Page 1

Nยบ 13

FEBRERO 2019 1


EN ESTA EDICIÓN: 1. EDITORIAL: HACIA DONDE VA VENEZUELA - P.3 2. ¿LUCHA POR LOS DERECHOS DEMOCRÁTICOS? - P.4 3. ¡HOY ESTUDIANTES, MAÑANA PROLETARIOS! - P.6 4- EL ÚTERO SOCIAL - P.10 5- AUTOMATIZACIÓN - P.14 6- LA LÓGICA IDENTIFICA DOS TIPOS DE CONTRADICCIONES: LAS CONTRADICCIONES LÓGICAS Y LAS CONTRADICCIONES OBJE-TIVAS - P.18 7- POESÍA: HIJA NATURAL - P.20 8-POESÍA: NOTICIA DE PRIMERA SECUENCIA - P.20 9- POESÍA: LA CIUDAD FLOTANTE -P.21 10- MANIFIESTO POR UN ARTE REVOLUCIONARIO INDEPENDIENTE - P.22

2


EDITORIAL va Venezuela?

¿Hacia donde Max Perez

L

a polarización social crece y crece. Venezuela es su punto más alto. Hoy más que nunca en el mundo se vive aquello que decía Lenin: “Crisis, Guerras y Revoluciones”. La crisis del sistema capitalista empuja objetivamente por todos los costados a la confrontación. Venezuela, a pesar de las diferencias que podamos tener con su dirección, se ha convertido en los últimos años en un referente del movimiento de masas, sobre el que se han apoyado números movimientos sociales de resistencia en el mundo y sobretodo en Latinoamérica. Movimientos que, a pesar de no dar el paso hacia el socialismo, se constituyen como una barrera para los planes de barbarización y guerra impulsados por toda la burguesía, a diferentes ritmos, pero impulsados al fin. El imperialismo norteamericano, necesita recuperar América Latina como su patio trasero, con miras al enfrentamiento con China y con Rusia. Sin derrotar a Venezuela no podrá lograrlo.Cualquier persona u organización que se coloque al menos en contra de la guerra y la barbarie, tendría que empezar desde este punto para colocarse claramente a favor de Venezuela, en contra de los golpistas y el imperialismo. No es la única razón por la que defendemos Venezuela, defendemos también las inmensas conquistas que ha tenido la Revolución Bolivariana a favor del pueblo y contra la burguesía. Conquistas que tendrán que ser profundizadas hacia el socialismo como única forma real de defenderlas, conquistas que tendrán que ser extendidas hacia una Federación Socialista Latinoamericana como única forma de no ser presa del aislamiento y el acoso permanente que la burguesía nacional e internacional. Solo bajo el empoderamiento de las organizaciones populares y de la clase trabajadora se podrá defender la revolución. Esto se tendrá que expresar en nuevas forma de organización, nuevas instituciones, uno en el que la burguesía y sus viejas instituciones tendrán que dar paso, a un Estado dirigido por la clase trabajadora hacia el Socialismo. Venezuela vive un momento de transición. Profundizar la revolución es la única forma de derrotar definitivamente al golpismo que no se contentara con ninguna concesión y solo estará tranquilo hasta recuperar lo que ha perdido. En la JOS hoy estamos más que nunca, e incondicionalmente con la Revolución Bolivariana en la que se juega mucha más que solo Venezuela, en donde esta en juego el futuro de Latinoamérica y el mundo. 3


¿Lucha por los derechos democráticos? Venezuela en la mira de los “liberales” Oscar Rivas

E

l intento golpista, aún en curso, por parte de la burguesía imperialista (EE. UU. y la Unión Europea) en Venezuela, ha puesto en la superficie el tema de los “derechos humanos”. El discurso “liberal” hace rato que viene siendo la herramienta por parte de la burguesía para atacar a los gobiernos mal llamados “socialistas” y profundizar la crisis política en estos, para hacer caer sus gobiernos; lo intentaron en Nicaragua, parecen haber fracasado, y lo intentan una y otra vez con Venezuela. Actualmente, una vez más. La burguesía, que no encuentra salida a la crisis, ha tenido que dejar su fuerza militar de lado o la ha visto reducida y tiene que apelar a la ideología cuando un gobierno, con apoyo popular, se pone en contra de sus políticas y representa una “piedra en el zapato”. Hoy, recurren a todo el aparato ideológico para poder hacer lo que antes hacían con fuerza militar (en un claro gesto de debilidad), pero aprovechando que el discurso alternativo no se muestra por ninguna parte. Por esto, es que han revivido, la palabrería “liberal” y hasta han prostituido la propia ideología que los vio nacer (¿o más bien la han profundizado?), el propio liberalismo. Este mismo recurso ha puesto en una encrucijada a un gran sector de la izquierda, donde tenemos que incluir desde reformistas hasta anarquistas, pasando por los mismos denominados trotskistas. El imperialismo, usando claramente su fuerza al poseer los medios de producción audiovisuales, informáticos y en sí el manejo de los datos, utiliza día con día el discurso pseudoliberal para poner a la población de cada país, en contra de las “dictaduras socialistas” del siglo XXI; la izquierda, en su mayoría, ha caído en su juego. Y si bien, tratan de diferenciarse con

