__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

INFORME CONSULTORÍA El Abrojo-Cosas de Pueblo1 Por Antonella Lupano, Lucía Fernández, Roxana Fernández, Patricia Moreno y Fernanda Suárez

Julio 2020

1.

INTRODUCCIÓN

Como Organización Abrojo nos integramos a un proceso de más de 10 años de desarrollo con distintas fases que han marcado diferentes mojones de aprendizajes y a la vez con objetivos claros y definidos orientados a potenciar y fortalecer el capital social, la participación, la cultura y la identidad en localidades de Uruguay de hasta 2000 habitantes. El servicio de consultoría para el cual fuimos seleccionadas tiene a priori la consigna de contribuir con dichos objetivos. A la par es un diferencial de esta cuarta fase la incorporación de una institución para cumplir un rol de acompañamiento a nivel territorial, introduciendo un cambio en la metodología de intervención ya que desde el comienzo de Cosas de Pueblo (en adelante CdeP) el acompañamiento estuvo asignado a técnicos/as referentes del programa Uruguay Integra de la Dirección de Descentralización e Inversión Pública de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP). La asignación de El Abrojo para realizar dicho acompañamiento técnico, fue definida luego de un proceso licitatorio. 2 El acompañamiento técnico se realizó en dos etapas: Proyectos 2018- 2019 en 22 localidades: Cerro Colorado, Cerro Chato, 25 de mayo, 25 de agosto, Cardal y Nico Pérez (Florida), Pintadito, Sequeira (Artigas), Blanquillo, La Paloma, Centenario (Durazno), Puntas de Valdez, Rafael Perazza (San José), Curtina, Las Toscas de Caraguatá

1

El presente documento se complementa con un material audiovisual realizado por el equipo técnico responsable de la consultoría 2 Licitación Abreviada N° 10003/18 "Servicio de consultoría apoyo UI en la Implementación del fondo de Cosas de Pueblo". En Julio de 2020 se hizo necesario anticipar el cierre de la consultoría técnica dados los recortes presupuestales por la estado de emergencia sanitaria.


(Tacuarembó), Velázquez, Cebollatí (Rocha), Villa Sara, La Charqueada (Treinta y Tres), Villa Soriano (Soriano), San Félix (Paysandú) y Mariscala (Lavalleja) Proyectos 2020 en 15 localidades: Cerro Chato, 25 de agosto y Nico Pérez (Florida), Pintadito, Sequeira (Artigas), Blanquillo, Centenario (Durazno), Puntas de Valdez (San José), Curtina, Las Toscas de Caraguatá (Tacuarembó), Velázquez (Rocha), Villa Sara (Treinta y Tres), Villa Soriano (Soriano), San Félix (Paysandú) y Mariscala (Lavalleja)

El equipo conformado por cinco integrantes se dividió la referencia técnica de las distintas localidades, realizando una visita mensual (que incluía un posterior informe de visita a campo) a cada uno de los territorios que tenía a cargo y manteniendo contacto fluido virtual o telefónicamente con cada uno de los grupos motores. Las visitas mensuales constaron de reuniones de trabajo colectivo (diseño y proyección de los proyectos, seguimiento, ejecución), actividades culturales, lanzamientos y celebraciones del pueblo. Más allá de la referencia técnica individual en las localidades, el equipo técnico planificaba, diseñaba y proyectaba de manera colectiva en reuniones con frecuencia semanal. Este trabajo se complementó con reuniones mensuales de actualización y seguimiento con referentes de OPP, y con otros componentes de El Abrojo como La Jarana, ProFuturo o Laboral para planificaciones y eventos puntuales. Los ejes transversales de la consultoría trabajados en reuniones de equipo y con los grupos motores de cada localidad fueron los siguientes: Obra, Comunicación, Actividades Culturales, Grupalidad, Herramientas/Proyectos Paralelos. El equipo técnico de CdeP-El Abrojo está integrado por: Roxana Fernández (coordinación y referente técnica), Antonella Lupano, Lucía Fernández, Fernanda Suárez y Patricia Moreno


(referentes técnicas). Mónica Zefferino participó inicialmente hasta diciembre de 2018 en la coordinación y referencia técnica, y Silvana Laborde desde el inicio hasta diciembre de 2019 como referente técnica. La conformación del equipo varía en torno a distintos perfiles, si bien el rasgo principal es la gestión cultural, se abarcan temáticas como: comunicación, audiovisual, trabajo comunitario y con grupos, recreación y técnicas participativas, producción artística y cultural, antropología y patrimonio. Es importante destacar el valor y riqueza dado por la complementariedad de los perfiles del equipo técnico, así como la capacidad de poner en diálogo los diversos formatos, saberes, metodologías para aunar y acordar en un único formato a la hora de desempeñar el rol propuesto.

