Issuu on Google+

EL AFORTUNADO JUAN Había una vez un niño que era campesino llamado Juan que ayudaba todos los días en las tareas del campo a sus padres, pero él soñaba que algún día sería un gran caballero. Por las tardes salía a jugar con sus amigos a ser guerreros mirando siempre al castillo.

Cuando Juan se hizo mayor salió a pasear cerca de la orilla del río soñando ser un caballero y mirando las


torres del castillo, cuando de repente oyó unos gritos que provenían de la cascada. Decidió ir a mirar qué ocurría y vio que dos niños nobles estaban dentro del agua e iban a caer por la cascada.

Sin pensarlo dos veces, se tiró al agua y los rescató. Dio la casualidad que ambos eran hijos del Rey. El Rey en agradecimiento por su valentía lo nombró noble caballero del castillo y le concedió poder casarse con su hija: la princesa.


Por fin su sueño se hizo realidad y fue corriendo a avisar a sus padres, los cuales fueron con él a vivir al castillo orgullosos de la valentía de su hijo, y cuando llegaron, el Rey les mostró cariño por tener un hijo tan honrado y valiente. Semanas después se celebró la boda con una gran comida y el Rey le regaló a Juan su mejor caballo.


CUENTO MEDIEVAL