Page 1

Boletín “PALABRA” lpoeres una en un millón

11 de Febrero de 2011

Boletín Electrónico Palabra del Colegio Profesional de Psicólogos de Salta

INDICE Sumario: - Editorial / Romper la envoltura: Debate sobre la penalización del femicidio / un régimen penal contra la arbitrariedad / Sociedad: El duelo en la época del empuje a la felicidad / Debate: Embarazos de riesgo / Hoy por hoy: Inundaciones en Salta / Experiencia de Psicólogos sin Fronteras / Acciones institucionales / Actividades Científicas / Escrito en Papel / Cartelera de artes y espectáculos / Obras Sociales / Niños y adolescentes que faltan de su hogar.

Títulos

“Y en medio de todo ello, los valores positivos también se muestran, jóvenes, personas desinteresadas, grupos comunitarios, entregando emocionados ayuda, alimentos y bienes de primera necesidad para ayudar a reducir los efectos de la inundación, que demuestran la magnitud social y psicológica de la catástrofe” Equipo de PSF Argentina San Luis

EDITORIAL ROMPER LA ENVOLTURA SOCIEDAD DEBATE HOY POR HOY ACCIONES INSTITUCIONALES MEMORIA ACTIVIDADES CIENTIFICAS ESCRITO EN PAPEL CARTELERA DE ARTE OBRAS SOCIALES NIÑOS Y ADOLESCENTES FALTAN DE SU HOGAR

EDITORIAL

L

lamaremos catástrofe, siguiendo a Berenstein (2003), a los sucesos que alteran un

orden supuestamente regular y producen un efecto grave. Esta irrupción, contradice “lo cotidiano”, que supone un curso regular, previsible, rutinario, es decir, una serie de “hechos”, que pueden ser pensados y previstos en tanto coincidan con lo representado. Frente a estas situaciones de desastre exteriores a lo psíquico, de surgimiento brusco, imprevisible, e impensable, cabe preguntarnos, ¿desde qué lugar puede el psicólogo hacer su abordaje?, ¿con qué herramientas contamos para ello? Es importante diferenciar lo que es un hecho, de lo que resulta un acontecimiento para el psiquismo, para que un hecho sea acontecimiento para el psiquismo. Ello dependerá de la posibilidad del yo de otorgarle un sentido a lo que ocurre (capacidad simbólica). El efecto traumático para el psiquismo no es el producto directo del estímulo externo recibido sino la relación entre: 1) la cantidad del impacto recibido; 2) el aflujo de excitación que se desencadena a partir de representaciones inscriptas previamente; 3) la capacidad ligadora, entramante y simbolizante del yo. Hay que recordar que un desastre, a menudo, rompe la estructura social, pero el impacto puede variar tanto en función de la capacidad de las víctimas para reaccionar de manera adecuada psicológicamente, como de la capacidad técnica y recursos que el país o la zona afectada tengan para hacerle frente.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 2 2 Página

En este punto, pensando en plantear cualquier acción, es necesario tener en cuenta la diversidad de problemas psicosociales y culturales que van a poder influir, y son la experiencia y la investigación continua los caminos que van a aproximarnos a la realidad psicológica y social de los posibles afectados. Para establecer una buena coordinación y un buen sistema de apoyo, tanto durante como después del desastre, se necesitan principios básicos científicos y un entendimiento real de lo que pasa. Los desastres son eventos que causan daños considerables a las personas, los bienes, los servicios; que superan la capacidad de recuperación de manera inmediata en la población (Aliaga, 2004). Los desastres naturales son hechos inesperados a la vez inevitables, tienen de manera precipitada y sin aviso, afectan un área amplia, mientras que otros ejercen sus efectos en un lugar específico, algunos persisten durante días, horas y otras segundos o minutos; teniendo como resultados daños materiales, pérdidas humanas (Cohen, 1990). Las catástrofes sacuden, dañan, afectan la subjetividad; las herramientas deberían ser adecuadas a cada espacio donde la subjetividad se realiza. Los embates producidos por la realidad en sus diversas formas obligan a redefinir paradigmas teóricos y a afinar herramientas prácticas: ya no se trata, en muchos casos y en primera instancia, de levantar las defensas sino de recomponerlas ante el estallido al cual se ven sometidas por traumatismos que ponen en riesgo el aparato anímico y ello con vistas a generar una normalización del funcionamiento tópico que posibilite a posteriori la implementación o no de modos de la cura. Todo accionar terapéutico en circuntancias tales y situaciones de crisis como las inundaciones en nuestra ciudad, se enmarcan en el esfuerzo realizado por el conjunto de la población no sólo por rescatar lo rescatable, sino también por apoyar tanto material como anímicamente a quienes sufrieron las consecuencias directas de la catástrofe. Es necesario señalar al respecto que no es la caridad lo que moviliza a estas acciones ni tampoco una “conciencia cívica” abstracta, lo que mueve es la necesidad de cada uno de reparar, rescatar, restaurar los efectos de la situación vivida, en una identificación al semejante que pone en marcha los complejos resortes psíquicos de aquello que, en nuestro lenguaje cotidiano llamamos “solidaridad”.

[Volver al Indice]

ROMPER LA ENVOLTURA

JURISTAS, LEGISLADORES Y MILITANTES FEMINISTAS DIFIEREN SOBRE LA EFICACIA DE AGRAVAR LAS PENAS UN DEBATE SOBRE LA PENALIZACIÓN DEL FEMICIDIO

En el Congreso ya hay un proyecto para considerar como agravante de homicidio el crimen de una mujer mediante violencia de género. Mientras algunos defienden la propuesta, otros creen que, donde se aplica, no se ha comprobado su eficacia.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 3 3 Página * Por Mariana Carbajal

La violencia machista se manifestó en forma dramática en los últimos días con una sucesión de mujeres jóvenes quemadas por novios, esposos o ex cónyuges. Desde el movimiento de mujeres, algunas ONG reclaman la tipificación del femicidio como figura autónoma del Código Penal. Ayer, la diputada Cecilia Merchán (Libres del Sur) presentó un proyecto de ley en ese sentido. La iniciativa crea, entre otros cambios, un nuevo agravante para los casos de homicidio: fija la pena máxima de reclusión o prisión perpetua cuando un hombre mata “a una mujer mediante violencia de género”. El castigo es el mismo que para los casos de homicidio agravado por el vínculo, de modo que si el asesino es pareja de la víctima también se le agravaría la pena aunque no estuviera casado con ella. Algunos países latinoamericanos como Guatemala, Costa Rica, Chile y El Salvador han incorporado ya la figura del femicidio en sus ordenamientos legales, con diferencias en su redacción y resultados diversos. Aquí, la propuesta ya despertó polémica. No hay acuerdo entre académicos y juristas especializados en género sobre la conveniencia de crear una figura penal para sancionar el femicidio. Algunos piensan que la discusión podría desviar el foco, dado que no está probado que sea una medida efectiva para reducir el número de homicidios provocado por la violencia hacia las mujeres. Otras voces, en cambio, piensan que sería una señal positiva hacia la sociedad para frenar la impunidad con la que se cometen estos crímenes y daría un mensaje a fiscales y magistrados, que suelen no creer a las mujeres que denuncian violencia de género, para que tomen medidas de protección a tiempo, antes de que terminen asesinadas. Merchán reconoce que su propuesta puede provocar polémica y aclara que debería tomarse como un elemento más de una batería de medidas para enfrentar el problema de la violencia de género. “La presentación es un hecho más bien político. Es una forma de visibilizar el tema”“Estamos preparando, además, un protocolo de actuación judicial para los casos de femicidio”, adelantó. ¿Qué dice el proyecto de Merchán? - En los casos de homicidio, agrega a la lista de agravantes enumeradas en el artículo 80 del Código Penal –con pena de reclusión o prisión perpetua– “al que matare a una mujer mediante violencia de género, cuando ésta fuere ejercida por un hombre”. - Además anula la posibilidad de que en los casos de homicidio agravado por el vínculo se puedan aplicar atenuantes para fijar la pena (como la “emoción violenta”) si medió violencia de género. Así busca evitar que los jueces suavicen las condenas a femicidas que alegan, por ejemplo, que reaccionaron acuchillando o disparando a su esposa porque se enteraron de que les había sido infiel o quería dejarlos por otro. - En los casos del delito de lesiones, plantea que cuando sean producidas por “violencia de género”, siempre se aplique la pena máxima prevista. El proyecto de Merchán no incorpora la palabra femicidio al Código Penal. Sólo aparece en el título del proyecto. El término femicidio surgió en la academia norteamericana para denunciar la expresión más extrema de la violencia machista. De todas formas, no hay acuerdo en su definición: algunas incluyen todos los asesinatos que tiene una motivación sexual –aun aquellos cometidos por desconocidos–. Otras los limitan a los homicidios cometidos por el cónyuge o ex pareja. Esa diferencia está plasmada en las distintas legislaciones que han incorporado el femicidio en América latina en los últimos años. La abogada chilena Patsilí Toledo Vázquez, que está realizando en Barcelona un doctorado sobre las leyes de femicidios latinoamericanas, explicó a Página/12 que las normas sancionadas por Costa Rica (2007) y Chile (2010) se refieren a relaciones de pareja, es decir, si una chica es violada y aparece muerta no se considera como femicidio; las de Guatemala (2008) y El Salvador (2010), en cambio, son más amplias y alcanzan a los asesinatos, ya sean ejecutados por conocidos o desconocidos de la víctima.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 4 4 Página

