Page 1

Sueño con la Paz • Imágenes de la guerra por los niños de la antigua Yugoslavia.


Una granada cayó en nuestro refugio Tuvimos que caminar sobre los cuerpos de los muertos para salir. Mientras tanto los tiradores escondidos disparaban sobre nosotros. Mi padre fue uno de los heridos y se lo llevaron al hospital. No lo hemos visto desde entonces, pero tengo esperanzas de que todavía esté‚ vivo, tal vez en uno de los campos de internamiento. Trato de no hablar de estas cosas, pero estoy tan angustiado que no ceso de tener pesadillas sobre lo que sucedió. Kazimir, 13 años, desalojado


Guerra, Robert, 14 a単os.


No soy una refugiada pero comprendo el temor y el sufrimiento de los niños. Mi padre es croata y mi madre serbia, pero yo no sé qué soy. Mis hermanos, mis hermanas, mis abuelos, mis tías y mis tíos están todos en Croacia. No los he visto desde el comienzo de esta horrible guerra. Ha pasado más de un año desde que oí sus voces por última vez. Y el único lazo entre nosotros son las cartas, más cartas y sólo cartas... Lepa, 11 años, de Belgrado


Recuerdos, Tihomir, 12 a単os.


Caída de Ceric, Mario, 11 años.


Papá, no vayas a la guerra Ratko, 14 años.


Si tan sólo supieras lo que significa tener a tu padre en la guerra. Huyes de la miseria, pero la miseria te persigue. No sabes nada de tu padre, y un día todo te parece negro y de repente tu padre está en la puerta. Se queda contigo unos pocos días y después la felicidad de nuevo se desvanece. Mi corazón late como un pequeño reloj. Apenas puedo escribir estas líneas porque mi padre, una vez más, no está aquí conmigo. Zana, 12 años, refugiada de Breko


¡Ojalá no hubiera guerra! Danilo, 11 años.


Detened la guerra y la lucha por la sonrisa de un niño. Detened los aviones y los autobuses por la sonrisa de un niño. Detened todos los tanques por la sonrisa de un niño. Detened todo lo que mata y destruye por una sonrisa de felicidad en la cara de un niño. Ivana, 11 años, de Cepin


Guerra, Amela, 12 a単os.


¡Todo es tan extraño! Y, súbitamente, es tan importante: todos te preguntan quién eres, qué haces, de dónde eres. Han matado a tantos que luchaban por la justicia. Pero, ¿qué justicia? ¿Saben por qué luchan, contra quién luchan? Ahora el tiempo se ha vuelto muy frío. Ya nos e oye cantar a los pájaros, solamente el sonido de los niños que lloran porque han perdido a su madre o a su padre, a un hermano o a una hermana. Somos niños sin patria y sin esperanza. Dunja, 14 años, de Belgrado


¡Mamá, espérame! Hrvoje, 11 años.


Nos quedarnos cinco meses en casa de mi abuela. Había muchos bombardeos, ataques aéreos y alertas generales. Muchos edificios se incendiaron y en cada casa cayó al menos un obús. Mak y yo dormíamos en el suelo y mamá y papá en un sofá. No teníamos mucho para comer, sólo arroz, espagueti y a veces alubias. No había más legumbres, solamente un tomate cortado en tres partes para Mak, Deni y para mi... Todos perdimos peso, menos Asja. No recibe ayuda humanitaria alguna, pero se come la nuestra. Pobrecita, nunca sale a correr, pero al menos es más feliz que otros perros que han perdido a sus dueños. Lana, 8 años, de Sarajevo


Sin título, Matteya, 12 años.


Ni単os forzados a abandonar Slavonski Brod, Stjepan, 12 a単os.


Casas y ĂĄrboles destruidos, Mario, 10 aĂąos.


Tenía un triciclo nuevo rojo y amarillo, con un timbre... ¿Os parece que también habrán destruído mi triciclo? Nedim, 5 años, refugiado


Ciudad destruida, Ruzica, 13 a単os.


Horror y grito, Dinko, 12 a単os.


Guerra es la palabra más triste que brota de mis labios temblorosos. Es un pájaro malvado que nunca descansa. Es un pájaro de muerte que destruye nuestras casas y nos arrebata nuestra infancia. La guerra es el pájaro del mal, que tiñe las calles de sangre y convierte el mundo en un infierno.

Maida, 12 años, de Skopje


Mujeres y ni単os forzados en campos de internamiento. Mario, 13 a単os.


En el campo de internamiento. Marinela, 12 a単os.


Entre las ruinas. Robert, 13 a単os.


En mis sueños camino entre las ruinas de la parte vieja del pueblo buscando un pedazo de pan duro. Mi madre y yo respiramos el humo de la pólvora. imagino que es el olor de los pasteles, de las tortas y del kebab. Suena un disparo en una colina vecina. Nos apresuramos. Aunque sólo son las nueve bien podríamos estar corriendo hacia "nuestra" granada. Se oye una explosión en la calle de la Dignidad. Hay mucha gente herida: hermanas, hermanos, madres, padres. Me acerco y toco una mano herida y temblorosa. He tocado la muerte en persona. Aterrada, me doy cuenta de que no es un sueño. Es sólo un día más en Sarajevo. Edina, 12 años, de Sarajevo


El miedo. Mario, 11 a単os


Sin tĂ­tulo


NacĂ­ para sufrir. Zana, 12 aĂąos.


Fantasmas y esqueletos en mi armario. Adrijana, 12 a単os.


Sólo esperábamos los dulces. Belma, 10 años.


Mi miedo mĂĄs terrible. Marija, 12 aĂąos.


Los soldados nos ordenaron que saliéramos de nuestra casa y luego la incendiaron. Después nos subieron a un tren y ordenaron a los hombres que se echaran en el suelo. Eligieron a los que iban a matar. Señalaron a mi tío y a un vecino. Luego los ametrallaron. Después metieron a las mujeres en los vagones delanteros del tren y a los hombres en los de atrás. Cuando el tren comenzó a moverse, desengancharon los vagones traseros, y sacaron a los hombres y se los llevaron a los campos. ¿Yo vi todo eso! Ahora no puedo conciliar el sueño. Hago esfuerzos por olvidar, pero es inútil. Creo que me será difícil volver a sentir algo alguna vez. Alik,13 años, refugiado


Monstruo peludo. Oliver, 12 a単os.


Mensaje al mundo. Danijela, 11 a単os.


Mi sue単o. Nikola y Aleksandar.


Paz y amor. Marta y Ana, 9 a単os.


Si yo fuera presidente, los tanques serían casitas para que jugaran los niños. Bolsitas de caramelos caerían desde el cielo. Los morteros dispararían globos de colores. Y en los campos crecerían las flores. Todos los niños del mundo dormirían en paz, sin el ruido de alertas y disparos. Los refugiados volverían a sus hogares. Y empezaríamos de nuevo. Roberto, 10 años, de Pula.


Libro editado por Unicef, 1994

Mensajes. Maja, 12 a単os.

SUEÑO CON LA PAZ  

Presentacion para el dia de la paz

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you