Issuu on Google+


: n o i c c u d Intro Esta es una forma de aportar a la construcción de una nueva propuesta de educación superior, de universidad y de país; una forma más de construir un camino, de luchar esta propuesta colectivamente y en movilización. El documento en sus manos recoge, de manera general, discusiones, preguntas y propuestas desarrolladas por la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE) en el Primer Encuentro Social y Popular , así como en los seminarios con docentes, trabajadores y diversos sectores sociales y políticos para elaborar la exposición de motivos en la que estarán consignados nuestros acuerdos, compromisos y principios frente a la educación superior que queremos. Así pues, no es el documento oficial de exposición de motivos; es más bien un texto de expectativa, un abrebocas a una propuesta que está a punto de salir al país, justamente después de la MANE del 7, 8 y 9 de septiembre. Al mismo tiempo es un pequeño ejercicio de memoria de lo que ha sido este proceso, de cómo esta propuesta es consecuencia de una movilización que sacudió al país y que hizo que los estudiantes hiciéramos, una vez más, historia.


La Ley 30: el conocimiento como mercancia La ley 30 de 1992 es la ley que regula la educación superior en Colombia. Se basa en la idea de que la educación superior no es un derecho, sino un servicio que se compra y se vende. En ese sentido, la financiación de las universidades públicas ya no depende totalmente del Estado, sino que éstas deben buscar sus propios recursos vendiendo sus bienes y servicios, convirtiendo el conocimiento en una mercancía. Además, estipula que los cuerpos que toman las decisiones en las universidades tengan una fuerte resencia de los gobiernos de turno ; de tal manera que desde la Ley 30 de 1992, la autonomía universitaria no existe. A partir del nacimiento de esta ley, las instituciones de educación superior (IES) de todo el país han sufrido una serie de reformas generales que pretenden adecuarlas mejor a un esquema empresarial; para esto, se han transformado los currículos, las tablas de matrículas, las condiciones de bienestar se han deteriorado o han desaparecido. Todas estas reformas han llevado al sistema de educación superior pública a vivir una crisis financiera sin precedentes. ¿Qué entiendo/entendemos que es la ley 30 de 1992? ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________ ¿Cómo nos afecta la ley 30 de 1992? ¿En qué sentidos? ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________


La gota que reboso la copa: En ese contexto de crisis que inició hace 20 años y que empeoró en los últimos 10, el gobierno quiso hacer una reforma a la ley 30 que no pretendía cambiar nada de fondo sino, al contrario, buscaba profundizar sus aspectos privatizadores. Por ejemplo, proponía una inyección de capital privado en la educación pública, con lo cual las empresas a partir de una inversión podrían recibir “utilidades” de la universidad; además, proponía un complejo esquema de endeudamiento, de tal forma que los estudiantes y sus familias podrían llegar a pagar hasta por más de una década para poder acceder al servicio a la educación. También proponía la generación de una serie de instituciones que iban a aportar, a forma de crédito financiero, recursos a las universidades. Mientras el gobierno, desde el ministerio de educación ajustaba sus alianzas en el Congreso para que la reforma se aprobara como un gran “acuerdo nacional”, los estudiantes empezamos a reunirnos nacionalmente y, al mismo tiempo, a realizar asambleas en las universidades, facultades y carreras. Nos planteamos acciones de movilización, foros y seminarios para analizar la propuesta del gobierno, para entender con mayor claridad sus intenciones. Nos encontramos con docentes, con intelectuales de todo el país, visitamos barrios y regiones para escuchar las perspectivas que otras gentes tienen sobre la educación superior; hablamos con jóvenes de colegios, con trabajadores, y con todo esto fuimos reafirmando la idea de que la lucha por la educación superior no es sólo de los estudiantes.


También entendimos en este proceso que el problema de fondo no era la reforma, sino que es la ley 30 en sí misma, ya que ésta generó todo el marco legal para que la educación superior hoy esté en la peor crisis de su historia; por lo tanto, vimos la necesidad de generar nuestra propia propuesta. Fue en este punto donde se empezó a dibujar la iniciativa de lanzar un Paro Nacional Universitario como forma de presionar para que la reforma no tuviera acogida y no fuera aprobada.

