Page 1

Planificación de la implementación del Corredor Central da Mata Atlántica Enfoque: la importancia de las reservas privadas para la conservación de la biodiversidad en la Mata Atlantica y la experiencia de incentivo estatal a las reservas privadas Marcia Regina Lederman - bióloga, consultora Proyecto Corredores Ecológicos,

marcialederman@yahoo.com.br Felipe Martins Mello – biólogo, técnico del Ministerio de Medio Ambiente, actúa en el equipo del Estado de Espirito Santo del Proyecto Corredores Ecológicos,

felipe.mello@mma.gov.br La Mata Atlántica comprende la cobertura forestal que se extiende sobre la cadena montañosa litoránea al largo del Océano Atlántico, en las regiones nordeste, sureste y sur de Brasil, incluyendo también el leste de Paraguay y Misiones, en Argentina. Está considerada oficialmente Patrimonio Nacional de Brasil desde 1988. El proceso de ocupación desordenada de las tierras y la exploración indebida de los recursos naturales llevaran a una drástica reducción de su cobertura vegetal. El riesgo no solo es del patrimonio natural, como también de un valioso legado histórico, donde diversas comunidades tradicionales que constituyen parte importante de la identidad cultural del país conviven con los mayores polos industriales y silviculturales de Brasil (Costa, 1999). Actualmente, la región abriga una población de cerca de 120 millones de habitantes (lo que representa 70% de la población total del país), concentrados en los aglomerados urbanos mas importantes, y dependientes de los recursos naturales da Mata Atlántica para su supervivencia (IPEMA, 2005). Fueran diversos los siglos económicos que vivió esa región, con énfasis para el cultivo de la caña de azúcar, del café y cacao, alternado con la pecuaria y más recientemente con el monocultivo del eucalipto. La industrialización de las grandes ciudades y el destaque de la región en la economía nacional, donde se ubica las grandes reservas de petróleo y se genera el 70% del PIB, se contraponen en el gran reto de conservación de los recursos naturales y de la biodiversidad. Las severas alteraciones a que fue sometido el Bioma, reducirán las grandes extensiones de Mata Atlántica a un conjunto de pequeños fragmentos forestales. Se enfatiza los daños causados por la fragmentación de hábitats, como la perdida de diversidad biológica, erosión genética en larga escala, otros (Fonseca, 1992; Primack, 1992; Terborgh, 1992). A pesar del acentuado proceso de intervención, la Mata Atlántica aún abriga una parte significativa de la diversidad biológica de Brasil, con destaque para los altísimos niveles de endemismos. Los dos récordes mundiales de diversidad botánica para plantas leñosas fueran registrados en ese bioma (Conservation International do Brasil et al., 2000). Juntamente con otras 24 regiones ubicadas en diferentes partes del Planeta, la Mata Atlántica fue identificada como uno de los hotspots mundiales por su alta diversidad biológica y endemismos, añadido de un alto grado de amenazas, donde más de 75% de su vegetación original ha sido destruida (Mittermeier, 1999). En la Tabla 1, se verifica la cantidad de especies conocidas para el bioma Mata Atlántica y sus endemismos (excepto peces), garantizando el sexto lugar de los “hotspots” en importancia (Myers et al., 2000). Sus formaciones vegetales y ecosistemas asociados cubrían originalmente un área total de 1.227.600 km2, correspondiendo a cerca de 16% del territorio brasileño, distribuidos


integral o parcialmente por 17 Estados. Hoy posee solamente 7% de su cobertura vegetal original (Fundaçao SOS Mata Atlântica & INPE, 2002). Tabla 1: diversidad de especies y endemismos presentes en la Mata Atlántica.

Plantas vasculares Aves Mamíferos Reptiles Anfibios TOTAL

Cantidad de Especies 20.000 620 261 200 280 361

Cantidad de especies endémicas 6.000 73 160 60 253 546

% endémicas en relación al total 30 11,8 61,3 30 90,4

Con la finalidad de disminuir el riesgo de la extinción de las especies, el gobierno brasileño empezó en 1996, por medio del Programa Piloto para la Protección de los Bosques Tropicales (PPG-7) el desarrollo de una propuesta de viabilidad a largo plazo de la conservación de la biodiversidad, a partir del manejo de extensas áreas, a través de la implementación de corredores ecológicos en Amazonía y Mata Atlántica. Se propusieron 7 corredores, y dos de ellos pilotos, que empezaran sus actividades en 2002: Corredor Central de Amazonía y el Corredor Central de la Mata Atlántica (Figura 1). Figura 1: Mapa de Brasil con los Corredores Ecológicos prioritarios y el destaque del Corredor Central de la Mata Atlántica.

