Issuu on Google+

Jannis Kounellis interpretando el Cortijo Montano Las ruinas de la arquitectura vernácula y el arte contemporáneo © José Joaquín Parra


Jannis Kounellis, el griego, ocluye orificios rectangulares con piedras, con sillares y con sillarejos, con lascas y con restos de columnas, con basas y con fustes descompuestos, con capiteles y con libros bien apilados, con campanas y con grava: clausura puertas y ventanas con tablas de madera y con perfiles de acero, con escombros y con materiales de deshecho, con formas rescatadas, con objetos abandonados por otros, con fragmentos transportados hasta las galerĂ­a de arte y los museos para que allĂ­ sean contemplados por los espectadores, con trozos de la materia que pretende ser convertida en cultura.


Un pastor de Campos de Níjar, un cabrero de Cabo de Gata, un recolector de esparto y de alcaparra del Campo de nadie, , un pescador de gallopedros en las Negras, todos mediterráneos y ásperos, ocluye los orificios rectangulares y los agujeros informes de los cortijos en los que resguardan sus ganados con piedras y con lascas, con ladrillos destrozados y con tejas que se rompieron al hundirse los techos, con somieres oxidados y con palés de pino que ya nada pueden trasportar, con alambres de los parrales devastados y con cuerdas de pita e hilos bramantes.


Clausuran puertas y ventanas con puntales de madera y con tuberías inútiles, con esteras de esparto y con chapas metálicas, con escombros y con materiales de deshecho, con formas rescatadas de la destrucción del edificio, con objetos abandonados por los antiguos habitantes, con enseres envejecidos por la ausencia, con pertenencias de los propietarios y de los aparceros que se fueron para siempre: cierran, taponan, sellan cualquier abertura del cortijo para evitar que las ovejas se escapen de los interiores en los que se refugian, que las cabras se salgan de la cocina que usan de establo por la puerta que había tras la chimenea, que huyan por la ventana del dormitorio en las que ahora ellas, no los cortijeros extinguidos por el hambre, pernoctan.


Entre el artista Jannis Kounellis y el pastor almeriense solo varía la intención, el cometido de la obra, las manos que eligen y apilan y ordenan la materia, la temperatura a la que se ejecuta la construcción y el número de dedos que intervienen. En la pared despellejada de un cortijo desamparado de Campos de Níjar hay tanto dibujo como en todos los fondos de la Colección Gráfica de Albertina vienesa o en el catálogo completo de los Uffizi florentinos.


Cualquier composición que pueda imaginar Jannis Kounellis o Antonio Tapies ya ha sido realizada por el tiempo o por una mano anónima en el soporte de estos cortijos desmemoriados: las puertas voyeristas de Marcel Duchamp, las sombras listadas de Man Ray, las pinturas esenciales de Mark Rothko, las grietas limítrofes de Gordon Matta-Clark y las arañas zancudas de Louise Bourgeois ya han sido aquí proyectadas y construidas sin ambición artística, por necesidad. Incluso los pigmentos arrojados sobre el lienzo en los que fundara su fama Jackson Pollock, ya fueron dejados aquí caer sobre los paramentos por las aves migratorias con sus excrementos albinos.


Los excrementos, el deterioro, la agonĂ­a, lo caduco, la aridez, el almendro del Cortijo de El Fraile, la higuera del Cortijo Montano o la retama del Cortijo Las canicas solo necesitan para vivir los ojos recientes de Blanca o de Alicia, de Celia o de Marta, de Nieves o de Patricia, y lo previos de Elena o de RosalĂ­a, todos femeninos y hambrientos como los originales de MariĂĄn.


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis 速


José Joaquín Parra Bañón ©


Jannis Kounellis colocando cascostes de porcelana 速


José Joaquín Parra Bañón construyendo ©


José Joaquín Parra Bañón ©


preexistencias de arte contemporáneo en los cortijos de Campos de Níjar