Page 1

Boletín “PALABRA” eres una en un millón

3 de Diciembre de 2010

Boletín Electrónico Palabra del Colegio Profesional de Psicólogos de Salta

INDICE Sumario: - Editorial / Romper la Envoltura: La justicia penal no visibiliza la violencia de género / Hoy por Hoy: El rescate de los mineros de Chile / Voces: Mujeres, psicofármacos y estrés / La Ventana: Sin derechos en los medios / Opinión: Mujer coraje / En defensa de los DDHH: Inadi / Acciones institucionales / Signos de época: La sexualidad adolescente en el nuevo milenio * Los pecados capitales / Actividades Científicas / Escrito en Papel / Cartelera de artes y espectáculos / Obras Sociales / Niños y adolescentes que faltan de su hogar.

Títulos “Garantizar el derecho de los individuos a defender su propia subjetividad, a no sufrir EDITORIAL

el peso del injusto orden psiquiátrico imperante, era una deuda social y cultural”

ROMPER LA ENVOLTURA

INADI

HOY POR HOY VOCES LA VENTANA OPINION EN DEFENSA DE LOS DDHH ACCIONES INSTITUCIONALES SIGNOS DE EPOCA ACTIVIDADES CIENTIFICAS ESCRITO EN PAPEL CARTELERA DE ARTE OBRAS SOCIALES NIÑOS Y ADOLESCENTES FALTAN DE SU HOGAR

Editorial Es sabido que

en nuestra cultura hay una ideología instalada que valora como emblemas de la masculinidad atribuciones de coraje, decisión, iniciativa y poder sobre el otro/a. Por este motivo, los sentimientos y representaciones de temor, incertidumbre, humillación, sensibilidad, ternura que puedan tener los varones, son reprimidos e inhibidos o les producen vergüenza si llegan a hacérseles concientes. Al ser inhibidas, estas posiciones son exhibidas en una “inexistencia” o “dificultad de expresión” como modalidades de carácter y blasones de virilidad. De cualquier modo estas viscicitudes de los sentimientos son transformadas frecuentemente en violencia que se actúa en diversos ámbitos, uno de los cuales es el doméstico donde una de las formas habituales de descarga. En nuestro Boletín “Palabra” presentamos diversos artículos donde se exponen, por ejemplo, la falta de seriedad en las investigaciones sobre hechos de violencia de género; prejuicios y estereotipos de género presentes en la valoración de las pruebas recolectadas; y frecuente vulneración de los derechos de las víctimas durante la tramitación del proceso. Como así también, según datos publicados por la OMS, los trastornos depresivos constituyen casi el 41,9 por ciento de los casos de discapacidad debida a trastornos neuropsiquiátricos entre las mujeres, mientras entre los hombres causan sólo el 29,3 por ciento. O que sólo el 2% de las noticias relacionadas con violencia contra las mujeres durante el primer semestre de este año mencionaron la vulneración de un derecho humano, según un observatorio de medios. Se trata de no estar en sintonía con la violencia que tiene entre sus causas primordiales la necesidad de marcar diferencias entre colectividades hegemónicas y nohegemónicas con el fin de reproducir arreglos sociales que benefician a las primeras.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 2 2 Página

Romper la envoltura. Fragmentos de lo real LA JUSTICIA PENAL NO VISIBILIZA A LA VIOLENCIA DE GÉNERO Defensoría de la Nación *Por Sandra Chaher 'Se sigue viendo al hombre como el propietario proveedor de la mujer y los hijos, a los que puede usar, abusar y destruir. Esto subyace en toda la sociedad, sino este tipo de sentencias serían impensables' señaló Stella Maris Martínez –titular de la Defensoría de la Nación- durante la presentación, la pasada semana, de la investigación Discriminación de género en las decisiones judiciales: Justicia penal y violencia de género, realizada por un numeroso equipo de mujeres y varones que integran la Defensoría. La importancia de la investigación estuvo avalada por la presencia de un numeroso panel de expertas y autoridades en el tema: las dos juezas mujeres que integran la Corte Suprema de Justicia –Carmen Argibay y Elena Highton-, la legisladora por la Ciudad Diana Maffia, y Susana Chiarotti –Directora del Instituto de Género, Derecho y Desarrollo INSGENAR-. La presentación de Stella Maris Martínez se inició con un análisis de cómo los medios tratan los temas de violencia de género, para concluir que la mirada androcéntrica que los caracteriza también es parte de la forma en que el sistema penal aborda el procesamiento de las causas, sin investigar en la vida privada y considerando delito sólo a aquellos que suceden en la vida pública y perpetrados por extraños. Sin embargo, el mayor lugar de inseguridad para las mujeres no es la calle sino su propia casa, donde la justicia se resiste a intervenir y los medios a relevar. Discriminación, prejuzgamiento y mala praxis La investigación -basada en el análisis de causas, resoluciones judiciales, sentencias y expediente iniciados en la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema- dio como resultado: falta de seriedad en las investigaciones sobre hechos de violencia de género; prejuicios y estereotipos de género presentes en la valoración de las pruebas recolectadas; y frecuente vulneración de los derechos de las víctimas durante la tramitación del proceso. Estas falencias son consecuencia de malas prácticas, y no de ausencia de normas que permitan un buen trabajo. Se señala en el informe: 'Pese a los avances obtenidos en la consagración normativa del derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, los operadores jurídicos aún no reconocen en forma debida que la violencia de género es una vulneración específica de los derechos humanos de las mujeres, a pesar de la magnitud y gravedad del problema'. En relación a la reticencia del sistema penal para procesar las denuncias de violencia de género, Martínez mencionó el caso del sobreseimiento de un joven acusado de haber violado a su hermana de 13 años por la madre de ambos. Los fundamentos del sobreseimiento se refirieron a la necesidad de evitar la revictimización de la niña y las consecuencias que el proceso penal generaría 'en el disfuncional vínculo familiar'. En otros casos, se dictó el sobreseimiento del acusado alegando que la víctima no había probado ciertos extremos de su denuncia, cuando la investigación debía haber sido hecha por el sistema penal y no trasladar la responsabilidad de la misma a la víctima.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 3 3 Página

Ahora bien, cuando sí había pruebas suficientes en el expediente, la investigación detectó falta de exhaustividad para valorarlas. Uno de los casos fue el de un abuso sexual y lesiones, cometido por la ex pareja, en el que el Tribunal concluyó que no estaba probado si el acusado obligó a la mujer a desvestirse o si ella lo hizo voluntariamente, ya que no había testigos. De esta forma, se señala en la investigación, 'perdieron valor otras pruebas que, consideradas de modo integral, llevaban a una conclusión contraria; por ejemplo, las lesiones acreditadas de la víctima, el testimonio de testigos que apoyaban la versión de la denunciante, el historial de violencia previa y el hecho de que ella quería concluir con esa relación conflictiva'. Y en otros casos, directamente no fueron tenidas en cuenta las pruebas de las víctimas. Fue el caso de la muerte de una joven por un golpe en la cabeza, en que el cuerpo estaba lleno de moretones, a medio vestir y con la ropa interior destrozada. Sin embargo, el tribunal 'creyó' la explicación ofrecida por el acusado, según el cual, para defenderse, le dio a la mujer un par de cachetadas y la empujó, y al caer se golpeó la cabeza. El Tribunal decidió no investigar. Estereotipos sexistas Se señala en la investigación que en la mayoría de los casos en los que aparecieron problemas con la valoración de la prueba, se debió a los estereotipos sexistas con los que se manejan los integrantes del Poder Judicial. Estos estereotipos oscilaron entre no creer a las víctimas (mujer mendaz, instrumental o fabuladora), y por otro lado, castigarlas por apartarse del rol social asignado (mujer honesta y co-responsable), o de lo que se espera de una víctima 'real' de violencia de género. Las mujeres mendaces serían las que mienten cuando describen una situación de abuso o violencia; las fabuladoras exagerarían los hechos; y las instrumentales crearían falsas denuncias para obtener algún beneficio. En relación al estereotipo de mujer honesta, el sistema penal investigó el pasado de muchas víctimas para detectar si las conductas sexuales previas al incidente denunciado ameritaban la protección de una 'mujer honesta'. Otra forma de responsabilizar a las mujeres fue considerar a las agresiones como parte de un conflicto de pareja en el que la mujer tuvo responsabilidad. La investigación detectó por último situaciones de maltrato institucional hacia la víctima e inversión de la carga de la prueba. Esto sucedió, por ejemplo, con mujeres y niñas sometidas a análisis intrusivos sobre cuestiones que no formaban parte del hecho investigado. Por ejemplo, una niña a la que se le hizo una revisión vaginal cuando ella había denunciado ser abusada por vía anal; o el sometimiento a un careo con el acusado a una mujer que denunció una violación, y que además había solicitado no declarar en su presencia. Como conclusión, se señala en el informe que 'tanto el derecho penal como la justicia penal otorgan a las mujeres víctimas de violencia de género un tratamiento distinto al que brindan a otras víctimas. Este trato diferenciado implica una discriminación, que asegura la impunidad de estos crímenes y propende a su perpetuación'. Y se destaca la importancia del compromiso de toda la sociedad, 'porque una sociedad que permite o tolera que las mujeres, por el solo hecho de ser mujeres, puedan ser golpeadas, humilladas, violadas, asesinadas o maltratadas de cualquier forma, es una sociedad que discrimina. Y dejar de vivir en una sociedad que discrimina, es responsabilidad de todos.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 4 4 Página

