Page 1

La Sierra del Moncayo se haya ubicada en el sector central de la Cordillera Ibérica, a caballo entre las cuencas hidrográficas del Duero y del Ebro. La cumbre del Moncayo (2.315 m.) es la máxima cota de este sistema montañoso del interior de la península ibérica. Se encuentra situado al Noroeste de la región aragonesa, dentro de la provincia de Zaragoza, y sirve de frontera natural entre las Comunidades Autónomas de Aragón y Castilla-León. Clima Se encuentra dentro de una comarca de clima mediterraneo con claros matices continentales; zona de transición entre el clima de la Depresión del Ebro y la Mesaeta Soriana. Sus peculiaridades son: veranos suaves y cortos con alguna precipitación de carácter tormentoso e inviernos largos y fríos. La mayor intensidad de precipitaciones se da en otoño y primavera,. Conforme se asciende en altura se imponen unas matizaciones climáticas consistentes en aumento de las precipitaciones y descenso de las temperaturas. Vegetación y Fauna El Moncayo constituye un elemento original dentro de la vegetación de la Cordillera Ibérica aragonesa, por cuanto es el único macizo de ésta que presenta un claro escalonamiento de las formaciones vegetales. La diversidad de bosques, junto con la prohibición de la caza, hace que el número de especies animales sea variada y abundante. Encinar y carrascal: Se encuentra en el entorno del Moncayo y asciende hasta los 900 m. de altitud. Se trata de un bosque claro con un matorral formado por tomillos y aliagas, las cuales sirven de cobijo al conejo, perdiz, tórtolas, tejón, lagarto ocelado, ... Rebollar: Formado por árboles de pequeño porte densamente agrupados, se encuentra situado entre 900 y 1.100 m. de altura. Su matorral está formado por jaras, siendo sus moradores el arrendajo, mirlo, zorro, jabalí, etc.


Pinar: Asciende desde los 900 m. hasta cerca de los 1.800 m. Se trata de un bosque de repoblación, denso con ejemplares de gran tamaño. Las distintas especies de pino que se pueden observar son: pino silvestre, el más abundante, pino negro, pino laricio y pino rodeno. A sus pies suelen crecer brezos, acebos y frambuesos. El piquituerto, pico picapinos, petirrojo y tejón, son, entre otros, sus principales moradores. Hayedo: Con el incremento de la humedad, juntamente con el descenso de las temperaturas, entre los 1.100 y los 1.650 m. de altitud, aparece el hayedal. Es un bosque residual en lucha con los suelos pedregosos, que cede las áreas secas al roble albar y las encharcadas a los sauces, abedules y fresnos. Se trata de uno de los bosques de hayas más meridionales de Europa, lo que incrementa la importancia de su conservación. En él abundan los helechos, musgos y madreselvas. De las semillas del haya, hayucos, se alimentan el jabalí y el corzo, entre otros. Entre las aves cabe destacar el azor, águila real y otras rapaces. Cumbre y prados: A partir de los 1.650 m. el hayedo se aclara y desaparece para dejar paso a una formación de matorral con genistas, sabinas rastreras y enebros. Los pinos de repoblación rebasan el techo del hayedal y se introducen en la parte inferior del matorral hasta alcanzar los 1.800 m. de altura, a partir de la cual se aclaran y dispersan para ir desapareciendo. La fauna que habita este espacio está compuesta, entre otras especies, por alondras, chovas, piquigualdas y vivoras hocicudas y aspid.

CARRASCAL:

Ciencias Naturales  

Ciencias Naturales

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you