Issuu on Google+

Gonzalo Antonucci

Cami Jerez

Seba Aylwin

¡A CONQUISTAR EL DERECHO A LA EDUCACIÓN!

Cami Rojas

Programa 2014

Martín Castillo

lISTA H

WWW.CREARIZQUIERDAAMPLIA.CL

+ Independientes


2


ESTE 2014,

A conquistar LA NUEVA EDUCACIÓN Estas últimas décadas, mientras año tras año se profundizaba la injusticia y la privatización de nuestros derechos, fuimos acumulando un creciente malestar. Poco a poco éste se fue traduciendo en una convicción más amplia y masiva, sintetizada en una sola frase: “Educación pública, gratuita y de calidad para todos”. Con esa convicción, ya planteada el 2006 y con más fuerza desde el 2011 en adelante, hemos hecho de todo para decir que no hay vuelta atrás. Llenamos las calles y conquistamos el apoyo de la gran mayoría del país con nuestros sueños y demandas. La tarea no ha sido fácil. Hemos sufrido los golpes de la policía, una institucionalidad que nos ha cerrado la puerta en la cara, a veces incluso la incomprensión de nuestros padres y, por qué no decirlo, nuestro propio cansancio como movimiento. La realidad nos ha dejado claro más de una vez que la revolución no está a la vuelta de la esquina, que el camino es largo y no hay atajos. Sin embargo, nada de esto ha sido en vano. En este largo caminar, el movimiento estudiantil ha desplazado fronteras que hasta hace poco tiempo eran impensables. Hablar de la necesidad de que el Estado garantice los derechos sociales a todos por igual, criticar una democracia hecha a la medida de unos pocos y hacer que la educación gratuita y el fin al lucro sean temas ineludibles en el debate público, se ha logrado con el esfuerzo y el apoyo de millones de personas en los últimos tres años.

nuevo gobierno que promete reformas educacionales, pero no en los mismos términos que ha propuesto el movimiento estudiantil. No estamos dispuestos a tirar por la borda lo que hemos construido entre todos. Si nos hemos movilizado, hemos discutido y propuesto, soportando toda clase de adversidades, no es para simplemente “poner el tema sobre la mesa” y sentarnos a esperar que lo procese un panel de expertos. Este año Izquierda Autónoma, Nueva Izquierda Universitaria, el Colectivo Romanescu y los independientes que componemos este proyecto, buscamos levantar nuevamente una alternativa para la FECh. Lo hacemos bajo una profunda convicción: la única forma en que nuestro movimiento puede ganar, es construyendo las transformaciones con sus propias manos. Aspiramos a un movimiento que enfrente el 2014 con iniciativa, un movimiento dispuesto a ser protagonista de la historia, sin delegar las soluciones en los mismos de siempre, pero sin esconderse ni refugiarse, renunciando a dar la pelea. Ésta es la principal inspiración que nutre el proyecto de Crear Izquierda Amplia y que está detrás del programa que tienes en tus manos.

A pesar de todas las ganas que hemos puesto, no han bastado para cambiar el modelo de educación que nos dejó Pinochet y que profundizó la Concertación. Por esto, el desafío que nos queda por delante es grande: el 2014 será el inicio de un

3


EL DESAFÍO DE ESTE 2014: 4

¿QUIÉN LEVANTA El año 2008 estuvo marcado por una imagen tristemente célebre: Michelle Bachelet levantando las manos junto a los presidentes de los partidos de la Concertación y la Alianza, sellando su acuerdo para aprobar la Ley General de Educación (LGE), un barniz “democrático” a la LOCE que nos dejó la dictadura y cuyas bases perduran hasta hoy. Un acuerdo que le dio la espalda a toda una generación que había decidido perder el miedo e ir más allá de las demandas de corto plazo, cuestionando el modelo educativo desde sus raíces.

