Page 1


PROYECTO: CORREDORES ECOLÓGICOS ESTRATEGIAS PILOTO DE LA PLANIFICACIÓN Y GESTIÓN DE LA BIODIVERSIDAD EN GRANDES PORCIONES TERRITORIALES Roberto Xavier de Lima1, Militão de Morais Ricardo2, Renata Pires Nogueira Lima3, Erico Grassi Cademartori4, Victor Paulo de Oliveira5, Thayssa Izetti Luna6, Felipe Martins Cordeiro de Mello7 & Márcio Amorim Maia da Silva8 Proyecto Corredores Ecológicos – Ministerio del Medio Ambiente República Federativa de Brasil CRS 514 Bloco A Loja 59 sala 106 CEP 70380-525 Brasília/DF Brasil – 55 61 3214-8402

corredores.ecologicos@mma.gov.br – www.mma.gov.br/corredoresecologicos

ABSTRACT The Project Ecological Corridors is a pilot initiative of the Brazilian Ministry of the Environment, in which the viability and conservation of the biodiversity is looked for, by means of environmental management based on participatory conception. Ecological Corridors are great public and private geographic areas, defined from biological criteria for the purpose of biodiversity conservation and conceived to maintain genetic flows among protected areas, in search of alternatives for developing practices of sustainable use of natural resources. The Project acts in two Corridors: the Central Corridor of Mata Atlântica (CCMA), with approximately 12.5 million hectares and includes a marine portion; and the Central Corridor of Amazônia (CCA), with more than 52 million hectares. The activities developed by the project include/understand supporting the creation of protected areas and environmental restoration as well as controlling and monitoring the results, always looking for the sustainable development of the regions. A characteristic of this initiative is the decentralized way of taking decisions, by means of the parity deliberative advice, composed of government representatives and civil society. The social engagement in the planning of the ecological corridors has allowed a greater comprehension of the local actors with respect to the aims of the project, consolidating the participating involvement. Key words: Ecological Corridors – ecological conservation – environmental restauration ANTECEDENTES El Programa Piloto para Protección de los Bosques Tropicales de Brasil, cuando 1 2 3 4 5 6 7 8

Coordinador Corredor Central da Mata Atlântica – roberto.lima@mma.gov.br Coordinador General - militao.ricardo@mma.gov.br Analista Ambiental - renata.lima@mma.gov.br Analista Ambiental – erico.grassi@mma.gov.br Coordinador Corredor Central da Amazônia – victor.oliveira@mma.gov.br Analista Ambiental – thayssa.luna@mma.gov.br Técnico Ambiental – felipe.mello@mma.gov.br Técnico Ambiental – marciomaia@sds.am.gov.br


de su estructuración en 1991, incluía un Proyecto llamado Parques y Reservas que debería dar continuidad al trabajo denominado Unidades de Conservación, ejecutado, en la época, por el Programa Nacional del Medio Ambiente - PNMA (Ricardo & Lima, 2004). En el proceso de discusión de esa propuesta había la búsqueda de algún procedimiento que avanzase además del simple financiamiento para implementación de áreas protegidas por medio de la elaboración de sus planes de manejo, inversión en la infraestructura y capacitación de personal. Con la realización de Río 92, el desarrollo sostenible ganó espacio y categorías de unidades de conservación de uso sostenible y han empezado a disponer de mejor aceptación. En paralelo, surgió el entendimiento de que no era posible administrar y manejar un área protegida, considerando exclusivamente el espacio físico establecido por sus límites. Siendo así, las áreas que circundan la unidad, definidas como zona de amortiguamiento, fueran incorporadas en los planes de manejo para mitigar las prácticas en este entorno, lo que comenzó a exigir el diálogo con la población establecida en las proximidades de la unidad de conservación (Ricardo & Lima, 2004). Como resultado de diversas discusiones sobre el Proyecto Parques y Reservas y sobre alternativas a él, fue elaborado el documento “Los Corredores de Bosques Neotropicales” (Ayres et al. 2005). A partir de ese documento diversas versiones se siguieron hasta la aprobación del Proyecto Corredores Ecológicos (PCE) en 2000. Corredores Ecológicos son grandes áreas que contienen ecosistemas biológicamente prioritarios y viables para la conservación de la biodiversidad, compuestos por conjuntos de unidades de conservación, tierras indígenas y áreas de intersticios (MMA, 2007). En esa concepción, los cordones de vegetación nativa, que conectan fragmentos de áreas protegidas, definidos como corredores ecológicos en el Sistema Nacional de Unidades de Conservación – SNUC son uno de los componentes de esta estrategia de planificación territorial, pero no la única. Con base en la propuesta desarrollada por Ayres et al. (2005), siete grandes corredores fueron dibujados con el objetivo de preservar 75% de la biodiversidad brasileña – distribuidos cinco en la Amazonia y dos en la Mata Atlántica (FIGURA 1). De entre estos, fueron priorizados y están en implementación por el PCE, el Corredor Central de la Amazonia (CCA), localizado en el estado de Amazonas y el Corredor Central de la Mata Atlántica (CCMA) situado en los estados de Bahía y Espírito Santo.