Hoy por hoy SOBRE EL RESCATE DE LOS MINEROS EN CHILE *Por Yago Franco

Lo primero es pensar en el trauma como categoría de análisis. Que en cada sujeto tiene una particular posibilidad de elaboración. Lo importante en este caso es considerar diversos niveles para su análisis. Individual, grupal, familiar, social. El nivel grupal ha jugado un papel fundamental hasta este momento por lo que sabemos, y lo será al momento de estar fuera de la mina. Un tema que no puede dejarse de lado es lo mediático que está en juego: ignoramos las consecuencias que va a tener el haber estado todo el tiempo expuestos a las miradas de la población (de todo el mundo), tanto dentro como en el momento del rescate. Esto forma parte de lo que conocemos como sociedad del espectáculo (G. Debord), y hace a una particularidad de esta situación. Es una suerte de tragedia transmitida en vivo y en directo. El nivel de exposición mediática ha sido enorme. No han gozado de la intimidad necesaria para poder hablar con sus respectivas familias y parejas. Eso no sabemos qué consecuencias puede tener, pero sabemos que altera el espacio íntimo y transforma a la subjetividad, ya que estar bajo la mirada de decenas, tal vez cientos, de millones, no es algo gratuito. Esto a su vez choca con el otro nivel que mencionaba, el social. Porque hay tragedias, catástrofes, traumas sociales, sea por razones naturales como humanas, que para poder ser procesadas por el psiquismo individual, necesitan de elementos que sean provistos por el colectivo social. En Argentina tenemos dos casos opuestos: las víctimas directas del terrorismo de estado han sido acompañadas por la justicia y una cantidad de elementos inclusive artísticos, educativos, etc., que acompañan y dan elementos para la elaboración. Podría decir que toda la generación que fue afectada por el terrorismo estatal – más allá de las víctimas directas – pudieron y pueden beneficiarse de esta cantidad enorme de trabajo social (por supuesto que de una parte de la sociedad, y del Estado mismo) para la elaboración de semejante tragedia. Lo opuesto ha sido lo ocurrido con los combatientes de Malvinas, abandonados a su suerte, con la sociedad dándoles las espaldas. Las consecuencias han sido absolutamente diferentes en ambos casos. Es notable la cantidad de casos de suicidios y enfermedades graves a edades tempranas en el caso de quienes combatieron en Malvinas. (Respondiendo a una pregunta referida al riesgo de suicidio en el caso de los mineros chilenos) Sería irresponsable dar una respuesta a eso. No hay respuesta posible, una respuesta seria y respetuosa por lo menos. Lo importante va a ser lo que mencionaba recién: el acompañamiento social. En este caso se ha visto hasta presencia de funcionarios gubernamentales. Tal vez, más allá del oportunismo, cumpla alguna función positiva. Pero no sabemos. Pero lo que sí va a ser fundamental, retomando lo anterior, es la realización de las investigaciones, juicios y castigos correspondientes. Eso oficiaría de función amparadora para los sujetos. Poder esclarecer por qué ocurrió lo que ocurrió (es secreto a voces que ha habido negligencia) y que todos los implicados rindan cuentas y sean sometidos a proceso judicial. Este caso se incluye en una larga serie de catástrofes para los mineros de Sudamérica, desde épocas lejanas, quienes han sido explotados largamente y han trabajado en condiciones infrahumanas. Ese sería el costado historizador de la tragedia: no ha sido accidental, sino que se inscribe en un devenir. Sobre los modos de trabajar en traumas y tragedias, catástrofes, Silvia Bleichmar ha trabajado profusa y profundamente en su libro Psicoanálisis extramuros. Puesta a prueba frente a lo traumático, recientemente editado, y brinda ideas fundamentales para abordar este tipo de situaciones, incluyendo dispositivos de trabajo.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 5 5 Página

Pero en este caso quiero subrayar la necesidad de restauración que solo puede imponer la justicia. Estas personas han sido víctimas de el accionar empresarial inescrupuloso, no ha sido un accidente. Y no debiera perderse de vista la situación de los familiares, sobre todo la de los niños, que han convivido con el hecho de tener a sus padres atrapados en las profundidades de la mina, aunque hayan estado en contacto con ellos gracias a la tecnología.

* Entrevista realizada por Radio Nihuil, 13-10-2010, con algunos agregadoS

Voces MUJERES, ENTRE LOS PSICOFÁRMACOS Y EL ESTRÉS

Por Dixie Edith

Según datos publicados por la OMS, los trastornos depresivos constituyen casi el 41,9 por ciento de los casos de discapacidad debida a trastornos neuropsiquiátricos entre las mujeres, mientras entre los hombres causan sólo el 29,3 por ciento. Herencias, tradiciones y patrones de desarrollo social pueden influir de manera diferenciada en la salud mental de hombres y mujeres. “En el campo de la salud mental es más evidente la influencia del género en el proceso de salud-enfermedad”, asevera la investigación La importancia del género en el análisis de la salud, de la psicóloga Yuliuva Hernández García y el sociólogo Víctor Hugo Pérez Gallo, del Instituto Superior Minero Metalúrgico de Moa, en la región oriental del país. “En los últimos tiempos ha sido posible demostrar la vulnerabilidad de las subjetividades femeninas frente a las enfermedades mentales”, explican los especialistas. Las cifras internacionales les dan la razón. Datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2005 indican que los trastornos depresivos constituyen casi el 41,9 por ciento de los casos de discapacidad debida a trastornos neuropsiquiátricos entre las mujeres, mientras entre los hombres causan sólo el 29,3 por ciento. Según la fuente, los principales problemas de salud mental de la tercera edad son la depresión, los síndromes orgánicos cerebrales y la demencia, que afectan mayoritariamente a las mujeres. En opinión de los especialistas citados, estos datos reflejan el orden sociocultural patriarcal que legitima las jerarquías y desigualdades entre hombres y mujeres. Así, la OMS asevera que la depresión, la ansiedad, el dolor psicológico, la violencia sexual, la doméstica y las tasas ascendentes de consumo de psicofármacos afectan en mayor grado a las mujeres que a los hombres, en diferentes países y distintas circunstancias. Tal situación ha llevado a los expertos a identificar cuadros clínicos asociados a diferencias de género, como la llamada 'neurosis del ama de casa', el 'síndrome del nido vacío', la 'depresión de mujeres de mediana edad', o el dramático “síndrome de la mujer maltratada”. Alina Mederos, psiquiatra del capitalino municipio de 10 de octubre, confirmó a SEMlac que en Cuba la situación no difiere mucho del resto del mundo. “Recibo entre 10 y 15 pacientes en cada día de consulta, de los cuales más del 70 por ciento son mujeres. En el último mes, por solo citar un ejemplo, emití tres diagnósticos de depresión y ninguno correspondió a un hombre”, asegura Mederos. Investigaciones británicas, publicadas a fines del siglo pasado por la revista


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 6 6 Página

Science, establecían que, amén de los factores genéticos y nutricionales, la aparición de padecimientos como la diabetes mellitus pudiera estar relacionada con situaciones de tensión o estrés profundo. Los reportes de la mortalidad por enfermedades crónicas no transmisibles en Cuba revelan que es precisamente la diabetes uno de los dos padecimientos que cobra más vidas en el universo femenino que en el masculino. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Uso y Satisfacción de los Servicios de Salud, aplicada en 1999 a 5.079 personas en cuatro municipios de las dos provincias habaneras, el dolor de cabeza, las jaquecas y las migrañas, dolencias relacionadas en gran medida con el estrés, ocupaban el primer escaño de los 40 padecimientos más referidos por la población. En casi todos los casos, las dolencias fueron reportadas en mayor proporción por mujeres que por hombres. Los dolores de cabeza, por ejemplo, fueron declarados por 26,5 por ciento de las mujeres encuestadas, en contraste con apenas 13,8 por ciento de los varones. Según un análisis realizado por la doctora Ileana Elena Castañeda Abascal, especialista de II Grado en Bioestadística y publicado este año en la Revista Cubana de Salud Pública, “las mujeres consumen de tres a cuatro veces más analgésicos que los hombres”. La autora precisa, además, que ellas “utilizan en mayor medida los psicofármacos y se automedican con más frecuencia, como medidas para disminuir los malestares de la cotidianeidad y la depresión, sin tratar de actuar sobre los factores sociológicos y psicológicos que los producen”. Un sondeo realizado al azar por SEMlac, entre 213 mujeres. Artemisa Noticias/SEMLAC

La Ventana SIN DERECHOS EN LOS MEDIOS *Por Sarah Babiker

Solo el 2% de las noticias relacionadas con violencia contra las mujeres durante el primer semestre de este año mencionaron la vulneración de un derecho humano, según un observatorio de medios presentado por una ONG local. El Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) presentó los resultados del trabajo de investigación que vienen realizando desde el 2009 a través del Observatorio Regional de las Mujeres en los Medios. El informe 'Las Mujeres en los Medios' analizó 1389 noticias durante el primer semestre del 2010. Según constata el informe, las 1389 noticias analizadas provienen de 15 publicaciones: 7 de alcance nacional: BAE, Clarín, Crítica de la Argentina, Crónica, La Nación, Página 12 y Perfil a nivel nacional, junto a ocho medios locales de sendas provincias. Los investigadores se interrogaron por el número de noticias que abordaban la violencia contra las mujeres, en qué sección aparecían estas notas, qué género periodístico se empleaba, cómo aparecían reflejadas las mujeres y a qué fuentes recurrían los medios. Así se revela, que se publicaron una media de 231 noticias por mes, siendo el mes de mayo cuando se registraron más notas relacionadas con violencia. Los diarios que más reflejan este tipo de noticias fueron el diario Crónica (15%), Clarín (13%) y Página 12 11%). La mayoría de la información se presentó en el género noticia (952), y breve (261). Tal como destaca el informe, al estar sujeto el tema en gran parte a estos géneros, la información no suele venir integrada por una contextualización o un análisis, o aparece en la agenda mediática pero sin ganarse un lugar importante. Sorprende también que la mitad de las noticias fuesen publicadas en las secciones de policiales, seguidas de un 27% de noticias en la sección de información general. El informe señala a su vez que solo 11 piezas se ubicaron en las secciones de opinión o editorial, y solo el 2% ocuparon la primera página.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 7 7 Página