4


discursos puristas, al final en la práctica, hace Frente Común con la burguesía imperialista. Lo anterior, nos obliga, a visibilizar el contenido de clase de la lucha por los llamados “derechos democráticos”. Los derechos democráticos, si no tienen una base material donde sostenerse, probablemente queden en el papel y la burguesía simplemente los usará, cómo lo hace hoy más que nunca, cómo la herramienta o más bien el arma ideológica contra todo aquel que trastoque, aunque sea mínimamente, la dinámica capitalista mundial. Para un sector burgués, probablemente el más político, es necesario dar algunas concesiones en materia de derechos democráticos, eso sí, que no toquen la base material que perpetua el sistema capitalista. La visión “liberal” de la lucha de clases, ha hecho que se sitúen primero como enemigos los gobiernos “progresistas” que han tenido procesos de rompimiento con el imperialismo antes que con el propio capitalismo. La palestra ideológica se mueve entre los “liberales de derecha” y los “liberales de izquierda”. Una izquierda que sitúa la lucha de los derechos democráticos por encima de la lucha de clases y no ve estos como un derivado de esta. Los socialistas, usando el materialismo dialéctico, no podemos ver la realidad tan unilateralmente y, si bien, tenemos diferencias con estos gobiernos, está claro que son aliados temporales contra el capitalismo, mientras da tiempo para la formación de una corriente socialista mundial. La visión de los derechos democráticos burgueses se limita esta visión, y se vuelve localista sin ver la consecuencia, manifiesta en la perdida en el mundo entero del avance del imperialismo. No somos partícipes de esa visión “liberal” o más bien barbárica de los derechos democráticos, no ponemos por encima las problemáticas de un país, de la totalidad y menos cuando estos, a pesar de que no son socialistas, le presentan un obstáculo al avance de la barbarie capitalista. Esta visión pequeño-burguesa, sólo se sitúa a la par de aquellos que creen en el pacifismo abstracto, rechazan la lucha por el 5

poder y creen que no hay que aplastar a la burguesía; estamos seguros que de darse la “Dictadura del Proletariado” son los primeros que saltarán por estar violentado los “derechos democráticos”, cuando ésta es lo más democrático en la etapa de transición hacia el socialismo. Los socialistas defendemos los derechos democráticos, pero lo hacemos desde lo concreto, la lucha de clases y no desde la fantasía “demofascista” que tiene un sector de la izquierda, creyendo que, de caer hoy, gobiernos cómo el de Maduro u Ortega, vendrán mejores condiciones para el continente y para la humanidad. La burguesía imperialista ha perdido terreno en lo material, pero en lo ideológico sigue ganando porque no surge una organización socialista concreta que le “robe” el discurso democrático a esta y no le siga su juego de romper a gobiernos semiautónomos, categorizándolos cómo dictaduras y violadores de los derechos humanos. Venezuela es el más vivo ejemplo de esto. Si queremos luchar por los derechos democráticos de la humanidad, tenemos que frenar todo avance del imperialismo y paralelo a esto construir una organización socialista revolucionaria que recoja las demandas democráticas, pero que no venda la idea de que estas son posibles de sostener sin traerse abajo el sistema capitalista y aspirar por la toma del poder por parte de las organizaciones obreras, populares y comunales. Los mismos gobiernos hoy atacados, están contribuyendo a su propia caída, por no romper con concepciones democrático-burguesas y en cierta medida estar encerrados en la misma ideología burguesa, denunciada a lo largo del artículo. Sólo será posible la utopía “liberal” en el socialismo. Sólo el socialismo da la base material para que se puedan desarrollar a plenitud los derechos democráticos.


¡Hoy estudiantes, E

n la Costa Rica actual, sucede algo que quizá se vio recientemente en la década de los 90`s, cuando los hijos de los llamados “caudillos”, realizaron el pacto “Figueres-Calderón” particularmente enfocado en solventar la crisis fiscal, la deuda y buscar la llamada gobernabilidad - esta última debe entenderse como la necesidad de los distintos sectores de la burguesía por hacer unidad de acción contra la clase trabajador. Con ella se esperaba llevar adelante políticas contra la clase trabajadora, donde las universidades, pero sobre todo el Magisterio Nacional hizo frente con la huelga del año 95, contra las políticas del Banco Mundial, privatización instituciones del Estado Social, la ley de pensiones y la ley de justicia tributaria [1]. La represión e imposición del bloque de la burguesía no se hizo esperar, y como resultado el bipartidismo se quebró desde aquel entonces.

Bryan Barahona Todo apunta a que el capitalismo, en términos económicos, no da al alza de ninguna manera. En el 2018 mostró una reducción del PIB mundial y nuevamente una caída significativa en la bolsa de valores desde el 2008. Para rematar, el año acabó e inauguró en 2019 con una desaceleración del crecimiento económico mundial, en China, Japón, Corea del Sur, Alemania, Francia y las economías ya en quiebra con un pie en la recesión como Grecia o Italia. La economía global, está avisando que la recesión se acerca, la caída en el precio de las manufacturas, la reducción de inversión empresarial, la caída del precio del petróleo y de otros activos, la deuda que asfixia a las potencias y amenaza drásticamente a EE. UU., sostenida solamente por un aumento exacerbado del crédito, entre otros factores. Trump, ha logrado maquillar la situación económica a lo interno de EEUU con un “salto en las ganancias”, con el uso de paliativos insostenibles en el tiempo; por ejemplo, exoneraciones gigantescas de impuestos para “repatriar” empresas, o el aprovechamiento de la caída del precio de materias primas como el petróleo y el cobre, entre los más significativos [2], así también mediante una guerra económica voraz contra el bloque Chino-Ruso, donde la UE y Japón, han quedado en el aire, sin padrino y obligadamente, viendo en China una“ poco agradable” alternativa de escape para comercializar.

Después de la crisis mundial del capitalismo a finales de los 70`s, se aplicó lo que muchos denominan “neoliberalismo”, nosotros preferimos llamarle barbarie - en los términos de Rosa Luxemburgo- entendida como la crisis de sobreproducción, sobreacumulación, sobre explotación y profunda deshumanización dentro del sistema capitalista, donde debemos sumar un hecho de agudización en la crisis “inmobiliaria” del 2007. Desde entonces se abrió un punto de no retorno, que ha llevado a la burguesía mundial a una división, unos que se mueven por la mundialización (producción nacional para competir en el mercado, y disputa de ese mercado con guerra económica de ser necesaria) y otros por mantener la globalización (modelo de inversión extranjera directa, repartirse el pastel del mercado, donde el que más comercio alcance lleva las de dirigir). Ambas sin ser salidas que ayuden a la burguesía a revertir la desaceleración económica, la destrucción del planeta, y tener ventaja clara en la lucha de clases.

