Page 1


Contenido

Editorial _____________________________

2

Propósito 1 __________________________

3

Propósito 2 __________________________

7

Propósito 3 __________________________

10

Propósito p 4 __________________________

14

Propósito 5 __________________________

18

Propósito 6 __________________________

21


Editorial En esta edición se presenta una gama de información sobre los propósitos encontrados en el programa de socialización y afectividad del niño preescolar la importancia de porque como educadoras deben conocer cada uno y así ser una guía en el desarrollo social y afectivo de los niños, además de estrategias y sugerencias sobre cómo abordar cada uno de los temas. Dentro del ámbito escolar los niños tienden a tener distintas conductas a las que adopta q p en casa, claramente se ha visto que a lo largo de su estadía en el jardín un factor importante para socializar es la educadora puesto que ella debe dar primeramente el ejemplo, también crear estrategias para que los niños aprendan a socializar de manera conjunta y poco a poco salir de su egocentrismo y así comenzar a preocuparse por sus compañeros y formas de pensar. Se debe tomar en cuenta a

todos y cada uno de los niños que conforman el grupo y no permitir que alguno se sienta rezagado ya que de esto surgen los niños con distintos problemas para socializar , para esto las educadoras d d ti tienen l tarea la t de diseñar actividades en las cuales los niños trabajen en equipos o de forma colectiva, creando grupos homogéneos pues esto a dara a los niños a crear ayudara conductas prosociales y a conocerse uno al otro y a partir de ello formar sus grupos sociales, también ponerles juegos o dinámicas en las que aprendan a conocer las diferentes formas en que pueden reaccionar ante alguna situación cotidiana; de acuerdo con muchas de las experiencias que viven. viven


Propósito 1: Estudien el proceso de socialización que viven los niños en el Jardín y reflexionen sobre los cambios que manifiestan en las formas de interacción y los vínculos afectivos que establecen con sus iguales y con la educadora” L La socialización i li ió es un interacción i t ió social, i l cómo ó proceso por el cual el interesarse por los otros, cómo individuo acoge los afirmar su personalidad, elementos socioculturales cómo controlar su de su ambiente y los temperamento, etc.” integra a su personalidad Aunque el niño empieza a para adaptarse en la aprender ciertas habilidades sociedad. Todo individuo sociales desde mucho antes pasa por este proceso de de entrar a la escuela, el aula socialización que también constituye un buen campo es parte fundamental en de entretenimiento para que su desarrollo. las practique y las mejore. Hablando en especial El paso que los pequeños dan sobre la socialización desde el primer momento desde temprana edad, en que salen de casa para la siguiente cita se habla iniciar una nueva etapa en su del niño como agente ingreso al jardín es muy socializador y se hace grande y enfrenta un gran mención sobre puntos reto para ellos, ellos es aquí donde importantes en este el pequeño se enfrenta con proceso de socialización; nuevos desafíos y situaciones “el niño es un ser social y que lo ayudarán a debe aprender los desenvolverse de una mejor patrones de la vida en manera, acompañado de sociedad: soc edad: có cómo o iniciar c a la a gente ge e d diferente e e e a lo o que ha a conocido en su entorno familiar, personas que juegan un papel importante en este proceso de socialización ya antes mencionado. En el aula el niño comienza la interacción con sus iguales, a través de ello el niño adquiere ciertos comportamientos y


conductas, cuando el niño inicia esta interacción también comienza a reglar ciertas conductas al observar a los demás, como se menciona en la siguiente cita; “Los niños aprenden a regular las conductas de las otras personas, antes de regular la suya”, donde muy claro señala la importancia de la presencia de otras personas en este proceso. Los niños forman vínculos en su interacción con sus iguales y con la misma (o) educadora (o), a su maestra (o) los niños la ven como un ejemplo a seguir e imitan algunas conductas o posturas, su estancia en el jardín hace que se desprendan un poco de su figura de apego, pues ahora ellos tienen que ser independientes durante su jornada escolar; la educadora es una nueva figura que representa mucho para los niños, pues en ella que ellos ven un protector y un adulto capaz de brindarles cariño durante el tiempo que pasan en el jardín. Así mismo los niños al interactuar con sus iguales van descubriendo y adquiriendo un nuevo