Si de algo puede estar orgulloso el movimiento estudiantil que ha llenado las calles desde el 2011 hasta hoy, es de que esta imagen, hasta ahora, no se haya repetido. La pelea por una nueva educación sigue abierta. Y no es que no hayan existido intentos decididos por cerrar por completo las puertas que hemos abierto. Como ejemplo basta recordar los personajes que pasaron por el MINEDUC y sus distintas estrategias. Lavín quiso ningunearnos (“los privilegiados del sistema”), pero sus conflictos de interés cavaron su tumba, mostrando que Chile ya no acepta el lucro en la educación. Bulnes quiso llevarlo todo al Parlamento: él ya no está, pero hasta el día de hoy el Congreso ha demostrado ser muy estrecho para transformar nuestra educación. Finalmente, el status de “experto” de Beyer no fue suficiente para ocultar su indiferencia frente al lucro y el carácter neoliberal de sus propuestas: los tecnócratas ya no tienen una palabra absoluta e incuestionable con la cual puedan disfrazar de “objetividad” su decidida defensa del status quo. El 2014 debemos afrontar un nuevo escenario: el inicio de un nuevo gobierno, ansioso por adaptar al actual modelo las consignas del movimiento social. Ahora mismo nos hablan de “fin al lucro”, pero sólo con recursos públicos; de “educación gratuita”, mientras inventan mecanismos para cobrarla con impuestos e intereses después de titularnos; hablan de “calidad”, pero

Acuerdo LGE, 2008. Saló


ARÁ LAS MANOS?

ón Montt Varas, La Moneda.

buscan mantener la injusticia y la robotización que conllevan políticas como el SIMCE o la Prueba Inicia. En definitiva, el próximo año entraña un gran peligro: que se repita aquella lamentable imagen del 2008, que sean nuevamente los viejos actores de la transición, junto al gran empresariado al cual representan, quienes levanten las manos. Una nueva exclusión a todos los que hemos estado fuera del consenso entre Alianza y Concertación: los estudiantes de Chile y sus familias. ¿Serán una vez más ellos quienes levanten las manos por nosotros? ¿O seremos esta vez nosotros, como movimiento estudiantil y social, quienes levantemos las manos? Ésta es la pregunta que debemos respondernos como movimiento, más allá de mezquindades y disputas pequeñas. No queremos sentarnos a mirar cómo los mismos de siempre legislan y gobiernan, esperando ver si ahora sí que sí la “alegría” decide llegar. Pero tampoco nos dejaremos gobernar por el derrotismo, el “ya perdimos” que algunos intentan enarbolar. Nuestra apuesta ha sido, es y será dar la pelea hasta el final. Estamos convencidos de que la única forma de que como movimiento estudiantil y social levantemos las manos y demos un nuevo paso hacia la educación por la que hemos luchado todos estos años, es construir las transformaciones nosotros mismos, desarrollando nuestra propia representación política. Nuestro trabajo en el movimiento estudiantil y social a nivel nacional, como también nuestra participación e impulso de procesos a nivel de la Universidad, estará siempre comprometida con apuntar en esa dirección.

5


NUNCA MÁS SIN NOSOTROS: POR UN MOVIMIENTO CON INICIATIVA

Desde el 2011 como movimiento hemos enfrentado un gran desafío: cómo hacer para que dicho año no haya sido un estallido episódico más. Cómo hacer para que sea el año donde comenzamos el largo camino para cambiar Chile, el año tras el cual las mayorías nos dispusimos a avanzar juntas en la construcción de un Chile más justo, democrático y feliz.

nos habíamos ido para la casa. Nos articulamos con otros sectores sociales (trabajadores del cobre, portuarios, gremio de la salud), uniendo nuestras voces y exigiendo el respeto y la garantía de nuestros derechos.

Hemos enfrentado miles de dificultades, así como también hemos tenido que desafiar nuestras propias limitaciones. Sin embargo, a pesar de todo, hemos sido capaces de mantener el conflicto abierto, conservando intacto el horizonte de una educación pública, gratuita, democrática y de calidad para todos. Ningún ofertón electoral de ocasión ha destruido nuestra convicción ni nuestras ganas de transformar la realidad que nos tocó vivir, por mucho que cueste, por mucho que canse.

