Page 3

Política

Ciudad Guayana lunes 16 de diciembre de 2013

Correo del caroní A3

“No tenemos bandera política, sino los problemas del pueblo que quiere ser atendido” José Gregorio Martínez asume el compromiso de gobernar sin retaliaciones el municipio Piar. n Ramsés Ulises Siverio

rsiverio@correodelcaroni.com

FOTO ANIBAL BARRETO

H

ay ruido en la línea telefónica. José Gregorio Martínez se oye con dificultad del otro lado del teléfono, pero allá, en su natural Upata, lejos de la Ciudad Guayana que se deshace en un diluvio, entre voces robóticas y silencios milimétricos, se oye, como fondo, el ruido y el taconeo de una reunión. No tiene un par de horas de haber sido juramentado como alcalde del municipio Piar. Su equipo de gobierno se mueve con displicencia en lo que será su sitio de trabajo por los próximos 4 años, mientras el burgomaestre, luego de una ceremonia de emociones y contratiempos, ofrece sus excusas antes de comenzar con la entrevista. José Gregorio Martínez es uno de esos hombres que estuvieron en el lugar y en el momento adecuados. La erosión política de los liderazgos locales, y el “desgobierno” que percibía en la gestión de su predecesor (Gustavo Muñiz – PSUV), abonaron el camino para que su transición del mundo empresarial al de la política iniciara, nada menos, que con una candidatura a la Alcaldía del municipio Piar. Su travesía comenzó hace 4 años, cuando “Gollo”, abstraído del néctar que mana de su éxito en los negocios, viró la mirada para ver a sus vecinos, y entonces lo embargó el dolor. Su preocupación por el municipio hizo que su atención no se centrara tanto en los balances de la rentabilidad de sus empresas. Poco a poco comenzó a dar espacio a la idea de que había que hacer algo para cambiar la realidad del municipio y no tardó mucho en concluir que la política era el espacio ideal para ello. Aún recuerda la frase que se repitió a sí mismo cuando tomó la decisión: “no nada más pueden actuar los políticos. Los empresarios también podemos. Si sabemos gerenciar las empresas también podemos gerenciar la ciudad”. Lo demás fue una sucesión de hechos. Una brevísima compilación de su trabajo político diría que manifestó sus aspiraciones en el seno de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), y que luego de unos cuantos pruritos lo aceptaron como candidato. Diría que ganó por 17 votos la candidatura de la MUD en primarias; que salió a conocer las calles y barrios del municipio, a su gente, sus líderes, sus problemas y sus necesidades y que hizo de ello un programa radial llamado “desayunando con Gollo”; que esa fue la clave de éxito de su candidatura, y que meses después, luego de ver crecida su popularidad, gana las elecciones municipales con un 51,88% de los votos. - ¿Cree que esa aceptación y su posterior victoria se deba a una crisis de liderazgo político en el municipio? - Mira, yo no lo creo. Yo lo afirmo que es así. Yo estoy convencido plenamente de que hay un vacío de líderes que entiendan y comprendan que hay una nueva forma de hacer política. El gobierno del presidente Chávez llegó por falta de esos liderazgos y luego se mantiene Chávez porque el liderazgo no dio. Yo estuve en campaña política siendo victorioso porque gerencié la política de una forma completamente distinta de los políticos tradicionales, que han basado solamente en participar en una emisora, en una rueda de prensa en un cafetín, pero no van a los barrios, no conviven con la gente humilde, no entiende la necesidad de la gente. Yo me di cuenta de que eso era una debilidad y lo convertí en una fortaleza para mi campaña y me dio frutos de manera inmediata. Después comencé a cosechar el sentimiento de la gente, que comenzó a verme y a valorar mi trabajo. Tuve un desayuno diario en los barrios a las 6:00 de la mañana y lo transmitían en la radio en un programa que llamamos Desayunando con Gollo. Eso lo transmitían 3 emisoras. Desde las 6:00 de la mañana, los muchachos iban para la escuela, desayunaban conmigo en el barrio, me planteaban sus problemas, sus necesidades, y ahí yo asumía la responsabilidad de atenderlos y de comprometerme. Así lo fui haciendo los 6 días de la semana en cada barrio de la parroquia El Pao y en El

El nuevo alcalde de Piar es solo una de las dos caras nuevas que se estrenan en las alcaldías del estado Bolívar. Promete gobernar para todos, sin retaliaciones y con honestidad, pues asegura que, si es por dinero, ya tiene guardado suficiente en sus arcas. Su segundo nombre es Gregorio, pero quiere diferenciarse de otros “Goyos” sustituyendo la y por una doble ll. De ahí que su gorra luzca esa inscripción.

