Issuu on Google+

LOS OBJETOS DEL MUSEO CORDOVA ROMAN SE EXHIBIRÁN EN LA CASA MUSEO DE RIOBAMBA

En una de las 9 salas del museo Córdova Román los técnicos del municio registran en el inventario los objetos antiguos.

Eduardo Córdova Merino, propietario del museo Córdova Román donará todos los objetos de su colección al Municipio de Riobamba. Anunció públicamente su decisión en una sesión de consejo la semana pasada. La edificación de estilo neoclásico dónde funcionaba el museo privado Córdova Román parece un castillo. La crisis económica dela familia obligó a sus propietarios a vender la mitad del terreno a una cooperativa de ahorro y crédito. El museo abrió sus puertas al público hace 52 años. En la entrada una bandera del Ecuador flamea entre un frondoso rosal. La casa que antes ocupó casi toda la manzana se muestra deteriorada. En la primera planta la residencia familiar permanece cerrada. Sus propietarios Victoria Román y Eduardo Córdova están enfermos.

“Decidí donar mis bienes al Municipio de Riobamba porque ahora es responsabilidad de ellos cuidar de la historia de la ciudad” dijo nostálgico Eduardo mientras dos técnicos de la dirección de cultura inspeccionaban la antigua habitación dónde cientos de libros están aparados en tres estanterías. En su biblioteca las fotografías antiguas de sus antepasados adornan las paredes las paredes blancas. Los más de 300 objetos ubicados en las nueve salas de la casa antigua nunca fueron inventariados completamente. Hay desde miniaturas de la época medieval que el General José María Córdova, héroe de Ayacucho y antepasado de Eduardo, solía coleccionar hasta todos los muebles y recuerdos que pertenecieron a Magdalena Dávalos, heroína de la ciudad. “Cada vez es más difícil mantener el lugar. Ya no contamos con los recursos y tampoco estamos en edad” dijo Córdova.


El museo Córdova Román pertenecerá al Municipio de Riobamba