Pero mientras no tengamos la nueva educación que soñamos, nada nos parecerá suficiente. Queremos ser nosotros quienes levantemos las manos. Y para eso, necesitaremos ser un movimiento que enfrente al nuevo gobierno con iniciativa. En esto la FECh debe ser de las primeras organizaciones que salgan a seguir defendiendo con fuerza lo que estos años hemos construido junto a secundarios, profesores y trabajadores de la educación. Afianzar y ampliar estos vínculos será una de nuestras grandes tareas.

En estos años también hemos ido discutiendo y consolidando los contenidos profundos de la educación que soñamos. Le hemos dejado en claro al país cuáles son las demandas y propuestas del movimiento estudiantil, muy lejos de los “titulares” sin contenido que se han tomado la discusión en la campaña presidencial. Tuvimos una serie de marchas a lo largo del año, donde miles de personas demostramos que no

6

En este sentido, queremos que la Federación y la Confech se hagan cargo de la articulación de las luchas por los derechos sociales, que sean un puente que conecte a los distintos sectores y que contribuya a facilitar y promover su organización. Nos esforzaremos para que los trabajos de extensión de la Fech y la Universidad apunten a este propósito.


¿Qué queremos hacer? 1. ENFRENTAR EL 2014 CON AUTONOMÍA E INICIATIVA:

No basta simplemente con construir para un horizonte lejano: el largo plazo comienza a jugarse ahora. La conquista de una nueva educación para un nuevo Chile será con nosotros o simplemente no será. Para ello, trabajaremos por un movimiento que enfrente el 2014 con iniciativa, buscando generar conquistas hacia la educación que queremos, pero entendiendo que sólo lo lograremos desde una posición de autonomía, en que sea el propio movimiento estudiantil y social quien construya y conquiste la educación que Chile necesita.

2. VINCULACIÓN REAL CON OTROS ACTORES: Si bien los estudiantes tenemos las mejores condiciones para organizarnos y movilizarnos, solos no somos suficientes. Continuaremos instancias de encuentro y articulación con otros actores como las tres Escuelas levantadas por el Cefech: Sindical, Territorial y por el Derecho a la Salud. Al mismo tiempo promoveremos y apoyaremos nuevas iniciativas en esa dirección, que articulen la extensión de la Universidad hacia ese objetivo.

3. HABLARLE AL PAÍS CON NUESTRA PROPIA VOZ:

Los grandes medios de comunicación harán todo lo posible para que el 2014 sean los viejos actores de la transición los que levanten las manos. Ante esto no tenemos mejor vocero que nosotros mismos. Trabajaremos para fortalecer aún más la plataforma comunicacional de la FECh (Revista Bello Público, página web, redes sociales) a través de formatos interactivos, dinámicos e informativos, capaces de hablar tanto dentro como fuera de los muros de la Universidad.

4. ARTICULACIÓN SOCIAL POR NUESTROS DERECHOS: Para que el 2014 seamos nosotros quienes levantemos las manos, necesitaremos potenciar las demandas comunes de los movimientos sociales y tener incidencia permanente. Trabajaremos por avanzar hacia una articulación social por los Derechos, de carácter nacional, regional y comunal, capaz de unir y proyectar las demandas comunes, permitiéndonos tener constante incidencia en la escena política.

5. UNA NUEVA CONFECH: En los últimos dos años la CONFECH ha avanzado en abrirse al mundo privado que no pertenece al CRUCH, estudiantes que viven las contradicciones más agudas del sistema y en los cuales reside un gran potencial de cambio. Sin embargo, este camino aún no se ha completado ni consolidado enteramente. Trabajaremos para profundizar esta senda, haciendo de la CONFECH una instancia única, evitando divisionismos, a la altura del desafío que el movimiento se ha autoimpuesto y representando efectivamente nuestra amplitud y diversidad como estudiantes de Chile.

6. CONSTRUCCIÓN DE CONOCIMIENTO PARA UNA NUEVA EDUCACIÓN: Continuaremos impulsando fuertemente al Centro de Estudios de la FECH (CEFECH) como una entidad capaz de comprometer el trabajo continuado de estudiantes y egresados para generar insumos, investigaciones, seminarios, estudios e iniciativas. Además, reforzaremos su rol de apoyo y articulación de esfuerzos de investigación que emergen de las propias facultades e institutos y sus movilizaciones.