Respecto a los temas, el 47% de las piezas abordaron temas de carácter sexual. Una cuarta parte reflejaron 'todo tipo de violencia', casos como la violencia intrafamiliar donde las mujeres sufren varias violencias. Respecto a los homicidios, la temática se abordó en un 11% de las notas. 128 de estas notas emplearon el término 'asesinato' y sólo 22 'femicidio.' En esta área se hizo evidente la falta de estadísticas provenientes del estado, que se ve suplida por ONGs nacionales e internacionales, que sufren limitaciones a la hora de reunir información, al contabilizar solo los casos que salieron en las noticias. Página 12 está el primero a la hora de abordar el femicidio. El informe se detiene en los temas que más atención concentraron durante el semestre estudiado. La trata de personas en Mar del Plata, el caso Wanda Taddei, el asesinato y violación de una niña en Puerto Madryn, el caso de General Villegas, junto al caso posterior de General Alvear, el asesinato de Silvia Suppo y las denuncias de una posible vinculación entre la Policía Federal y el tráfico de personas, fueron las historias que destacaron en los medios. ¿Qué imagen se dio de las mujeres en las notas analizadas? Aparecieron como sujetos centrales de las noticias en menos casos que los hombres (527 contra 596). La mayoría de las mujeres que aparecen como sujetos centrales fueron presentadas como víctimas. En particular en el caso de las menores de edad, se destaca la indefensión de las niñas abusadas, pero cuándo estas son adolescentes aparecen en cierto modo como cómplices del abuso. Los casos de General Villegas y General Alvear, señala el informe, 'invitan a reflexionar sobre el uso del lenguaje en los medios y el modo en que estos moldean las percepciones de la realidad'. En lo relativo a las fuentes, la mayoría de las veces fueron de carácter policial o de la justicia. Los medios también acudieron a familiares de las víctimas, vecinos y organizaciones no gubernamentales. De estas fuentes a las que se acudió la mayoría fueron varones (239 frente a 161 mujeres). Respecto a la escasa presencia de un enfoque de derechos humanos en los medios a la hora de abordar la violencia contra las mujeres (solo 33 piezas de las seleccionadas adoptaron este enfoque) el informe concluye con la siguiente reflexión: este hecho reforzaría la idea de que 'las distintas instituciones del Estado no han lograda instalar el tema de la violencia contra las mujeres como la violación de derechos, y los medios de comunicación no han tomado el tema con toda la responsabilidad necesaria, que requiere un abordaje más amplio que la sola presentación del hecho noticioso.'

Opinión “ESTAN PREPARADAS PARA IR HASTA EL FINAL” MUJER CORAJE Por Jacques-Alain Miller* Una fórmula radical acerca del coraje puede decir: las mujeres tienen coraje y los hombres son cobardes. Esto se entiende a partir de la referencia fálica, según se tenga o no el órgano que, en el cuerpo, encarna el significante fálico: los hombres tienen algo que proteger. Un hombre es un dueño. Es esencialmente un dueño; gestionará mejor o peor su propiedad, pero está condicionado por ella. Las mujeres, con respecto a la referencia fálica, no tienen nada que perder. No tener nada que perder puede otorgar un coraje sin límite, aun feroz: mujeres que, para salvar lo más precioso, están preparadas para ir hasta el final sin detenerse, dispuestas a luchar como quieran.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 8 8 Página

Es cierto que el sentimiento de un hándicap puede conducir a la posición de víctima, de queja o de miedo, pero es en la mujer donde se observa la inversión súbita del miedo en el coraje sin límite, cuando se toca lo que se debe respetar; en el extremo, se puede ver a la más miedosa de las mujeres convertirse de pronto en una heroína. La cobardía fundamental de los hombres es que están embarazados por algo que tienen que proteger; eso puede despertar en ellos la ferocidad del dueño amenazado de robo, pero es a los hombres a quienes les gusta negociar, dialectizar, todo eso para proteger lo que hay que proteger; es muy distinto de hablar. Si se plantea respecto de hombres y mujeres lo que Hegel llamaba “lucha por puro prestigio”, que da lugar a un amo y un esclavo, podría parecer que los hombres salen amos y las mujeres se someten, pero no es así. El hombre, aunque pueda parecer que manda, es el esclavo, el siervo. Lo es porque, de manera estructural, el que sale siervo de esa lucha es el que debe proteger algo –en Hegel, supuestamente su vida–. Pero si el sujeto femenino ya ha perdido todo y no tiene nada que proteger, se encuentra en la posición estructural del amo. La voluntad despreciada como insensatez, el capricho, se encuentra del lado de la mujer. Hay una función errática en la voluntad de la mujer. Las mujeres gozan de su voluntad. Así lo reconoce Lacan cuando habla del Deseo de la Madre. El Deseo de la Madre es el capricho, es decir, la voluntad sin reglas, mientras que el Nombre-del-Padre es la autoridad, pero en la medida en que depende de reglas. Y por eso hay un desfasaje: el hombre, amo-siervo, se inscribe en el discurso del amo; los amos hombres son siempre solamente amos de siervos, son falsos amos, como lo denunció Nietzsche. Mientras que la dominación femenina se desprende de un discurso histérico, es decir, de una posición de un amo sin reglas que denuncia al falso amo, él mismo siervo de las reglas. Entonces, para definir una brújula en la cuestión del coraje, hay que fundarse en la relación entre el coraje y la castración. El coraje siempre se ubica en el franqueamiento de la barrera del horror a la feminidad. Hay coraje cuando se franquea esta barrera. El horror a la feminidad lo tienen los dos sexos, pero más los hombres que las mujeres. Entonces también hay una cobardía de las mujeres en el horror a la feminidad, que tiene que ver con proteger su imagen y eventualmente la belleza de su imagen, como última protección antes del horror de la castración. Esta barrera que constituye el culto a la imagen bella, a lo que una supuestamente quiere ser para al menos un hombre –que también hace al culto a la imagen–, es lo que regularmente hace más difícil para las mujeres que para los hombres la palabra pública. La palabra en público significa sacrificar algo de la protección de la imagen, del fetiche de la imagen. La de los hombres es la cobardía bien escondida, son tan cobardes que esconden la cobardía misma, es decir que van a luchar en otro lugar que en la relación de los sexos; en el campo del saber polemizan, subrayan errores de tipografía en las tesis o, más avanzados, cuando están realmente inquietos sobre su virilidad, se vuelven militares. Es lo que el joven Lacan señaló en su texto “La psiquiatría inglesa y la guerra”. Hace esta anotación: “El valor viril que expresa el tipo más acabado de la formación tradicional del oficial entre nosotros –y la tradición militar francesa tiene su peso importante– me ha parecido en muchas ocasiones como una compensación de lo que nuestros ancestros habrían llamado cierta debilidad en la cama”. Es buscar las insignias de oficiales de la virilidad precisamente para huir del otro campo de batalla, del campo de batalla fundamental, del campo de batalla de hombres y mujeres. De tal manera que el coraje sexual es lo mismo que el coraje epistémico, es afrontar el otro sexo en la medida en que lo femenino es el sexo Otro también para las mujeres. Como dice Lacan, la mujer es otra para ella misma. Si uno toma como punto de partida que el fenómeno fundamental es el horror a la feminidad, se entiende que el miedo al padre es algo que cubre ese horror. Es mejor tener miedo del padre para que no se sepa que el horror es a la feminidad, de tal manera que el padre terrible es siempre, una vez que se analiza, una especie de marioneta que viene a recubrir el horror fundamental. La religión nos propuso temer a Dios. Lacan lo analiza en el Seminario 3, respecto de la primera escena de Atalía, de Racine, donde todo gira en torno de realizar la erección de un Otro terrible que tiene la ventaja de recubrir el horror que existe. Eso conduce a considerar el tema de Don Juan. Una gran cuestión es qué es el coraje de Don Juan, si es que hay un coraje de Don Juan. Don Juan supuestamente encarna la


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 9 9 Página

figura de al menos un hombre que no tendría ningún horror a la feminidad y que recoge la serie de mujeres, una serie, una fórmula de la suma. Hay algo inquietante en este movimiento de una más, que Lacan interpretó una vez como: finalmente, si continúa buscando, es que nunca encuentra lo que buscaba. Esto supone que Don Juan busca el falo que tendría una mujer y que nunca lo encuentra, y continúa buscando, que busca a la mujer con falo, de tal manera que no tiene miedo. Pero ¿por qué busca a la mujer con falo? Se ve muy bien: busca a la madre, la madre primaria. Por eso Don Juan es una figura opuesta a la del padre; Don Juan es el hijo que toma a su cuenta a todas las mujeres del padre de Totem y tabú, que roba al padre todas las mujeres pero bajo la forma de la serie. La ópera de Mozart, el relato clásico de Don Juan, lo muestra: la historia empieza con el asesinato de un padre y ese padre vuelve al final, el padre muerto; el final de Don Juan es la venganza del padre muerto contra el hijo que ha robado todas las mujeres. Don Juan se dirige a las mujeres con un quizá, quizá ésta va a tenerlo, y clínicamente hay casos de donjuanismo, hay algunos que no sufren de esto, pero hay bastantes que sufren como de un síntoma. En varias ocasiones, como dice Lacan, se constata que en el origen del donjuanismo hay un padre concernido, herido en su potencia; es como una función del padre aminorado y generalmente en pareja con una madre fálica. Finalmente, el supuesto coraje de Don Juan en la relación de los sexos se paga con un miedo fundamental al padre, que puede permitir realizar la alianza del petit Don Juan con la madre fálica. *Fragmento de Conferencias porteñas 3, Editorial Paidós