2. METODOLOGÍA de TRABAJO 2.1 ACOMPAÑAMIENTO TÉCNICO ¿En qué consistió el acompañamiento técnico de El Abrojo en los proyectos CdeP? Para El Abrojo, “acompañar” implicó vivenciar, potenciar, fortalecer la gestión colectiva. Supuso moderar reuniones, visualizar distintos perfiles y roles en un grupo y mediar para que de alguna forma todas las voces estén presentes, potenciando los aportes de cada participante del grupo motor.


Acompañar también implicó escuchar. Muchas veces los grupos precisaban sólo que se escuche qué tenían para decir, no se trataba sólo de capacitaciones/sugerencias/recomendaciones sino de la escucha. El no ser del pueblo y venir de la capital brindaba una lejanía que, podría decirse, nos colocó como un agente extranjero al que se le podía contar/narrar lo que sucedía en el pueblo. Hacer esa narración puertas afuera fue y es de gran insumo para las localidades y muchas veces no implicaba ni modificaciones, ni consejos. Simplemente, todo lo que se necesitaba era una escucha atenta. Esta apertura al diálogo nos permitió también narrar otras experiencias, gran parte de los encuentros consistía en traer ejemplos, historias de otros pueblos; muchas veces pueblos vecinos, localidades cercanas. Cada grupo sentía gran avidez por saber qué estaba pasando con los demás proyectos, qué entendía cada pueblo como importante a nivel de identidad, cómo gestionan sus recursos, cómo era el grado de avance para cada grupo. Esto puede ser visto como una manera de compararse, como un motor para “mejorar”; pero principalmente se trata de conocer a lxs demás. A raíz de estos intercambios, pudimos visualizar el porqué de la riqueza de los encuentros entre los pueblos. Las instancias compartidas fueron desde un registro visual en el lanzamiento de los proyectos, una historia que escucharon en el Encuentro Nacional CdeP en Durazno, hasta una canción compartida en el Taller Virtual: Gestión en Redes Sociales y la primera feria de artesanas realizada por los grupos motores de Sequeira y Pintadito. El acompañamiento técnico realizado por el equipo de El Abrojo en el marco de la herramienta Cosas de Pueblo se caracterizó por los siguientes rasgos: 1- Promover el trabajo colectivo, acompañar la formación de grupos, guiar, estimular, mediar, sostener. Visualizar las capacidades individuales y colectivas para fomentar el potencial. La modalidad del proyecto (que apela a lo interinstitucional e intergeneracional, con diferentes lógicas de funcionamiento) hizo necesario adecuar tiempos y requerimientos. Para el equipo fue un trabajo intenso dar lectura a las distintas situaciones colectivas y particulares, tanto en reuniones del equipo motor como en otros eventos y en las recorridas por los territorios. Destacamos la pertinencia de participar de actividades de la comunidad que aportaron información, contactos, conocimiento al equipo técnico sobre cómo funcionan los grupos motores, así como también de la dinámica de la comunidad en sí, abriendo nuevas posibilidades y acciones a emprender. 2- Mediar entre los grupos y distintos interlocutores como OPP y otros actores locales. Generar grupalidad a través de la promoción de la mediación entre distintos perfiles. En el contexto de grupos con integraciones muy diversas (que en la gran mayoría están trabajando todxs juntxs por primera vez) fuimos mediadoras, brindando una mirada y opinión externa pero al mismo tiempo interiorizada con las situaciones. En este sentido, nuestro rol adquirió pertinencia a la hora de resolver encrucijadas cuando los grupos se estancaban en algún punto del proyecto o aspecto de funcionamiento de trabajo. Consideramos de suma importancia haber mantenido el cuidado de los acuerdos y formas de comunicación e intercambio con cada uno de los grupos. Esto exigió una comunicación fluida y oportuna tanto con las localidades como con OPP.