La estructura institucional del Proyecto está basada en una amplia participación por medio de un proceso de decisión descentralizado que envuelve desde el gobierno federal, los gobiernos estatales hasta la sociedad civil, como los participantes de los comités de gestión y ejecutores. Dichos comités tienen la función de deliberar sobre las acciones del proyecto y están compuestos de forma paritaria, por representantes de los organismos gubernamentales y no gubernamentales, que actúan el en área (MMA, Conservação Internacional e Fundação SOS Mata Atlântica, 2006).


El Corredor Central de la Mata Atlántica comprende la totalidad del territorio del Estado do Espírito Santo y la región del sur del Estado de Bahia, además de una porción marina. En su región están comprendidas áreas prioritarias para la conservación de la biodiversidad, 77 áreas protegidas (23 de protección integral, 22 de uso sostenible, 32 Reservas Privadas y 14 tierras indígenas), donde solamente 3% de su cobertura vegetal está bajo protección, y el restante ubicado en tierras privadas. Tiene como objetivos el mantenimiento y el incremento del grado de conectividad entre fragmentos forestales, por medio del fortalecimiento de las áreas protegidas publicas y privadas, de la reducción de los impactos del uso inadecuado de la tierra con la promoción de practicas alternativas y sostenibles y la restauración del paisaje, con fines de permitir la maximización del flujo genético de las diferentes especies que componen las comunidades bióticas existentes en ese espacio. Por su carácter innovador, la ejecución del proyecto fue establecida en 2 fases. La primera fase ocurrió de 2002 a 2005, donde fueran desarrolladas acciones de establecer y operar las estructuras institucionales en el ámbito gubernamental, incrementar los procedimientos de fiscalización y monitoreo, apoyo a la implementación de áreas protegidas seleccionadas y elaborar un plan de acción para la segunda fase de implementación del Corredor Central (MMA, Conservação Internacional e Fundação SOS Mata Atlântica, 2006). En la segunda fase, la prioridad está dirigida a las acciones de apoyo a la creación y consolidación de áreas protegidas, a la planificación e implementación de mini corredores, a la fiscalización, protección de los remanentes y monitoreo. La segunda fase empezará en meados de 2006, con la signatura de convenios entre el gobierno brasileño y las instituciones donantes, las cuales el KfW, Banco Mundial y la Comunidad Europea (MMA, Conservação Internacional e Fundação SOS Mata Atlântica, 2006). Los corredores no poseen, necesariamente, condiciones de abrigar poblaciones viables a largo plazo, pero si pueden aumentar las probabilidades de supervivencia de poblaciones aisladas de determinada especie. Todavía se considera que paisajes naturales modificadas en regiones continentales, en general, permiten en diferentes grados, el intercambio de individuos. A partir de la evolución del concepto de “corredor ecológico”, se considera el manejo dinámico del paisaje, integrando fragmentos forestales remanentes, incluidos o no en áreas protegidas, y diferentes patrones de uso de las tierras, basados en el uso sostenible de los recursos naturales (Ayres et al., 2005) Considerando la complejidad y la dinámica de los usos establecidos, el reto está en la consecución de instrumentos de carácter socio-económico y de políticas que permitan el establecimiento del Corredor, a partir de envolvimiento y cooperación de diversas instituciones gubernamentales y no gubernamentales que actúan en la región (Fonseca et al., 2004). A las acciones de planificación de los corredores deben ser incorporadas intervenciones en diferentes escalas espaciales y temporales, en la búsqueda de alternativas para una forma más descentralizada y participativa de conservación de la biodiversidad, aunque no exista una formula exacta para lograr los resultados (MMA, Conservação Internacional e Fundação SOS Mata Atlântica, 2006). Por medio de encuentros regionales, apoyados por GTZ, ocurrió la aproximación del proyecto en los niveles locales, desde el ayuntamiento hasta los directamente usuarios de