En defensa de los Derechos Humanos OTRO PASO EN LA AMPLIACIÓN DE DERECHOS CIVILES Por Claudio Morgado * Ayer la Presidenta promulgó la nueva Ley de Salud Mental. Este hecho marca un momento histórico para nuestro país en la materia. A partir de este momento podremos empezar a desandar el paradigma todavía hegemónico en Argentina que se basa en la concepción de que las personas con discapacidad psicosocial son objetos de tutela y protección que deben ser sustituidos en la toma de las decisiones, restringiendo así su capacidad de ejercer derechos y su inserción en la comunidad. Esta situación los obliga, al margen de su voluntad, a someterse a procesos de internación e interdicción. Lo que conduce, a la vez, a un alto grado de hospitalización a largo plazo, en grandes centros de internación, y la utilización de la mayor parte de los recursos destinados a salud mental a este fin, en detrimento de dispositivos de atención comunitarios. El concepto de enfermedad es el resultado de una construcción social. No es ningún hecho dado ni mucho menos objetivo. A lo largo de la historia, cada sociedad fue definiendo qué es lo normal, qué es lo patológico, qué es la salud y qué la enfermedad. Por supuesto que estas definiciones fueron –y son todavía– objeto de discusiones, de combates discursivos, ideológicos y también económicos. La enfermedad –y la locura particularmente– muchas veces ha funcionado, en la modernidad, como objeto de engaño, como señuelo para ocultar profundas políticas de disciplinamiento social. La obra de Michel Foucault, entre otras, es un extraordinario registro, lleno de inventiva teórica, sobre los modos en que el poder, en nombre del miedo a la locura, avanza sobre el control de las poblaciones, que no es otro que el control del deseo, de nuestros cuerpos y de la capacidad subjetiva de decidir sobre nuestros actos. Es este un tema que toca de cerca, que apunta al núcleo específico de nuestra tarea en el Inadi. Pensar el racismo, la discriminación y la xenofobia no es sólo tomar nota y denunciar las manifestaciones evidentes (aunque también lo es), sino desmontar los mecanismos de dominación y segregación, las huellas que suprimen la diferencia en nombre de una supuesta normalidad. Pensar la igualdad implica también pensar en


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 1010 Página

estas cuestiones. La Ley de Salud Mental significará un notable paso adelante en la ampliación de derechos civiles y en la conquista de nuevos avances sociales. En relación a la salud mental, se estima que en Argentina hay alrededor de 25.000 personas en centros de internación (66,7 por ciento en el sistema público y 33,3 en el privado). En promedio, más de un 80 por ciento de estas personas permanecen internadas durante más de un año, y muchas lo son de por vida. Entre el 60 y el 90 por ciento suelen ser denominadas como “pacientes sociales”, dado que permanecen institucionalizados en hospitales psiquiátricos por motivos de pobreza y/o desamparo social y familiar. En las instituciones psiquiátricas argentinas se han constatado graves hechos de abuso y negligencia, incluyendo muertes no investigadas, exposición a privación sensorial mediante aislamiento y diversos actos de violencia física y sexual. Asimismo, se evidencian falta de recursos, mal estado de las instituciones y ausencia de mecanismos de supervisión pública. Sin embargo, la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, ratificada por Argentina en 2007, se enmarca en un cambio de paradigma que pasa a entender a la persona con discapacidad de objeto de asistencia a sujeto de derechos. Garantizar el derecho de los individuos a defender su propia subjetividad, a no sufrir el peso del injusto orden psiquiátrico imperante, era una deuda social y cultural. Desde el Inadi estamos en apoyo activo en busca de una sociedad más justa. Hoy, gracias al compromiso del gobierno nacional y de los legisladores que impulsaron y aprobaron la nueva Ley de Salud Mental, estamos ante la posibilidad de empezar a cambiar esta realidad y continuar construyendo un país más inclusivo e igualitario. * Titular del Inadi

Acciones Institucionales CURSO ANUAL Con fecha jueves 03/12/10 finalizó el Curso anual de Formación Continua en Salud Mental que organiza desde hace siete años el Área de Salud Mental de la Coordinación de Gestión Operativa del Ministerio de Salud Pública, en forma conjunta con el Colegio de Psicólogos de Salta. Para el cierre, la Lic. Irma Silva expuso sobre “Políticas en Salud Mental, Legislación y Derechos Humanos” al completar las ocho clases que duró este VII Curso Anual que este año calendario trató acerca de “Las Psicosis” y que tuvo como anteriores exponentes a los disertantes Magister Alejandro Ruidrejo, Lic. Oscar Montivero, Lic. Alicia Aráoz, Lic. Marta Pagano, Dr. Roland Colina, Dr. Luis albornoz, Dra. Verónica Spaventa. Al finalizar la disertación, en nombre de la Comisión Organizadora hicieron uso de la palabra el Lic. Fernando Urbano y la Lic. Susana Bonelli, quienes sucesivamente agradecieron al Colegio de Psicólogos de Salta por la gentileza al facilitar las instalaciones de la institución a los fines del dictado del Curso Anual a lo largo de estos años, y también por el cierre a cargo de la Lic. Silva, destacando la claridad y contundencia de la exposición realizada por la docente disertante.

“JORNADA DE RECUPERACIÓN HISTÓRICA” El Colegio de Psicólogos de Salta, a través de su presidente Lic. Irma Lidia Silva, participó de la “Jornada de Recuperación Histórica”, Vida institucional de los Colegios y


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 11 11 Página

Asociaciones y de la Federación de Psicólogos de la República Argentina, llevada a cabo el viernes 26 de noviembre pasado. En primera instancia, disertó el Dr. Hugo Klappenbach. Luego, se entregó un reconocimiento a cada ex presidente de FePRA, tomando la palabra el Lic. Eduardo Nuñez Campero y el Lic. Osvaldo Daniel Avelluto, ambos ex presidentes de la federación. A posteriori, se presentó una recopilación de los momentos más significativos para los Colegios. Para ello, además, se dieron unas placas conmemorativas a cada entidad de FePRA. Finalmente, hicieron uso de la palabra el Lic. Alberto Jaimez -presidente de FePRA y del Colegio de Psicólogos de San Luis-, Lic. Elsa Cristina Bravo -presidente del Colegio de Psicólogos de la Provincia de Córdoba-, Lic. Liliana Bernachea -presidente del Colegio de Psicólogos de Buenos Aires, Lic. Irma Lidia Silva -presidente del Colegio de Salta-, Lic. Elizabeth Lima -presidente del Colegio de San Juan-, Lic. Sara González -presidente del Colegio de Tucumán-, Psic. María Isabel Ibañez -ex presidente del Colegio de Psicólogos de Catamarca- y Pisc. Eugenia Piazza -del Colegio de Psicólogos de Santa Fe-. En una ceremonia sumamente emotiva se realizó el homenaje-recuerdo de Beatriz Perossio. Una jornada llena de historia y memoria. La memoria despierta para herir a los pueblos dormidos que no la dejan vivir libre como el viento. “Todo está clavado en la memoria, espina de la vida y de la historia…” AVANCES EN LAS CONVERSACIONES CON EL IPSS La presidente del Colegio de Psicólogos de Salta, Lic. Irma Silva, informa que el día jueves 02/12/10 se tomó contacto nuevamente con el responsable del área de Finanzas del Instituto Provincial de Salud de Salta (IPSS) Lic. MARIO SALIM, para solicitar las precisiones acerca del pago del mes que se había reclamado por expediente para equiparar el pago de las prestaciones al igual que el resto de colegios y asociaciones profesionales prestadoras de esa obra social. El representante del IPSS comprometió nuevamente su palabra para afirmar que antes de fin de año se entregará un anticipo del Plan de Pago, con lo cual en el próximo pago se estaría liquidando el período Septiembre/2010 (equiparando al CPPS al resto de entidades prestadoras). El mes atrasado (Agosto/10) se abonará en cinco cuotas sucesivas a partir de Enero/11, con un adelanto a cuenta a fines de Dic. /10. Les estaremos informando a los Sres. Prestadores acerca de esta novedad, cuando se produzca, en el Boletín de la semana que corresponda. ACTA ACUERDO DE FEPRA El Colegio de Psicólogos de Salta informa que la Federación de Psicólogos de la República Argentina, estaría por firmar en este mes un acta acuerdo con el instituto nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, que tendrá, entre otros puntos, la realización de acciones tendientes a promover y facilitar la inscripción de los colegios y asociaciones de psicólogos del país, en el registro de prestadores del programa nacional de atención al veterano de guerra.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 12 12 Página

CONGRESO ARGENTINO 2011 El día viernes 03/12/10 la presidente del Colegio de Psicólogos de Salta se reunión con representantes de una empresa dedicada a la organización de eventos de nuestro medio, a los fines de ir esbozando la organización del Congreso Argentino de Psicología 2011, que nuestra entidad CONJUNTAMENTE CON LA fepra organiza para los días 3, 4 y 5 de Noviembre de 2.011, según se aprobó en la última Asamblea de la Federación de Psicólogos de la República Argentina (Fe.P.R.A.) en la que participó la Lic. Irma Silva el pasado sábado 27/11/2010 en la ciudad de Buenos Aires. EL COLEGIO DE PSICÓLOGOS EN LOS MEDIOS Deseamos enviar nuestro agradecimiento a los medios que han tomado la noticia de la sanción de la Ley Nacional de Salud Mental, como DDN Y FM NOTICIAS, IRUYA.COM, SALTA 21, TOPIA, FM PACIFICO, ENTRE OTROS. MUCHAS GRACIAS!!!