Manteco. Eso me dio mucha fuerza en los barrios, y cuando anunciaba la agenda en los barrios la participación era muy masiva. - Su victoria fue bastante clara, con un porcentaje superior al 50%, y reafirma una tendencia opositora en Piar que se ve desde el 2010 con las parlamentarias. ¿A qué cree que se deba esa evidente mayoría de la oposición en el municipio? - Los gobiernos municipales no le han dado respuesta a los pueblo, a los barrios, los servicios públicos colapsados, hay un gobierno que solo ha dejado un total atraso en el municipio y la gente está decepcionada. La gente no era tomada en cuenta, los alcaldes se desconectaron del pueblo y me tocó a mí el deber de pasarle la mano a esa gente. De conversarlos (sic), de entenderlos, y una de las peticiones que me hacía la gente en cada sitio era ‘Gollo, no nos abandones. No nos dejes solos’. Por eso una de mis grandes promesas es atender a la gente porque se sintieron burlados de otros gobernantes, que han engañado a la gente para obtener votos y después no les cumplen. A mí me favoreció mucho ser de la parroquia El Pao. Crecí y me hice hombre. Yo nací ahí y a los 15 días fallece mi madre. Yo quedé huérfano en ese pueblo donde los vecinos y los amigos eran los que nos apoyaban. Yo soy el menor de 5 hermanos. Y el pueblo fue el que me crió, los vecinos, las vecinas, porque mi papá tenía que trabajar en la Iron Mining Company. Ahí me hice el muchacho del pueblo, el muchacho del mandado, el que vendía el pastelito, la hallaca, y bueno, nunca tuve pena de decir lo que viví. - ¿Cuáles cree que son los 3 principales problemas que padece el municipio en este momento? - En especial, los servicios públicos. Agua, luz, aseo urbano, esas cosas no funcionan, aquí hay que atenderlos de manera inmediata. Segundo: Upata perdió su perfil. ¿Qué somos en Upata? No sabemos. Tenemos que identificarnos, si somos agrícolas, si somos pecuarios, si es una ciudad dormitorio… yo quiero que Upata sea agrícola, pecuaria y universitaria. Por eso tengo un compromiso que ya firmé con la Universidad de Oriente para que instalen en Upata una extensión, porque tenemos más de 7 mil jóvenes que salen diariamente a buscar estudios en Ciudad Guayana porque aquí no hay sino dos institutos universitarios que son la UNEG, la Unefa y la Bolivariana. Nosotros queremos traer la UDO, el politécnico y hacer de Upata una ciudad universitaria. Lo otro es la inseguridad, que aquí en Piar llegó al límite. Mira, aquí antes salíamos a conversar entre vecinos normalmente, entre amigos. Era normal sacar la silla pa’l frente y conversar con el vecino. Ahora no. Ahora todos vivimos enrejados. ¡Estamos atemorizados, y llega el momento en el que los pa-

dres estamos enterrando a nuestros hijos, vale! ¡No! aquí la inseguridad nos está matando. Yo acabo de iniciar mi gestión hoy (jueves), con un compromiso con la Cámara de Comercio, y me donaron 10 motos para la policía municipal. Estamos arrancando el primer día de gobierno con 10 policías motorizados más, aparte de los que ya tenemos. Queremos brindarle seguridad a la gente y ya sabemos cómo lo vamos a hacer, vamos a atender el problema de los servicios públicos y sabemos cómo, vamos a resolver el problema de la vialidad y ya sabemos cómo. Son muchísimos los problemas que tenemos que solventar. - ¿Cuál será la prioridad de su primer año de gobierno? - La vialidad, hermano. El centro de la ciudad colapsó. Necesitamos reconstruir la vialidad, el flechado de la ciudad, el asfaltado de los barrios, las avenidas principales. Si esto funciona nosotros tenemos que modernizar el parque automotor de la ciudad, parque tenemos unidades con más de 40 años. Tenemos carros muy viejos que hacen el transporte en el municipio.

Compromisos a priori

- El poder político y el económico siempre han sido buenos amigos, ¿qué garantía hay de que un empresario-alcalde no vaya a aprovechar su investidura para llenar sus arcas? - Yo tengo una cuña por ahí que dice que José Gregorio no viene a buscar real porque real tiene guardado. (risas). En mi vida he trabajado 35 años y estoy feliz con lo que he hecho. Estoy feliz con lo que tengo, todos mis hijos trabajan, tienen su futuro humildemente asegurado. Ninguno de mis hijos, siendo profesionales, van a venir a trabajar en la Alcaldía, y hay una respuesta de un hombre que sabe lo que es la necesidad del pueblo. Si yo me pongo a provechar los recursos que me da las mieles del poder, tenga la seguridad de que dejo de atender al pueblo, y eso es lo que no quiero. - ¿Hay garantía de eso? - Totalmente, hermano. Totalmente. - Hubo 16.036 personas que acudieron a las urnas pero no votaron por usted. Y otras 35.363 que ni siquiera se acercaron para participar. ¿Cómo será su relación con los que no votaron por usted, especialmente con el chavismo? - Mira, la apatía en una elección municipal es normal. Me costó muchísimo motivar a ese porcentaje que fue a votar. Me costó motivarlos llevarlos y que entiendan la importancia del momento electoral, pero estamos seguros de que hicimos el trabajo. Aquí no tenemos ni ruta de transporte, tenemos sitios muy lejanos a los que la gente les cuesta ir por sus propios medios a votar. Lo segundo es que… uno no es monedita de oro para estarle cayendo bien a todo el mundo. Hay mucha gente que no le parece que un empresario esté en la política o que

