Page 1

Comunidade Caná es una Comunidad Católica de Alianza integrada por familias en el seno de la Renovación Carismática, corriente de gracia suscitada por el Espíritu Santo tras el Vaticano II en las diferentes confesiones cristianas. Cuenta con el reconocimiento canónico del Arzobispado de Santiago de Compostela desde el 2 de febrero de 2005. www.comunidadecana.org


Comunidade Canรก: DON y TAREA


Somos una COMUNIDAD de FAMILIAS… El objetivo no es vivir bajo el mismo techo, sino crecer en familia: que cada familia se sienta fortalecida en su vida de fe, apoyada en las decisiones humanas que debe tomar e impulsada a caminar como familia cristiana en medio del mundo. Cada familia vive de su trabajo diario y está enraizada en un lugar determinado, integrándose en la vida parroquial y construyendo una vida humana y espiritual equilibrada; tiene, por otro lado, plena autonomía para tomar las decisiones que exige su vida familiar, como comunidad que es -“Iglesia doméstica”- dentro de una comunidad mayor.


Hemos recibido un doble llamamiento :


FINES


La Comunidad acoge la singularidad de cada familia, creando unas relaciones fraternas, aprendiendo unos de otros en la oración y el compartir humano y espiritual. Nuestro modelo son las primeras comunidades cristianas.

Cada familia de la Comunidad se compromete a caminar como Iglesia doméstica. Nuestro modelo es la Familia de Nazaret. La oración en familia al terminar el día será algo que nos caracteriza: Rosario, Vísperas, lectura de la Biblia acorde con los tiempos litúrgicos...

Cada familia se compromete a rezar por las otras familias de la Comunidad y a mantener una comunicación cercana tanto los adultos como los jóvenes y los niños.


Conoceremos cómo y dónde vive cada familia de la Comunidad. Para ello será necesario que nos visitemos unos a otros y compartamos de cerca nuestras dificultades y alegrías, luces y sombras... Será motivo constante de nuestro compartir, en primer lugar, nuestra propia vida -para crecer espiritualmente y dar mayor gloria a Dios- y, en segundo lugar, nuestro servicio a la Iglesia.

Estimularemos la constante formación cristiana de todos los miembros de la Comunidad. Una formación bíblica, doctrinal y espiritual que va encaminada a servir a la Iglesia, fundamentalmente en el campo de la familia.


Organizaci贸n interna


Organizaci贸n interna


Proceso de integración de nuevos MIEMBROS

“VENID y VERÉIS”

Las/os hermanas/os que se sientan llamados a la Comunidad son invitados a vivir en ella durante un año. A este primer año le llamamos “Venid y veréis”, pues ésta es la invitación que hace Jesús a los primeros discípulos. Durante esta etapa, las familias participan en todas los encuentros de la Comunidad como miembros de pleno derecho y están exentos de algunos deberes. El objetivo de este primer año es conocer CCaná, vivir en ella para saber si la familia puede asumir los compromisos de la Comunidad y si éste es su lugar para crecer.


Proceso de integración de nuevos MIEMBROS

“TE SEGUIRÉ”

Si durante este primer año se confirman sus deseos de continuar, pasarán a una segunda etapa que dura tres años y en la que la familia va asumiendo los compromisos comunitarios. En ella profundizamos en el testamento de Jesús a sus Apóstoles (Jn 15), con tres signos de vida: • Intimidad con el Señor : “Permaneced en Mí como Yo en vosotros”. • Fecundidad : “El que permanece en Mí, da mucho fruto”. • Gozo : “Mi gozo estará en vosotros”. Estas dos etapas iniciales son de discernimiento: la familia va descubriendo si éste es su camino espiritual y la Comunidad lo confirma o no.


Proceso de integración de nuevos MIEMBROS

3º “AQUÍ ESTOY, SEÑOR, PARA HACER TU VOLUNTAD”

Si las/os hermanas/os experimentan estos tres signos (intimidad, fecundidad y gozo) sabrán que éste es su lugar espiritual y podrán decir: “Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad”. Estarán en situación de comprometerse plenamente, haciendo su alianza en Comunidade Caná . Esta alianza se efectuará anualmente, dentro de un acto litúrgico, ante el Moderador/a General y el Asesor Espiritual de la Comunidad. Será corroborada, además, por escrito.


COLABORADORES • Son personas cercanas a la Comunidad que, en distintos modos y medida, nos ayudan en nuestro servicio a la Iglesia y comparten nuestro caminar espiritual y humano. • La Comunidad les ofrece un espacio de convivencia y comunión, de formación, de oración y de compartir humano y espiritual, siempre en un ambiente de familia abierto a todas las edades y situaciones. • Los Encuentros de la Comunidad con los colaboradores tendrán estos tres aspectos. Serán importantes los encuentros de principio de curso, Semana Santa y final de curso. • En cuanto a la formación, haremos participes a los colaboradores de la formación que cada curso recibe la propia Comunidad, abiertos dar formación específica que sea sugerida por ellos, en dos vertientes: preparación en el ámbito de la familia y de la nueva evangelización; formación espiritual y humana.


Nosotros somos testigos de cómo, en estos años, la fuerza del Espíritu Santo ha ido conformando la vida de nuestras familias acogiendo, fortaleciendo, animando, y enviando a la misión por la llamada recibida de Jesucristo. Hemos visto de qué modo la Palabra se va haciendo Vida en nuestra vida: 1.- La Palabra del Señor Jesús -“Que sean uno para que el mundo crea”- proyecta a cada familia a ser uno en ella misma y con otras familias: “Mirad que bueno y delicioso es vivir unidos los hermanos” (Sal 133). 2.- No se trata de una llamada a unos cuantos “privilegiados”. Al contrario: “Lo necio del mundo se lo ha escogido Dios para humillar a los sabios, y lo débil del mundo lo ha escogido Dios para humillar a lo poderoso. Aún más, ha escogido la gente baja del mundo, lo despreciable, lo que no cuenta, para anular a lo que cuenta, de modo que nadie pueda gloriarse en presencia del Señor. A Él se debe que vosotros estéis en Cristo Jesús” (1ª Cor 1, 26 y ss). 3.- Invitados a proclamar la Buena Noticia, Jesucristo nos hace partícipes del para qué ha venido y a qué nos llama: “El Espíritu de Dios está sobre mí , porque él me ha ungido. Me ha enviado a evangelizar a los pobres, a proclamar a los cautivos la libertad…” (Lc 4, 18 y ss) Y somos sumergidos en la vida de las Bienaventuranzas para nosotros y nuestros hermanos, hombres y mujeres de nuestro tiempo. En nuestra vida hay sed que necesita ser saciada. Jesús, como a la samaritana, nos dice: “Todo el que bebe de esta agua volverá a tener sed. Pero cualquiera que beba del agua que yo le daré, nunca más tendrá sed, sino que el agua que yo le daré será en él una fuente que salte hasta la vida eterna. (Jn 4 1 y ss). Es una invitación de Jesús a la samaritana; ¿a nosotros?. “¡Señor, dame de esa agua!”, le dirá ella. Desde esta maravillosa experiencia, Jesús nos invita a todos como hizo con Andrés y Juan: ¡Ven y Verás! Solamente desde ese encuentro con Jesús, podemos incorporarnos a su plan… que tal vez sea el tuyo, sea el vuestro, querida familia.

¡Damos gracias a Dios unidos con María! Comunidade Caná


www.comunidadecana.org PASCUA 2013

Ccaná  

Comunidade Caná es una Comunidad Católica de Alianza integrada por FAMILIAS en el seno de la Renovación Carismática.