Susana Chiarotti, abogada del Comité de América latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem), no está convencida sobre la conveniencia de tipificar el femicidio. “Tenemos la figura de homicidio agravado por el vínculo, por la cual, si se aplicara la debida diligencia en las investigaciones policiales y judiciales y no se aplicaran estereotipos discriminatorios, tendríamos gente condenada y no existiría el patrón de impunidad actual. Las fallas no están en las figuras penales, sino en otra parte del proceso”, consideró. Para despejar las dudas, desde Cladem convocaron a cuatro expertas de México, Panamá, Perú y Bolivia para que analicen si es conveniente tipificar el femicidio. El 17 y 18 de marzo se reunirán en Buenos Aires. Para Chiarotti la prioridad debe ser “la implementación de políticas públicas de prevención, la atención adecuada a denuncias previas de malos tratos, servicios de asesoramiento a las mujeres maltratadas; políticas hacia los medios de comunicación; campañas y cambios curriculares en educación”. Y agregó: “El Derecho Penal llega tarde. Las mujeres ya murieron”. En la misma línea se expresa la abogada Natalia Gherardi, directora ejecutiva del Equipo de Justicia y Género (ELA), quien se manifiesta en contra de la creación de este tipo penal. “El femicidio es una categoría de análisis interesante y útil. Pero extrapolarla a una categoría jurídica tiene muchos problemas, y a un tipo penal más todavía”, indicó. Tampoco le parece positiva la tipificación del femicidio a la fiscal Mónica Cuñarro, profesora adjunta de la UBA en Derecho Penal y Criminología. “Muchas veces se impulsan reformas a una ley penal con buena intención, pero no se obtienen las consecuencias deseadas”, advirtió. Una de las ONG que impulsan la creación de nueva figura penal es Casa del Encuentro. Sus directivas, Fabiana Tuñez y Ada Beatriz Rico, argumentaron que la iniciativa apunta a impedir que “se utilice abusivamente la figura de la emoción violenta para cubrir la situación de violencia extrema bajo el ropaje de un desborde de los sentidos”. Es que “son numerosos los casos de homicidios conyugales imputados a varones en los que los tribunales aplican circunstancias de atenuación, aun cuando hay constancias de violencia conyugal”, indicó la abogada y diputada Marcela Rodríguez (Coalición Cívica). Llegó a esa conclusión después de una investigación en la que analizó 160 sentencias. Para la diputada, una reforma legal oportuna sería extender el agravante por el vínculo a otras relaciones interpersonales en el ámbito familiar para alcanzar a los novios y convivientes. El abogado Víctor Abramovich, secretario ejecutivo del Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del Mercosur (IPPDH) y ex relator de la CIDH sobre derechos de las mujeres, también expresó dudas sobre la tipificación. “Es necesario profundizar otras líneas de acción en la Justicia, como el trabajo con unidades especiales en los ministerios públicos fiscales, la posibilidad de que ONG puedan actuar como querellantes; las medidas de prevención, como las exclusiones del hogar, los albergues, los sistemas de vigilancia, que suelen funcionar mal en casi todos lados”, enumeró. Señaló que en un estudio de la CIDH se detectó que un porcentaje alto de mujeres muertas tenía ya alguna medida cautelar en ejecución o había dado aviso previo a la autoridad pública, policial o fiscal. “En esa fase previa al crimen es donde hay que poner la prioridad. El cambio de tendencia en las tasas de violencia depende del éxito de las políticas sociales y culturales de mediano plazo que apunten a revertir estereotipos y patrones de machismo y discriminación, incluso en el propio sistema judicial”-

UN REGIMEN PENAL JUVENIL CONTRA LA ARBITRARIEDAD


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 5 5 Página

Para ser franco

El asesinato de un hombre ante su hijito de 11 años desató una nueva oleada de histeria anti juvenil, con fuerte manipulación política y mediática. Su presunto autor tiene 15. Dos testigos lo vieron a esa hora comprar un chip. Autoridades provinciales intentaron secuestrar a su primo, de 14, para recluirlo en un instituto, y la policía amenazó a la abuela de ambos. La ley penal juvenil contiene las garantías de defensa en juicio cuya inexistencia permite estas arbitrariedades.  Por Horacio Verbitsky El último capítulo del debate sobre la baja de la edad de imputabilidad penal se edificó sobre la conmoción causada por el asesinato del empleado de la Agencia de Seguridad Vial bonaerense Fabián Esquivel, cometido la mañana del 18 de enero en el antiguo barrio platense de Tolosa, dividido entre quienes creen que todos los pibes son chorros y los que se quejan del maltrato policial. Esa discusión apasionada es representativa de la abrumadora tendencia mediática y política a trivializar las cuestiones más graves, con griterías de urgencia que impiden ver los problemas reales y demoran cualquier planteo de solución. Crimen sin autor Según la policía bonaerense el autor del crimen fue un chico de 15 años, al que aquí llamaremos Franco. Antes del mediodía del 18, el jefe de la Departamental La Plata, Alejandro Moreno, ya había dicho a la agencia de noticias Télam que sus efectivos vieron escapar a tres ladrones y después de tirotearse con ellos sólo pudieron detener a uno, “que utilizaba una pistola 9 milímetros. El chico llevaba además objetos que habían sido robados de la casa de la víctima: un monitor LCD, una notebook y un mouse”. Pero ninguna fuente policial o política explicó por qué Franco es considerado el responsable, ya que en el expediente judicial no hay una sola prueba que lo incrimine. Franco dice que la policía lo corrió cuando salía de comprar un chip para celular en un negocio del barrio. La dueña de ese almacén-kiosco, Doña Isabel, y su empleada Yamila, lo confirmaron ante la justicia. Entre las dos mujeres hay una imprecisión de minutos. La propietaria dice que abrió el comercio a las 7.50, Franco entró a comprar el chip, pagó y se fue. Tres minutos después pesó el pan recién recibido de un proveedor y salió a la puerta a colocar el cartel del negocio. A sus espaldas, escuchó tres tiros y un grito: “Hijo de puta, la concha de tu madre parate ahí”, pero no vio nada porque corrió asustada a esconderse debajo del mostrador. La empleada Yamila dijo que llegó tarde al trabajo, a las 8.10 y que se cruzó con Franco que salía. Ella no vio nada porque no salió del local. Los vecinos que escucharon ruidos en la casa de Esquivel comenzaron a llamar al 911 a las 8.05. Franco vive en la misma manzana que los Esquivel y fue detenido a veinte metros del kiosco, datos que reducen aún más la verosimilitud de la versión oficial. El único testigo del asesinato fue el hijo de 11 años de la víctima, cuya declaración nadie solicitó en la causa. Según algunos vecinos, Franco y su primo Tito pasaron corriendo. Pero al ser citados a declarar, aclararon que no los habían visto y que sólo repetían lo que le escucharon a otro vecino, apodado Rabanito. Pero Rabanito dijo haber visto cuando la policía corría a Franco, no a Tito, y nada aportó sobre la autoría del homicidio.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 6 6 Página

Tentativa de secuestro Al no haber pruebas de que Tito haya cometido algún delito, no se justifica que le impongan cualquier clase de medidas, ni de seguridad ni de “protección por derechos vulnerados”. Sin embargo, fue víctima de una tentativa de secuestro por parte de autoridades del gobierno provincial. La primera acta policial afirma que uno de los chicos que huían arrojó una pistola .9mm, pero según Rabanito quien tiró el arma al suelo fue Franco. Recién el 3 de febrero se conocerán los resultados del peritaje balístico, para saber si el disparo mortal partió de esa pistola, aportada por la policía; y del peritaje hemático, que determinará si los hilitos de sangre en el bermudas y en una de las zapatillas de Franco se corresponden con el charco que empapó una cortina en la casa de Esquivel o con los leves raspones en codos y rodillas de Franco. El chico dice que fue golpeado en la comisaría, pero la revisión médica no halló grandes lesiones. El juez decidió que los peritajes pendientes sean realizados por la asesoría pericial de Tribunales y no por la policía. A Franco le extrajeron sangre en forma compulsiva, sin que nadie profiriera escandalizadas hipérboles sobre la libertad de los argentinos ni sofisticadas disquisiciones sobre los derechos personalísimos. Ni siquiera se comunicó la decisión a su abogado defensor, cuyo único contacto con el muchacho duró 15 minutos, en la comisaría de Tolosa. Franco no sabía por qué estaba allí, parado y en calzoncillos. Cuando el abogado le informó que lo acusaban de homicidio cayó de cuclillas y comenzó a sollozar. El juez tampoco permitió que el defensor asistiera a las declaraciones testimoniales, de modo que no pudo repreguntar sobre las versiones contradictorias para descubrir la verdad. La manipulación Ése no era el interés de las autoridades, apresuradas por arrojar un culpable a la insaciable voracidad de la opinión pública, modelada por un sistema mediático que ha convertido en noticia imperdible cada denominado hecho de inseguridad, con lo cual la percepción social se ha independizado de la realidad que, en forma objetiva, miden las estadísticas. Ha contado para ello con la inestimable ayuda de los funcionarios nacionales que desde hace años ocultan esas cifras, con la misma lógica autoderrotista del INdEC, engrandecedora del fenómeno que intenta minimizar. El diario La Nación tituló en su tapa del miércoles 26 que “Menores cometen el 15 por ciento de los crímenes”. Menciona como fuente las estadísticas de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires, correspondientes al primer semestre de 2010. En realidad se refiere al Sistema Informático de la Procuración General, que computa la cantidad de Investigaciones Penales Preparatorias (IPP) iniciadas. El porcentaje de IPP abiertas a raíz de crímenes que habrían cometido ciudadanos de menos de 18 años, no es de 15 sino de 4,2 por ciento del total (13.708 IPP del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, sobre 328.305 IPP en total, incluyendo las del Fuero Penal). El 15 por ciento que realza La Nación se refiere sólo a los homicidios, pero ni siquiera está bien sacado el porcentaje, que es de 13,4 por ciento. (El diario no calcula qué parte de todos los homicidios habrían sido cometidos por menores, sino qué porcentaje son éstos sobre los atribuidos a mayores de 18 años, lo cual abulta el resultado.) Para que la estadística tenga sentido es preciso conocer la proporción de menores sobre la población total de la provincia. Según el censo de 2001 es del 30 por ciento. Es decir que se trata de una categoría menos y no más peligrosa. El eufemismo Como Franco sólo tiene 15 años, no puede ser penalizado. Pero la fiscal reclamó que se le aplique una medida de seguridad, eufemismo que encubre la privación de la libertad sin juicio, defensa ni discusión de pruebas. A