Signos de época La sexualidad adolescente en el nuevo milenio  Por Marcelo Luis Cao Las diversas problemáticas que infiltran la sexualidad adolescente encuentran su fuente en las iniciativas provenientes de los movimientos significantes que circulan por el imaginario social de la época. Estos renuevan de manera permanente los cursos de pensamiento, sentimiento y acción que se encarnan en cada camada juvenil a través de las codificaciones que implementa el imaginario adolescente de turno. De este modo, la radical modificación de los ideales y valores ligados al ámbito de lo íntimo, de lo público, y de lo privado que trajo aparejada la movida posmoderna en gran medida desterró, junto a los prejuicios y escrúpulos vigentes durante la centuria anterior, las emociones que permanecían amalgamadas a ellos. Repasemos algunas de sus consecuencias. Actos privados Todo comenzó con aquellos pioneros que en los años ’90 diseminaron sus pequeñas cámaras (webcams) a lo largo y a lo ancho de sus casas (las pusieron en todos los ambientes, incluso hasta en el baño), y las conectaron a Internet para trasmitir urbi et orbi su intimidad cotidiana. Tiempo más tarde llegaría a la TV el programa Gran Hermano (una paráfrasis patética de la creación de Orwell), donde un grupo de desconocidos convivía bajo el mismo techo delante de los ojos de millones de televidentes para competir por una suma de dinero.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 1313 Página

Estas fueron las primeras manifestaciones concretas de un nuevo modelo de interacción entre las categorías de lo íntimo, lo público, y lo privado que sustentaba el ideario posmoderno, el cual incidió de manera decisiva en la constitución de la subjetividad de fin de milenio. De este modo, el arribo de estas nuevas configuraciones subjetivas produjo la resignificación de un conjunto de representaciones, afectos, prácticas sociales y culturales. De este conjunto, y en atención a cuestiones de espacio, sólo voy a tomar a la manera de prototipos de esta crucial resignificación el pudor y la vergüenza. Estos dos sentimientos resultan claves en la dimensión intersubjetiva de lo que se muestra y lo que se oculta, en el marco de lo que dictaminan los códigos de intercambio vigentes. Es que pudor y vergüenza forman un ensamble poderoso a la hora de entrar en contacto con el otro del vínculo, ya que ambos sentimientos regulan desde distintos registros las actitudes que asumen los sujetos en ocasión de poner en juego recíprocamente sus corrientes intrasubjetivas. El pudor, justamente, se encuentra ligado al territorio de la intimidad. Así, se siente pudor cuando uno es descubierto, expuesto, o invadido en un acto de la vida privada. Es por esta razón que muchos chistes y gags (teatrales, televisivos, o fílmicos), se apuntalan sobre la reacción pudorosa, o bien, sobre su categórica ausencia, ya que todos podemos en mayor o menor medida identificarnos como protagonistas de alguna de esas situaciones. De este modo, la dimensión de influencia del pudor se encuentra en la encrucijada que se delinea entre la zona de influencia yoica y el registro narcisista. Por ende, dado que la situación que desencadena este sentimiento puede afectar el equilibrio de la autoestima, en tanto ésta se constituye en las sucesivas vinculaciones significativas por las que transita el sujeto, aquello que el otro deja expuesto en su decir o en su accionar puede redundar en una humillación. La vergüenza, en cambio, tiene otra línea referencial, ya que se relaciona con las incumbencias propias del Ideal del Yo. Un refrán lo ilustra a la medida: “vergüenza es robar”. Por tanto, este sentimiento procede de una falla o de una transgresión de los ideales que sustentan al sujeto, ideales que a su vez provienen de la circulación de las significaciones imaginarias sociales de la época. De este modo, la vergüenza se dispara cuando uno siente que falló (a otro, a sí mismo, a los lineamientos de un ideal), o bien, cuando cometió un acto indigno o delincuencial. Por esta razón, la sanción no se hará esperar y repercutirá tanto en el registro intersubjetivo como en el intrasubjetivo (recordemos, por ejemplo, el escarnio público cuando un militar es degradado o un funcionario es destituido, y/o los tormentos del autorreproche que arrecian sobre una conciencia culpable). Por lo tanto, los cambios en la configuración subjetiva y en los contenidos de los ideales que marcan a fuego los usos y costumbres de las generaciones adolescentes, especialmente en el terreno de la sexualidad, van a estar relacionadas entre otras con las nuevas acepciones que asuman o adopten los sentimientos de pudor y vergüenza. Recordemos, sin ir más lejos, el rechazo que causaba a mediados del siglo pasado que una pareja (heterosexual, por supuesto), se besara en la vía pública. Este rechazo obraba a la manera de una censura, o bien, de una autocensura, más allá de aquellos que en minoría y desde una posición rebelde o provocativa enfrentaban las consecuencias de esta sanción (esta censura llegaba a situaciones absurdas, tal como lo demuestra el magnífico film Cínema Paradiso, donde los besos eran suprimidos de las películas que se proyectaban en los cines de pueblo). Otro tanto ocurriría en la misma línea algunas décadas más tarde con el escándalo que generaba la misma escena por parte de una pareja homosexual (aquí tendríamos que remitirnos a los años ’80 a través de la letra de la canción Puerto Pollensa). Desde luego, a la luz de lo que está ocurriendo hoy día esta temática puede parecernos irrisoria, ya que lo que está en juego en aquello que se hace público porta un calibre de otras dimensiones.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 14 14 Página

Juegos de amor esquivo Tal como ya puntualizamos, los profundos cambios en torno a ideales y valores culturales que detonaron en la década del ’90 alteraron de manera contundente las relaciones entre lo íntimo, lo público y lo privado. Esto sucede a tal punto que hoy podemos llegar a presenciar escenas antes inimaginables. Después de todo, si en el programa Gran Hermano se pudo ver en vivo y en directo como bajo las sábanas se llevaba a cabo un acto sexual, que argumento ético o moral le impide a una joven parejita circunstancialmente formada en una fiesta encerrarse en un dormitorio o en un baño (teniendo en cuenta que ninguno de los dos vive allí), hacer lo suyo y luego volver a la fiesta como si nada especial hubiera ocurrido, a pesar de que todos los participantes estén al tanto. ¿Por qué, entonces, habría que sorprendernos que a lo largo de una noche en un boliche bailable cualquier adolescente, varón o mujer, pueda estar sucesivamente besándose con otros adolescentes sin preguntarse con quién realmente estuvo? En esta misma línea, y a la hora de sopesar los códigos en vigencia, ¿cuál sería el asombro al comprobar que lo que vemos en la TV, en el cine, o entre los propios adultos respecto a las traiciones amorosas es moneda corriente entre los jóvenes? Los dolorosos relatos de los damnificados por este tipo de acciones dan fe de que lo que sucede arriba también sucede abajo, cuando a edades nos referimos. Tal como puede apreciarse, el vale todo no es el signo de una juventud perdida, en el sentido que apostillaban enfáticamente los adultos de otros tiempos. Sin embargo, a la hora de las sorpresas más impactantes tenemos que introducir el tema de la prostitución adolescente. Desde hace ya un tiempo se viene detectando una oferta sexual a cambio de dinero por jovencitas de distintas edades y extracciones sociales. Esta actividad no está motivada por razones económicas del orden de la falta de recursos, sino por un deseo imparable de consumir objetos de marca (o sea, costosos), en el marco del ideario posmoderno que determina que ser es tener (o parafraseando a Descartes, tengo luego existo). Por tanto, sacarle un provecho concreto a las bondades de sus cuerpos (una frase muy reiterada por ellas es “si lo puedo hacer por plata, por qué lo voy a hacer gratis”), con una respectiva ganancia de autoestima (son deseadas y buscadas por sus dotes profesionales), colma una vida vacía de expectativas amorosas. Sin embargo, estas adolescentes no se sienten prostitutas, ya que esta actividad no es un trabajo para ellas en la medida que algunas estudian y otras trabajan. Estos sucintos ejemplos tienen la finalidad de ilustrar una tendencia que discurre en estos días a través de la franja adolescente. Aunque la dimensión que alcanza la onda expansiva de esta tendencia no implica una convocatoria que abarque a todos los sujetos que integran dicha franja por igual. Más aún, resulta palpable el hecho de que existen muchos adolescentes que buscan la intimidad en la vinculación y establecen lazos perdurables, incluso pasándose a veces al otro extremo. Me refiero a las parejas de crianza, aquellas que muy tempranamente inician una estrecha (y a veces asfixiante vinculación), en un intento de compensar las deficiencias en el apuntalamiento y el acompañamiento que deberían haberles brindado los otros significativos. De todas maneras, la dilución de ciertos ribetes represivos que encapsulaba la conducta sexual adolescente de otras épocas resulta a todas luces bienvenida, sin embargo, la inevitable cuota de vacío que a su vez ésta trae aparejada arroja una persistente sombra sobre la buena nueva. En consecuencia, los nuevos escenarios de la sexualidad adolescente, al igual que todos los que los antecedieron, van a llevar implícita la marca indeleble que deja lo instituyente, debido a que van a estar fogoneados por la circulación de las significaciones imaginarias sociales del momento histórico que les toque atravesar. En este sentido, la caja de resonancias de los cambios socioculturales en la que se constituye cada camada adolescente dará cuenta de los movimientos significantes que insuflan con sus retoques la


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 1515 Página

subjetividad de la época. La porosidad elaborativa, expositiva, y provocativa del imaginario adolescente hará el resto.  Licenciado en Psicología. Miembro Activo de la Asociación Argentina de Psicología y Psicoterapia de Grupo (A.A.P.P.G.). Autor de los libros Planeta Adolescente y La Condición Adolescente

LOS PECADOS CAPITALES EN PERSPECTIVA PSICOANALITICA SIETE DEMONIOS El autor examina la categoría religiosa de los pecados capitales desde la perspectiva psicoanalítica hasta desembocar en “la fuente de los otros pecados, el pecado fundamental: la soberbia”. Por Jorge Kury * Si se juzga a las religiones de la misma manera que a los mitos, se advierte que las conductas, sentimientos y sumisiones que el fiel sostiene con su deidad no son muy diferentes a los que otro, ateo, racional y equilibrado, mantiene con su ideal del yo. De esta manera la noción de pecado, con su correlato de culpa, tan cara a las religiones, no difiere del sentimiento que un neurótico común siente cuando no ha cumplido con el ideal. Por esta razón parece interesante comparar algunas categorías de la religión –en este caso, cristiana– con conceptos psicoanalíticos. Los llamados pecados capitales lucen atrayentes, no sólo por la relevante posición que ocupan en la doctrina, sino por cierto carácter demoníaco, que ya veremos cómo se procesa. Estos pecados, cuya versión más popular es la del Dante en La Divina Comedia, no son capitales por su gravedad, sino por ser generadores de otros pecados. Fueron establecidos oficialmente por Santo Tomás, San Buenaventura, San Gregorio Magno y otros. En su forma canónica, son siete y en este orden: lujuria, gula, avaricia, pereza, ira, envidia y soberbia. Curiosamente se dejó para el final el principal de ellos, la soberbia. En este punto me plegaré devotamente a la Iglesia y dejaré para lo último este vicio fundamental. En un intento provisional de clasificación, podemos organizarlos en dos grupos: los que son expresión directa de la impotencia –la pereza y la envidia– y los que la son del exceso. Este, que los griegos llamaban la hybris o desmesura, consistía en un orgullo exagerado, generalmente acompañado por descontrol sobre los propios impulsos, que llevaba al hombre a pretender más que lo que le correspondía. Para los griegos esta proporción estaba fijada por el destino, de modo que quien, desafiando al destino, aspirase a más de lo que le estaba destinado, sufriría el correspondiente castigo. A este conjunto corresponden la gula, la lujuria, la codicia y la soberbia, ya que suponen un plus por sobre el límite que establece la moderación. Los engolosinados En cuanto al pecado de la gula, lo primero que suscita es su relación con los trastornos de la alimentación: la obesidad, la bulimia y, como reacción contra éstas, la anorexia. Pero no se trata de los únicos ni los más frecuentes. No sólo los psicólogos, también los fieles se preguntan por qué debe considerarse pecados a unas