3- Aportar una mirada y voz externa con una perspectiva nueva: visibilizar aspectos naturalizados por los grupos motores, promover conexiones entre distintos actores locales y regionales. 4- Incentivar la postulación a otros fondos que habiliten recursos para la comunidad local, desde mejoras en infraestructura a la financiación de iniciativas realizadas de manera honoraria. Entendemos que contar con fondos externos colabora con la sostenibilidad de los procesos de trabajo en el tiempo, por lo que en este sentido también se incentivó la buena calidad de la propuestas (pasar del modo artesanal y autodidacta al hacer profesional). 5- Estandarizar y ordenar procesos de trabajo. Elaboración de un plan de trabajo integrado por: cronograma, presupuesto, división de tareas y responsabilidades a la interna de los grupos; dedicar tiempo para planificación, evaluación, comunicación. Se destaca como positivo la dinámica de evaluación promovida por la asistencia técnica con cada uno de los grupos. En dichos momentos se dio lugar al pienso, reflexión y crítica del trabajo de todo el año en perspectiva. Más allá de las particularidades de cada grupo, en general fue una instancia que aportó para visualizar el trabajo realizado, ponerlo en valor, evaluarlo y generar proyecciones. 6- Incentivar el diálogo entre las distintas herramientas de OPP activas en las localidades con proyectos CdeP, generando instancias de coordinación, trabajo y asesoramiento con las personas responsables de ejecutar las propuestas. En el caso del Fondo Nuestro Lugar (INJU-OPP), esto implicó facilitar las bases de la convocatoria, así como también brindar apoyo en el diseño de la idea, armado y presentación del proyecto. Para Jugamos Todas (Secretaría Nacional de Deporte) y el Sistema Nacional de Cuidados (MidesGobierno Departamental), el equipo de El Abrojo colaboró en conectar a los grupos motores con las distintas iniciativas, hacerles llegar información, actualizar el estado de situación y ponerlos en contacto con las personas referentes de OPP para dichas iniciativas. 7- Sostener y respetar los tiempos del grupo,. Esto requiere identificar la exigencia adecuada, reconociendo las necesidades y dificultades que son parte del proceso. Reconocer la necesidad de leer situaciones para entender las dinámicas y tiempos particulares de los grupos y las comunidades. Ser externo y a la vez parte: diferentes en la idiosincrasia, en los roles, las vivencias y la filiación organizacional a la vez que con un interés compartido por impulsar el proyecto donde se trabaja bajo un mismo cielo, cultivando la cercanía. El tiempo donde tejer vínculos y desarrollar empatía fueron parte del eje central de las reuniones con el propósito de generar intercambios y acuerdos. Fue necesario y muy importante validar nuestro rol para que nos adopten como referentes. Pasada la etapa inicial de conocerse y reconocer el potencial que representa el acompañamiento técnico, nos convertimos en un apoyo para los grupos, tanto en cuestiones prácticas (hacer un afiche, redactar un formulario) como en cuestiones más complejas sobre cómo ejecutar los proyectos o distribuir el presupuesto. En este trayecto fue crucial integrarnos a las reuniones de trabajo para vivenciar y sentir los proyectos. En el devenir del proceso se observó que el vínculo entre el equipo técnico y cada uno de los grupos se fue tornando más fuerte y estrecho; fue muy valorado el sentido y el rol de la asistencia técnica a través de ayudas concretas y el apoyo recibido, habilitando espacios para lidiar con las dificultades.


