Issuu on Google+

Lácteos

La leche contiene proteínas, vitaminas y minerales como calcio y fosforo; estos nutrientes le ayudan al cuerpo humano a crecer sano y fuerte. La leche materna y los productos lácteos como el yogur favorecen el sistema digestivo e inmunológico; este último es el encargado de defender, combatir y destruir microorganismos infecciosos que causan enfermedades. Los lácteos no son del todo buenos porque son una fuente de grasa y calorías, es por esta razón que debemos consumir una dieta rica en nutrientes y variada en alimentos. Los derivados de la leche son:  Queso Este alimento aporta vitaminas A, D, B12 y B2, que protegen al cuerpo de infecciones, cuidan la piel, mejoran la cicatrización y favorecen el buen funcionamiento del sistema nervioso y cardiovascular. El contenido de grasa en el queso depende del tipo de queso y el grado de maduración. Mientras más añejo es el queso, más grasa contiene y menos agua.  Yogur


El yogur es rico en proteínas, calcio, vitamina B, A, D y grasa. Es un alimento saludable y nutritivo. Ayuda al organismo a absorber mejor los minerales de otros alimentos y favorece el buen funcionamiento del intestino, pues aumenta la flora intestinal.  Mantequilla Es un alimento prohibido para las personas que sufren de colesterol (malo) alto y enfermedades cardiovasculares, el consumo de este en su justa medida es una fuente de nutrientes para nuestro cuerpo. La leche es muy importante para las personas toda la vida… En la infancia es muy importante consumir lácteos ya que en esta etapa el cuerpo humano empieza a crecer y a desarrollarse. El consumo de lácteos nos ayuda a fortalecer huesos y dientes; y beneficia nuestro sistema inmune. La leche constituye un alimento altamente nutritivo, ya que le aporta al cuerpo macro y micronutrientes como las proteínas. La leche es una fuente de calcio, este mineral es muy importante para el funcionamiento del cuerpo. No consumir el suficiente calcio puede generar el desarrollo de enfermedades como la osteoporosis.

Tomar leche previene la obesidad en los adolescentes. No tomar leche en esta etapa propicia la acumulación y el exceso de grasa en el cuerpo.

El consumo de leche en los adultos es importante porque los nutrientes que esta contiene ayudan a prevenir enfermedades crónicas.


Para el adulto mayor la leche es un alimento muy nutritivo ya que aporta energía, vitaminas, minerales, ayuda a hidratar y mejorar las defensas del organismo. Por su contenido de potasio ayuda a controlar la presión y prevenir enfermedades cardiovasculares. Además es fuente de proteína.

Los lácteos en el refrigerio

Un buen número de estudiantes dejan de tomarse el yogur o la leche que contiene el refrigerio por miedo a que estos le causen daño.


La pasteurización, es un proceso al que son sometidos ciertos líquidos como la leche, para eliminar microorganismos que podrían enfermar a las personas al consumirlos. Gracias a su uso, las infecciones e intoxicaciones alimentarias cada vez son menores. Así que ya no hay excusa, consume y aprovecha todos los alimentos que contiene el refrigerio; así tendrás la energía y fuerza necesaria para realizar las actividades que te propones.

.

Escrito por: Carlos Felipe Holguín Díaz Vanessa Villazón Montenegro Henry Andrés Díaz Ramírez Nathalie Duque Vera

Cristian David Bermúdez espindola Julián mateo rodríguez sierra José Felipe Martínez Ardila Andrés Gustavo guerrero Fonseca

Kevin Esteban Sanguino Amezquia Miguel Ángel Wilches Ramos Jeison Alejandro duarte Castañeda



Lácteos colegio rafael bernal jiménez