los recursos, como campesinos y empresas de cada región. Crease así una red de multiplicadores de los conceptos y un punto de referencia en cada ciudad. También alianzas con organizaciones no gubernamentales, universidades, programas de gobierno, así como con la iniciativa privada buscan la divulgación del proyecto y la implementación de actividades que favorezcan a la constitución de corredores, a través del apoyo y fomento al desarrollo sostenible y la recuperación ambiental. El desarrollo de instrumentos de políticas publicas relacionadas con la conservación es una de las estrategias de implementación del proyecto, donde se presentan alguno de los resultados alcanzados: elaboración de listados de especies amenazadas, proposición de sistemas estatales de áreas protegidas, discusión de incentivos fiscales para los municipios que conservan áreas naturales y el estimulo a las reservas privadas. La adopción de acciones de estimulo que fortalezcan la conservación en tierras privadas y el reconocimiento de la importancia de las Reservas Privadas del Patrimonio Natural (RPPN), son de las medidas mas eficaces para la consolidación de los corredores ecológicos, garantizando la inserción de fragmentos aislados en una planificación territorial de conservación y desarrollo sostenible. Las áreas protegidas existentes en una propiedad privada son esenciales para la planificación y establecimiento de corredores. Las RPPN son reconocidas por su importancia no solo como complementariedad del Sistema Nacional, sino por la protección de la diversidad biológica, por la conexión entre remanentes y por su valor paisajístico. Es importante decir que tiene carácter de perpetuidad, y la creación de las RPPN es motivada por la voluntad de cada propietario, siendo el mismo el gestor de su espacio destinado a la conservación, reduciendo la responsabilidad del Estado y contribuyendo para el fortalecimiento de la relación publicoprivada en la conformación del sistema de áreas protegidas. Las RPPNs pueden ser consideradas una de las principales y mas efectivas formas de envolvimiento de la sociedad en uno de los mayores movimientos voluntarios contemporáneos de la sociedad civil brasileña para la construcción de la ciudadanía y de la mejora de la calidad de vida del planeta, siendo un movimiento nacional, con iniciativas no solamente nacionales, sino locales y regionales (Loureiro, 2006). En el final de 2004, en el ámbito del Estado del Espirito Santo, el Proyecto Corredores Ecológicos promovió un seminario para discutir las acciones para facilitar la creación de nuevas reservas privadas. Como uno de los resultados, fue creado un Grupo de Trabajo compuesto por ONGs actuantes en el área, propietarios de reservas ya creadas e instituciones gubernamentales. La principal prioridad fue la elaboración de un instrumento normativo de reconocimiento de reservas privadas – decreto, descentralizando la atribución exclusiva del gobierno federal al gobierno estatal. La descentralización de atribuciones, pasando a los niveles estatales y municipales el derecho de reconocimiento de reservas privadas es la experiencia que vive el Estado de Espírito Santo, que homologó su decreto en febrero último. Para la implementación de los procedimientos relacionados al decreto, fueran realizados dos cursos de capacitación de los técnicos de las instituciones ambientales que están de alguna manera involucrados en el proceso de creación y/o implementación de las reservas privadas. La innovación en ese proceso está en el envolvimiento del sector de extensión rural en la identificación y orientación a los propietarios de tierras, colaborando para la incorporación de la política publica en los diversos niveles.


La efectividad de la política publica en relación a la conservación en tierras privadas demuestra la importancia de dichas reservas para la conservación de los recursos naturales, y la transforma en uno de los pilares de sustentación de las acciones para la implementación del Corredor Central da Mata Atlántica. Actualmente el Brasil posee 722 RPPN que protegen 536 mil ha de bosques qué corresponde el 26% del área de las reservas privadas en América latina. De éstos, 456 se sitúan en el bioma Mata Atlántica que conserva 102 mil ha siendo 32 RPPNs dentro de los límites del CCMA protegiendo 10.672 ha de áreas. Referencias Bibliográficas: Ayres, J. M.; Fonseca, G. A. B; Rylands, A. B.; Queiroz, H. L.; Pinto, L. P. S.; Masterson, D.; Cavalcanti, R. (1997). Abordagens Inovadoras para Conservação da Biodiversidade no Brasil: Os Corredores das Florestas Neotropicais.Versão 3.0. PP/G7 - Programa Piloto para a Proteção das Florestas Neotropicais: Projeto Parques e Reservas. Ministério do Meio Ambiente, Recursos Hídricos e da Amazônia Legal (MMA), InstitutoBrasileiro do Meio Ambiente e dos Recursos Naturais Renováveis (IBAMA), Brasília. Corredores Ecológicos: Conectando pessoas e florestas. 2005. Síntese dos encontros regionais realizados com os municípios do Estado do Espírito Santo. Publicação da UCE-ES/ Projeto Corredores Ecológicos. 52 páginas. Costa, J.P.O. 1999. Avaliação da Reserva da Biosfera da Mata Atlântica: cinco anos depois do seu reconhecimento pelo programa MaB-UNESCO. Serie Cadernos da Reserva da Biosfera da Mata Atlântica. Caderno n. 6. São Paulo: Conselho Nacional da Reserva da Biosfera da Mata Atlântica. ESPÍRITO SANTO, 2005. Decreto Estadual no. 1499-R de 14 de junho de 2005 Homologação da lista de Espécies Ameaçadas de Extinção do Estado do Espírito Santo.Diário Oficial do Estado do Espírito Santo. Vitória. ESPÍRITO SANTO, 2006. Decreto Estadual no. 1633-R de 10 de fevereiro de 2006. Reconhece as Reserva Particular do Patrimônio Natural Estadual – RPPN estadual – como unidade de conservação da natureza, estabelece critérios e procedimentos administrativos para a sua criação, estímulos e incentivos para a sua implementação, institui o Programa Estadual de RPPNs e determina outras providências. Diário Oficial do Estado do Espírito Santo. Vitória. Fonseca G. A. B.; Alger K., Pinto L. P.; Araújo, M.; Cavalcanti R. 2003. Corredores de biodiversidade: o Corredor Central da Mata Atlântica. In: Prado P.I., Landau E.C., Moura R.T., Pinto L.P.S., Fonseca G.A.B., Alger K. (orgs.) Corredor de Biodiversidade da Mata Atlântica do Sul da Bahia. Publicação em CD-ROM, Ilhéus, IESB / CI / CABS / UFMG / UNICAMP. Fundação SOS Mata Atlântica, Instituto Nacional de Pesquisas Espaciais (INPE). 2002. Atlas dos Remanescentes Florestais da Mata Atlântica. Período 1995-2000. Relatório Final. São Paulo.