7


El rol de la Chile:

una nueva universidad para una una nueva educación nales de este año) y el comienzo de la construcción de un proyecto de instituto fundado en una sede estable y digna; y las disputas en Beauchef junto a los trabajadores por el fin de la subcontratación, son sólo un par de ejemplos de este tipo de procesos. Asimismo, desde las facultades e institutos, como también desde el Senado Universitario, ha comenzado a emerger también una iniciativa transversal hacia la democratización de nuestra comunidad universitaria. Todos estos procesos pueden y deben contribuir a una Universidad de Chile que aporte con decisión a triunfar Este año la Universidad ha en el conflicto educacional. vivido distintos procesos internos que apuntan en aquella El 2014 además enfrentaredirección. La movilización mos la elección de un(a) nuede los compañeros de INAP vo(a) Rector(a), lo que abrirá que produjo la salida de su di- la oportunidad para levantar y rector (que se concretará a fi- empujar con fuerza varios teComo proyecto aspiramos a contribuir a un movimiento estudiantil y social que apueste por transformar la realidad por sí mismo, sin delegar esta acción en los mismos que una y otra vez la han frenado. En eso, la Universidad de Chile también tiene mucho que decir. No puede seguir perpetuando su visión puramente corporativa y su eterno afán de “salvarse a sí misma”. Debe ser capaz de volcar su peso simbólico, sus años de historia y los esfuerzos de su comunidad hacia la gran transformación que nuestra educación necesita y merece.

mas: el Hospital Clínico de la U, el canal de televisión, el repensar nuestras carreras con una orientación y vocación de sentido público, tener una real democracia al interior de la Chile, una institucionalidad en Educación que se haga cargo de la relevancia estratégica de las pedagogías, entre otras cosas. Trabajaremos para que como estudiantes encaremos dicho escenario con decisión, apostando a una Universidad que sea más que una mera “excepción”, que tenga un carácter público de verdad y que se entienda como un actor en la pelea por una educación pública, gratuita y de calidad para todos.


1. LA CHILE ES PÚBLICA CUANDO ES DEMOCRÁTICA:

4. NO MÁS DESIGUALDAD ENTRE UNIDADES ACADÉMICAS:

¿QUÉ

QUER EMOS HACER?

Si algo hemos aprendido en estas movilizaciones, es que la democracia no se reduce a votar y entregar un cheque en blanco a los elegidos. Si la Comunidad Universitaria se moviliza por una educación pública, gratuita y de calidad, las autoridades deben estar a la altura de los desafíos. Impulsaremos procesos de discusión en la Universidad orientados a que la comunidad perfile el tipo de Rectoría que se necesita para la educación y el Chile que soñamos, avanzando hacia una participación triestamental en este tipo de decisiones.

3. NO DA LO MISMO QUIÉN SEA EL RECTOR:

La elección de Rectoría abre una oportunidad para problematizar acerca de qué tan realmente democrática es nuestra Universidad. Fortaleceremos el trabajo iniciado desde las Facultades e Institutos y en el Senado, orientado a hacer partícipes a todos los actores relevantes de la comunidad universitaria en aspectos tan básicos como la elección de sus autoridades.

Las unidades académicas de la Chile hoy se debaten entre orientar toda su producción hacia lo que más vende en el “mercado” o simplemente condenarse a la precariedad. La histórica desigualdad entre un “primer mundo” autofinanciado y un “tercer mundo” abandonado en la Universidad debe ser combatida integrando criterios de justicia y planificación institucional en la repartición del Fondo General de la Universidad.

2. LAS UNIDADES ACADÉMICAS LAS CONSTRUIMOS TODOS:

5. HOSPITAL CLÍNICO Y SEMDA:

Hoy muchas de nuestras facultades e institutos son feudos, donde los decanos hacen lo que quieren y donde la única preocupación que vale es aparecer mejor en los rankings internacionales y estandarizarlo todo. Apoyaremos por todas las vías los distintos procesos de conflictos locales, los procesos de conversión en facultad de los institutos que imparten carreras de pregrado (INAP e ICEI) e impulsaremos la participación estudiantil institucionalizada en todas las unidades académicas, en aspectos básicos como PDI, mallas, consejos de Departamento, etc.

