Page 1

Algunos puntos clave sobre la Reforma Educativa Corriente Popular de Educación

Pensar en la reforma educacional del gobierno, hoy por hoy, es un ejercicio necesario, pero lleno de dudas. Las escasas claridades en las definiciones programáticas de la reforma junto a la desconfianza adquirida en años de políticas mercantilizadoras, marcan una discusión que hasta el momento no visualiza giros que transformen realmente el sistema de educación nacional. En este contexto, cuesta analizar en detalle el verdadero carácter de la reforma educacional que ha anunciado el gobierno, debido a que los anuncios del ministro Eyzaguirre suelen ser ambiguos e interpretables en varios sentidos. Sin embargo, una primera revisión permite darnos cuenta de que existen importantes elementos a los que como trabajadores de la educación debemos estar en alerta. En este sentido, como colectivo creemos que una primera alerta está en observar cómo las ambigüedades de la propuesta del gobierno se despejan y en qué dirección lo hacen, esto es, descubrir si seguirá profundizando la obra histórica ligada a la mercantilización de la educación, o si realmente se tomará un nuevo camino. Una segunda alerta la encontramos justamente en reconocer la necesidad y la urgencia que tenemos como profesores y asistentes de la educación de colocar nuestra voz y propuesta crítica al interior del debate que hoy se está desarrollando. Los trabajadores docentes y no docentes no podemos ser los “vagones de cola”, o simples receptores, de la Reforma gubernamental. Ya es tiempo de tener iniciativa política para proponer, adelantar debates y exigir un camino de recuperación de la educación pública que sin ambigüedades busque una transformación profunda en la forma de entender el sistema educativo nacional; no debemos esperar a decir si nos gustan o no las transformaciones que hoy el gobierno anuncia, hay que creerse el cuento de ser protagonistas, avanzando en propuestas sobre el modelo educativo que nosotros/as queremos para Chile. En este marco, consideramos cuatro puntos iniciales que como trabajadores de la educación debemos fijar como centrales en la discusión inmediata y sobre los cuales aún no ha existido pronunciamiento público del ministro: -

Carrera docente y condiciones de trabajo pedagógico: Hasta el momento, y a pesar de los trascendidos, el gobierno no ha retirado el proyecto de carrera profesional docente que


dejó Piñera, ni tampoco ha dado urgencia al proyecto de ley de titularidad. Un proceso real de transformación educativa, debe tener como punto central el desarrollo de una carrera docente que ponga al centro la construcción de comunidades educativas, equipos de trabajo que compartan proyectos educativos integrales y pertinentes. En la distribución de tiempos de trabajo equitativos y en procesos de formación continuos. -

Sistema Nacional de educación: La necesidad de reconstruir un sistema nacional articulado de Educación Pública. Integrado desde la educación parvularia hasta la educación superior, incluyendo la educación técnica construido en base a un proyecto educativo transformador.

-

Construcción comunitaria de los objetivos de la Educación: Una escuela nueva, es una escuela que debe integrar a sus comunidades en la elaboración de su proyecto educativo, este es el camino para cimentar un modelo educativo que responda a las necesidades del pueblo.

-

Marco curricular: La posibilidad de construir un sistema de educación pública con nuevo sentido, que ponga fin a la estandarización de los procesos educativos, y que atienda a la necesidad de contextualización sociocultural, esto es, que sea pertinente y correspondiente con la comprensión de nuestras realidades.

De este modo, más allá de las ausencias programáticas o de los sentidos del programa impulsado por la Nueva Mayoría, hoy podemos constituirnos como agentes capaces de delinear un nuevo modelo educativo, basado en condiciones laborales que pongan en el centro el trabajo y el sentido pedagógico de nuestra acción. Por tanto, el desafío no pasa únicamente por oponerse, resistirse y/o acoplarse a las medidas anunciadas por el nuevo gobierno, sino que pasa por avanzar en la construcción de un nuevo proyecto educativo, libertario y pertinente socialmente, que ayude a los y las estudiantes a construir una realidad solidaria y más humana. Los y las trabajadoras de la Educación debemos avanzar en la delineación de un sistema educativo distinto, que responda a las necesidades de las mayorías. Sin duda que es un escenario complejo; más aún cuando los titulares de prensa profundizan la incertidumbre, pero debemos ser capaces de fortalecer y profundizar nuestras propuestas en base a exigir que los cambios mejoren las condiciones de trabajo y de enseñanza. La tarea es difícil, pero solo nos podremos hacer cargo cuando nos decidamos a hacerla junt@s!

Abril 2014

Algunos puntos clave sobre la Reforma Educativa Corriente Popular de Educación  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you