8- Colaborar a la generación de autonomía. Desde el acompañamiento se brindaron herramientas para que cada grupo se empodere y construya su modo de funcionamiento, evitando caer en una forma de asistencialismo, que sabemos puede redundar en niveles de dependencia no deseados. Esto lo observamos en algunos grupos en los comienzos de la intervención, sobre todo en cuanto al uso de la tecnología y la realización de los aspectos formales que requería OPP (entrega de informes, realización de presupuestos, sistematización de las experiencias). El vínculo de confianza y respeto propiciado por el equipo técnico permitió revertir este proceso y construir un andamiaje donde se desarrollaron los dispositivos necesarios y se logró dejar capacidad instalada en cuanto a planificación estratégica, comunicación, vínculos y contactos con diferentes actores. A lo largo del tiempo los grupos fueron logrando mayor autonomía y estableciendo vínculos directos con otras organizaciones, colectivos e instituciones agilizando así la gestiones designadas. La asistencia técnica representó una guía valiosa que implicó proponer ideas y acompañar pero dejando que cada grupo fuera protagonista y realizador de sus proyectos. 9- Promover un proceso de trabajo comunitario con modalidades de intervención a la medida de cada localidad y cada grupo. Esto requiere conectar varios elementos presentes en los pueblos, hacer uso de recursos, personas y espacios disponibles y reunirlos con una actividad-iniciativaproyecto común. El rol de asistencia técnica con cada uno de los grupos adquirió una forma particular. Las variables fueron dadas por las características de los integrantes, de los proyectos y las localidades. Esto implicó tener una escucha atenta a las distintas demandas, tanto las directas que fueron expresadas a través de pedidos concretos de apoyo como las latentes que se manifiestaron en sutilezas. 10- Conectar a los grupos con otras iniciativas de trabajo comunitaria y con otros grupos motores dando lugar a intercambios, generando actividades en común y/o complementarias. Dichas instancias han sido muy positivas y valoradas como instancias de aprendizaje al conocer distintas experiencias, salir del lugar cotidiano y renovar la motivación (Encuentro de Sequeira y Pintadito, participación de 25 de Agosto en Inauguración de Sequeira, Viaje al Sur de Pintadito, participación de Blanquillo en el cierre de La Paloma, el Encuentro de Cosas de Pueblo).


2.2 CONTENIDOS DE LOS PROYECTOS a) Aspecto tangible de los proyectos: tipo de productos y su valor simbólico Los aspectos tangibles incluidos en los proyectos refieren a las obras realizadas que materializan un aspecto de la identidad local, por ejemplo un monumento, la instalación de cartelería, un mural, una pieza musical, entre otros. Dentro de los aportes de la metodología de trabajo propuesta por el equipo de El Abrojo se destaca el trabajo de estos aspectos en relación complementaria con otros aspectos intangibles agrupados básicamente en lo que denominamos actividades culturales de participación comunitaria. Estas actividades no generan un producto material en sí pero abren diálogos acerca de la identidad, exploran sus sentidos, los saberes implícitos y las expectativas que existen en torno a ella; recopilan vivencias compartiéndolas y reactualizando colectivamente la pertenencia al Pueblo y sus cosas. Se propuso entrelazar ambos componentes para así generar y afianzar la participación, apropiación y organización en torno a aspectos comunes creativos, artísticos y culturales que integran la identidad de cada localidad. Con respecto a los productos tangibles, desde el comienzo del programa CdeP al presente han ido cambiado algunos símbolos. Más allá de que los clásicos (monumentos, esculturas) son un componente efectivo en tanto representan y son fácilmente reconocibles; se pueden visualizar nuevos productos y símbolos para reflejar cualidades locales. En este sentido símbolos tradicionales como el caballo se asemejan y equiparan a símbolos nuevos como puede ser un sendero. Ambos integran la identidad local, su existencia evoca un sentir y sentido compartido. Son de interés para la comunidad y al mismo tiempo representan una oportunidad de materializar la identidad con mojones que quedan instalados en la localidad, visibles para toda la población. Asimismo, en todo el proceso de trabajo se empezó a visualizar y consolidar el potencial turístico y productivo de los componentes de identidad acompasando de esta manera el surgimiento y desarrollo del turismo patrimonial a lo identitario. En el período de trabajo de la Consultoría, los grupos han demostrado interés en ese potencial de los símbolos. Por su parte, la tecnología también ha sido un nuevo factor para incorporar en los productos. La inclusión del código QR, por ejemplo, permitió enlazar distintas narrativas. También la generación de un blog, una web y un canal de Youtube como un producto de identidad, resulta innovador; se rescataron las historias, la narración oral, las fotografías de época y se alojó en un espacio en el que se puede llegar a futuras generaciones y traspasar los límites geográficos de la localidad fuera del pueblo. En este sentido, se vuelve pertinente tener presente una dimensión amplia del territorio que contemple a personas del pueblo que viven fuera de él. b) Actividades culturales de los proyectos Las actividades culturales representan un componente central de ambas ediciones de CdeP. Fueron realizadas por los grupos motores de los proyectos con el apoyo de El Abrojo en la