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 1616 Página

aficiones tan inocentes, pero el intenso sentimiento de culpa que producen señala la respuesta: el sujeto lo considera falta grave. No hay más que recordar a las anoréxicas, cuya apasionada lucha contra el deseo de comer puede llevarlas a la muerte. Ahora bien, un cuerpo estilizado ¿es garantía de que no se padece de gula? Es sabido que son muchas las causas, tanto de la obesidad como de la delgadez. Una férrea voluntad, determinantes constitucionales y a veces hasta una enfermedad oculta pueden dar como resultado un cuerpo esbelto. Reducir una tendencia psíquica tan importante a aquellas razones no parece prudente; la gula es sin duda más que eso. Como siempre, el lenguaje popular ayuda en la indagación; el verbo “engolosinar” permite vislumbrar una variante encubierta de la gula. A veces, por ejemplo, se advierte que un artista está engolosinado con un tema: siempre que muestre esa peculiar mezcla de obsesión con deleite, delatará algo que excede la función del autor. Desde un político demasiado apasionado por una idea, hasta la muchacha que sólo vive para la moda, los ejemplos pueden multiplicarse. Si se busca un elemento común –que a la postre resulta ser el más importante–, se lo encuentra en el narcisismo, presente en todas esas golosinas. De cualquier clase que sea, siempre es algo de sí mismo lo colocado en el objeto que se consume en demasía. Pasión inmóvil La avaricia propone una situación similar a la anterior, sólo que el individuo no atesora en sus tejidos corporales, sino que lo hace en una caja. Desde ya que la caja es un elemento simbólico, escasamente se encuentra hoy al avaro tradicional de la literatura, contando su oro en soledad. Hay escenarios que disimulan el encandilamiento que al tacaño le produce su riqueza: acciones, bonos, colocaciones financieras y empresas dan la impresión de movimiento y esconden la extrema inmovilidad que esa fortuna, grande o pequeña, produce en quien la idolatra. El avaro desatiende su entorno, absorbido como está por su pasión. Otra vez, en su ensimismamiento, descubrimos la retracción narcisista. Sin embargo, la cuestión no se reduce al dinero: hay personas que atesoran sus ideas de la misma manera que otros adoran su dinero. Cierto que muchos no llevan a la práctica sus proyectos por falta de decisión, de capacidad, pero hay quienes acarician sus concepciones como el avaro sus monedas: no las muestran por temor a compartirlas. A menudo se encuentra, como justificación, la idea de que la idea les puede ser robada. En esta retracción podemos otra vez vislumbrar el narcisismo. Violencia sexual El concepto popular reduce la lujuria a: sexo en demasía. Los textos de la primera mitad del siglo XX todavía conservaban la entidad patológica de la “fiebre uterina” y, en menor medida, la de la “satiriasis”, que afortunadamente han caído en desuso. Que una pareja se encuentre y retoce hasta donde le dé las fuerzas no parece un pecado demasiado grave. Si consistiera sólo en esto, sería por lejos el más inofensivo de todos. Es de suponer que eso no es lo que concierne al pecado capital. El carácter demoníaco de este pecado se deja ver en una desviación: en la violencia sexual. No se trata del sadomasoquismo, que, además de su apariencia un tanto kitsch, resulta ser en general bastante inocuo. Se trata de la pederastia y de las violaciones. Se advierte en estos casos el entrevero con aspectos de la impotencia y de la ira; en muchos casos los pederastas son personas incapaces de mantener relaciones sexuales más adultas a causa de su impotencia. La actitud de someter a otro, tanto en el pedófilo como en el violador, expresa la reproducción de su situación interior en la cual el yo está sometido por el superyó. En el momento de la violencia, el sujeto se identifica con el superyó y coloca su yo en la víctima. Ya veremos que en esto se acerca al pecado más importante de la lista.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 17 17 Página

La pereza, esa derrota La pereza es un estado que cuesta definir en forma positiva porque se confunde con la “nada”. Aparentemente el perezoso no quiere hacer nada, pero, afilando la observación, se ve que a lo que le saca el cuerpo es a la obligación. No hace las cosas que debe pero se entretiene con otras que le causan placer. La pregunta que se impone es: eso que hace en lugar de su obligación ¿le proporciona una satisfacción auténtica y profunda? Y la respuesta es negativa. Lo que revela el examen es justamente una desazón, un disgusto que se exterioriza en el cambiar permanentemente de actividad. El zapping televisivo ya ha traspasado su ámbito original para expresar este cambio constante en cualquier ocupación. En realidad sí existe el “perezoso” que no quiere hacer nada y que no goza de sustituciones. Estas personas llaman tanto la atención que se las incluye dentro de la patología. Incidentalmente, su observación permite comprender la haraganería más común. Muchos estudiantes confiesan haber dejado de frecuentar la literatura cuando comenzaron sus estudios universitarios. Al preguntárseles si fue por falta de tiempo, contestan que tenían horas libres pero que, si leían algo debían ser los libros de texto que siempre requerían un poco más de esfuerzo. Este mecanismo es el mismo que actúa en el holgazán: al no poder cumplir con algún mandato, la mayoría de las veces inconsciente, prefiere no hacer nada. Cualquier cosa que hiciera pondría de relieve su falta más importante. Por lo tanto, la esencia de la pereza consiste en una inhibición, producto de una derrota ante las metas inalcanzables del superyó, al tiempo que en una estrategia defensiva: si nada hace, de nada puede ser culpado. Sombra de la envidia La envidia tiene la particularidad de ser el sentimiento más frecuente a la vez que el menos confesado. En rigor, no es confesado, ni a los otros ni tampoco a uno mismo. Cuando la envidia llega a la conciencia, cuando la persona piensa “Estoy envidioso” o “Me envidian”, ya ha alcanzado una magnitud considerable. Antes de eso ha vivido en la sombra, recóndita y secreta, acompañando invariablemente al deseo. El deseo por su propia naturaleza denuncia la falta del objeto y, si el sujeto no tiene el objeto... es otro el que lo disfruta. Entonces la envidia aparecerá, posiblemente oculta pero agazapada y presta a atacar cuando advierta que el otro no entrega su posesión. La envidia es primordialmente agresiva, desea dañar al que posee al objeto o a veces al objeto mismo. En otras palabras, precisa de la colaboración del siguiente pecado capital: la ira. Precio de la ira El pecado de la ira presenta aspectos tanto de la desmesura como de la impotencia. Lo más evidente es el exceso: no hace falta más que ver a un individuo furioso para darse cuenta de que está desbordado. Sin embargo, hay que indagar qué es lo que provoca el enojo. Cuando alguien se encoleriza es porque se siente limitado por algo o por alguien. Otro lo ha estorbado en sus propósitos; con intención o sin ella, un semejante ha restringido sus designios. Dicho de otra manera, se siente impotente para hacer lo que desea. Se puede argumentar que cualquiera de los otros pecados comparte con la ira esta cualidad mestiza, dado que el deseo es fruto de la necesidad: se podría decir que el goloso antes tuvo hambre y que el avariento lo es porque se siente pobre. Sin embargo, la impotencia del iracundo es tan flagrante que justifica la aclaración. La ira, entonces, es la rebelión contra los límites que impone el superyó. Se podría pensar que esa sublevación es en principio beneficiosa, pero no ocurre así en el caso de la ira porque, debido a su natural desmesura, será siempre más costosa, a veces excesivamente más costosa, que un esfuerzo sereno. Como en el caso de la