sentimiento llamado “amistad”, ahora ya pueden comenzar a tener estos lazos de amistad con niños de su misma edad, con los que compartirán cosas nuevas y aprenderán otras. De esta manera comienzan a darse ciertos lazos de afectividad entre los pequeños y las personas que se encuentran a su alrededor en esta nueva etapa de su vida. Como educadoras y f t d d futuras educadoras, debemos tomar en cuenta que para que este proceso de socialización por el que pasan los niños se dé una buena manera es indispensable tomar en cuenta que los pequeños deben desenvolverse en un ambiente sano y estimulante, es importante apoyarlos en todo momento y aplicar actividades en las que los niños puedan interactuar entre sí y expresar diferentes sentimientos a través de la expresión oral. Cómo conocemos a otros y nos relacionamos con ellos, pag. 295 Tácticas para propiciar el desarrollo y la enseñanza – aprendizaje, pagina 111.


Propósito 1: Estudien el proceso de socialización que viven los niños en el Jardín y reflexionen sobre los cambios que manifiestan en las formas de interacción y los vínculos afectivos que establecen con sus iguales y con la educadora” C bi b Como bien sabemos, all ingresar al preescolar el niño sufre una serie de cambios por los cuales debe pasar para irse adaptando a este nuevo entorno que los rodea. rodea Con base en los diversos textos leídos a lo largo del semestre así como en las prácticas realizadas, puedo decir, que un Jesús Cava y Gonzalo El primer momento estando Musitu en la lectura “El en el preescolar, los niños aula como un sistema y cambiante”, son poco comunicativos, abierto es evidente el apego que cada aula tiene unas unas existe con la familia, son características, un tanto egocéntricos, y dinámicas particulares y no es muy notable su unas normas implícitas, de tal, que sus participación durante las forma integrantes (alumnos y actividades. Al pasar de los días, y por profesores), van creando supuesto con la ayuda de un tipo de funcionamiento los diferentes agentes propio y particular. p q los pequeños socializadores como son Cuando al preescolar la educadora y los padres ingresan de familia, comienza a empiezan a establecer verse un cambio muy vínculos y lazos de amistad notorio en cada uno de con sus amigos, para ellos los pequeños; pero todo no existen las enemistades, esto ocurre de manera y eso lo comprobé durante practicas; cuando diferente en cada grupo, mis es decir, no es patrón que tenían alguna discusión e todos siguen de la misma iban conmigo para acusar, forma, como bien todo lo arreglaban con unas disculpas y un abrazo, mencionan María de


y continuaban jugando como si nada hubiera ocurrido. Se puede ver la confianza que existe entre ellos, ya que son muy comunicativos y lo primero que hacen al verse, es contarse sus experiencias vividas ya sea el día anterior o durante el fin de semana.

Con la educadora es un tanto distinto, con el tiempo también establecen fuertes lazos afectivos aunque creo que eso depende de la personalidad que tenga la misma educadora, si les transmite o no a los niños confianza, cariño, fi iñ etcétera. t ét Pero no llega a ser como la que existe con sus iguales. Desde mi punto de vista, al ingresar los pequeños al preescolar, sufren una serie de emociones y sentimientos nuevos al tener que dejar su hogar y a sus padres para entrar a esta nueva etapa, para la cual

es importante que en el salón la educadora cree un ambiente de confianza, y seguridad para que sea aun más fácil para los niños enfrentarse a este cambio, y puedan adaptarse de una manera más rápida estableciendo buenos lazos tanto con la educadora como con sus iguales.