proyección, planificación, diseño, convocatoria, realización, registro y evaluación. A continuación se detallan las actividades realizadas agrupadas en categorías: - Eventos característicos de la comunidad. Es el caso de fiestas tradicionales, aniversario del pueblo, fechas históricas, a las que el grupo motor complementa con los aportes del proyecto. Muchas veces las personas que integran el grupo motor también forman parte de la organización de los eventos de la localidad por lo que la superposición de ambos roles implica una exigencia mayor. Asimismo, el complementar propuestas en la mayoría de los casos enriqueció el contenido y la organización de los eventos, ya sea por poder contar con más recursos de dinero así como por incorporar una nueva mirada sobre aspectos de la comunidad. - Actividades creadas por los grupos motores de los proyectos CdeP. Es el caso de viajes de intercambio, ferias de artesanas y productores locales, relevamiento poblacional, plantación de árboles, museo itinerante, charlas chocolatadas y talleres de fotografía y el taller de identidad. La creación en cuanto a idea y diseño así como ejecución de dichas iniciativas fue un desafío por tratarse de actividades nuevas para la comunidad en las que los grupos innovaron, y en la mayoría de los casos obtuvieron saldos muy positivos en cuanto a las repercusiones, apoyos y niveles de participación. - Actividades donde se rinde homenaje a personas destacadas de la localidad. Estas instancias resultaron sumamente emotivas donde se destacaron elementos afectivos y de la identidad y las personas se conmovieron al recordar, relatar y transmitir aspectos del pasado. - Actividades asociadas al proceso de obra de los elementos tangibles del proyecto: jornadas de demarcación de terreno, pintura de murales y diseño participativo del contenido de las obras - Actividades en torno a creación de símbolos identitarios de la localidad: concurso de bandera, escudo, poema; consulta pública sobre las marcas de la identidad del pueblo. - Actividades de comunicación-difusión del proyecto: conferencia de prensa, notas en radio y televisión en medios locales, presentación de resultados de concurso de bandera. Cabe destacar dos momentos distintos en el proceso de trabajo con relación a las actividades culturales de los proyectos. En la edición CdeP 2018-19 la convocatoria realizada por OPP solicitaba de manera explícita solo productos tangibles, es decir obras materiales en torno a la identidad. Posteriormente y teniendo los proyectos ya aprobados se propone el desarrollo de actividades. De hecho el desarrollo de actividades culturales es una de las sugerencia realizadas por El Abrojo en la propuesta presentada a la licitación. La iniciativa fue bien valorada por OPP aunque su aprobación surge desfasada con lo solicitado a los pueblos. Para algunos, este desfasaje imprimió un carácter forzado, lo que hizo que se viviera inicialmente como una obligación, a realizarse solo para cumplir y no como recurso disponible. Otros las incorporaron a su dinámica más naturalmente ya que desde hacía un tiempo venían desarrollando actividades, aunque agregaron y visualizaron una agenda planificada. En este sentido el rol del equipo técnico fue crucial para idear, acompañar, realizar y comunicar las actividades. En la siguiente edición CdeP 2020, se pasa a otro momento ya que el formulario de presentación de propuestas


demandaba un pienso en profundidad, acorde a lo que requiere una ampliación o una segunda etapa de desarrollo del proyecto. Requería también nueva planificación y diseño de actividades, con lo cual se logró que sea un aspecto abordado a priori por los grupos y no en el devenir de la realización. En cualquiera de los casos una vez realizadas las actividades y tras sostener su regularidad se aprecia el potencial que éstas ofrecen al proyecto. Transitadas todas las etapas de la edición 2018-19 las actividades culturales son muy bien valoradas explicitándose en las evaluaciones realizadas.