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 7 7 Página

pedido del defensor oficial, el juez de garantías de menores declaró inconstitucionales esas medidas, contempladas en los regímenes penales juveniles de la Nación y de la provincia de Buenos Aires. En el tiempo record de 12 horas una psicóloga evaluó a Franco y determinó que era peligroso para sí y para terceros, y un médico del hospital Reencuentro determinó que era adicto. Cerca de la medianoche el juez lo derivó a un instituto asistencial, que la ley vigente llama “Casa de Abrigo”, y a las 3 de la mañana a una comunidad terapéutica de Mar del Plata. Desde la ley de patronato o ley Agote, de 1919, con las modificaciones que le introdujo en 1980 el dictador Jorge Videla, la racionalización es la protección del niño. A raíz de las versiones de los vecinos, la Dirección Departamental de Investigaciones allanó la casa de Tito, el primo de Franco, en busca de armas u objetos robados. No los encontró, pero el personal amenazó a la abuela de los dos chicos: “A Tito se lo vamos a entregar con un traje de madera y un tiro entre las cejas”. La fiscal solicitó la detención de Tito, sin fundamentarlo ni aportar prueba alguna. El juez también la rechazó y ordenó la derivación al llamado Sistema de Promoción y Protección de Derechos, de la Subsecretaría de Niñez del Ministerio de Desarrollo, pese a que en la causa tampoco hay prueba de que se hayan vulnerado derechos de Tito, que padezca adicciones o no tenga vivienda. Pese a ello, personal del Sistema Penal (y no del sistema de Promoción de Derechos) cayó cerca de la medianoche a la casa de la abuela común de los dos chicos, para llevar a Tito a una casa de abrigo en San Martín, para chicos tutelados, es decir que no han cometido delitos. La doctrina Argibay El coordinador del instituto penal Nuevo Dique, de Abasto, que fue conocido antes como Aráoz Alfaro, invocó una orden verbal del juez, que, de haber existido, habría violado el marco legal, al saltearse la evaluación previa y el acuerdo con los padres del pibe. Como la madre de Tito se había negado, las autoridades intentaron conseguir el permiso de la abuela y de la tía. El argumento invocado fue que debían protegerlo, para que no lo matara la policía. Esta es una nueva aplicación de la doctrina Argibay, según la cual ese riesgo se conjura privando a los chicos de su libertad aunque el marco constitucional no lo permita. Pero aun la Corte Suprema de Justicia (que adoptó esa jurisprudencia encubridora al dejar en suspenso un fallo de la Cámara de Casación sobre la inconstitucionalidad de las detenciones de menores), reclamó al Congreso la sanción de un Régimen Penal Juvenil que garantizara el derecho a defensa y juicio. Cuando los penitenciarios subieron a Tito a la camioneta, llegó la madre, que comenzó a discutir con la tía y con la abuela. El pibe aprovechó la confusión y se escapó. Lo corrieron dos cuadras pero no pudieron alcanzarlo. A la abuela también ofrecieron pagarle el viaje y conseguirle un departamento en Bariloche, donde vive un tío de Tito, propuesta asombrosa por parte de un sistema desfinanciado, que apenas permite la supervivencia de sus internos. El ofrecimiento fue retirado, porque si el chico salía de la provincia, perdían el control sobre él. El defensor denunció las amenazas a la familia en la fiscalía de mayores y presentó un recurso de hábeas corpus a la de menores, para que la policía se abstenga de cumplirlas. Nadie volvió a hablar, en cambio, del tercer chico mencionado en la primera información policial y que, según algunos testigos que no declararon en la causa, sería quien llevaba el arma y la notebook. Una pauta siniestra La sociedad reclama con toda razón el esclarecimiento y castigo de crímenes horrendos como el de Esquivel. La policía y el gobierno de Buenos Aires responden con la vieja táctica de capturar al boleo al primer infeliz que ya tiene en remojo, con lo que se convierten en parte del problema, y no de su solución. Franco había sido detenido al menos dos veces previas, en ocasión de robos con armas, y la kioskera que le vendió el chip dijo que lo vio “dado vuelta”, que es la expresión coloquial para el uso de sustancias estupefacientes. Tanto esto


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 8 8 Página

como las amenazas a la abuela coinciden con una pauta siniestra en las relaciones de la policía bonaerense con los pibes de los barrios pobres, como han denunciado el juez Luis Arias y el ex ministro Carlos Stornelli. Mañana se cumplirán dos años de la desaparición forzada de Luciano Arruga, un adolescente que fue detenido y golpeado en el destacamento policial de Lomas del Mirador, acusado por el robo de celulares. Desde entonces, varios policías y un civil vinculado con el destacamento le exigían que robara para ellos y lo amenazaban si no lo hacía. También en ese caso, a la ilegalidad de la fuerza encargada de la seguridad se sumaron la complacencia del sistema judicial y el encubrimiento político: una fiscal delegó la investigación en la propia policía, hasta que fue relevada; la Procuración General designó tres instructores que desviaron la investigación hacia la familia de la víctima, y el ministro de Justicia y Seguridad, alcaide mayor Ricardo Casal presionó para el despido de periodistas que lo entrevistaron sobre el caso en la Radio Provincia, donde se prohibió cualquier mención al caso. En el curso de la investigación, se comprobó todo tipo de irregularidades: - El Destacamento no está habilitado para alojar detenidos, pero los encierra igual. - La noche de la desaparición de Luciano, uno de sus móviles no emitió registros de posicionamiento al sistema de localización vehicular y otro estuvo dos horas detenido en un predio descampado fuera de su cuadrícula, - Todos los libros del Destacamento (de detenidos, de contraventores, de guardia, registro de los policías y de los procedimientos) muestran adulteraciones. - El jefe del Destacamento no trabajó esa noche, pero su firma aparece en un acta a la madrugada. - El Ministerio Público no investigó ninguno de los posibles delitos cometidos por la policía (falso testimonio, encubrimientos, supresiones y adulteraciones de instrumentos públicos, amenazas, lesiones, otras privaciones de libertad, incumplimiento de deberes de funcionario público). Dentro de la ley El proyecto de ley de responsabilidad penal juvenil que cuenta con media sanción del Senado evitaría la discrecionalidad absoluta de la policía y la justicia y proveería a los pibes de las mismas garantías de defensa en juicio que tienen los grandes. Ningún adulto podría ser condenado en juicio con la orfandad probatoria que hoy alcanza para que un pibe pase años encerrado en un instituto que no se llama cárcel o, si como Franco tiene la suerte de que le toque un juez algo menos retrógrado, lo confinen dopado en una comunidad terapéutica. Esas condenas de hecho que hoy se les imponen, superan los 3 o 5 años de máxima que, según los casos, fijaría la nueva ley. La baja de la edad de imputabilidad no criminalizaría la pobreza: sólo pondría límites legales a la arbitrariedad absoluta que hoy convierte a los pibes pobres en rehenes de las redes de ilegalidad y mano de obra baratísima para el delito. Hay otras cuestiones de fondo, que la demagogia punitivista siempre elude: las causas sociales de los delitos, la existencia de bandas de mayores (incluidos policías) que usan a los pibes para robar autos que luego se desguazan en los desarmaderos o se venden enteros en el exterior. De otro modo, seguirá habiendo robos cometidos por chicos que terminan en asesinatos, con armas que a veces les provee la propia policía. La reforma realizada en la provincia de Buenos Aires sólo aguzó la mirada penal, mientras el sistema de protección cuenta cada vez con menos recursos. Tampoco se justifica idealizar la situación que sobrevendría si los chicos contaran con las mismas garantías que los grandes. Al fin y al cabo, entre siete y ocho de cada diez adultos privados de su libertad en la provincia de Buenos Aires no han sido condenados y la estadística oficial indica que un tercio de ellos serán declarados inocentes cuando llegue el día


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 9 9 Página

del juicio. En suma, de 6.000 a 7.000 inocentes, y sus respectivos núcleos familiares, juntando odio dentro de las cárceles más violentas del país. La realidad

Tasa de homicidios cada 100.000 habitantes en 2008. Oficina de las Naciones Unidas para el Control de las Drogas y la Prevención del Crimen. La Argentina tiene una de las menores tasas de homicidios de América. Y su sombra


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 1010 Página

Barómetro de las Américas. Percepción de Inseguridad en 2010. Pero la percepción de inseguridad es la segunda entre 26 países.kr [Volver al Indice]

SOCIEDAD ACTUALIDAD DEL LAZO El duelo en la época del empuje a la felicidad

Liliana Cazenave Por Liliana Cazenave En otras épocas se les decía a los niños que nacían de un repollo, pero asistían a la escena de la muerte en la habitación del moribundo junto a su cabecera. Hoy en día ya los niños no nacen de repollos pero cuando dejan de ver al abuelo y preguntan, se les dice que se fue de viaje muy lejos o que descansa en un hermoso jardín. Según el historiador Geoffrey Gorer [1] en el siglo XX en Occidente la muerte se ha convertido en tabú, en algo innombrable. La muerte ha reemplazado al sexo como principal interdicción. Esta actitud se hace manifiesta en l supresión del duelo y la desaparición o disminución de los ritos que lo acompañan. Según el historiador Philipe Ariés [2] la necesidad milenaria del duelo, fue reemplazada a


