguna. b) No, si no está con1 ¿Tenés facilidad tinuamente diciendo para decir frases románticas? frases de amor. a) Sí, además me gusta. c) No, creo que son b) Me cuesta muchísi- simplemente románmo porque me suenan ticas. cursis. c) Depende de con quién esté. 2 ¿Les decís a tus amigos que los querés? a) Sí, creo que es importante que lo sepan. b) No, supongo que ya lo saben. c) Depende del momento y las circunstancias. 3

¿Tu pareja es expresiva con palabras de amor?

a) Sí, a mí eso me encanta. b) No, y lo prefiero así. c) A veces mucho y otras, en cambio, nada. 4

¿Te gusta la expresión “Te quiero”?

a) Sí, es una bonita manera de manifestar amor. b) Solo para momentos muy especiales. c) No, me parece que ha perdido el sentido.

7 ¿Considerás que los piropos son buenos en la relación?

c) Si están bien hechas, me gustan.

a) Sí, son importantes para darle alegría a tu pareja. b) No, son tonterías que no se deben decir. c) Depende de qué piropos y en qué momento.

9 ¿Solés abrazar a la gente que querés?

8 ¿Te gustan las películas románticas?

10 Creés que para demostrarle algo a alguien...

a) Sí, bastante. b) No, las odio.

a) Sí, soy muy cariñoso. b) No, me cuesta mucho. c) Solo en momentos muy concretos.

a) Hay que decírselo a menudo. b) Hay que manifestarse con acciones. c) No hay que demostrar nada a nadie. 11

¿Sos muy besucón?

a) Sí, me gusta mucho.

b) Depende de cuándo y a quién. c) No, si puedo evitarlo, mejor. 12

¿Sos de lágrima fácil?

a) Sí, si me emociono, lloro. b) No, me cuesta mucho llorar. c) Lloro solo en momentos especiales. 13

¿Alguna vez te dijeron que sos poco expresivo?

a) No, jamás porque soy muy expresivo. b) Sí, a menudo. c) Alguna vez. 14 ¿Te dan a veces unas ganas locas de abrazar fuerte a tu pareja? a) Sí, a veces no puedo evitarlo. b) No sé, creo que eso depende mucho de las circunstancias. c) No, jamás, qué tontería. 15

¿Te considerás expresivo en el amor?

a) Sí, mucho. b) Según el momento en que me encuentre. c) No, creo que soy bastante arisco.

Puntajes

5 ¿Escribiste alguna vez a alguien una carta de amor?

a): 3 puntos. b): 1 punto. c): 2 puntos.

a) Sí, varias. Me gusta mucho escribir. b) No, me parece una tontería. c) Una, pero era una

De 15 a 25 puntos: te cuesta expresar tus sentimientos. De 26 a 35 puntos: lo hacés a medias. Más de 36 puntos: sos muy expresivo.

Resultado

Ilda Álvarez abogada

TOMA DE CONCIENCIA Muchos son los espacios en que participo tratando la temática de la discapacidad y he observado con satisfacción que cada vez son más los interesados y los que trabajan en pos de los derechos de este grupo vulnerable de la sociedad. La protección de las personas con discapacidad, legalmente, está contemplada en nuestra Constitución nacional: el artículo 75 inciso 23 faculta al Congreso a “legislar y promover medidas de acción positiva que garanticen la igualdad de oportunidades y de trato y el pleno goce y ejercicio de los derechos reconocidos por esta Constitución y por los tratados internacionales vigentes sobre derechos humanos, en particular respecto de los niños, las mujeres, los ancianos y las personas con discapacidad”. Precisamente la Constitución hace expresa mención de estos grupos ya que, debido a su vulnerabilidad, es el Estado el que debe brindarles las herramientas que permitan un mismo punto de partida, logrando así obtener las mismas oportunidades que el resto de la sociedad. Ahora, más allá de las leyes, es necesario la toma de conciencia que, de acuerdo a lo establecido en el artículo 8 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, no significa otra cosa que “sensibilizar a la sociedad, incluso a nivel familiar, para que tome mayor conciencia respecto de las personas con discapacidad y fomentar el respeto de los derechos y la dignidad de estas personas. Luchar contra los estereotipos, los prejuicios y las prácticas nocivas (…), promover la toma de conciencia respecto de las capacidades y aportes de las personas con discapacidad”. En nuestro espacio tratamos de que se tome conciencia y se reconozca en el otro, con o sin discapacidad, a un semejante. Deseamos profundamente que podamos dejar de clasificar a las personas con etiquetas que las ubican en un lugar que no merecen ni desean estar.


Diario Crónica Salud 14 01 05