La descripción económica anterior, vale como pincelada, para darnos cuenta de que los “milagros económicos” dentro del capitalismo financiero fueron, son y serán, algo de muy muy corta vida. 6


mañana proletarios! están viendo en lo meramente económico y subjetivo el problema, cuando la objetiva crisis del sistema capitalista, iniciada luego de que se acabaran las “glorias” del tiempo de la posguerra. Hace supurar por doquier la descomposición social acelerada (consumismo, violencia, delincuencia, asesinatos, feminicidios, drogadicción, depresión, suicidios, entre otras); es decir, el ser humano decadente resultado de una cultura estancada, que provoca un freno en el plano de las ideas, de lo físico y lo emotivo.

Si el grueso de la burguesía, con todos sus sectores -internacional, nacional y pequeño burguesa cuasi-nacionalista (progre)-, dependen de la existencia del capitalismo y por tanto de la propiedad privada para sobrevivir, entonces necesitan sujetarse de todo lo que les de el largo de los dedos para sacar de las entrañas podridas del capitalismo, la ganancia y rendimiento que no está alcanzando en términos económicos. La clase trabajadora, es por tanto la que debe por iniciativa y orden de las contradicciones entre clases “empujar la carreta” como diría Rodolfo Piza. Empezando por los trabajadores y pensionados del sector público, que ganan un salario o jubilación que de momento les permite aproximarse a lo que llamamos “calidad de vida”. Luego de alcanzado el cometido, el ingreso salarial del sector privado debe por tanto ir también a la baja, poniendo a la clase trabajadora a un paso de la menesterosidad.

Es, por tanto, revolucionar lo estancado, y rescatar al ser humano de las ideas, de lo físico y lo emotivo, para que pueda retomar el camino de su evolución, y pueda emplear todos los avances (tecnológicos y materiales de diversas índoles resultado del trabajo, hasta aquí alcanzados) en el desarrollo de una cultura propia de la autorrealización educativa, profesional, artística, filosófica, personal para plenamente ser y convivir con sus iguales.

Un punto medular para tal arremetida está el modelo económico de inversión extranjera directa, de los tratados de libre mercado y competitividad, que para su funcionamiento amerita una cantidad considerable de desempleados, dispuestos a vender su fuerza de trabajo, para su sobrevivencia, donde la legislación laboral no lo cubre o lo hace a medias. El tener un título académico o técnico, no representa ni una mejora salarial en muchos casos o un puesto estable de trabajo, y menos una salida para encontrar empleo en lo aprendido, cientos son quienes deben optar por un puesto de trabajo, sin guardar vínculo alguno con lo que se estudia, con lo que se desea, con lo que se espera.

La crisis de inicios de los 80`s en Costa Rica, dejó una “generación perdida” según los intelectuales y sus publicaciones, valdría la pena preguntarse ¿fue una crisis aislada o es el capitalismo?

Para los analistas de la burguesía que plantean que el modelo país actual potencialmente ampliado frenaría la “crisis social”, o quienes plantean la necesidad de “mano dura”, 7


Es entonces urgente plantearse, construir un futuro fuera del capitalismo. ¿Qué papel pueden desempeñar el movimiento estudiantil con miras a rescatar al ser humano? Empezar por revolcar las universidades públicas, no es una mala idea en principio, si hacerlo conlleva reorganizar el movimiento estudiantil, ampliar la democracia en enormes asambleas donde trabajadores -administrativos y docentes- tengan derecho por igual a poner sus ideas a debatir, argumentar, contra argumentar y que la decisión de la mayoría se respete, y luego se haga balance de lo hecho para mejorar, como inicio. Creemos que este inicio, serviría para hablar de lo concreto, de un modelo educativo alternativo al del Banco Mundial, que va desde lo curricular, hasta lo económico y la relación política entre universidades-país-mundo. Conlleva más que abrir o cerrar cedes y recintos, financiar posgrados o traer expositores del exterior, sino el posicionamiento desde la lucha de clases, ante lo que muchos académicos prefieren ignorar u otros que solo se lamentan: la barbarie . Las universidades nacionales, deben mantener en tanto sea necesario la “acción social”, pero como centro de estudio en las diversas ciencias, artes y letras, deben sumarse al impulso de un modelo país para el desarrollo científico tecnológico, ecológico y emancipatorio de la clase trabajadora, es decir buscar salidas hacia la “calidad de vida” de las familias de los trabajadores de todo el país . Entonces, las universidades dejarían su discurso de parcialidad, y entrarían necesariamente por lo que este cambio puede provocar, tomando en asambleas democráticas posición, contra las políticas de la burguesía, 8


contra el imperialismo, hacia un camino revolucionario junto con el pueblo, con trabajadores de los distintos sectores productivos, con los movimientos y organizaciones sociales antisistema, partidos políticos y con los pueblos a nivel global resisten a la barbarie. El movimiento estudiantil, las universidades públicas deben ser un espacio más para discutir y organizar el funeral del capitalismo, y plantear el nacimiento de un ser humano libre, consciente de sí mismo, por tanto, revolucionario. [3]

Notas: [1] R. Salom, «Costa Rica: Ajuste y pacto político.,» Nueva sociedad, nº 142, pp. 11-15, 1996. [2] M. Roberts, «Previsiones económicas para 2019,» Sinpermiso, 29 12 2019. [En línea]. Available: http://www.sinpermiso.info/textos/previsiones-economicas-para-2019. [3] «Este artículo también será publicado en la edición 77º de la Revista “Propuesta Socialista” del Partido Obrero Socialista». 9


El útero social “Artículo 120. Si el aborto hubiere sido cometido para ocultar la deshonra de la mujer, sea por ella misma, sea por terceros con el consentimiento de aquella, la pena será de tres meses hasta dos años de prisión.” [1]