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 11 11 Página

mediados del siglo XX por su prohibición. Es sorprendente constatar que hoy el duelo no se comparte socialmente; hoy no conviene ostentar la pena, hacer ver que se la experimenta se ha tornado vergonzoso, casi pornográfico. [3] En lugar de las palabras y signos que nuestros antepasados habían multiplicado para simbolizar la muerte y precipitar el duelo, se difunde hoy en día una angustia difusa y anónima. El tabú de la muerte toma diversas formas: ya sea se la banaliza como ocurre en los dibujitos animados donde los personajes mueren y resucitan indefinidamente; se la exalta como excepcional como es la muerte violenta, tema preferido en los noticieros y ficciones televisivas y cinematográficas, o se la destaca en las figuras públicas cuyos funerales constituyen espectáculos que se cubren paso a paso por todos los medios. Pero es sobre la muerte ordinaria, la de todos los días, sobre aquella que nos es cercana, donde recae directamente el tabú. Hasta el siglo XII e incluso un poco más allá de él, la muerte no era objeto de rechazo. La gente estaba advertida de su muerte. Al saber que su fin estaba cerca, el moribundo preparaba él mismo su propia ceremonia fúnebre. El ceremonial era fundamental ya que la muerte era un asunto público. Ariés [4] señala que la muerte era familiar, integrada a la vida, domesticada. En el siglo XX, particularmente a partir de la primera guerra mundial se opera una verdadera exclusión de la muerte. Dos consecuencias se derivan de esta mutación: la eliminación de la muerte del campo de lo público, de la comunidad, y, al mismo tiempo, la ausencia o disminución de los ritos que históricamente la han acompañado. Una vuelta por la historia / ¿Cómo se ha llegado a esta situación? Las actitudes ante la muerte han tenido variabilidades históricas. Siguiendo a Ariés [5] podemos subrayar tres actitudes ante la muerte en el transcurso de la historia de Occidente que acarrean a su vez diferentes modalidades en los ritos del duelo: La primera, la más antigua, es la resignación familiar al destino colectivo de la especie y puede resumirse en esta fórmula: todos moriremos. La muerte era una ceremonia pública organizada por el propio moribundo. Los ritos de la muerte eran aceptados y cumplidos, de una manera ceremonial por cierto, pero despojados de dramatismo y sin emociones excesivas. Se trataba de un sentido colectivo de la muerte. Los cuerpos se confiaban a la Iglesia y se enterraban en osarios comunes donde se celebraban también fiestas y se instalaban mercados. El hombre estaba profundamente socializado y esta socialización no lo separaba del orden de la naturaleza. La familiaridad con la muerte era una forma de aceptación del orden de la naturaleza. La segunda actitud, a partir del siglo XII, traduce la importancia reconocida en los tiempos modernos a la existencia individual, y puede condensarse en otra fórmula: la muerte propia. El momento de la muerte pasa a considerarse el momento de una gran prueba que definirá el destino particular del alma del moribundo. La solemnidad ritual de la muerte en el lecho, adoptó, hacia fines de la Edad Media un carácter dramático y una carga emocional de la que antes carecía. La muerte se convirtió en el sitio donde el hombre adquirió mayor conciencia de si mismo. Finalmente, a partir del siglo XVIII, el hombre de las sociedades occidentales tiende a dar un sentido nuevo a la muerte. La exalta, la dramatiza, pretende que sea impresionante y acaparadora. Pero, al mismo tiempo, ya no está tan preocupado por su propia muerte Estamos en la muerte romántica, retórica, que es ante todo la muerte del otro. Con el romanticismo los temas de la muerte se cargan de un sentido erótico, macabro o directamente mórbido; se despliegan en el arte y la literatura, asociando la muerte con el amor y el erotismo y dan fe de una


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 12 12 Página

complacencia extrema en los espectáculos de la muerte, el sufrimiento, los suplicios. El duelo desde fines de la Edad Media hasta el siglo XVIII tenia una doble finalidad. Por un lado obligaba a la familia del difunto a manifestar, al menos durante un cierto tiempo, un dolor que no siempre experimentaba. Por otro lado también tenía como efecto preservar al sobreviviente sinceramente afectado contra los excesos de su pena. Le imponía cierto tipo de vida social donde la pena podía liberarse sin superar un umbral fijado por las convenciones. Ahora bien, en el siglo XIX ese umbral dejo de ser respetado, el duelo se desplegó con ostentación más allá de las costumbres. Esta exageración del duelo significa que los sobrevivientes aceptan con mayor dificultad que antes la muerte del otro. La muerte temida no es la propia sino la del otro. Llegamos así al siglo XX en el que se da el giro hacia la gran negación de la muerte y la eliminación del duelo. Es importante ubicar que este giro se originó en Norteamérica y la Europa del Noroeste. Entre las causas debemos ubicar más que la religión, protestantismo y puritanismo, al proceso de industrialización y capitalismo que se inició y desarrolló en las zonas mencionadas para luego extenderse cual mancha de aceite con la globalización. Una causalidad inmediata la encontramos en la nueva ética utilitarista que ejerció su influencia especialmente en la política norteamericana, ética que promueve un empuje a la felicidad entendida en un sentido homeostático de aumentar el placer y disminuir el dolor. El deber moral y la obligación social de evitar todo motivo de tristeza y malestar empuja a que esté mal visto mostrarse triste, por lo que se exige la apariencia de sentirse siempre feliz. La contracara segregativa de esta homeostasis son las dos grandes guerras del siglo XX con los campos de exterminio nazi que son el paradigma nunca imaginable de la degradación de la muerte. Agamben plantea que "En Auschwitz no se moría, se producían cadáveres, cadáveres sin muerte". [6] Allí el hombre deja de ser hombre y su muerte, anónima, deja de ser una muerte. La dignidad de la muerte quedaba literalmente exterminada. Quiero destacar el anonimato como punto principal en la deshumanización de la muerte en tanto el borramiento del nombre elimina la inscripción del sujeto. La ciencia incide también hoy en la manera inhumana de morir en el hospital y a solas, donde la muerte se convierte en una cuestión técnica lograda por la suspensión de los cuidados, es decir, por una decisión del médico y equipos hospitalarios junto con la familia. Estamos en las antípodas de la ceremonia ritual donde el moribundo preside su muerte. Son los equipos médicos quienes se han erigido en amos de la muerte, mientras el moribundo, reducido a objeto de la ciencia, en la mayoría de los casos ya ha perdido la conciencia. Y si la conserva aún es necesario que muera en la ignorancia de la muerte fundamentalmente para no desencadenar emociones fuertes ni en él ni en los sobrevivientes; la emoción es lo que hay que evitar en el hospital y en todos lados. Ariés [7] destaca además que la causa del cambio está ligada a los progresos del sentimiento familiar surgido en el romanticismo. La familia ya no tolera el impacto que se produciría en un ser querido y hasta en ella misma la presencia y certeza de la muerte. Los ritos funerarios también se modifican. Se trata de reducir al máximo las inevitables operaciones destinadas a hacer desaparecer el cuerpo. La ceremonia de partida ha de ser discreta para evitar emociones; las manifestaciones perceptibles de duelo son rechazadas y desaparecen, por ejemplo el luto. Una pena demasiado visible no despierta piedad sino repugnancia: es señal de desarreglo mental o mala educación. El DSM califica la tristeza por un duelo que dure más allá de los tres meses como depresión; un proceso normal se transforma en patológico. Es así como se llega a la medicalización del duelo a causa de la presión que existe por superar la muerte lo antes posible. La cremación prevalece como el medio


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 1313 Página

más radical de hacer desaparecer cuanto queda del cuerpo. En Estados Unidos, a pesar de ser el país donde se inició la exclusión de la muerte, la censura no llegó al extremo. La supresión del duelo corre igualmente para la sociedad norteamericana pero, a diferencia de la apresurada y radical desritualización del duelo de la Europa del norte, la sociedad norteamericana está apegada a sus nuevos ritos funerarios, al punto tal de romper la interdicción que existe sobre la muerte. En Estados Unidos transformaron la muerte, la maquillaron. Subsiste la visita al cementerio, la veneración de la tumba, los entierros no son vergonzosos ni se los oculta. La muerte es objeto de consumo y beneficios, para ello es necesario volverla amable. Los entierros son objeto de publicidad llamativa como cualquier otro objeto de consumo. Los velorios no se dirigen a un muerto sino a un casi vivo, gracias al embalsamamiento y maquillaje, que espera recibirnos. La ruptura entre la vida y la muerte es borrada y la tristeza y el duelo fueron desterrados de esta reunión apaciguadora. Desde el psicoanálisis ¿Cómo leer desde la estructura RSI la exclusión de la muerte y esta reducción de los ritos y del espacio público del duelo? Sabemos que sexualidad y muerte constituyen un limite real de lo que se puede simbolizar; no hay saber en lo real ni del sexo ni de la muerte. En el seminario 11, Lacan [8] retoma el mito freudiano que da cuenta del parentesco entre sexualidad y muerte. La sexualidad surge de la pérdida de la vida inmortal del viviente al reproducirse sexualmente. La sexualidad hace surgir la muerte. La pulsión presentifica la sexualidad en el inconsciente y representa en su esencia la muerte. Más adelante en la enseñanza de Lacan, lo real del sexo y muerte ocuparán el lugar de lo imposible de escribir, en torno al cual se articulan los discursos. Podemos pensar desde esta perspectiva que los discursos que se despliegan a lo largo de la historia tratan ese goce que, en tanto indomable, siempre retorna produciendo malestar. La ritualización de la muerte, hecha de prohibiciones y concesiones, ha sido la estrategia global de tratamiento discursivo a travès de las épocas. Los ritos introducen la simbolización de ese agujero real que constituye la muerte; los tabúes prohíben lo imposible de simbolizar, esta falla insoportable en el saber. Hemos situado a través de las épocas distintos tratamientos discursivos que simbolizan ese goce indomable que siempre retorna haciéndolos fallar y determinando sus virajes. Pero ¿qué podemos pensar del tratamiento que se da a la muerte en una época en la que impera el discurso capitalista que, como sabemos, rechaza la castración anulando lo imposible? El rechazo de la muerte es equivalente al rechazo de la castración, ya que ésta constituye el duelo estructural. Lacan plantea que la condición para la elaboración de todo duelo es haber atravesado este duelo estructural. Por otro lado, lo que resulta de esta pretendida exclusión de la muerte es en realidad la exclusión de su tratamiento discursivo, por lo cual lejos de quedar excluida, la muerte retorna de los modos más salvajes. Estamos ante un signo más de la crisis de lo real que resulta de la semblantización del mundo, señalada por J.A. Miller [9]. La reducción de los ritos para tratar la muerte da cuenta de la descreencia de la época en la eficacia de los semblantes para tratar lo real. Por otra parte, lo que esta época pone al desnudo es que los semblantes no alcanzan a recubrir lo real. ¿Qué consecuencias podemos situar en la clínica? La consecuencia clínica más evidente son los obstáculos en la elaboración de los duelos. En el duelo se trata de la pérdida real de un objeto que produce un agujero que el significante no alcanza a