FIGURA 1 – Localización de los Siete Corredores Ecológicos Propuestos

1– Corredor Norte de la Amazónia 2– Corredor Central de la Amazónia 3– Corredor Oeste de la Amazónia 4– Corredor de los Ecotonos Sur-Amazónicos 5 Corredor Este de la Amazónia 6- Corredor Central de la Mata Atlántica 7– Corredor de la Serra del Mar

OBJETIVOS El Proyecto Corredores Ecológicos, adoptando técnicas de la biología de la conservación y estrategias de planificación y gestión socioambiental de forma compartida y participativa, tiene como objetivo general contribuir a la efectiva conservación de la diversidad biológica de Brasil, a partir de la experiencia piloto del concepto de corredores ecológicos en la Amazonia y en la Mata Atlántica. METODOLOGÍA Los modelos de corredores ecológicos están siendo comprobados en el bioma Mata Atlántica y en la Amazónia, para el desarrollo de políticas públicas. El proyecto fue concebido para trabajar la conservación de la biodiversidad con amplio envolvimiento de actores locales en su planificación. Esa participación social se da mediante un proceso decisorio descentralizado, que envuelve, además de la Unión y


de los estados, la sociedad civil y los responsables por las acciones de conservación de los recursos naturales. Las decisiones son de la competencia de comités deliberativos

paritarios

compuestos

de

órganos

gubernamentales

y

no

gubernamentales con actuación en el área del corredor. Otro elemento importante en esta estructura son las Unidades de Coordinación Estaduales. Situadas en la estructura administrativa del Estado, son esenciales a la operación de los comités y deben permanecer operando dentro de la estructura de gobierno tras el término del Proyecto. Hay todavía en la estructura del proyecto la Unidad de Coordinación General situada en el Ministerio del Medio Ambiente - MMA, que cuida de todas las interfaces del proyecto con otras áreas y órganos. (FIGURA 2) FIGURA 2 – Estructura institucional del proyecto Corredores ecológicos.

El Proyecto cuenta con aproximadamente cuarenta y dos millones de dólares, para su planificación e implementación. El montante de este recurso es proveniente


del Rain Forest Trust Fund - RFT por medio del Banco Mundial, del KfW Entwicklungsbank (Banco de Desarrollo Alemán), de la Comisión Europea y de contrapartidas nacional y estadual. La opción entre estos dos biomas viene resultando en procesos de planificación diferenciados. En el Corredor Central de la Amazonia (CCA), ubicado en el estado de Amazonas, hay cerca de 50 Unidades de Conservación (Federales, Estaduales, Municipales y Particulares), sumando en conjunto más de 13 millones de hectáreas. Las Tierras Indígenas suman más de 11 millones de hectáreas, siendo 37 demarcadas y 28 homologadas. EL CCA se desarrolla a lo largo de los canalones de los ríos Solimões y del Bajo Río Negro, incluyendo parte considerable de las bacías hidrográficas de los ríos Juruá, Japurá, Jutaí, Tefé y Uatumã. Incluye en su perímetro la Reserva de la Biosfera de la Amazonia Central con cuatro fincas del patrimonio mundial natural (Parque Nacional del Jaú, Estação Ecológica de Anavilhanas y las Reservas de Desarrollo Sostenible de Mamirauá y Amanã), que refuerzan su relevancia. El CCMA se extiende a lo largo de la costa del Atlántico abarcando la porción sur de Bahía y la totalidad de Espírito Santo. Está insertado en el bioma Mata Atlántica – bosque ombrófilo denso y ecosistemas asociados, siendo las unidades de conservación y tierras indígenas poco representativas en términos de área.

En todo ese corredor existen 83

unidades de conservación. La casi totalidad de los remanentes forestales pertenece a particulares y están, por regla general, bajo amenaza de alguna forma de explotación o mismo de deforestación. Para obtener conexión entre remanentes forestales y proteger áreas de alta biodiversidad fueron definidas áreas prioritarias (focales) para poner en marcha la implementación del corredor.

