Page 21

¿Pero qué ocurre cuando se coloca un implante dental? En los implantes utilizados en traumatología, el titanio colocado en el hueso permite al mismo crecer a su alrededor, integrándolo en su estructura, sin embargo, cuando el implante se realiza en la boca, hay que conectar esta pieza metálica con el exterior a través de la encía. Es en estas conexiones donde los iones metálicos de las aleaciones que componen el tridente implante-pilar protésico-corona alteran la unión de la encía con estas estructuras, produciendo cierto edema en todos los casos y que puede desembocar, en casos muy concretos, en un proceso alérgico que acaba con la explantación del implante. (foto implantes titanio). En un intento de conseguir, además de la funcionalidad, la completa salud de todos los tejidos y la máxima biocompatibilidad (especialmente en pacientes sensibles a los metales), optamos por incorporar a nuestra terapéutica la cerámica de óxido de circonio, un material cuyas propiedades mecánicas y la integración ósea son equiparables a las del titanio, pero que añade un extra: la total compatibilidad con los tejidos blandos de En el circonio la boca, lo que hasta el momento no se ha conseguido ni apreciado en ningún existe una mayor otro material. (foto implante circonio). biocompatibilidad

IMPLNATE DE TITANIO

con los tejidos

El circonio no es un material nuevo; se blandos lleva utilizando desde hace más de 10 años como pilar en las restauraciones sobre implantes. La diferencia es que al encontrar ciertos problemas mecánicos derivados del uso de dos materiales con propiedades físicas diferentes (el titanio y el circonio), las casas comerciales más prestigiosas se han lanzado a la fabricación de implantes completamente realizados en circonio con gran éxito en Europa, algo que actualmente ya se puede encontrar en las clínicas odontológicas de más alto nivel. Aunque no se emplean en todos los pacientes, ya que sus indicaciones son muy concretas, las ventajas del circonio frente a los metales como el titanio son indudables: al existir una mayor biocompatibilidad con los tejidos blandos se elimina el riesgo de rechazo y se reducen las molestias que puede sufrir el paciente ante un tratamiento de este tipo. Esto sin duda también acortará los tiempos de espera y facilitará el trabajo del especialista, que dispondrá de un arma terapéutica nueva que nos permitirá elegir materiales con el mejor comportamiento biológico en los casos adecuados.

IMPLNATE DE CIRCONIO

21

Revista Espacio Humano nº 212  

¿Sabes qué pan comes? ENTREVISTA Palmira Pozuelo "El ser humano siempre ha tratado sus enfermedades con remedios naturales". REPORTAJE Xiao...

Revista Espacio Humano nº 212  

¿Sabes qué pan comes? ENTREVISTA Palmira Pozuelo "El ser humano siempre ha tratado sus enfermedades con remedios naturales". REPORTAJE Xiao...

Advertisement