Page 1

En el año 1958 llegaron a los montes de Abárzuza tres perros salvajes. Estos perros mataban y comían los cerdos y las ovejas de los pastores de Abárzuza. Los pastores de Abárzuza se organizaron en batidas. El día 31 de enero la batida con la que iba mi abuelo los consiguieron matar en el término de Logarobi. Muy contentos, los bajaron al pueblo y para celebrar que ya no iban a hacer más daño, en el pueblo los colgaron del olmo grande de la plaza y tocaron las campanas del pueblo para que todos los dobleros saliesen a verlos. Como premio el ayuntamiento invitó a los cazadores a una merienda.


Había a principios del siglo XX una señora que vivía en la casa del Quinto Pino. Le llamaban la americana. Decían que esta señora era bruja, y que por la noche se convertía en cabritilla. Para comprobarlo, los mozos del pueblo una noche le tiraron piedras a una cabritilla y le rompieron una pata. A la mañana siguiente cuál fue la sorpresa de los mozos que la señora americana salió a la calle con el brazo roto.

Es una historia del Quinto Pino.

Batida de perros salvajes  

Historia del pueblo de Abárzuza

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you