No podemos seguir mirando cómo estos servicios se debilitan día a día. Debemos exigir un fuerte en el aporte presupuestario a estas instituciones para evitar que el Hospital termine de privatizarse y para impedir la continua precarización y el eventual cierre del SEMDA. Debemos luchar para que éste llegue a todos quienes lo requieran y su mejoramiento y ampliación de cobertura sea una preocupación real de la Universidad.

9


6.UNA VOZ DE LA CHILE HACIA EL PAÍS:

8. A ABRIR LAS PUERTAS DE LA UNIVERSIDAD:

Con la llegada de la televisión digital, la concesión de Chilevisión (el canal de la U, hoy en manos de Time Warner) dará origen a varias señales. Aspiramos a que el día de mañana la Chile sea capaz de aprovechar la oportunidad de vincularse directamente con la sociedad mediante un canal de televisión. Para esto apoyaremos los procesos de discusión, movilización y creación de capacidades en el ámbito de las comunicaciones, así como también la socialización del conocimiento que produce la Universidad día a día.

Debemos ser capaces de discutir una reforma integral y universal al sistema de acceso a la Educación Superior, sobre la base de una crítica a la PSU e incorporando nuevas dimensiones que se hagan cargo de las desigualdades existentes y el problema de la deserción. Ésta debe ser una política de la Chile en su conjunto, a diferencia de hoy donde decisiones como la cantidad de cupos SIPEE o la ponderación del ranking están entregadas injustificadamente al libre albedrío de cada decanato.

7. INSTITUCIONALIZAR LA EXTENSIÓN Y VINCULACIÓN: La extensión de la Chile no puede continuar reducida a iniciativas dispersas, la mayor parte de ellas dependiente de la voluntad de grupos de estudiantes. La Universidad debe concebirse como un actor en la sociedad, asumiendo un compromiso institucional con ella en su conjunto, así como con sus distintas organizaciones sociales. Las actividades de extensión deben contar con reconocimiento curricular, siendo parte de las mallas y perfiles de egreso.

9. A CHILE Y LA EDUCACIÓN: Desde la separación del Pedagógico, la U ha tenido varios intentos por recomponer su trabajo en el área de la Educación, que con distintos resultados no han logrado cumplir a cabalidad aquella misión. Hoy se ha vuelto a abrir esta posibilidad, y como comunidad debemos superar las posiciones corporativistas y tecnócratas que solo niegan el debate. Es necesario que levantemos un proyecto con orientaciones y principios claros hacia un nuevo sistema educativo, donde las prácticas pedagógicas y la investigación aporten a transformar la educación actual. Para esto seguiremos impulsando la apertura de un proceso democrático en conjunto con los estudiantes, funcionarios y académicos.

10

10.COLABORACIÓN Y LIBERTAD DE CONOCIMIENTO: Promoveremos la liberación del conocimiento como una política institucional a través de propuestas como liberar las tesis, registrar clases y subirlas a internet abriendo la universidad a quien la necesite, promover el uso de software libre en las facultades e institutos (con lo que la Universidad se ahorraría millones de pesos que hoy gasta en licencias de software), digitalizar el material de las bibliotecas y liberar el acceso a éstas (que no tengan torniquetes, como ocurre actualmente en algunas de ellas).


BIENESTAR PARA TOD@S:

a dar la pelea contra la discrimación Durante estos años hemos salido a las calles por educación pública, gratuita y de calidad, entregando todas las energías buscando el país que queFAU remos. La Chile debiese tener un papel que cumplir en esta pelea, como un referente de cambios y avances en educación. No podemos continuar fomentando las desigualdades y tratos injustos en nuestra sociedad y mucho menos al interior de la Universidad.