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 1818 Página

manía, el superyó ilusiona al yo haciéndole creer que es poderoso, para cobrarle luego el precio de su desenfreno. Intermedio con demonios Antes de dedicarme al último y más importante de los pecados, voy a referirme a un tema histórico, con la finalidad de aventar algo de solemnidad eclesiástica que pueda haberse colado. Voy a hablar de los demonios. En la actualidad pocos manejan el tema de los demonios; indiscutiblemente, la demonología pasó de moda. Y el auge de las iglesias televisivas contribuye a la confusión general de las ideas: no es raro ver a algún pastor brasileño vociferando contra Satanás cuando en realidad se refiere a Lucifer. En verdad, diablo, lo que se dice diablo, hay uno solo: Lucifer, que es el capo de esa asociación ilícita que forman las legiones del infierno destinadas a tentar a los hombres. Los comandantes –subordinados al diablo– son los demonios, y Satanás no es más que eso: un simple demonio. En el pasado la gente se tomaba más en serio estas cosas. En el siglo XVI Peter Binsfeld, distinguido demonólogo de la época, atribuyó un demonio a cada pecado capital. Entre nosotros Manuel Mujica Lainez hizo eco de esto en su libro Viaje a los siete demonios. La correspondencia es la siguiente: lujuria: Asmodeo; gula: Belcebú; avaricia: Mammon; pereza: Belfegor; ira: Satanás; envidia: Leviatán; soberbia: Lucifer. Hoy en día, casi se ha extinguido el prestigio del diablo y sus demonios, pero sigue siendo divertido bucear en estas creencias medievales. Luzbelito La soberbia es el pecado fundamental, y no sólo porque fue el extravío del jefe, sino porque es ciertamente la fuente de los otros pecados. ¿Por qué decimos que ahí se originan los otros? Porque la persona soberbia, es decir omnipotente, cree que nada le está vedado. Los ejemplos abundan; en todos los niveles hay soberbios, pero, cuando se llega a las alturas, la soberbia es la regla. Basta que un individuo se encumbre, en el espectáculo, en el deporte o en la política, para que empiece a transgredir las normas que hasta ese momento lo regían. Dicho en el lenguaje religioso: para que empiece a pecar. El modo en que se inicia la soberbia –en que se genera la omnipotencia– es conocido. En una edad muy temprana es tan normal que se la considera una gracia del niño. En esa época, la omnipotencia infantil es el único estado posible. Después, el niño admite renunciar a esa omnipotencia y crea el ideal del yo. En verdad no renuncia del todo, ya que en ese ideal almacena las grandezas de aquella etapa anterior y con ellas sueña. La meta de todo hombre es alcanzar el ideal cuyas líneas maestras fueron establecidas en la niñez. Tal propósito es de por sí inalcanzable, pero en ese intento transcurre la vida. Para que esto sea así, es indispensable que el ideal sea efectivamente inalcanzable y que, como cuentan de los oasis, se aleje cuando más cerca crea estar el sediento caminante. Dijimos más arriba que Dios es para los fieles lo que para los psicoanalistas es el ideal. Sabemos que hubo un día en el que Luzbel, el más bello de los ángeles, quiso ser como Dios; mejor dicho: quiso ser Dios. También sabemos cómo terminó el intento: la belleza arruinada, el sitial perdido y ni siquiera pudo conservar el nombre, ya que a partir de entonces fue conocido como Lucifer. ¿Cuál fue el pecado de este desafortunado ángel? La Iglesia responde: la soberbia. Se aducirá que lo de los ángeles es interesante pero que en el mundo de los hombres eso no pasa, que nadie es su sano juicio puede alcanzar el ideal. En lo real es imposible saberlo pero en lo imaginario, sí, hay quién lo alcanza. El megalómano cree que ya lo alcanzó, cree que él es su propio ideal. Por supuesto que a partir de allí cesan el trabajo y la posibilidad creativa, ya que no vale la pena esforzarse si uno ya alcanzó su meta. Es cierto que al mismo tiempo le suceden cosas desagradables, como la hipocondria y el delirio pero, si sirve de consuelo, al pobre Luzbel le pasó algo similar: por negarse a alabar a Dios, es decir cumplir con el ideal, de ser el más hermoso pasó a convertirse en el diablo. En definitiva, era verdad que nadie en su sano


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 1919 Página

juicio podía alcanzar el ideal porque, para ser el ideal, es necesario perder el juicio. Aquí en la tierra, el infierno posible es la psicosis. Podemos decir que, así como en la teología la soberbia es el más grave de los pecados capitales, en psicopatología lo es la megalomanía –psicosis–. En menores proporciones la soberbia megalomanía promoverá los demás cuadros clínicos. * Miembro didacta de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA).

ACTIVIDADES CIENTÍFICAS 2010 Diciembre Actividad del IOM El Instituto Oscar Massota invita a la actividad científica, auspiciada por el Instituto del Campo Freudiano y el Departamento de Psicoanálisis de la Universidad de París VIII: “Jornadas anuales del modulo de investigación 2010”, en la Coordinación de Bibliotecas y Archivos de Salta (Av. Belgrano esq. Av. Sarmiento) Fecha: Sábado 11 de Diciembre de 2010 / Horario: 9.00 hs.

Alumnos del

seminario clinico sin cargo, público en general $20

La emergencia del Inconsciente CAUSA PSICOANALITICA DE SALTA invita a las 10º JORNADAS ANUALES "LA EMERGENCIA DEL INCONSCIENTE EN LAS ESTRUCTURAS CLINICAS" Presentación de Trabajos y Casos Clínicos. Sábado 18 de Diciembre - 9:00 hs. Dean Funes Nº 341- 1º Piso. Entrega de Certificados a asistentes a Seminarios

Cursos de extensión y Concursos Curso Comercio Noa, “Herramientas para gestión de comercios” El Curso Comercio Noa, “Herramientas para gestión de comercios” continuará el día 11 de diciembre en el Hotel Alejandro I. informes e inscripción: Martín Cornejo 162. Tel.: 0387 – 4229626 / www.pressbuffet.com.ar

CONCURSO DE INGRESO A LA RESIDENCIA INTERDISCIPLINARIA EN SALUD MENTAL -R.I.Sa.M.1. Duración: Para obtener la certificación correspondiente el residente deberá cumplir con los 3 (tres) años estipulados en el Plan de Actividades, más 1 (un) año de devolución con contrato de la Provincia. El año lectivo se inicia el 1º de junio y finaliza el 31 de mayo. 2. Cargos a concursar: 1 Psicólogo; 1 Enfermero; 1 Asistente Social; 1 Médico


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 2020 Página

3. Forma de contratación: Contrato del Ministerio de Salud de Nación con dedicación exclusiva y Contrato del Ministerio de Salud de la Provincia de Salta -. 4. Régimen horario: 45 horas semanales, de lunes a viernes de 8 a 17 hs., con una guardia semanal de 14 horas. 5. Requisitos generales: Acreditar título universitario de Universidad Argentina, Nacional o Privada o Universidad Extranjera revalido ante Universidad Nacional u Homologado por el Ministerio de Educación de la Nación. Ser Argentina nativo, extranjero naturalizado, con radicación permanente. No tener más de 5 años de antigüedad en la profesión a contar desde la fecha de egreso de la facultad y no tener más de 35 años. La inscripción se realizará en forma personal, pudiendo delegar dicha facultad en otra persona mediante expresa autorización por escrito, ante Escribano o autoridad policial. -confirmar según resolución ministerial de este año6. Documentación Solicitud de inscripción y opción en formularios especiales firmada por el interesado o persona autorizada. La presentación de la solicitud implica la conformidad de los Reglamentos vigentes, Contratos y programas de las correspondientes residencias. Documento Nacional de Identidad del postulante con fotocopia autenticada de las dos primeras hojas. Fotocopia autenticada del titulo universitario o certificado del titulo en trámite otorgado por universidades extranjeras y revalidado ante Universidad Nacional u homologado por el Ministerio de Educación de la Nación. Dos fotos actualizadas tipo carnet, blanco y negro y/o color. Certificado del promedio general de la carrera universitaria (original) y/o analítico (autenticado) comprendiendo todas las materias y/o incluidos los aplazos. En caso de títulos y Certificados analíticos correspondientes a universidades extranjeras u otras que tuviesen escalas de evaluación diferentes a las del 0 al 10deberán ser convertidas a estas por alguna universidad nacional. Currículum antecedente de pregrado y postgrado. Invitamos a los interesados en concursar a ponerse en contacto con nosotros para informarse sobre el programa de formación y modalidad de trabajo de la residencia. Algunos de nuestros telefonos son: Ps. Ma. Belén Morales (Instructora) 0387 – 154194721 / Lic. Ma. Emilia López Abramovich. (Jefa de Residentes) 0387-154410560 / Correo electrónico: risamsalta@yahoo.com La inscripción es en el Hospital de S. M. “Dr. M. Ragone” en RRHH: Sr. Julio Serrano – Av Richieri s/n tel.: (0387) 428-04-33

CENTRO DE MEDIACION COLEGIO DE PSICOLOGOS DE SALTA AVISO DEL CENTRO DE MEDIACIÓN

MEDIACIONES EXTRAJUDICIALES Para personas de escasos recursos, con el pago de gastos administrativos básicos ($150,00). Los Mediadores del Centro, NO perciben honorarios por sus servicios profesionales. Habiéndose establecido un cupo determinado de prestaciones institucionales por mes.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 21 21 Página

ESCRITO EN PAPEL. CARTAS Agradecemos la carta de la Lic. Roxana Amendolaro, quien además tuvo la gentileza de remitir nuestro Parte de Prensa “LO QUE SIGNIFICA CONTAR CON UNA LEY DE SALUD MENTAL” a todo el grupo de la Secretaría de Derechos Humanos.

Agradecemos la carta de la Lic. Aida Chali, su carta enviada el pasado 2 de diciembre de 2010 “Felicidades por los resultados obtenidos debido al empeño, perseverancia y convencimiento sostenido. cariños”

Agradecemos la carta de la Lic. Graciela Alfaro, su carta enviada el pasado 2 de diciembre de 2010. “Agradezo la información continua que me brindan,destaco la labor de mantenernos informados. Saludos”

CARTELERA DE ARTE Y ESPECTÁCULOS TITERES PARA ADULTOS LA FARANDA se presentará en el Salón Dorado del Teatro Cervantes los días 4 y 5 de diciembre, a las 19 y 18:30 respectivamente. Dentro del ciclo: Teatro del País presentando “De Fierro” espectáculo para adultos basado en la “Ida” de Martín Fierro. La Faranda es una compañía de teatro profesional e independiente que se ha especializado en títeres mecánicos. Sus puestas en escena “de gran formato” están muy lejos de los títeres tradicionales que todos conocemos. Hay diferentes niveles escénicos y un gran despliegue técnico

SALTA MAMBO El segundo congreso de salsa “Salta Mambo” se realizará entre los días 10, 11 y 12 de diciembre en la sala “Mecano” de la Casa de la Cultura ubicada en Caseros 460. Serán 3 días a puros cursos ofreciendo más de 16 talleres, habrá también 2 noches de fiesta. Las disciplinas serán salsa, mambo, cha-cha-cha, tango, regueton, composición coreográfica, men`s & ladie`s styling en tango, salsay mambo, con 16 instructores de primer nivel nacional.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 2222 Página

MEXICO EN LA PIEL Llega a Salta, su Ciudad natal, el Maestro Coreógrafo Carlos Tapia Sisti, en su gira por Argentina, trayendo su Cía y una muestra de su trabajo logrado en Puebla-México desde hace 9años. La Compañía “SISTI DANZA INTEGRAL” presenta “México en La Piel” espectáculo de danza jazz-contemporáneo que refleja el espíritu de la música y costumbres mexicanas. Este show dancístico está montado sobre música regional mexicana, buscando desde un inicio representatividad nacional. “México En La Piel” coloca el alma de las tradiciones mexicanas en coreografías de danza jazz y contemporánea, ofreciendo una mirada joven y novedosa a las típicas expresiones ya conocidas por el folklore. Una seguidilla de originales cuadros nos llevarán por un recorrido que, además de cultural, es altamente artístico, rico en emociones y sentimientos. Funciones: 21 y 22 de Diciembre de 2010

GESTIONES / OBRAS SOCIALES / NOVEDADES / CONVENIOS

GESTIONES OBRAS SOCIALES. LOGROS ALCANZADOS El Colegio Profesional de Psicólogos de Salta, como todos los años, gestiona la actualización de los Convenios con todas las Obras Sociales, Mutuales y Prepagas. Como resultado de las gestiones realizadas y por las mejoras que nos debemos, hubo una Actualización de Valores en concepto de honorarios profesionales por prácticas psicológicas de diferentes Obras Sociales.