no quieren a Gollo. Ellos tienen su estilo y muchos no participaron. Mi opinión, en lo personal es que muchos no participaron porque creían que yo era más de lo mismo. Cuando se les cambia la forma de hacer política muchos no creen, pero afortunadamente la mayoría sí creyó. - ¿Habrá ‘movida de mata’ en la Alcaldía de Piar? - En este momento nosotros tenemos solo a los de libre remoción y coordinadores. Los directores, unos se quedan. Otros se van. Los que quieran quedarse se quedan, pero los empleados todos se quedan. Yo soy un hombre generador de empleo, yo soy empresario. Yo vengo a generar empleos, no a quitarlos. Yo quiero resaltar en esta entrevista la valentía y el coraje que ha tenido el ex alcalde Gustavo Muñiz de entregarme de la mejor forma la Alcaldía de Piar. Sus directores han sido personas que nos abrieron las puertas no nada más de la alcaldía, sino el buen trato y la atención que les dieron a mis directores. Tengo entendido que esta es la primera vez que sucede esto en el municipio. Estoy orgulloso de recibirle a este amigo en esas condiciones, y él está orgulloso de entregarme en estas condiciones. Quiere decir que hay una transición en paz. Aquí se respiran aires de tranquilidad y confianza, que es lo que el pueblo quiere. - Hay quienes dicen que el resultado electoral en el estado, más que una repartición de parcelas entre grupos de poder, también puede interpretarse como el de una ciudadanía que apunta hacia gobiernos plurales, que no está casada completamente ni con el azul ni con el rojo. ¿Comparte esa idea? - Claro. Yo he llamado al diálogo y al entendimiento. Dimos el ejemplo el alcalde saliente y el entrante. Le dimos el ejemplo a la ciudad del diálogo, del entendimiento y que nosotros tendremos un gobierno multicolor. No tenemos bandera política, sino los problemas del pueblo que quiere ser atendido. - ¿Está de acuerdo entonces en trabajar con los alcaldes oficialistas y con la Gobernación? - Vamos a ser vecinos de alcaldes oficialistas como el de El Palmar, y vecinos del de Guasipati (Roscio), y con ellos es obligatorio trabajar por unos pueblos que esperan respuesta. Vamos a trabajar con todos, pero con estos dos sobre todo porque tenemos problemas conjuntos. El paso de La Tigra, en el sector de El Manteco hacia El Callao, eso corresponde a Guasipati. Tenemos unas vías rurales que nos comunican y que tenemos que atenderlas los dos alcaldes. Lo mismo en El Palmar. Tenemos muchos problemas en la vía Manganeso-Upata y tenemos que resolverlos. En Padre Chien, donde los estudiantes no tienen dónde realizar sus estudios universitarios, aquí en Upata estamos gestionando para traer a la UDO y que los mu-

10 preguntas para un alcalde - Un libro - El abecedario - Un lugar - El Pao - Un momento - La muerte de mi padre - Un amor - Mi esposa - Un temor - La muerte - Un anhelo - Las bendiciones para un pueblo - Un dolor - La muerte de mi padre - Un personaje al que admire - Bismark Ortiz - Piar en una palabra - Grandeza - Un lema de vida - Constancia y perseverancia

chachos que se gradúen de bachiller en El Palmar, en un convenio con la alcaldesa Sol Rubinetti y Gollo Martínez, tendremos un transporte escolar para que los muchachos de El Palmar vengan a estudiar a Upata. Sobre la Gobernación, José Gregorio Martínez se compromete a hacer que la gestión de Francisco Rangel Gómez brille en el municipio Piar. Él va a estar orgulloso de tener un alcalde como Gollo Martínez y yo estaré orgulloso de tener a un gobernador que le va a tender la mano a este pueblo. Estoy seguro que me va a recibir con los proyectos que les llevamos. - ¿Qué no garantiza en su gobierno? - (silencio) ahí sí está difícil la cosa. Lo que no pueda solucionar lo vamos a gestionar. Por eso le pido al gobierno central que me ayude a que en el municipio empiece a producirse la comida que podemos producir. Podemos producir muchísima más carne, muchísima más leche, queso, y la agricultura. Al presidente Maduro le pido que me ayude a producir comida en el municipio Piar, especialmente por las vías de penetración. Yo quisiera hacer mucho, pero mis recursos no dan para eso. En seguridad, por ejemplo, tiene que haber un plan nacional de seguridad que llegue al municipio con mucha fortaleza y que nosotros podamos atenderlos. - ¿Su primer mensaje como alcalde para todos los piarenses? - Que juntos de la mano, un pueblo va a empezar el cambio y la transformación del municipio Piar. Que juntos de la mano con Gollo Martínez llegó el momento del diálogo, del entendimiento, que no queremos más rencores, no más peleas, que no queremos enfrentamiento. La invitación es a todos, al que votó por Gollo y al que no, a que nos reencontremos. Empecemos a trabajar juntos sin retaliaciones ni enfrentamientos, como vecinos, como amigos, para rescatar al municipio Piar.p

16 12 2013  

Edición del 16 de Diciembre del 2013