Propósito 2: Que los alumnos analicen los nuevos papeles sociales alumno y miembro de un grupo de iguales que los niños adoptan con su ingreso a la educación preescolar, y reconozcan que ambos roles se dan de manera articulada y simultánea. Los niños al ingresar al jardín experimentan un sin fin de sentimientos que manifiestan de diferentes maneras, proceso que permitirá que los niños se adapten y adquieran nuevos roles como alumnos: cuando participan en las diferentes actividades, realizando sus trabajos y á adaptándose a la nueva autoridad así como miembros de un grupo: en el que tiene que relacionarse en un espacio diferente, con unos materiales y t i l mobiliario diferentes, con otros niños diferentes y con otros adultos que de momento no son de su confianza. Durante este proceso se dará la aceptación de las reglas y

normas donde aprenderán a respetar a los demás, respetar turnos, pedir la palabra, guardar los materiales en su lugar, mantener limpio el salón y

serán ellos mismos los que cuiden ell cumplimiento id li i t de d las reglas, ya que en el jardín es frecuente que un niño se queje del comportamiento de otros niños. Má que de Más d un deseo d d de denunciar es una petición al educador para que confirme la existencia de una regla y de cumplimiento obligatorio para todos; t d por ejemplo: j l “los niños están sentados con la sillas en semicírculo. Delante de ellos, también en una silla pequeña, la


educadora se dispone a leerles un cuento. Los niños saben que pueden sentarse en cualquier l i silla ill libre, lib pero no cambiar la silla de sitio. Todos quieren situarse más cerca de la educadora para ver los dibujos del libro ibro: un niño levanta la silla con las l d dos manos y sin i despegarse del asiento se acerca de la educadora. Varias voces exclaman: “mire, mire se acerca a usted”. La educadora dice con voz tranquila al transgresor: eso no se debe de hacer; todos tiene que estar en su sitio. Envía al infractor de las reglas a su sitio y todos se tranquilizan. Es muy importante la interacción colaborativa

entre pares ya que mediante esta se pone de manifiesto los roles que asumen los niños como alumno y miembro del grupo, teniendo presente que ambos roles se desempeñan de manera simultánea y articulada.


Propósito 2: Que los alumnos analicen los nuevos papeles sociales alumno y miembro de un grupo de iguales que los niños adoptan con su ingreso a la educación preescolar, y reconozcan que ambos roles se dan de manera articulada y simultánea. El niño al entrar a un ambiente nuevo como el escolar, sufre por un proceso de adaptación ya que es algo nuevo para él; en esta nueva experiencia el pequeño debe desempeñar dos papeles fundamentales para su socialización, la de alumno y como miembro de un grupo de iguales. iguales La primera va en función a la relación educadoraalumno, que debe desarrollar en primera instancia para obtener vínculos de confianza y comunicación con esta. La segunda, va en función a la relación entre el niñocompañeros del grupo, que también resulta ser muy importante para el niño, ya que esta convivencia le ayudará a adquirir ciertas

conductas y a desarrollar distintos roles. Estos dos papeles que desempeñan los pequeños al ingresar al preescolar, se articulan ti l porque favorecen f su socialización y su adaptación. Asimismo cabe señalar, que la función de los padres de familia y la educadora son importantes para la adquisición de distintos roles en el niño, ya que son los que dan la pauta para su desenvolvimiento


Propósito 3: Comprendan la relación existente entre las experiencias socializadoras que tienen los niños antes y durante su estancia en el Jardín, e identifiquen la diversidad en los procesos de socialización a partir de la riqueza familiar y cultural con que se incorporan a la escuela. “El niño es un ser social y debe aprender y debe aprender los patrones de la vida en sociedad: cómo iniciar la interacción social, cómo interesarse por los otros, t cómo ó afirmar fi su personalidad, cómo controlar su temperamento, etc.” Por ende, los seres humanos a partir de que nacen y conforme vayan creciendo tendrán la necesidad de socializarse en diferentes contextos, por lo que resulta conveniente que los niños a su corta edad vayan adquiriendo aquellos procesos de socialización que a la larga pasaran a formar parte de experiencias socializadoras. Ahora bien ¿Para qué servirán estas experiencias socializadoras? Estas sin duda alguna serán de gran ayuda para que los niños logren establecer relaciones sociales sin ningún problema, asimismo, se interesen por los otros, tal como se menciona en la cita que aparece al principio. Cabe mencionar que empiezan a aprender las habilidades sociales antes

de ingresar al preescolar, el aula constituye un buen campo de entrenamiento para que las practique y mejore. Obteniendo de esta manera que quienes posean buenas b h bilid d habilidades sociales durante su estancia en el jardín de niños generalmente hacen amigos fácilmente; contrario a los que no las poseen ya que corren el riesgo

de ser ignorados o rechazados por el resto de sus compañeros. Cuando los niños son buenos socializadores se dan a la tarea de compartir, ayudar, consolar y dar cuidados a otros. Sin embargo tales experiencias socializadoras, como bien se había mencionado sería conveniente que


L

aparecieran a temprana edad; esto se lograría siempre y cuando las relaciones con la familia sean positivas. Tal como se menciona en el apartado “Las interacciones padreshijos y la experiencia familiar ejercen influencia sobre las relaciones entre pares (Greenfield y Suzuki, 1998; Bierman y Welsh, 1997), así como la cultura y las creencias de los niños”. Esto nos da a entender la tarea que los padres ejercen con los hijos con la ayuda d d de l la riqueza i familiar y cultural para inculcar y lograr en los pequeños la facilidad de relacionarse con otras personas dejando a un l d ell temor lado t y miedo i d ante t lo desconocido, para que de esta manera resulte más beneficioso su ingreso al preescolar. Pero si el

ambiente familiar en el que el niño se desenvuelve es negativo, entonces las experiencias socializadoras se vienen abajo puesto que los niños a su ingreso al preescolar y durante su estancia resultan agresivos hacia sus compañeros y en ocasiones hasta con la educadora ocasionado por educadora, la falta de empatía y apoyo por parte de sus padres, para saber cómo socializarse con las demás personas. Establecer relaciones de socialización viene a ser vital para la vida de los niños pues a su asistencia diaria en el jardín de niños tienen la necesidad de comunicarse con sus compañeros, por lo q que resulta conveniente aprender a socializar desde temprana edad para poder valerse de esta e ir adquiriendo gratas experiencias que serán útiles de aplicar antes y durante su estancia en el jardín de niños.


Propósito 3: Comprendan la relación existente entre las experiencias socializadoras que tienen los niños antes y durante su estancia en el Jardín, e identifiquen la diversidad en los procesos de socialización a partir de la riqueza familiar y cultural con que se incorporan a la escuela. Por naturaleza el niño es un ser social desde el momento que nace, primeramente en su hogar y al llegar a la escuela, cada uno de esos lugares son de suma

importancia para su desarrollo tanto personal como social, i para lograr afirmar éstas el niño debe atravesar por un proceso de adaptación y diversos cambios. El momento más difícil para ell niño iñ es cuando d debe desprenderse de aquella figura de apego, esto se debe a que desde su nacimiento esta siempre rodeado de las mismas personas personas, creando en ellos una seguridad y confianza, es por ello que en muchos casos a su ingreso al

jardín tienen ciertos comportamientos o conductas; es aquí donde comienza el trabajo de la educadora por fomentar en ellos la interacción social, el interés por los demás y controlar su temperamento aunque es importante saber que desde casa ya comienzan a construir estas, en el aula solo se refuerzan para que las practiquen y mejoren. Depende en gran manera de las experiencias que los niños tengan en su hogar, el cómo reaccionaran en el

jardín con sus iguales y educadoras, el juego es un elemento que ayuda a los niños a conocerse, conocerse guiarse y seguir, expresar sus emociones, crear relaciones y a aprender a resolver problemas.


Para crear una cultura positiva en la escuela es importante el aprendizaje cooperativo este consiste en crear actividades en las cuales los niĂąos aprendan a cooperar y ayudarse entre ellos, esto tambiĂŠn nos ayuda a nosotras como futuras educadoras puesto que debemos estar preparadas a enfrentar a la diversidad que existe combinando el aprendizaje cooperativo y actividades de entrenamiento individual

para no solo crear una mejor relaciĂłn entre ellos si no un sentido de autonomĂ­a en cada uno, esto mismo ayudara a que ellos mismos vayan formando su propia personalidad.


Propósito 4: Reconozcan la importancia de promover un clima emocional positivo en el aula, como un factor clave para propiciar que los niños adquieran confianza en sí mismos y obtengan sentimientos positivos hacia el aprendizaje y las relaciones sociales.

En éste presente escrito, escrito se hablara sobre la importancia de promover el clima un clima emocional positivo en el aula, como un factor clave para propiciar que los niños adquieran confianza en sí mismos y obtengan sentimientos positivos hacia el aprendizaje y las relaciones sociales. Es un tema muy extenso que tiene varios factores que influirán en el desarrollo de éste, como lo son los compañeros, la maestra, los actores del jardín, etc. También menciono algunas sugerencias que ayudarán a g q y que se propicie el clima adecuado. Más adelante, se señalan algunos de los resultados positivos que propician en el niño, al

atender este tipo de clima. El clima escolar, se entiende por la percepción que tienen los alumnos, maestros y actores del jardín acerca de las relaciones interpersonales que se establecen dentro del aula, y el contexto en el cual se dan estas interacciones. Todo lo que hagamos en el aula incide directamente en las posibilidades reales de desarrollo de todos y cada uno de los alumnos, incluso de los propios docentes. Es importante p mencionar que el clima escolar relaciona a todos los factores que son generadores de los procesos de enseñanza y aprendizaje dentro el aula como: la relación maestraalumno, relaciones entre iguales, estrategias de enseñanzas, adecuación e implementación de los contenidos del programa educativo, participación en la clase, etc. como se afirma: “El ambiente que creemos en el aula tiene un


profundo efecto en el desarrollo social, afectivo, físico e intelectual de los alumnos a los que enseñamos” p por: ((Schwartz y Pollishuke, 1995). Para que adquieran una actitud positiva hacia el colegio y el aprendizaje, necesitan estimulación visual, organización, g espacio p y una sensación de acogida y seguridad. Es evidente que los mejores aprendizajes, se dan en un ambiente próspero, y que éste influirá decisivamente en la conducta del aula. Al surgir este ambiente positivo todos los actores del proceso enseñanza – aprendizaje, interactúan en acuerdo y de manera positiva buscando los cumplimientos i i de metas y objetivos, propuestos durante el proceso de aprendizaje. El clima de la clase, no solo lo hace el maestro, sino se crea entre t t d todos. E Es ell resultante de las actuaciones y percepciones de todos sus miembros. Entre los factores que influyen en el clima emocional dentro del aula se encuentran: las interacciones sociales y comunicativas; la forma en la que se organizan las actividades y tareas formativas; la coherencia

entre estrategias y medios. Para crear un ambiente de aprendizaje eficaz es preciso construir una fuerte relación con los alumnos: hacerles participar en conversaciones, demostrándoles que interesa realmente lo que tienen que decir, preparar cuidadosamente las preguntas que se vaya a hacer, saber cuándo escuchar y cuando i t intervenir, i ser sensibles ibl a sus necesidades e intereses. Como menciona, (Driscoll, 1989) “Tanto la historia como nuestra experiencia demuestra que los procesos d de enseñanza ñ y d de aprendizaje pueden desarrollarse en cualquier parte. Incluso, actualmente los profesores comprueban que la distribución del espacio físico puede influir de modo significativo en el comportamiento de los estudiantes y producir diferencias importantes en su aprendizaje.


Propósito 4: Reconozcan la importancia de promover un clima emocional positivo en el aula, como un factor clave para propiciar que los niños adquieran confianza en sí mismos y obtengan sentimientos positivos hacia el aprendizaje y las relaciones sociales. Como ya sabemos la importancia de promover un clima emocional en el grupo es muy extenso y tiene varios factores como lo son los compañeros, los maestros y todos los actores que se involucran en el jardín. Es importante mencionar que el clima escolar relacionada a todos los factores que hacen que se genere el proceso enseñanza-aprendizaje en el aula como viene siendo: la relación maestro-alumno, entre i iguales, l l estrategias las t t i de d enseñanza que se utilicen, las adecuaciones de los propósitos y contenidos del programa y como olvidar la participación de cada uno de los niños en la clase.

Debemos siempre tomar en cuenta que el clima de la clase, no solo lo hace el maestro, sino que entre todos se crea; es decir es el resultado de la participación de cada uno de sus miembros. También existen los factores que influyen en el clima emocional en el aula como son: las interacciones sociales y comunicativas, las formas en cómo ó se realizan las tareas, la relación que tenga las estrategias, medios y materiales que se utilicen para que se logre el propósito. Sin embargo, es i importante t t recalcar l que ell maestro es el principal factor que ayudara a que el clima emocional en el aula sea el adecuado, esto lo puede logran buscando estrategias que lo ayuden a regular el clima dentro del aula. Es de suma importancia tomar en cuenta que el ambiente favorable que propicie el maestro dará como resultado un buen trabajo académico para los niños. El docente debe propiciar un ambiente estimulante, relajado, armoniosos, de


confianza, respeto, solidaridad, sinceridad, aceptación, todo esto con trabajos de interacción entre los iguales y el maestro, donde las correcciones no sean humillantes sino constructivas, que entre todos admitan la diversidad de ideas y respuestas ante alguna situación, en la que se evite el rechazo entre los alumnos . Es importante que el maestro establezca estrategias t t i adecuadas d d d de enseñanza, sea un buen ejemplo y cree vínculos positivos en los que el niño se sienta en confianza total con el adulto, ya que las relaciones que tengan entre el docente y el alumno, serán un elemento trascendental para predecir las relaciones sociales entre los niños y sus iguales, iguales los logros escolares futuros y la forma en que resolverán alguna problemática. Por esta razón es de suma importancia que los niños tengan un ambiente positivo conformado especialmente por los compañeros y el maestro, ya que al tener un buen ambiente los niños se

sentirán motivados, con la suficiente seguridad y desarrollaran valores que le servirán para desenvolverse adecuadamente en la sociedad, de tal manera que ellos tendrán experiencias positivas que les permitirán no distraerse con problemas p insignificantes y enfocarse al desarrollo adecuado de las capacidades que deben adquirir durante el preescolar. Una relación positiva y emocionalmente cálida en situaciones de aprendizaje lleva a un comportamiento en los niños.


Propósito 5: “La importancia que tiene la educadora en su intervención educativa para propiciar sentimientos de logro y la conformación de la autoestima en los niños” Como sabemos sabemos, la autoestima es una actitud básica que determina el comportamiento y el rendimiento escolar en el niño. Está estrechamente vinculada con la valoración y crítica recibida por parte de los adultos. La escuela es el medio vital donde el niño desarrolla su autoestima y como ésta es la que los acompañará toda su vida es muy importante que la educadora escuche a sus alumnos cuando tienen alguna inquietud y se les respondan p en tiempo p y forma sus dudas respecto a cualquier cosa, así les parezca un poco obvias o quizá tontas, ya que mediante eso el niño se siente una persona importante, a ellos les gusta llamar la atención de las educadoras envés que ellas solo se preocupen por atender su comportamiento negativo. Se necesita que la educadora reflexione sobre el impacto que crea a la autoestima el reconocimiento de sus

logros, así como la crítica o la ironía que les hace a sus niños. Es importante saber que el llamado a ado “error” e o favorece a o ece e en e el sentimiento de logro con los niños ya que cuando él sabe que algo anda mal en su comportamiento o en algún aspecto, lucha por hacerlo cambiar p pero también es de vital importancia que la educadora no lo deje solo en el intento de lograr su objetivo más bien debe estar pendiente y darle las herramientas necesarias para que el niño construya aquello que quiere lograr, aquello que para él es importante hacerlo bien. Cuando el niño siente una postura desagradable por parte de la educadora que es su figura más á cercana, comienza a caer en un círculo vicioso en donde él se vuelve agresivo y tiene conductas desagradables que en su


caso hacen que la misma se vuelva más disciplinaria y crítica. Para lograr un sentimiento de logro en los niños es necesario que la educadora reconozca su esfuerzo y valore el trabajo

de todos sus alumnos, es decir, se ha escuchado muchas veces sobre gente que fracasa en su vida laboral y esto se debe a que muchas veces desde el Jardín de Niños se le ha ido criticando negativamente sus actitudes, trabajos y sentimientos, con las famosas “etiquetas” que las maestras suelen proporcionarle a sus alumnos l antes t de d conocerlos l a fondo. También es necesario saber que cuando la educadora se enfrente con trabajos que no contengan lo solicitado o no l los entreguen t como se tenía t í planeado, no deben decirles “tu trabajo está mal” o “no, así no era”, simplemente necesitan las siguientes

palabras “muy bonito, pero podrías hacerlo mejor” o quizá “si le cambias esto, podría verse mucho mejor”. En j conclusión, la educadora debe estar atenta a los comentarios y actitudes que muestra ante los niños en ciertos momentos de participación y reflexión de experiencias o esfuerzos, para poder crear en ellos un sentimiento de logro de sus capacidades y hacer que conformen una autoestima sana y correcta para la buena conducta en el aula y fuera de ella durante toda su vida.


Propósito 5: “La importancia que tiene la educadora en su intervención educativa para propiciar sentimientos de logro y la conformación de la autoestima en los niños” Es de suma importancia y de gran influencia la intervención de la educadora para que los niños en edad preescolar adquieran aprendizajes que intercedan en su desarrollo social; y para ello, es necesario que tenga habilidades, conocimiento y actitudes que le permitan ser competente. Cuando el niño entra al preescolar, asume diferentes roles fuera de su ámbito familiar y eso puede resultar favorable o no, según intervenga la educadora. Para empezar, es importante que la maestra tenga conocimiento acerca del proceso de socialización por el que pasan los niños, ya que a partir de ello podrá intervenir adecuadamente, siguiendo el proceso paso por paso. Asimismo debe generar un ambiente de confianza, siendo amable, t l respetuosa, alegre, cariñosa, segura, etc. Esto propiciará a que exista una buena comunicación con los pequeños, así como que estos puedan

desenvolverse con seguridad en sus nuevos papeles y contribuir a su desarrollo social. Y para concretar, debe manifestar habilidades que propicien la participación de todos sus alumnos en actividades que generen aprendizajes sociales; sin olvidar la implementación

de estrategias que permitan una mejor e e có . intervención. En conclusión, a partir de las habilidades, los conocimientos y las actitudes que tenga la maestra frente al grupo, los infantes adquirirán q aprendizajes que determinen su comportamiento frente a la sociedad. Y por lo tanto la educadora debe cumplir con las expectativas que mencioné anteriormente para que los resultados sean favorables y esto conlleve al desarrollo integral de cada niño.


Propósito 6: Valoren la importancia de la observación y el registro sistemático como herramientas que permiten valorar los logros individuales de los niños en su desarrollo social y afectivo, y orientar su intervención didáctica con base en los resultados obtenidos. En estas prácticas valoramos la importancia de las observaciones y los registros que hicimos en los Jardines de niños esto nos permitieron conocer varios aspectos en el desarrollo que tienen cada niña y niño en sus aprendizajes que obtuvieron en las actividades que se realizaron así como se pudo captar algunas cosas que no llamaron la atención como la socialización y afectividad que tienen cada niño con sus compañeros al igual que con su maestra t es por ello que nosotras como futuras educadoras le damos importancia de los logros que hubo en cada uno de ellos. Por otra parte obser amos observamos la individualidad de cada niño la atención que les brindamos y la orientación que hicimos de los problemas que se presentaban durante las actividades y en los descansos en el Jardín. También nos hizo útil los registros sistemáticos que hicimos ya que nos

sirvieron para saber las características, intereses y gustos que tiene cada niño para ello tuvimos que acudir con las educadoras y padres de familia para que nos den la información adecuada de cada niño, eso nos sirvió para conocer y saber qué es lo quiere, necesita cada niño para poder ayudarlos en sus aprendizajes y aprendizajes.

También observamos los logros que hubo al realizar las actividades, todo eso se reflejo en los trabajos que hacían los niños, niños tanto como individuales, por equipo y grupal y de la organización que hubo en el salón de clases. Todo esto nos permite conocer a la profundidad las características de las niñas y niños al igual para hacer un trabajo agradable y adecuado para los niños del Jardín de niños.