c) El componente Identidad en los proyectos La identidad se compone de expresiones y prácticas que identifican y hacen particular a una localidad, a un grupo de personas, a una población. El componente de identidad congrega, encuentra, emociona a las personas. Trabajar en algunas localidades el anclaje de los proyectos en esta temática, permitió hacer confluir diversidad de iniciativas, actividades, instituciones, organizaciones, grupos y personas más allá de la clase social, grupo etario, partido político y género. El aprendizaje luego de estos casi dos años de trabajo es la necesidad de incluir a las nuevas generaciones en esa construcción de identidad. ¿La identidad va mutando con el paso del tiempo? Muchos de los grupos motores están integrados por personas mayores de cincuenta años con recuerdos e impresiones del pueblo diferentes a las de niñas, niños y adolescentes. Sin descuidar los inicios del pueblo, el proceso de fundación y la importancia del pasado es preciso poder vincularlo con el presente, con actividades de investigación y reflexión que involucren a las nuevas generaciones. En este sentido la identidad se aborda no sólo por la creación de productos tangibles sino también por la promoción de actividades culturales. La inauguración de un monumento, con breves palabras de los organizadores en un acto protocolar/ceremonial, no convoca a las futuras generaciones. Ahora es necesario promover sinergias con otras narrativas como puede ser la inclusión de trivias o juegos en las redes sociales con preguntas acerca del origen y curiosidades del pueblo (ejemplo de esto es la consigna “Contando historias desde casa”3 propuesta por el equipo técnico). La identidad es un camino por armar, que durante el acompañamiento técnico no siempre tuvo los resultados esperados dado que hubo varios factores en diálogo. Si bien forma parte de sus días y sus inquietudes para muchos de los grupos la temática Identidad ha sido algo difícil de incorporar y, aunque muchas de sus actividades culturales tienen que ver con la temática, no siempre lo reconocen como un producto de identidad. En este sentido ha sido de gran aporte cuando una mirada externa revaloriza, destaca y celebra sus logros, sus proyectos y sus productos. Ejemplo de ello es la aprobación desde la Junta Local o la Junta Departamental para colocar una escultura o monumento o el aval desde las instituciones educativas que destacan este tipo de iniciativas que se realizan en torno a la identidad, tomándolas como referencia y como proyecto de trabajo en el aula. La variedad de propuestas y productos tangibles es amplia: por un lado se consolidan los símbolos tradicionales como el himno, la bandera o el escudo del pueblo y por otro se valorizan las canciones, poemas, anécdotas, recuerdos y otras creaciones colectivas que resaltan las particularidades del lugar y la comunidad, enalteciendo el sentir de las personas hacia su localidad. A continuación se detallan algunas de las expresiones comunes entre los pueblos:

3

Contando historias desde Casa es una propuesta que surge en el marco de la pandemia por COVID 19. Dado el distanciamiento físico se lanzaron vía whatsapp tres consignas con el propósito de recopilar y compartir costumbres y saberes del Pueblo. La primera de ellas giró en torno al nombre del pueblo, su origen, significados y anécdotas; la segunda vinculada a recetas, ya sean comidas típicas o remedios caseros locales; y por último la tercera orientada a compartir músicas, ritmos e instrumentos propios de cada localidad. La iniciativa se desarrolló durante el mes de Abril 2020.