Fundação SOS Mata Atlântica, Instituto Nacional de Pesquisas Espaciais (INPE), INSTITUTO SOCIOAMBIENTAL (ISA). 1998. Atlas da Evolução dos Remanescentes Florestais e Ecossistemas Associados no Domínio da Mata Atlântica no Período 1990-1995. São Paulo. 29 p. Fundação SOS Mata Atlântica, Instituto Nacional de Pesquisas Espaciais (INPE), Instituto Socioambiental (ISA). 1993. Atlas da Evolução dos Remanescentes Florestais e Ecossistemas Associados no Domínio da Mata Atlântica no Período 1985-1990. São Paulo. IPEMA – Instituto de Pesquisas da Mata Atlântica, 2004. Conservação da Mata Atlântica no Estado do Espírito Santo. Cobertura florestal, unidades de conservação e fauna ameaçada (Programa Centros para a Conservação da Biodiversidade - Conservação Internacional do Brasil), IPEMA. Vitória-ES. Loureiro, W. Reserva Particular do Patrimônio Natural – RPPN, A contribuição da sociedade, a conservação da biodiversidade e o papel dos poderes públicos, o caso do Paraná. In: Campos, J.B.; Tusolino, M.G.P.;Muller, C.R.C (Org.). Unidades de Conservação –

ações para a valorização da biodiversidade. 2006. Curitiba, Paraná. Mittermeier, R. A., Myers, N., Gil, P. R., Mittermeier, C. G. 1999. Hotspots: Earth’s Biologically Richest and Most Endangered Terrestrial Ecoregions. Japão: Toppan Printing Co. 430 p. MMA/PP-G7 - Ministério do Meio Ambiente, 1997. Projeto Parques e Reservas. Versão 2.0 – Volume 3. Mata Atlântica. Programa Piloto para Proteção das Florestas Tropicais do Brasil. Corredor da Mata Atlântica Central. 155p. MMA - Ministério do Meio Ambiente, 2000. Avaliação e ações prioritárias para a conservação da biodiversidade da Mata Atlântica e Campos Sulinos. Conservation International do Brasil, Fundação SOS Mata Atlântica, Fundação Biodiversitas, Instituto de Pesquisas Ecológicas, Secretaria do Meio Ambiente do Estado de São Paulo, SEMAD/Instituto Estadual de Florestas-MG. Brasília. MMA. SBF, 40p. MMA - Ministério do Meio Ambiente, 2005. Projeto Corredores Ecológicos; Relatório Semestral do projeto (15 DE Setembro a 14 de Março de 2005). MMA, 2006. O Corredor Central da Mata Atlantica: uma nova escala de conservação da biodiversidade. Ministério do Meio Ambiente, Conservação Internacional e Fundação SOS Mata Atlântica, 46 p. Myers, N.; Mittermeier, R.A.; Mittermeier,C.G.; Fonseca, G.A.B. & Kent, J. 2000. Biodiversity hotspots for conservation priorities. Nature 403: 853-858. Primack, R.B. 1992. Tropical community dynamics and conservation biology. Bioscience. 42:818-821. Terborgh, J. 1992. Maintenence of diversity on tropical forests. Biotropica. 24(2b): 283292.

Importancia Reservas Privadas para Conservacion de Biodiversidad  

Felipe Martins Mello – biólogo, técnico del Ministerio de Medio Ambiente, actúa en el equipo del Estado de Espirito Santo del Proyecto Corre...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you