VALENTINA SAAVEDRA

Trabajaremos por avanzar hacia un trato igualitario entre Pregrado, Postgrado y Ciclos Básicos, asegurando facilidades para compatibilizar estudio y trabajo, aumentar becas y evaluando la calidad de los programas. Dejar de lado la discriminación entre estudiantes con más y menos recursos es crucial para construir una Universidad para el pueblo de Chile.

1.LA CHILE NO ES UN BANCO Trabajaremos para que las situaciones de morosidad se resuelvan de manera positiva para ambas partes (universidad y alumnos), sin represalias como no poder inscribir ramos por estar endeudado.

3. MANTENCIÓN Queremos abrir las puertas de la Chile, y que esto se sostenga en el tiempo. Tal misión no puede depender de las ganas de cada decano. La Universidad debe proveer programas fuertes de apoyo a la mantención de sus estudiantes, tanto económica como académicamente.

5. INFORMACIÓN SOBRE AYUDAS ESTUDIANTILES No podemos tener a compañeros perdiendo becas por falta de información. Fortaleceremos el vínculo con los medios de comunicación de la Federación y sacaremos informes periódicos sobre los avances y novedades de los procesos.

2. MEJORAR CONDICIONES DE PADRES Y MADRES: Ser padre o madre y seguir estudiando no puede ser un lujo: debe ser un derecho. La Universidad debe establecer salas cuna y condiciones adecuadas de mantención en cada campus, incorporando a los hijos de funcionarios y académicos.

4. RECUPERAR LOS HOGARES UNIVERSITARIOS Debemos pelear por condiciones dignas para nuestros compañeros, combatiendo la precariedad y el abandono que hoy viven los hogares universitarios en cuanto a infraestructura, capacidad, flexibilidad de trato con los estudiantes.

6. TRABAJO DIGNO Y ESTABLE La comunidad universitaria se nutre de todos: los trabajadores no pueden ser olvidados y ninguneados. Trabajaremos junto a la Secretaría del Trabajo (SECTRA) para aportar a combatir la precarización laboral y el subcontrato al interior de la Chile.

7. APOYO EN MATERIALES A los altos aranceles muchas veces se suman los elevados costos en materiales de estudio y trabajo de algunas carreras. Trabajaremos por ayudas centralizadas, que permitan que las desigualdades socioeconómicas no se reflejen en las condiciones de estudio.

11


A FORTALECER NUESTRA ORGANIZACIÍON 14

Pese a todo lo que hemos avanzado en estos años, no es un misterio que la educación y el país que soñamos no están a la vuelta de la esquina. En este contexto nuestra organización no la ha tenido fácil. A veces el cansancio o el temor a perder muchas clases hace que nos cueste levantar asambleas masivas. A veces la impotencia nos lleva a un paralizante “ya perdimos”, un derrotismo que para algunos termina siendo una profecía autocumplida. A veces también la incertidumbre, frustración y negación lleva a muchos compañeros a delegar la política, sea por el camino de “alguien lo hará mejor” o por el de “ya nos van a pasar máquina”. A pesar de estas dificultades, la Chile ha logrado, con el empuje y la creatividad de sus estudiantes y su comunidad, tener inicia-

tiva hacia el movimiento social. Estos años hemos discutido en asambleas y claustros triestamentales, hemos marchado en conjunto estudiantes, académicos y funcionarios, y han surgido esfuerzos de organización en diversos sectores de la Universidad donde antes no existía, como es el caso de los compañeros de postgrado o de sectores de académicos. Para actuar con unidad frente al largo desafío que tenemos por delante, debemos fortalecer nuestra organización y recuperar la participación activa como estudiantes, además de promover la articulación con los demás miembros de esta comunidad universitaria. Sólo de esa manera nuestra Universidad no se conformará con mirar sino que será protagonista de la construcción de una nueva educación para Chile.

ESTO PROPONEMOS: 1. HACIA UNA ESTRATEGIA PARA EL NUEVO PERÍODO: Promoveremos la realización de un Congreso Político FECh desde las facultades e institutos, coordinado y guiado por los Centros de Estudiantes, que permita discutir una estrategia a largo plazo para el nuevo período que se nos abrirá como Universidad de Chile y como movimiento estudiantil el próximo año.