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 14 14 Página

suturar. El sujeto es reenviado al lugar de la privación y queda él mismo privado del poder nombrar, de cercar esa falta en lo real. Se hace necesario entonces una reconstitución de la trama simbólica por la producción de un trazo sobre ese real. La función del duelo, nos enseña Lacan, es la de subjetivar la pérdida inscribiendo un trazo nuevo, que recubra ese agujero en lo real producido por la pérdida. De allí la importancia de los ritos funerarios que intentan nombrar algo, trabajo necesario para que lo que murió en lo real, muera en lo simbólico. Por otro lado, el dolor del duelo afecta al cuerpo imaginario. Es en la escena social con el semejante que el dolor por la falta encuentra su localización y acotamiento. Lacan se ocupa de este tema en los abordajes que realizó de las obras de Hamlet y Antígona. En "Las lecciones sobre Hamlet" [10] del seminario 6 [11] señala las consecuencias nefastas en la tramitación del duelo de Hamlet por su padre, por no haberse respetado los tiempos necesarios para la realización de los banquetes fúnebres. En la referencia de Antígona en el seminario 7, afirma Lacan que "…no se trata de terminar con quien es un hombre como con un perro. No se puede terminar con sus restos olvidando que el registro del ser de aquél que pudo ser ubicado mediante un nombre debe ser preservado por el acto de los funerales". [12] Los ritos funerarios son consustanciales al trabajo de duelo siendo una de las condiciones de su posibilidad. Allí donde se impiden no puede operar el trabajo del duelo, se interrumpe. La omisión de ese acto de inscripción promueve el detenimiento del trabajo en ese primer tiempo del duelo en que el sujeto reniega de la pérdida. El rito funerario regula así a la angustia, aportando una inscripción simbólica sobre el agujero en lo real. En la clínica un duelo atascado o detenido, se presenta con la presencia de fenómenos en vez de síntomas. Fenómenos que son del orden de un hacer, mostrar, escenificar, que se repiten en un intento fallido de inscribir lo traumático de la pérdida. Fenómenos del orden de la mostración que no logran ingresar en la trama simbólica. Entre éstos se incluyen, frecuentemente las lesiones psicosomáticas, actings out, pasajes al acto, adicciones, anorexia-bulimia, alucinaciones. Algo de lo imposible de ser articulado vía significante se muestra en esos fenómenos. El detenimiento del duelo desemboca en la eternización del dolor. La depresión, mal de la época, es la contracara de la evacuación de la muerte, de la prohibición del duelo. ¿Qué respuestas da el psicoanálisis? Freud escribe "Duelo y melancolía" [13] en 1915 durante la primera guerra mundial, época en que se comenzaba a producir esta exclusión del duelo del espacio público. En un momento en que los ritos comienzan a desaparecer Freud da una respuesta que cuestiona a su época y hace del duelo un trabajo, prescribiendo su necesidad en lo psíquico, allí donde en lo social se tiende a eliminarlo. El sujeto contemporáneo vedado del espacio social para elaborar su duelo, recurre al espacio analítico para hacerlo. ¿Se trata de restituirle los ritos y el lugar del Otro donde inscribir su duelo? El psicoanálisis se sirve del sentido para tratar lo real pero trascendiéndolo. Se trata de restituir la trama significante que trate ese agujero real al que confronta la pérdida, sin olvidar, como subraya Lacan [14], que de lo que se trata fundamentalmente en él, es de recuperar la función de la causa del deseo. Por ello el analista lacaniano no restituye al Otro sino que se ubica en el lugar del (a) para posibilitar el despliegue del discurso para subjetivar ese imposible que es la muerte. 1. 2. 3. 4. 5. 6.

Gorer Geoffrey- Death, grief and mourning in contemporary Britain. Nueva York, Doubleday, 1965. Ariés , Philippe- Morir en Occidente. Buenos Aires,Adriana Hidalgo Editora, 2007. Gorer, G. Ïbid 1. Ariés, Ph., Ïbid 2. Ariés, Philippe-El hombre ante la muerte. Buenos Aires, Taurus ediciones, 1983. Agamben, Giorgio- Homo sacer. Valencia, Pre-textos, 1998.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

7. 8. 9. 10. 11. 12. 13.

14.

Página 1515 Página

Ariés, Ph. Ïbid 2. Lacan, Jacques. El Seminario. Libro 11. Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis. Buenos Aires, Paidós, 1982. Miller J.A.- El Otro que no existe y sus comités de ética. Buenos Aires, Paidós, 2005. Lacan, J., Las lecciones sobre Hamlet. Revista Freudian Nº 6 y 7. Cataluña, 1992. Lacan, J. El deseo y su interpretación. Versión inédita. Lacan, J., El Seminario. Libro 7. La ética del psicoanálisis. Buenos Aires, Paidós, 1988. Freud, Sigmund: Duelo y melancolía O.C. Tomo II. Madrid, López Ballesteros. Lacan, Jacques: El Seminario- Libro 10- La angustia. Buenos Aires, Paidós, 2006.

[Volver al Indice]

DEBATE EMBARAZOS DE RIESGO “MATERNIDAD Y PATERNIDAD ADOLESCENTES”

Se denomina “embarazo adolescente” al que ocurre durante la adolescencia de la madre; también se suele designar como “embarazo precoz”, ya que se presenta antes de que la madre haya alcanzado la suficiente madurez emocional para asumir la compleja tarea de la maternidad. La OMS lo considera embarazo de riesgo, por ser la causa principal de mortalidad de jóvenes, ya sea por complicaciones del parto o debido a abortos practicados en condiciones de inseguridad. El embarazo en la adolescencia es una crisis que se superpone a la crisis de la adolescencia y es por ello que una adolescente que se embaraza se comportará como corresponde al momento de la vida que está transitando; son adolescentes embarazadas, no embarazadas muy jóvenes. En la actualidad, la expresión embarazo adolescente está en revisión, por ser incompleta al omitir al padre, un actor importante en la producción del fenómeno. El nuevo modelo de aproximación al problema habla de “maternidad y paternidad adolescentes”. A las consecuencias biológicas se agregan las psicosociales de la maternidad-paternidad en la segunda década de la vida. Desde un punto de vista médico preventivo, se puede afirmar que el inicio precoz de las relaciones sexuales sin utilización de métodos anticonceptivos es un factor importante. Desde la perspectiva familiar, se puede señalar que la desintegración familiar, la poca comunicación con los padres, la falta de enseñanza acerca de los riesgos son otras tantas variables que intervienen en su producción. También debieran remarcarse, como causas importantes del embarazo adolescente y sus consecuencias negativas, al contexto de pobreza y la falta de oportunidades vitales. El aborto provocado, consecuencia de embarazos no deseados, es un problema complejo con causas psicosociales, secuelas médicas en sus complicaciones y consecuencias psicológicas duraderas en el psiquismo de todos los involucrados en el suceso, con predominio de sus efectos en la mujer. El embarazo adolescente resulta siempre una situación problemática puesto que involucra a todo el espectro familiar y social. Considerarlo una situación-problema amerita implementar acciones preventivas adecuadas con demanda de un abordaje global y es conveniente encuadrarlo dentro del contexto de la salud integral del adolescente, puesto a cargo de un equipo interdisciplinario capacitado.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 1616 Página

* Miembro titular de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA). Presidenta honoraria del Capítulo de Medicina Psicosocial de la Asociación de Psiquiatras Argentinos. [Volver al Indice]

HOY POR HOY SITUACIONES DE CATÀSTROFE Inundaciones en Salta

El desborde del río Arenales venció las casas de los vecinos de Barrio Ceferino Velarde, Municipal, 13 de Abril, las frágiles paredes de lona y los techos de chapa en la parte baja de Villa Lavalle. La zona sudeste de la capital salteña sigue convulsionada. Los rostros preocupados giran en torno a las camas, heladeras, vestimentas, muebles y electrodomésticos arruinados por la inundación. Los vecinos damnificados expresaron: “Perdimos todo, desde alimentos, ropa y zapatillas hasta muebles y electrodomésticos”. Las pérdidas materiales son incalculables e irreversibles. Los embates producidos por la realidad en sus diversas formas obligan a redefinir paradigmas teóricos y a afinar herramientas prácticas: ya no se trata, en muchos casos y en primera instancia, de levantar las defensas sino de recomponerlas ante el estallido al cual se ven sometidas por traumatismos que ponen en riesgo el aparato anímico y ello con vistas a generar una normalización del funcionamiento tópico que posibilite a posteriori la implementación o no de modos de la cura. Todo accionar terapéutico en circuntancias tales y situaciones de crisis como las inundaciones en nuestra ciudad, se enmarcan en el esfuerzo realizado por el conjunto de la población no sólo por rescatar lo rescatable,


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 17 17 Página

sino también por apoyar tanto material como anímicamente a quienes sufrieron las consecuencias directas de la catástrofe. Los vecinos afectados valoraron la voluntad y la predisposición de organizaciones, instituciones intermedias, grupos comunitarios y personas desinteresadas, hombres, mujeres, jóvenes que se presentaron espontáneamente a colaborar. Es necesario señalar al respecto que no es la caridad lo que moviliza a estas acciones ni tampoco una “conciencia cívica” abstracta, lo que mueve es la necesidad de cada uno de reparar, rescatar, restaurar los efectos de la situación vivida, en una identificación al semejante que pone en marcha los complejos resortes psíquicos de aquello que, en nuestro lenguaje cotidiano llamamos “solidaridad”.