❏ Homenajes y reconocimientos a personalidades del pueblo ❏ Producción de libros sobre la historia y relatos acerca del pueblo. ❏ Diseño de escudo y bandera ❏ Intervención y acondicionamiento de espacios públicos destinado a la recreación y disfrute de la comunidad y/o con fines turísticos ❏ Pintada de murales con participación de vecinos, vecinas, artistas locales e instituciones en el diseño y la realización. ❏ Diseño y realización de letras corpóreas ❏ Realización de fotogalería y muestras de fotos y material brindado por la comunidad ❏ Elaboración de cartelería informativa ❏ Contratación de artistas para realización de esculturas con contenidos identitarios. d) Grupos motores responsables de la ejecución de los proyectos En gran parte los grupos motores están integrados por componentes institucionales del pueblo (docentes, integrantes de Comisiones Fomento, Junta Local, Centro MEC, Asociación de Pasivxs, Instituciones educativas, Baby Fútbol), son pocos los casos de personas que participan de CdeP sin previa organización. CdeP llega a propiciar ese encuentro con regularidad, lo que permite profundizar, establecer vínculos de confianza y también conocer sus diferencias. Paulatinamente se va ejercitando el estar atentos/atentas a los acontecimientos cotidianos y en diversas ocasiones se aprovechan las previas o los cierres de las reuniones grupales para tratar o proyectar temas de interés local como escribir notas para organismos del Estado, procurar donaciones para un/a vecino/a, organizarse para recibir una visita, entre otros asuntos. Las edades de las personas que integran los grupos motores rondan entre los 50 y 70 años, muchas de las participantes son mujeres. Por otra parte, la participación de lxs jóvenes es muy escasa en la globalidad de CdeP, consecuencia de varios factores dentro de los cuales se observa que deben viajar a otras localidades para estudiar, formarse y socializar con componentes distintos a los del pueblo. En este sentido, desde los grupos y la Consultoría se ha manifestado el continuo interés en hacer convocatorias atractivas para públicos diversos, reconociendo que muchas veces es más fácil de captar el público infantil (que provenga de las instituciones preescolares, escolares) y adultxs mayores. e) Comunicación interna y externa para cada proyecto El equipo técnico de El Abrojo incluyó el ítem comunicación como un eje transversal en el proceso de trabajo de cada proyecto, representando un elemento esencial en relación a dos niveles: uno hacia el interior de los grupos motores y otro externo del proyecto en relación a la comunidad. En este sentido, se diseñó, reflexionó y planificó junto con los grupos la comunicación de las actividades, las obras y los avances del proyecto. En distintas ocasiones, para hacer presentaciones en los medios de prensa locales o al público en general, se demandó la voz de las


técnicas lo que resultó una estrategia para dar a conocer las propuestas y el trabajo realizado así como para obtener apoyos, posibles socixs y abrir nuevos caminos de acción. En paralelo se abordó la comunicación interna de los grupos a través de diversos mecanismos: transmitir los acuerdos y las novedades en el grupo de whatsapp, en actas de reunión, escribir tareas y roles en papelógrafos y luego compartirlo en el grupo para estar todxs al tanto, escuchar las distintas voces, etc. Inicialmente se esperaba que en el 2020 se pudiera ahondar en aspectos más técnicos con cada grupo de manera de facilitar herramientas a lxs participantes. De aquí surge la iniciativa del Taller Virtual: Gestión de Redes Sociales. A modo de evaluación entendemos que, por un lado, el momento de la realización fue bueno por el grado de conocimiento y confianza con los grupos, pero por otro, hubiese sido útil tener como foco desde el inicio de los proyectos la comunicación externa como una necesidad (armar fanpage, blog, correo electrónico). f) Vínculo de los proyectos Cosas de Pueblo con otros componentes de desarrollo local La autoestima es una dimensión central de la identidad y de la cohesión social y por tanto debe ser parte constitutiva de las políticas públicas orientadas al desarrollo social, cultural y económico de un territorio. La valorización de la cultura local, la puesta en valor de aquellos elementos que hacen a la singularidad de una localidad, generando identificación de los ciudadanos y ciudadanas, fortaleciendo el sentido de pertenencia y favoreciendo su involucramiento en acciones colectivas . Algunos aspectos de la identidad de los pueblos son motivo de orgullo y por ello surge la necesidad de compartirlos, de mostrarlos. Esto se vincula muchas veces a emprendimientos locales; a familias que se dedican a actividades productivas, al arte y a la artesanía como por ejemplo en 25 de Agosto con su “Paseo de los murales” o “Blanquillo: capital de la cerámica”; a personas que recuperan y mantienen vivo el legado y la importancia histórica del pueblo con sus símbolos identitarios: Cerro Chato y el “Museo del Primer Voto Femenino”, Cardal con su “Ruta de la leche”. Puntualmente a través de CdeP se incentivó, apoyó y acompañó a los grupos a presentarse a otros fondos, como el Fondo Infraestructura del MEC, Fondo Nuestro Lugar de INJU-OPP y el Fondo Somos de acá del Ministerio de Ganadería. Asimismo, siempre que fue posible se facilitó información sobre concursos, eventos de interés y capacitaciones. En muchos de los proyectos se identificaron apuestas de crecimiento y continuidad que tenían que ver con emprendimientos productivos, culturales y comerciales. Se observó que las obras realizadas no solo se relacionaban con aspectos de la memoria y construcción colectiva de identidad, sino que también se vinculaban fuertemente a las expectativas de desarrollo a la que aspiran parte de lxs habitantes del pueblo. El sentido de embellecer un lugar, mejorar su acceso, valorizar lo local tanto desde lo artesanal como desde lo geográfico (riquezas naturales) guarda estrecha relación con las posibilidades de potenciar emprendimientos productivos y favorecer el crecimiento económico a escala familiar y/o comunitaria. Esto coloca el desarrollo y futuro de los pueblos en sentido amplio, como un tema clave que atraviesa las dinámicas cotidianas y hace a la equidad de oportunidades de sus pobladores/as. En este sentido es que prosperan y entusiasman las propuestas para generar ferias y circuitos turísticos.