10

Marco Gabriel


E

las clases de dominio explotador, las cuales se han encargado de devaluar la mano de obra en general, convirtiendo al ser humano en “activos” reemplazables. La mujer es la más afectada en ese sentido, pues, en una sociedad donde sus derechos humanos no se encuentran garantizados, tampoco lo es la ganancia obtenida de la producción, la cual consigue a partir del trabajo y es aquí donde aumenta la complejidad de la trama, pues se produce la segregación de la mujer por su posición en determinada clase socioeconómica.

n Costa Rica, el aborto no impune se halla contemplado dentro del Código Penal en el artículo 121, donde se concreta la impunidad del aborto provocado por la mujer y/o terceros en caso de encontrarse en riesgo la salud de esta, sin embargo, dentro de la praxis social esto continúa siendo un tema controversial. La relación de aborto y sociedad parece encontrarse divorciada durante lapsos, debido a las enérgicas reacciones de la población acerca de la creciente criminalidad que contagia al país y cómo ésta ha desatado una “guerra” entre civiles y criminales con desenlaces lamentablemente mortales.

La mujer de clase trabajadora se encuentra a merced de las oportunidades laborales que les sean ofrecidas en un mercado laboral de alta competitividad y alta especialización donde cada persona es su propio canis lupus, sin embargo, esta misma es la que transforma la materia y es por sí misma quien da origen a toda producción económica, tecnológica e intelectual. El papel de la mujer en esta clase es distinto al de la mujer desenvuelta en un entorno de nula producción como lo es la clase burguesa. Es aquí donde se encuentra también diferencias en el acceso a la salud física y mental que conlleva un aborto, pues ahora ese papel coloca al útero en contraste irrevocable desde una perspectiva de clase.

El abordaje del tema no es meramente actual ni se encuentra desligado a los procesos económicos y sociales históricos; en contrariedad, a través del tiempo la mujer ha recurrido a aplicarlo, debido a su carácter otorgado de libertad de decisión como ser consciente, como también en su condición de individualidad humana. Esta libertad intrínseca que poseen como personas, resulta novelísticamente utópica; es en realidad (y ha sido) temporal y étnicamente suprimida y castigada. El aborto no se reduce al hecho de evitar la concepción, sino que, involucra un contexto de participación ciudadana de carácter geográfico, religioso, económico, político, psicológico, espiritual y filosófico (entre otros aspectos), delimitados por roles preestablecidos en la construcción divergente de la espacialidad, es decir, las normas adoptadas por un grupo en determinado lugar del planeta, rige de manera distinto a otro sea o no transcontinental. En lo que sí existe convergencia es que, en dichas normas la corporeidad femenina (como recipiente biológico reproductivo) ha sido disminuido, violentado y ultrajado de manera física y mental, trayendo consigo la dominación y colonización de su corporeidad a partir de una cosmovisión común, empeñada a dictaminar roles de desenvolvimiento social desigual.

Alejado del marco de la legalidad, el acceso al consumo de métodos abortivos como lo es la ingesta oral/vaginal de pastillas como la Misoprostol 200mcg, se encuentra condicionada a la capacidad económica de la mujer, donde dicho egreso (poco más de los ₡100.000 según la dosis) representa un alto costo monetario. Es por esta razón que no solo debe existir acceso a la libertad de decisión respaldada legislativamente y fuera de toda estigmatización social, al alcance de todas las mujeres que así deseen el método, pues en la ilegalidad resulta inaccesible para mujeres de escasos recursos y/o de zonas rurales, por ejemplo. El aborto no responde únicamente a la civili-

Estos roles con frecuencia se hallan en favor de

11


El Ăştero social

Arte: Ela

12


zación occidental citadina y es necesario desgranar el diálogo y tomar acciones de peso; es imperativo el acceso sencillo, seguro y de calidad por medio normativas gubernamentales internacionales para mujeres sin distinción étnica y cultural: mujeres oprimidas por regímenes religiosos en medio oriente, mujeres explotadas laboralmente en el ambiente de la prostitución, indígenas en todas sus diversidades, mujeres de escasos recursos, limitadas por enfermedades físicas y psicológicas, en estado de riesgo como niñas víctimas de violación, mujeres en condición riesgosa de salud, o por decisión otorgada como individuo libre en el mundo.

Notas: [1] Código Penal costarricense. Fuente: http:// www.oas.org/dil/esp/codigo_penal_costa_rica. pdf

13


Automatizacion Anónimo

D

urante los últimos años, ha habido un auge en el uso de la automatización para facilitar los procesos de producción. Con el uso de máquinas y software capaz de regularse a sí mismo, la humanidad ha logrado dar un gran paso en sus sistemas de producción, permitiendo un mayor nivel de producción con una cantidad menor de trabajo. Desde el control de puertas de parqueo, hasta asegurarse que la información de los sistemas bancarios más grandes del mundo se encuentre siempre resguardadas, los procesos de automatización parecen tomar cada vez más control sobre diferentes esferas de nuestra vida cotidiana. Como socialistas, nuestra principal preocupación debe de ser qué tipo de futuro traen el uso de estos procesos a nuestro futuro. Este problema no se refiere exclusivamente a Costa Rica, los trabajadores de todo el mundo nos vemos amenazados. En el 2015 por ejemplo un estudio realizado por el “Bank of England” informaba que cerca de 15 millones de ingleses sufrían la posibilidad de perder su trabajo dado a la automatización [1]. Siendo entre estos los más vulnerables los trabajos relacionados con actividades administrativas, clericales y de producción, y los menos vulnerables los puestos de CEO y alta dirección [2]. En el 2016 un grupo de conductores de UBER estadounidenses veían su traba-