Experiencia de Psicólogos Sin Fronteras Argentina en las inundaciones de Santa Fe Equipo de PSF Argentina San Luis En la Provincia de Santa Fe –Argentina-, en el año 2003, hubo una inundación que afecto a más de 150.000 personas, de las que un 20% fueron alojadas en más de 100 centros de evacuación. No existía en la historia de la Argentina un desastre con esos precedentes, relacionado con inundaciones. Dos equipos de voluntarios de Psicólogos Sin Fronteras Argentina (PSF) –con sede en la Provincia de San Luis, a más de 600 Km. de Santa Fe- asistió para trabajar con los evacuados. Aquí están los testimonios. Formas de intervención Siguiendo el protocolo de abordaje, contactamos a los responsables de cada Centro de Evacuados, quienes brindaban información sobre cantidad de evacuados, conflictos presentes, y situación general del centro. A partir de esos datos se planificaba la intervención. Con esta información primera, además, realizábamos una evaluación provisoria del grado de conflictividad del Centro de Evacuados (triage), información que era elevada al Comité de Emergencias del CPSF para su procesamiento. Para realizar los abordajes y la intervención se dividió el trabajo: una parte del equipo trabajó con adultos y otra con niños. Los adultos con los que se trabajó incluyeron dos tipos de sujetos involucrados: voluntarios y evacuados. Con los voluntarios se utilizó una estrategia de abordaje grupal en la que se explicaron los trastornos -que ante esta situación- podían sufrir tanto ellos como las víctimas a quienes ayudaban. En un segundo momento se trabajo con las vivencias personales en su papel inesperado como voluntarios (carecían de formación en tareas de voluntariado); y en un tercer momento se los asesoró para continuar haciendo un trabajo más óptimo con las víctimas. Por otra parte, con los adultos evacuados, se desarrolló un esquema similar: con información sobre los malestares físicos y psíquicos normales ante estas situaciones, e interacción, mediante la escucha, de las experiencias personales. A esto sumamos, además, el aporte de herramientas de conocimiento con el fin de facilitarles el qué hacer frente a lo que pudiera presentarse con posterioridad. Respecto de los niños, se trabajó con técnicas de dibujo y juegos grupales, que les permitieron contar a su modo las vivencias y esbozar su asimilación. También se utilizaron estas mismas técnicas para lograr darles los


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 1818 Página

conocimientos necesarios sobre lo que les estaba pasando. Conjuntamente a esta tarea de abordaje grupal, se realizaron intervenciones personalizadas con aquellos evacuados (adultos y niños) que lo necesitaron. Estas actividades se desarrollaron en el término de una semana por cuestiones presupuestarias. Durante el mes de junio de 2003, y para continuar con la intervención anterior, y luego de una campaña de reaprovisionamiento logístico, un segundo grupo tuvo la oportunidad de viajar a finales de ese mes. En este segundo viaje, se trabajó solamente con las personas que desde APUL se dispuso, ya que la gran mayoría de los evacuados de dicho centro se había retirado a sus hogares (cuando estos estaban mínimamente en condiciones habitables) o había encontrado otro lugar para vivir temporariamente. Algunas de estas personas ya habían estado en contacto con el equipo anterior, y otras solicitaron asistencia en forma voluntaria. También se sumaron casos con síntomas de posible alcoholismo, tema que desde el equipo de trabajo se intentó solucionar comprometiendo a distintas instituciones de la ciudad que entendían en esta problemática (alcohólicos anónimos, entre otras). Se intervino además, por iniciativa del equipo de trabajo, en el Centro de Evacuados del Ferrocarril Belgrano, donde se entró en contacto con los habitantes de un pequeño pueblo del norte de Santa Fe que fuera arrasado por la inundación. Los integrantes de este Centro eran los que se encontraban en la peor situación, ya que el hacinamiento, la falta de higiene, la desorganización y la alta conflictividad habían provocado que se encontraran virtualmente abandonados y con la presencia de marcados estados de conflictividad y angustias muy grandes. Se sumaron a estas actividades, la visita a una emisora radial, en la que se tuvo la oportunidad de informar sobre lo que se había estado realizando, así como los planes de actividades futuras. Vivencias de las víctimas. Si bien la Ciudad de Santa Fe es una zona propensa a las inundaciones, la magnitud y velocidad con que avanzó el agua dejaron a la población inerme, sin tiempo para prepararse a enfrentar el desastre y generando una situación de indefensión general que afectó gravemente a la comunidad. El hecho de que el agua avanzara por sobre la ciudad a las nueve de la mañana facilitó, en cierta medida, la huida ya que de haber ocurrido de noche el caos y el desastre hubieran sido totales. De todos modos, la gente apenas tuvo tiempo de correr cargando a los más pequeños, con algún electrodoméstico, y en el peor de los casos, solo con la ropa puesta. Muchas familias que no pudieron correr, subieron a los techos de sus casas, donde pasaron la noche bajo una lluvia intermitente, esperando que los botes de los servicios de emergencias y de particulares los buscaran al día siguiente. Demás está decir que pasar una noche a la intemperie en esas condiciones dejaron dolorosos recuerdos en los niños posteriormente entrevistados. Una mención especial merece la situación por la cual, una gran cantidad de personas, decidieron quedarse sobre los techos de sus casas y rechazaron ser rescatados. La extraña decisión se fundaba en el temor a que le robaran las pocas pertenencias que habían logrado salvar del agua. Estas personas pasaron semanas completas en ese confinamiento voluntario hasta que el agua bajó. El toque de queda se decretó desde los primeros días y por las noches los helicópteros de Gendarmería Nacional patrullaban las zonas inundadas disparando en numerosas ocasiones para frustrar los robos que se daban. El grave y seco sonido de los rotores y los disparos en medio de la noche, le imprimieron un carácter más dramático al sueño (o desvelamiento) nocturno de los sobrevivientes y de toda la ciudad. En el relato de los evacuados y de los voluntarios que los asistieron, quedan en claro las reacciones de conmoción, de inhibición, de estupor frente a lo sucedido. La dificultad para comprender la verdadera dimensión del riesgo se refleja en la experiencia de Inés, evacuada que nos contaba: “...Yo ya estaba levantada y mi vecino me vino a avisar que por la radio habían dicho que estaba entrando


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 1919 Página

agua a la ciudad. Entonces yo comencé a preparar el equipo de mate para llevar, porque suponía que me iba a tener que ir, cuando empecé a ver que entraba agua por debajo de la puerta. Yo seguía tranquila, porque en otras ocasiones el agua nunca había llegado más allá de los tobillos y puse la pava para hervir agua y fui a buscar algo de ropa. Cuando volví a la cocina el agua ya estaba a la altura de mis rodillas y ahí me asusté porque en unos minutos había subido mucho. Me apuré a salir y al abrir la puerta se metió una masa de agua a mi casa y me costó mucho trabajo salir. Entonces pude ver mucha gente que corría con los hijos sobre los hombros y con atados de ropas...” La brusquedad en la irrupción del fenómeno en la cotidianeidad de los evacuados, produjo posteriores respuestas cognitivas de confusión y desorientación. Luis, otro evacuado, nos decía: "... Me pasó que estando aquí en el centro de evacuados, la otra tarde salí a caminar sin sentido y después de un tiempo sin darme cuenta me encontré en una esquina y no sabía cómo había llegado hasta ahí, entonces me di cuenta que estaba llorando...". El miedo como reacción estuvo presente, pero no evitó acciones desesperadas de personas intentando salvar a sus seres queridos. Carlos nos contó: ".... quería llegar a mi casa para sacar a mi familia, la correntada me llegaba al pecho y era muy fuerte y no me dejaba avanzar. Me había agarrado de un semáforo porque el agua tenía mucha fuerza y me llevaba... cuando pude seguí caminando, agarrándome de donde podía... tenía mucho miedo de que me arrastrara el agua... Cuando estaba a 50 m. de mi casa vi que a mi padre y a mis hijos los lleva un bote, y cuando el bote llegó a la esquina se había formado un remolino que no lo dejaba avanzar. El tipo que manejaba el bote hacía todo lo posible para no caer en el remolino, pero no podía, el bote se comenzó a zarandear muy fuerte y mis hijos comenzaron a gritar...(llora mientras nos relata lo acontecido) yo estaba desesperado de que se cayeran al agua y en ese momento no podía hacer nada...". En los evacuados se hallaban presentes las respuestas físicas ante el suceso traumático como los trastornos del sueño ("... me despierto de golpe porque parece que escucho el rumor del agua cuando viene...") la fatiga y el desgano ("... todos estos días no tenía ganas de levantarme, me duele el cuerpo..."). Los niños también manifestaban a través del cuerpo su malestar. Nos contaba una abuela en un Centro de evacuados: "... En estos días todos los niños estaban descompuesto del estomago, con diarrea... pensamos que era la comida que nos traen del Ejército pero no, está bien cocinada y el agua es mineral...". Como es común en situaciones de conflicto bélico o catástrofes, la mayoría de los dibujos de los niños reflejaban la manera en como fueron impresionados por la magnitud del desastre: grandes cantidades de agua que cubrían casas, calles, cadáveres dibujados en el fondo del agua, animales domésticos nadando, helicópteros sobrevolando, etc. Un juego repetitivo en ellos consistía en que un grupo de ellos subía a la copa de un pequeño árbol y simulaba estar sobre el techo de una casa, pidiendo socorro. Otro grupo se acercaba como si vinieran en botes y los rescataban. La necesidad de recordar y re-elaborar la terrible experiencia queda a la vista. Nuestras vivencias como PSF. Hablar de las vivencias del profesional de la salud mental en el ejercicio de la Psicología implica tener el equilibrio para combinar lo intelectual con lo emocional. No es común que en artículos de esta naturaleza se ponga en palabras lo que como profesional uno siente y vivencia cada vez que nos ubicamos en el rol de tal. Muy por el contrario, la razón y las buenas costumbres dictan que la manera de comunicar y transmitir las experiencias sigan estrictas reglas de protocolo, donde el distanciamiento y la objetividad, brindan la posibilidad de quedar a cubierto de inmiscuirse con este elemento tan difícil de encuadrar como son los sentimientos. ¿Porqué decidimos entonces, en este artículo, saltar la valla impuesta desde la praxis profesional?. Por el simple y tremendo hecho a la vez, de que realizar la praxis profesional del psicólogo en situaciones de emergencias y desastres, implica necesariamente convivir con la desesperanza, la impotencia, el despojo, la