EN SÍNTESIS A modo de cierre queremos destacar lo positivo de la experiencia en relación a las distintas líneas que integraron el proceso de consultoría de El Abrojo para CdeP. En relación a los grupos Se desarrollaron múltiples aprendizajes en el transcurso del acompañamiento con los grupos. Se destaca la importancia de la gestión y el trabajo colectivo en el proceso de consolidación de nodos motores de transformación, con ideas, proyectos y propuestas en el pueblo. En relación a OPP Se observan distintas etapas de un proceso nuevo para ambas partes (OPP y Abrojo) que implicó acordar formas de trabajo conjunto, acompasando modalidades de comunicación y de ejecución de la tarea. El intercambio se hizo constante y fluido, fundamentalmente en la ejecución 2019 y en el primer tramo 2020. En la estrategia global, el equipo OPP se ocupó de los aspectos administrativos y seguimiento de trámites con Intendencias y organismos del Estado, al tiempo que el equipo de El Abrojo realizó la comunicación y trabajo con los grupos desde la cercanía del día a día, en la comunicación en línea a distancia y mediante visitas a las localidades. En relación al equipo El Abrojo Se identifica la consolidación del equipo y de la metodología de trabajo iniciada desde el momento de la elaboración del proyecto -para presentar a la licitación- hasta el presente. En este devenir destacamos crecimiento y capacidad de resolver las diversas dificultades del camino, nos hemos complementado y hemos afianzado el potencial del trabajo cooperativo, valorando la importancia de los procesos, del cuidado y la responsabilidad en el desarrollo colectivo. Al mismo tiempo se destaca como positivo el haber emprendido y consolidado un proyecto distinto a los desarrollados por las áreas de El Abrojo.


Por todos estos motivos consideramos que la metodología de intervención fue innovadora y adecuada, estuvo a la medida de lo requerido por los grupos (en relación a necesidades, proyecciones, herramientas) así como por el órgano contratante (OPP). Si bien la experiencia institucional en intervenciones orientadas a la participación a cielo abierto representaba un aporte sustancial a la propuesta, ésta también significaba un importante desafío por desarrollarse en zonas semirurales, implicando largos traslados en favor de la presencialidad. Este esfuerzo resultó clave para comprender íntegramente los tiempos y los recursos particulares del lugar, así como para permitirnos acercarnos a la identidad y cultura de cada pueblo desde su carácter único y a su vez en relación y diálogo con lo común y lo comunitario de las distintas localidades. Sin lugar a dudas ha sido un recorrido gratificante y de mucho aprendizaje y esto se refleja en la auténtica celebración de los logros que va cumpliendo cada proyecto.

Oficina de Planeamiento y Presupuesto

https://www.elabrojo.org.uy/cosasdepueblo/

Profile for Cosas de Pueblo Abrojo

INFORME CONSULTORÍA El Abrojo-Cosas de Pueblo  

Cosas de Pueblo es una iniciativa del Programa Uruguay Integra de la Dirección de Descentralización e Inversión Pública de la Oficina de Pla...

INFORME CONSULTORÍA El Abrojo-Cosas de Pueblo  

Cosas de Pueblo es una iniciativa del Programa Uruguay Integra de la Dirección de Descentralización e Inversión Pública de la Oficina de Pla...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded