Page 1

ANTOLOGIA POEMAS DE ROSA CHACEL Rosa Chacel fue una escritora nacida en Valladolid, España, el 3 de junio del año 1898 y fallecida en Madrid el 7 de agosto de 1994. Pasó una infancia un tanto particular, debido a problemas de salud que le impidieron, por ejemplo, asistir a una escuela; en cambio, su madre, que trabajaba como docente, se encargó de su educación formal. Por otro lado, Rosa sentía un profundo gusto por el dibujo, y tomó lecciones particulares durante años, hasta que finalmente estudió un tiempo en una academia. Su acercamiento a la literatura estuvo acompañado de una serie de sucesos importantes en su vida, tanto positivos como negativos: dejó sus estudios, contrajo matrimonio, se convirtió en madre y perdió a la suya. Con tantos cambios por asimilar, debió pasar un tiempo en Italia, a causa del trabajo de su esposo, y comenzó una etapa de bloqueo creativo. De todos modos, le aguardaba una vida llena de viajes y experiencias que la harían crecer y le permitirían consagrarse como artista. Recibió el Premio Nacional de las Letras Españolas. Poemas de Rosa Chacel:  A LA ORILLA DEL POZON (II)

A Rafael Alberti Cuando la mar esté bajo tu almohada ¡Alegría de turbas infantiles! ¡Triunfo de los egregios, varoniles pámpanos que estremece la alborada! Frutos dará la náyade dorada que llamea en los ínclitos candiles y en sus perlas de amor claros abriles hervirán al compás de tu mirada. ¡Qué ventura te aguarda en el impacto si alcanzar logras la divina orquesta! Tu frente surtirá con el contacto de la escondida nuez templada y presta que a trompa airada vibrará en el acto. ¡La vida es gracia y el reír no cuesta!

Este poema transmite sensaciones de amor. Estos ejemplos los da a través de metáforas o símil. Es decir, compara una mirada que le transmite amor con los candiles.

 NARCISMO ¿Dónde habitas, amor, en qué profundo seno existes del agua o de mi alma? Lejos, en tu sin fondo abismo verde, a mi llamada pronto e infalible. Nuestras frentes unánimes separa frío, cruel cristal inexorable.


Zarzas de tus cabellos y los míos tienden, en vano, a unir lindes fronteras. Sobre el mío y tu cuello mantenido un templo de distancia en dos columnas silencio eterno guarda entre sus muros; nuestro mutuo secreto, nuestro diálogo. Silencio en que te adoro, en que te encierras, recinto de silencio inaccesibles y lugar a la vez de nuestras citas. ¡Siglos espero frente a la cruenta muralla dura que lamento inerme! Eternidades entre nuestras bocas a cien brisas y a cien vuelos de pájaros. ¿Para qué pies que hollaban la pradera jóvenes, blancos corzos corredores si no me llevan hacia ti ni un punto? ¿Para qué brazos tallos de mis manos si jamás alcanzarán a estrecharte? ¡Límpida, clara linfa temblorosa jamás en nuestro abrazo aprisionada! ¿Para qué vida, en fin, si vida acaba en el umbral de la mansión oscura donde moras sin hálito, en el vidrio que con mi aliento ni a empañar alcanzo? ¡Oh, sueño sin ensueño, muerte quieta lecho para mi anhelo, eterno insomne! ¡Único al fin reposo de mis ojos tu infinito vacío negro espejo! Este poema habla de un amor que no puede completarse, es decir un amor que pudo, pero no fue. Un amor para el recuerdo, que solamente esas dos personas conocen y los sitios en los que se encontrabas. Solo ellos y esos lugares saben lo que ha pasado entre ellos, pero jamás llegara a lo que los dos amados desean conseguir. Todo se quedará en un bonito, pero simple recuerdo.  ANTINOO Tu nariz pensativa sostiene la balanza de tus hombros, tan breve el balanceo quedaron en el fiel diestra y siniestra. Dentro está el péndulo dispuesto a señalar con su parada el perfecto equilibrio, dispuesto a detenerse en el instante