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 2020 Página

soledad, la tristeza, el desamparo, el miedo; todos ellos sentimientos presentes en las personas víctimas de tales sucesos. Tener en cuenta la presencia de estas vivencias nos obliga a ir más allá de nuestro rol “oficial” y darnos a nosotros mismos la posibilidad de ponernos en la piel de los evacuados y sentir al lado de ellos lo que les estaba pasando (“el otro soy yo o podría serlo”). La sola presencia y la escucha comprometida con su realidad acuciante, de nuestra parte, pudo concretarse en efectos terapéuticos en ellos. En los encuentros de trabajo con el grupo de voluntarios existía la necesidad -del grupo- de permitirse en este espacio, el hecho de ponerse en contacto con sus propias vivencias dolorosas, acercándose al sufrimiento y teniendo la certeza de que entre todos era más fácil poder sobrellevar el dolor que reinaba por doquier. Estas emociones compartidas dieron lugar al afianzamiento del grupo, no sólo por ser compañeros de trabajo, sino por haber adquirido el rol de voluntarios frente a las inundaciones. El último día de trabajo con los voluntarios de APUL se dio una situación especial, que a la luz de la interpretación tiene su significado: ellos sabían que nosotros no podíamos quedarnos, que no podíamos permanecer por siempre allí. Surgió de ellos la necesidad de que le dejáramos herramientas para poder seguir trabajando con los evacuados, tarea que para ellos resultaba muy estresante. En concreto, los voluntarios sentían, ante la marea de pedidos y situaciones provenientes de sus semejantes y frente a los cuales sentían que debían solucionar, que ya no podían responder; que les quedaban pocos recursos internos y externos –subjetivos y objetivos- para afrontar y acompañar el dolor de los otros. Cuando nos tocó retornar a nuestro lugar de origen vivenciamos una situación muy particular: a pesar de lo silencioso de la despedida, y a partir de los sentimientos que nos transmitieron - que estaban teñidos con un sentimiento generalizado de agradecimiento y carente de cualquier tipo de reclamo, ni de ninguna demanda directa (porque nos íbamos y los dejábamos)- nos transmitieron el sentimiento de que nuestra tarea sirvió y que, por el momento, ante nuestra partida, lo que se había trabajado entre todos era suficiente para hacer frente, por un tiempo, a la terrible realidad que ellos debían seguir enfrentando cotidianamente. Consideramos esto, y lo manifestamos desde una verdadera humildad, como el mayor reconocimiento a nuestra tarea. Pudimos estar, escuchar, acompañar, poner luz en la confusión y dejar algunas directivas que los contuvieran como personas afectadas a una catástrofe. Y nos trajimos la experiencia y el dolor y la necesidad de continuar con las tareas de solidaridad y la imperiosa necesidad de fortalecer el Grupo de Asistencia Psicológica a Víctimas en Catástrofes. Sentimos, íntimamente, que habíamos pasado una dura prueba. Nota: Los equipos de intervención estuvieron integrados por: Lic, Andrea Marina Lucero, Lic. Malena Masramon, Lic. Juan Miguel Flores, Srta. Flavia Susana Arrigoni, Srta. Cintia Marina Musso, Sr. Cristian Daniel López y Sr. Angel Enrique Sarmiento. [Volver al Indice]


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 21 21 Página

ACCIONES INSTITUCIONALES Campaña Solidaria 2011

El Colegio de Psicólogos de Salta(CPPS) se encuentra trabajando en una campaña solidaria, para ayudar a los damnificados por las ultimas lluvias, donde los integrantes de los distintos asentamientos de salta capital debieron ser evacuados de sus hogares. Nuestra institución organiza una colecta de alimentos no perecederos, leche, ropa en buen estado, colchones, pañales, juguetes, agua mineral embotellada, artículos de hogar personal, elementos recreativos, revistas, libros, entre otros. Las donaciones se reciben en Santiago del Estero 276, de lunes a viernes, en el horario de 17.00 a 21.30 hs. “…el resguardo de la subjetividad se ha convertido si no en el único al menos en uno de los ejes fundamentales de nuestras prácticas…” Desde ya, nuestra institución agradece el apoyo de la comunidad, como así también su colaboración y su solidaridad. “La revolución no es hecha para el pueblo por el liderazgo ni por el liderazgo para el pueblo sino por ambos, en una solidaridad inquebrantable. Esta solidaridad sólo nace del testimonio que el liderazgo dé al pueblo, en el encuentro humilde, amoroso y valeroso con él” (Paulo Freire)

[Volver al Indice]

ACTIVIDADES CIENTÍFICAS 2011

CURSO ANUAL: “INTRODUCCION AL PSICODIAGNÓSTICO DE RORSCHACH”. TRAYECTO CULTURAL SISTEMATICO DE POSGRADO ORGANIZA: COLEGIO PROFESIONAL DE PSICÓLOGOS DE SALTA Y ADEIP (FILIAL SALTA) PREINSCRIPCIONES ABIERTAS


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 2222 Página


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 2323 Página

Maestria en Salud Pública - Ciclo Lectivo 2011 La Escuela de Salud Pública de la Universidad de Córdoba informa que la MAESTRIA EN SALUD PÚBLICA ya tiene abierta las inscripciones para el ciclo lectivo 2011. Las actividades inician el 15 de abril. Esta destinado a egresados universitarios. Tiene una duración de dos años más tesis, cuya modalidad de cursado es quincenal. Para mas información puede dirigirse a la página web: www.saludpublica.fcm.unc.edu.ar o comunicarse a los teléfonos 0351-4334042/3023 en el horario de 9 hs a 18 hs de lunes a viernes.

Curso intensivo: Evaluación y entrenamiento de la atención en preescolares Viernes 18 y Sábado 19 de Febrero en el horario de 9 a 17 horas. Director: Lic. Rubén O. Scandar. Institución Organizadora: Escuela de Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos PRUDENTIA. Habilitación Nº 155 del Registro de Instituciones Formadoras en Mediación, Resolución Ministerio de Justicia de la Nación Nº 284/98. Directora Responsable: Dra. Claudia Gabriela Somovilla. Informes e inscripción: Fundación de Neuropsicología Clínica. 011- 4821-0739. (de 14.00 a 18.00. / info@fnc.org.ar / www.fnc.org.ar

Curso Introductorio a la Mediación Formación Inicial Obligatoria para aspirantes a Mediadores Ley 24.573, ley 26.589 / 2010 (nueva ley de mediación y conciliación). INFORMES E INSCRIPCIÓN: Tucumán 1516 3º "B" – CABA, Buenos Aires Carga horaria: 24 horas (6 encuentros). Fecha de Inicio: Lunes 28 de Febrero / Horario: de 14 a 18 hs. Docentes: Dra. Claudia Somovilla Reg. Matrícula Nº 3792 M.J.N.

[Volver al Indice]

ESCRITO EN PAPEL Salta, 20 de enero de 2011 A LA PRESIDENTA DEL COLEGIO PROFESIONAL DE PSICOLOGOS DE SALTA LIC. IRMA LIDIA SILVA Como Colegiada , tengo el agrado de dirigirme a Usted y por su intermedio al Equipo de Trabajo que conduce, a los fines de hacerle llegar MIS FELICITACIONES por la labor que vienen realizando en pro de nuestra Profesión, la que, en apretada síntesis queda demostrado en el Anuario 2010 que nos remitieran. Sin dudas cada logro, de los ahí detallados, les ha significado días de trabajo, esfuerzo, confrontaciones, rabietas, logros y éxitos, por eso creo que ha llegado la hora de que TODOS LOS MIEMBROS DEL COLEGIO,


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 2424 Página

podamos aportar al mismo , un granito de arena más, dando de sí lo que cada uno pueda profesionalmente ,para consolidar la Profesión en Salta. Vamos a ser Sede de nuestro próximo Congreso de Psicología y ello significa una ventana abierta de nuestra propia casa. Por eso sugiero que se concrete una reunión general de Colegiados, para que, los que tengan interes ,aporten sus ideas para la mejor concreción del mismo. Pienso que hay que movilizar Instituciones, Colegios Profesionales y Profesionales que, capitalizados en su potencial, pueden brindar lo mejor de sí para que este evento en Salta sea reconocido y recordado por su Calidad. Se nos anuncia los adelantos que tiene la SEDE PROPIA, conquista que se logra con una buena administración de recursos , pero tambien con perseverancia, paciencia y una Visión de Futuro Profesional adecuada a los tiempos. Contar con un espacio físico específico donde se concentren las actividades profesionales, es un mirar propio de la gestión ,que incentiva la canalización de las iniciativas profesionales de los colegiados y la socialización de los mismos a otros interesados. Reitero mis Felicitaciones por la labor realizada – Atentamente Lic. Marta Bruno de Cano

“Desnutridos culturales” Recibimos Dirigida al colegio

En el día de la fecha, un noticiero de Bs As. adjudica al Gobernador de Salta Dr J.C. Urtubey, haber dicho que las “muertes de niños en el norte de esa pcia, son un problema cultural, no sanitario ni social, porque los aborígenes no concurren al hospital”. Somos profesionales que nos hemos desempeñado durante 30 años en esa pcia, y con fecha 3/9/2010 hemos elevado a su Ministerio de Salud, copia de la tesis para optar por título de magister en políticas sociales de la Universidad de Salta sobre “Poder, accesibilidad y diferencias culturales en salud- Iruya 1978-2008”. En dicha tesis, sistematización y estudio de caso de 30 años del programa de atención primaria de la salud en comunidades originarias salteñas, se fundamenta entre otras cosas, lo contrario a las afirmaciones que adjudican al Sr gobernador, a saber: Que los pueblos originarios cuando son tratados con respeto y dignidad por los equipos de salud, concurren y aceptan sin dificultad las prácticas de la medicina oficial. De igual manera rápidamente las abandonan o se resisten a concurrir, cuando son objeto de discriminaciones abiertas o encubiertas. Resisten callando, porque no se sienten ni son considerados parte de instituciones públicas. Que los equipos de salud que trabajan comprometidos con la población local, no tienen de parte de las autoridades sanitarias ni apoyo, reconocimiento ni recursos necesarios, para sostener las prestaciones mínimas que en salud exige la Convención de los Derechos de los Niños con rango constitucional en nuestro país.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 2525 Página

