El cielo (no) existe - Diego Oddo (2015)

Page 1

1


2


3


4


El cielo no existe ~

5


Oddo, Diego El cielo no existe. – 1a ed. – Santa Fe : el autor, 2015. 40 p. ; 18x12 cm. isbn 978-987-33-8272-7

1. Poesía Argentina. I. Título cdd a861

Fecha de catalogación: 22/07/2015 Colección Chicharra • Poesía

Diseño: corteza ediciones | cortezaediciones@hotmail.com Interior: obra 80 gr. | Tapa: cartulina 250 gr. Fuente: Alegreya y Alegreya sans de Juan Pablo del Peral SIL Open Font License, 1.1

isbn 978-987-33-8272-7

El cielo no existe de Diego Oddo publicado por Corteza ediciones se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-Sin Derivar 4.0 Internacional. Esto significa que no se puede hacer un uso comercial de la obra original ni la generación de obras derivadas.

6


El cielo no existe ~

Diego Oddo

Corteza ediciones

7


8


para Gretel a nuestro Ariel

9


10


Trepen a los techos ya llega la aurora Luis A. Spinetta

11


12


Génesis

Fetos in vitro en las estanterías trozos de infancia reducidos a chocolatines y granas crocantes, mi reflejo deforme sobre los frascos. De chicos comíamos girasol hasta rajarnos los labios las cáscaras caían al piso como gotas de sabia verdosa. La bosta soltaba un vapor que podía verse sólo de cerca a la derecha el basural dos montañas de escombros y un estanque lleno de peces híbridos fuimos deshechos mutantes gólems de barro y podredumbre Dios no sopló palabras por ahí. La sobra de los noventa alimentó los sueños

13


de los niños que fuimos fue el basural el territorio de la abundancia y la miseria. Caracoleros patrullaban el aire gomerazos desde la montaña. El cielo naranja óxido, un techo de zinc agujereado. Nosotros, en la cima, celebrábamos como héroes la conquista de una tierra desolada.

14


Lenguas de fuego

Vivo en un casa donde mi familia decidiรณ conservar los muebles viejos donde permanecen los objetos que sobrevivieron a mis abuelos. Los objetos nos trascienden a veces me dan ganas de incendiarlos. Ya no recuerdo aquella casa que tuvimos una vez en Buenos Aires, mis padres corrieron conmigo en brazos mientras atrรกs todo se incendiaba. Ahora que Dios puso en mis manos sus lenguas de fuego el oficio es aprender a tratarlas con cuidado darle a cada una su lugar justo dejar de escapar de una vez dejarme envolver por las llamas.

15


Lo profundo del alma

Hay almas de todos los tamaños. Algunas están bien cotizadas en el mercado literario profundas, dicen, como la noche como el agua debajo del agua. A la mía la compré en oferta tiene la profundidad de un balde y una densidad equivalente a veinte litros de látex para interiores color naranja, medio pelo. Me alcanza. Es suficiente para pintar mi casa.

16


17


18


Diego Oddo Santa Fe, 1983

Diego Oddo naciĂł en la ciudad de Santa fe en el aĂąo 1983. Este es el primer libro que publica.

~

19


20


Gracias a Diego Planisich, Gonzalo R. Vega y SofĂ­a Storani por sus lecturas y sugerencias.

~

21


22


El cielo no existe de Diego Oddo se diagramó y se comenzó a imprimir en Corteza ediciones

Santo Tomé | A rgentina Agosto 2015

~

23


24


25


26