Issuu on Google+

RESEÑA HISTÓRICA DE COLEGIO NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO

EDITORES : JACOB BOZA FALCON CRISTOPHER GOMEZ VALLEJOS COMUNICACIÓN – 4TO SECUNDARIA – NSR – VR - PERU

RESEÑA HISTÓRICA DE COLEGIO NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO Recordemos que en el año de 1934 se creó la primera escuela del Estado, siendo su profesora, la Sra. Rosa Mendizabal de Lagravere. Esta escuela funcionaba en un salón cedido


gratuitamente por la Misión Franciscana, que posteriormente fue suprimida en el año de 1936 por falta de alumnos. Más adelante, en el año de 1938 se crea la escuela de varones, dirigido por el profesor, Máximo Buitrón R. y en el 1939 se consigue la formación de dos escuelas elementales una para varones con el número 50 915 y la otra para mujeres con el números 50 919, los cuales han sido elevados a categorías de Centros Escolares con la venida de nuestras hermanas Religiosas Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor en el año de 1953, haciéndose cargo desde ese momento de la Escuela Elemental de Mujeres.

Fue el Padre Estanislao quien promovió la venida de la Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor (FMMDP), para promover sobre todo la educación de las niñas.

El 10 de Julio de 1953, por Resolución Directoral N° 11275, con número de visación 4388, es nombrada Sor María del Carmen Casares Mata, como preceptora de la Escuela Elemental N° 50919, cargo que fue entregado por la profesora interina Rosa Esther Álvarez Linares, quien dejó gentilmente la plaza a la Congregación. A partir de este instante nace oficialmente Nuestro querido Colegio. Cabe recordar que a partir del año 1953 en adelante el nombre y número de las escuelas van cambiando de acuerdo a la política


educativa de los gobiernos de turno de entonces. Podríamos citar que el nombre y número que regía para nuestra escuela hasta el año de 1970, sería el de Escuela de Mujeres N° 5098, y a partir del año de 1971 recibe el nombre de Escuela Primaria N° 34233, que se mantiene hasta la actualidad para el caso de algunos documentos administrativos. A partir del año de 1975 se inicia con la educación mixta, comenzando con los primeros grados y luego progresivamente en los siguientes grados, haciendo la práctica de la coeducación en el

nivel primario. Luego en el año de 1983 con resolución Ministerial N° 0095-1207-83, se amplía los servicios educativos al Nivel Secundario, para mujeres creándose el Colegio Nacional Integrado de Ciencias y Humanidades “Nuestra Señora Del Rosario”, denominación que se asume en honor a la Patrona de Nuestro Pueblo y a la Patrona de nuestra Parroquia. De aquí en adelante queda establecido el nombre de nuestra Institución Educativa. Posteriormente en el año de 1994, se extiende la educación secundaria a los varones, permitiendo con ello la coeducación en el nivel secundario, hecho que favorece a la formación integral del alumnado.

A partir de 1997 el colegio con el aporte fundamental de las hermanas religiosas que nos regentan empezamos con la aplicación de proyectos de innovación educativa y con la construcción de un pabellón de aulas. Comenzamos con la


construcción del coliseo y los talleres el año 2001. Celebramos las Bodas de Oro en el 2003, teniendo como invitados a nuestros hermanos de Lima, Oxapampa y Quillazú. El 2003 ganamos a nivel Nacional el concurso de innovación pedagógica con el Proyecto “Ahora sí estoy aprendiendo”. Durante el año 2004 aplicamos y el proyecto ganador y nuevamente ganamos dos concurso a nivel nacional, el Proyecto de innovación pedagógica “Leo y Comprendo” y el proyecto de gestión administrativa “Organización eficaz=educación de calidad”. Desde el 2005 venimos aplicando una manera propia de programación curricular basado en el Modelo T de Martiniano, que propugna la refundación de la escuela a partir del aula, en el desarrollo de capacidades y valores, a través de contenidos y métodos. Nuestro Colegio seguirá dejando huellas, en la historia de nuestro pueblo, en cada uno de los corazones de los alumnos que pisaron las aulas rosarinas, en cada uno de los corazones de los profesores y en cada corazón de nuestras Hermanas Religiosas con las que formamos la GRAN FAMILIA ROSARINA


Revista NSR 4B