14


jo amenazado tras la posibilidad de ser remplazados por carros de conducción automática [3]. A modo de anécdota, llevo 6 años trabajando en soporte de infraestructura para varias empresas internacionales, el año pasado en mi lugar de trabajo actual se inició un sistema de renovación de sistemas que puso un mayor énfasis en procesos de automatización. A principios de este año, nuestro departamento empezó el proceso de migración al nuevo sistema. Al inicio todo fue muy bueno, vimos reducidas de forma significativa la cantidad de trabajo que teníamos que realizar y la cantidad de tiempo libre con la que contábamos por el día. Recuerdo haber mencionado un par de veces a la hora del café, que ese tiempo de ocio nos iba a terminar siendo cobrado y recibido miradas incrédulas del resto de los compañeros. Hace unos meses en una reunión del departamento, se mencionó que a partir de ahora era necesario reportar de qué manera estábamos usando nuestro tiempo, si bien hubo cierta oposición, se terminó implementando un plan piloto para el mes siguiente. A la hora de presentar el informe, nos enteramos de que se tenía pensado cerrar las contrataciones de forma temporal, ya que ahora gran parte del trabajo era automatizado y no iba a ser necesario incluir más mano de obra para realizar la misma labor. Desde que formo parte de este grupo de trabajo (en un grupo de 6 personas a lo largo de América), hemos tenido la costumbre de reunirnos dos horas de forma bisemanal para hablar sobre problemas del departamento y ayudarnos con asuntos que uno solo no puede enfrentar. Durante la reunión de esa semana se propuso el tema de la automatización. No hay que ser muy listo para darse cuenta de que en el momento que está evaluando el tiempo y cerrando contrataciones es muy posible que haya un recorte de personal, al no poder justificar el costo de operación. Varios compañeros propusieron no reportar las horas de trabajo, o en caso contrario no usar las herramientas de automatización, esto porque de otra forma era imposible lograr el cometido de “horas productivas” que nos pedían realizar (el problema eterno de infraes15

tructura, si todo está bien y no hay incidentes no nos consideran necesarios). El trabajo que antes podía tomar 5 horas en realizarse ahora se llevaba a cabo en 45 minutos y si debíamos reportar esto, era echarnos la soga al cuello ya que podía peligrar el trabajo de alguno de nosotros. Luego de varios enfrentamientos con los jefes, se logró llegar al acuerdo de que las herramientas iban a ser de uso opcional y que el tiempo de trabajo no iba a ser reportado por nadie mientras esta política estuviera en pie. Con respecto a otros departamentos, el uso de este tipo de herramientas trajo como consecuencia que los nuevos contratados, son personas con menor titulación y menos beneficios (dejando de lado el estatus de “Obrero profesional” que antes tenía, para dar lugar a compañeros siendo contratados como pasantes o por servicios profesionales, con menos beneficios que el resto); así como un control más riguroso del tiempo libre, que trajo como necesidad la participación “voluntaria” en diversos programas (desarrollar software para la empresa, asumir funciones de otros puestos de trabajo). A modo de enseñanza de esta experiencia sale a colación varios puntos que considero de vital importancia: La burguesía hará uso de la automatización para poder crear un ejército de reserva cada vez mayor y utilizar el miedo a ser despedido para obligar al obrero a realizar cada más trabajo por un salario más bajo. Los procesos de automatización por si solos no son ni buenos ni malos, es el uso adecuado de ellos por la clase obrera el que puede garantizar una mayor cantidad de tiempo libre y no la creación de una élite reposando sobre el miedo y la incertidumbre del grueso de la humanidad [4]. La única manera de poder hacer un frente real al proyecto de automatización de la burguesía es por medio de la unión sindical y la creación de un partido político. Solamente bajo el trabajo conjunto de obreros de diferentes procedencias se puede lograr un plan de acción coherente


que permita defender los intereses comunes del gremio; y el conjunto de estas unidades sindicales debe de terminar en la creación de un partido político que permita de esta manera plantear un modelo de sociedad distinta bajo la cual se le pueda dar un uso correcto a la automatización como elemento liberador de la humanidad.

Referencias [1] Bank of England’s Andy Haldane warns Smart machines could take 15 million UK jobs and 80 million in the US. (2015, noviembre 12). Recuperado 18 de noviembre de 2018, de, [En línea]. Available: https://robotenomics.com/2015/11/12/ bank-of-englands-andy-haldane-warns-smartmachines-could-take-15-million-uk-jobs-and-80million-in-the-us/. [2] Elliott, L. (2015, noviembre 12). Robots threaten 15m UK jobs, says Bank of England’s chief economist. The Guardian. Recuperado de https:// www.theguardian.com/business/2015/nov/12/ robots-threaten-low-paid-jobs-says-bank-ofengland-chief-economist, [En línea]. [3] Bhuiyan, J. (2016, septiembre 14). As Uber’s robot cars hit the streets in Pittsburgh, the fears of its human drivers have become a reality. Recuperado 18 de noviembre de 2018, de https://www. recode.net/2016/9/14/12917436/uber-self-driving-cars-pittsburgh, [En línea]. [4] Arthur, C. (2015, noviembre 7). Artificial intelligence: ‘Homo sapiens will be split into a handful of gods and the rest of us’. The Observer. Recuperado de, [En línea].

16


17


La lógica identifica dos tipos de contradicciones:

las contradicciones lógicas y las contradicciones obje-tivas. Alfredo Bustamante

L

as contradicciones lógicas son subjetivas, en tanto que el sujeto tiende a caer un razonamiento inválido, porque se contradice, infringiendo las leyes de la lógica formal (el principio de no-contradicción: la proposición «A» no puede ser al mismo tiempo verdadera y falsa). Por ejemplo: si se sostiene que una manzana es una manzana y una no-manzana al mismo tiempo, estamos en una contradicción lógica. De igual forma si decimos que EUA quiere defender los derechos humanos en Venezuela, porque se están violando, caemos en una contradicción lógica, porque EUA está atropellando los derechos humanos, al mismo tiempo que pretende defenderlos. Debemos evitar tales contradicciones lógicas en el razonamiento, ya que éstas no son el reflejo real de las contradicciones objetivas de la realidad. El pensamiento humano debe encargarse de aprehender a reflejar esas contradicciones objetivas de la realidad en su mente, evitando en la medida posible no caer en contradicciones lógicas, porque es el producto de un razonamiento inconsistente. Tales contradicciones lógicas son comunes en razonamientos cotidianos de las personas, hasta en las mismas teorías científicas que abordan fenómenos más complejos de la naturaleza y la sociedad. En fin, una vez que se identifica una contradicción lógica en nuestro pensamiento, se debe procurar buscar su origen para eliminarla y corregirla, para que nuestro conocimiento refleje con más exactitud las contradicciones objetivas.

