Page 8

Recién llegada a Bolivia en junio de 2008, en medio del conflicto, la impresión que la mayoría me transmitía era que la opción del diálogo o incluso de una salida ordenada al problema era casi imposible. Pues bien, a finales de ese mismo año un grupo de bolivianos me demostró que esto era falso. De ahí mi referencia a los “soñadores poco realistas” para referirme con cariño a muchos de los personajes que intervinieron en esos eventos, utilizando un bonito término de un reciente texto elaborado por mi compatriota Haruki Murakami. La historia juzgará en el futuro la calidad de los acuerdos que se lograron en Cochabamba y en el Congreso, los cuales siguen y seguramente seguirán siendo objeto de gran controversia. Sin embargo, me gustaría insistir en el valor per se de este esfuerzo desde el punto de vista de su capacidad para ahuyentar los demonios de la violencia y de la intolerancia que parecían acechar peligrosamente a la sociedad boliviana en esos días. Solo por eso el proceso valió la pena y sus protagonistas se merecen enorme respeto. Para todos ellos va mi reconocimiento y admiración, por su entereza para “dar un paso atrás”, por ser, aunque sea por unas semanas, unos “soñadores poco realistas”. Sin ellos y su voluntad ningún diálogo hubiera sido posible. Al mismo tiempo les ofrezco mi profundo agradecimiento por habernos permitido ser testigos y acompañantes de su histórico esfuerzo de convertir su sueño en realidad.

Yoriko Yasukawa Representante Residente Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD Bolivia

viii

Indice

Bolivia: una historia de diálogo, conflicto y pacificación  

Este informe identifica y analiza los elementos clave que permitieron la resolución pacífica del conflicto en Bolivia tales como la demanda...

Advertisement