Page 1


Había una vez una niña que su madre le regalo una caperuza roja y nunca se la sacaba. Entonces la llamaban caperucita roja. Un día la abuela se enfermó y la madre le manda a darle una canasta con comida exquisita.Caperusita roja agarro la canasta y su notebook para jugar en la casa de la abuela. Se fue. Cuando iba se encontró un lobo que le parecía conocido le pregunta ¿sos el lobo que busca la policía? nono soy otro le vio la netbook ¡¡¡yo sé que que res pasar por donde estoy yo .Veo que tenes una netbook te desafío a una batalla de fortnite…. Al final gano el lobo sabia donde iba entonces va a la casa de su abuela... Llego a la casa de su abuela y la abuela estaba jugando fortnite el lobo la reta a una batalla de fortnite. Dice si perdes te como a vos y a caperucita cuando venga si me ganas me llevas a la prisión después de una dura batalla la abuela gana por un punto .Llama a la policía lo llevan a prisión vivieron felices para siempre…


Había una vez una niña, linda que vivía con su mama. La mamá le había dado una capa roja, que le gustaba tanto, por eso le decían caperucita roja. Un día caperucita sentada en el sillón lo más pancha, se estaba mandando mensaje con su amigo Bartolito (el lobo) Bartolito le había mandado mensaje a caperucita diciendo que venga al centro del bosque, Un día su abuelita que vivía al otro lado del bosque se puso muy malita y su mamá le dijo: Querida hijita, llévale estos alimentos a la abuela y sobre todo no te apartes del camino y ten tu celular a mano ya que hay lobos y son muy peligrosos.


Caperucita roja recogió la cesta con los pasteles .la fruta y la miel. Y se puso en camino caperucita tenía que atravesar el bosque para llegar a casa de la abuelita, pero se acordó que tenía que ir al centro del bosque para ver a s amigo Bartolito (el lobo).De repente se encontró al lobo delante de ella, qué muy, muy grande y con su voz terrible le pregunto: caperucita, caperucita ¿a dónde vas tan bonita? ¿Y qué haces aquí? voy a casa de mi abuelita y vengo a ver a mi amigo Bartolito. En ese momento le llega un mensaje a caperucita un mensaje de la mamá Pero no obedece ni tampoco lo ve. -te reto a un reto a ver quién llega antes a la casa de tu abuelita y te daré ventaja. Dijo el lobo


-de acuerdo. Respondió ella. Caperucita se puso en camino, en ese momento ver mensaje de la mama pero no le obedeció. Mientras tanto el lobo se fue muy rápido y sin perder tiempo a casa de la abuelita, llamo a la puerta dela abuela hablando con la voz de su nieta, el lobo encerró en el armario a la abuelita con cinta en la boca, en las manos y un candado en la puerta. La niña toco la puerta el lobo dice (común camisón puesto) -pasa mi hija. Ella abriola puerta y dijo: -que ojos más grandes tienes. -son para verte mejor -abuelita que orejas más grandes tienes -Son para oírte mejor


-Que dientes más grandes tienes. -Son para comerte mejor. El lobo salto a la niña, empezó a correr .caperucita se escondió debajo de la cama y llamo a la policía., cuando llego la policía desmallaron al lobo, caperucita le pregunto a la policía donde estaba su abuela y en la contraron dentro del armario. Para castigo al lobo la policía le lleno el vientre de rocas al lobo. Caperucita roja había aprendido la lección sobre hacerles caso a los mayores.


Caperucita roja antes de hacer la carrera llama a su mama. -mama: caperucita no hagas esa carrera porque es peligroso. Caperucita al escuchar eso salió corriendo al llegar a la casa de la abuela Al llegar a la casa caperucita se dio cuenta que el lobo la había seguido, y veían que el lobo estaba andando alrededor de la casa .Después un rato vieron que el lobo seguía andando alrededor de la casa .caperucita agarra el teléfono y llama al cazador para que se lleven al lobo a una reserva natural y no nunca mas .


Había una vez una niña a la cual todos llamaban Caperucita Roja ya que siempre portaba consigo una capucha roja. Un día, la abuela de caperucita roja se puso aburridita, entonces su mamá le dijo: -Che hija, ¿Vas a la casa de la abuela con la Play 4 y los juegos? -Ah dale, bancáme un toque má. -Bueno, pero andá. Cuidado no te vayas a encontrar un lobo que se coma a tu abuela y se haga pasar por ésta. -Piola. Caperucita roja partió hacia la casa de su abuela manejando el drón que llevaba consigo la play 4 y los juegos. Luego de unos minutos llegó y entró a la casa de la abuela. -¡Abu, ya estoy acá! -Mija, venga, conecte la play 4. -Bueno abu.- Esbozó una sonrisa e hizo lo que su abuela le dijo.


Un lobo pasó por la casa de la abuela y entró, ya que caperucita roja había dejado la puerta abierta al entrar. -¡Ya llegó el lobo feroz!-sonrió dejando ver sus afilados dientes. -¡Hola, vos...! ¿Querés jugar?, nos sobra un joystick. -Hmm...- El lobo no lo pensó dos veces y se les unió. Jugaron Fortnite, LOL, Gta V, Overwatch , y muchísimos juegos más. Horas luego, un cazador pasó por la casa de la abuela y hubo algo que le llamó la atención. De su casa salían risas, risas y más risas. Entró y estaban jugando. -¿Te nos unís?- Dijo caperucita roja esbozando una pícara sonrisa. -Hmm… ¡DALE! Jugaron y jugaron, el tiempo pasó y se quedaron hasta las cinco de la mañana, hora en la que el lobo perdería las partidas y se iría de la casa de la abuela, olvidándose por completo de su objetivo, el cual era comer a las chicas. La moraleja de este cuento es; No seas manco en el Fortnite.

Fin.


Caperucita Roja  
Caperucita Roja  
Advertisement