Page 59

SEMINARIO REGIONAL DE CENTROAMÉRICA: ESTRATEGIAS Y DESAFÍOS EN LA RATIFICACIÓN E IMPLEMENTACIÓN DEL PROTOCOLO FACULTATIVO DE LA CONVENCIÓN DE LA ONU CONTRA LA TORTURA (OPCAT)

obligaciones positivas o las obligaciones de respetar, proteger y cumplir que han sido elaboradas por los varios tribunales y comités de derechos humanos como la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la Corte Europea de Derechos Humanos, el Comité de Derechos Humanos de la ONU y el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Esto quiere decir que la prevención de la tortura no es un concepto blando sino una obligación jurídica. Es difícil dar una visión específica de que se entiende bajo el concepto de prevención de tortura y otros tratos similares bajo el Protocolo Facultativo. A riesgo de simplificar el tema, y usando conceptos derivados de la prevención en materia criminal uno podría distinguir 3 tipos de prevención en relación a la tortura63: a. prevención primaria: implica reducir las oportunidades para perpetrar la tortura y mejorar el ambiente en los lugares en los cuales la tortura puede ocurrir. b. prevención secundaria: implica cambiar las actitudes de las personas en relación a la tortura. c. prevención terciaria: la cual está enfocada en truncar la tortura que se está cometiendo e implica un aspecto retributivo de la prevención. Para comenzar con el último, ejemplos de prevención terciaria incluyen la criminalización del delito de la tortura y condenar su uso, la aplicación de penas y sanciones a los perpetradores, y la rehabilitación de las víctimas de la tortura (CPTRT, RCT). Ejemplos de prevención secundaria son, la distribución de información sobre los derechos de las personas privadas de libertad a ellas mismas y al personal encargado de ellas; el entrenamiento y capacitación del personal que trabaja día a día en lugares de detención y con personas privadas de libertad64; hacer recomendaciones para cambiar prácticas que no son compatibles con las obligaciones que surgen de la Convención contra la tortura. Finalmente, la prevención primaria trata del aspecto tal vez más pro-activo de la prevención. Esta involucra la protección de personas privadas de libertad contra la tortura y otros tratos crueles o inhumanos a través de medidas de tipo no jurídicas basadas en visitas regulares y pro-activas a lugares de detención. También involucra la creación de estándares y garantías para mejorar las condiciones de detención con el objetivo de cambiar el medioambiente de estos lugares cerrados y así prevenir o reducir la oportunidad para los actos de tortura. En mi opinión, el Protocolo cubre esencialmente el aspecto primario y secundario de la prevención. Empero, en algunos contextos nacionales (por ejemplo en países dónde la tortura es una práctica sistemática) es posible razonar que los MNPs de esos países podrían y a lo mejor deberían tener facultades que caigan en el aspecto terciario de la                                                              63

Este corto análisis esta basado en un trabajo similar conceptuado por Evans y Morgan. Ver M. Evans and R. Morgan, “Torture: Prevention Versus Punishment,” en Torture as Tort, editado por C. Scott, Oxford: Hart Publishing, 2001. p. 136 – 139. 64 Esto es un aspecto muy relevante y quisiera reconocer en este sentido la presencia de miembros de las fuerzas de seguridad en este seminario. El Protocolo también es de ellos ya que su aplicación afectará sus labores diarias.

 

Tegucigalpa, 14‐16 de octubre 2008. 

58

Memoria Seminario Regional OPCAT 2008  

Memoria del Seminario Regional "Estrategias y Desafíos en la Implementación del OPCAT" llevado a cabo en Tegucigalpa, Honduras. 14-16 de Oct...

Memoria Seminario Regional OPCAT 2008  

Memoria del Seminario Regional "Estrategias y Desafíos en la Implementación del OPCAT" llevado a cabo en Tegucigalpa, Honduras. 14-16 de Oct...

Advertisement