RESULTADOS: El proyecto fue planeado en dos fases: en la primera fue establecida y está puesta en marcha la infraestructura institucional para ambos los Corredores, además del desarrollo de directrices operacionales de gestión basados en estudios multidisciplinares de la biodiversidad, características socioeconómicas y políticas relevantes para una gestión exitosa. En esta fase, en el CCA para formatear los planes de gestión, acción, fiscalización, vigilancia y monitorización, hubo mediante talleres participativos, la interacción con 467 asociaciones de la sociedad civil, además de instituciones públicas federales, estaduales y municipales. En el CCMA los documentos que auxiliaron la planificación fueron planeados con la participación


de las diversas instancias de la sociedad alcanzando más de 200 representaciones institucionales. Los referidos documentos fueron fundamentales para planearse las acciones para dentro de este espacio territorial en lo que concierne a la inversión en fiscalización, monitorización, conservación de la naturaleza mediante inversiones en las áreas protegidas y establecimiento de las áreas prioritarias, donde recursos serán invertidos en la restauración de las conectividades ligando las áreas protegidas a fragmentos forestales significativos. La segunda fase, iniciada en 2006 y todavía en curso, enfoca la consolidación de la monitorización de los corredores ecológicos por medio de la inversión en sistemas de vigilancia y fiscalización, implementación

y

ampliación de un sistema

de

áreas

protegidas,

y el

establecimiento de su proyecto en áreas intersticiales con énfasis al desarrollo sostenible y restauración ambiental. En ese contexto, unidades de conservación, ayuntamientos e instituciones diversas están siendo proveídos mediante convenios, para contribuir en la implementación del proyecto. Con el objetivo de auxiliar en la consolidación del Sistema Nacional Brasileño de Áreas Protegidas, el proyecto está invirtiendo en la elaboración e implementación de planes de manejo para unidades de conservación contenidas en los dos corredores. Complementariamente, fueron invertidos recursos en la calificación de administradores de unidades de conservación, de ambos los corredores, en temas relevantes, visando perfeccionar la gestión de las unidades. En el CCA, el proyecto posibilitó la implementación de dos y la revisión de uno plan de manejo, además, diez otros están en elaboración. En el CCA, de los nueve consejos de gestión de unidades de conservación instituidos, tres ya están puestos en marcha. Se puede destacar, todavía, para la región del CCA los siguientes resultados alcanzados: z Disminución en 85% de la actividad de los barcos de pesca no autorizados, gracias la obras para infraestructura de fiscalización como lo Flotante del Juamí-Japurá y del Flotante del Unini. z Tres acuerdos de pesca firmados.9 z Aprehensión de madera, quelonios y alevinos (larvas) de peces en el entorno de UCs gracias a las misiones de fiscalización. Formación de Agentes Ambientales Voluntarios, que son habitantes de la comunidad capacitados y acreditados por el Instituto Brasileño de Medio Ambiente – IBAMA, __________ 9 Según la Instrucción Normativa número 29/03 del IBAMA, se entiende por Acuerdo de Pesca “un conjunto de medidas específicas decurrentes de tratados consensúales entre diversos usuarios y el órgano administrador de los recursos pesqueros en una determinada área, definida geográficamente”.


para llevar a cabo el trabajo de inspección de forma voluntaria, sin vínculo laboral, actuando junto con la comunidad, como educadores ambientales. Estos agentes no poseen autorización para aplicación de multas, sin embargo, pueden retener los productos y equipamientos de los invasores/infractores dentro del área de la reserva, siendo el registro de la ocurrencia hecho junto al IBAMA. Hubo también capacitaciones para productores, comunidades, ribereños e indígenas. Fueron hechos estudios para la implementación del Primer Corredor Ecológico Urbano de Brasil (en la ciudad de Manaus). Ya en el CCMA con financiamiento del proyecto, cuatro áreas protegidas están elaborando sus planes de manejo, la zonificación (división en zonas) de dos otras está siendo revista y tres consejos de gestión de unidades de conservación fueron instalados. Se buscando la reducción en las tasas de deforestación en las áreas prioritarias, está en implementación el “Sistema de Vigilancia y Monitorización del Corredor” donde se viene comprobando las mejores prácticas y experiencias de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales. En ese sentido, se puede destacar el “Plan Integrado de Fiscalización” del Estado de Espírito Santo que por medio de la firma de un Pacto Federativo viene a dotar el estado de uno sistema de fiscalización y monitoria integrada entre los órganos ambientales. Al desvincular la fiscalización de las denuncias generadas por la población, posibilitó la optimización de la fiscalización de los puntos de agresión, y verificar la procedencia de las mismas para tomar las actitudes admisibles (multas, embargos, entredichos etc.). Así habían sido realizados sobrevuelos quincenales, totalizando más de 40 horas, donde fueron constatados siete tipos de agresiones en 339 puntos distribuidos por todas las regiones. Asimismo para el estado de Bahía, una acción bien sucedida es la actuación del Ministerio Público estadual en el apoyo al combate al tráfico de fauna y flora silvestre, a través de seminarios. Se inserta todavía, dentro del CCMA, la propuesta de creación y planificación del Primer Corredor Ecológico Mariño Brasileño, teniendo como área nuclear el Parque Nacional Marinho de Abrolhos ubicado en el litoral de Bahía.

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES Los dos corredores en implementación presentan realidades distintas, que exigen estrategias específicas. En el CCA, la estrategia es mantener el continúo forestal que lo caracteriza, mediante acciones de fiscalización, consolidación de las áreas protegidas y de la implementación de procedimientos de uso sostenible de los


recursos naturales en las áreas de intersticios. En el CCMA, la estrategia es asegurar la protección de los remanentes forestales significativos e incrementar, gradualmente, la relación entre las áreas protegidas y fragmentos del paisaje por medio del control, protección y recuperación de la cobertura forestal que son 95% propiedad privada. RECOMENDACIONES Se sabe que el montante destinado al proyecto no es suficiente para implantar de hecho los corredores, pero debe permitir el establecimiento de procedimientos que influencien las políticas sectoriales y lleven en la dirección del desarrollo sostenible. El área del corredor no debe ser vista como subordinada a algún tipo de autoridad regional que cuide de su implementación y tenga autoridad sobre lo mismo. Las acciones deben ser desarrolladas por órganos existentes, que pasarían a coordinar sus actividades. Sin embargo, será necesario que las unidades de coordinación estaduales hoy establecidas para la ejecución del proyecto (o algún órgano que asuma esas funciones), permanezcan en la estructura del Estado, y tengan condiciones de relacionarse e influenciar los diversos actores públicos y privados que actúan en el corredor. Para asegurar que los corredores ecológicos, se mantengan para siempre tras el término de los recursos financieros del proyecto, en el MMA, previsto para el final de 2009 - la ejecución de las actividades estratégicas de planificación por entidades locales, objetiva el envolvimiento de las mismas en la implementación de estas acciones que deben ser asimiladas por la sociedad como un todo. En el escopo original del proyecto, una planificación de mediano y largo plazo (30 años), debe ser hecha para que acciones de monitorización puedan presentar efectividades de respuestas tanto de la restauración ambiental como de la conservación de las mismas con ampliación en el número de áreas protegidas conectadas, y mejoría de la calidad de vida en las áreas intersticiales a estas. BIBLIOGRAFIA AYRES, J. M.; DA FONSECA, G. A. B.; RYLANDS, A. B.; QUEIROZ, H.; PINTO, L. P.; MASTERSON, D.; CAVALCANTI, R. B. 2005 Os Corredores Ecológicos das Florestas Tropicias do Brasil. Belém – Brasil. Sociedade Civil Mamirauá. 256. BRASIL. 2000. Avaliação e Ações Prioritárias para a Conservação da Biodiversidade da Mata Atlântica e Campos Sulinos. Brasília - Brasil. Ministério do Meio Ambiente. Secretaria de Biodiversidade e Florestas.40p.


BRASIL. 2006. Corredor Central da Mata Atlântica – Mudando a Escala da Conservação da Biodiversidade. Brasília – Brasil. Ministério do Meio Ambiente e Conservação Internacional. 48p. MILLER, K. R. 1997. Em busca de um novo equilíbrio. Diretrizes para aumentar as oportunidades de conservação da biodiversidade por meio do manejo biorregional. Brasília - Brasil. Edições Ibama. 94p. RICARDO, M. M. & LIMA, R. X. 2004. Corredores ecológicos e suas políticas de implementação. In: MILANO, M.S. et al. (Orgs.). VI Congresso Brasileiro de Unidades de Conservação, Anais. Vol. 2. p. 198-207. RICARDO, M. M. 2006. Corredores Ecológicos, a Prática do Planejamento. In: ARRUDA, M.B. (Org.). Gestão Integrada de Ecossistemas Aplicada a Corredores Ecológicos. Brasilia – Brasil. p. 72-83.


Artigo_Cong.Latin.Parques_Bariloche_2007  

Analista Ambiental - renata.lima@mma.gov.br Coordinador General - militao.ricardo@mma.gov.br Técnico Ambiental – marciomaia@sds.am.gov.br An...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you