Para ver la información y la Actualización de Valores: www.psicosalta.com.ar Nuevas opciones de pago de cuota

Pago mis cuentas NUEVAS OPCIONES DE PAGO DE CUOTAS PARA MATRICULADOS DEL COLEGIO DE PSICÓLOGOS DE SALTA Pagomiscuentas: abone sus facturas a través de internet, cajeros y terminales autoservicio de la red Banelco, y en efectivo en ventanillas de todas las sucursales de Carrefour, Carta Automática, y Provencred. Como pagar: Internet: Ingrese en www.pagomiscuentas.com, o seleccione la opción Pago de Servicios en el Home Banking de su banco. Elija el rubro “Clubes y Asociaciones” y la empresa “Col Psicólogos Salta”, e ingrese el Nro. Matrícula Prof. que figura en la factura. Luego seleccione la cuenta a debitar y confirme el importe. Por último guarde en su PC o imprima el comprobante de pago. Cajeros: Ingrese su clave y elija la opción “Pagomiscuentas” del menú principal. Elija el rubro “Clubes y Asociaciones” y la empresa “COL PSI SALTA e ingrese el Nro. Matrícula Prof., luego confirme el importe y el pago. Retire el comprobante de pago.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 2323 Página

ÚLTIMOS PAGOS DE OBRAS SOCIALES

CAJA SEG. SOC. DEL CPCES SEPTIEMBRE Y OCTUBRE /10 COLEGIO DE ESCRIBANOS PCIA. DE SALTA SEPTIEMBRE /10 OSPERYHRA AGOSTO, SEPTIEMBRE /10 SWISS MEDICAL SA SEPTIEMBRE /10 SWISS MEDICAL SA (DOCTHOS) SEPTIEMBRE /10 SWISS MEDICAL SA REFACTURACION SEPTIEMBRE /10

CAJA DE SEGURIDAD SOCIAL DE PROFESIONALES PARA LA SALUD Por imperio de la Ley Nº 6.990, de fecha 15/07/98, de creación de la Caja de Seguridad Social de Profesionales para la Salud,..."los profesionales inscriptos... son afiliados obligatorios y automáticos a la Caja" y con tal motivo también se debe comenzar a abonar los aportes mensuales que fija esa entidad inmediatamente de producida el alta en el Colegio de Psicólogos de Salta. Para mayor información dirigirse a Santiago del Estero Nº 1.341 – Horario de atención: Lunes a Viernes de 8:00 a 14:30 – Tel. 4-311712. Sitio web: http://www.cssps.com.ar/

CONVENIOS CON HOTELES, SERVICIOS Hoteles de Salta: CONSULTAR

EN: WWW.PSICOSALTA.COM.AR

Convenio de Colaboración Reciproca con ECIN. Domicilio: Catamarca Nº12 – 1º piso – Salta Capital. Teléfono: (0387)4319200 E-mail: capacitacion@ecinsoluciones.com Web: www.ecinsoluciones.com Para acceder a este beneficio, se deberá presentar credencial profesional y recibo de pago de cuota al día.


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 2424 Página

BIOGEN – LABORATORIO DE GENÉTICA CONVENIO DE PRESTACIONES RESPONSABLE: Dra. Alicia Alejandra VISICH DIRECCIÓN: San Martín Nº 224 – Salta Capital. TELÉFONO: (0387) 4212257. URGENCIAS: 0387-154063419. Para acceder a este beneficio, se deberá presentar la credencial profesional y recibo de pago de cuota al día. BIOGEN – FUNDACIÓN DE GENÉTICA CONVENIO DE COOPERACION RECIPROCA Personería Jurídica Nº18. Resolución Nº68/08 DIRECCIÓN: San Martín Nº 224 – Salta Capital. TELÉFONO: (0387) 4212257. Para acceder a este beneficio, se deberá presentar credencial profesional y recibo de pago de cuota al día.

Convenio de Seguro de Retiro con SAN CRISTOBAL Seguro de Retiro S.A. Contacto: Productor Asesor de Seguros - OSCAR DELMASTRO INGARAMO – Móvil: 387-154885733. Av. Costanera 2960 – Salta - Correo electrónico: asesoressalta@gmail.com Para mayores informes contactarse con el Productor Asesor o visitar la página www.sancristobalretiro.com.ar

MAS CONVENIOS CONSULTAR EN: WWW.PSICOSALTA.COM.AR

IPPS – Nuevos Psicólogos Prestadores Mediante la Res. Nº328-I/10, de fecha 5 de Noviembre de 2010, el Instituto Provincial de Salud de Salta, comunica la incorporación al Padrón de Prestadores, de los siguientes profesionales: Arroz Juan Matías (MP876); Barrionuevo Quiroga Luciana (MP860); Bartolomé María Gabriela (MP872); Benavídes Kosinski Kristie (MP870); Caballero Beatriz (MP150); Camaño María Inés (MP886); Capraro Myriam Carolina (MP883); Dip María Eugenia (MP543); Durand Casali María Micaela (MP853); Elvira Silvina Lorena (MP799); Fernández Cristian Gabriel (MP858); Frías Gladys Ester (MP835); Gabioud Susana Carmen (MP851); Granero Ortiz María Cecilia (MP850); Harba Leila Gabriela (MP706); Hessling Noelia Soledad (MP758); Jorge Carolina (MP755); Kripper Durand Estefania (MP644); Lencina Gladys de los A. (MP882); Lera Ana Paula (MP868); Lieb Rodolfo Leonardo (MP720); Mintzer Vera María Cecilia (MP871); Nocioni Soledad Marcela (MP856); Pellicer María Gabriela (MP849); Puig María Mercedes (MP824); Quiroga María Eugenia (MP879); Tapia Tamer Cecilia Fernanda (MP608); Valdez Paola Carolina (MP880); Vega Ana Cecilia (MP875); Villa Iturrieta María Carolina (MP643).

Avisos clasificados (las fotos son a modo ilustrativo) Comparto consultorio en 20 de Febrero 166, entre Belgrano y España. El precio final por el mismo es de $ 325 e incluye todos los servicios (luz, gas, tel, secretaria, limpieza, etc.). Para


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 2525 Página

cualquier consulta comunicarse al cel. 154036879 o bien al consultorio, 4010383 en el horario de 16:30 a 21:00. Lic. Mónica Campos. Se alquila un consultorio en Las Heras 114, tel 4210273. Consultar a Lic. Raquel Sosa. Cel. 156858472. Se alquila consultorio $ 500 son secretaria, todo incluido. Teléfono 4-224571, General Guemes 1227. Se comparte consultorio dos veces a la semana, mañana o tarde, ubicación centro (cerca legislatura) con aire acondicionado, comunicarse al tel. cel. 154413786.

BOLETÍN ELECTRÓNICO El Boletín Electrónico “Palabra” del Colegio Profesional de Psicólogos de Salta es un medio oficial de comunicación institucional. En caso de que registre cambios, le solicitamos que informe a la institución su dirección de correo electrónico actualizada. COMISION DIRECTIVA

NIÑOS Y ADOLESCENTES QUE FALTAN DE SU HOGAR AARON SILVA: Falta desde FEBRERO DE 2010. Edad en la foto: 2 AÑOS. Actual: 3 AÑOS. Lugar de residencia: BAHIA BLANCA, Argentina.

MAURICIO PENA: Falta desde OCTUBRE DE 2010. Edad en la foto: 15 AÑOS. Actual: 15 AÑOS. Lugar de residencia: HURLINGHAM, BUENOS AIRES, Argentina.

Salta, Viernes 3 de Diciembre. Primavera de 2010

Lic. Irma Lidia Silva Presidente Colegio Profesional de Psicólogos de Salta


BOLETÍN PALABRA BOLETÍN PALABRA

Página 2626 Página

VERSIÓN IMPRESA DEL BOLETÍN ELECTRÓNICO “PALABRA” El Colegio Profesional de Psicólogos de Salta (CPPS) informa a sus matriculados que para aquellos profesionales que lo soliciten, nuestra entidad dispondrá de una versión impresa del Boletín Electrónico “Palabra” que se emite los días viernes de cada semana. Para contar con dicho servicio deberá comunicarse con la institución a través de nuestro correo electrónico oficial (colpsicsalta@arnet.com.ar) o bien a través de nota presentada en nuestra sede de Sgo. del Estero Nº 276 de lunes a viernes de 17 a 21:30 hs. Asimismo se hace la aclaración que para cualquier profesional o público en general que lo desee, la versión impresa se encuentra a disposición para su lectura en sede en el mostrador de atención al público. Las responsabilidades que pudieran derivarse de las notas firmadas corren por cuenta de sus autores. Los artículos no representan necesariamente la opinión del Colegio Profesional de Psicólogos de Salta.

 
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you