Propósito 6: Valoren la importancia de la observación y el registro sistemático como herramientas que permiten valorar los logros individuales de los niños en su desarrollo social y afectivo, y orientar su intervención didáctica con base en los resultados obtenidos. Con base a lo que hemos revisado a lo largo del curso en las asignaturas Socialización y Afectividad del Niño II y Observación y Practica Docente II que al igual que las demás asignaturas analizadas durante el semestre están articuladas las unas con las otras; en este ocasión haremos hincapié a la importancia de la observación como herramienta fundamental de todo docente para llevar un registro sistemático que le permita valorar los logros individuales de los niños en su desarrollo social y afectivo y la manera de cómo podemos orientar la e e có d dác ca de intervención didáctica acuerdo a los resultados obtenidos de las mismas.

De acuerdo a lo que menciona la autora Dello Rosa Azzerboni dice que: “…Observar consiste en el examen atento que se realiza sobre algo o sobre algunos sujetos; pero para que esta respuesta sea completa, debemos aclarar que lo que guía la observación es siempre la intención del observador…” Azzerboni,Dello Rosa en ….¿para que la observación en las aulas? Es decir, la cual puede ser de dos formas cotidiana o sistemática la primera se refiere a la que se obtiene de manera instantánea o al azar a diferencia de la segunda que adquirimos de manera a ea e abo ada, elaborada, mediante una guía sobre lo que se sabe, lo que se espera, como lo realizó o resolvió, como lo interpreta, cómo se registra, el tiempo que tardo, entre otras q cosas, ese algo o alguien que se ha observado, información que le permite al docente valorar los logros que tienen en este


caso los educandos a lo largo de su formación en el preescolar, tal como lo hemos estudiado y de acuerdo con Sonia y Marlene quienes menciona de acuerdo al campo formativo desarrollo personal y social: “…Los niños aprenden a regular la conducta de otras personas antes de regular la suya propia…” Por lo que sin duda es importante llevar un registro sistemático de las pautas que van siguiendo l hi d t los chicos durante su estancia en el preescolar para ver sus logros y dificultades así como hacerlos participes de las reglas de su sociedad, ayudar a hacerlas cumplir, cumplir comprenderlas y respetarlas comprendiendo la importancia de las mismas y de él como actor principal en la sociedad. sociedad

Es p por esto q que debemos guiar nuestra intervención como futuras docentes a tratar de no ser el dictaminador de las pautas sino el guía de los niños para que ellos mismos logren la comprensión de las reglas de la sociedad a la que pertenece y durante esta se tome en cuenta las necesidades, habilidades, contexto, entre otras cosas, del preescolar para que de cierta manera genere mas interés en la realización de las actividades que le un nuevo propiciaran i i aprendizaje para su desarrollo personal y social aquí volvemos a mencionar la importancia de registrar todo lo relevante sobre los cambios en la conducta del niño ya sea a favor o en contra de su progreso y el motivo del mismo.


Responsables de diseño: ™ ™ ™ ™ ™ ™ ™ ™ ™ ™ ™ ™ ™ ™ ™ ™ ™ ™ ™ ™

Samuel Sam el Chan Balam Brianda E. Chan Cuevas Andrea M. Carmona Rellero Claudia E. Castellanos Ruberth Giovanna A. Cordova Díaz Claudia A. Díaz Alvarado Inés A. A Echeverría Belmont Sheila E. Ek Moreno Maximina Euan Chimay Verónica Flores Martínez Beatriz A. Gutiérrez Celaya Karen M. López Galera S May Pat Treysi S. Andrea C. Oliva Delgado Carla Pérez Cardeña Cinthia M. Pérez Marín María del R. Sánchez Carrillo Yipzi L. Sosa López Karla P. Varguez Sosa Stephanie G. Villa Méndez


Revista EDUQROO  

Revista de Socialización y afectividad, presentada por alumnos en la asignatura de Socialización y Afectividad en el Niño II. Digitalizado p...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you