Que es factible económicamente sostener esas prestaciones, con un aporte mínimo anual de 150 dolares por persona, mucho menos de lo que en promedio invierte el sistema pública de salud en nuestro país, y que los gobiernos no quieren o no saben asignar a las poblaciones originarias. Que la desnutrición de esas comunidades, problema esencialmente socio-económico no ha sido revertido por ningún gobierno en los últimos 200 años, porque los pueblos originarios han sido y siguen siendo objeto de “practicas sociales genocidas” inclusive por aquellas instituciones o políticas que refieren ayudarlos. Su eterna condición de pobres estructurales así lo demuestra. Que sanitariamente la desnutrición puede ser tratada, controlada y revertida en gran medida, por políticas y decisiones que Salta ha conocido, pero no ha sostenido. Además es posible eliminar la desnutrición que afecta irreversiblemente el desarrollo infantil inicial, si los hospitales públicos contaran con las vitaminas que cualquier pediatra de nuestro país indica a sus pacientes. Todo ocurre como si la nominación de “desnutridos culturales” o “enanos raciales” (que otra funcionaria salteña supo acuñar), no fuera más que una excusa para la encubierta decisión o incapacidad, de quienes tienen la responsabilidad y recursos para resolver tal violencia social. 9 de febrero de 2011. Tomas Torres Aliaga DNI 8.598.334. Alicia Torres Secchi. LC 6.396.503 Córdoba

Agradecemos la carta de la Lic. Cecilia Ruarte, que nos escribió el pasado 8 de febrero desde la provincia Jujuy, y quenos enviara un saludo de buen comienzo de año y éxitos en los proyectos del Colegio de Psicólogos de Salta.

Agradecemos la carta del sr. Luciano Gómez, quien nos sugirió temas para nuestro Boletín Electrónico “Palabra”. Muchas gracias.

[Volver al Indice]


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 2626 Página

CALCOMANIAS Thomas Alva Edison (Milan, Estados Unidos, 11 de febrero de 1847 – West Orange, Estados Unidos, 18 de octubre de 1931)

fue un empresario y un prolífico inventor estadounidense que patentó más de mil inventos y contribuyó con los perfiles tecnológicos del mundo contemporáneo: las industrias eléctricas, un sistema telefónico viable, el fonógrafo, las películas, entre otros. “Una experiencia nunca es un fracaso, pues siempre viene a demostrar algo” “Quien no se resuelve a cultivar el hábito de pensar, se pierde el mayor placer de la vida”

CARTELERA DE ARTE Y ESPECTÁCULOS Serenata a Cafayate

La comisión permanente de la Serenata a Cafayate invita a vivir la Serenata entre los días 14 y 20 de febrero inclusive, en que los duendes de la Bodega Encantada nos convidarán la magia y el canto para compartirlo con los amigos del país y del mundo. La venta de entradas continúa en la Municipalidad de Cafayate y en la Casa de la Cultura -Caseros 460-.

Exposiciones El Museo de Bellas Artes de Salta inauguró una muestra que reúne a exponentes de generaciones tan diversas como interesantes. En un gesto que pretende mostrar la manera de concebir el arte -como claro signo de una época- el experimentado artista tucumano, Isaías Nougues compartirá sala con el talentoso joven salteño Federico Schneider. Ambos, con miradas antitéticas y complementarias, presentarán sus propuestas en una exposición que promete cautivar a los salteños. La muestra estará todo el mes de febrero.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 27 27 Página

Carnaval 2011: Siguen los Corsos Este fin de semana continúan los corsos 2011 del carnaval salteño en nuestra ciudad. La Asociación Comparsas, Murgas y Caporales (COMUYCA) continuará los días viernes, sábados y domingos con el "Corso de las Estrellas" en la avenida Juan Pablo II (ubicada junto al estadio Padre Martearena). Sobre avenida Ibazeta, desde Anzoátegui hasta Entre Ríos, desfilarán 38 agrupaciones, integradas por más de 3.500 personas.

[Volver al Indice]

GESTIONES / OBRAS SOCIALES / NOVEDADES / CONVENIOS

GESTIONES OBRAS SOCIALES. LOGROS ALCANZADOS El Colegio Profesional de Psicólogos de Salta, como todos los años, gestiona la actualización de los Convenios con todas las Obras Sociales, Mutuales y Prepagas. Como resultado de las gestiones realizadas y por las mejoras que nos debemos, hubo una Actualización de Valores en concepto de honorarios profesionales por prácticas psicológicas de diferentes Obras Sociales.

Para ver la información y la Actualización de Valores: www.psicosalta.com.ar Nuevas opciones de pago de cuota

Pago mis cuentas NUEVAS OPCIONES DE PAGO DE CUOTAS PARA MATRICULADOS DEL COLEGIO DE PSICÓLOGOS DE SALTA Pagomiscuentas: abone sus facturas a través de internet, cajeros y terminales autoservicio de la red Banelco, y en efectivo en ventanillas de todas las sucursales de Carrefour, Carta Automática, y Provencred. Como pagar: Internet: Ingrese en www.pagomiscuentas.com, o seleccione la opción Pago de Servicios en el Home Banking de su banco. Elija el rubro “Clubes y Asociaciones” y la empresa “Col Psicólogos Salta”, e ingrese el Nro. Matrícula Prof. que figura en la factura. Luego seleccione la cuenta a debitar y confirme el importe. Por último guarde en su PC o imprima el comprobante de pago.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 2828 Página

Cajeros: Ingrese su clave y elija la opción “Pagomiscuentas” del menú principal. Elija el rubro “Clubes y Asociaciones” y la empresa “COL PSI SALTA e ingrese el Nro. Matrícula Prof., luego confirme el importe y el pago. Retire el comprobante de pago.

ÚLTIMOS PAGOS DE OBRAS SOCIALES

JERARQUICOS OCTUBRE /10 CAJA SEG. SOC. DEL CPCES DICIEMBRE /10 COLEGIO ESCRIBANOS PCIA DE SALTA NOVIEMBRE /10 GAPRESA SEPTIEMBRE /10 INSTITUTO PROV. DE LA SALUD DE SALTA AGOSTO /10 % OCTUBRE 2010 OSUNSA NOVIEMBRE /10 SANCOR JULIO /10 SWISS MEDICAL SA OCTUBRE /10 SWISS MEDICAL SA (DOCTHOS) OCTUBRE /10

CONVENIOS CON HOTELES, SERVICIOS Hoteles de Salta: CONSULTAR

EN: WWW.PSICOSALTA.COM.AR


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 2929 Página

LORELEY PARFUMS S.A. Categoría: PERFUMERIA Ubicación: Bme. Mitre Nº55 Local 22 Galería Continental – Salta, Argentina Teléfono: (0387) 4229061 DESCUENTO: Sobre las tarifas de mostrador vigentes, descuento del 10% en tamaños de 100 ml y 50 ml en todas las líneas a excepción de PACO RABANNE, CAROLINA HERRERA, NINA RICCI Y CALVIN KLEIN que es de un 5 % pago contado; Luego de la compra del quinto perfume de 100 ml o de 50 ml dentro de dos meses consecutivos, al descuento del 10% se le adicionara un 3% más.

MENDOZA, ARGENTINA Categoría: HOTEL POSADA Ubicación: Calle Capitán Candelaria Nº5413, Distrito Chacras de Coria, Departamento Luján de Cuyo. Mendoza, Argentina. Teléfono:54-261-4969828 E-mail: info@posadaelencuentro.com.ar Visite: www.posadaelencuentro.com.ar DESCUENTO: 10% de descuento sobre tarifas de mostrador, en temporada baja, incluyendo Diciembre 2010 y en las condiciones que figuran en Página Web. Al momento del ingreso, deberán presentar Credencial profesional y recibo de cuota al día.

MAS CONVENIOS CONSULTAR EN: WWW.PSICOSALTA.COM.AR

BOLETÍN ELECTRÓNICO El Boletín Electrónico “Palabra” del Colegio Profesional de Psicólogos de Salta es un medio oficial de comunicación institucional. En caso de que registre cambios, AVISOS actualizada.

le solicitamos que informe a la institución su dirección de correo electrónico COMISION DIRECTIVA


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 3030 Página

NIÑOS Y ADOLESCENTES QUE FALTAN DE SU HOGAR EDGAR SARAVIA: Falta desde JUNIO DE 2010. Edad en la foto: 10 AÑOS. Actual: 11 AÑOS. Lugar de residencia: BUENOS AIRES, Argentina.

MAURICIO PENA: Falta desde OCTUBRE DE 2010. Edad en la foto: 15 AÑOS. Actual: 15 AÑOS. Lugar de residencia: HURLINGHAM, BUENOS AIRES, Argentina.

[Volver al Indice] Salta, Viernes 11 de Febrero. Verano de 2010

Lic. Irma Lidia Silva Presidente Colegio Profesional de Psicólogos de Salta VERSIÓN IMPRESA DEL BOLETÍN ELECTRÓNICO “PALABRA” El Colegio Profesional de Psicólogos de Salta (CPPS) informa a sus matriculados que para aquellos profesionales que lo soliciten, nuestra entidad dispondrá de una versión impresa del Boletín Electrónico “Palabra” que se emite los días viernes de cada semana. Para contar con dicho servicio deberá comunicarse con la institución a través de nuestro correo electrónico oficial (colpsicsalta@arnet.com.ar) o bien a través de nota presentada en nuestra sede de Sgo. del Estero Nº 276 de lunes a viernes de 17 a 21:30 hs. Asimismo se hace la aclaración que para cualquier profesional o público en general que lo desee, la versión impresa se encuentra a disposición para su lectura en sede en el mostrador de atención al público. Las responsabilidades que pudieran derivarse de las notas firmadas corren por cuenta de sus autores. Los artículos no representan necesariamente la opinión del Colegio Profesional de Psicólogos de Salta.

 
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you