18


19


Hija Natural

Noticia de primera secuencia:

María José Romero Conservo su apellido. Mujer sola, bruja de tierras propias. Científica, curandera. Crió tres de diferente santo. Santos innombrados que nunca aparecieron.

Alison Castillo Barboza

“Optan por el burka en occidente” El burka es la salida. ¿Existe una puerta?

Conozco la historia de su hija, bailarina de la noche, condenada a la casa. Engendró la docena por él, aunque no podía con tantos.

Venden burkas en la esquina. Al por mayor. Entrega a domicilio.

Conozco la historia de su nuera, dama de letras abandonada por la ciencia. Obligada a parir muerte una y otra vez.

Abra las piernas en el bus. Sonría brevemente. No se maquille. Si tiene a bien no entregue sus manos, no muestre claridad cuando las cucarachas atienden su entrepierna

Conozco la historia de su nieta, viajera excomulgada, diosa de la balanza. Comparte el mismo dolor de su madre y la testarudez de su abuela.

¡Compre burka, lleve burka! Sea usted hoy misma con el paquete de seguros burla burka Se adjunta una trampa de osos Y caretas de corrección manual.

Y yo, la última heredera, malparida, mala mujer. Conservo su apellido, su historia. La historia de todas ellas. Linaje de bastardas educadoras alquimistas amantes madres infértiles dolosas. Hijas del tabú el silencio y la muerte. 20


La Ciudad Flotante D.P.N Camino en una ciudad que flota, que avanza hacia la nada empujada por hélices ancladas en sus cordilleras. Flota siempre hacia el norte, siempre anclada al sur de un firmamento imposible de abandonar.

Puesta en el cielo, las calles líneas de producción humana donde se camina sin rumbo –en fila– hasta llegar a los bordes, de donde nos lanzamos al vacío. Somos esta ciudad que flota entre nubes de grandezas infames de glorias inventadas de verdades enlatadas. Como el punto azul de Sagan más pálido aún mucho más insignificante en la oscura inmensidad de un cosmos que flota en la nada encerrado en un cosmos que flota en la nada encerrado en un cosmos que flota en la nada encerrado en un cosmos que flota encerrado en un cosmos que flota en un cosmos que flota en la nada en la nada encerrados.

Llueve ácido y alcohol los sábados por las noches, la madrugada no duerme, sonríe mientras se desvanece. Las calles del domingo con olor a fruta muerta orines en las esquinas hierro en el paladar. Aquí los lunes son de gente en masa: gente de lunes con las manos rotas y sangre en los ojos color boñiga. Después: nada. El bucle sin fin de rutinas dantescas: todos los días son uno mismo. A kilómetros de la tierra, desierto de aire nómada cumuliforme entre riscos de agua microscópica, cubre su miseria con el manto purificador de lluvias al atardecer el agua limpia los huesos acurrucados en las aceras borra la historia y lava los cerebros: Aquí no hay llanto no hay muerte no hay injusticias. Es Utopía Atlantis en el cielo sociedad fordiana –gente neumática– una Suiza arrancada de un continente no-europeo.

21


Manifiesto por un arte revolucionario independiente AndrĂŠ Breton, LeĂłn Trotsky y Diego Rivera

22


P

y a celebrarlo según órdenes y dentro de los límites exteriores del peor convencionalismo.

uede afirmarse sin exageración, que nunca como hoy nuestra civilización ha estado amenazada por tantos peligros. Los vándalos, usando sus medios bárbaros, es decir, extremadamente precarios, destruyeron la antigua civilización en un sector de Europa. En la actualidad, toda la civilización mundial, en la unidad de su destino histórico, es la que se tambalea bajo la amenaza de fuerzas reaccionarias armadas con toda la técnica moderna. No aludimos tan sólo a la guerra que se avecina. Ya hoy, en tiempos de paz, la situación de la ciencia y el arte se ha vuelto intolerable.

Dejando de lado la publicidad, lo mismo ha ocurrido en la URSS durante el periodo de furiosa reacción que hoy llega a su apogeo. Ni que decir tiene que no nos solidarizamos ni un instante, cualquiera que sea su éxito actual, con la consigna: “Ni fascismo ni comunismo” consigna que corresponde a la naturaleza del filisteo conservador y asustado que se aferra a los vestigios del pasado “democrático”. El verdadero arte, es decir aquel que no se satisface con las variaciones sobre modelos establecidos, sino que se esfuerza por expresar las necesidades íntimas del hombre y de la humanidad actuales, no puede dejar de ser revolucionario, es decir, no puede sino aspirar a una reconstrucción completa y radical de la sociedad, aunque sólo sea para liberar la creación intelectual de las cadenas que la atan y permitir a la humanidad entera elevarse a las alturas que sólo genios solitarios habían alcanzado en el pasado. Al mismo tiempo, reconocemos que únicamente una revolución social puede abrir el camino a una nueva cultura. Pues si rechazamos toda la solidaridad con la casta actualmente dirigente en la URSS es, precisamente, porque a nuestro juicio no representa el comunismo, sino su más pérfido y peligroso enemigo.

