Page 7

PLAN DE CLASES LENGUA CASTELLANA 9º A continuación encontrarás dos artículos sobre atentamente

GAF – 160- V1 20-01-2012 Página 7 de 24

la pena de muerte, uno a favor y otro en contra, léelos

1. VIVA LA PENA DE MUERTE (II) Aldo Mariátegui Apruebo la pena de muerte porque creo en el castigo por la justicia que éste implica per se y no porque tenga que variar comportamientos. Admito la pena de muerte en público porque no temo que se me caricaturice como „mortícola bushista‟, „neandertal conservaduro‟ o „fascistón latino‟ en típica falacia ad hominem. Estoy a favor de ella porque es posible salvar siete vidas inocentes por cada criminal ejecutado: Isaac Ehrlich (Universidad de Buffalo) probó que ante la posibilidad de ese castigo otros delincuentes evitan cometer asesinatos. Así, la pena de muerte es disuasiva, intimida a los criminales (lo sostienen el Premio Nobel de Economía Gary Becker y el profesor Gordon Tullock, Universidad de George Mason). La admito por eso –la ciencia me respalda–, pero sobre todo por un contrato social básico: uno pierde su derecho elemental a la vida propia cuando incumple su deber humano elemental de respetar la existencia ajena. Estoy de acuerdo con la pena de muerte para todos aquellos (violadores de niños, homicidas, terroristas, cabecillas del narcotráfico y secuestradores) que atacan con violencia atroz los valores que más debemos proteger en la sociedad (integridad del niño, vida del prójimo, tranquilidad, salud pública y libertad individual). Acepto la pena de muerte porque no creo que ese tipo de personajes sean „redimibles‟ (…). Creerlo es un cándido idealismo adolescente, no un ejercicio de sentido común ni una muestra de experiencia de adultez. Davinia Flórez 2. Desde los tiempos más antiguos, en todas las civilizaciones han surgido el dilema de la injusticia. En la filosofía griega, la palabra justicia se relaciona con los conceptos de orden y medida como lo opuesto a la desmesura. Considerando esta definición me declaro en contra de la pena de muerte. Cuando un asesino arrebata la vida a sus víctimas debe ser castigado de acuerdo con las leyes, es decir, las normas que dicta la razón del ser humano. Eso es del todo correcto, hasta el punto que el criminal debe pagar íntegramente su condena. ¿Pero es realmente una solución total la pena de muerte? Pienso que no, la muerte del asesino no sólo no va a devolver la vida de aquel que ya la ha perdido, sino que además nos convierte, en cierta manera, a las personas que piensan de un modo racional, en verdugos tan macabros como los propios asesinos. La violencia sólo genera violencia. Las penas de cárcel sí deberían ser más duras y deberían cumplirse íntegras o en casos necesarios instaurar la cadena perpetua, pero nunca matar es la solución. Nuestras sociedades deben encaminarse cada vez más hacia la convivencia basada en el razonamiento. El odio, aunque sea hacia un asesino, nos pudre a nosotros mismos como sociedad de derechos e igualdad, que es lo que defiende en realidad una justicia que procure siempre ser equitativa. Aquel que se equivoca debe ser juzgado y castigado por ello, privándole de su libertad, aquella que no supo utilizar debidamente, pero nunca privándole de su vida. Prediquemos con el ejemplo y no nos convirtamos en asesinos de asesinos. Realiza lo siguientes puntos (necesitas tener a la mano colores: amarillo, azul y rojo) 1. Señala con color rojo la tesis en cada uno de los artículos anteriores. 2. Subraya con color azul los argumentos que sustentan esas tesis. 3. Subraya la conclusión de cada artículo. Ahora responde en tu cuaderno: - ¿Qué opinas del primer artículo? Estás de acuerdo, si o no, y por qué. Justifica tu respuesta. - ¿Qué función cumplen los referentes que el autor menciona en el texto? - ¿Qué quiere decir el autor con la siguiente frase “Acepto la pena de muerte porque no creo que ese tipo de personajes sean „redimibles’”? - ¿Cuáles son los argumentos que utilizan los autores en cada uno de los artículos anteriores?

 ORATORIA PARA PERSUADIR

Módulo Lengua Castellana Periodo IV  

Módulo Lengua Castellana Periodo IV

Advertisement