Page 34

24

El escenario de polarización política exigía que el acompañamiento fuera muy cuidadoso, en el sentido de que no era suficiente solamente ser testigos de ese diálogo, sino que empezaron a surgir nuevos roles, tales como gestores de diálogo. Estos gestores desarrollaron una serie de diligencias, de actuaciones, de gestiones tanto con el oficialismo como con la oposición para administrar los tiempos políticos, para regular los procedimientos, para acercar a las partes y a las personas, para buscar alternativas que destrabasen algunos temas que se habían polarizado en el diálogo. Asumieron un rol de acompañamiento que fue fundamental.

La observación internacional también ejerció una presión moral sobre los actores para que se esforzaran en lograr acuerdos y evitar que se rompiera el diálogo y les proporcionó acompañamiento para ello. Esto era particularmente importante para los actores moderados que precisaban un apoyo, aunque sea moral, en su objetivo de lograr acuerdos frente a la presión de los sectores radicales. Algunas de estas instituciones internacionales realizaron también ensayos de mediación y buscaron facilitar un acuerdo en los primeros días del diálogo de Cochabamba.6

Carlos Romero Ministro de Autonomías Entrevista

El diálogo en Cochabamba finalizó sin lograr un acuerdo definitivo. Pero esta primera etapa fue crucial para desmontar el escenario de enfrentamiento civil prevaleciente en septiembre de 2008 y resultó estratégica para dar pie al diálogo en el Congreso, en donde también se solicitó la presencia internacional.

En el marco de ese proceso de diálogo, el limitado papel asignado a los observadores sufrió un cambio cuando los prefectos se retiraron de la negociación, dejando únicamente a sus equipos técnicos.7 El Gobierno propuso entonces a los observadores ser testigos de la firma de un documento con algunos acuerdos parciales solo con los representantes de las prefecturas oficialistas. El grupo observador decidió no participar en ese evento, el cual finalmente no se concretó debido a la ausencia de parte de los involucrados en el diálogo. Asimismo, urgió a la oposición a que dejara de lado las posiciones radicales y continuara en la negociación.

También, en cierta forma, la presencia internacional fue una garantía que una vez se llegara al acuerdo, que éste se respetaría… Nuestra presencia les dio más confianza a los actores.

En esta nueva etapa en el Congreso, los observadores siguieron desarrollando un rol de acompañamiento y respaldo, incluyendo algunas tareas de mediación y de facilitación de información en ciertos momentos, que contribuyó a alentar a los actores y sirvió para darles confianza de que los acuerdos se respetarían.

Kenneth Bell Embajador de la Unión Europea Entrevista

La presencia internacional fue valorada tanto por los políticos como por la población. En este sentido, varios políticos reconocen el compromiso que representó para los observadores este acompañamiento al permanecer días y

Indice

Bolivia: una historia de diálogo, conflicto y pacificación  

Este informe identifica y analiza los elementos clave que permitieron la resolución pacífica del conflicto en Bolivia tales como la demanda...

Bolivia: una historia de diálogo, conflicto y pacificación  

Este informe identifica y analiza los elementos clave que permitieron la resolución pacífica del conflicto en Bolivia tales como la demanda...

Advertisement