Issuu on Google+

Autoras: Paula Salom y María Gabriela Simoes

6to «A»


na tarde Clotario sube a lo mas alto de la monta単a al lado del pueblo Magasa, y el pensaba que la vista iba a ser muy bonita pero lo que en realidad vio fue un pueblo todo deca鱈do y feo. Y a lo lejos el vio una estatua cubierta de plata, los ojos de esmeralda y un gran zafiro en el centro de su escudo. Hay una virgen que se encuentra en la parte mas baja del pueblo y ella brillaba como un diamante y la estatua en lo mas alto de la monta単a estaba enamorado de la virgen que se encuentra en lo mas bajo de la monta単a.


Luego Lucio y Godofredo fueron a ver esa famosa estatua de la que les hablaba Clotario, mientras Yuneisy limpiaba consiguió una pequeña estatua de plata con un

zafiro, entonces Aleida salió a ver la estatua porque Yuneisy le dijo que había una estatua en la casa. Cuando llegaron Lucio y Godofredo vieron la pequeña estatua de plata que estaba en la casa, Lucio se quedo asombrado y dijo: Esa es la hermosa

estatua de plata que vimos hoy y luego Camila dijo: ¿Qué estatua vieron? Yo quería ir. Lucio: Una estatua grande y de plata y tenia un gran zafiro, luego Clotario dijo: Si pero esa estatua parece algo molesta le llevaré la pequeña estatua de plata que

conseguimos en casa. Lucio: me parece una muy buena idea.


Luego cuando llegaron a su casa Camila muy contenta porque le dieron un amigo a la

estatua del pueblo y Aleida dijo: Ay que cosa tan estĂşpida odio este pueblo y todo lo que tengo. Todos quedaron felices en su pueblo y Aleida brava y odiosa pero termino feliz para siempre.


El niño feliz