en que comienza lo que no termina. Tu nariz pensativa, meditativa y contempladora de ti mismo, de su último aliento se despide. ¡En él tu juventud, épico aroma! Dicho poema se puede interpretar como una vieja etapa que se queda atrás, o también la muerta, que hoy estas aquí pero mañana no se sabe dónde te puede llevar el camino y tomase queda en un épico y leve aroma.  EN EL INFIERNO HABÍA UN BIOLONCHELO… En el infierno había un violoncello entre el café y el humo de pitillos y cien aulas con libros amarillos y nieve y sangre y barro por el suelo. Pero tú, resguardada por el velo de tus cristales de lucientes brillos, pasabas, seria y pura, en los sencillos compases de tu fe y de tu consuelo. Algunas veces fuimos, de la mano, por las venas del bosque y la corneja cantó melancolía en nuestras almas, si nos separa el Abrego inhumano, no llores mi amistad hoy que se aleja, entrega al viento el talle de tus palmas. En este poema se puede interpretar una amistad que estuvo, pero se perdió, que te dejo desolado con su marcha. Una amistad como puede ser un amor, que te deja melancolía y nostalgia hacia lo que un día tuviste, pero ya no lo tienes.

 EN UN CORSE DE CALIDAS ENTRAÑAS… En un corsé de cálidas entrañas duerme una estrella, pasionaria o rosa, y allí la casta Ester, la misteriosa Cleopatra y otras cien reinas extrañas con fieros gestos e indecibles mañas


anidan entre hiedra rumorosa. Allí hierve el rubí que no reposa, pulsan sus arpas mélicas arañas. Allí en el cáliz de la noche umbría sus perlas vierte el ruiseñor oscuro. Allí sestea el fiel león del día. En su escondido sésamo seguro custodia el grifo de la fantasía de hirviente manantial el fuego puro. Se puede interpretar la castidad de una mujer que no quiere entregarlas como algunas otras lo hacen si ningún problema, sino que no les cuesta nada mientras que a otras personas les cuesta más soltarse y que consigan algo de ellas.

 LA CULPA… La culpa se levanta al caer de la tarde, la oscuridad la alumbra, el ocaso es su aurora… Se empieza a oír la sombra desde lejos cuando el cielo está limpio aún sobre los árboles como una pampa verde azul, intacta, y el silencio recorre los quietos laberintos de arrayanes. Llegará el sueño: alerta está el insomnio. Antes que caiga la cortina oscura, gritad al menos, hombres, como el pavón metálico que grazna su lamento desgarrado en la rama de la araucaria. Gritad con voces múltiples, piad entre la enredadera, entre las hiedras y rosales trepadores. Buscad refugio en las glicinas con los gorriones y zorzales porque avanza la onda de la noche y su ausencia de luz, y su implacable huésped de suaves pasos, el peligro…

A través de este poema se puede interpretar una mujer sincera hasta lo dañino, tierna, juiciosa y al tiempo un ponto distante. Acopla el espirito a su forma de transmitir las cosas.


 LOS MARINEROS

Ellos son los que viven sin nacer a la tierra: no les sigáis con vuestros ojos, vuestra mirada dura, nutrida de firmezas, a sus pies como impotente llanto. Ellos son los que viven en el líquido olvido, oyendo sólo el corazón materno que les mece, el pulso de la calma o la borrasca como el misterio o canto de un ámbito entrañable. París, 1938

En este poema se puede lagar a entender los marineros son aquella persona olvidada en un ´´mundo´´ liquido (el mar). Que tiene el mínimo contacto con las personas que viven en un ´´mundo´´ terrestre. Que son aquellos que no saben nada de la vida y que lo único que pueden llegar a escuchar es el corazón.

Antologia poemas de rosa chacel  
Antologia poemas de rosa chacel  
Advertisement