La MANE y la movilizacion del 2011

Como todos recordamos, el año pasado fue un año de movilización en el que los estudiantes de todo el país llenamos las calles exigiendo el retiro de la reforma que buscaba profundizar la privatización que viene avanzando desde hace ya muchos años en la educación superior. La creatividad, la alegría, la indignación, y la capacidad de generar propuestas, se conjugaron en un movimiento estudiantil sin precedentes que le habló al país y lo convenció de la justicia de sus planteamientos, y cuya herramienta de expresión, articulación y coordinación es la MANE. Sin embargo, la MANE y la movilización del año pasado no aparecieron de la nada; fueron fruto de un proceso de varios años cargados de las luchas de jóvenes estudiantes que, recogiendo los acumulados de propuestas y luchas de


estudiantes de generaciones pasadas, han enfrentado reformas académicas, imposición de rectores y decanos, crisis financieras, asesinatos y amenazas contra estudiantes, trabajadores y docentes; luchas por una academia crítica y transformadora, una financiación estatal plena a la educación pública y un acceso para todos, sin importar su procedencia o clase social.

El paro y nuestras victorias Después de la radicación del proyecto de reforma, iniciamos el proceso para lanzar el paro nacional universitario que arrancó el 12 de octubre en todo el país. Los ejercicios de movilización fueron sumamente diversos; realizamos desde actos culturales y simbólicos como la “abrazatón” y la “besatón”, hasta intervenciones de estudiantes en el Congreso de la República. El cubrimiento por parte de medios de comunicación fue cada vez más alto, y la capacidad de defender con argumentos nuestra postura nos mostró ante la opinión pública como un movimiento legítimo con una propuesta. Nuestras exigencias eran claras: que se retirara el proyecto de ley, que se atendieran las crisis en cada institución y que se dieran condiciones para que los estudiantes junto con los otros estamentos y sectores sociales generaran una propuesta alternativa de ley de educación superior. Fue por esto que cuando el gobierno- por presión del grueso de la sociedad luego de un mes de Paro Nacional- retiró el proyecto, asumimos que el momento al que entrábamos era el de la construcción de nuestra propuesta, ya que ese es nuestro compromiso con la sociedad. ¿Cómo viví/vivimos la movilización del año pasado? ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________


esta:

u p ro p a tr s e u n o d n e y u tr s Con

Durante un encuentro nacional de la MANE en Neiva, trazamos una ruta para construir de forma amplia y democrática nuestra propuesta. Desde los escenarios más básicos de la organización estudiantil, tales como colectivos de trabajo y asambleas de carrera y facultad, se empezarían a recoger los insumos sobre los puntos de nuestro programa mínimo ; luego, estos debates irían a foros y seminarios en cada universidad, y finalmente se llevaría todo a la Comisión académica nacional y su equipo dinamizador, que recogería los insumos y los presentaría en el Encuentro social y popular por una educación para un país con soberanía democracia y paz, que se llevó a cabo el 10 y 11 de junio de 2012, y del cual salió el borrador de exposición de motivos. Más de dos mil estudiantes de todo el país logramos una serie de consensos fundamentales, así como también se dejaron planteados debates que demuestran lo complejo de desarrollar rigurosamente -por primera vez en la historia- una propuesta de cómo debe ser la educación superior en nuestro país. Estos últimos meses se han enfocado en desarrollar los debates que salieron del Encuentro, a través de seminarios multiestamentarios con intelectuales, docentes y trabajadores, en los cuales se ha avanzado en debates que están a la espera de nutrir la versión final de la exposición de motivos, la cual será ratificada en el plenario nacional de la MANE el 7, 8 y 9 de septiembre en la ciudad de Bucaramanga.

La educacion superior que queremos El borrador de la exposición de motivos es el producto de largos debates llevados a cabo en el Encuentro Nacional; en él es posible encontrar los elementos que caracterizan la educación superior que, como Mane, creemos que necesita el país. Es así que decimos que la educación superior debe ser:


Universal y popular

La equidad en el acceso, la permanencia y el disfrute de la educación superior debe estar garantizada para cualquiera que quiera acceder y permanecer en la misma, sin importar su condición física, étnica, social, económica, cultural y política. Además, la educación superior debe estar en función de las necesidades de los colombianos, ya que es portadora de un proyecto de país en un sentido político, académico, económico y cultural. 

Democrática

El sistema de Educación Superior debe construirse a partir de criterios democráticos, discutiendo colectivamente entre estudiantes y docentes cómo crear, desarrollar, transmitir y aplicar los contenidos y conocimientos. Además, debe tener como objetivo construir condiciones para el buen vivir o la vida digna y, así mismo, reconocer los saberes y formas de producir y re-producir el conocimiento. Este ejercicio crítico y democrático hace de la educación superior uno de los pilares fundamentales de la conciencia crítica de la nación y el pueblo colombiano, por cuanto aporta al [re]conocimiento y caracterización de los problemas del país y a la solución de los mismos. 