En aquello que de individual conserva en su génesis, en las cualidades subjetivas que pone en acción para revelar un hecho que signifique un enriquecimiento objetivo, un descubrimiento filosófico, sociológico, científico o artístico, aparece como un fruto de un azar precioso, es decir, como una manifestación más o menos espontánea de la necesidad. No hay que pasar por alto semejante aporte, ya sea desde el punto de vista del conocimiento general (que tiende a que se amplíe la interpretación del mundo), o bien desde el punto de vista revolucionario (que exige para llegar a la transformación del mundo tener una idea exacta de las leyes que rigen su movimiento). En particular, no es posible desentenderse de las condiciones mentales en que este enriquecimiento se manifiesta, no es posible cesar la vigilancia para que el respeto de las leyes específicas que rigen la creación intelectual sea garantizado.

Bajo la influencia del régimen totalitario de la URSS, y a través de los organismos llamados organismos “culturales” que dominan en otros países, se ha difundido en el mundo entero un profundo crepúsculo hostil a la eclosión de cualquier especie de valor espiritual. Crepúsculo de fango y sangre en el que, disfrazados de artistas e intelectuales, participan hombres que hicieron del servilismo su móvil, del abandono de sus principios un juego perverso, del falso testimonio venal un hábito y de la apología del crimen un placer. El arte oficial de la época estalinista refleja, con crudeza sin ejemplo en la historia, sus esfuerzos irrisorios por disimular y enmascarar su verdadera función mercenaria.

No obstante, el mundo actual nos ha obligado a constatar la violación cada vez más generalizada de estas leyes, violación a la que corresponde, necesariamente, un envilecimiento cada vez más notorio, no sólo de la obra de arte, sino también de la personalidad “artística”. El fascismo hitleriano, después de haber eliminado en Alemania a todos los artistas en quienes se expresaba en alguna medida el amor de la libertad, aunque esta fuese sólo una libertad formal, obligó a cuantos aún podían sostener la pluma o el pincel a convertirse en lacayos del régimen 23


La sorda reprobación que suscita en el mundo artístico esta negación desvergonzada de los principios a que el arte ha obedecido siempre y que incluso los Estados fundados en la esclavitud no se atrevieron a negar de modo tan absoluto, debe dar lugar a una condenación implacable. La oposición artística constituye hoy una de las fuerzas que pueden contribuir de manera útil al desprestigio y a la ruina de los regímenes bajo los cuales se hunde, al mismo tiempo que el derecho de la clase explotada a aspirar a un mundo mejor, todo sentimiento de grandeza e incluso de dignidad humana. La revolución comunista no teme al arte. Sabe que al final de la investigación a que puede ser sometida la formación de la vocación artística en la sociedad capitalista que se derrumba, la determinación de tal vocación sólo puede aparecer como resultado de una connivencia entre el hombre y cierto número de formas sociales que le son adversas. Esta coyuntura, en el grado de conciencia que de ella pueda adquirir, hace del artista su aliado predispuesto. El mecanismo de sublimación que actúa en tal caso, y que el sicoanálisis ha puesto de manifiesto, tiene como objeto restablecer el equilibrio roto entre el “yo” coherente y sus elementos reprimidos. Este restablecimiento se efectúa en provecho del “ideal de sí”, que alza contra la realidad, insoportable, las potencias del mundo interior, del sí, comunes a todos los hombres y permanentemente en proceso de expansión en el devenir. La necesidad de expansión del espíritu no tiene más que seguir su curso natural para ser llevada a fundirse y fortalecer en esta necesidad primordial: la exigencia de emancipación del hombre. En consecuencia, el arte no puede someterse sin decaer a ninguna directiva externa y llenar dócilmente los marcos que algunos creen poder imponerle con fines pragmáticos extremadamente cortos. Vale más confiar en el don de prefiguración que constituye el patrimonio de todo artista auténtico, que implica un comienzo de superación (virtual) de las más graves contradicciones de su época y orienta el pen24


samiento de sus contemporáneos hacia la urgencia de la instauración de un orden nuevo.

tiene que erigir un régimen socialista de plan centralizado, en lo que respecta a la creación intelectual debe desde el mismo comienzo establecer y garantizar un régimen anarquista de libertad individual. ¡Ninguna autoridad, ninguna coacción, ni el menor rastro de mando! Las diversas asociaciones de hombres de ciencia y los grupos colectivos de artistas se dedicarán a resolver tareas que nunca habrán sido tan grandiosas, pueden surgir y desplegar un trabajo fecundo fundado únicamente en una libre amistad creadora, sin la menor coacción exterior.

La idea que del escritor tenía el joven Marx exige en nuestros días ser reafirmada vigorosamente. Está claro que esta idea debe ser extendida, en el plano artístico y científico, a las diversas categorías de artistas e investigadores. “El escritor –decía Marx– debe naturalmente ganar dinero para poder vivir y escribir, pero en ningún caso debe vivir para ganar dinero… El escritor no considera en manera alguna sus trabajos como un medio. Son fines en sí; son tan escasamente medios en sí para él y para los demás, que en caso necesario sacrifica su propia existencia a la existencia de aquéllos... La primera condición de la libertad de la prensa estriba en que no es un oficio.” Nunca será más oportuno blandir esta declaración contra quienes pretenden someter la actividad intelectual a fines exteriores a ella misma y, despreciando todas las determinaciones históricas que le son propias, regir, en función de presuntas razones de Estado, los temas del arte. La libre elección de esos temas y la ausencia absoluta de restricción en lo que respecta a su campo de exploración, constituyen para el artista un bien que tiene derecho a reivindicar como inalienable. En materia de creación artística, importa esencialmente que la imaginación escape a toda coacción, que no permita con ningún pretexto que se le impongan sendas. A quienes nos inciten a consentir, ya sea para hoy, ya sea para mañana, que el arte se someta a una disciplina que consideramos incompatible radicalmente con sus medios, les oponemos una negativa sin apelación y nuestra voluntad deliberada de mantener la fórmula: toda libertad en el arte.