2. AMPLIAR NUESTRA ORGANIZACIÓN: Estos años se han propuesto y/o producido distintas reformas a nuestros estatutos: quitarle peso a la mesa directiva en las decisiones para potenciar el de las facultades e institutos, integrar representantes de postgrado al Pleno, la creación de los delegados de Postgrado para el próximo año y el de Medioambiente, entre otras. Sin embargo, no hemos logrado como estudiantes promover una plena refundación de nuestra organización, haciéndonos cargo de los nuevos desafíos que enfrentamos. Promoveremos aquello en el marco del Congreso Político que proponemos para este 2014.


3. MÁS DISCUSIÓN TRIESTAMENTAL, MÁS COMUNIDAD ORGANIZADA Trabajaremos para potenciar espacios como los Claustros Triestamentales, para articularnos de verdad con académicos y funcionarios. Aspiramos a que estas instancias sean vinculantes y que puedan aportar a las transformaciones internas que nuestra Universidad necesita.

4. ESCUELA PARA LA ACCIÓN ESTUDIANTIL Realizaremos la tercera versión de la Escuela para la Acción Estudiantil, pues entendemos que el fortalecimiento del movimiento requiere sistematizar, profundizar y politizar el conocimiento de muchos nuevos actores estudiantiles. La escuela está dirigida a quienes estos años han marchado por primera vez, fueron a sus primeras asambleas o levantaron centros de estudiantes allí donde no existían.

5. ACERCAR LA FECH A LAS FACULTADES E INSTITUTOS Una Federación no avanza si los espacios de discusión no están conectados. Trabajaremos por una FECH más cercana y con una relación directa con los Centros de Estudiantes y Concejeros, promoviendo la realización de Talleres de Autoformación en conjunto con los distintos dirigentes y representantes de las Facultades e Institutos.

6. UN ESCUDO PARA PROTEGERNOS Y APOYARNOS Frente a la violencia policial en las distintas manifestaciones, sólo podemos responder con organización y acción colectiva. Fortaleceremos más el proyecto Escudo FECh nacido este año, gestionando mayores recursos para potenciar sus escuadrones de primeros auxilios, su apoyo en los derechos de los detenidos y sus medios de registro de la violencia policial, en la aplicacion para celular y otros.

7. SEGUIR INCORPORANDO A LOS POSTGRADOS Estos años han emergido distintos procesos de organización en los postgrados, obteniendo incluso triunfos como el concurso complementario de becas CONICYT a mitad de este año. En esta elección se escogerán tres delegados de Postgrado, elegidos por ellos mismos, en el pleno de Federación. Trabajaremos por potenciar aún más este proceso de integración, promoviendo su participación en las discusiones, su organización y su aporte al debate.

8. PORTAL WEB FECH PARA TOD@S LOS ESTUDIANTES Trabajaremos para hacer del sitio web y las redes sociales no sólo canales oficiales de la Federación sino portales de los estudiantes, abriendo espacios de publicación para Centros de Estudiantes y organizaciones sociales, generando espacios en el sitio FECh.cl para que los estudiantes puedan compartir artículos y columnas sobre la contingencia.

9. DEFENDER EL DERECHO A UN MEDIO AMBIENTE SANO En la defensa de nuestro medio ambiente, es necesario ser activos a la hora de proponer ideas a nivel país, generando vínculos con organizaciones medioambientales o de otro tipo. Hacerse cargo de temas fundamentales como bosque nativo, derechos de agua, degradación de recursos naturales, plantaciones exóticas, cambio climático, comunidades agrícolas, entre muchas otras. A nivel interno, los estudiantes debemos reconocer la relevancia de las áreas verdes y áreas naturales que tiene la universidad, por su importancia para el entorno y la comunidad, reafirmando nuestro compromiso con la idea de campus sustentables. Para todo esto será clave el trabajo conjunto de la mesa FECh y del nuevo cargo de Delegado de Medio Ambiente.

15


WWW.CREARIZQUIERDAAMPLIA.CL


Programa Crear Izquierda Amplia