Derecho fundamental

La Educación Superior es una de las vías más transitadas por las personas para desarrollar las capacidades colectivas e individuales que dignifican al ser humano y le permiten al mismo desarrollar su vocación como ser social, por lo es necesaria y vital para quienes la eligen. Por ello, el Estado debe garantizar de manera efectiva el acceso, la permanencia y el desarrollo integral de todas y cada una de las personas que decidan hacer parte del sistema de Educación superior. Así mismo, la Educación Superior se configura como derecho pluridimensional para sus integrantes, porque a través de ella logran alcanzar un goce efectivo de otros derechos sociales y políticos, siendo entonces inalienable y quedando exenta de ser transable como mercancía o servicio. 

Bien común

La Educación Superior es un bien común, un beneficio colectivo y de dis-


frute para toda la sociedad, por que desde sus ejercicios investigativos, docentes y de proyección social –sus funciones misionales– propende por el desarrollo de las múltiples dimensiones del bienestar de los colombianos. Al ser bien común, debe direccionarse de forma democrática, por los estamentos universitarios y las comunidades y sectores de la sociedad; debe así mismo, darle sentido a la noción de lo público y al entendimiento de la educación como beneficio colectivo y universal. Teniendo en cuenta lo anterior, el conocimiento que se genere en y por el sistema de educación superior no puede usarse de manera privativa, ni transarse como mercancía o servicio, y mucho menos convertirse en negocio en cualquier acuerdo comercial del país. 

Plural y crítica

Entendemos lo crítico como una acción que cuestiona lo preestablecido a través de procesos respetuosos con la naturaleza y el entorno social, impulsando la superación de los problemas de la sociedad para dignificar la vida. Esto implica interpretar la realidad desde la pluralidad y diversidad de culturas, saberes y disciplinas, para dirigir el conocimiento a una transformación social y cultural y, de esta manera, alcanzar el buen vivir. ¿Cómo estos elementos construyen una educación superior que responda a nuestras necesidades? ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________ Teniendo en cuenta todo lo anterior, ¿qué crees que es fundamental incluir en nuestra propuesta alternativa de ley de educación superior? ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________


Marco Financiero sobre el que se soporta nuestra propuesta La educación superior al ser un bien común y un derecho fundamental debe ser universal, y el mejor medio para alcanzar dicha universalidad es la gratuidad y la democratización del acceso en todo su sistema. Desarrollar un esquema de financiación para la Educación Superior tiene dimensiones y consecuencias tanto políticas como económicas; por un lado, es necesario exigir al Estado colombiano que asuma la total responsabilidad de la financiación de la educación superior estatal; por otro lado, el esquema de financiación debe favorecer ampliamente el ingreso de recursos a las IES y no la creación de préstamos y endeudamientos para los estudiantes y sus familias, para así fortalecer la educación superior estatal, procurando que en el mediano plazo ésta sea gratuita en su totalidad y de acceso universal. El conocimiento tiene una naturaleza dinámica muy particular, de creación inacabada e inagotable; los resultados producidos de las distintas formas de generarlo y transmitirlo, pueden ser repensados y redescritos dando paso a diversos y nuevos campos de su misma creación. Por esta dinámica, la Educación Superior demanda cada vez más recursos; pues a mayores y más altos grados cualitativos y cuantitativos de creación de conocimiento e investigación, se requieren mayores recursos para su realización. Es necesario tener esto en cuenta para financiar la Educación Superior de la forma más adecuada y con recursos del Estado. Esta dinámica no debe confundirse con el malgasto o derroche de los recursos que financian la Educación Superior, puesto que es la que le permite cumplir la función social de responder con sus haceres y saberes a las necesidades de las comunidades. En esta medida, es necesario que el gasto de dichos recursos se controle a través de una veeduria realizada por las IES, el Estado y la sociedad en general.


Y entonces que viene?

?

Viene el tiempo de seguir construyendo nuestra propuesta, de hacerla visible, darla a conocer a las comunidades universitarias y a la sociedad colombiana; el tiempo de construir una ruta de movilización que nos permita que la sociedad apoye y legitime nuestra lucha, que vea que nuestras propuestas no sólo son posibles sino necesarias. Viene el tiempo de regresar a los barrios, subir a los buses y marchar en las calles; todo para contarle a la sociedad que cumplimos con nuestra palabra, construimos una propuesta alternativa y estamos dispuestos a hacer que ésta sea la nueva ley de educación superior en un país que a todas luces, necesita un cambio estructural. ¿Cómo se articulan los procesos que se movilizan por la educación superior con los de mi comunidad? _______________________________________________ _______________________________________________ _______________________________________________ _______________________________________________ _______________________________________________ _______________________________________________ _______________________________________________ ____________________________________________ ¿Cómo he/hemos venido participando o puedo/podemos participar en la lucha por la educación superior? ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________ ___________________________________________________ __________________________________________________



Nuestros Motivos Expuestos. Cartilla Comuna