De cuanto se ha dicho, se deduce claramente que al defender la libertad de la creación, no pretendemos en manera alguna justificar la indiferencia política y que está lejos de nuestro ánimo querer resucitar un pretendido arte “puro” que ordinariamente está al servicio de los más impuros fines de la reacción. No; tenemos una idea muy elevada de la función del arte para rehusarle una influencia sobre el destino de la sociedad. Consideramos que la suprema tarea del arte en nuestra época es participar consciente y activamente en la preparación de la revolución. Sin embargo, el artista sólo puede servir a la lucha emancipadora cuando está penetrado de su contenido social e individual, cuando ha asimilado el sentido y el drama en sus nervios, cuando busca encarnar artísticamente su mundo interior. En el periodo actual, caracterizado por la agonía del capitalismo, tanto democrático como fascista, el artista, aunque no tenga necesidad de dar a su disidencia social una forma manifiesta, se ve amenazado con la privación del derecho de vivirla y continuar su obra, a causa del acceso imposible de ésta a los medios de difusión. Es natural, entonces, que se vuelva hacia las organizaciones estalinistas, que le ofrecen la posibilidad de escapar a su aislamiento. Pero su renuncia a cuanto puede constituir su propio mensaje y las complacencias terriblemente degradantes que esas organizaciones exigen de él, a cambio de ciertas ventajas materiales, le prohíben permanecer en ellas, por poco que la desmoralización se manifieste impotente para destruir su

Reconocemos, naturalmente, al Estado revolucionario el derecho de defenderse de la reacción burguesa, incluso cuando se cubre con el manto de la ciencia o del arte. Pero entre esas medidas impuestas y transitorias de autodefensa revolucionaria y la pretensión de ejercer una dirección sobre la creación intelectual de la sociedad, media un abismo. Si para desarrollar las fuerzas productivas materiales, la revolución 25


carácter. Es necesario, a partir de este instante, que comprenda que su lugar está en otra parte, no entre quienes traicionan la causa de la revolución al mismo tiempo, necesariamente, que la causa del hombre, sino entre quienes demuestran su fidelidad inquebrantable a los principios de esa revolución, entre quienes, por ese hecho, siguen siendo los únicos capaces de ayudarla a consumarse y garantizar por ella la libre expresión de todas las formas del genio humano.

que consideramos un primer paso en el nuevo camino. A todos los representantes del arte, a todos sus amigos y defensores que no pueden dejar de comprender la necesidad del presente llamamiento, les pedimos que alcen la voz inmediatamente. Dirigimos el mismo llamamiento a todas las publicaciones independientes de izquierda que estén dispuestas a tomar parte en la creación de la Federación internacional y en el examen de las tareas y de los métodos de acción. Cuando se haya establecido el primer contacto internacional por la prensa y la correspondencia, procederemos a la organización de modestos congresos locales y nacionales. En la etapa siguiente deberá reunirse un congreso mundial que consagrará oficialmente la fundación de la Federación internacional.

La finalidad de este manifiesto es hallar un terreno en el que reunirá los mantenedores revolucionarios del arte, para servir la revolución con los métodos del arte y defender la libertad del arte contra los usurpadores de la revolución. Estamos profundamente convencidos de que el encuentro en ese terreno es posible para los representantes de tendencias estéticas, filosóficas y políticas, aun un tanto divergentes. Los marxistas pueden marchar ahí de la mano con los anarquistas, a condición de que unos y otros rompan implacablemente con el espíritu policiaco reaccionario, esté representado por José Stalin o por su vasallo García Oliver [1].

He aquí lo que queremos: La independencia del arte – por la revolución; La revolución – por la liberación definitiva del arte. André Breton, Diego Rivera [2] México, 1938 Referencias

Miles y miles de artistas y pensadores aislados, cuyas voces son ahogadas por el odioso tumulto de los falsificadores regimentados, están actualmente dispersos por el mundo.

[1] García Oliver, anarquista español, perteneció al grupo de acción española, contribuyó a organizar las milicias obreras catalanas y de Durruti y militó en la CNT y en la FAI. Durante la guerra civil adoptó la política del Frente Popular,, «aceptando el Ministerio de Justicia en el gabinete de Largo Caballero.,» [En línea].

Numerosas revistas locales intentan agrupar en torno suyo a fuerzas jóvenes, que buscan nuevos caminos y no subsidios. Toda tendencia progresiva en arte es acusada por el fascismo de degeneración. Toda creación libre es declarada fascista por los estalinistas. El arte revolucionario independiente debe unirse para luchar contra las persecuciones reaccionarias y proclamar altamente su derecho a la existencia. Un agrupamiento de estas características es el fin de la Federación internacional del Arte Revolucionario independiente (FIARI), cuya creación juzgamos necesaria.

[2] Aunque publicado con estas dos firmas, el manifiesto fue redactado de hecho por León Trotski y André Breton. Por razones tácticas, Trotski pidió que la firma de Diego Rivera sustituyese a la suya., [En línea].

No tenemos intención alguna de imponer todas las ideas contenidas en este llamamiento, 26


27


Oscar Arias es la más alta expresión, y por lo tanto decadente, de la sociedad burguesa. Expresa, la personificación, de una sociedad qué objetiviza a la mujer, en el mejor de lo casos, en otros ni siquiera llega a eso. La burguesía, no quiere nada de lo humano, lo desecha y en su expresión de decadencia, lo quiere exterminar, y el patriarcado qué se desenvuelve en esta sociedad es el paroxismo de esto. Salomón Matarrita

EDITOR: Bryan B.Z

DISEÑA:

E-MAIL: crjuventudobrerosocialita @gmail.com

SITIO WEB: Palabrasocialista.org Nueva Chispa Salomón Matarrita Juventud Obrero Socialista CR

28

Si desea participar con arte, opinión o artículo contáctenos.

Profile for Nueva Chispa

13º Edición Revista Nueva Chispa  

Revista bimestral de la Juventud Obrero Socialista (JOScr)

13º Edición Revista Nueva Chispa  

Revista bimestral de la Juventud Obrero Socialista (JOScr)

Advertisement